En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.164 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.459.799 Miembros | 20.230 Autores | 104.621 Relatos 
Fecha: 12-Abr-18 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Embarazada insatisfecha busca...

antono
Accesos: 40.401
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
Solo te pediré algo no sigas con lo que estas haciendo, no puedo resistirlo y sería la primera vez que se lo haría a mi marido, pero si lo pienso se lo merece, me tiene abandonada Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Me encontraba de vacaciones en España, más precisamente en Vitoria-Gasteiz que es la capital del País Vasco, una ciudad con mucha historia, había alquilado un apartamento, estaba pasando unas vacaciones, desde allí fui a San Sebastián, a Navarra, iba con la idea de conocer también Andalucía que era la tierra donde nació mi padre. En el bus viniendo desde Madrid me había hecho amigo de un argentino que estaba visitando a los familiares que tenía alli. Me sirvió de guía ya que era muy conocedor del lugar.

Se llamaba Imanol, solíamos ir a comer unos pinchos por la tarde con unos chupitos de cerveza, hay muchos bares y están muy acostumbrados a ir todos cuando vuelven de sus trabajos solos o con sus  niños también

Una de las causas del viaje de Imanol era que una prima de él se casaba en un pueblo cercano a Bilbao, y eso sucedería el próximo sábado, habría fiesta todo el día, me invito a que fuese con él para que conociese sus costumbres y comidas, yo dudaba, me sería extraño con todas personas que no conocía y que entre ellos fuesen familiares.

Fue tal su insistencia que decidí acompañarlo, sus familiares le prestaron un auto, no era lejos en menos de una hora llegamos al lugar, era una vieja casona en pleno campo, pero estaba muy bien cuidada, me invito a recorrerla tenía  un gran salón con una hermosa estufa a leños para el invierno, una cocina muy grande con una gran mesa para muchos comensales, la despensa con unos ricos embutidos colgando que tenían un aroma que abrían el apetito y un baño en la planta baja, en la parte alta había cuatro,  habitaciones y dos baños.

La fiesta se realizaba en una gran carpa instalada en el parque que rodeaba la casa, Imanol me fue presentando a sus familiares, me llamo la atención una joven de un poco mas de treinta años que estaba embarazada, ya una prominente pancita, la salude y baje la mirada hacia su embarazo, era una mezcla de cariños y morbo para mí, ella lo noto y disimuladamente se sonrió.

Cada uno se ubicaba a su gusto, la comida estaba en una gran mesa larga y había que servirse, yo había estado mirando en forma disimulada a la joven embarazada, ella estaba con su marido y su hijo, el pequeño jugaba a la pelota con otros niños, su esposo casi no le hablaba y note que ella era diferente a él, charlaba con todos, se la veía disfrutar, compartir las anécdotas riéndose de las mismas, así lo hacía mientras él tomaba cerveza sin compartir ninguna charla.

La vi ir a buscar comida, yo hice lo mismo, cuando me acerque note que su perfume me encantaba, no recordaba el nombre pero era uno de mis preferidos, cruzamos nuestras miradas, me di cuenta que le gustaba, iba con mi plato ya con comida, tropecé como si fuese cierto y unas papas con mayonesa volaron hacia su vestido,  le pedí disculpas y tome una servilleta para limpiarla, había manchado su vestido cerca de los pechos, roce su cuerpo con la mano, ella me dijo que no había problemas, y como yo había pensado se dirigió a la casa.

Deje mi plato y la seguí de lejos para que no lo notase, me encantaba ver ese culo tan parado al caminar, se dirigió a la planta alta, eso me gusto ya que los baños eran más tranquilos, todos los invitados iban al baño que se encontraba abajo.

Subí a la planta alta, los dos baños tenían la puerta cerrada, acerque mi cara a una de las puertas y nada absoluto silencio, al acercarla al otro la llave del grifo estaba abierta, abrí la puerta y me encontré que ella estaba solo con un sostén y un pequeña tanga ambos de color negro, ya que se había quitado el vestido para limpiarlo. Me excito mucho verla asi, mi polla pego un salto dentro de mi pantalón, esa pancita me volvia loco.

-         Que haces sal de aquí

-         Me encantas por eso simule tropezar, quería encontrarte asi, no saldré, por como me mirabas se que te gusto

-         Lo haces o grito

De un salto tape su boca

-         No lo hagas, me vuelves loco y con la otra mano empecé a acariciar su hermosa pancita, no grites te deseo – y viendo que no gritaría quite la mano de su boca

-         No me hagas esto, soy una mujer casada y me comprometes

-         Yo he notado que tu esposo pasa de ti, y veo que tú deseas vivir la vida. A que él no te satisface como te mereces

-         Eso a ti no te importa

Mientras hablábamos yo recorría su cuerpo y ella no se resistía, había puesto la traba del baño para que ninguno entrase si por casualidad subía a la planta alta.

-         Me excita mucho tu pancita, cuál es tu nombre preciosa

-         Amaia, y tu cómo te llamas, solo te pediré algo no sigas con lo que estas haciendo, no puedo resistirlo y sería la primera vez que se lo haría a mi marido, pero si lo pienso se lo merece, me tiene abandonada

-         Hector es mi nombre. Como es eso , que dices

-         Bueno al poco tiempo de quedar embarazada, no me toco más un pelo

-         Vaya se merece que tu disfrutes

Dicho eso desabroche su sostén y me encontré con unas tetas exquisitas a la medida de mi deseo, el embarazo les había hecho muy bien, los pezones estaba muy crecidos, comencé a chuparlas, a saborear eso ricos pezones y ella empezó a jadear enloquecidas, mientras decía

-         No, no lo hagas, ahhhhh por dios, detente, te hago una propuesta

-         Una propuesta…

-         Si, una propuesta, donde estas hospedado

-         He alquilado un apartamento, está en la calle hondarribia

-         Te daré mi número de teléfono, me agregas en el whasap y combinamos vernos aquí es peligroso y yo tendría problemas.

-         Vaya, me parece bien, aunque quisiera hacerlo ahora, pero sé que disfrutaremos más si nos encontramos, confio en ti y noto que tienes el deseo a flor de piel, cumplirás con tu palabra.

Ella me dio su número de celular, lo agende en el mío, le robe un dulce beso y salí del baño, mire si alguien estaba cerca y como no había nadie baje y disfrute de la fiesta.

Muchas veces se cruzaron nuestras miradas, me excitaba mucho su cuerpo pero además había algo en ella que despertaba más que sexo.

Cuando empezó a anochecer todos empezaron a irse, nosotros también.

El domingo mire varias veces el whasap la veía en línea, pero no recibí noticias de ella, quizás estaba muy controlada.

El lunes por la mañana, ya me desesperaba no tener noticias, de pronto el timbre del whasap me avisa tengo un mensaje.

-         Hola Hector, no me olvide de ti, estoy libre si quieres verme

-         Claro Amaia como no querer verte, desespero por estar contigo

Le pase mi dirección y el departamento y no pasaron muchos segundos que me suena el timbre, no podía ser ella, si recién me había escrito, miro por el visor del portero y si, era ella, pulso para que suba mi apartamento está en el primer piso.

Espero con la puerta abierta y cuando la veo llegar con su hermosa pancita me dio un vuelco el corazón, no podía ser que yo ya un hombre maduro tuviese la dicha de tener un encuentro con esa hermosa joven.

-         Aquí estoy, imagine que era aquí por eso estuve tan pronto, prometí venir y como ves he  cumplido

-         No dudaba eso de vos, se nota eres una gran mujer, me vuelves loco – ella paso y yo cerré la puerta

-         Qué edad tienes Hector , yo tengo 33

-         Hermosa edad, yo tengo justo el doble 66, te molesta eso

-         No para mí no existen los números, si las personas, pero dime vamos a charlar todo el tiempo que este aquí o piensas ejecutar lo que no hiciste en la fiesta

Sin mediar palabra me acerque a ella y comencé a desvestirla, llevaba un vestido hermoso abotonado por delante, cuando lo quite quedo ante mi vista un hermoso sostén, haciendo juego con él una pequeña tanga, como su llegada fue de sorpresa yo solo tenía una camiseta y un short sin nada debajo, los quite con rapidez, mi polla asomo erecta ya muy excitada, le quite su sostén y quedaron sus hermosos pechos con los pezones bien endurecidos.

La lleve a la cama, la hice recostar con las piernas afuera, le quite su tanguita y comencé a acariciar el coño con mi mano, pellizque un poco su clítoris y luego acerque mis labios y empecé a chuparla, mi lengua se abría paso por el agujero del coño para luego subir hacia el clítoris, gemía enloquecida, mientras acariciaba su pancita, para mí un delicioso placer, de pronto ella convulsiono en un maravilloso orgasmo, sus jugos eran una delicia, los saboree, mis labios estaban húmedos de ellos

-         Recuéstate Hector ahora me toca a mi

-         Si dulce, lo deseo – bese su boca pasándole el néctar de su clítoris

Me recosté de espaldas y ella me lamia de arriba abajo la polla hasta que la introdujo entre sus labios, la empezó a succionar lentamente,  jugaba con su lengua, la chupaba como un helado, me acariciaba los huevos, mis manos agarraban con fiereza sus cabellos, empujando su cabeza hacia mi polla y tirando para sacarla como si me la estuviese follando, cuando  se dio cuenta que yo iba a acabar, la hizo entrar en su boca profundamente, atragantándola,  el semen la inundo, lo saboreo, lo trago y hizo lo mismo que yo hice anteriormente, me  beso para compartir el sabor de mis jugos en su boca.

Quedamos un rato recostados charlando

-         Dime de cuantos meses estas, tu pancita es muy prominente

-         Realmente me faltan pocos días, estoy en los ocho meses y medio

-         Guau, bueno me cuidare de no hacerte daño

-         Tu hazlo como siempre es bueno el sexo en los últimos días, ayuda al parto

-         Si tu lo dices, dime es cierto lo que me has dicho el sábado que tu esposo no te toca

-         Si , lo es, ya hace varios meses, yo me doy satisfacción sola, nunca lo había engañado, pero no sé lo que me paso contigo, tienes algo que me atrae mucho, aunque no sé qué es, además me inspiraste confianza.

-         Me agrada sea así tú también me atraes mucho y en forma muy especial

Besé su cuello, le di mordiscos sin marcarlo, comencé a bajar hacia sus pechos, note que era su punto débil por la forma en que se movía excitada, eran unos pechos no muy grandes, la medida justa que me gustaba a mí, los saboreaba, succionaba sus pezones, los mordia, los metía en mi boca profundamente, ella cada vez gemía mas, estaba excitada como si la estuviese penetrando, de repente los gemidos aumentaron, y tras eso exploto en un divino orgasmo.

-         Que me has hecho Hector, nunca había tenido un orgasmo cuando me chupaban los pechos, me vuelves loca, no me esperaba algo así.

-         Pues te diré que me gusta mucho chuparlos, sentir los pezones en mi boca, pero tú eres la primer mujer que he hecho acabar de esta forma

Deseaba sentir su coño por dentro, puse un par de almohadas debajo de su culo para meterla bien profundo, levante sus piernas, las abrí, mi polla se había endurecido de nuevo, la metí despaciosamente, mmmm que bien se sentía, estaba muy mojada, ella acompañaba mi vaivén gemía cada vez más fuerte, cambie el ritmo penetrándola duramente, sus gemidos se transformaron en gritos, y exploto en un hermoso orgasmo, yo sentí que ese coño me comía la polla, seguí moviéndome aunque ella me quiso quitar, la excite nuevamente nos movimos con todo , cada vez estaba más excitado, hasta que explote y ella al recibir mi semen acabo nuevamente.

Me recosté a su lado extasiado, jugábamos con nuestros labios y lenguas, me gustba acariciar esa dulce pancita como yo la llamaba, sentir el niño moverse, al rato ella me dijo

-         Se me está haciendo tarde, me ha gustado mucho nuestro encuentro y estoy decidida a verte de nuevo, mañana estarás libre

-         Libre, me dices libre, para ti estaré más que eso, hace tiempo deseaba follarme a una mujer embarazada, me da mucho morbo y a su vez mucho cariño, pero contigo fue más que eso, eres muy especial

-         Bueno guapo, mañana nos veremos, a la misma hora que hoy

Se levantó, se vistió mientras yo la comía con la mirada, nos besamos, me dijo agur y se fue. Fui urgente al diccionario a ver que significaba agur, la misma significaba adiós en euskera, idioma que hablan los vascos.

Por la noche, mi whasap suena, miro y es ella

-         Como estas, me has extrañado

-         Extrañado es poco, me he vuelto loco pensando en ti

-         Mi esposo duerme mucho no puedo hablar, solo quería saludarte

-         Me encanta lo hayas hecho, mañana quiero algo más que hoy

-         Que es eso de algo mas

-         Quiero tu culo

-         Mmmm suena bien pero te diré que lo tendrás que trabajar, hace quince años que nadie lo hace , mi esposo no le atrae eso, yo probé con un consolador y no pude

-         Bueno haste a la idea que mañana gozaras por ahí , soy muy experto en eso

-         Me voy a dormir, me has hecho mojar pensando en lo que me harás

-         Me dijiste que te consolabas sola a veces

-         A veces  no, siempre, es la única forma ya que él no me toca

-         Mmmm y si me dedicas uno a mí, te gustaría seguir mi deseos

-         Si , adelante, sería algo nuevo para mí por aquí

-         Que tienes puesto

-         Una camiseta, sin sostén y un short sin nada debajo

-         Ya me imagino lo rica que estas, mete las manos y acaricia tus pechos, juega con tus pezones, apriétalos, más fuerte hasta que te duelan, recuerda cuando te los chupe, quiero que te mojes mucho

-         Mmmm  lo estoy haciendo, como me calientas , siento mi coño empapado

-         Siento ese coño en mis labios, aún tengo el sabor de tus jugos, acarícialo, mete un dedo, otro, uno más quiero que los tres dedos entren y salgan, te sientas cogida, sigue acariciando tus pechos

-         Ahhhhh me estas volviendo loca acabare pronto, tengo que ahogar mis gemido para que no escuche mi esposo

-         No escribas sigue acariciándote hasta acabar, quiero ese orgasmo, juega con tus dedos, mas, mas, muévete, baja tu otra mano y con ella acaricia tu clítoris, te deseo, dámelo, ya lo quiero, mueveteeeee

-         Ahhhhh , ahhhhh que orgasmo, me has dado una gran satisfacción, ufff quede rendida, ahora a dormir placenteramente

-         Hasta mañana dulce, te esperare con ansia, besos, agur

-         Vaya veo lo has aprendido, agur, musuak

Dicho eso se desconectó, otra vez a buscar, que significaba musuak, besos estaba dándome lecciones de euskera ella.

Me acosté di varias vueltas en la cama hasta que me dormí, esa joven me estaba inquietando mucho

Por la mañana desayune y me aliste para cuando ella viniese, sonó el timbre, abrí apresuradamente ella había subido hasta mi apartamento, abajo la entrada la había encontrado abierta

Estaba divina , esa pancita me enloquecía, era muy bonita de rostro y una mirada que demostraba todo lo que ella sentía y pensaba, mediría 1,54 más o menos, una vez que paso la desnude rápidamente y ella hizo lo mismo conmigo, nos miramos y le dije

-         Tu culito será mío, veras como te penetrare y gozaras – ella sonrió y me dijo

-         Confió en ti, ya he notado el hombre que eres, se que de entrada me dolerá, pero luego gozare como gozaba cuando era soltera.

La acosté de costado, jugué un poco en la puerta de su ano con mis dedos y le puse un gel para lubricarla bien, me acosté detrás de ella y acaricie y bese su espalda, pase mi mano hacia adelante y empecé a jugar con sus pechos ya había notado que eso la calentaba mucho, buscaba que estuviese excitada a full, mientras lo hacía desde atrás puse mi polla en su coño y empecé a entrar y salir, ella se estaba calentando mucho, gemía, viendo que ya estaba a punto baje mi mano hacia su coño y comencé a acariciar su clítoris, puse mi polla en la puerta del culo y empecé a presionar, ella se movía mucho aunque notaba que a medida que quería penetrarla ella acusaba el dolor, en uno de sus movimientos presione más fuerte y entro parte de mi polla en su culo, ella grito y dijo

-         Espera no presiones, hazlo despacio, hasta que mi culo se acostumbre

Hice lo que me pedía, y de a poco se la fui metiendo, ella respondía el movimiento, de repente Amaia empezó a moverse más fuerte y la polla entro profundamente, que culo divino tenia, me lo estaba desvirgando ya que hacia quince años que nadie lo penetraba, ella gemía cada vez más y yo sentía que pronto acabaría, de pronto ella acabo y apretó tanto mi polla dentro de su culo, sentía sus contracciones y eso que yo también acabase lo hice dejando todo mi semen dentro de ese culo tan divino

-         Que hermoso culo tienes, me ha tragado la polla como ninguno lo hace

-         Y tú me has dado algo que hacía años deseaba

-         Estas bien o he sido muy brusco

-         Has sido todo un caballero, me cuidas demasiado

-         No te cuido a ti, cuido ese niño que tú llevas. Estas cansada

-         Cansado estarás tú, mi coño estas sediento y no le has dado de comer

-         Y como quieres que lo alimente

-         Recuéstate en la cama boca arriba, y veras como come

Acaricio mi  polla y me pajeo un poco hasta que la noto dura, se abrió de piernas y se sentó sobre ella, ciertamente el coño se la comio,  empezo a cabalgarme, ella gemía enloquecida, hasta que acabo, mi polla seguía dura, ella se bajó y me dijo, duchémonos, tengo que irme, ya en la ducha el agua caía sobre nuestros cuerpos, nos habíamos enjabonado y ya nos estábamos enjuagando cuando me dijo

-         Ahora te toca a ti

Se agacho y puso mi polla en su boca, que rico la chupaba, la metía y sacaba en su boca, me acariciaba,  jugaba con el dedo en la puerta de mi culo, yo había quedado caliente de cuando ella me había cabalgado y ya no aguante mas

-         Ahhhhh me vuelves loco

Acabe, saboreo mi semen y lo trago,  terminamos de bañarnos, nos secamos, se vistió y dijo

-         No pensé verte más de un día, pero me vuelves loca y deseo seguir viéndote, hasta cuando te quedas

-         Pues me voy en tres días

-         Creo que no me quedan más de tres o cuatro días para que nazca él bebe

-         Vaya y quieres que sigamos viéndonos , no quiero que tengas problemas aunque te deseo mucho

-         Ya te he dicho eso es bueno para él niño, hasta mañana a la misma hora. Agur, musuak

Dicho eso me beso y se fue, me quede enloquecido, me tomaba por sorpresa lo que me estaba pasando, sin esperarlo había encontrado a una mujer que tenía los mismos gustos que yo, y estaba con una dulce pancita como tanto siempre había deseado.

Salí a caminar, a recorrer un poco el barrio medieval ahí se erigía la catedral gótica de Santa María, tenía muy  cerca el tranvía, que era un hermoso trencito y con el fui, me baje en la estación parlamento, luego de recorrer entre a un bar frente de la plaza que esta la virgen blanca, tenía un nombre que me daba mucha gracia “mentirón” y allí recibí un mensaje de Imanol, como estaba cerca le invite que viniese y en poco tiempo llego al lugar

-         Hola Hector como estas

-         Muy bien, disfrutando un poco la tranquilidad de este bonito y pintoresco lugar, muy diferente al mundanal ruido de Buenos Aires

-         Qué bueno, espero la hayas pasado bien el otro día en el casamiento.

-         Realmente me agrado mucho, muy amables todos y tenido la oportunidad de probar vuestras comidas

Omití decirle cual fue el plato más rico  de la fiesta, ya que estaba saboreando lo mejor de vitoria, la dulce Amaia, una mujer que me estaba enloqueciendo, charlamos un rato, me invito con unos pinchos de a poco me iba familiarizando con sus costumbres, a las ocho él se fue a encontrarse con unos familiares y yo al departamento, allí tenia wifi y deseaba recibir algún mensaje de ella en el whasap

Me prepare unas pastas, cene y me puse a ver televisión, al rato el celular me indica que llego un mensaje, era ella

-         Hola, como esta mi argentino

-         Pues que te diré, pensando en una vasca que me tiene muy caliente

-         Mmmm suena muy bien eso, y tú que crees como estoy yo

-         Lo imagino, me gustaría tenerte aquí ahora

-         A mí también me gustaría, tendrás que esperar a mañana y tendrás lo que tu desees, pero ahora la que necesita tratamiento soy yo, estoy sola mi esposo hoy trabaja de noche

-         Estas enferma

-         Si, de calentura, mi coño está que arde, tienes el Skype en tu celular

-         No lo tengo pero lo agrego, si quieres

-         Si, te espero me gustaría verte, búscame como amaia2010

Entre al quiosco de google lo busque y lo instale, la busque y le pedí que me agregara, de pronto ella apareció llamando con video, tome la llamada y la tuve ante mi desnuda

-         Que sorpresa, no esperaba verte sin ropas

-         Deseo nos masturbemos juntos, así practicamos quizás en el futuro esta sea nuestra forma de vernos cuando estemos distantes

-         Sueles usar un consolador

-         Si tengo uno pero me da pena ponerlo así ante ti

-         Pues tráelo quiero ver como se abre tu coño y entra el en ti

Lo trajo , era negro, tenia un buen grosor y de el salía un pequeño pene para acariciar el clítoris, dijo llamarlo John

-         Ya lo usaremos quiero que te acuestes en el sofá de  costado y comiences a acariciar tus senos

Ella hizo tal cual le pedí, yo me desnude también y comencé a acariciar mi polla que se había puesto dura ante tan buena visión

-         Toma a John, chúpalo un poco como si fuese mi polla, lubrícalo

 Ella con una mano jugaba con John y con la otra acariciaba sus pechos, estaba muy excitada, gemía fuertemente como eran los últimos días su niño estaba con su abuela, nadie la podría oir, le indique que penetrara su coño con el consolador y lo hiciese vibrar, se movía cada vez más fuerte, al penetrar también tocaba su clítoris, yo jugaba con mi polla pero sin acabar tenía que guardar fuerzas para cuando estaba con ella, verla así frente a mí en la cam, me hacía soñar y pensar que en el futuro sucedería

-         Acaba para mi Amaia deseo ver los jugos de tu coño, verte así frente a mí me hace disfrutar. Dame tu orgasmo, lo deseo

Mis palabras hicieron efecto, ella se movió mas, se agito, gimió fuertemente y quedo extasiada.

-         Gracias Hector, tu mirada es muy caliente me has hecho tener un delicioso polvo, ahora a dormir, mañana por la mañana nos vemos, me gusta tu compañía.

-         La tuya también a mí , agur preciosa, musuak, me gustas

-         Musuak, agur

Ella corto la cámara y yo quede pensativo, me estaba gustando mucho esta vasca y tenía algo que me atraía y no era su cuerpo, casi no dormí con los pensamientos que rondaban en mi cabeza

Por la mañana como siempre a la misma hora sonó el timbre le abrí y entro al departamento

-         Hola, como estas pequeña

-         Bien pero creo que pronto vendrá el niño, lo presiento

-         Bueno entonces será una velada de saludos, no quiero que tengas problemas

-         Sigues con eso, mira cuando tienes sexo en estos días los músculos vaginales se van preparando para las contracciones y la dilatación en el momento del parto, como eso muchas cosas más por lo tanto olvida tu pensamiento

Nos desnudamos y cuando miro, noto que su vagina estaba muy dilatada

-         Estas segura Amaia te veo muy dilatada

-         Que tengo que gritar que me estas violando, lo haces si o si, me tienes muy caliente

Ya recostados en la cama nos acariciábamos uno al otro, su boca se mezclaba con la mía, jugábamos con nuestras lenguas, ambos palpitábamos que ese era nuestro último encuentro yo partiría hacia Andalucía y ella tendría su niño, estábamos muy excitados, le pedí que fuésemos al sofá, la hice sentar con sus piernas abiertas, me arrodille, mi polla quedaba a la altura de su coño, comencé a meterla y sacarla, no era como en día anteriores, la polla entraba y salía fácilmente, tenía el coño muy agrandado, ella gemía , ambos nos movíamos , con mis dedos acariciaba su clítoris, el ritmo se aceleraba, yo estaba muy excitado y acabe, seguí acariciando su clítoris hasta que exploto en un fuerte orgasmo, saque mi polla y bese su pancita, era la última vez que la vería seguramente, me senté a su lado y nos besamos, pero de otra forma, no con lujuria y calentura, si con cariño, algo estaba sucediendo entre nosotros.

Nos vestimos y quedamos en hablarnos a la noche para ver cómo iba todo, a mí me quedaba un día mas pero dependía de su estado el poder vernos nuevamente mañana

Ya frente a la puerta del apartamento nos besamos, fue un largo beso, quizás apasionado, pero muy silencioso, todo lo transmitimos en un abrazo.

Se fue me prepare algo para almorzar y me recosté, prendí el televisor y me quede dormido, por la noche no había podido hacerlo

Me despierto y miro mi celular, no hacía mucho había recibido un mensaje de Amaia, quizás era eso lo que me despertó, lo abro y veo sorprendido una foto, estaba en la cama del parto aun con sus piernas abiertas y él bebe ensangrentado sin lavar sobre ella

-         Ya nació mi niño, aquí lo tienes

Me sorprendió la noticia hoy por la mañana habíamos estado follando, bueno ambos estaban muy bien, me agradaba eso

Apenas si nos saludamos ya que tenía visitas continuamente y estaba muy controlada para escribir, ya al día siguiente salí para Andalucía, veremos que nos dirá el futuro, pero esto no puede quedar así.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© antono

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de antono
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.