En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.620 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.460.954 Miembros | 20.415 Autores | 105.808 Relatos 
Fecha: 08-Sep-18 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Chat Caliente: El inicio 1/2

jase
Accesos: 6.286
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 42 min. ]
 -   + 
Todo comenzó con un chat. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Eran las once de la noche, llevaba trabajando con el ordenador desde las 5 de la tarde, casi 6 horas seguidas, con solo un break de 15 minutos para cenar; pero quería tener el informe terminado para la reunión del viernes al mediodía, era miércoles, lo que significaba que solo me quedaba un día y medio. Estaba cansado, en una de mis búsquedas en internet para consultar datos había encontrado una pagina de chat me llamo la atención el nombre de una de las salas “Amistad o lo que surja” decidí entrar mientras me tomaba un café, la noche iba a ser larga, con el apodo Rompedor007, simplemente era para pasar el rato y despejarme. Estaba leyendo lo que escribían los integrantes de la sala cuando me salto un privado, era de una tal Rosadelsvents

-          Rosadelsvents: “Hola, Estas?”

Por un momento estuve tentado de salirme, pero decidí contestar.

-          Rompedor007: “Hola, si que estoy pero no tengo tiempo”

-          Rosadelsvents: “Perdona si te he molestado”

-          Rompedor007: “Nada que perdonar, simplemente estaba mirando lo que decía la gente en un pequeño descanso para seguir trabajando”

-          Rosadelsvents: “Estas en el trabajo”

-          Rompedor007: “No en casa, pero tengo que terminar un informe para el viernes”

-          Rosadelsvents: “Bueno te dejo, veo que esta muy ocupado”

-          Rompedor007: “Hasta otra”

Aquel fue el inicio y el final de aquella conversación escrita. Seguí con mi trabajo, a eso de la una de la madrugada, decidí dejar lo que me faltaba para el día siguiente. Me di cuenta que no había salido del chat. En el listado de integrantes de la sala aun estaba Rosadelsvents. Decidí devolverle el privado.

-          Rompedor007: “Buenas noches, aun estas por aquí”

-          Rosadelsvents: “Si, parece ser que no tengo suerte”

-          Rompedor007: “Por qué?”

-          Rosadelsvents: “Porque con todos los que he intentado hablar quieren ...lo que surja

-          Rompedor007: “Lógico eso es lo que pone la sala”

-          Rosadelsvents: “También pone Amistad”

-          Rompedor007: “Supongo que habrá otras salas que solo sean de amistad”

-          Rosadelsvents:  “Ya las he probado, todos comienzan como amigos pero quieren lo que surja”

-          Rompedor007: “J, como en esta sala”

-          Rosadelsvents: “Ya has terminado el informe?”

-          Rompedor007: “No; pero ya me queda poco, mañana lo terminare”

-          Rosadelsvents: “Me llamo Rosa”

-          Rompedor007: “No se porque pero me lo imaginaba, yo me llamo José Antonio”

-          Rosadelsvents: “Si te pregunto tu edad me dirás la verdad”

-          Rompedor007: “Pues claro, tengo 34, bueno casi 35 años, imagino que muy mayor para ti”

-          Rosadelsvents: “No lo creas, yo tengo 29, para 30 años”

-          Rompedor007: “Tienes razón, la diferencia son solo 5 años”

Se produjo un silencio esperando su contestación

-          Rompedor007: “Estas?” – debía de estar su nombre aun estaba en el listado.

El silencio se mantuvo.

-          Rompedor007: “Es tarde, me marcho a dormir, si mañana coincidimos seguimos”.

Realmente era tarde. Me fui a la cama, intente ponerle cara (y cuerpo) a Rosa. Al día siguiente, en el trabajo estuve bastante despistado incluso un compañero me dijo si había conocido a una gatita, le conteste en broma, que lo que había conocido era una rosa. Como llevaba poco tiempo en la oficina, aquella contestación no le pareció graciosa.

Cuando llegue por la tarde a casa me puse inmediatamente a trabajar en el informe, tenia ganas de conectarme al chat, eso hizo que terminara mucho antes de lo previsto.

Entre en el chat, tenia un mensaje antiguo de Rosa, justo cuando me desconecte la noche anterior.

-          Rosadelsvents: “Perdona he tenido que ausentarme, es tarde. Mañana seguimos?”.

Intente localizar a Rosa sin éxito, así que le mande un mensaje directo a su perfil.

-          Rompedor007: “Estoy aquí, buenas noches”.

Me entretuve mirando los diálogos de varios chats. Cuando empezaba a aburrirme me llego un mensaje.

-          Rosadelsvents: “Buenas noches, esta noche no puedo conectarme, mi marido esta en casa”.

Le envié rápidamente un mensaje.

-          Rompedor007: “Bueno otro día será”.

No recibí contestación, algo contrariado apagué el ordenador y me fui a dormir, el día siguiente sería un día largo y complicado.

Presente el informe en la oficina, y como era viernes salí al mediodía. Fui a comer a un restaurante. Cuando llegue a casa aun no eran las 5, como si de un acto reflejo se tratara encendí el ordenador e intente contactar con Rosa.

-          Rompedor007: “Buenas tardes, espero que no este tu marido y podamos...”

La respuesta fue casi inmediata.

-          Rosadelsvents: “Buenas tardes, me alegra verte, bueno... eso”.

-          Rompedor007: “Como estas?”.

-          Rosadelsvents: “Bien, ¿Que estás haciendo?”.

-          Rompedor007: “Chatear con una mujer maravillosa”.

-          Rosadelsvents: “J, ¿Como sabes que soy maravillosa?”.

-          Rompedor007: “Por qué crees que me refiero a ti?”.

-          Rosadelsvents: “Estas chateando con otra”

-          Rompedor007: “No, solo contigo”

-          Rosadelsvents: “Por un momento creí…, tu mujer no te dice nada porque estés chateando”

-          Rompedor007: “No tengo mujer, soy soltero”

Hubo una pausa, creí que se había desconectado.

-          Rompedor007: “Sigues aun aquí”

Seguía sin contestar. Unos minutos después contesto.

-          Rosadelsvents: “Perdona pero era la vecina”

-          Rompedor007: “Porque no le has dicho que se una a nosotros”

-          Rosadelsvents: “No seas tonto, su hijo y el mío van juntos a clases particulares y ha venido a llevárselo”

-          Rompedor007: “¡Tienes un hijo!”

-          Rosadelsvents: “Si, no te lo había dicho, tiene 9 años”

-          Rompedor007: “No, no me lo habías dicho, realmente se pocas cosas de ti”

-          Rosadelsvents: “Pregunta, ya sabes que soy casada con un hijo, que mas quieres saber”

-          Rompedor007: “No se lo que tu quieras decirme, vamos hacer una cosa, di cosas de ti y yo te contestare lo mismo sobre mi”

-          Rosadelsvents: “Vale, mido 1,64 sin tacones”

-          Rompedor007: “Yo 1,78 y tampoco uso tacones”

-          Rosadelsvents: “J, tengo el pelo castaño y los ojos verdes”

-          Rompedor007: “Uau, eres un bombón, me estoy enamorando de ti. Yo tengo el pelo castaño claro, tirando a rubio y mis ojos son marrones claros”

-          Rosadelsvents: “Pues aun no has escuchado mis medidas, son 95-55-90”

-          Rompedor007: “Medidas casi perfectas, aunque nunca he comprendido bien lo que significan esas medidas”

-          Rosadelsvents: “J, 95 es de pecho, 55 de cintura y 90 de cadera”

-          Rompedor007: “95!  Eso es mucho?”

-          Rosadelsvents: “Te estas burlando de mi. Lo cierto es que no es mucho, pero como soy mas bien delgada parece que si lo sea”

-          Rompedor007: “Yo nunca me he tomado las medidas, no sabría decirte exactamente”

-          Rosadelsvents: “J. Vale ya me las dirás, soy ama de casa, deje los estudios de enfermería al quedarme embarazada”

-          Rompedor007: “Pues yo estudie económicas, aunque lo deje porque comencé a trabajar en una empresa de análisis financieros”.

-          Rosadelsvents: “Nunca has pensado en terminar los estudios”

-          Rompedor007: “Y tu”

-          Rosadelsvents: “Touche, vivo en Barcelona”

-          Rompedor007: “Yo soy de Barcelona, bueno de cerca; pero vivo en Valencia”

-          Rosadelsvents: “Que casualidad, a lo mejor hasta nos conocemos”

-          Rompedor007:“Podría ser”

Seguimos chateando durante casi dos horas, tuvimos que dejarlo porque su hijo había vuelto, quedando para más tarde.

Estaba pendiente por si recibía un privado de Rosa, fue casi a las doce de la noche.

-          Rosadelsvents: “¿Estas?”

-          Rompedor007: “Si que estoy”

-          Rosadelsvents: “Ya estoy toda para ti”

-          Rompedor007: “¿Toda para mi?”

-          Rosadelsvents: “J, es una forma de hablar, ya te has tomado las medidas”.

Escribí varias veces lo que iba a ponerle y lo volvía a borrar.

-          Rosadelsvents: “No me dirás que te estas midiendo?” – escribió Rosa ante mi silencio narrativo.

Al final decidí lo que le iba a poner.

-          Rompedor007: “Unos 20 cm de largo y 4 de ancho”

-          Rosadelsvents: “?”

-          Rompedor007: “No me habías pedido que me la midiera”

De pronto se desconecto. Me había pasado. Bueno había sido breve pero intenso.

Durante tres días, cada noche, entre en el chat esperando conectar con Rosa, fue al cuarto día cuando vi el mensaje.

-          Rosadelsvents: “Siento no haber podido conectar antes se me cayo la línea”

Dude, si contestar, seria verdad lo del corte de línea.

-          Rompedor007: “Estoy conectado”

-          Rosadelsvents: “Yo también, quedo pendiente lo de las medidas”

-          Rompedor007: “No te llego el mensaje”

-          Rosadelsvents: “No”

-          Rompedor007: “Te conteste que no me había medido”

Uf, había salvado la situación por los pelos.

Estuvimos chateando hasta bien entrada la noche.

-          Rompedor007: “Es tarde, yo mañana tengo que trabajar, si acaso mañana seguimos”

-          Rosadelsvents: “Vale, una cosa antes de irnos a dormir”

-          Rompedor007: “¿Qué?”

-          Rosadelsvents: “De verdad mide 20 cm de largo y 4 cm de ancho”

Tierra trágame, si que le había llegado el mensaje, le iba a contestar pero se había desconectado. Aquella noche me costó dormirme. Al día siguiente estaba tan impaciente que no era capaz de hacer nada a derechas. Por la noche al volver me conecte. Entre en el chat, no encontré a Rosa. Me prepare la cena, y tras cenar volví al ordenador. Allí estaba Rosadelsvents. Le envié un mensaje privado.

-          Rompedor007: “Buenas noches”.

No recibí contestación.

-          Rompedor007: “Estas visible?”.

-          Rosadelsvents: “Claro que estoy visible. Pero quien eres?”

-          Rompedor007: “José Antonio, tu no eres Rosa?”

-          Rosadelsvents: “Que listo, claro que soy Rosa. Comprendo, buen truco chaval, pero para ligar conmigo no te servirá”

Que estaba pasando, como podía ser el nombre coincidía, pero parecía que era otra persona.

-          Rompedor007 “Perdona, me he debido equivocar de persona”

Estaba desconcertado, así que decidí desconectarme. En eso recibí un mensaje de Rosa.

-          Rosadelsvents: “Te pille, te lo habías creído”.

-          Rompedor007: “Que mala eres, pues claro que me lo había tragado”.

-          Rosadelsvents: “Hoy no podre estar mucho tiempo, mi marido vendrá pronto”.

-          Rompedor007: “Tu marido no sabe que chateas”.

-          Rosadelsvents: “Si, pero cree que son con amigas. Si se enterase que es contigo, con un hombre, no veas lo que me armaría, es muy celoso”.

-          Rompedor007: “Bueno seguiremos en el anonimato”.

-          Rosadelsvents: “OK, me voy a ir, besos”

-          Rompedor007: “Buenas noches, que sueñes con los angelitos, y mis medidas son reales”

Ya no recibí más mensajes. Durante varios días no coincidimos, pero nos intercambiamos varios mensajes sin conexión, sobretodo de intento de conectar. Fue el fin de semana cuando coincidimos, gracias que en el último mensaje dejo una hora de encuentro.

-          Rompedor007: “Por fin conectamos, te echaba de menos”

-          Rosadelsvents: “Yo también”.

-          Rompedor007: “Estas bien?”.

-          Rosadelsvents: “Si, y tú?”.

-          Rompedor007: “Yo muy bien, y más ahora que he contactado contigo”.

-          Rosadelsvents: “Gracias”

Seguimos chateando durante un buen rato.

Durante semanas seguimos chateando de cosas sin importancia, de anécdotas diarias. Cuando llevábamos casi un mes, sabía muchas cosas de su vida; pero pocas intimidades.

-          Rosadelsvents: “No te preguntas alguna vez que te habría sucedido de hacer esto o aquello en vez de lo que hiciste”

-          Rompedor007: “Alguna vez, pero suelo pensar en positivo, lo que significa que pienso que lo que hice fue lo mejor”

-          Rosadelsvents: “Tu como siempre tan optimista”

-          Rompedor007: “Se tiene que ser optimista, la vida es muy corta”

-          Rosadelsvents: “Tienes razón quien me lo iba ha decir a mi. Hace 12 años, en la fiesta de mi 18 cumpleaños conocí al que hoy es mi marido y dos años mas tarde me case.”

-          Rompedor007: “Y antes no tuviste mas novios”

-          Rosadelsvents: “Novios, novios, no”

-          Rompedor007: “Tu marido fue el primero?”

-          Rosadelsvents: “Si”

-          Rompedor007: “Me estoy refiriendo al sexo”

-          Rosadelsvents: “Si el primero y el único”

-          Rompedor007: “No me digas que fuiste virgen al matrimonio”

-          Rosadelsvents: “No pero casi”

-          Rompedor: “Ese casi?”

-          Rosadelsvents: “Me case porque me quede embarazada, y se podían contar con los dedos de una mano las veces que lo hicimos”.

-          Rompedor007: “Como fue tu primera vez”.

-          Rosadelsvents: “Un desastre, lo recuerdo como muy doloroso. Y tu primera vez”

-          Rompedor007: “Fue hace muchos, muchos años, con mi tía, fue divertido y muy placentero”

-          Rosadelsvents: “Ahora no tienes novia; pero has tenido antes”

-          Rompedor007: “Novias, novias, no. Amigas”

-          Rosadelsvents: “Muchas?”

-          Rompedor007: “Bastantes”

-          Rosadelsvents: “Alguna de ellas casadas con hijos

-          Rompedor007: “Algunas”

-          Rosadelsvents: “Y con ellas que tal”

-          Rompedor007: “Muy bien, seguimos siendo amigos”

-          Rosadelsvents: “No te lo iba a decir, anoche, soñé contigo”

-          Rompedor007: “Que soñaste”

-          Rosadelsvents: “Una tontería”

-          Rompedor007: “Venga, dímelo no me dejes a medias”

Hubo un parón en los mensajes.

-          Rompedor007: “Confiésate en el anonimato del chat”

-          Rosadelsvents: “Tu estabas desnudo delante de mi cama”

-          Rompedor007: “Y que cara me pusiste? la de algún actor famoso”

-          Rosadelsvents: “Precisamente no te mire a la cara”

-          Rompedor007: “Donde miraste?”

-          Rosadelsvents: “A los 20 x 4”

-          Rompedor007: “Y sucedió algo?”

-          Rosadelsvents: “Entonces me desperté”

-          Rompedor007: “Me hubiese gustado estar allí, que no fuese un sueño”

-          Rosadelsvents: “Y a mi”

Desde ese día nuestros diálogos iban cargados de sexo, incluso me confesó que una noche al hacerlo con su marido había disfrutado como nunca, pues imagino que era conmigo con quien lo hacía.

A principios de junio casi dos meses del inicio, nuestros diálogos de chat eran fluidos, y sobretodo muy picantes, decidí dar un golpe de efecto, el lunes al comenzar nuestro dialogo nocturno.

-          Rompedor007: “Buenas noches”

-          Rosadelsvents: “Buenas noches, se empieza a notar la cercanía del verano”

-          Rompedor007: “Comienzan a ser noches muy húmedas, J”

-          Rosadelsvents: “Que malo que eres”

-          Rompedor007: “Tengo que darte una buena noticia, o eso creo yo”

-          Rosadelsvents: “Cual?”

-          Rompedor007: “Este fin de semana tengo que ir a Barcelona, para resolver unos asuntos, podríamos vernos”

Se produjo un silencio.

-          Rompedor007: “Rosa, no dices nada”

Siguió el silencio, y Rosadelsvents se desconecto. Tal vez había tensado demasiado la situación.

Cada noche entraba en el chat para conectar con ella, pero ella no lo hacia. Fue el jueves por la noche cuando logre contactar.

-          Rompedor007: “Estas visible”

-          Rosadelsvents: “Si estoy aquí”

-          Rompedor007: “Que te ha pasado estos días”

-          Rosadelsvents: “Te podría poner cualquier excusa, pero la verdad es que me entro miedo”

-          Rompedor007: “Miedo?”

-          Rosadelsvents: “Si ante la posibilidad de vernos”

-          Rompedor007: “Por qué?”

-          Rosadelsvents: “Por el chat todo es mas fácil, pero vernos no se”

-          Rompedor007: “Lo comprendo, vamos hacer una cosa, piénsatelo, como yo saldré mañana al mediodía, escoge un sitio, yo iré a eso de las 7 de la tarde, sino vienes lo comprenderé y seguiremos como hasta ahora”

-          Rosadelsvents: “No se, como te reconoceré”

-          Rompedor007: “Aunque parezca algo peliculero, llevare una rosa”

-          Rosadelsvents: “Vale pero no te prometo nada, podríamos vernos cerca del Corte Ingles de diagonal, en la parada del metro de Maria Cristina”

-          Rompedor007: “Perfecto, como mañana tengo que levantarme temprano, será mejor que no vayamos a dormir”

-          Rosadelsvents: “Bien, que descanses”

-          Rompedor007: “Tu también y que tengas sueños muy húmedos”

Me costo conciliar el sueño, tenia grandes dudas de que se presentase al día siguiente, y por la mañana me levante sobresaltado, la noche anterior había preparado todo, así que me fui al trabajo, y desde allí mismo saldría, pararía por el camino a repostar y a tomar algo. Todo salió como esperaba. Llegue al hotel, deje mis cosas y me dirigí en metro hasta Maria Cristina. Poco antes de las 7 estaba en la entrada, podía parecer algo ridículo con una rosa en la mano. Cada vez que una mujer pasaba por mi lado pensaba seria ella. A las 7 y media cuando estaba a punto de marcharme, se me acerco una mujer.

-          José Antonio – dijo la mujer – no había duda era Rosa, era un monumento de mujer, como ella misma había reconocido al ser delgada sus curvas se pronunciaban mucho mas.

-          Rosa?

-          Si – dijo tendiendo tímidamente la mano, la cual estreche, note su nerviosismo.

-          Uf, por un momento pensé que me iría sin verte.

-          Se me ha hecho tarde, la vecina no llego a tiempo de recoger a mi hijo, pero ya estoy aquí.

-          Si ya lo veo.

-          Supongo que desilusionado.

-          ¿Por qué?

-          No se, esperarías a una mujer mas...

-          Se ve que no te miras al espejo.

Comprobé como se sonrojaba.

-          Gracias.

-          ¿Y yo que te parezco? Soy como me imaginabas.

-          Si, aunque pareces mas joven.

-          Gracias, ¿Te apetece tomar algo?

-          Bueno.

-          Vamos a algún bar, yo no conozco la zona.

-          Ni yo tampoco, vivo algo más lejos.

-          Cualquiera entonces será bueno.

Andamos unos cinco minutos hasta que encontramos una cafetería, nos sentamos y pedimos dos cafés.

-          Bueno que me cuentas, que no sepa ya.

-          No se que quieres que te cuente que ya no sepas.

Lo cierto es que era algo tenso pues, sin habernos visto antes conocíamos muchas cosas el uno del otro. Así que la conversación derivó en cosas insustanciales, durante más de media hora. Tiempo suficiente para hacer un examen visual del físico de Rosa, llevaba puesto un vaquero ajustado, que mostraba sus curvas, sobretodo un trasero redondo y prieto; y una camisa amplia, intentando ocultar sus pechos, como ella misma me había confesado que aun sin ser grandes al estar delgada parecían voluminosos. También pude comprobar que era una mujer tímida, algo que ya imaginaba por los mensajes intercambiados. Nos habíamos tomado los cafés.

-          Tenías pensado ir a algún sitio.

-          Algún sitio, ¿Como cual? – dijo Rosa, poniéndose a la defensiva.

-          No te asustes me refería algún sitio, al cine, a cenar.

-          Oh no, no lo había pensado – miro el reloj - aunque tampoco es posible, como te he dicho he dejado a mi hijo con la vecina, y a eso de las 9 llegara mi marido.

-          Si quieres damos un paseo y te acompaño a casa.

En sus ojos pude ver preocupación.

-          No déjalo, ya e tengo que ir, de aquí a mi casa hay un rato.

Salimos a la puerta de la cafetería.

-          Me ha encantado conocerte, otro día con más tiempo nos vemos.

Nos dimos dos besos en las mejillas de despedida, y se marcho.

Ese primer encuentro había sido un total fracaso. Pensé en volver al hotel en metro o en taxi; pero decidí hacerlo andando. Fue una buena caminata que me sentó bien.

Al día siguiente fui a visitar a unos amigos, con los cuales comí, al terminar volví al hotel, allí les pregunte si cerca había al sitio donde poder conectarme a Internet, me indicaron un sitio cercano, era un salón tendría unos 10 ordenadores, todos llenos con chicos jugando, hable con el encargado y me indico un reservado donde había un ordenador.

Me conecte, intente entrar en el chat, busque a Rosa pero sin éxito. Le deje un mensaje.

-          Rompedor007: “Siento haber defraudado tus perspectivas sobre mi”

El sábado por la noche cene con unos amigos y nos fuimos después de fiesta; pero no podía dejar de pensar en Rosa, así que me retire pronto, me despedí de mis amigos pues quería salirle domingo temprano.

El domingo, comí casi llegando a mi apartamento, y nada mas llegar lo que hice fue entrar en el chat, y me encontré varios mensajes de Rosa.

El primero fue poco después de mandar el mío desde el salón de ordenadores.

-          Rosadelsvents: “Todo ha sido culpa mía, no he sabido estar a la altura de las circunstancias”

Y el resto fue esa misma mañana.

-          Rosadelsvents: “Estas aun en Barcelona”

-          Rosadelsvents: “Supongo que ya te habrás ido”

-          Rosadelsvents: “Me siento como una tonta, tu haces muchos kilómetros para conocerme, y yo lo fastidio”

-          Rosadelsvents: “Gracias y adiós”

Decidí contestarle aunque había paso casi 5 horas desde su último mensaje.

-          Rompedor007: “Gracias?”

-          Rompedor007: “Adiós?”

-          Rosadelsvents: “Estasssss”

-          Rompedor007: “Claro que estoy, aunque ya he vuelto a Valencia”

-          Rosadelsvents: “Lo siento mucho, por los kilómetros”

-          Rompedor007: “No te preocupes, como dice la película, siempre nos quedara el chat”

-          Rosadelsvents: “Como te dije por el chat todo es mas sencillo”

-          Rompedor007: “Pues nos quedamos con el chat”

-          Rosadelsvents: “Esta noche he vuelto a soñar contigo”

-          Rompedor007: “Conmigo o con mi 20x4”

-          Rosadelsvents: “En serio, ya te he puesto rostro y físico”

-          Rompedor007: “¿Que hacíamos?”

-          Rosadelsvents: “No se si decírtelo”

-          Rompedor007: “Adelante, desde aquí no puedo comerte, aunque lo primero que pensé al verte fue comerte”

-          Rosadelsvents: “De verdad, eso fue lo primero que pensaste al verme”

-          Rompedor007: “Exactamente no fue eso, deberías cambiar el verbo”

-          Rosadelsvents: “Porque verbo?”

-          Rompedor007: “Si tengo que decírtelo pierde la gracia. Pero no me has contestado que hacíamos en tu sueño”

-          Rosadelsvents: “Si te lo tengo que decir pierde la gracia”

-          Rompedor007: “Touche, pero solo dime si tiene que ver con mi 20x4”

-          Rosadelsvents: “Sobretodo con tu 20x4”

-          Rompedor007: “No es verdad”

-          Rosadelsvents: “Que si, te lo juro”

-          Rompedor007: “Una pregunta, no esta tu marido”

-          Rosadelsvents: “Esta fuera con el niño”

-          Rompedor007: “Me harías un favor”

-          Rosadelsvents: “Dime”

-          Rompedor007: “Desnúdate”

-          Rosadelsvents: “Quien te dice que no lo este, desde que comencé contigo”

-          Rompedor007: “Pues yo tengo en la mano mi 20x4”

-          Rosadelsvents: “Nada mas pensarlo me pongo a cien”

-          Rompedor007: “Pues no veas como estoy yo, no creo que tarde mucho en correrme”

-          Rosadelsvents: “Yo hace rato que me corrí, y ahora estoy a punto de hacerlo”

No se si ella lo decía en serio; pero yo si que lo había dicho, y tuve que ir al lavabo a limpiarme.

-          Rosadelsvents: “Estas?”

-          Rompedor007: “Si, he tenido que ir al lavabo a limpiarme”

-          Rosadelsvents: “Je,je,je”

-          Rompedor007: “Después de nuestro encuentro creí que te había perdido”

-          Rosadelsvents: “Yo también; es que me entro miedo”

-          Rompedor007: “Miedo?”

-          Rosadelsvents: “Si mucho miedo, pues al verte, al oírte hablar, me senti enganchada a ti”

-          Rompedor007: “Como enganchada?”

-          Rosadelsvents: “Hasta el punto de que si me hubieras dicho de ir a tu hotel, no habría tenido fuerzas para negarme”

Recordé que al decirle de ir algún sitio me pareció que se puso a la defensiva; pero lo que había pasado es que se sorprendió, fue como si le leyese la mente.

-          Rompedor007: “Te recuerdo, que por mucho que digamos por el chat, en la realidad solo pasara lo que quieras que pase, y me refiero a cualquier cosa”

-          Rosadelsvents: “Pero es que si quería que sucediera, ese fue mi miedo”

-          Rompedor007: “Pero porque”

-          Rosadelsvents: “Estaba dispuesta a todo, sin pensarlo, mis deseos se imponían a mi mente”

-          Rompedor007: “Tal vez sea mejor así”

-          Rosadelsvents: “No tenia que haber sido así, y ahora estaríamos juntos”

Imagine que realmente estaría desnuda, y se había excitado hasta alcanzar el orgasmo.

-          Rompedor007: “Pero también puede haber una segunda vez”

-          Rosadelsvents: “Cuando podrás volver a Barcelona”

-          Rompedor007: “Por eso no te preocupes, cualquier fin de semana puedo ir”

-          Rosadelsvents: “Seguro, no tienes a alguien los fines de semana”

-          Rompedor007: “como te dije soy soltero, solo tengo amigas; a ti te considero ya una amiga”

-          Rosadelsvents: “El que digas eso sin que hayamos hecho nada es mucho para mi”

-          Rompedor007: “Es la verdad”

-          Rosadelsvents: “Sabes una cosa, aunque no es seguro este fin de semana que viene mi marido y mi hijo quieren ir de acampada, bueno a un albergue al pirineo, no es la primera vez”

-          Rompedor007: “Si es posible no hay problema”

-          Rosadelsvents: “Lo mas difícil será convencerles para que vayan sin mi”

El tiempo había pasado volando y tuvimos que despedirnos.

-          Rompedor007: “Hasta mañana, y tápate no te hayas a resfriar”

-          Rosadelsvents: “Hasta mañana, y cuida tu 20x4, que el fin de semana tendrá que hacer un gran esfuerzo”

 El lunes, nos costó coincidir, por eso nos pusimos un mensaje de quedar a una hora concreta, por la noche. Me confesó que tenía miedo que su marido sospechara algo, al quedarse hasta tan tarde. Por lo que nos dejábamos mensajes sin estar conectados a la vez.

Fue el jueves cuando entre, por la noche tenía un mensaje de Rosa.

-          Rosadelsvents: “No soporto mas esta tensión, esta tarde mi marido me ha dicho que no tenía claro el salir este fin de semana, si yo no iba”

Le conteste.

-          Rompedor007: “No te preocupes si no es este fin de semana será el próximo”

Justo a las doce y unos minutos.

-          Rosadelsvents: “Estas por aquí o ya te has ido a dormir”

-          Rompedor007: “Si que estoy, sabes algo del fin de semana”

-           Rosadelsvents: “Antes de irse a la cama me ha dicho que el sábado por la mañana se irían al pirineo”

-          Rompedor007: “Tienes algo pensado, porque yo si”

-          Rosadelsvents: “Bien, cualquier cosa menos en mi casa, están los vecinos”

-          Rompedor007: “Un amigo me ha dejado su casa de la playa en Castelldefels”

-          Rosadelsvents: “Sera un sitio discreto”

-          Rompedor007: “Muy discreto, toda la casa para nosotros solos”

-          Rosadelsvents: “Como lo hago”

-          Rompedor007: “Cuando salen para el pirineo”

-          Rosadelsvents: “si es como otras veces se irán temprano. A las 7”

-          Rompedor007: “Pues tu coges el tren a las 9 y yo te espero en la estación de Castelldefels, allí te recojo”

-          Rosadelsvents: “Pienso que es una locura, pero lo estoy deseando”

-          Rompedor007: “Creo que es lo mejor”

-          Rosadelsvents: “Vale, mañana no podre conectarme, pues no quiero dar a mi marido motivo para eliminar el viaje”

-          Rompedor007: “Perfecto, que tengas buenos sueños”

-          Rosadelsvents: “Los tendré soñando contigo”

El viernes estuve algo despistado, y decidí irme al mediodía a la casa de la playa de mi amigo. Cuando llegue, me acerque a un bar donde me darían las llaves. Les dije donde podía conectarme a internet. Y fue en el mismo bar que tenían conexión.

Entre en el chat, Rosa estaba conectada.

-          Rompedor007: “Ya estoy aquí, mañana te recojo en la estación”

-          Rosadelsvents: “Me has pillado por casualidad, ya me iba a ir. No te puedes imaginar lo nerviosa que estoy”

-          Rompedor007: “Tranquilízate,  ya me conoces”

No hubo contestación. Así que me fui a la casa de la playa, ya había estado en ella un par de veces, pasando unos días. Cuando deje todo, me fui cerca a un restaurante a cenar, y me fui pronto a dormir.

Por la mañana, me levante y me dirigí a la estación; mire la llegada de trenes, faltaban 5 minutos para llegar el que había salido de Barcelona a las 9, se me hicieron eternos, y cuando llego, espere a ver si bajaba, la decepción fue grande al no venia. Por un momento pensé que me había dado plantón. Cuando iba a salir de la estación allí estaba ella. Me acerque a ella.

-          Pero, ¿Por dónde has bajado? – le pregunte.

Se me abrazo, y nos besamos.

-          No podía esperar y salí en el tren de las 8 y media, llevo aquí casi media hora.

Cogí su maleta, y nos dirigimos al aparcamiento, no la había visto al llegar porque había entrado por la otra puerta.

-          Estoy muy nerviosa, más que la primera vez – dijo cogiéndose a mi brazo.

Ya en el coche, nos besamos.

-          Espero no defraudarte – dijo ella.

-          Porque me ibas a defraudar.

-          Tú tienes experiencia en estas situaciones, yo es la primera vez.

-          Pero cada mujer es diferente – dije sonriendo.

El trayecto fue corto, no más de 10 minutos.

Entramos en la casa.

-          Si te sientes mejor podemos ocupar habitaciones diferentes.

-          Gracias, pero he venido decidida a todo, sino no habría venido.

-          Pues entonces esta es la habitación grande – dije abriendo la puerta.

Entramos, y ella dejo la maleta a un lado y se acerco a la cama, y se sentó.

-          Como te he dicho estoy más nerviosa que la primera vez, parezco una chiquilla.

Me acerque a ella, se levanto y nos besamos.

-          Tengo que confesarte algo – le dije.

-          Me tengo que sentar de nuevo.

-          Realmente, no mide 20x4.

-          Oh, bueno…

-          Mide, 19,99x 3,99.

-          Me da lo mismo, como si no midiera.

Le desbroche el vestido, dejándolo caer, se quedo con la ropa interior. Ella se dejo caer en la cama, yo me desnude. Ella miro mi polla.

-          De verdad que no hace 20x4.

-          Ahora lo comprobaras.

Me tumbe junto a ella, acaricie su cuerpo, sacándole las tetas del sujetador, besando y chupando sus pezones, ella comenzó a gemir, mi manos se deslizo por su cuerpo hasta llegar a sus bragas, metí los dedos por debajo, entrando en su entrepierna, acariciando su rajita, sus labios y su clítoris.

-          Anoche, me imagine este momento – dijo jadeando Rosa.

Las caricias se sucedieron, ella me cogió la polla, y la acariciaba contra su muslo. Le quite las bragas y el sujetador. Sus gemidos fueron en aumento, hasta alcanzar un orgasmo.

-          Quiero que me la metas, quiero sentirla dentro.

Abrí el cajón de la mesita, la noche anterior había dejado unos preservativos, saque uno.

-          Eso, para que – dijo Rosa.

-          No quieres que lo use.

-          Tú lo necesitas.

-          Es por ti.

-          No es necesario, tomo la píldora, y quiero sentirla natural.

Me situé entre sus piernas, hice que mi polla acariciara sus labios y clítoris antes de meterla, al principio costo algo, pero cuando entro fue todo como la seda, hice que pusiera sus piernas sobre mis hombros, haciendo la penetración más profunda, ella solo jadeaba, y decía monosílabos como – si, sigue, mas, no pares – no tardo en alcanzar un segundo orgasmo, pero no pare, seguí empujando, cambiando varias veces de posición. Hasta que ella se puso arriba, cabalgando mientras yo agarraba sus tetas. Un nuevo orgasmo de ella hizo que se dejara caer sobre mí.

-          No me lo puedo creer, es más que con mi marido; pero tú no has llegado. No he sentido su leche dentro de mí.

-          No te preocupes, tenemos aun tiempo.

Como estaba a mi lado, la bese, mi mano viajo a su entrepierna, para acariciarla, pellizque su clítoris, dio un pequeño grito.

Me coloque entre sus pierna y volví a metérsela, entrelazo sus piernas en mi espalda, fui empujando fuertemente, arrancándole gritos de placer. Estaba a punto de correrme, acelere el ritmo, hasta que me corrí; seguí empujando y ella alcanzo un nuevo orgasmo.

Nos quedamos abrazados sobre la cama, descansando.

Ella se separo de mí, se giro, apoyo su codo en la almohada y la cabeza en su mano, mirándome.

-          ¿Y ahora que? – pregunto Rosa.

-          Podemos pasear por la playa.

-          No me refiero a eso.

-          Te refieres a ...

-          Me refiero, a que sucederá ahora que has conseguido lo que querías.

-          Dirás que hemos conseguido, ha sido cosa de dos.

-          Puedo parecer algo tonta, pero no lo soy. Anoche me di cuenta que todo lo sucedido, y no sucedido seguía un plan.

-          ¿Un plan?

-          Una telaraña en la que había caído, y cada vez me liaba más y más.

-          Si pensaste eso porque has venido.

-          Como te dije el deseo no me permitía ver con claridad. El otro día allí en la parada de metro te vi, espere deseando que te marcharas, pero no lo hiciste.

-          Falto muy poco.

-          Y esta mañana, te vi llegar, espere a que llegase el tren y ver tu reacción; pero cuando te tuve delante como si un velo cubriese mi mente, solo deseaba estar contigo, hacerlo, sentir el placer contigo.

Hizo una pausa, se dejo caer boca arriba.

-          Pero seamos realista, yo he sido una oveja descarriada de la manada, y tú el lobo que ha sabido aprovecharlo. Una vez conseguido solo soy un número más de esas que dices tus amigas, porque no me dices que ha sido de ellas.

Se levanto, sin dejarme decir nada, porque tenía mucha razón. Se marcho al baño sentí correr el agua, no sabia que hacer, me había desarmado por completo. Me volví a vestir y salí al salón, encima de la silla de la entrada estaba su bolso. Rebusque en su interior, realmente no sabia que buscaba, lei varios papeles, incluso su D.N.I. no sabia que espera encontrar; sentí abrirse la puerta del baño, así que deje de buscar.

Ella salió del baño liada en una toalla, me miro.

-          Me vas a llevar a la estación, o me llamas un taxi.

-          Porque no te quedas, pasas el fin de semana aquí, si quieres el que se va soy yo.

-          Eres muy peligroso – dijo intentando sonreír; pero le salió una mueca.

Se metió en la habitación y unos minutos después salió ya vestida.

-          Que has decidido, llamas un taxi.

-          No hará falta te llevo a la estación o si quieres a tu casa.

-          Con llevarme a la estación ya habrás cumplido.

Salimos, nos montamos en el coche y a lleve a la estación, quise salir del coche y acompañarla.

-          No hace falta que me acompañes, la espera del tren seria incomoda para ti y para mi.

Desde fuera de coche.

-          Te acuerdas, como empezó todo, en el chat “Amistad o lo surja”, yo buscando amistad y el resto lo que surja. Pues me equivoque todos incluso yo lo que buscabamos era lo que surja.

-          Nos volveremos a ver.

-          Quien sabe, como tu dices siempre nos quedara el chat, adiós.

Cerró la puerta y se marcho.

Yo arranque el coche y me volví a la casa de la playa, me senté en la terraza, mirando la playa, pensando en lo sucedido. Tenia que reconocer que mi objetivo desde que comencé a chatear con ella era que terminásemos en la cama, y había dado por sentado que eso también era lo que ella quería.

Estaba confundido.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© jase

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de jase
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS