En Link World Network S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos: Política de Cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.044 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Cams Porno ] [ Twitter ]  1.459.782 Miembros | 20.226 Autores | 104.580 Relatos 
Fecha: 01-Dic-17 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Historia de una madre maravillosa (Capítulo 3)

Andres
Accesos: 14.411
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 2 min. ]
 -   + 
De cómo mi madre celebró su viudedad y puso fin a la desgraciada vida que le dio mi padre. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

III

Allí se acercó a un grupo de jóvenes, que parecían estar de juerga, y que vieron en ella alguien de quien reírse. La invitaron a cubatas y también le dieron a fumar de los porros que consumían. Mi madre no rechazó ningún ofrecimiento y se prestó a ser el centro de las burlas y salidas de tono de los muchachos, pues a ella eso también le divertía. Los chicos no tardaron en empezar a meterle mano y manosearla por donde podían, entre risas y bromas. Ella se dejaba hacer, pero cada vez estaba más pedo, y los muchachos fueron perdiendo el interés al ver como se estaba poniendo, y no quisieron tener problemas.

Un tipo solitario que había por ahí se percató de su estado y como los jóvenes ya no le hacían caso, vio que era una presa fácil, así que se le acercó, llamó su atención y consiguió apartarla del grupo de jóvenes. No le fue difícil enrollarse con ella, tan sólo hizo falta invitarla a un par de cubatas más para tenerla a su merced.

El camarero del local, viendo el estado en que mi madre se encontraba, sugirió la posibilidad de llamar a un taxi para que se la llevaran de allí, entonces el tío, que fingió saber donde vivía se ofreció a llevarla a casa, pero, “a la suya”.

Mi madre estaba tan borracha que a aquel tipo le fue fácil hacer con ella lo que quiso. La llevó un viejo polígono industrial a las afueras de la ciudad, y en el interior de una nave abandonada, a la luz de las farolas que iluminaban tenuemente la estancia, se la folló a placer.

Mi madre a penas reaccionaba y tenía que apoyarse en los objetos que por allí había para no caerse. Ese estado fue aprovechado por aquel hombre para echarle dos o tres polvos, corriendose dentro de su coño y sobre su cara, dejándola empapada y llena de semen. La folló por la boca con tanta fuerza que la hizo vomitar dos veces.

Cuando se cansó, y siendo ya sobre las tres de la madrugada, el tipo la llevó a un parque cercano dejándola tumbada en un banco durmiendo la borrachera.

A las siete de la mañana la despertó el personal de limpieza del parque. Cuando se espabiló un poco cogió un taxi y se fue a casa. Se duchó, tomó un analgésico para la resaca y tras desayunar volvió al hospital donde mi padre ya había comenzado a agonizar durante esa noche.

Al llegar, a eso de media mañana, preguntó en recepción si ya se había muerto, pero al obtener una respuesta negativa no pudo reprimir un gesto de desagrado y subió a la habitación de mala gana.

Continuará


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© Andres

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Andres
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.