En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 3.596 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.461.898 Miembros | 20.558 Autores | 106.748 Relatos 
Fecha: 12-Feb-18 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Aventura verde

Celeste
Accesos: 7.341
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 6 min. ]
 -   + 
Que buen servicio de Los Ángeles verdes Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Hola, espero que estés pasando una Buena noche en compañía de una mujer para que le puedas dar rienda suelta a tus deseos.

Tuve la necesidad de realizar un viaje a otra ciudad debido a que tea que firmar unos documentos, mi automóvil no se encontraba del todo bien, esto debido a que lo acababan de ajustar y por la premura de la entrega, no le conectaron el a/a. Ya en carretera y con un calor de 30 grados llevaba los cristales abajo, de pronto a mitad de camino noté que se prendió un foco rojo y me detuve a ver qué pasaba, le marque al mecánico y nada que me contesto, así que me resigne a esperar que cuando viera mi llamada perdida me marcara; y ya estacionada comencé a transpirar, debo decirte que no llevaba una gota de maquillaje y que vestía sandalias, una blusa roja que bajaba a mis hombros y una falda color caqui con vuelo, nada glamorosa, pero si cómoda.

De pronto se emparejo a mi auto una patrulla de los ángeles verdes y en ella venían dos hombres, el que venía conduciendo con una gran sonrisa me pregunto que si necesitaba ayuda, a lo que le dije que si con cara de felicidad. Ambos bajaron y uno de ellos era chaparrito y gordito, como de 45 años y el otro alto (le calcule como 1.90) blanco de ojos color aceituna y bastante fornido, como de unos 38 años.

Revisaron mi auto y me dijo el alto que estaba pasando aceite por las bujías, que algún empaque no quedó bien colocado, así que me sugirió ir a la refaccionaria más cercana y que ellos no traían bujías que le quedaran a mi auto, me dijo que él podía conducir los 20 km que faltaban para llegar a las más cercana, y yo solo asentí, su compañero condujo la patrulla, no fuimos despacio y platicando de varios temas y me dijo que se llama Carlos, al llegar a la refaccionaria su compañero se estacionó al final del estacionamiento cosa que no le di importancia, ya estacionados Carlos que venía conduciendo mi auto le dijo a su compañero que fuera a comprarlas, Carlos me dijo que me ensañaría unos empaque que traía en la patrulla y me baje de mi auto y fui a la puerta del copiloto de la patrulla, Carlos saco unas cajas y juntos hombro con hombro (me dejo entre la puerta y su cuerpo) comenzó a abrirlas para después dejarlas en el asiento y con un movimiento rápido me bajo la blusa ya que tenía resorte en los hombros y el brassier se bajó a la par que la blusa, me tomo los pechos enormes que tengo y comenzó a chupar el pezón derecho, yo estaba tan sorprendida que de momento no hice ningún movimiento, segundos después reaccioné pero mis pezones comenzaron a poner duros y erectosasí que comencé a resistirme pero con su gran peso no pude moverme ni un milímetro, aplastándome contra la puerta con la mano izquierda me levanto la falda y empezó a jalar mis pantaletas para encontrar la entrada de mi vagina, sin dejar de morder y succionar mi pezón derecho, encontró la entrada a mi vagina y con uno de sus dedos grandes encontró mi clítoris jugando con él, ya en ese momento yo no tenía la más mínima intención de resistirme y comencé a jadear, de pronto me penetro con dos dedos y lancé un pequeño grito, de pronto me levanto y me recargo en la orilla del asiento y de un golpe me despojo de mis pantaletas, yo me agarre fuerte de su cuello con mis dos brazos y comencé a besar su cuello y chupar sus orejas, mientras el desesperadamente se desabrochaba el cinturón y pantalón para sacarse la verga que ya estaba mojada y bien parada, de repente me levanto y de un solo empujón me metió la verga por mi vagina, yo suspire profundamente, pues estaba algo grande y me lastimó un poco, pero eso no fue nada; de repente se abre la puerta del conductor de la patrulla y era su compañero que ya había regresado con las bujías (y quien sabe desde cuando estaba viendo), Carlos levanto la cabeza y le dijo vente compadre que para ti también hay, yo trate de soltarme pero no me dejo, me abrazo con fuerza y cargo, su compañero dio la vuelta y élse sentó al borde del asiento del copiloto ya sobándose la verga sobre su pantalón, Carlos me coloco encima de su compadre sin dejar de penetrarme y yo le decía no, por favor no, pero no me hizo el menor caso y le dijo a su compadre que se sacara la verga que también ya estaba parada y babeando, ya con la verga expuesta Carlos me acerco de nuevo a su compadre y este me escupió en el ano y no comenzó a acariciar, mientras me decía el compadre, relájate putita para que sientas rico cuando te la clave, Carlos me seguía subiendo y bajando en su verga y pues seguí el consejo de su compadre de relajarme ya que el muy puerco me estaba metiendo un dedo por el ano yo sentía riquísimo que me estuvieran dando por los dos hoyos, el compadre le dijo a Carlos que ya estaba listo que me acercara y de un golpe me sentó en la verga del compadre, yo di un grito un poco ahogado pues no tenía la verga nada pequeña, más bien estaba gorda, y los puercos sin contemplación comenzaron a darme duro por ambos lados, yo para ese entonces ya gemíade placer de lo rico que sentía y les grite que ya me venía, Carlos seguía chupando y mordiendo mis pezones y casi el mismo tiempo se vinieron los dos dentro de , me siguieron penetrando hasta que sus vergas se pusieron flácidas y se salieron de . Carlos me fue bajando poco a poco hasta que quede parada en el suelo y los chorros de semen se me escurrían por las piernas, busque mis pantaletas y me las puse y limpie el semen de mis piernas, mientras Carlos muy tranquilo le dijo a su compadre que había que cambiar las bujías y así como si nada se pusieron a trabajar, ya cuando terminaron y el auto arranco bien me dijo Carlos, bueno señora está usted bien servida ya puede continuar con su viaje, yo solo alcance a decir un poco audible gracias, se subieron a su patrulla y se fueron.

Ahora cada que viajo por ese tramo de la carretera espero con toda ansia encontrarlos de nuevo, pero no he tenido la buena suerte de poder disfrutar.

Espero que te haya gustado.

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© Celeste

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Celeste
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


CAMS PORNO: 100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS