En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.660 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.460.955 Miembros | 20.415 Autores | 105.808 Relatos 
Fecha: 13-Sep-18 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Yamila y su primera vez...

Lya MissLov
Accesos: 22.993
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. ]
 -   + 
Una joven que inoportunamente termina perdiendo la virginidad....y el novio de su mama lo disfruta tanto como ella Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Mi nombre es Yamila, tengo 19 años, soy muy muy bonita, voy al gimnasio 5 veces a la semana, juego al hockey 3 veces a la semana y los fin de semana hago modelaje en ropa interior para una revista erótica. Muchos me preguntaron porqué a tan corta edad decidí hacer este tipo de trabajo, a muchos mes respondí lo mismo, deja buenas ganancias; a otros les digo que es solo para pagar mis estudios…y así a cada curioso le digo algo diferente…bueno, la paga es muy buena, eso es verdad y a mi me encanta el dinero, pero esa no es la razón real, la verdad de todo es que me excita tanto la idea de que me vean, de provocar deseos y que quieran cogerme como si yo fuera lo único que desean en este mundo….y todo esto se debe al novio de mi mama, si bien estuvieron juntos por mas de 10 años y lo sentía como un padre para mi, jamás deje de verlo como el novio de mi mama, por alguna razón siempre lo vi algo diferente, pero jamás pude saber porqué…no fue hasta mis 16 años que pude descubrirlo.

Una noche como cualquiera en una casa de familia, todos nos fuimos a dormir temprano, en especial yo, no había un buen día en el colegio, me dolía la cabeza y me había peleado de mi novio, el quería que tengamos sexo pero yo no quería, era algo que simplemente no lo había pensado aún y que la verdad pensé que no era algo que quisiera hasta dentro de unos años, pero esa noche me di cuenta el porqué. Habrán sido las 3 de la mañana, me desperté del calor que hacia, después de todo, estábamos en verano y yo aun no me había sacado el uniforme del colegio, tenia toda mi pollera arrugada y me camisa mojada, lo bueno que me había sacado la ropa interior, así que no me sentía aprisionada después de todo. Me levante con intenciones de ir al baño y fue en ese momento que lo escuche…sentía un ruido bajo, pero muy característico, un gemido de placer, de esas pelicular porno donde a la mujer la están clavando tan duro y rico que lo único que podía hacer era respirar y gemir como loca, aun así no entendía porque el sonido era tan suave, provenía de la habitación de mi madre y su novio, me dio algo de miedo y curiosidad al mismo tiempo, así que aun así me arrime lentamente para descubrir que pasaba, además mas curiosidad me deba sabiendo que mi mamá no estaba en casa. Cuando llegué hasta la puerta, pude ver que estaba un poco abierta, así que con mucha cautela decidí asomarme y ver que es lo que pasaba…me quede congelada al ver semejante situación, Martin, el novio de mi mamá, estaba viendo una película porno, totalmente desnudo, su miembro sobre salía por completo, jamás había visto un pene, pero ese se notaba que era grande, ancho y por algún motivo no podía dejar de mirarlo, estaba hipnotizada totalmente mie tras veía como se masturbaba, como con su mano recorría todo ese largo y gordo pene mientras que de fondo se escuchaban los gemidos y se podía ver como a la mujer de la película la tenían boca abajo, mientras la penetraban desde atrás muy duramente…por primera vez sentía mi cuerpo raro, tembloroso y lentamente caliente a medida que seguía viendo la situación…pude notar como mis pezones se erectában sobre saliendo de mi camisa, sentía como por mi pierna corría un liquido tibio, al seguir el camino que iba dejando me di cuenta que mi vagina era la que estaba choreando, en ese momento quise poner mi mano para que dejara de mojarme, pero la sensación de estar tan caliente y mojada, hizo que al tocarme se sintiera maravillosamente delicioso, simplemente no puse sacar mi mano de ahí, comencé a tocarme cada vez mas, explorando de a poco toda mi sexualidad aprovechando la situación, rozando y acariciando mi clítoris, mis labios…a medida que mas jugaba, mas placer sentía, mas mi cuerpo y mi corazón se aceleraban junto a mi mano que en círculos rozaba mi clítoris, más y más me aceleraba, mis piernas comenzaban a temblar y justo ahí, en ese momento donde el gemido provino de mi, mientras mi vagina explotaba de placer, empapándose y mojándome hasta la ropa, fue que pude ver esa gran explosión de Martin, eyaculaba de una manera increíble, tan así era la fuerza con la que salió y la cantidad, que logro mancha la cama a lo largo un poco mas hacia el piso…no sé como explicar ese momento, pero caí sobre mis rodillas lentamente, disfrutando del momento y las nuevas sensaciones que mi cuerpo experimentaba…luego de eso me levante y me dirigí a mi habitación, me recosté aun con mi ropa puesta y con mi vagina desbordada de placer, intentando entender todo lo que había pasado, las sensaciones, el orgasmo, ver a Martin…todo. No podía entender como con mi novio no podía siquiera pensar en hacer algo semejante, pero con Martin…con él era diferente, me sentía extrañamente atraída, fue ahí que cerré los ojos y comencé a visualizar como toda su eyaculación era hacia mi cuerpo, por dentro y por fuera, como ese pene se vería en mi, como yo podría tocarlo o al menos acariciarlo….entonces me di cuenta, mis impulsos sexuales, mis deseos y mis ganas de perder la virginidad no eran el problema de mi relación, el problema era que deseaba todo eso con Martin, pero sabia que era algo imposible, que mas allá que yo no lo viera como padre, el me veía como hija, o al menos pensaba para mis adentros.

Al pasar los días, pensé que mis ideas y mis impulsos irían retomando su normalidad, pero fue todo lo contrario…la primer semana comencé a masturbarme 2 o 3 veces a la semana…luego ya eran 6 veces a la semana….cuando menos me di cuenta, me masturbaba constantemente, al menos 3 o 4 veces al día…al levantarme, al bañarme, en los recreos del colegio, al llegar a casa…cada momento era ideal, cada excusa era perfecta, en todos esos momentos no dejaba de pensar en Martin.

Al pasar el tiempo sabia que mis deseos no iban a ser correspondidos por lógicas razones, entonces aproveché un día que estaría sola en casa para masturbarme y entregar mi virginidad a un hermoso vibrador que había comprado hace poco, el tamaño me hacia acordar a Martin, así que esa era la primera razón por lo que lo compre. Al llegar la noche, Martin y mi madre se habían ido temprano a una fiesta, a eso de las 9 de la noche…al quedarme sola, decidí ponerme cómoda, me puse un babydoll transparente de color rojo…había pedido una pizza y la acompañe con unas cervezas. Luego de comer, tomar 3 cerveza y jugar un poco con mi vagina, estaba lista para ir a mi pieza y comenzar todo mi ritual. Comencé viendo una pelicular porno, de esas que Martin guardaba celosamente de su lado de la cama…eran alrededor de la 1 am cuando jugaba aun mas con mi vagina, sentía los ruidos que hacia de lo mojada que estaba y justo cuando había tomado la decisión de penetrarme con el vibrador, sentí un ruido que provenía del comedor, me asusté pensando que alguien había entrado a la casa, así que tome una salida de cama, me cubrí y salí lentamente a ver que es lo que pasaba…al entrar a la cocina me asusté mucho al toparme de repente con Martin, ellos habían vuelto temprano porque mi madre se había emborrachado y se había dormido, Martin también estaba algo borracho, pero no tanto, al verme así vestida se sonrojo y me pidió que por favor vuelva a mi habitación mientras él llevaba a mi madre a su cama…volví rápidamente, me sentía increíblemente caliente, no sabia si era el encontrármelo semi desnuda, el choque de nuestros cuerpos donde él todo mis senos, no sé si era el alcohol, pero me tire sobre la cama, me desvestí por completo y comencé a rozar ese vibrador en mi…lo pasaba por mis senos, mi boca, mi vagina, mi clítoris…realmente deseaba mucho meterlo de una vez…y fue justo ahí cuando Martin entro a mi habitación súbitamente, dirigiendo unas palabras hacia mi y quedándose en completo silencio a ver tan excitante y  deseosa situación...sus palabras fueron:

-Yamila vos estuvis….en….dios mio…discúlpame no quise…ay dios…

Mientras se quedaba mudo después de sus disculpas, no dejaba de ver mi hermoso y desnudo cuerpo…a lo que respondí:

-Si Martin, yo estuve en tu pieza si saque uno de tus videos porno, espero que no te moleste, solo quería experimentar y disfrutar de mi cuerpo…no pidas disculpas, sabia que estabas llevando a mama a la pieza y aun así quise masturbarme de esta manera…

-Ay dios mi pequeña, discúlpame en serio, aun así no puedo dejar de mirarte, por favor tapate. La próxima vez que quieras algo de mi, solo pídelo, no entres a escondidas a sacarlo, de acuerdo?

-Si Martin…disculpa….

Y mientras él se retiraba de la habitación no pude evitar decirle algo mas…

-Martin, de hecho hay algo mas que quiero pedirte, quizás es una locura, se que eres el novio de mi mamá, pero…al menos….podrías…podrías ayudarme un poco? Quiero perder la virginidad conti…con este vibrador y necesito algo de ayuda…

No sé porqué pero me puse en un papel de inocente total…que hacia yo ahí pidiéndole al novio de mi mamá que me masturbara y me saque la virginidad con un vibrador? En que diablos estaba pensando?...entonces el me dijo:

-Mi niña, lo que me pides es una locura…pero no queda duda que tu cuerpo me tiene alocado. Te ayudare, pero prométeme 2 cosas….que no le dirás a tu madre y que solo será esta vez

-Mas que prometido!!!

Entonces se sentó a mi lado, observó detenidamente mi vagina pelada y mojada, comenzó a acariciarla suavemente, haciéndome sentir aun mas deseosa, caliente y mojada…mientras que con su pulgar masajeaba mi clítoris, metía lentamente su dedo índice en mi vagina…sentir que algo entraba en mi era una mezcla de sensaciones…era raro, pero muy placentero…en eso el se agachó y comenzó a lamerme toda, limpio por completo mi vagina mientras me seguía penetrando con un dedo y usaba su lengua por todos lados…en un momento se levanto mientras me seguía metiendo los dedos, me miro a los ojos y me dijo:

-Antes de meter cualquier cosa dentro de ti, debes siempre preparar el camino, mas ahora que aun eres virgen, una vez que te penetre con el vibrador quizás duela un poco al principio, pero luego todo cambiara y no pararas de disfrutar.

En ese momento no lo pude contener y un fuerte gemido salió de mi, otro orgasmo bien rico toco la puerta de mi deseosa y húmeda vagina…ya estaba lista para ser penetrada, después de todo aun no estaba satisfecha…pero antes de que Martin siquiera se diera vuelta a buscar el vibrador, lo abracé y comencé a besarlo apasionadamente, sentir su lengua y la mía jugando en nuestras bocas me volvía loca…entonces no hicieron falta las palabras y él comenzó a desvestirse, me tumbo en la cama y mientras nos besamos agarré su duro y rico pene, lo posicione en mi vagina y él lentamente comenzó a empujarlo dentro de mi…para que explicar la sensación si basta decir que grite tan fuerte y agarre su espalda de tal manera que clave mis uñas en él…pero no fue de dolor, para nada, todo lo contrario, fue de placer, de lujuria, de sensaciones constante de placer…mientras mas lo metía, mas se amoldaba mi vagina a su pene, mas y mas rico se sentía, en cierto momento me dio vuelta, dejándome boca abajo y me clavo tan fuerte y profundo, que todo mi cuerpo se estremeció, se sacudía y mi vagina desbordaba de felicidad. Corrió una de mis piernas a un costado y fue ahí donde lo sentí aun mas profundo, llegando a mi útero, muy profundo en mi…se acerco a mi oído y me susurro que no podía aguantar mas, que ya quería acabar y quería hacerlo adentro, que deseaba ser mi primer hombre en todo…eso fue como mi ultimo empujón, le dije que sí, que por favor me llenara de su semen, que yo tampoco podía aguantar mas, que ambos acabemos juntos…pareciera que eso lo volvió locamente enérgico, comenzó a moverse mas rápido, mas duro, golpeando sus caderas contra mis glúteos, tan fuerte que el ruido se podía sentir por todos lados…cuando él por fin lleno mi interior con su semen, mi vagina se contrajo fuertemente en un orgasmo inigualable, chorreando por todos lados mis propios jugos mientras Martin impregnaba mi interior con los suyos….

Al terminar, lentamente beso mi espalda, mi cuello, mi mejilla, mis labios y me susurro buenas noches, entonces saco su pene de mi y se retiro a su habitación. Yo me quede allí, en la misma posición, rebalsada, mojada y satisfecha. Así me dormí profundamente hasta el medio día del día siguiente.

Esa noche aprendí muchas cosas de mi misma…la mas importante, no hacer promesas que no puedo no quiero cumplir…el fin de semana siguiente hice algo aun mejor con Martin….

Continuara…


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© Lya MissLov

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Lya MissLov
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS