En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.652 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.461.476 Miembros | 20.500 Autores | 106.381 Relatos 
Fecha: 01-Dic-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Un hogar alterado IX

rey
Accesos: 34.158
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 28 min. ]
 -   + 
Paula va por todo: Mariana siempre presente. José empieza a ver a su hija con otros ojos Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Jueves 3 PM y Mariana y Paula se encuentran solas en la casa. Ambas están en la habitación de Paula charlando de temas varios y sin querer, o queriendo, la conversación deriva hacia el sexo. Paula sin temor le pregunta a Mariana:

-          Mari, decime la verdad ¿Qué cosas hiciste con mi mamá?

-          Uff nena eso es muy fuerte.

-          Dale…

-          Bueno, con tu mamá específicamente no hice nada que no haya hecho con vos…

-          Ok, entonces déjame que te pregunte mejor, aclara Paula ¿Qué cosas hiciste con mi mama, con mi hermano y los tres juntos?

-          No te lo puedo contar Paula…Mariana mostrarse reservada

-          Dale…

-          No. De la misma manera que no le voy a contar a nadie lo que hicimos el otro día nosotras dos acá mismo en tu cama

-          Uff, no me hagas acordar…

-          ¿Por qué? ¿te calienta? Mariana la busca e intenta que Paula se olvide de lo que le estaba preguntando

-          Me re calienta Mari. Me pasaría horas chupándote y dejando que vos me chupes a mi…

-          Bueno, entonces que esperamos, si las dos tenemos ganas…Mariana ya la mira con total deseo

-          ¿Porque no? Paula se acerca y comienzan a besarse…

-          Mmmm que rica que sos Mari! Paula ya corresponde el beso abriendo suavemente sus labios y permitiendo que la lengua de Mariana juegue con la suya

-          Mmmm Pauli! ¡Cómo me calentas pendeja! Mariana va a fondo una vez que se suelta

-          ¿Si? ¿Mucho te caliento? Paula divertida conoce el juego de las palabras y sabe jugarlo como una profesional pese a sus escasos 20 años

-          Mucho Mmmm, y le saca la remera, Mucho Mmmm y le desabrocha el sujetador, mucho y ya baja a chupar esos pechos medianos pero muy turgentes

-          Mmmm siiii! Me encantas Mariana, seguí. Paula colabora desnudando a Mariana mientras se deja chupar los pezones y mira hacia abajo como la lengua de mariana los recorre y en ese momento sus miradas se cruzan

-          Te chuparía las tetas todo el día. Mariana se muerde el labio inferior y la mira a Paula

-          Y yo a vos, Paula se separa buscando ahora las tetas, más grandes y muy duras con los pezones rosados y en punta de Mariana

-          Siiii. Siiii. Siguen besándose mientras terminan de desnudarse sin separar sus cuerpos ni un instante

-          Agggghhhh, Paula ahora está acostada y Mariana a su lado está metiéndole dos dedos en la concha y al mismo tiempo le chupa el pezón derecho con una tierna violencia y un amor en el que la vehemencia se abre paso a cada lengüetazo

-          Mmmm, Mariana deja caer saliva sobre el pezón de Paula y sigue haciendo círculos con su lengua

-          Uff, Paula tiene su vagina totalmente empapada de un flujo viscoso y con un olor muy personal y marcado

-          Te quiero chupar toda, Mariana comienza a bajar a la zona vaginal de Paula

-          Siiii, Paula ya la toma de la cabeza y comienza a acompañar este descenso acariciando el cabello de Mariana

-          Mmmm Mariana le mete dos dedos en la empapada concha de Paula y al mismo tiempo con sus labios aprisiona el clítoris de la pequeña

-          Agggggg Paula se retuerce

-          Mmmm Mariana mete ahora tres dedos y empieza a mover rápidamente la lengua sobre el botón de placer de Paula

-          Aggghhhh voy a acabar! Voy a acabar! Voy a ah ah ah ah Paula se contorsiona en un orgasmo tremendo

-          Mmmm Mariana mira hacia arriba buscando ver la cara de placer de Paula, pero esta tiene los ojos cerrados

-          Aghhh que rico! ¡Que caliente que estaba! Paula se relaja

-          ¡Yo sigo muy caliente! Mariana sabe que Paula está en deuda

-          No te hagas problema que te voy a sacar esa calentura solo dame un minuto para recuperarme…Paula acaricia el pelo de Mariana y la besa en la boca sintiendo su propio sabor. Es un sabor intenso y para nada desagradable. Eso la calienta

-          ¿Sentís el sabor de tu concha? Mariana, como adivinando lo que estaba pensando la joven, busca calentarla con palabras

-          Mmmm si, lo siento y me encanta. ¡Pero más me gusta el tuyo! Y comienza a bajar hacia la zona de mayor placer de Mariana

-          Mmmm si chúpame la concha Pauli! Mariana juega con las palabras como hace unos segundos jugaba con el clítoris de su amante

-          Si, ¿te gusta que te chupe? Paula participa del juego verbal

-          Sí, ¡me encanta verte así con tu boca en mi concha!

-          ¡Y a mí me encanta tu conchita hermosa! Paula no se achica

-          ¿Si? ¿Y que más te gusta de mí?

-          Mmmm Paula ya está chupando la concha de Mariana

-          ¡Dale decime! Mariana la invita a ir por mas, a soltarse con su lenguaje

-          Mmmm me gustan tus pezones, me gusta tu culo…

-          Mmmm si, seguí chupándome así! Mariana está elevando cada vez más hacia un orgasmo muy intenso, pero quiere seguir calentándola y calentándose

-          Mmmm y me gustaría que se la chupemos entre las dos a mi hermano…

-          Mmmm sí? ah si seguí

-          Y me gustaría, Paula seguí chupando la concha y solo se detenía para hablar, chuparte el culo mientras te coge mi hermano

-          Ahhh me encanta lo que imaginas…

-          ¡Y me encantaría chuparte la concha mientras mi papá te hace el orto!

-          Ayyyy Paula voy a acabar! ¡Voy a acabar!

-          Siiii acabá para mi mientras mi papá te hace la cola…Paula ya le estaba metiendo dos dedos en el culo a Mariana y esta explotaba en un orgasmo intenso convulsionando su cuerpo en espasmos interminables….

Ay por Dios que intenso fue esto…las dos ya reían divertidas y, desnudas y abrazadas, se besaban sintiendo sus propios sabores. Seguían acariciándose suavemente, cada una el cuerpo de la otra. La mano de Mariana recorría la espalda y los glúteos muy delicadamente.

-          ¿No me vas a decir las cosas que hicieron con mi hermano y mi mamá? Yo sé que pasaron cosas…

-          Paula, es verdad, pasaron cosas y muy fuertes, pero es mejor que no sea yo la que te lo cuente

-          ¿Por qué? Sabes que no voy a decir nada, aparte te conté lo que hice con mi hermano

-          Bueno, ¡mirá! Solo te puedo decir que hicimos muchas cosas los tres…

-          Dejame que te pregunte vos solo moves la cabeza, sí o no, ¿ok? Paula encontraba un recurso para que Mariana no se sintiera obligada a hablar

-          ¡A ha!, Mariana movía la cabeza asintiendo

-          ¿Mi mamá se la chupó a mi hermano?

-          ¡A ha! Cabeza asintiendo

-          Uff que rico!

-          ¡A ha! Cabeza asintiendo de vuelta y las dos estallaron de risa

-          ¿Se la chuparon entre las dos? Paula iba de a poco con las preguntas

-          ¡A ha! De vuelta la cabeza de Mariana subía y bajaba

-          Uff me muero! ¿mi hermano se la cogió a mi mamá?

-          ¡A ha! Mariana lentamente movía la cabeza para darle mayor énfasis a su respuesta

-          Aghhh! No me imaginaba que habían llegado a tanto…

-          Si si, ahora Mariana hablaba

-          ¿Hicieron algo más? Paula no se imaginaba mucho más pero no quería dejar de preguntar

-          Ya está no te puedo decir más… Mariana la cortó

-          ¿Qué? ¿Qué más pasó? Paula no podía imaginar mucho mas ¿Se la metió por el culo a mi mamá? Paula no podía imaginar esa verga enorme de su hermano entrando en un culo apretado y estrecho como imaginaba al de su madre.

-          No exactamente…Mariana sonreía divertida.

-          ¡Dale por favor! Paula suplicaba ¡Contame!

-          Ok, te voy a contar y me voy…

-          Dale.

-          Ayer estuvo Pablo y con él, tu mamá y Hernán hicimos cosas muy calientes…

-          ¿Qué cosas?

-          Bueno, te lo digo así nomás…

-          Si Si! Dale decime… Paula expectante no daba más de intriga y volvía a mojarse…

-          Bueno, al principio empezamos a calentarlos las dos, después yo empecé con Pablo…

-          ¿Cómo la tiene? Paula no la dejaba desarrollar

-          Linda, no tan grande como la de Hernán, tu hermano, pero es normar y muy dura.

-          Dale, seguí…

-          Bueno, la cosa se fue poniendo caliente y en un momento yo se la estaba chupando a Pablo y al lado tu mamá se la chupaba a tu hermano

-          Uff, mataría por ver esa escena… Paula se moría con solo imaginarlo

-          Bueno seguimos y la cosa no se calmaba y tu mamá empezó a cogerse a Hernán…

-          ¿Delante de Pablo? Que hija de puta….

-          Si si. Estábamos todos muy calientes, justificaba Mariana

-          Sí, me imagino…

-          Bueno, y acá viene lo mejor

-          ¿Qué?! ¿hay más?

-          Sí, hay más… Mariana hace una pausa

-          Dale contame todo

-          Bueno en ese momento tu mamá se lo monta a tu hermano y yo al ver la escena me empecé a imaginar cosas que podíamos hacer y le empecé a chupar el culo a tu mami…

-          Uff, vos me queres matar? Paula que se había vestido completamente ya estaba con su mano dentro del pantalón y volviendo a tocarse la concha

-          Pará que termino de contarte. Entonces en ese momento le empiezo a lubricar el ano a tu mamá y a meterle dos dedos. A todo esto, tu hermano la seguía taladrando con la pija desde abajo

-          Uff me parece que voy a acabar de vuelta. Seguí.

-          Me voy de costado y acerco a Pablo a la cola de tu mamá

-          No me digas que…

-          Pablo apoya la cabeza de la pija en la entrada de la cola de tu mamá. Mariana no se deja interrumpir.

-          Uff no te puedo creer…Paula ya al borde del orgasmo

-          Bueno la cosa es que yo le chupe la pija a pablo y el culo a tu mamá y cuando estaba bien lubricado Pablito empezó a metérsela mientras tu hermano se la seguía cogiendo…

-          Ahí Ahh ahhh, acabo Mari, vení besame

-          Mmmm no sabes lo que es ver a tu mamá siendo cogida por dos pendejos.

-          Mmmm, le gustó? ¿Mucho? Paula ya se besaba con Mariana y solo interrumpía el beso para hablar o escuchar

-          Te diría que le encantó… y que estuvo como 10 minutos siendo cogida por los dos y hasta…

-          ¿Hasta qué?

-          Le acabaron los dos adentro y al mismo tiempo….

-          ¡Ah no te puedo creer! Me vuelvo loca….

Paula se despidió de Mariana y se fue con la cabeza dando mil vueltas. Mariana sabía que había hablado de mas, pero sabía también que podría confiar en Paula.

José entró a su casa. Había tenido un día agotador en la panadería y solo pensaba en tomar un baño de inmersión y descansar en su habitación mirando la TV haciendo zapping y sin pensar en nada. Fue exactamente lo que hizo. Tomo un baño de 30 minutos y desnudo como estaba y apenas sin secarse se colocó la bata de toalla que le había regalado Julia y se arrojó en la cama. Estuvo mirando la TV y se durmió levemente 15 minutos. Un grito en la casa lo despertó:

-          Pauli!!! Me voy a la casa de mi mamá un rato no vuelvo hasta las 8 para preparar la cena!! Avisale a tu mamá y tu papá!!!, Mariana le avisaba a Paula

-          Ok, yo les aviso! Gritó Paula y se escuchó el portazo

-          Paula! ¿Dónde andas?

-          ¡Estoy bajando a la cocina! Paula bajaba las escaleras

-          ¡Ahí bajo!!! José bajaba para reunirse con su hija

-          ¡Hola papi! ¿Cómo te fue? ¿Todo bien? Paula siempre fue la preferida de José

-          Bien, bien. Bah, más o menos. José miraba como había crecido su nena y las cosas que hacía con Mariana, y seguramente con sus novios, y no podía creerlo…

-          ¿Qué pasó? Paula se dio vuelta para mirar a su padre y vio que este le estaba mirando el culo. Paula estaba con un shortcito diminuto que mostraba la parte inferior de sus glúteos y se metía dentro de su cola.

-          Ehh…Nada, Nada. José giró la vista para disimular

-          ¿Algo pasó, o no?

-          Lo de siempre, Pauli, problemas con los empleados. Me tuve que hacer cargo de la la amasadora y después …

-          Uuuyy Pobre papi! Paula se puso detrás de su padre, que se encontraba sentado en una silla mirando la TV de la cocina y empezó a hacerle masajes

-          Ahhhh! Que bien Pauli! Me hacen falta masajes…

-          ¡Si papi! ¿Pero porque no me pedís? A mí me gusta hacerte masajes…

-          Siiii siiii, seguí! José cerraba los ojos y se transportaba con esos masajes

-          ¿Te gusta? Paula ya le abría la bata y bajaba para poder hacerle masajes más cómodamente

-          Mmmm si si. José se daba cuenta de que los masajes de su hija lo estaban empezando a calentar

-          ¡¿A ver cómo estás?!!! Paula pasó las manos por el costado del cuello y empezó a bajar hacia los pectorales

-          Paula, ya está bien, gracias! La pija de José había dado un respingo en ese último movimiento y podía salirse por un costado de la bata

-          ¿Porque? La desilusión de Paula se notaba en su voz

-          ¡Porque ya está bien! José la tranquilizaba

-          ¡Bueno entonces haceme vos a mí! Y Paula fue a sentarse sobre la morcillona pija de su padre

-          ¡No Paula no! Parate! José sintió el culo de su hija posarse sobre su semierecta pija e intentó evitarlo

-          ¿Porque? ¡Dale! Y Paula que había notado lo que estaba sucediendo debajo de su cola se negaba

-          Bueno, ¡un ratito nomas! José cedió y puso sus manos sobre la espalda de su hija

-          Siii Papi! Siii me gusta lentamente se contoneaba moviendo su cola sobre la pija libre de José que se retorcía mientras intentaba pensar en cualquier cosa

-          ¡Me gusta hacer masajes a mí también! José seguía notando como el turgente culo de su hija se movía y su pija no podía ignorarlo

-          ¡Pará! ¡Mejor por adentro de la remera! Paula se levanta la remera y le dice a su padre que le meta las manos dentro de la remera.

-          ¡Ok! José nota que su hija no lleva corpiño y eso hace que su pija, ahora más dura, choque contra la cola de su hija que se mueve

-          Mmmm si papi, que bien masajeas! Mientras mueve la cola sintiendo la pija de su padre muy dura presionando contra sus nalgas

-          ¡Me parece que vamos a tener que parar! José sabe que Paula no puede no sentir su erección y le da la oportunidad a ella

-          No quiero parar papi! ¡Seguí un poco más! Y en un movimiento la pija de su padre se libera de la bata y sale derecho al medio de las nalgas de su hija

-          ¡Ahora si Paula, tenemos que parar! José dice eso, pero sus manos siguen subiendo y bajando por la desnuda espalda de su hija

-          Mmmm no, no pares! Si podes sigamos papi! ¡Por favor! Paula ya se movía descaradamente sintiendo la verga de su padre en su culo

-          ¡No Paula, ya está bien! ¡En serio! José seguía ahora con las manos por el costado del cuerpo de Paula casi al borde de sentir sus tetas

-          ¡Un poco más papá! Con voz de niña consentida, que lo era, se movía cada vez más sensualmente hacia atrás y hacia adelante

-          ¡Ya sos grande para estar así arriba de papá! José lo decía con una doble intención

-          ¡Ya sé que soy grande pa! Y quiero seguir sentada arriba tuyo y sentirte…Paula se lanzaba para ver la reacción de su padre

-          Es que no se si está bien… José ya hablaba con dificultad

-          Si a los dos nos gusta ¿Por qué no vamos a seguir?

-          Bueno, pero yo... José acariciaba ahora los costados de los pechos de Paula

-          Seguí papi… Paula corrió la cola para atrás y sintió que el pene de su padre estaba durísimo. No sabía cómo seguir.

-          ¿Qué queres que te haga? José no quería ser el que diera el paso en falso

-          Lo que vos quieras seguro que me va a gustar… Paula lo animaba

-          Es que lo que yo quiero no se corresponde con un padre y una hija… José ya hablaba con un hilo de voz

-          Lo que vos queres es seguramente lo que yo quiero…anímate papi.

-          ¿No te vas a enojar Pauli? José sentía que le secaba la boca

-          No papi, no me voy a enojar, dale. Y contorsionaba su cola sintiendo la pija muy dentro de sus cachetes

-          Pedímelo vos! ¡Dale! José le hablaba ahora al oído a su hija

-          Si te lo pido, ¿lo vas a hacer?

-          Si

-          ¿me lo prometes? ¿todo lo que te pida? Paula susurraba y giraba la cabeza quedando cerca de la boca de su padre

-          Te lo prometo mi amor… José ya no la vía como su nena, para él era una hembra sedienta y el un hombre a punto de volverse loco

-          Bueno, empezá tocándome las tetas papi. ¡Por favor! Paula cerraba los ojos y giraba la cabeza

-          Mmmm no veía la hora de que me lo pidieras…José adelantó un poco sus manos y aprisiono entre ellas los pechos medianos, turgentes y deseosos de su hija.

-          Agghhh, Paula se empezó a mover con más descaro aún

-          Mmmm que lindas que son!! José hablaba al oído de su pequeña, ¿te gusta?

-          ¡Me encanta pá! No pares mientras le agarraba la mano y la guiaba hacia su short

-          Mmmm, José entendió el mensaje y dirigió sus temblorosos dedos hacia la zona baja de su niña.

-          Mmmm, papi, siento lo dura que la tenes, y me encanta ponerte así… Paula iba por todo

-          Mmmm, a mí también me gusta que me la pongas así de dura, José no se achicaba

-          Agghh, Paula dio un respingo cuando sintió los dedos de su padre deslizarse dentro de su bombacha y tocar su húmeda vagina

-          Siii, mi amor, me encanta tocarte!

-          Si pá! ¡Tocame así! Paula sentía la pija de su padre y sabía que debía dolerle la presión así que optó por darle mayor comodidad. Se sentó de costado sobre una sola pierna y automáticamente la verga de José se levantó corriendo la bata y quedando totalmente a la vista de Paula

-          ¡Uy! Perdón pero se salió! Se disculpaba José

-          Mmmm, ¡Como está! Paula la agarró con su mano y lo empezó a mover hacia arriba y hacia abajo pajeándolo. Evidentemente sabía bien lo que hacía

-          ¡Ay, Pauli! ¡Por Dios! Me encanta. A esta altura los dedos de José ya se introducían dentro de la mojada concha de Paula.

-          ¿Me dejas papi? Paula lo miró mientras acercó su boca a la de él

-          Mmmm, José cerró los ojos mientras asentía con la cabeza mientras esperaba el beso de su hija en la boca…

-          Mmmm. Paula le dio un meso de lengua impresionante a su padre,

-          Mmmm José le respondió con todo su ser

-          Mmmm gracias por dejarme papi! Y se separó de la boca de este, se arrodilló en el piso y sin dejar de mirarlo a los ojos abrió su boca y puso la cabeza de la pija de su padre sobre su lengua y le sonrió.

-          No, no, eso no… quiso decir José con la voz quebrada pero ya era tarde. Paula, su hija, su nena se había metido toda su pija en la boca y comenzaba un lento sube y baja mientras giraba su lengua alrededor de su pija

-          Aghh, no no…

-          Mmmm que rica pija que tenes papi, Paula se la sacó solo para hacer ese comentario

-          Si Si, mi amor, chupámela, así, si si …

-          Mmmm, Paula seguía chupando mientras con sus manos se iba quitando el pantalón corto y la bombacha

-          Mi amor pará porque si no voy a acabar… José intentó poner un poco de cordura.

-          Solo paro si prometes que me vas a coger

-          ¡Uf! José la sacó rápidamente de la boca de su hija porque ese solo comentario casi lo hace acabar

-          ¿Me lo prometes? Paula quería garantías, las necesitaba

-          Acostate en la mesa! José le ordenó a su hija

-          Si, si, Paula se sacó lo poco que le quedaba y completamente desnuda se tendió con las piernas apenas abiertas sobre la mesa

-          ¡Voy a chuparte yo! José le abrió las piernas y se acomodó entre ellas. Pudo oler el aroma que desprendía el sexo de su hija y no pudo contenerse ni ir lentamente, su boca se abalanzó sobre el monte de su hija y comenzó a chuparla con total violencia que su cara completa estaba empapada de los fluidos de su nena

-          Aghhh pa! Voy a acabar ya! Le advirtió ella

-          Mmmm dale, si, acabá para mí.

-          Aghh Aghh si si! Acabo. ¡Acabo! Ac…. Aghhh agghhh

-          José en ese momento tomó el clítoris con sus labios y lo mordió dulcemente haciendo estallar aún más a Paula que se contorsionó sobre la mesa en un espasmo de aspecto diabólico

-          Aggghh aghhh aggghh, Como acabo por Dios! Paula ya aullaba de placer

-          ¿Te gustó? José no necesitaba la confirmación

-          Me encantó pa… me encantó

-          Bueno… José se puso de pie y empezó a cerrarse la bata como despidiéndose mientras miraba a su hija despatarrada sobre la mesa totalmente desnuda…

-          ¡¿Que?! ¿Te vas? Paula notó que su padre se había recompuesto dispuesto a marcharse

-          Creo que va a ser mejor que lo dejemos así Pauli

-          ¡No! ¡No te podes quedar así!

-          ¡Está bien! Ya está…

-          No! Vamos a tu habitación, o a la mía… Paula estaba desesperada por complacer a su padre pero este no se animaba a ir por todo

-          No Paula, eso sería mucho…José había llegado al borde del abismo y solo le quedaba saltar

-          ¿Dale pa… llegamos hasta acá? Ahora quiero que me cojas…

-          Mmmm, no hizo falta nada más, la levantó, la besó y agarrando a su hija de las caderas la adelantó hasta el borde de la mesa, puso la cabeza de su pija en la entrada de su vagina y mirándola directamente a los ojos…

-          ¡Dale pa! Metémela! Dale

-          Estas segura? José quería oírlo una vez mas de su boca

-          Nunca estuve tan segura en mi vida

-          ¿Que queres?

-          ¡Que me la metas! ¡La quiero sentir adentro toda!

-          Siiii? José adelantó unos centímetros su cuerpo y todo el glande se internó en los labios de su hija

-          Aggghh Si SI! Metemela toda! Por favor

-          ¿Toda? Le susurraba José y volvía a besarla al tiempo que la embestía clavándole sus 18 cm de verga caliente y dura

-          Aghhh si si toda adentro, Toda!

-          ¿Te gusta? José quería escucharla…

-          ¡Me encanta papi! ¡Me encanta tu pija y me encanta como me coges!

-          ¡Si si! José empezó a bombearla con un ritmo suave y preciso

-          Ag Ag SI SI

-          Voy a acabar, Pará que me salgo…

-          Acabame en la boca papi! Y son mediar saltó como un resorte de la mesa y se arrodilló frente a su padre abriendo la boca

-          Aghh SI! José casi que ni tuvo tiempo de acomodarla dentro de la boca de su hija que empezó a acabar violenta y copiosamente

-          Mmmm, Mmmm, Mmmm, Paula lo miraba a los ojos sonriendo y con su boca sellada rodeando el aparato de su padre para no dejar escapar ni una sola gota.

-          Aggh Aghhh si si, José estaba en el cielo y acariciaba la cabeza de su hija

-          Mmmm, mggmmggg. Tragaba y tragaba Paula

-          ¡Me encanta nena! José le acariciaba la mejilla y la barbilla mientras la miraba

-          Mmmm, a mí también, Paula mientras se la sacaba de la boca totalmente limpia se paraba para besar a su padre…

-          Me gusta que te guste…José supo lo que había que decir en ese momento

-          Mmmm, Paula lo besó

-          Mmmm, José correspondió el beso sintiendo el sabor de su propio semen…

-          ¡Perdón! Era Mariana que los veía ahora a los dos, padre e hija desnudos y besándose…

-          ¡Uy! José entró a buscar desesperadamente la bata que estaba por el piso

-          Oh, Paula miró sonriente a Mariana que le devolvió la sonrisa

-          ¡Menos mal que fui yo la que entré!, terció Mariana intentando descomprimir

-          ¡Si SI menos mal! José se ponía la bata con su mástil a media asta

-          Mmmm, Veo que la pasaste bien! Mariana miraba descaradamente a Paula

-          Muy bien! Paula desnuda y muy sensual se acercaba a Mariana, todo esto delante de la vista de su padre…

-          Pero…José esta vez no sabía qué hacer ni que decir

-          Mmmm, bueno me voy a mi habitación dice Mariana y se acerca a darle un beso a Paula quien le responde con un beso de lengua…

-          Mmmm, Mmmm, chau, veo que ya tomaste la leche así que no te pregunto si queres que te la prepare…jajaja

-          Jajaja, reía divertida Paula

-          Ja… José no daba crédito a lo que veían sus ojos

-          Chau, dice Paula

-          Chau, dice José y se va a su cuarto

-          Chau, dice Mariana y se mete en su pieza

(Continuará…)

Si les gustó pueden dejar su comentario o escribirme a  reybaco2005@hotmail.com


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© rey

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de rey
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.


100 MONEDAS GRATIS EN LA COMUNIDAD TODORELATOS