En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.420 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.464.281 Miembros | 20.793 Autores | 108.483 Relatos 
Fecha: 26-Feb-19 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Aliviando a mi hijo.

putypaty
Accesos: 88.879
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Una noche mi hijo llega insatisfecho de ver a su novia y me pide ayuda. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Una noche mi hijo llega insatisfecho después de ver a su novia y yo lo alivio oralmente.

Era una noche como cualquiera; eran cerca de las 11, yo estaba acostada, casi dormida, mi hijo había salido con su novia, así que llegaría un poco más tarde y mi hija en su cuarto durmiendo o a punto de hacerlo. Aprovechando la soledad y mi típica pijama de primavera –una playerita de tirantes muy delgada y unos pequeños calzoncitos- saqué uno de mis dildos y me masturbé delicioso; me dormí minutos después.

De repente, supongo que muy poco después de haberme quedado dormida, me desperté porque me estaban acariciando las tetas; era mi hijo, me había bajado uno de mis tirantes y me estaba acariciando las tetas.

Yo – Qué pasa, Pato? Qué haces? –me acomodé un poco la playera-.

Pato – Estuve fajando con Caro, pero me dejó con las ganas; después de que se vino ya no quiso seguirle…y pues me duelen los güevos.

Yo – Y? Ve a desahogarte a tu cuarto –susurré-.

Pato – No, tengo muchas ganas de coger, mamá…y creo que tú también –me señaló con los ojos mi dildo, lo había dejado a mi lado- así nos desahogamos los dos.

Yo – No, cómo crees?

Pato – Ándale! Ya lo hemos hecho varias veces –volvió a bajarme los tirantes y  acariciarme las tetas, me pellizcó los pezones-.

Yo – Pero no está bien…además ahí está tu hermana, Pato.

Pato – Está dormida, mamá –me apretaba las tetas- tengo muchas ganas de coger, me dejó bien pinche caliente la cabrona de Caro –se le veía el bultote debajo del pantalón-.

Yo – No te la jaló? –le acaricié el bulto-.

Pato – Sólo por encima de la ropa.

Yo – Así?

Pato – Por debajo del pantalón –le abrí el pantalón y le acaricié el paquete sobre el bóxer- mmmmm…qué dura me la pones, mamá.

Yo – Te gusta, Patito?

Pato – Un chingo…me la jalo mucho pensando en ti, mamá.

Yo – Fajaron rico?

Pato – Muy rico…le comí las tetas, le acaricié la conchita…

Yo – La dedeaste, Pato?

Pato – Sí, mamá…por eso se vino rápido…antes me la mamó un poco.

Yo – Te la mamó rico, Patito?

Pato – Muy rico, mamá.

Yo – Así? –se la sequé del bóxer y empecé a mamársela- mmmmmmmm…

Pato – Ay, cabrón, qué rico me la mamas, mami!

Yo – Ssshhh…no despiertes a tu hermana…mmmmmmm…mmmmmmmmm…

Pato – Aaaahhhh…-se hincó en la cama y mientras yo se la mamaba empezó a acariciarme la conchita, primero sobre mi calzoncito y luego metió la mano a mi panty; me masturbó unos minutos y después me dedeó-.

Yo – Mmmmmmmm…méteme el dildo, Patito…mmmmmmmmm…-se lo di y me lo metió mientras de la mamaba, yo puse mis ojos en blanco, me excitó muchísimo- ay, qué rico…-se la jalé un poco y luego volví a mamársela-.

Pato – Qué cosota te metes, mamá…con razón aguantas buenas vergas –después de unos minutos aceleró el mete y saca del dildo, yo me excité un chingo, dejé de mamársela, se la jale y abrí mis piernas encogiéndolas.

Yo – Me a venir, Pato…ayyyyyyyy…

Pato – Qué rico, mamá….vente…

Yo – Ay, no mames, no mames, no mames…-me metió la verga en la boquita para silenciarme- mmmmmmmm…mmm…mmm…-me saqué de la boca y ahogué mi grito orgásmico- mmmmmmmmmmmmmm.

Pato – Ahora voy yo, mamita –me sacó el dildo, se acomodó de misionero y me la metió de un empujón, yo aún no me recuperaba de mi orgasmo-.

Yo – Ay, Pato…mm..mm…-yo gemía por las duras embestidas de mi hijo- te gusta cogerme, hijo?

Pato – Me encanta cogerte!

Yo - Ssshhh…habla quedito…te gusta metérmela, Pato?

Pato – Me encanta metértela, mamá! Estás bien buena!

Yo – Ay, qué rico te coges a tu mamá, Patito! –sus embestidas arreciaron- cógeme, Pato, cógeme!

Pato – Me voy a venir, mamá, me voy a venir.

Yo – Sí, hijo, vente…échame tu lechita…mira qué rico rebotan mis tetas –le encanta eso- en dónde quieres echarme tu lechita, Patito? Quieres venirte en mis tetas? –él seguía bombeándome duro y jadeando- no hagas ruido…quieres venirte en mis nalgas? En la boquita de tu mami?

Pato – Me quiero venir adentro.

Yo – Adentro?? –nunca lo había hecho- pero Pato…-en ese momento se vino adentro de mi, mi hijo me llenó de semen, yo también me vine, no pude evitarlo; mi hijo me dio unas pocas embestidas mientras acababa de venirse-.

Pato – Aaaahhhh…qué rico…me encanta que seas tan puta, mamá –se salió y se acostó a mi lado, yo me recosté de lado, hacia él, se la agarré y se la jalé un poco-.

Yo – Rico, Patito?

Pato – Delicioso, mami…-se la mamé un poquito para recibir lo último de su lechita en mi boquita; oímos unos ruidos y luego se cerró la puerta de mi hija-.

Yo – Nos habrá oído??

Pato – No, seguro fue al baño, mamá.

Se la mamé unos minutitos más y luego se fue a su cuarto; ambos dormimos muy relajados y satisfechos.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© putypaty

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de putypaty
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


CAMS PORNO: 100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS