En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.056 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.460.927 Miembros | 20.414 Autores | 105.820 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » MADRE E HIJO XVII. LA HISTORIA DE JUANA Y MARTIN
[ +

ZONA SEXO

CONTACTOS

CAMS TODORELATOS
Fecha: 08-Jul-18 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Madre e hijo XVII. La historia de Juana y Martin

rey
Accesos: 24.866
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 12 min. ]
 -   + 
Siguen las aventuras sexuales entre Juana y Martín. A que se atreverán esta vez? Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Al despertarse, Martín la abraza.  Juana disfruta del abrazo y de sentirse apoyada por su hijo y le dice:

-          Hoy es muestro ultimo día completo en Brasil

-          Sí, ¡no voy a olvidar nunca estas vacaciones! Martín la besa en el cuello

-          Mmmm, Juana se acomoda y corresponde tomando el brazo de su hijo y haciendo más estrecho el abrazo

-          ¿Te dije que te quiero? Martín le susurra al oído mientras su dura verga se aprieta contra el culo de Juana

-          Mmmm, creo que no. Juana hace movimientos para sentirse apoyada más plenamente, y lo logra

-          Mami, el otro día no me terminaste de decir algo que me iba a interesar y anoche me mandaste a dormir con la intriga

-          Bueno, te voy a contar… Juana estaba dispuesta a hacerlo

-          Dale contame, Martín estaba ansioso

-          Bueno, te acordás lo que te conté de Ana y lo que pasó en la playa…Juana no sabía cómo abordar el tema

-          Si si, ¡que casi terminan matándose con Ana! Uf lo que me hubiera gustado ver eso…Martín tenía la verga muy dura presionando el culo de su madre

-          Bueno, ese día me dijo que le había gustado mucho tu verga y que por eso y por mis tetas se había calentado mucho, Juana quería contar con lujo de detalles y calentar a su hijo

-          Si si, seguí. Martin estaba ansioso y su bóxer blanco estaba tirante como una carpa de circo

-          Mmmm, que duro que está eso…la bombacha blanca de Juana sentía la presión de esa verga y no dejaba de mojarse

-          Dale, seguí contándome. Martín no quería que se desviara el tema, tenía un buen presentimiento con lo que le iba a contar su madre

-          Bueno, el tema es que me dijo que le gustaba tu verga y que estaba re caliente, Juana le daba vueltas al asunto

-          Si ¿y que más? Martín quería saber a dónde llegaría Juana con esta historia

-          Bueno, cuando nos despedimos el otro día en el hotel, me pidió que la llamara para vernos en Buenos Aires. Juana iba lentamente con la narración

-          ¿Ah sí? ¡Qué bueno! ¡A mí también me gustaría verla! Martín estaba expectante

-          Jaja, seguro que ella tiene más ganas de ver a tu pija de vuelta que a otra cosa, Juana se restregaba contra la poronga dura de Martín

-          Mmmm, ¿sí? ¿Le gustó mi pija? Martín empujaba su erección contra el culo de su madre

-          Mmmm, le encantaba! Ella misma me lo dijo y…Juana iba a continuar

-          ¿Y qué? ¡Decime! ¿Qué mas dijo? Martín estaba excitado y curioso

-          Bueno, me dijo que se daba cuenta de que éramos madre e hijo y hasta me alentó a que no me hiciera drama y le diera para adelanta, decía Juana

-          ¡Ah! Mirá vos! No me imaginé que se podrían dar cuenta

-          Sí, es más, te diría que fueron sus palabras las que me hicieron relajarme un poco en cuanto a nuestra relación y empecé a dejarme llevar, Juana se acurrucaba contra la pija de Martín

-          Mmmm, te gusta acomodarte contra la pija de tu hijo? Martín le susurraba al oído

-          Mmmm, Si! ¡me encanta la pija de mi hijo! Juana se había calentado recordando a Ana y sus palabras de aliento

-          Mmmm, y queres que te meta la pija tu hijo? Martín sabía que las palabras fuertes encendían a su madre

-          Mmmm, si me re calenté acordándome de Juana y sus palabras…Juana estaba realmente decidida a jugar con fuego

-          Mmmm, ¿y te gustaría estar con Ana? Martín ya estaba bajándole la bombacha

-          Mmmm, ¿y a vos no te gustaría verme con ella? Juana sabía que la fantasía común a muchos hombres era el lesbianismo, y creía que su hijo no iba a ser la excepción

-          Mmmm, ¡Claro que me gustaría! Martín se bajó el calzoncillo y su verga saltó disparada como un resorte

-          ¿Y que más te gustaría? Juana, con su culo ya desnudo, se restregaba contra la pija de su hijo

-          Me gustaría que me la chuparan entre las dos…Martín suspiraba al oído de Juana

-          Mmmm, Juana se da vuelta y besa a Martín en la boca metiendo su lengua en la profundidad de su abertura y enredando su lengua en la de él

-          Mmmm, que bien besas mami!

-          Mmmm, te gusta mi boca? Juana comenzaba abajar por todo el cuerpo de Martín

-          Mmmm, me encanta! Martin se dejaba hacer

-          Mmmm, Juana mordía levemente una tetilla de su hijo mientras continuaba su camino hacia la dura verga

-          Mmmm, Mami!!! ¡Me encanta! Martin cerraba los ojos de placer

-          Mmmm, mirame! Juana agarraba la dura verga de su hijo mientras lo miraba a los ojos

-          Mmmm, si! ¡Me encanta que me mires! Martín veía a su madre a los ojos y con su propia verga en sus suaves y delicadas manos, y a centímetros de su boca y sintió que si existía el paraíso seguramente no sería muy diferente

-          Mmmm, te voy a chupar la pija como a vos te gusta! Juana le sostenía la mirada mientras se metía la verga lentamente en su boca

-          Ahhhh, como me gusta! ¡Si! Cometela toda, Martín alentaba a su madre

-          Mmmm, me encanta tu pija! Juana ya la devoraba con ansias

-          Siiii! ¡Así! Martín le corría el pelo para poder observarla mejor

-          Mmmm, como me gustaría chuparte así y que Ana te chupe los huevos! Juana compartía una fantasía con su hijo

-          Aghhhh, me encantaría! ¡Y que se besen en la boca mientras me la chupan! Martin le sabía seguir el juego a su madre

-          Uffff, Juana instintivamente se llevó la mano a la concha

-          Mmmm, y te gustaría que Ana te chupe la concha mientras vos me la chupas? Martín vio el movimiento de la mano de su madre y quiso aprovechar

-          Aghhh Mmmm, Juana chupaba mientras se frotaba el clítoris

-          Mmmm, vení que te cojo…Martín agarró a Juana por las caderas y girándola la acostó boca arriba

-          Mmmm, me vas a coger? ¿Si? Juana lo miraba mientras le agarraba la cara con las dos manos

-          Mmmm, claro que te voy a coger, mi amor! Martín le metía la lengua en la boca al tiempo que le metía la pija en la concha

-          Aghhh, si! Cogeme! ¡Por favor! Cogeme! Juana le susurraba mientras no dejaba de besarlo

-          Mmmm, sentí como te la meto! Martín le hundió la pija hasta el fondo

-          Aghhhh me encanta! Metémela así! Cogeme así! Juana se sentía tremendamente excitada

-          Mmmm, me encanta cogerte! Martín deliraba

-          ¡SI, mi amor! Cogeme toda! ¡Así!

-          Mami, quiero que te imagines algo…evidentemente Martín quería algo diferente

-          Lo que vos quieras, mi amor, Juana estaba entregada

-          Vení! Martín se acostó boca arriba y acostó a su madre, también boca arriba, encima de él y la penetró

-          Mmmm, que queres que me imagine? Juana esperaba las instrucciones de su hijo y le encantaba esta situación

-          ¿Te gusta que te coja así? Martin la quería llevar más lejos

-          ¡Si! ¡Me encanta! Juana colaboraba

-          Imaginate que estas así y Ana te empieza a chupar las tetas! Martín se mojó los dedos con la lengua y empezó a acariciar los pezones de su madre

-          Aghhhh, me encanta eso! Juana estaba vibrando ante cada proposición de Martín

-          Mmmm, te gusta como Ana te chupa los pezones! ¡Ella está muy caliente también! ¡Como vos! Martín la llevaba de a poco

-          Aghhh, me encanta esto! ¡Decime más cosas! Juana estaba perdidamente caliente y se iba a dejar llevar por su hijo

-          ¡Cuidado porque Ana te quiere chupar la concha mientras te cojo, eh! Martín sabía que eso la iba a calentar a Juana y en ese momento se mojó ambos dedos y empezó a frotarle el clítoris con el dedo mayor

-          Aghhhh No doy más! ¡voy a acabar Martín! Los flujos que emanaba Juana sumado a la lubricación previa de los dedos de Martín hacían de este masaje algo realmente excitante y salvaje

-          Ana te está chupando la concha! Imaginate eso y acabá! ¡Dale! Martín sabía que a su madre no le faltaba mucho

-          Aghhhh voy a acabar, Martín! Juana estaba lista para rendirse ante las palabras, la penetración y las caricias de su hijo

-          Mmmm, va a acabar mientras te chupa Ana y tu hijo te coge? Dale, ¡acabá que quiero sentirte! Martín la llevaba al extremo

-          Aghhh Si Aghhh Ahhh Aghhhh Acabo Martín! ¡Estoy acabando!  ¡Me vuelvo loca!!! Me encanta!!! Aghhhh Juana acababa sin parar

-          Mmmm, si mami! Acabá así! Martín sigue frotándole el clítoris a su madre mientras le susurra en el oído

-          Me encanta como me calentás Martín! ¡Me haces explotar con tus palabras y eso me encanta!

-          Mmmm yo también voy a acabar mami! Aghhh me encanta! Martín anunciaba su inminente orgasmo

-          Mmmm, imagínate vos que me estas cogiendo mientras Ana te chupa la pija que está entrando en mi concha! En ese momento Juana empezó a pasar uno de sus húmedos dedos por el tronco de la verga de Martín mientras entraba y salía de su cueva

-          Agghhhh mami! ¡Acabo yo! Aghhh Ahhh Ahhh me encanta! ¡Como me haces acabar por Dios! Aghhh Ahhhh Martin se soltaba

-          ¡Si mi amor! Acabá así! ¡Me encanta!

-          Si mami! ¡No doy más! ¡Me encanta! Martín respiraba con dificultad mientras terminaba de descargarse en el interior de su madre

-          Aghhh sí, me encanta Martín! Juana parecía no saber decir otra cosa, tal era lo que le salía de sus labios

-          Mmmm, cada día me gusta más cogerte mami! Martín también se sentía relajado y feliz mientras disfrutaba de sentir el peso de su madre sobre su cuerpo

-          Mmmm, voy a salir…Juana se levantó como pudo y se dirigió al baño donde se higienizó y volvió a la cama a hablar con su hijo

-          ¿Mañana que vas a hacer, mami? Martín le acariciaba la espalda

-          ¿Por qué me preguntas? Juana no entendía la pregunta de Martín

-          Porque quería saber si me querías acompañar a comprarme unas cosas a Cabo Frío y entre una cosa y otra me va a llevar unas cuantas horas, Martín no quería separarse de su madre

-          Mmmm, no se si no me voy a quedar, hagamos una cosa, déjame en una playa y me pasas a buscar cuando te vas. Juana quería desfrutar un tiempo sola y recapacitar un poco sobre todo lo vivido en estos últimos días

-          Bueno, está bien. Me parece bien. A Martín no le gustaba estar sin su madre, pero también veía una ventaja en tener la libertad para ver y comprar a su gusto

-          Perfecto. Juana se acostó de lado para dormirse

-          Mmmm, Martín se acostó contra ella abrazándola y besándola en el cuello

 Así se durmieron y así se despertarían al otro día

 (continuará…)

Si les gustó pueden escribirme a reybaco2005@hotmail.com


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© rey

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de rey
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS