En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.328 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.460.394 Miembros | 20.318 Autores | 105.175 Relatos 
Fecha: 16-May-18 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

Sin buscarte te encontre 27

FerAguilar
Accesos: 3.167
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 18 min. ]
 -   + 
Fin Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Mi mente estaba en blanco no tenía ni la mas mínima idea de como darle la noticia a Ems, mi cerebro no podía procesar todo lo que estaba pasando.

Melissa llegó a donde nos encontrabamos Reily, Lexa y yo y se asustó al ver nuestras caras.

–Que pasa chicas? –preguntó nerviosa

–Se han llevado a la niña –Contestó Reily con los ojos llenos de lagrimas.

–De que estás hablando Reily? Que mierdas esta pasando y donde esta Fabiola? –dijo exaltada.

–Mely tranquila –habló Lexa que era la que estaba un poco mas calmada –Fabiola se acaba de ir no dijo a donde pero... Arturo ah regresado y se llevó a la niña.

–Pero.. Eso no puede ser verdad, es una broma verdad??

–No.. Que mas quisiera yo que fuera una maldita broma –Hablé con la voz llena de coraje

Me levanté y caminé hasta donde estaba mi mujer sin la mas mínima idea de lo que estaba pasando, me limpié las lagrimas, entré al cuarto y me recibió Ems con una sonrisa que al ver mi cara desapareció

–Que pasa amor? –Dijo tratando de levantarse de la cama por lo cual yo me acerqué rapido para que no lo hiciera.

–No te levantes Ems –Hablé con la voz entrecortada –tengo que decirte algo

–Que pasa Al me estas asustando le pasa algo a la pequeña?

Yo no me atreví a hablar y solo asentí de nuevo ahogándome con mi propio llanto, en ese momento entraron las chicas y trataron de calmar a Emily que al verme en ese estado quiso levantarse de la cama.

–Quiero ver a mi hija donde esta? –Gritó entre lagrimas –que está pasando??

–Ems.. Secuestraon a la niña –Dijo Melissa tratando de evitar él llanto

–Pero de que rayos estas hablando Melissa?? –le gritó –quien querría hacernos esto?

–Arturo –Dijo Reily con los ojos obscuresidos de la furia contenida que tenía.

Ems me volteo a ver esperando a que yo se lo confirmara yo solo asentí y sus gritos de desesperación se volvieron a escuchar por todo él hospital, inmediatamente entró el doctor y le puso un calmante ya que no se podía alterar por él complicado parto que había tenido.

Una vez que se quedó dormida y yo me pude tranquilizar, salí y hablé con los agentes encargados del caso de mi hija y me prometieron hacer lo posible por encontrarla, pero eso no me bastaba quería hechos no palabras.

Dos horas después mi celular comenzó a sonar contesté sin dudarlo presentía que era él y no me equivoqué

Llamada

–Diga –Respondí

–Hola amorcito me extrañaste?

–Eres un hijo de puta, porque con ella si es una bebé inocente no debiste meterte con ella porque ahora si me vas a conocer basura.

–Callate maldita lesbiana no estas en posición de amenazar, recuerda que tengo a tu pequeña Amelía y creeme que me esta causando muchas molestias llora mucho y creo que en cualquier momento una bala puede atravesar su diminuta cabeza

–No lo hagas te lo suplico Arturo dejala a ella, matame a mi pero no a ella

–Quien diría la gran empresaria Alondra Johnson suplicando –dijo con burla.

–Dime que es lo que quieres cuanto quieres dimelo y te lo doy

–Mi amor ya te lo había dicho una vez y ahora te lo vuelvo a repetir no tiene precio verte sufrir y menos después de lo que me hicieron –Dijo con furia.

–Quieres venganza ok.. Matame a mi pero no a la niña

–Lo tendré que pensar –Dijo riendo –te llamaré dentro de varias horas y te diré que es lo que quiero asi que mientras sufre maldita perra

Colgó la llamada sin decir mas y del coraje y la frustración golpeé la pared repetidas veces lastimando mi mano.

Una de las enfermeras al verme rápidamente me atendió

–Señorita mire nadamas como se dejó esa mano venga para revisarla

–Estoy bien no es nada.

–Ve Alondra eso se ve muy mal – dijo Reily detras de mi.

No dije nada mas y seguí a la enfermera, cuando terminó de curarme me levanté sin decir nada y me fui con mi esposa que justo iba despertando.

–Mi amor.. –habló al verme –tuve una pesadilla horrible, fue tan real

Mis ojos se llenaron de lagrimas y sentí un coraje enenorme crecer dentro de mi, salí de ahí como alma que lleva el diablo, salí del hospital y me dirigí a mi casa, había perdido la cuenta de las veces que Melissa y las chicas me habían llamado al celular y no les respondía.

Llegué a mi casa y me fui directamente a la caja fuerte y tomé el arma que tenía guardada para protección y estaba segura de usarla para poner a salvo a mi pequeña aunque me costara la vida.

Fabiola.

–Preparen todo que saldremos en una hora –Grité a las personas que se encontraban conmigo.

–Faby.. –Escuché que alguien me gritó desde lejos

–Que haces aquí?? –pregunté sumamente extrañada

–Sabes que de todo me entero y no podía dejarte sola en esto..

–Tu ya no perteneces a este mundo es mejor que te vayas.. –Dije poniendome el chaleco.

–Ni tu tampoco perteneces a esto Faby

–Mi vida está marcada de por vida solo por ser la hija de quien soy, así que no tengo opción..

–No debiste regresar Fabiola

–No quería estar mas tiempo sola Estela no sabes lo que es tener a mi familia lejos de mi.. –Dije molesta. –y hoy en estos momentos mi familia me necesita y no les puedo fallar.

Dije cargando mi arma y poniéndola en mi cintura.

–No estás sola Faby estoy contigo. –Dijo cargando él arma y poniéndola en su cintura de igual manera.

Alondra.

Esperé impaciente a que mi celular sonara nuevamente hasta que lo hizo y la voz que tanto repudiaba se hizo presente.

Llamada

–Hola mi amor me extrañaste?? –preguntó com bula.

–Como no tienes una puta idea –respondi con ira.

–Me alegra escuchar eso.. Mira perrita si quieren tener de nuevo a tu engendro tendrás que hacer lo siguiente..

Guardó silencio unos segundo meditando lo que estaba apunto de decir.

–Creo que 10 millones de dolores y tu vida a cambio de la de tu pequeña y tu familia..

–Es un trato. –Dije sin dudarlo.

–Mmm así me gustaa valiente, no sabes cuanto disfrutaré de ti antes de meterte un tiro en la frente

–Donde y cuando? –Pregunté

–Nada de trucos maldita porque tu hija se muere a la primera cosa extraña que vea se muere

–Creeme que iré sola.. –Dije viendo el arma entre mis manos.

–Bien.. Apesar de todo se que eres de palabra y te voy a creer alondrita pero ya sabes lo que esta en juego.

–Lo se a la perfección.

–Te Mandaré la ubicación por un mensaje de texto con las indicaciones.. Te veo en un rato mi amor.

Colgué la llamada y me subí a mi coche y esperé a que me mandara las indicaciones.

Fabiola

–Que tienes en mente? –Preguntó Estela

–Ya tengo ubicado a ese bastardo, nunca me he alegrado mas de pertenecer a este mundo de mierda –Dije encendiendo la camioneta

–Es importante para ti no? –Cuestionó viéndome fijamente.

–Es mi sobrina como no importarme –Dije con una sonrisa tonta –Haré lo que sea por ver sonreír a sus madres de nuevo

–Es Increíble como has cambiado Fabiola..

–Lo sé.. Aunque algunas cosas no cambian.. Nací para esto y no puedo ser nada mas aunque quiera..

–No.. Esto no eres tu.. Tu madre es aparte tu puedes hacer tu propia vida fuera de todo esto

–Lejos de todos? Mis amigos y mi chica? –dije negando –No, me es imposible dejarlo todo de golpe.

–Y porque tiempo atrás si dejaste todo? Sin pensar en nadie mas que en ti? Que ha cambiado?

No quise responder porque a pesar del tiempo que había pasado podía seguir doliendo. Porque la estabilidad y él amor que tenia con Melissa no lo había experimentado en mi vida.

–Muchas cosas.. Pero no entremos en detalles y hay que concentrarnos.

Algunas horas atrás había usado a mis contactos y lograron localizar a Arturo pero lo que mas me alegró fue que la persona que lo estaba ayudando era de los mios y él fue quien me dio la ubicación, estaba perdido y no tenía ni puta idea de lo que le esperaba.

Por fin habíamos llegado nos encontrabamos en las coordenadas que nos inicó mi trabajador, pero mientras nos preparábamos para entrar recibí un mensaje.

Mensaje:

Patrona acaba de llegar la señorita Alondra y este cabrón la va a matar necesita hacer algo ya.

Mis alarmas se encendieron y él miedo corrió por todo mi cuerpo y Estela lo notó.

–Faby que pasa??

–Está adentro!! Que le pasaa, no puede ser maldita seaaa!! –Golpeé el volante varias veces.

Tomé el radio de frecuencia y di indicaciones.

–Llegó la hora señores rodeen el área sin que los vean, dentro está una mujer y su hija si las dañan me responden con su vida entendido? –Dije con rabia.

Todos bajaron de las camionetas y rodearon el área, y yo bajé de la camioneta decidida a terminar con todo esto.

Alondra

Después de recibir la ubicación manejé directamente al lugar, cuando llegué dude en entrar pero él amor por mi hija y mi esposa me dieron él valor para entrar.

Caminé por un largo pasillo tal como lo indicó Arturo, al llegar al final de ese pasillo había una puerta y antes de entrar respiré profundamente.

Al entrar lo primero que vieron mis ojos fue a mi hija en un pequeño porta bebe y corrí a tomarla y escuché la voz de Arturo

–Me alegro de verte otra vez querida

Inmediatamente volteé a verlo con mi hija entre mis brazos.

–Es mejor que la disfrutes por ultima vez mi amor.. O bueno las dos se irán al mismo lugar

–En eso no habiamos quedado pedazo de mierda.. no le harás daño.

–Ohh y quien me lo va a impedir tu?

Con una mano le hizo una seña al hombre que estaba con el y se acercó a mi y si poder evitarlo me quitó el arma que tenía escondida

–Te conozco preciosa y sabía que harías algo así.. Antes de matarte te hare disfrutar como no tienes una idea Alondra.. Morirás feliz ya lo verás.

–Pedazo de mierda..

Arturo le ordenó al tipo quitarme a la niña y cuando aquél hombre se llevó a la niña con sumo cuidado cosa que me pareció absolutamente extraño, Arturo se acercó y se pegó por mi espalda dándome besos por él cuello, quería gritar llorar de la rabia que me causaba no poder hacer nada todo había sido una maldita trampa y había caído como tonta.

Se puso frente a mi y puso su arma en una mesa, comenzó a tocar mis pechos, yo no podía evitar llorar de la rabia que sentía, De un momento a otro me tenía en él piso quitandome la ropa violentamente, tocaba mis senos de manera violenta, jugó un rato con mi cuerpo, yo en ese momento solo me quería morir y no saber nada de lo que estaba apunto de suceder.

–Ahora si mi amor sabrás lo que es un hombre de verdad..

Me estremecí ante sus palabras porque ya sabía lo que seguía en ese momento... Pero una voz profunda inundó el lugar.

–Y será que me puedes decir como es un hombre de verdad? –Dijo aquella persona que se encontraba sentada en una de las sillas rodeada de muchos hombres armados.

Arturo se levantó inmediatamente y yo de igual manera, me vestí lo mas rápido que pude mientras veía la escena completamente confundida..

Que hacía ahí Fabiola y con todos esos hombres y armados?? No tenía ni idea..

Fabiola

–Que mierdas está pasando aquí? –Dijo buscando su arma pero para su mala suerte ya no estaba donde la había dejado. –Quien eres tu?

–Claro no me conoces olvidé ese detalle –Dije levantándome de la silla–Tienes idea a donde te viniste a meter?

–Ya te recuerdo eres la amiga de esas perras no? –Dijo pensando

–Sip.. –Dije sonriendo con maldad –Pero en estos momentos para ti soy tu peor pesadilla.

Hice una seña mis chicos rápidamente lo sentaron en una silla su cara era de completo pánico.

–Sabes a quien le pediste ayuda? –Le pregunté –El sólo negó y yo llamé a pedro el chico que lo estaba ayudando y venía con una sonrisa –te acercaste a el porque sabías que tabajaba para la narcotraficante más poderosa no?

–Si –Dijo secamente.

–Te informo.. Que esa narcotraficante es nadamas y nada menos que mi madre.. Asi que te metiste con las personas equivocadas Arturito.. Y sufrirás las consecuencias.

–Fabiola no te ensucies las manos deja que la policía haga su trabajo  –Dijo Estela a mi lado

–La policía?? Fue la misma que ayudó a este Pedazo de mierda, de este me encargo yo

Le apunté en la cabeza  estuve apunto de disparar cuando escuché de nuevo la voz de Estela.

–Baja esa arma Fabiola, yo me encargaré de que pague no te preocupes –Dijo apuntándome.

–Ahora que eres policía te quieres hacer la buena? –Dije con furia. – por favor Estela cuantas veces no matamos a personas, no me vengas con esto no ahora..

–Es por tu bien, sabes que si lo haces regresarás a ese mundo del que nos ha costado salir..

–Quiza yo nunca he salido..

Después de decir eso detoné el arma en la cabeza de aquel hombre..

Caminé hacia la salida junto con Alondra quien seguía en shock por lo que había presenciado

Alondra

Logré salir de ahí con la ayuda de Fabiola me sentía confundida no tenía idea ni puta idea se lo que acababa de pasar.

–Que está pasando– pregunté y Fabiola detuvo su paso

–Mira Al.. Lo que escuchaste adentro es verdad.. Mi vida no es como todos la piensan, mi madre es una de las narcotraficante mas poderosas que hay.. Estuve dentro de ese mundo por dos años y después me fui y todo iba bien hasta que regresé.. Él pasado me persigue.

–Y lo seguirá haciendo –Habló alguien a nuestras espaldas y yo volteé inmediatamente.

–Estela no te metas porfavor.. No es tu asunto

–Solo digo la verdad, Fabiola Contreras está de regreso en la ciudad –Dijo con ironía.

–Deja ese maldito tono y dejame hablar con Alondra.

–Nos vemos luego Faby cuidate –Dijo riendo burlonamente – Me alegro que te encuentres bien Alondra.

Se fue sin decir mas y nuevamente nos quedamos Fabiola y yo solas.

–Quien es? –Pregunté con una sonrisa

–Es una persona que fue muy importante en mi vida pero es cosa del pasado –Me miró fijamente y después sonrió

–No te veo tan afectada después de todo lo que acaba de pasar Al..

–La verdad después de todo lo que ha pasado ya nada me sorprende.

–Lo entiendo.. Nos vamos? Amelía nos espera en él auto

Acepté mucho mas tranquila, porque a pesar de la pesadilla en la que me encontraba momentos atrás, todo se había terminado.

Subimos a su camioneta y tomé a mi pequeña y besé su frente y nos fuimos directo al hospital..

Cuando llegamos al hospital los agentes se sorprendieron al vernos llegar con la niña y se acercaron a hacernos preguntas y obviamente omitimos la verdad.

–Llegamos a un acuerdo solo nos importaba él bien estar de mi hija –Contesté a la pregunta de un policía.

–Ahora si nos permiten tenemos que ir con la otra mamá que está muy preocupada.. –Dijo Faby.

Caminamos al cuarto  de Ems y al entrar la cara de todos se iluminó al vernos con la niña, para ese momento mis padres habían llegado.

–Hija me tenias muy preocupada –Dijo mi madre acercandose a mi y dandome un abrazo.

Después de eso me solté de su abarazo y caminé entregándole la niña a Ems que la veía con lagrimas en los ojos..

–Aqui esta nuestra pequeña sana y a salvo –Dije besando su frente.

Busqué a Fabiola con mi mirada pero no la vi y fui a donde estaba Melissa y le pregunté

–Mely donde esta Fabiola?? –

–No se solo se fue y dijo que regresaba pronto –Dijo con tristeza. –Que fue lo que pasó Al?

No creí necesario decir toda la verdad y menos perjudicar a Fabiola.

–Solo quería dinero pero creeme que no volverá a molestar –Dije segura.

–No se Al que tal si un día quiere mas dinero y hace algo peor –Dijo Reily acercándose a nosotras

–No se preocupen todo estará bien.. –Dije sonriendo  –ire a tomar aire.

Salí del hospital y vi a Fabiola de espaldas fumando, encendí un cigarro y me puse a su lado..

–Que pasa? –Pregunte

–Hey creí que estarías adentro con tu familia. –Dijo sorprendida

–También eres mi familia Faby.. Que pasa?

–Creo que no puedo estar mas con ustedes, Las personas que están a mi lado siempre corren peligro..

–Que piensas hacer?

–No lo sé, por ahora no puedo estar cerca de ustedes.. –Dijo caminando y limpiando una lágrima cosa que me Sorprendió ya que en todo el tiempo de conocerla jamás la había visto llorar.

–Faby.. –Quise detenerla pero me interrumpió.

–Fue un gusto compartir mi vida con ustedes, espero pronto verlas de nuevo.

Se fue sin dejarme siquiera hablar y sin despedirse de nadie, entré un poco  descolocada al hospital y traté de recomponerme.

Ese mismo día dieron de alta a Emily y nos fuimos a casa muy contentas, no se habló del tema del secuestro por petición mia, una vez que estuvimos solas en la comodidad de nuestra casa lloré como hace mucho tiempo no lo hacía.

3 años después

–Amelia baja de ahí que te vas a caer –Girté mientras acomodaba la mesa para la pequeña fiesta de cumpleaños de Amelía.

–Dejala que juegue no pasa nada –Dijo ems llegando a mi lado.

–Como siempre tu consintiéndola –Que será de Sebastian –hablé viendo al pequeño que ems traía en brazos

Después de Amelía y ver que la tranquilidad reinaba en nuestra vida nos decidimos a tener otro bebe pero en esta ocasión sería yo quien lo tendria y asi sucedió, después de el procedimiento la noticia de mi embarazo llegó y fuimos las mujeres mas felices por segunda vez.

La familia, amigos y conocidos comenzaron a llegar y a llenar de regalos a la pequeña Amelía que por su personalidad tan especial era la adoración de todos.

Me Alejé un poco de los demás admirando desde lejos a mi familia y en ese momento vi a Melissa entrar por la puerta del patio y venía acompañada del chico que ultimamente la acompañaba, Santiago.

Después del rescate de mi hija Amelía he sabido muy poco de Fabiola, Melissa siempre evita el tema y tiempo después mucho diria yo, conoció a ese chico que era muy buena persona y me caía bien pero Melissa y yo sabíamos que jamás había dejado de querer a Fabiola y me ponia triste.

Los saludé y se sentaron al lado de mi esposa, yo por instinto caminé al patio de enfrente  y pude ver una camioneta lujosa estacionada pero encendida, me pareció demasiado extraño y por curiosidad me acerque como no queriendo y se abrió el vidrio y pude ver a Fabiola con una sonrisa de medio lado y al verla apresure el paso y ella bajó de la.

camioneta, le di un gran abrazo que ella correspondió de igual manera.

–Faby.. Pensé que no te volvería a ver que pasó!

–No pude evitar recordar él cumpleaños de mi sobrina y vine a traerle un pequeño detalle. –Dijo extendiendo una caja pequeña.

–No quieres entrar –Pregunté dudosa.

–No, acabo de ver a Melissa entrar asi que no quiero incomodar es mejor que me vaya no te preocupes.

–Sobre eso.. –Intenté hablar pero me interrumpió.

–Tranquila yo entiendo, se lo que deje ir, pero así es esto a pesar de amarla con mi vida no quiero ponerla en riesgo.

Solo asentí y puse mi mano en su hombro.

–Gracias por venir y acordarte de tu sobrina –Dije sonriendo de medio lado.

–No agradezcas, lo hago con mucho cariño.. –habló con tristeza –Cuidate Alondra nos vemos pronto cuidame a Melissa.

Subió a su camioneta y se fue yo suspiré tranquila al menos ya sabía que estaba bien.

Nuevamente entré al patio trasero pero me encontré en la puerta a ems que me veía con algo de curiosidad.

–Era Fabiola cierto? –Dijo algo sorprendida

–Si amor.. Solo vino a dejarle algo a la

niña –Dije suspirando y abrazando a mi mujer mientras observabamos a todos en él patio que hablaban y festejaban a Amelía felices. –No te parece increible?

–Que mi amor? –Preguntó

–Nuestra historia.. Digo nos odiábamos y miranos con una familia enorme y dos hijos preciosos quien lo diría.

–Asi es quien diria que todo estaría a nuestro favor y estaríamos aquí tan felices.

Y si así es la vida te sorprende de muchas maneras buenas o malas pero al final todo te sirve para aprender una lección, todo tiene un porque y muchas veces no lo entendemos por terquedad o yo que se, y puede que suene a locura pero si tuviera que pasar todo lo que pasé años atras para poder llegar hasta donde estoy ahora, lo haría sin pensarlo.

Ver a toda mi familia unida y feliz me hacía ver que cada esfuerzo y sacrificio valió la pena y que sin buscar había encontrado la felicidad y tranquilidad que necesitaba.

Aquí les dejo él final de la historia espero que les guste, de verdad muchas gracias a todos por leer . Espero que este final sea de su agrado, para los que no sepan quien es Fabiola les recomiendo leer mi otra historia que se llama "volver a creer" que esa ya esta completa y próximamente empezaré con la segunda parte y si quieren saber un poco mas de la vida de las chicas Emily y Alondra les recomiendo leer la proxima historia. Muchas gracias de nuevo un saludo a todos. Los quiere

Fer.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© FerAguilar

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de FerAguilar
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.