En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 4.356 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.460.922 Miembros | 20.410 Autores | 105.801 Relatos 
Fecha: 13-Mar-18 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Me llamo Hannah

Hannah
Accesos: 58.961
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 18 min. ]
 -   + 
Me llamo Hannah, tengo 17 años y vivo en la ciudad de México y esta es la historia de como mi tío me enseña los placeres del sexo Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Me llamo Hannah, tengo 17 años y vivo en la ciudad de México, donde se ha desvirtuado la realidad hasta el punto en el que lo malo pareciera ser bueno y lo bueno es criticado intensamente, donde las chicas como yo, que gustamos de la lectura y la tranquilidad no tenemos cabida y, si a eso le sumamos que mi físico no es para nada lo que se considera ideal, ni hablar… tengo un cuerpo más bien llenito, mido 1.66 y peso 75kg, tengo piernas gruesas y frondosas, un trasero bastante grande y mis senos son también bastante grandes.

La mayoría de las chicas de mi edad son menuditas y muy coquetas, yo por el contrario me he inhibido en muchos aspectos, cuando practicamos gimnasia en la escuela, todas las chicas corren sin problemas, a mi mis senos no me dejan de rebotar, lo que provoca que todos los chicos de la escuela me vean y me señalen.

Esta por demás decir que solo he tenido dos novios y nunca he pasado de la “primera base”, mientras que todas mis amigas son unas putas hechas y derechas que cogen por lo menos dos veces a la semana, mi desesperación por quitarme la calentura que me cargo ha sido tanta que hasta incluso hace algún tiempo estuve a punto de comprar un consolador para experimentar un poco, pero mi amiga Karol me dijo que ella podría ayudarme a hacer otra cosa antes de usarlo, ya que según ella debo perder la virginidad con un hombre “de verdad” de lo contrario podría lastimarme y perder algo que dice es muy valioso, mi virginidad. Ya que como lo he mencionado anteriormente soy la única chica de mi semestre que es completamente virgen, en fin.

Hace un mes aproximadamente y en vista de que Karol no me había propuesto nada interesante que hacer para aliviar un poco mi situación, me encontraba en mi habitación en medio de una calentura tremenda tome mi computadora con la idea de ver algún video porno, pero recordé que había visto una página donde podía leer historias eróticas, amante de la lectura al final de cuentas, me decidí a entrar en una página que se veía bastante prometedora, dentro de las diversas categorías que tenía escogí, impulsada por un morbo tremendo, leer una de amor filial que hablaba sobre una tipa y su tío y de como le ponían duro y sabroso en distintas ocasiones, incluso embriagaban a la tía para que quedara inconsciente y que ellos pudieran coger por toda la casa.

fue inevitable imaginarme con mi tío Luis, hermano de mi mamá, quien es lo que se conoce como la oveja negra de la familia, es blanco, alto, delgado, con un estilo rockeron, tiene varios tatuajes e inclusive una perforación en la lengua, le encanta tomar y hasta lo han cachado con algo de mota encima, es precisamente por eso que no me dejan pasar con él más del tiempo necesario en las fiestas o reuniones, aunque a mi siempre me ha parecido muy simpático y sospecho que exagera sus acciones con el afán de molestar a mi madre que en realidad es medio mojigata y que siempre me dice que no me acerque a el y no le tome las llamadas, no vaya a ser una mala influencia para mi…

 allí estaba yo, toda mojada, caliente y deseosa pensando en mi tío y sin saber bien que hacer, comencé a tocar mis senos por arriba de la pijama, note que mis pezones se fueron poniendo duros ante mis caricias, sentía un extraño cosquilleo entre las piernas, algo que no sabría describir; sin pensarlo, comencé a tocarme sobre la pijama, ni siquiera me di cuenta en que momento mi tío se convirtió en el protagonista de aquella rica manoseada que me estaba metiendo, se sentía demasiado bien imaginarlo sobre mi, recorriendo mi cuerpo con su lengua perforada, besándolo salvajemente, dejando que sus manos tocaran cada parte de mi, sin pensarlo dos veces me quite la pijama y comencé a darme gusto un poco mas descaradamente me postre a cuatro patas cobre la cama con el culo bien parado, metiendo mis dedos debajo de las pantis negras que tenia puestas y sobando mi rajita que se sentía muy mojada llena de mis jugos que brotaban como si se tratara de una manguera en lugar de mi vagina, mientras imaginaba a mi tío dándome unas buenas nalgadas en el culo por ser tan caliente como para atreverme a seducirlo, casi podía escuchar su voz diciéndome “lo que estas haciendo no esta nada bien” era una situación tan caliente y morbosa que apenas podía con ello, pero sobre todo era demasiado real… su voz era demasiado real,

estaba a nada de correrme y llegar por primera vez a un orgasmo cuando escuche ruidos en el pasillo, se suponía que estaría sola hasta bien entrada la madrugada ya que mis papás habían asistido a “un congreso” (esa era la excusa que me daban cuando querían coger más salvaje de lo habitual, pues bien mi madre podrá ser muy mojigata en la calle, pero en la cama es toda una puta, en varias ocasiones he escuchado como le pide a mi papá que se la meta por el culo o que la amarre y guarradas peores), así que me apresure a ponerme un pants ya que mi pijama no sería buena opción si tenía que salir corriendo a pedir ayuda o algo así y me apresure a salir de mi cuarto con el bate de beisbol que me dieron para defenderme.

Al asomarme al pasillo no vi nada, pero escuche ruidos en la cocina, baje las escaleras muerta de miedo, temblando de pies a cabeza, al asomarme note que estaba prendida la luz que yo había apagado, sujete fuerte el bate y me decidí entrar en la cocina y enfrentar a quien fuera que fuese el invasor, respire hondo tres veces para armarme de valor y entre a la cocina gritando:

-¿quién anda allí?

-hay no mames, me espantaste, esa no es manera de recibir a tu tío consentido…

-Tío Luis, pero… que… que mierda haces aquí? Quien, quién chingados te dejo pasar?

-ese no es el vocabulario adecuado para una señorita jajajaja, que onda con tu bate, es que acaso pensabas golpearme con el? Jajaja en serio? Si de verdad hubiera sido un delincuente te habría quitado ese bate de dos patadas y ya te tendría tumbada en el piso recibiendo unas buenas nalgadas como castigo…

-obvio no, para tu información no soy tan débil, además aún no me has contestado, que haces aquí? Quien te dejo entrar?

Mi tío me miro de arriba abajo con una sonrisa demasiado descarada, eso y su comentario acerca de darme unas buenas nalgadas de inmediato me hicieron recordar que apenas 10 minutos antes me estaba masturbando deliciosamente mientras pensaba que me daba unas buenas nalgadas… no pude evitar sonrojarme y pensar que si bien me puse un pants en lugar de mi pijama evidentemente no me cambie las pantis que estaban empapadas de mis jugos y que, seguramente mis manos olían de tanto que me frote la vagina… de pronto como una cubeta de agua helada recordé la voz de mi tío diciendo “lo que estas haciendo no esta nada bien” y casi me da un infarto al pensar que probablemente me había visto masturbándome, después de todo, su voz era sumamente real, demasiado real para ser franca, no pude evitar decirle

-no me has contestado, que..q..Que ha..Hace..haces aaaa..Aquí?

-que curioso, no recordaba que fueras tartamuda, te sientes mal Hanny?

-hace mucho que nadie me llamaba así, y no, no soy tartamuda, es solo la impresión que me ha causado verte… aquí, además sigues sin contestar mi pregunta, que haces aquí? Tiene mucho que llegaste, hace cuanto? Solo has entrado a la cocina? No te quedes callado, contesta…

-Relájate, te va a dar un ataque de ansiedad, vine porque tus papás tuvieron un mmmm “accidente”, nada grave no te espantes, al parecer el carro se descompuso en la carretera de Puebla, por lo que me comento Sunny tendrán que esperar todo el fin de semana a que arreglen el carro, así que trato de comunicarse contigo pero no contestas el celular, que tanta sería su desesperación que me pidió que viniera a verte para checar que estuvieras bien, me ha dicho donde guardan las llaves de emergencia y me ha pedido que me quede contigo todo el fin.. Así que como veras Hanny, estamos solos todo el fin de semana, que se te antoja que hagamos?

-que hagamos de que? O que… o como? –dije poniéndome toda roja no pude evitar imaginarlo penetrándome y dándome unas buenas nalgadas al hacerlo, vaya, al parecer la calentura no solo no se me había pasado sino que, al pensar que probablemente me había visto masturbarme me puse al cien, sentí como inmediatamente se volvía a mojar mi vagina y un cosquilleo intenso me recorrió todo el cuerpo, mis pezones se pusieron duros y tuve una necesidad desesperada de que me los mamara allí mismo… me costo demasiado trabajo controlarme y no brincar encima de el para que me cogiera de una vez por todas.

-te sientes mal Hanny, te ves demasiado roja, tienes calentura jejeje? Necesitas que te ayude con algo… - dijo de forma que quedo muy claro que hablaba en doble sentido, pude entender por el morbo con el que me veía que me vio masturbarme, el muy cabrón me vio y ahora estaba usando lo que vio para joderme, para divertirse burlándose de mi, sentí unas ganas tremendas de ponerme a llorar, pero puse todo mi esfuerzo en controlarme y no soltarme a llorar, después de todo ya no era la niña a la que siempre hacia sentir mal e incomoda con sus burlas ahora era una mujer y si quería que me sintiera mal no lo conseguiría.

-pudiera ser, toda esta adrenalina me tiene mareada, han sido demasiadas emociones en una sola noche, no creo que pueda dormir bien, eso es todo

-si entiendo, supongo que estabas “entretenida” y te interrumpí no?

-pues si, sabes, la verdad es que si estaba muy entretenida, tanto que ni escuche cuando entraste a la casa, si no es por los ruidos que se escucharon en el pasillo… es verdad, lo que me alerto fue un ruido en el pasillo de arriba y tu estas aquí en la cocina de no haber sido por ese ruido jamás me hubiera dado cuenta que estabas aquí, seguro que no fuiste tu el que hizo ruido?

-yo? Pues no, aunque supongo que estabas muy entrada en tus asuntos ya que de otra forma me hubieras escuchado, ya sabes que eso de ser sigiloso no es lo mío, yo más bien soy bastante escandaloso no importa lo que vea NUNCA me puedo quedar callado o sin dar mi opinión jejeje

Ya estaba, esta era la confirmación a mi sospecha, el muy cabrón me vio masturbándome, seguro la paso de lo lindo viendo mi culo al aire y como me tocaba por debajo de las pantis, que cabrón, pero que pretendía, porque no simplemente me decía que me vio y tenia una de esas platicas de adultos, será que le gusto? Acaso le llamo la atención o simplemente no quería que me sintiera incomoda, después de todo íbamos a pasar juntos todo el fin de semana…

-veo que Poch no tiene ni una cerveza verdad? Acaso Sunny no lo deja?

-sabes tío? Eres el único que nos dice así, cuando era pequeña me parecía divertido pero ahora creo que ya no tanto, y no, Susana no toma y Francisco nunca trae alcohol a la casa.

-jajajaja Susana y Francisco… en mis tiempo se les decía papá y mamá sabes? En fin, estarás bien si te dejo sola un rato? Voy a la tienda por un poco de alcohol, no pienso pasar este fin de semana sobrio solo porque tengo que cuidarte, claro que si gustas puedes acompañarme a menos que quieras aprovechar para “asearte un poco”

-no, no lo necesito iré contigo además así podre escoger algo para mi… yo también quiero un trago…

-no sabía que tomaras, pero vale al fin de cuentas no soy tu padre…

Regresamos a la casa después de media hora, los primeros cinco minutos fueron bastante incómodos sobre todo porque tuve que cerrar las piernas con demasiada fuerza para que no saliera el olor de mis fluidos, después mi tío prendió un cigarro y el olor del tabaco hizo que me relajara bastante, al llegar a casa y después de tomarme tres skyy en el camino, estaba más que relajada y feliz.

-venga Hanny, tomaste demasiado rápido, no vayas a vomitar el carro

-no inventes, nadie se embriaga con tres skyy

-si lo que digas, pero sal ya de mi auto quieres?

-esta bien esta bien, venga ya Salí, tranquilo? O que necesitas para relajarte…

-pues ya que lo mencionas no me vendría nada mal un buen masaje o una buena cogida o ya en su defecto un churro, ahora que si se pueden las tres estaría de lujo –me dijo mientras me guiñaba un ojo y me sonreía descaradamente al tiempo que cerraba su coche y se encaminaba hacia la puerta de la casa, me quede como piedra junto al carro sin saber que responder a su comentario…

-venga Hanny, no piensas quedarte allí parada verdad… entra conmigo tomemos un poco mas y pasemos una noche agradable, ven estoy seguro que lo pasaras genial, puedes preguntarme lo que quieras sobre chicos y me cuentas como vas con tus noviazgos, hoy estoy de buen humor.

Entramos a la casa, sin hacer más comentarios mi tío fue directo a la cocina, preparo algo para botanear, sirvió dos cubas y llevo todo a la sala de la casa,

-ahora si, ya estamos listos… quieres que hablemos como gente decente o jugamos alguna jalada de esas que acostumbras los chavos como botella y esas tonterías…

-pues normal, solo estamos tu y yo…

-ok entonces siéntate y cuéntame, que tal vas con tu novio? Coge rico?

Mientras el hacia esa pregunta, yo estaba tomándole un buen trago a mi cuba, casi me ahogo al escuchar sus preguntas tan directas, evidentemente se dio cuenta y se ataco de la risa

-relájate, no tiene nada de malo que platiquemos abiertamente, puede que te ayude más de lo que te imaginas… venga cuéntamelo todo…

-mmm pues es que yo… mmmm pues yo, no tengo novio

-ok entiendo, ahora se acostumbra así no? sexo libre y sin compromisos ni romanticisismo ni ninguna de esas ridiculeces de flores y chocolates a las que estábamos acostumbrados

-no, no es eso, es que yo… pues es que yo…. Mmmmm…. Soy… soy, pues soy virgen…

-que??? - Ahora era el quien casi se ahogaba de la impresión.

-cuantos años tienes Hannah? 19? 18? En serio eres virgen, no te creo

-tengo 17… y si, sabes? a nadie le gusta una chica como yo… ya sabes…

-como tú a que te refieres con eso? Yo te veo muy guapa y sinceramente estas demasiado sabrosa, créeme cualquiera moriría por ahogarse entre tus tetas, con ese par de nalgas que te cargas a cualquiera se le pone dura, no sabes la cantidad de cosas que se podrían hacer con unas nalgas como las tuyas.

-basta tío, no me hables así, sobre todo porque sabes que no es verdad. Además no me siento cómoda hablando de esto contigo.

-esta bien, esta bien, pero en primera no me digas tío, dime Luis, así entraremos en confianza más rápido, en segunda lo que te acabo de decir es verdad, estas más que buena Hannah, estas deliciosa, como para comerte entera y no dejes que nadie te diga lo contrario ok? Y en tercera venga, tomemos unos cuantos tragos más, necesito que te sientas libre para contarme como es que sigues siendo virgen.

Comenzamos a platicar de otras cosas, de su trabajo como camarógrafo, de lo más raro que le había pasado en su profesión que había sido grabar una especie de película porno, también me explico que significaba cada uno de sus tatuajes, me dijo que estaba soltero porque su ex lo había dejado por otra…

dijo que fue su culpa ya que después de grabar aquel video porno se había quedado privado con la idea de hacer un trío así que hizo todo por convencer a su chica para que hicieran su fantasía realidad y después de eso ella le dijo que se había dado cuenta que le gustaban más las mujeres, situación por la que había pasado un par de meses sin tener sexo placentero, pero me aseguro que ya le urgía echar un buen palo, después me pregunto por la escuela, las calificaciones, mis amigos, y entonces ya con varias cubas encima retomo el tema de mi virginidad, después de todo lo que acababa de confesarme no podía negarme a contarle además junto a su ultimo lio amoroso lo mío era una tontería…

-Pues bien, ha llegado el momento de que hablemos de ese asunto que me ha dejado más que intrigado, como es posible que sigas siendo virgen con lo extremadamente rica que estas.

-eso dices tu porque eres mi tío…. Jajajajaja ok no, eso se escucha demasiado pervertido…

-Hannah YO soy un pervertido y créeme en este momento encantado de la vida te cogería sin pensarlo dos veces…

-jajaja que atrevido eres, se que es broma y que lo dices porque me quieres, por eso me ves bonita, pero soy la única chica de mi semestre que sigue siendo virgen, Karol tiene relaciones hasta tres veces a la semana con diferentes chavos, incluso ha tenido sexo anal y yo, yo nunca he podido llegar ni a segunda base…

-wow, me encantaría conocer a Karol, conocerla a profundidad, un culito de 17 años que se deje dar gusto por el ano, no se ve todos los días… cuando me la presentas?- por alguna extraña razón su comentario acerca de mi amiga me hizo sentir muy molesta, pensar en mi tío dándose a mi amiga era algo que simplemente me puso de mal humor…

-por qué con ella? Porque es una zorra dejada? Yo también me dejaría dar por atrás… digo, que el problema no es que yo no quiera, el problema es que nadie quiere conmigo, he salido con un par de chicos, pero ha sido bastante desagradable, a Juan le dije que quería tener sexo y me dijo que no estaba listo… que clase de chico de 18 años no esta listo… el problema es que estoy horrible y Karol se cae de buena la muy zorra – dije bastante molesta y ofendida por su comentario, después de todo, Karol sería muy mi amiga pero no dejaba de ser una golfa hecha y derecha…

-jajaja el verdadero problema es que estas rodeada de pendejos... la verdad unas nalgas como las tuyas no se deben dejar pasar así sin más, te lo digo en serio, puta madre que si no fueras mi sobrina en este mismo momento te estaría mamando toda la raja…

-lo dices en serio?

-claro que si, con esas tremendas tetas que te cargas me podrías hacer una cubana riquísima..

-una, una que?

-jajaja hay Hanny en serio te falta mucho, muchísimo por conocer, como me gustaría poder enseñarte un poco de todo lo que te estas perdiendo..

-en…enseñarme? Quieres decir, pero si eres mi tío… creo que hemos tomado demasiado, será mejor que me vaya a dormir.

-tranquila Hanny, que no pienso violarte ni hacer nada que tu no quieras, pero sinceramente he visto como te masturbas y créeme cariño lo haces de la chingada jejeje yo podría ayudarte con ese asunto.

Ya estaba, lo acababa de decir, eso que estuve sospechando toda la velada, me había visto masturbarme y no solo tenia el descaro de decírmelo así sin más sino que encima me decía que lo había hecho mal… que me estaba masturbando mal. Como podía ser tan cabrón

-claro, tu debes ser un experto en masturbarte no? si tienes tanto tiempo sin coger luego de que te dejaran por otra vieja… es obvio que eres un experto en masturbarse – le solté llena de ira y tratando de que humillarlo para que mi propia humillación no fuera tanta.

-cálmate Hanny que no lo dije por ofenderte, pero es la verdad te apuesto a que llevabas mucho tiempo tocándote y ni siquiera pudiste sacarte un orgasmo.

-eso es cosa que a ti te vale madres.

-jajaja tienes razón, no te enojes, solo déjame decirte que para masturbarte tienes que quitarte toda la ropa, así podrás mover tu mano libremente y tocar diferentes puntos al mismo tiempo eso intensificara tu placer como no tienes idea.

Lo mire llena de rabia y de indignación, aunque sinceramente tenía que reconocer que efectivamente no sabia que me tenía que quitar toda la ropa para poder tocarme mejor, pero obviamente jamás reconocería eso ante el, me miro fijamente y me sonrió, una sonrisa encantadora, se levanto del sofá y camino lentamente hacia mi, no se si el se tambaleaba o yo lo veía mal por tanto alcohol pero cuando lo tuve cerca de mi y respire su perfume me sentí completamente mareada, caliente y con unas ganas de coger que nunca había tenido en mi vida.

-y entonces dejaras que te enseñe?

-eres mi tío, no puedes ni debes hacer este tipo de cosas… no es correcto.

-venga Hanny, diviértete eres apenas una chica, no tienes edad para estar tan amargada, vamos estamos en confianza quien mejor que yo para enseñarte, venga quítate un poco de ropa, te ayudare a tener un orgasmo que ya veras, prometo no tocarte solo te diré que hacer, además necesitas aprender a amar tu cuerpo, que es bastante hermoso…-

Me dijo mientras me veía fijamente y yo sentía su cálido aliento sobre mi boca, me puso mas que al cien, estaba empapada y moría no solo por masturbarme sino porque me cogiera allí mismo, pero no podía decir palabra, me había quedado petrificada, perdida en su mirada, en sus rasgos finos, en su facha de malo… el interpreto mi silencio como una autorización y comenzó quitándome la chamarra para seguir con mi blusa,

-venga así, quítate todo esto, mira que par de tetas tienes, están enormes, se ven deliciosas, como me gustaría mamarlas… hare que tengas una noche increíble Hannah, te vas a convertir en mujer tu sola, empecemos por quitarte el bra, deja libres tus senos para que puedas tocarlos, eso así mira nada más que tetas, mierda. Que se me ha puesto dura solo de verte… tienes una cara de ángel y un cuerpo de tentación que no mames.

Sujeto mis manos y las puso sobre mis tetas haciendo que las recorriera un poco de arriba hacia abajo, tomo con la boca un hielo de su cuba y me lo puso en la mano

-quiero que frotes tus pezones muy lentamente con esto… despacio, disfrútalo, siente la diferencia de temperatura del hielo y tus pezones… eso así, gózalo.

Era una sensación extraña y deliciosa, si al principio no quería moverme ahora me sentía con necesidad de más, de moverme más mis caderas comenzaron a moverse en círculos buscando algo que no encontraban, mis pezones estaban durísimos tanto que dolían, al parecer mi tío sabía perfectamente lo que sentiría porque me dijo

-mira tus pezones, mueren por una buena mamada están durísimos, pero hoy no, hoy necesitas conocerte bien, saber que desea tu cuerpo, venga, quítate los tenis y el pantalón, que no te de pena Hannah créeme eres hermosa, mucho más hermosa de lo que puedes imaginarte.

Lo obedecí y me quite la ropa, quedándome solo en pantis, dio tres pasos atrás y me miro fijamente, vi su pantalón y me di cuenta que tenía la verga enorme y súper dura contra su pantalón no pude evitar imaginarme con todo eso dentro de mi…

-así? Así esta bien?

-muy bien Hannah, así me gusta, ahora date una vuelta, venga sin pena, date una vuelta para que pueda ver ese tremendo culo que te cargas, mira nada más estas riquísima… necesito que te sientes en el sofá y abras muy bien tus piernas, sin olvidarte de tus pezones comienza a tocar por encima de tus pantis. Primero despacio, muy lentamente cuando encuentres un punto en el que la sensación sea mejor te quitas muy despacito las pantis… eso, así. Se siente bien no?

Mientras me decía todo eso se sentó justo frente a mi y comenzó a tocarse sobre el pantalón, cuando me quite las pantis saco su verga de la prisión que eran sus bóxers y comenzó a acariciarla, me quede sorprendida al verla obvio había visto algunas en la compu y así pero nunca una tan cerca de mi…

-se te antoja? Primero necesito que te toques bien que tengas un buen orgasmo tu sola… tenemos tiempo para practicar otras cosas ahora que estas desnuda déjame verte mejor, inclínate a cuatro patas sobre el sillón, eso así como la perra en la que te voy a convertir, mierda que buen culo tienes, voltéate y abre muy bien las piernas… moja tus dedos con tu saliva y ya que estén empapados comienza a acariciarte la raja, busca tu clítoris dulzura, lo sentirás como un pequeño botón, cuando lo encuentres frótalo con tus dedos lentamente…

-así? Lo hago bien? Es, es este….mmmm oh si, si es este? que bien se siente, hay mierda se siente delicioso, mmm quiero cerrar las piernas, no puedo tenerlas abiertas, oh mierda que bien se siente aaahhh aah aaahhh… mmmm ah, ah siento algo extraño y muy delicioso…

-eso sigue, sigue no te detengas y no cierres las piernas, venga más rápido, más rápido lo estas haciendo excelente, así. Lo vas a conseguir, se nota estas a punto de venirte Hannah no te detengas, no pares mmm que rica estas que deliciosa te ves, necesito que te corras para poder cogerte venga Hannah.

Esas últimas palabras me pusieron al mil, me desconecte por completo de mi misma mientras frotaba ese precioso botón que me estaba dando un placer inexplicable, escuchar que me quería coger fue lo que me mato, me corrí en un orgasmo que me supo más que a gloria, fue increíble mi cuerpo temblaba sin control, mi respiración se había agitado como si acabara de correr una maratón, abrí los ojos y lo primero que vi fue a mi tío haciéndose una paja frenética, parecía a punto de arrancarse el mismo la verga, mientras echaba la cabeza hacia atrás y decía mi nombre…

movida por un instinto completamente animal me puse de rodillas y me acerque a el, antes de que pudiera darse cuanta de lo que estaba pasando quite su mano de su verga y sintiéndome toda una puta me la metí en la boca…


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© Hannah

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Hannah
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


200 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS