En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.024 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.465.511 Miembros | 20.950 Autores | 109.621 Relatos 
Fecha: 15-Mar-19 « Anterior | Siguiente » en Zoofilia

1000 años mas tarde

claudia
Accesos: 19.211
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 11 min. ]
 -   + 
Cuando menos te lo esperas la vida te brinda oportunidades, momentos que igual has intentado conseguir con empeño y nunca salen, hasta que es la propia vida la que te da el premio Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

1000 años mas tarde

Ya hacia unos mil años día arriba día abajo desde que no me hacia perra, desde que no me llenaba del sexo de una bestia que me hiciera que se satisfacer en mi si contemplaciones, sin respeto. Mil años sin sentirme atada al placer animal. A mis 33 por fin llego la hora, el momento, el reconcilio con lo que un día llegue a descubrir y que por circunstancias tuve que aparcar en el cajon de los secretos, mi secreto oculto el cual solo fue compartido con mi compañera de viaje a dia de hoy dificil de recordar su rostro. La vida nos hizo tomar aviones diferentes y igual esos rumbos diferentes nos hace mantener un fuego vivo que tal vez sin tierra de por medio nos habríamos acabado consumiendo.

Todo volvió de lo mas casual, sin premeditación, como salen los mejores negocios. Secaba mi cuerpo en el baño de mi casa, una ducha refrescante había terminado de despertarme, me recreaba en el secado de mi cuerpo, orgullosa de el lo que trataba con dulzura, mis pequeños pechos seguían firmes como desde el día que los conocí, supongo que la ventaja de una talla pequeña es que la gravedad no los llama, mi delgado cuerpo seguía delgado y mi pelo había pasado por cien cortes diferentes pero mantenía su encanto alocado.

Mi boca hacia crujir una tostada mientras que mi ojos miraban la estúpida pantalla que tanto tiempo me requiere, el móvil destellante y con la batería al completo comenzoó a vibran en mi mano, llamada entrante Marido...

-diga melónnnn,

-hola Melona, cariño necesito un favor.

Ufffff y yo unos cuantos, pero que le vamos hacer...

-no, cariño en serio, necesito que vayas a casa de Francis, y mires si el perro tiene comida y agua.

Eeeeeee francis?? estuvimos cenando en el centro el mes pasado no???

-si el mismo, esta de viaje y me dijo si podía controlar el tema perruno y se me paso por completo.

-pero seras imbécil probé perroooo.

- pues yo que se cariño, ya sabes, mil cosas... puedes? O si no busco a alguien.

Vale vale, voy yo, hoy tengo el día medio libre.

Las llaves me las dejo y creo que las deje en el cuenco de la cocina.

Ok

-te recompensare.

-Ya sabes cena, vino, y masaje de los pies a la cabeza con final muy feliz.

-Jajajaja j echo.

Mi pijama había sido desterrado por un corto y colorido vestido de Mango, ceñido por arriba y suelto a partir de la cintura, lo suficientemente corto como para dejar al aire mis rodillas y tener precaución a la hora de tomar según que postura, un media melena alocada colgaba de mi cabeza que se movía al ritmo de Coque Malla, a bordo de un precioso Seat Ibiza ultimo modelo full equipe con destino Placercity.

El manos libre interrumpió el concierto a todo volumen y tras un dulce hola mi marido volvió a sonar por el altavoz, -Clau cielo esto se va a alargar, no se si me dará tiempo a volver esta noche. Vale no te preocupes ya me busco un amante... las risas inquieta salieron tras un te recompensare te lo prometo, - valeeee futuro hombre divorciadooooo. Y un jjajajajajja salio de mi voz, la despedida cariñosa finalizo la llamada.

Joderrrrr me escuche decir en un tono que hizo girarse al motorista que esperaba junto a mi coche le mismo semáforo que yo. Otro joder dije en voz mas baja, mi mente perturbada oxidada estaba renaciendo, y el hormigueo de mi vientre que solo lo hacia despertar un pensamiento estaba resurgiendo como no lo recordaba, bufffff que calor el climatizador esta a 17 grados pero mi cuerpo esta subiendo a 70, mierda, como no lo he pensado antes.

Vale Clau vas a una casa a ponerle agua y comida a un perro sola y a solas, uffffffff me falta el aire mi boca respira entre abierta y un pitido me vuelve en mi, la moto ya no esta el semáforo por lo visto lleva un rato en verde y uno que me adelanta por la derecha me dice de todo menos algo bonito. Intento salir pero mi piernas temblorosa no es capaz de sostener el embrague y tras tres salto el coche se para, mierdaaaaa, me vuelve a pitar y un que te jodan sale de mi voz hacia el espejo retrovisor encaminada a otro in compresivo y estresado conductor que no entiende que mi mente sucia no me deja manejar mi cuerpo. Vale, clau vale, paro carga y descarga intento volver en mi, las manos me sudan mi cogote me suda mis piernas se mueven temblorosas, joder, esto tan nerviosa como mi primera vez con Curro, oooo Curro, como te echo de menos.

Clau, Francis tendrá como 60 años no le pega un perro grande, igual es un caniche, no, si fuese un caniche se lo habría llevado debe ser un caballooooo, o a lo mejor donde ha ido no admiten perros, ni chicos ni grandes, ¿a donde coño ha ido? Mi pensamiento me hacen reír, risas nerviosa y ya no soy capaz ni de encontrar la dirección mientras mis muslos no paraban de apretarse el uno al otro, jugando con la humedad de mi hendidura,

vale vale, es aquí, eeeeeee si es aquí, un inmenso chalet se posaba frente a mi dejando todo oculto tras sus muros, mi cuerpo dio un salto al escuchar el pip pip del coche al cerrarse, joder si le he dado yo al botón del mando porque me asusto… pense vale, clau tranquila, he cerrado el coche??? comprobé tirando de la maneta, joderrrr claro que lo he cerrado si me he asustado yo misma. No me escucho de reírme y eso me preocupa, tan nerviosa estoy??? venga Clau tranquila me susurro, me acerco a la puerta mientras busco las llaves para abrir y ver el jardín, un ladrido majestuosos me hace tirar las llaves que tenia en la mano y un chillido repipi brota de mi, me tapo la boca y respiro hondo, joderrrrr el que a ladrado no es un caniche.

Ahora si que tengo miedo, estoy pensando que igual al perrito no le caigo bien y me muerde, me mata y después me come y Clau acaba convertida en excremento canino repartidos por el jardín. Vale despacio abro la puerta y el hocico del anima se muestra por la rendija, pongo mi mano para que la huela, bueno, parece simpático, abro mas y el pequeñín pastor alemán tamaño xxl plus comienza a saltar y a lamerme, una risa y un sentimiento de amor me invaden, por un segundo la perversión se me va y lo adoro como adoro a los animales en general sin segundas intenciones.

Vamos conociéndonos paseando por el inmenso jardín mientras le doy rodajas de salchichón traídos para ganar su afecto, cosa que al parecer no me estaba haciendo falta, una risa broto de mi viendo al animal tan contento y escuchándome decirle -que contento estas ennnn, sabes que vas a follar verdadddd, upssss, mi mente perversa ya estaba activa de nuevo.

La casa es una pasada, recorro a duras penas unos cuarenta metros de camino ajardinado dejando una piscina a un lado y unos bancos a otro abro la puerta y mierdaaaaa la alarma, donde tenia apuntado la clave joder joder joderrrrr vacio mi pequeño bolso vaquero de desigual en el suelo rociando mil chismes que no paraban de salir, por fin entre el tampax de emergencia veo el arrugado papel, 1014 vale, mierdaaa ¿y el panellll?, vale lo veo y el silencio vuelve al hogar tras insertar los cuatro dígitos, pero y ¿donde esta el pequeñinnnn? Ooooo se queda en la puerta, no te dejan entrar, pregunto con voz de niña gilipollas, hoy si puedes esta con la tita Clau jajajajjajajaj y vaya si iba a entrar…

cierro la puerta y nerviosa sigo al animal que no para de olisquearlo todo al igual que yo repaso cada centímetro incluso cotilleo algún cajón que otro, los dos exploradores se vuelve a encontrar en el salón y ya volvía a ser yo el centro de atención del animal. Un salón inmenso de decoración hortera y podrida de dinero, estudio lo que sera el campo de batalla y corro las cortinas, dejando claridad, nunca me ha gustado hacerlo a oscuras.

No tardo en despojarme de mi tanga de encaje negro, lo hago con mi vestido puesto como con miedo y la bestia que desde que llegue ya debía captar mi aroma no tardo en buscar mi centro, y habilidoso su hocico empezó a olfatear a través del vestido, mi mirada lo estudiaba y mis piernas se separaron lo sutilmente, su cabeza se colo por debajo de mi prenda veraniega y tras adelantar mi pubis no tarde en sentir una lamida que me electrifico el cuerpo, ufffff, una mano tiraba del volante de la prenda hacia arriba dejando mi desnudo y rasurado pubis al mundo, mi otra mano servia para dar de comer a mis dientes que mordían el nudillo de mi dedo indice.

Uffff otra lamida y la bestia enloqueció, empezó a dar saltos y bailes como sabiendo que iba a ser suya, yo no tarde en tirar de mi vestido notando como mis pezones prominentes y duros rozaban la tela que me abandonaba, mi mano se paseo por mis pequeños pechos entrelazando mis dedos con mis pezones, no tarde en tirar mi cuerpo al suelo y el ejempla se movía junto a mi como entendiendo mi ofrecimiento, nervios y agitado me busca y no tarda en subirse, yo ya casi jadeo y todavía no hemos empezado, uffff no te bajes mierdaaaaaaa, se baja.

Otra vez me reconoce huele mi sexo empapado lo lame y de nuevo, yo sigo a cuatro patas, balanceando mis delgadas caderas mientras mi cabeza retorcida no pierde ni un solo movimiento de mi amigo, de nuevo apoya su pecho en mi espalda, mi cabeza vuelve a mirar al suelo, mis delgados brazos se derrumban y mis codos golpean el suelo, vamos bonito vamos, y de nuevo el torturador me abandona, vuelo a abrir mis ojos que se habían cerrado esperando el acierto de la bestia.

Joderrrrr me escucho decir como una niña mal criada y caprichosa que quiere un juguete, me incorporo nerviosa intentando pensar, intentando serenarme, contemplo al animal agitado deseos de mi, que me acecha como a su presa, me rodea y olfatea, mi mano palpa mi sexo húmedo y dulce hambriento de placer, que su lengua lame desesperado cuando se lo ofrezco, sediento del manjar del animal, cuando la bestia de un salto me hunde en el suelo, de nuevo mi postura vuelve a ser de perra y de nuevo el gigante torpón me tortura en otro fallido intento.

Vamosssss, lo llamo con cariño, con dulzura con voz seductora de princesa en celo, y de nuevo el animal intenta hacerme suya, mi mano se deslizan entre mis piernas y justo cuando estoy a punto de llegar a su miembro el que solo asoma la punta roja con el resto a punto de brotar para guiarlo hacia mi placer noto como la daga me apuñala sus testículos bailan entre mis piernas y un tremendo gemido brota de mi, la he sentido clavarse hasta mis ser, es fina pero larga y dura como para atravesarme, la bestia empieza con su frenetice ritmo mis gemidos no le da tiempo a acompañarlo en sus acometidas, mi espada se arquea intentando salvar mi cuerpo de las embestidas de aquello que estaba creciendo en mi interior.

Joderrrrrrrrrrr, uffffffffffff, diossssssss, joderrrrrrr, salia de mi boca que hablaba por si sola entre berridos, la bestia había cesado en sus movimientos de va y ven, algo escasos para mi gusto pero ya notaba como su miembro había crecido hasta su máximo esplendor, me tenia llena por completo, me sentía totalmente atravesada y ya notaba sus palpitaciones que lo hacían derramarse dentro de mi, eso sin duda compensaba lo poco que había trabajado en sus acometidas.

Mi cara se abrazo al suelo y mis manos se aferraron a sus patas traseras, apreté con fuerza esas peludas zarpas cuando notaba que otro orgasmo brotaba de mi cuerpo, esta vez mas sofisticado menos desesperado que el anterior, y aun mas placentero si cabe. Cuando volví a ver a través de mis ojos y a respira otro joderrrrrr broto de mi, uffffffff, me encanta esa sensación, sentirme llena ocupada por la verga que palpitando no paraba de manar su llanto dentro de mi,

un shuuuuu sale de mi temblorosa voz, quietoooo le digo también cuando la bestia intenta zafarse de su perra, quieto joderrrrr, me sale de forma sorprendentemente contundente pero de tono tiritante, cada mini movimiento tiraba de mi un nuevo gemido salia descontrolado cuando note que su bola intentaba salir. Ya llevábamos mil horas atados, pero su nudo todavía seguía haciendo su trabajo, seguía sellando mi pequeño agujero asegurando de que no saliera de mi ni una gota de su bravura, su bravura canina que nadaba dentro de mi intentando fecundarme si entender que es imposible. Seguía tan grande como para que mi cuerpo no lo expulsara sin morir en el intento. Un cuerpo que ya notaba los síntomas de la batalla, Uffffff paso otro tiempo entre jadeos y suspiros que tampoco medí hasta que en un descuido un plofff retumbo en mis tímpanos, sentí dolor cuando su bola salio de mi tras acompañala de una larga y suave verga ya mas relajada que no paraba de deslizarse mientras me liberaba, mis rodillas chocaron al besarse en un acto reflejo tras el abandono del animal y note como cada milímetro de mi vagina se contraía apretándose a ella misma intentando restaurar el dilatado orificio.

Cante un largo gemido como despidiéndose de tan preciado relleno, cuando cogía aire tras el descomunal ultimo berrido mis entrañas se relajaron y un dulce chorro de manjar blanquecino broto de mi agujero, diossssss, el charco crecía salpicando mis muslos y rodeando mis rodillas, uffffffff jadeaba ahora en voz suave y respiración escasa, apreté mi bajo vientre queriendo vaciar mi palpitante sexo del elixir, cuando una mezcla de aire y esperma canino volvieron a salir de mi.

Mi cuerpo se ladeo derrumbándose sobre su costado, revolcándose en el fluido canino mezclado con mi esencia, retomaba el aliento sintiéndome pegajosa, sudada, sucia de placer, la bestia junto a mi me contemplaba con su órgano reproductor bailando al ritmo de su respiración, balanceándose como un columpio de adelante atrás. Pero joderrrrr, ya se me había olvidado lo grande que se ve en directo, y lo que era capaz de caber dentro de mi.

Ya estaba boca arriba destrozada, bañándome en el charco de seme animal, con un vestido enredado cerca de mis pies, una mano en mi bajo vientre, un pecho que retumbaba intentando mantener con vida un cuerpo vencido, mientras mi otra mano frotando la cara una sonrisa se dibujaba en mi pensaba lo maravilloso que era, que ni en los mejores recuerdos recordaba tanto placer sentirme tan perra como era capaz de ser, una carcajada salio de mi mirando al animal que me miraba con expresión de satisfacción, -me has montado bien en campeón??? le dije mientras mi risa se hacia mas sonora, tome aliento y contemplando la aun viva verga del animal en voz baja casi susurrándome a mi misma me escuche decir - joder que polla tienes cabrón. Y que gran verdad no se si seria la falta de costumbre o la bestia en si, pero ese encuentro me tubo con molestias tres días.

Por fin sentada en el fresco suelo intentando dale forma a mi vestimenta y buscando mi prenda intima no sin antes intentar vaciar de mi las huellas. En cuclillas y apretando intente exprimir mi órgano reproductor con gran éxito, ya que tras dos intentos una nueva oleada de esperma se despidió de mi guarida, volví a estar lista para enseñarme al mundo, para que las miradas que se entretuvieran en mi se deleitaran sin imaginar como mi cuerpo había disfrutado con su secreto, el secreto que llevaba tanto tiempo añorando, soñando, y que la bestia me lo había devuelto al fin.

Y de vuelta a casa, con los deberes echos relajada con música puesta al mínimo el sol acariciaba mis sonrojadas mejillas y me mente recordando cada segundo, cada sensación que siento cuando me convierto en perra, cuando un animal te hace suya sin contemplaciones, sin respeto, solo con el fin de satisfacer su apetito llevándome al paraíso de la forma mas salvaje que conozco.

conducía aislada del mundo a velocidad de veterano jubilado en un día maravilloso. Mi mente se arrepentía de una cosa, solo me falto una cosa para hacer la jugada completa, Mi boca no había probado la carne que mi entrepierna tanto había abrazo, lo pensé en el momento pero no fui capaz de arrastrarme y mamar la sabia de la fusta como había echo tantas veces en mis encuentros pasados, sin embargo ahora se me pasaba por la cabeza el dar la vuelta, pero mis piernas seguían temblorosas y mi cuerpo destrozado el que había vuelto a descargar otra oleada de majar en la tapicería del asiento casi sin notarlo estaba mas que satisfecho, y que demonios mañana también volvería para darle de comer...


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© claudia

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de claudia
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


CAMS PORNO: 100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS