Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.988 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.456.446 Miembros | 19.759 Autores | 101.337 Relatos 
Fecha: 07-Dic-17 « Anterior | Siguiente » en Trios

Homenaje a Enmanuelle

pern
Accesos: 5.129
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Todo el mundo ha oído hablar de ese libro, Enmanuelle y de sus películas, esto es una pequeña continuación al segundo: la antivirgen, este pequeño homenaje comienza justo donde termina aquel. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

 Enmanuelle esta de vaciones con su amiga amante en una pequeña cabaña en el lejano oriente, se ha despertado y ha estado follando con tres desconcidos, cunado se corre los abandona para volver cn la chica que duerme en lecho.

 Enmanuelle ha recibido semen de tres desconocidos en la boca y corriendo vuelve al dormitorio donde Anna Maria aun no se ha despertado. Le abre las piernas, se arrodilla entre sus muslos y se lo echa en la boca.

 Cuando Anna Maria se despierta, se da cuenta de lo que ha hecho Enmanuelle esta la besa suave en el hombro, dejando que se despertara a su ritmo. Cuando abre los ojos del todo la besa en la boca y la recorre con la lengua que conserva algo del sabor del semen del hombre. En un gran abrazo, los senos y los sexos juntos.

 En ese momento oyen un claxon y sale fuera a ver. Los tres chicos han desaparecido, pero Enmanuelle ya no piensa en ellos. El que llega es Mario que al verlas desnudas a las dos pregunta a la mas experta con tono burlón.

 -¿Te gustaba lo fácil? ¡Eh!

 -Y me sigue gustando pero lo he conseguido.

 - Perfecto,

dice él, absorto ante los dos maravillosos cuerpos bronceados que tiene delante.

 -Ahora haceos el amor.

Anna Maria pregunta:

 -¿Delante de ti?

 -¿Pero no la habías espabilado?

 -Sí pero todavía conserva algo de su pudor irracional.

 -Lo veo.

Replica él. Pero Anna Maria ve y siente su libertad. No le importa que su bello y bisexual primo la vea hacer el amor con Enmanuelle. Para demostrárselo a los dos y a ella misma pone su mano en uno de los pequeños y duros senos de la francesita y lo acaricia con mimo. Cuando Enmanuelle se le acerca, pone una mano en su vulva y comienza a acariciarlo excitándolo despacio sujetando el clítoris con dos dedos. Además se aproxima más a ella y la besa en la boca recorriendo esa boca que la ama con su lengua.

 La otra mano se desliza por la espalda, la recorre de arriba abajo hasta posarse en el culo abrirlo con suavidad y deslizar uno de sus dedos acariciando el ano. Enmanuelle la deja hacer para demostrarle a Mario que Anna ha aceptado su cuerpo y el de sus amantes. En ese momento Mario actúa se ha desnudado allí mismo, al aire libre y con su pene de veinte años erguido y duro por el bello espectáculo se acerca a ese culo que le estan ofreciendo y lo toma. Se agacha para lubricarlo con su lengua y su saliva. La francesa emparedada entre los dos primos se limita a gozar comiéndole la boca a su amiga. Mario se incorpora y la penetra lentamente sin prisas.

Aunque el culo de Enmanuelle esta bien dilatado, empieza a moverse acariciando suavemente el cuerpo de Anna Maria, recorriéndolo con sus manos. Los senos apretados contra los de Enmanuelle, la espalda, el culo perfecto, los muslos, entre ellos desde atrás el sexo, los labios suaves. Las dos chicas continúan besándose de pie y acariciándose mientras Mario disfruta del culo de Enmanuelle. Anna se aparta le alcanza una de las sillas del jardín a su amiga para que se apoye. Pasa detrás de su primo que abre las piernas un poco, le separa las nalgas y se arrodilla para comerle el ano, le coge los testículos, le acaricia el trozo de polla que va saliendo y entrando del culo prieto, y un poco mas allá la vulva de su amiga. La masturba con cariño recorriendo los labios, el clítoris y penetrando la vagina, con dos dedos. Una vez que Mario ha eyaculado y se separa deja que Anna le coma el ano y limpie el semen que sale de allí. Les dice:

 -Vamos dentro.

Y en el sofá tumba a Anna diciéndola:

 -No sabes las ganas que te tenía.

Riéndose Anna le responde:

 -Y no te atrevías a seducirme tu y me enviaste a Enmanuelle.

La hace callar con un beso apasionado, sigue besando su cuello, mientras le acaricia los pechos, que pasa a besar y mordisquear los pezones. Sigue por su vientre hasta que clava la lengua en la vulva ansiosa, recorriéndola sin descanso y echándose los muslos sobre los hombros lamer todo lo que puede alcanzar del ano al clítoris. Enmanuelle aprovechó para besar a su amiga en la boca y acariciarla los pechos. Anna deseaba ser desvirgada por su bello primo pero tenía que tener paciencia hasta que se le pusiera duro el aparato. Aun así gozaba con las caricias y las lenguas.

 Mario con toda esa excitación se ha ido recuperando y la tiene dura, larga, no muy ancha ideal para un culito o un coño virgen. Arrodillado entre los muslos de su prima, dispuesto a encargarse del virgo. Enmanuelle se encargó de guiar la polla hasta su hermoso objetivo. Mario flexionando los brazos se deja caer lentamente sobre el cuerpo de su prima, lentamente, la punta del capullo se apoya en los labios. Los pezones de la muchacha rozan el pecho del hombre y lentamente se va rompiendo el obstáculo ante el victorioso pene.

Entonces Enmanuelle deja que continúe solo por el camino marcado. Pasa a besar el bello rostro de la italiana, beber sus lágrimas de dolor y metiendo una mano entre los dos cuerpos acariciar los firmes pechos con la palma y con el revés los músculos del hombre. Este empieza a moverse con mas rapidez. La gran práctica de Mario con los culos de muchachos hace que este no abandone nada pronto, sigue bombeando a su prima durante mucho rato. Mientras tanto la francesita ha penetrado el culo del hombre con dos dedos  para aumentar aun más su excitación abriendo bien sus nalgas.

 Mario sin haberse corrido pero habiéndose asegurado de que la italiana ha tenido varios orgasmos, la pone a cuatro patas y comienza otra penetración en su firme culito no antes de habérselo lamido bien. El estrechísimo culo de la chica pero va entrando con la ayuda de la saliva de Enmanuelle y de Mario. La francesita se pone delante y ahoga sus gritos de dolor y placer con besos de amante.

Acaricia con sus manos los pechos de Anna que para evitar gritar chupa con ansia la lengua de su amiga y la suya pasa a la boca de esta. Las manos de Anna acarician los pechos de su amiga y retuercen los pezones de Enmanuelle al ritmo de la penetración. Los orgasmos de Anna se suceden sintiendo una corriente eléctrica. Las manos del chico recorren incansables la piel de la chica, hombros, espalda, culo flancos e incluso los pechos de ambas. Ella ya no piensa en el incesto ni en su vida virtuosa hasta ahora, solamente piensa en gozar y se provoca un nuevo orgasmo llevando una mano a su coñito acaricia sus labios con dos dedos los abre buscando el clítoris y se penetra con dos dedos.

 En ese momento Enmanuelle se desliza por debajo de su cuerpo. Besa sus pezones y ombligo y alcanza el coño de Anna con su boca dejando el suyo al alcance de ella, resultando un apasionado sesenta y nueve sobre el que Mario sigue sodomizando a la ex virgen. Las lenguas de las chicas penetran en los coños recorriendo todos los rincones y Enmanuelle todavía logra alcanzar los huevos de Mario con su boca y su ano con dos dedos. La recién desvirgada también sodomiza a la experta con sus  dedos.

 -"Se aman"

piensa Mario que no se siente del todo a gusto. Pero aún así se ha corrido dentro de su prima. Prefiere los culos de los chicos o quedarse en la teoría. Ademas las chicas saben seguir solas y lo hacen mientras él se aparta a observarlas después de los orgasmos que ha tenido dentro de sus culos. Anna tras la  retirada del pene de Mario de su culo ha quedado encima de la francesita.

 Se incorpora lo suficiente para que la lengua de su amiga le limpie el semen que le sale del ano y entonces se gira para volver a besarla en la boca. Compartiendo el sabor del culo y del semen y acariciando con sus dedos suaves el coñito dulce de su amante. Los pechos se tocan y los pezones de una se clavan en los de la otra. Duros los clítoris y duros los pezones. Las manos de Enmanuelle recorren la adorada espalda, las deseadas nalgas, los bellos hombros y muslos de Anna Maria mientras esta le chupa el aliento. lengua, dientes , paladar y labios.

La penetra hasta los mas íntimos rincones de su coñito con sus  largos y delicados dedos. Una vez desvirgadas las mas castas son las mas ardientes. Algo así le pasaba a Anna María que para ocultar su vergüenza, pronto ha de pasársele, se muestra pervertidamente fogosa con todo cuerpo que se le presente. Enmanuelle sabe aprovecharse de ese ardor para gozar y hacerla gozar. La empuja de los hombros y le hace bajar por su cuerpo, Anna besa el contorno de la barbilla de su amante y sus labios, continúa por el cuello y los hombros. Se mete los durísimos pezones en la boca después de haber pasado los labios por los contornos de los pechos y entre ellos.

Extrae de los pezones todo el placer que puede incluso mordiéndolos suavemente. Continúa a por el abdomen acariciando con su lengua el ombligo bajando más se mete entre los labios la mata de vello suave que la francesita tiene por encima de la vulva. e introduce su lengua en este. Se mete en la boca el clítoris lo chupa suave, o besa sus labios e introduce su lengua en el interior cuando aquellos se abren a su invasión. Una vez dentro la hace vibrar recorriendo todos los pliegues. Enmanuelle se corre y la chica recoge sus jugos. Eso le hace continuar metiendo una mano por debajo de su culo buscando con un dedo el ano y moviéndolo sin descanso como su lengua. Extiende el otro brazo acariciando su piel hasta sus pechos.

 La francesita continúa corriéndose, acariciando sus pechos, calcando la mano de sus amante sobre ellos retorciendo sus pezones o revolviendo la melena de la chica situada entre sus muslos. Empujando la cabeza con mas fuerza sobre su coño y que su lengua penetre más en él. El clítoris de Enmanuelle es acariciado por la punta de la fina nariz de la italiana con las sensaciones en él, muy excitada.

De pronto en un fenomenal orgasmo Enmanuelle cruza las piernas por encima de la cabeza de su amante apoyando los pies en su espalda y sacando mas el culo, lo que deja el ano aún más expuesto a los dedos exploradores de Anna. Mario ya recuperado y viendo el culo ofrecido de su prima a cuatro patas vuelve a la carga,esta vez a por el coñito recién desvirgado. Sujetándola de la cadera para que ella no separe la lengua del coño de Enmanuelle. Coloca su glande en la entrada y lentamente vuelve a penetrar la estrecha vagina. Los músculos de ella se contraen atrapando la hermosa verga entre sus pliegues. Mario comienza a moverla adelante atrás haciendo que cada vez entre más y más en el joven cuerpo.

La carne apresaba a la carne y la apretaba y exprimía todo lo posible deseosa. La bien lubricada verga  no salía nunca en toda su extensión de la caliente gruta dejando solo el glande dentro consiguiendo en la chica la sensación de tener siempre el coño lleno. Le llegó el orgasmo a la chica, la caliente sensación de abandono. Se apartó para que la dura polla le diera el mismo placer a su amiga. Mario avanzó hasta donde le esperaba Enmanuelle que condujo el falo hasta sus vulva sin dudarlo. Y recibió la lengua del macho en la boca.

 El chico volvía a moverse sin pausa ayudado por Anna que le empujaba del culo cada vez que debía avanzar. Poco duró ya y al fin llegó la corrida lechosa y caliente al anhelante coño. El pene con dos o tres espasmos soltó toda su carga de vida al interior de la húmeda gruta. Entonces comenzó a decaer y disminuir. Mario mismo se inclino sobre la vulva en Enmanuelle para lamerla recuperando el resto del semen que salía de tan sabroso lugar poniéndose él esta vez a cuatro patas y dejando su culo en pompa a la venganza de su primita que sin piedad alguna le clavó dos dedos en el ano. Anna María todavía tenia la cara enterrada en el culo de su primo cuando Enmanuelle le pidió que volviera con ella.

 

 

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© pern

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de pern
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)