Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.596 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.562 Miembros | 19.662 Autores | 100.701 Relatos 
Fecha: 27-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en MicroRelatos

Man on the moon.

LordTyrannus
Accesos: 1.388
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 3 min. ]
 -   + 
Un pequeño homenaje a unas de mis bandas de rock favoritas. (Relato no erótico) Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Por fin, había dejado atrás el árido desierto. Como dejaba también la abandonada plataforma petrolífera o la gran serpiente. Siguió aquella infinita carretera que parecía perderse en el inmenso horizonte mientras el Sol estaba colocado justo encima de él, apuntándole con sus afilados rayos. Tan solo el sombrero le protegía de la flamígera amenaza.

Mientras caminaba, un fuerte pitido sonó a sus espaldas. Al girarse, pudo ver un gigantesco camión tráiler que arrastraba su pesado cargamento detrás. Parecía una gran bestia de metal que expulsaba por sus dos finas chimeneas espeso humo negro. Se colocó a su lado, haciendo temblar el suelo y emitiendo poderosos rugidos procedentes de su motor alimentando por combustible fósil. El conductor le hizo una seña para que subiera y él le hizo caso.

Juntos, avanzaron por la infinita carretera hasta que el conductor le dejó cerca de un bar de mala muerte. Parecía una simple casucha de madera, pero dentro, había un amplio salón con barra donde servían bebidas para que la gente ahogase sus penas. Y detrás de esta, la víbora dormiría enrollada. Caminó, pasando entre los contenedores de gasolina oxidados, y entró.

La sala era amplia y, a la vez, acogedora. En el centro, había una mesa de billar donde jugaban varias personas y detrás, otras jugaban a tirar dardos a una diana. En la barra, otras bebían y conversaban poco animados. Andy Kaufman aparecía en la pequeña televisión, combatiendo en una lucha de wrestling. Se acercó a la barra y se sentó, pidiéndole al camarero que le pusiera una ración de crujientes patatas fritas que este no tardó en servirle.

A su lado, una pareja discutía aireadamente. Ella estaba harta de jugar al Monopoly, a las damas o al ajedrez. Él le proponía jugar al Twister o al Risk, pero ella le replicó que estaba harta de juegos. Al final, el hombre se marchó muy enfadado y la chica se quedó allí, mirando a la nada. Mientras, él comía una de las crujientes patatas que pidió y no dejó de observarla. Se acercó a ella y le preguntó:

—Oye cariño, ¿te lo estás pasando bien?

Comenzaron a hablar. Ella le recordaba a un amor que tuvo hace tiempo. Usaba línea de ojos. Le señaló a la televisión, donde Andy Kaufman salía imitando a Elvis.

—¿Crees que sigue vivo? —preguntó ella divertida.

—Si eres de las que cree que pusieron un hombre en la Luna —comentó él de forma burlona.

Su mirada no mostraba que estuviera divirtiéndose con aquello. De hecho, concluyó que quizás se había excedido. Todo el mundo hace daño, todo el mundo llora. A veces.

—Oye cariño, ¿estamos perdiendo el contacto?

Se fue de allí, mirando a todas las personas, a sus rostros, a sus sonrisas. Imitaciones de vida. Toda una inexperiencia sobrenatural y superseria.

Salió del bar y comenzó a caminar de nuevo, pensando en lo que haría a continuación. Quizás empujaría a un elefante desde las escaleras. Tal vez doblaría cucharas o cuidaría flores en plena eclosión. O quizás, simplemente, se dedicaría a buscar respuesta del Mas Allá.

-----------------------------------------------------------------

Ya que has llegado hasta aquí, me gustaría pedirte algo. No una rosa o dinero (aunque si de esto ultimo te sobra, un poquito no me vendría mal), tampoco un beso o tu número de teléfono. Lo unico que solicito de ti, querido lector, es un comentario. No hay mayor alegría para un escritor que descubrir si el relato que ha escrito le ha gustado a sus lectores, asi que escribe uno. Es gratis, no perjudica a la salud y le darás una alegría a este menda. Un saludo, un fuerte abrazo y mis mas sinceras gracias por llegar hasta aquí. Nos vemos en la siguiente historia.

Lord Tyrannus.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© LordTyrannus

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de LordTyrannus
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)