En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.328 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.461.387 Miembros | 20.488 Autores | 106.308 Relatos 
Fecha: 07-Dic-17 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

Abril -2.

QUIQUE
Accesos: 5.716
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]
 -   + 
Tetas apetecibles, y ese coño de pelo rubio está mojado. Estás caliente, puta. ¡Come su coño, Rosa, come su coño que yo te la agarro! -¡¡Suéltala Abril, suéltala que es la jefa!! -Ni jefa ni hostias! ¡¡Ahora soy yo la puta, ama!! Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Lidia llamó a la puerta de la habitación de Abril, y sin que le diera permiso para entrar, entró. Al ver desnudas a Abril y a Rosa, haciéndose la sorprendida, les preguntó:

-¡¿Qué estáis haciendo?!

Le respondió Abril.

-Ahora nada, hace un momento la Rosa me comió el coño y tuve un ograsmo que casi que la ahogo. Es que yo cuando flujeo, flujeo a escachar.

-Se dice orgasmo.

-Se d¡ce corerse y así nos entendemos mejor.

-Correrse vendría a ser flujear.

-¿Cuánto tiempo llevas en la ciudad?

-Desde que nací.

-¿Ya se inventara la rueda?

-¡Sin faltar!

-Pues no me trates como a una analfaburrra.

-Anal...¿Sois lesbianas?

-Yo soy de Treviño ¿Tú de dónde eres, Rosa?

-¿Quiere saber si somos tortilleras, Abril?

-A mi me sale muy bien la de patatas con cebolla. Pero estas no son horas.

Lidia se sentó en el borde de la cama y le preguntó a Rosa:

-¿Será posible que sea tan ingenua?

Abril se mosqueó.

-Si empezamos a insultar aquí van llover hostias como panes, que donde servir sobra, chavala.

Rosa, la tranquilizó.

-Ingenua es ser inocente, Abril.

-Perdón. Es que esta lengua de la ciudad me confunde.

Lidia, se hizo la comprensiva.

-En fin, que folléis la una con la otra me la suda. 

-Pues mira como se la como yo a la Rosa y se te sudará bien. A eso íbamos.

-¡Ya está bien! Vamos a tratarnos de usted.

Abril se hizo la chulita.

-Ah, no, no, no, no me trates de usted que no soy tan importante.

Lidia ya desesperaba,

-¡No hay por dónde cogerla!

-¿Te parece poca chicha la que tengo? ¡A ver que tienes ahí abajo!

Abril abrazó a Lidia, la tiró hacia atrás. Se echó ecima de ella y le quitó la camiseta. Lidia. le dijo:

-¡¿Qué haces, loca?!

-Te voy a comer el coño.

-Rosa,  le dijo;

-¡Suéltala, Abril!

Abril, seguía a lo suyo.

-Tetas para hartarse.

Le quitó la falda y las bragas. La verdad es que Lidia no le ponía ningún impedimento. Abril, dijo:

-Ese coño de pelo rubio está mojado. Estás caliente, puta. ¡Come su coño, Rosa, come su coño que yo te la agarro!

-Suéltala, Abril, suéltala que es la jefa.

-¡Ni jefa ni hostias! ¡Ahora soy yo la puta, ama!

Abril le puso el chocho en la boca a Lidia y le comenzó a la lamer el chocho mojado. Lidia miraba para Rosa y no decía nada. Era como si estuviera en shock. Abril de dijo a Lidia:

-¡Que buena estás y que bien hueles, jodida!

Unos mintos más tarde, Lidia, caliente como una perra, agarrando a Abril por las nalgas, le comía el coño con ansia.

Rosa se tocaba las tetas con una mano y se masturbaba con la otra.

Abril, dejó de lamer el coño de Lidia, y le dijo a Rosa

 

-Ponle el coño en la boca.

-Es la jefa, Abril, es la jefa. Estamos jodidas.

Lidia, le dijo  Rosa:

-Jodida vas a estar tú si no haces lo que te dice.

Rosa le puso el coño en la boca a la dueña de la casa, dándole el culo a Abril, que metió la cabeza entre las piernas de Lidia y dos dedos en su coño. Allí las que follaban eran Rosa y Lidia, Rosa moviendo la pelvis hacia adelante y hacía atrás, le follaba la lengua a Lidia, y Lidia, moviendo la pelvis hacia arriba y hacia abajo, le follaba la Lengua a Abril. Gemian las tres, y gemian con ganas. Lidia, fue la primera en decir:

-¡¡¡¡Burra la últi...!!! Rosa le calló la boca llenándosela de flujo. Lidia, al correrse, llenó la boca de Abril, que al correrse de última. exclamó:

-¡¡¡Hiiiiiiija, hiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija. hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija!!!

Cuando acabaron de correrse, Lidia y Rosa, miraron a Abril, que les dijo:

-¿Qué miráis?

Le respondió Rosa.

-Esa corrida tuya no fue natural.

-Claro que no. Fue la de una burra.

Lidia le preguntó a Rosa:

-¿Es así de bruta siempre?

-En el tiempo que llevo con ella, sí, señora.

Rosa saltó como un resorte.

-¡¡Hostias, se la comí a la señora!!

Se agradecen los comentarios buenos y malos

.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© QUIQUE

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de QUIQUE
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS