Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.656 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.459.355 Miembros | 20.158 Autores | 104.112 Relatos 
Fecha: 13-Mar-18 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

El hijo consentidor, después de la fiesta

morbocuento
Accesos: 56.496
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. ]
 -   + 
Rápidamente Andrés fue a la cocina y trajo un vaso mientas que mi madre se sentaba justo frente a nosotros, Andrés le sirvió y volvió a sentarse, ya los cuatro servidos, dijimos salud y comenzamos a beber, las horas pasaban y los tequilas también y ya como a las dos de la mañana, estábamos los cuatro ya algo tomados y aprovechando que mi madre se paro al baño y Samuel se me acerco y en voz baja me dijo, - que bien se ve tu madre con esa falda, ya me puso la vega bien dura, - a mi también, sus piernotas, me ponen mal, - replico Andrés – y los dos tenían razón, a pesar de que no había luz, se podía ver perfectamente su cuerpo, así que les dije, - bueno., ella cuando se embriaga se desmaya, así que ya saben, Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Omitiré el nombre por obvias razones, así que solo la llamare como algunos amigos de ella lo hacen, la señora Ayala, aclarado eso, les diré que en su juventud, mi madre trabajo en clubes nocturnos, como mesera y según se también, fue fichera y desnudista, así que aun conserva su espíritu de mujer alegre y todo lo que les voy a relatar, sucedió por que ella así lo quiso, y yo por mi morbo deje que pasara, ya que el echo de saber, que mis amigos y varios hombres se les cae la baba cuando ven a mi madre, me pone bastante loco, y es que a pesar de que tiene ya mas de 45 años, aun conserva un muy buen cuerpo, sus piernas bien formadas, sus nalgas grandes y paraditas y esos pechos que luce con orgullo, la hacen ver como una madura bastante atractiva, y aunado a eso, su espíritu de puta, la hacen la madura perfecta, y pues yo ya me convertí en el hijo sonsacador, asi que en este y otros relatos les contare alguna de sus aventuras,

Como les estaba diciendo, mi madre ya tiene bastantes admiradores y algunos de ellos son mis amigos de la cuadra, y ese dia, yo estaba de fiesta con dos de ellos, pero resulta que ya como a las doce de la noche, la fiesta a la que habíamos ido se había puesto bastante aburrida, la música era pésima y no había chicas para bailar y lo peor, es que no teníamos mucho dinero, así que después de pensarlo un poco, uno de ellos me dijo,

- esto ya esta aburrido, y además esta lloviendo bastante, donde podemos ir,

- no se Samuel, ya le preguntaste a Andrés, si no tiene otra fiesta,

- dice que si, pero no traemos ya mucho dinero, y es algo lejos, y con la lluvia, olvídalo

- así no podemos ir, - les dije -

Los dos se me quedaron viendo y de inmediato supe sus intenciones,

- ya se., quieren ir a mi casa,

Samuel y Andrés se me quedaron viendo y una sonrisa se les reflejo en su rostro, y de inmediato supe sus intenciones,

- bueno, déjenme llamarle a mi madre,

Tome el celular y comencé a marcarle, y de inmediato me contesto, le dije que estaba con Samuel y Andrés y que quería llevarlos a casa, ella claro, de inmediato acepto y hasta me dijo que tenia una botella de tequila y que si queríamos la podíamos tomar, colgué y les dije que si, los dos al escucharme sonrieron asi que esperamos que se calmara la lluvia y salimos de aquella fiesta, tomamos un taxi y antes de llegar pasamos a una tienda por unos refrescos y de hay caminamos a casa, y claro, los dos comenzaron a preguntarme,

- oye y le dijiste a tu madre que se pusiera tanga, para recibirnos..jajajaja

- claro cabron, ella siempre usa tanga..jajajaja..

- bueno, la ultima vez que la vi llevaba cachetero, que por cierto se le ven mejor sus nalgas así, que con tanga,

Los dos cabrones fantaseaban tanto con mi madre, que ya era común escucharlos decir eso, y claro a mi me calentaba bastante, ya en la casa abrí la puerta y cuando entramos y quise encender la luz, me di cuenta de que no había, supongo la lluvia había fundido algún transformador, así que entramos casi a tientas y vimos que mi madre había puesto la botella en la mesa,

- mira., la señora Ayala si que sabe recibirnos,- dijo Andrés –

  - uffff…solo faltan los hielos y la luz - remarco Samuel –

Dejamos las bolsas sobre la mesa y fui a la cocina por unos    vasos y unas velas,

- vaya, estamos mejor aquí., que la fiesta fea donde nos llevaste, - dijo Andrés –

- la verdad si, tenemos mas bebida - les respondí a los dos –

Encendí las velas y Los tres comenzamos a beber, pero no vi a mi madre por ningún lado, y ellos dos notaron también su ausencia,

- y la señora Ayala – me pregunto Andrés –

- déjame subir a su cuarto,

Deje mi vaso y fui directo a su recamara, toque un par de veces y me contesto, abrí la puerta y hay estaba ella, acostada,

- ya llegamos,

- si, ya los escuche, vienes con los morbosos de tus amigos verdad..

- jajajaja…si, y preguntaron por ti, por que no bajas y nos acompañas, te caerían bien unos tequilas para el frió

- mmhhh..mas bien quieres que tus amigos morboseen a tu madre, verdad, eres igual de caliente que tu padre,

Ella tenia razón a si que solo le dije,

- vas a bajar entonces..??

- claro, nunca rechazo un tequila, solo esperenme un momento,

Salí de su cuarto y volví a la sala, y de inmediato los dos comenzaron a preguntarme,

- si esta la señora Ayala,

- si ahorita baja,

- le dijiste que se pusiera cachetero, - bromeo Andrés –

- va a bajar desnuda cabron, - les conteste -

Los tres comenzamos a reír y así medio a obscuras seguimos bebiendo, y a los pocos minutos, bajo mi madre y a pesar de no haber mucha luz, nos dimos cuenta que se había puesto una pequeña falda de mezclilla que dejaba ver por completo sus muslos bien formados y de arriba se había puesto una sudadera y unos tenis,

- señora Ayala buenas noches, como esta,

- bien chicos, que paso con su fiesta,

- demasiado aburrida señora Ayala,

- que mal, pero no se preocupen, aquí tiene su casa, quien me sirve un tequila,

Rápidamente Andrés fue a la cocina y trajo un vaso mientas que mi madre se sentaba justo frente a nosotros, Andrés le sirvió y volvió a sentarse, ya los cuatro servidos, dijimos salud y comenzamos a beber, las horas pasaban y los tequilas también y ya como a las dos de la mañana, estábamos los cuatro ya algo tomados y aprovechando que mi madre se paro al baño y Samuel se me acerco y en voz baja me dijo,

- que bien se ve tu madre con esa falda, ya me puso la vega bien dura,

- a mi también, sus piernotas, me ponen mal, - replico Andrés –

y los dos tenían razón, a pesar de que no había luz, se podía ver perfectamente su cuerpo, así que les dije,

- bueno., ella cuando se embriaga se desmaya, así que ya saben,

Los dos rieron y yo claro, pensé en decirle a mi madre que se portara bien, así que antes de que ella saliera, me levante y les dije que iba al baño, rápidamente subí y me la encontré cuando salía del baño, y le dije,

- vaya., lo lograste, los tienes ya con la verga bien dura,

- jajajaja….te digo que son unos calientes y que quieres que haga,

- embriagarte y yo los dejo que te manoseen,

- mejor te embriagas tu y me los cojo, es mas fácil,

y sin decirme mas, volvió a la sala, entre al baño y cuando Salí, mi madre ya estaba platicando con ellos acerca de sus novias, ella les daba consejos como buena mujer ya vivida y ellos le respondían que eran todos unos galanes, me senté y me quede pensando unos minutos, Andrés y Samuel ya estaban algo ebrios, así que en verdad era mas fácil que yo fingiera que me quedaba dormido, así que guarde silencio y me senté justo donde la luz de las velas no daba y espere que pasaran algunos minutos mas, mi madre y mis amigos no dejaban de charlar, así que solo comencé a cabecear, y después de unos minutos, deje caer mi cabeza en el respaldo, mis dos amigos no se dieron cuenta, pero mi madre si, ya que instantes después, saco a la platica la ropa intima y de forma directa les pregunto,

- bueno chicos y ustedes que prendas les gusta que sus novias usen,

los dos rieron algo nerviosos y Andrés le contesto,

- bueno señora Ayala, a mi me gusta que se pongan cacheteros,

- es una buena elección y tu Samuel..??

- yo prefiero que usen tangas, es lo mejor…jajajaja

- no creas Samuel, son muy incomodas,

- en serio señora Ayala,

mi madre guardo silencio unos instantes y pude ver que volteo a verme y les contesto,

- quieren que les enseñe lo que yo uso,

a pesar de que teia los ojos entrecerrados, pude ver que los dos se le quedaron viendo unos instantes y después voltearon hacia donde estaba y claro le contestaron que si,

- claro señora Ayala,

mi madre se levanto, se paro frente a ellos, y les dijo,

- quien me baja el short,

Andrés de inmediato se enderezo, llevo sus manos hacia las caderas de mi madre y comenzó a desabrocharle el short, se veía que estaba algo nervioso, ya que tardo algunos segundos,

- ya señora Ayala,

- pues bajalo cariño,

- claro señora Ayala,

Andrés volvió a tomar el short y se lo bajo un poco,

- ya señora Ayala,

- bien cariño y que llevo abajo,

Tanto Andrés como Samuel se acercaron bastante a mi madre y al unísono le contestaron,

- nada, señora Ayala, no lleva nada debajo,

- claro que no, es mejor no llevar nada,

Los dos rieron nerviosamente y mi madre, les dijo,

- se les cae la baba verdad, pues ahora van a saber lo que es una mujer, bajanse el pantalón,

Ellos rápidamente se deshicieron de sus ropas, quedando en bóxer, y me di cuenta que ambos tenían ya una gran erección, mi madre al ver eso les dijo,

 Vaya corazones, si ya están más que listos,

Mi madre se hinco frente a Andrés, y comenzó a frotar su verga por encima de la tela del bóxer, mientras le decía,

- vaya, si que tienes algo muy bueno hay debajo,

le bajo el bóxer, dejando al descubierto un gran pedazo de carne, mi madre lo tomo entre sus manos y después de sacudirlo un par de veces, acerco su boca y comenzó a lamerlo lentamente, Andrés de inmediato tenso su sus piernas y echo la cabeza para atrás, mientras que mi madre lamía aquel pedazo de carne, podía ver como su lengua subía y bajaba recorriendo por completo la virilidad de mi amigo, lo hacia como una profesional, comenzaba por sus genitales y lentamente la iba subiendo hasta llegar a su glande, lo lamía un par de veces y volvía a comenzar, Andrés tenia los ojos cerrados y solo se agarraba del asiento del sillón, era obvio que jamás se la habían chupado o al menos como ella lo hacia., pero apenas comenzaba, después de recorrerlo con la lengua un par de veces, comenzó a succionar su glande y de pronto se la trago por completo, al grado que su nariz, choco contra la pelvis de Andrés, se quedo quieta unos instantes y después lentamente comenzó a sacársela de la boca finalizando con un chupeton,

- te gusta andresito

- ssisiii..Señora Ayala…no pare…

Mi madre soltó una risilla y comenzó de nuevo, su lengua no paraba, lamía aquella verga, como si se tratara de un dulce, la subía y la bajaba lentamente, recorriéndola por completo mientras que con su mano le acariciaba los genitales, y después se detenía en la punta y la tragaba completamente, Samuel contemplaba aquella escena boquiabierto, mientras se frotaba la verga, les estaba dando un tratamiento tremendo, cuando la tragaba, podía ver como movía su lengua, haciendo que Andrés, tensara su pelvis al máximo, su cabeza subía y bajaba sin cesar, y algunos hilillos de baba comenzaban a escurrir por su labios y de vez en cuando, hacia alguna horcada, pero parecía no importarle, hasta que después de unos minutos así, la trago por completo y comenzo a mover su cabeza hacia los lados, hasta que andres se tenzo por completo y comenzo a gemir,

- aahhyyy…aahhyy..señora ayallaaaa…yaaaaa..

Ella se quedo quieta unos instantes, hasta que Andrés se relajo y lentamente saco la verga de su boca, mi amigo había terminado y lo había echo en su boca,

- te gusto andresito..??

Andrés ni pudo contestar, estaba completamente flácido, mi madre se separo de el y así hincada, se acerco a Samuel, quien ya la esperaba,   

- a ver samuelito, que tienes entre las manos,

Samuel soltó su verga, la tenia completamente erecta, mi madre acerco su boca lentamente y al igual que con Andrés, comenzó a lamerla, pero ahora lo hacia de una forma mas lenta, su lengua subía y bajaba, pero con el, puso especial atención a su glande, ya que comenzó a lamerlo y a darle de chupetones, provocando que también Samuel se comenzara a retorcer,

- señora Ayala. Que rica lengua tiene,

- y tu tienes una verga muy rica,

Después de lamer su glande por algunos segundos, comenzó a darle el mismo tratamiento, su lengua comenzó a subir y a bajar, desde sus genitales hasta la punta, dándole lijeros chupetones, pero ahora también estaba usando sus manos, la sujeto por en medio y comenzó a frotarla alrededor de su rostro, la verga de Samuel subía y bajaba, desde sus mejillas hasta su frente y bajando hasta la barbilla y rápidamente el rostro de la señora Ayala, comenzó a llenarse con una mezcla de semen y saliva, pero ella no se detenía, después de frotarla, volvió a tragársela por completo, aquel pedazo de carne desaparecía por unos segundos dentro de la boca de la señora Ayala, y ya a esas alturas ella ya estaba completamente desatada, lamía chupaba y mordía la verga de Samuel sin algún control, parecía como desesperada, se estaba comportando como una viciosa de verga, sus manos también no dejaban de acariciar y apretar los genitales de mi amigo, y varios hilillos de baba y semen escurrían por la comisura de sus labios, en verdad lo estaba gozando, pero era tan buena la mamada que claro, despues de algunos minutos, Samuel comenzó a convulsionarse y después de tensar su cuerpo, termino dentro de la boca de la señora Ayala, ella se quedo quieta unos instantes, hasta que Samuel termino, después se levanto lentamente, se limpio con la maga de la sudadera y les dijo,

- pueden dormir en el sillón, no despierten a mi hijo,

y sin decir mas subió a su cuarto, y Andrés y Samuel, se acomodaron sus ropas y a los pocos minutos se quedaron dormidos.

Continuara..


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© morbocuento

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de morbocuento
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.