Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.436 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.434.087 Miembros | 17.224 Autores | 83.672 Relatos 
Fecha: 16-Ene-13 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Mi mujer y su cuñado

cita
Accesos: 27.356
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 21 min. ]
 -   + 
Así comenzaba esta historia que envié en el pasado, pero después de que mi mujer la leyera me “aclaró” algunas cuestiones, conclusión es que mi mujer de inocente nada, de virgen menos y si mucho de putón de los buenos, o sea, mas puta que .... mi mujer. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Mi mujer tiene dos hermanas, una que es bastante liberal y folla con algunos compañeros de trabajo y con alguien más.

La otra hermana, a la que yo no le conozco ninguna aventura, está casada y tiene hijos, pero eso sí, está casada con un tipo al que sí le conozco alguna aventura, entre otras con mi mujer y con su otra hermana, el muy puñetero se ha acostado con las tres hermanas.

La historia de cómo se folló a mi mujer es casi inocente y se remonta a antes de casarnos...

Así comenzaba esta historia que envié en el pasado, pero después de que mi mujer la leyera me “aclaró” algunas cuestiones, conclusión es que mi mujer de inocente nada, de virgen menos y si mucho de putón de los buenos, o sea, mas puta que .... mi mujer.

Recién casados, mi cuñada y él se fueron a vivir a casa de mis suegros, porque el piso que habían comprado no se lo entregaban hasta un año después, por diversos retrasos de los que acostumbran las constructoras, el caso es que mi mujer, por aquel entonces tenía unos 19 años, nos habíamos separado temporalmente, habíamos sido novios y volvimos a serlo, pero no en ese momento, ella tenía unos principios muy firmes y no follaba conmigo ni con nadie, aunque le hiciera de todo menos metérsela entera, un poco si, la puntita si, refregársela por el coño si, pero meterla entera, no y mucho menos correrse dentro. Como en aquel momento no tenía pareja, andaba necesitada de achuchones y meneos a los que se había acostumbrado el tiempo que habíamos estado juntos.

Bueno, mi mujer fue desplazada de su dormitorio para dejárselo a ellos, lo cual le provocó un enorme cabreo, mi cuñado, que también andaba bastante necesitado ya que su mujer estaba embrazada de cinco o seis meses y no podía tener relaciones por el peligro de parto prematuro; para compensarla se ofreció a llevarla tantas veces como ella quisiera, a casa de unos amigos de ella que vivían en el extrarradio, lo cual ayudó a relajar su actitud, se aprovechó de la facilidad que le ofrecían y le pidió que la llevara y recogiera varias veces.

Un día que volvían en coche de la casa de los amigos, él, charlando, le puso una mano en un muslo denudo, mi mujer le cogió la mano y la puso sobre la palanca de cambios sin brusquedad de ningún tipo y siguió hablando como si nada hubiera pasado. Al llegar a su casa la puerta de la calle estaba cerrada, ella abrió con su llave y al entrar en el zaguán, él la arrinconó cogiendole las tetas, intentando besarla y subiéndole la falda para tocarle la zona baja, ella le dijo “estate quieto que nos van a ver y van a pensar mal de mí”, dándole un empujón salió corriendo escaleras arriba.

El siguiente día que la recogió de noche, con su minifalda, su cuñado, sabiendo que ella no resistía el alcohol y se mareaba con una simple caña de cerveza, paró en un bar y la invitó a unas cervezas lo que la puso muy contenta y luego siguieron camino y al poco, muy poco, tiempo él le volvió a poner la mano en el muslo desnudo, mi mujer reaccionó de la misma forma, le cogió la mano la puso sobre la palanca de cambios y siguió hablando normalmente mientras le daba la risa tonta provocada por el par de cervezas sin comida que se había tomado, él volvió a poner la mano sobre el muslo al tiempo que la deslizaba en dirección de su coñito, ella lo miró y entre risas le dijo “estás travieso hoy...” le cogió la mano y la puso sobre el sexo de él.

Él aparcó el coche en una zona desierta y cogió una mano de ella, se abrió el pantalón y sacándose la verga se la puso en la mano, a mi mujer que estaba bastante mareadilla le dio la risa mientras le agarraba el pene y se lo meneaba, momento que él aprovechó para meterle la mano bajo la falda y acariciarle el coñito sobre las bragas, ella soltó la polla y lentamente le quitó la mano dejando que por unos diez o doce segundos él le acariciara el monte de Venus mientras se abría de piernas, ella dijo “ya es bastante por hoy...” y siguieron camino sin volver a hablar del asunto, aquella noche se acostó desnuda y se masturbó pensando que algunos compañeros le metían mano, que todos la querían follar y que ella les dejaba meter la puntita nada más.

El siguiente día, jugando peligrosamente a la provocación, se puso la minifalda más pequeña que tenía, una que en cuanto se sentaba enseñaba todo lo que tenía debajo, que no era mucho ya que se puso unas brevísimas minibragas y el sujetador transparente, con la sana intención de ir lo más provocativa posible y calentarlo, pero sin pensar en las consecuencias que podía tener. Cuando la recogió y ella se sentó en el coche, a él se le dilataron las pupilas con la sorpresa, tenía las piernas cruzadas y se le veían las braguitas y se le insinuaban los pezones, “estás muy buena con esa poca ropa, seguramente te habrán metido mano algún que otro tío” ella le contestó “puede que si, puede que no, no voy a ir contando lo que hago por ahí, yo soy muy discreta con estas cosas y no se las cuento a nadie

Él le reprochó “yo quiero que me cuentes lo que haces, cuantos te la han metido y con cual has disfrutado mas” y ella “a mi no me la mete nadie y he disfrutado de varios amigos y ellos también han disfrutado y no me tires de la lengua...

Volvieron a parar en el bar, volvieron a beber, esta vez un par de cubatas bien cargados mientras él seguía insistiendo en saber mas de las correrías de ella mientras seguían bebiendo, mi mujer se mareó bastante, tenía un punto bastante valiente, se fue al servicio del bar y se quitó el sujetador y como llevaba una camisa bastante fina, casi transparente, se apreciaban nítidamente los puntiagudos pezones, también se dejó otro botón mas desabrochado, para que desde el lado del conductor se viera casi todo.

Al ir para el coche le dijo a su cuñado “Ahora que me has emborrachado, vas a intentar meterme mano ¿no?

él le sonrió y le contestó “me voy a comer esos pezones que estoy viendo y además te la voy a meter...”, ella le sonrió y se ajustó la camisa para que se notaran mas, se montaron en el coche y siguieron camino, ella entreabrió las piernas y se quitó otro botón, solo le quedaba uno abrochado, para que de perfil, se vieran las tetas, mientras que por abajo enseñaba las mini bragas totalmente, abriendo y cerrando las piernas, al momento él le puso una mano en el muslo y comenzó a bajar hacía el coñito sin que ella lo parara mientras se reía y miraba la mano, le dijo “ no te lo decía yo, me querías meter mano, te has creído que no lo he notado...” él retiró la mano y buscó un lugar solitario y oscuro donde aparcó el coche.

Ella le dijo ·”¿Por qué te paras aquí?¿T e piensas que vas a conseguir metérmela?” Él como contestación se bajó los pantalones y cogiendo una mano de ella la puso en su pene moviéndola para que le hiciera una paja, mientras que con la otra le metía la mano bajo la falda y le acariciaba el coñito sobre las bragas, ella seguía riendo y diciendo “quieto, que no te he dado permiso..”, abría las piernas y de vez en cuando suspiraba. Le apartó la braga y comenzó a acariciarle su rajita y a meterle un dedo en la vagina mientras ella suspiraba y reía y seguía diciendo “te he dicho que te estés quieto, ten cuidado al meter el dedo que me puedes arañar...”, él le contestó “quítate la camisa para que vea bien lo que llevas un rato enseñándome...” ella se la quitó y le comenta “¿qué te parece,  es lo que andabas buscando desde hace mucho? ahora yo te las enseño porque me da la gana.” Él se acerca a ella y se las chupa y toquetea, las soba, las mama mientras le sigue acariciando el coño, llegados a ese punto él le propone pasarse al asiento de atrás en donde estarían más cómodos, ella en su estado etílico dice

vale, así estamos más cómodos los dos y por fin consigues algo aunque sea muy poca cosa..., no te hagas ilusiones llegaremos hasta donde yo quiera...no me te creas que me la vas a meter, eso esta reservado para muy pocos...

y se pasaron al asiento trasero.

Allí él se quitó toda la ropa y le quitó la falda a ella, que se dejaba hacer entre risas aunque decía “estate quieto” pero dando todo tipo de facilidades dejándola con las minibraguitas solamente, ella seguía diciendo

te he dicho que solo lo que yo quiera, solo lo que yo quiera...

él inmediatamente le baja la cabeza y le dice que le chupe la polla, cosa que ella hace poniéndose de rodillas en el asiento después de decir”porque yo quiero...”, se la mete hasta la garganta lo que a él lo hace gruñir de placer, ella le pregunta “¿qué te pasa? Te gusta” él mientras le baja las bragas hasta las rodillas y le acaricia la vulva, el clítoris le mete un dedo o dos en la vagina mientras ella sigue mamando polla, él está a punto de correrse, gime, le mete un tercer dedo en la vagina le coge la cabeza y le empuja mas adentro hasta la garganta lo que hace que eyacule en la boca de ella que sorprendida traga la leche hasta la última gota y levanta la cabeza y le dice “te has quedado vacío”, él le quita las bragas y la tiende en el asiento, comienza a comerle las tetas y acariciarle la vulva, meterle los dedos en la vagina, acariciarle el coño con su polla, ella dejó de reír y dijo

estate quieto, que no quiero que me hagas estas cosas que después vas a querer metérmela y yo no quiero, que soy virgen...”

suspirando sin saber muy bien que estaba pasando, su pensamiento era nebuloso, consecuencia de los dos cubatas con doble de ron que le habían puesto en el bar, pero a pesar de todo comenzó a darse cuenta de que su calentura la estaba poniendo en una situación muy peligrosa para su virginidad, que estaba allí desnuda con su cuñado, con su polla rozándole el coño, mientras él le chupaba las tetas y le sobaba el coño, le metía el dedo en la vagina, “si a mi no me gusta este tío, como es que estoy así”, “como no lo pare me la va a meter y yo no quiero”, él mientras seguía a lo suyo comiendo tetas y bajando poco a poco hasta el coño, chupándole los labios vaginales, abriéndoselos, metiendo la lengua en el agujero de la vagina, lamiéndole intensamente el clítoris con lo que consiguió que ella diera un grito de placer, él intensificó el chupeteo, ella estaba cada vez mas entregada, gritaba, suspiraba y abría mas las piernas, él entre sus pierna le come el coño mientras que piensa que ahora es suya, ahora podía hacer lo que había estado buscando durante mucho tiempo, ahora se la podía follar la primera vez que luego vendrían mas, se puso en posición sobre ella, le abrió las piernas y enfiló con su polla el camino del mojadísimo coño para entrar por derecho hasta el fondo, pero ella, con un esfuerzo sobrehumano, puso la mano sobre su coño y le pidió que no siguiera, que no se la metiera, que le dejaba hacer otras cosas pero eso no.

Él, que lo había tenido tan cerca, le dijo que bueno, que se le seguiría comiendo el coño y las tetas se puso entre las piernas cogiendola por los muslos abriéndoselos y levantándoselos lo más posible y comienza de nuevo a comerle el clítoris, meterle la lengua en la vagina hasta que ella tiene un enorme orgasmo y cogiendole las piernas abiertas la obliga a doblarse sobre si misma con los muslos abiertos al máximo y el encima para comerle las tetas mientras su polla queda a la altura del coño, él con las piernas abiertas presiona las piernas de ella lo que impide que se ponga derecha ofreciendo su coño totalmente abierto y en alto, él se coge la polla comienza a refregarla por el coño , abriendo los labios y poniendo la punta en la mismísima entrada de la vagina lubricada, mojada, sedienta y se la mete un poco, ella no opone la más mínima resistencia ante lo cual él sigue metiendo, ella está entregada, no puede resistirse, está deseando que se la meta, lo único que le dice es que “ no te corras dentro, que me puedes dejar embarazada”, a lo que él contesta

eso no es follar, te la voy a meter con cuidado para no romperte el himen y sigas virgen, solo la punta y un poquito mas y luego me corro fuera del coño, mira, no seas tonta, eso es como si te metiera un dedo, que eso no es follar, lo importante es que no se rompa el himen, para follar hay que meterla entera y correrse dentro”,

Con la medio borrachera, la enorme calentura y su inocencia ella lo creyó o lo quiso creer y se dejó hacer, se la metió un buen trozo y cuando ella se quejó la sacó para volver a meterla, repitiendo la queja y así siguió una y otra vez, follando sin follar mientras ella se había ido ambientando y ya casi ni se quejaba, entonces él comenzó a correrse dentro de ella dejándole inundado el coño con la mitad del semen y la otra mitad se lo echó sobre las tetas y el vientre, inmediatamente ella se limpió con un pañuelo, se vistió y siguieron a su casa.

Cuando llegó se fue a la cama directamente con una enorme confusión, pero con una enorme calentura y se masturbó pensando y recreándose en lo que había pasado y prometiéndose que no se volvería a repetir y tuvo un orgasmo monumental.

Al día siguiente tenía cita con el ginecólogo, cuando comenzó a explorarla con su madre delante, este comentó “es conveniente que las próximas veces que venga usted a que la examine procure no tener relaciones sexuales por lo menos dos o tres días antes de la consulta y otra cosa, es raro pero tiene usted el himen milagrosamente entero”,

ella se puso como un tomate y su madre dijo “si ella no tiene ni novio, se está usted equivocando, además si es virgen como puede tener relaciones...”

a lo que el médico respondió “señora esto es semen, además de menos de 24 horas, y si es virgen denota que lo hace con cuidado y lo demás se lo pregunta usted a ella

Al salir del médico su madre la asaltó con preguntas del tipo “¿Es verdad que ayer estuviste con un hombre? ¿con quién? Ayer por la noche estabas muy rara ¿no habrás hecho una locura con tu cuñado? ¿es eso? Si es eso tu hermana no se puede enterar y tu no puedes volver a repetir”, ella la miraba y callaba y su madre insistía “¿a sido con otro? Dime que ha sido con otro, si te callas es que ha sido con él

y ella siguió callando, su madre concluyó “por lo menos podías haberlo hecho con otro y ya que ha pasado, que tu hermana no se entere y ... por curiosidad ¿cómo folla?

Ella se quedó boquiabierta y le dijo “yo no he follado, me la ha metido un poquito como si me metiera un dedo o una zanahoria, solo hemos tenido un jugueteo y ya está, ha sido divertido pero que se quede para mi hermana” y su madre le preguntó “pero ¿piensas seguir jugando? Ten mucho cuidado que te puedes quedar embarazada, además ¿cuánto es un poquito?¿cómo un dedo de largo?¿cómo una zanahoria?

a lo que ella respondió “ eres muy morbosa, si, hace cosas agradables, si, la tiene gorda, si, me la mete hasta la mitad pero no me folla, y si, me da mucho gusto cuando la mete, cuando me come el coño, cuando me soba las tetas, ¿qué mas quieres saber? Que lo hicimos en el coche en el asiento de atrás y que me lo pasé muy bien aunque tuve un orgasmo, que cuando llegue a casa me fui a la cama para masturbarme y tener otro orgasmo... ¡ah! Y lleva una temporada intentando acostarse conmigo, tocarme, follarme, violarme, intentándolo de todas las formas posibles, hasta medio me emborrachó con la intención de follarme pero no pudo, que lo que hicimos no fue follar.”

Ahora la boquiabierta era su madre que acertó a decir “entonces no le vas a quitar el marido a tu hermana, pero vas a seguir jugando, es conveniente que tomes la píldora ¿no? Buscaros un sitio más cómodo para jugar que el asiento de atrás de un coche, a lo mejor en casa cuando tu hermana se duerma podíais jugar un rato, es más cómodo y seguro.” Ella la miró perpleja y le dijo “ya veremos

Su madre habló con su cuñado sobre lo que había pasado, mostrándose muy comprensiva con la situación ya que, al no poder tener relaciones con su mujer, tenía que tener un desahogo, que ella estaba dispuesta a colaborar en lo fuera y que le aconsejaba que la noche era propicia para jugar a “no follar” como decía su hija, que ella procuraría estar alerta y dispuesta y su hija también. Posteriormente le dijo a su hija “ he tenido una agradable charla con tu cuñado, me ha aclarado muchas cosas y le he recomendado que te haga una visita una de estas noches, te lo digo para que no le tengas en cuenta lo pasado, estés preparada y lo recibas adecuadamente, que el pobre se lo esta pasando muy mal sin poder tener relaciones con tu hermana y hay que ayudarlo, así que a partir de esta noche te acuestas desnuda por si te quiere visitar...

A los pocos días queda con su cuñado para que la recoja , se pone muy guapa, se pone una camisa transparente con un sujetador igualmente transparente, falda cortita, se le insinúan los pezones, va muy guapa y provocativa.

Cuando salen del lugar de donde viven sus amigos él le pregunta si quiere una copa, ella dice que bueno, que tiene unas cuantas cosas que decirle, paran en una venta y se toman un cubata con doble de ron  el de ella, se lo toma mientras piensa en lo que le quiere decir, él mientras le dice que tiene unos pezones preciosos, que la ha echado de menos estos días, mientras ella bebe y bebe dándose ánimos y pide otro cubata,  cuando lleva medio cubata bebido se va al cuarto de baño y se quita las bragas y el sujetador, se mira en el espejo y ve unos pezones que se transparentan a través de la camisa, se levanta un poco la falda y ve su coño sin nada que lo tape, se ve guapísima, se gusta y sabe que va a gustar, sale decidida a hablar, se termina el cubata y le dice a su cuñado que quiere irse, que tienen que hablar, él la mira y le dice que ahora mismo, “estás buenísima sin sujetador”. Se montan en el coche y él inmediatamente le coge un muslo y baja para el coño sin haber arrancado, ella lo para y le dice que quiere ir a un sitio tranquilo, él le contesta que si no se desabrocha toda la camisa que no piensa moverse de allí, se desabrocha todos los botones y se abre la camisa, él arranca inmediatamente y la lleva a una zona oscura y solitaria donde ella comienza a decir “tenía yo ganas de cogerte por mi cuenta que te tengo que decir cuatro cosas, caradura, sin vergüenza, que el otro día me pusieron la cara colorada por tu culpa y además mi madre lo sabe todo...” “Ya lo sé” le responde él “tu madre me lo ha contado, pero ¿tu vienes vestida para hablar o para follar? y vamos a pasarnos a al asiento de atrás que estamos más cómodos y se folla mejor ” y se sale del coche y se pasa al asiento de atrás, ella desconcertada pero sin parar de hablar también se pasa y le sigue diciendo “con que me lo ibas a echar fuera, tenía todo inundado de semen el otro día en el ginecólogo y me lo dijo, me podía haber quedado preñada, so sin vergüenza aparte la vergüenza de mi madre y del medico, por lo menos me respetaste el virgo...” mientras él se ha ido quitando la ropa y está desnudo y le quita la camisa y la falda dejándola desnuda, la sienta en el centro del asiento trasero, desplaza los asientos delanteros para hacer sitio y se pone de rodillas frente a ella, se mete entre sus piernas y comienza a comerle las tetas  mientras que el pene va buscando la entrada a la vagina, ella mientras no para de despotricar “lo ves si tú lo que tienes es mas cara que espalda, lo que quieres es meterme mano, pero eso se va acabar, no te voy a dejar ni que me mires y de meterla un poquito, nada de nada, ¿te estás enterando? que eres un cabrón...” él sigue a lo suyo, ahora se ha agachado y le come el coño con deleite, ella comienza a callar y a suspirar, se incorpora bruscamente se pone las piernas de ella sobre los hombros y de un certero golpe se la mete hasta lo más hondo, ella respinga y se duele, la ha desvirgado casi totalmente, él no para y mientras le come las tetas, mete y saca sin parar y ella se va calmando y disfruta, él se corre y se lo deja absolutamente todo dentro del coño, se sienta a su lado y le enseña la polla llena de sangre y le dice  “mira te he desvirgado, no te la he metido un poquito te la he metido entera, te he follado totalmente y te he dejado unas semillas para que las aproveches o no, eso es lo que hay...si quieres podemos seguir follando o nos vamos, tu me dices...”

“no tienes vergüenza, eres un hijo puta, me vas a terminar por preñar, métela despacio y necesito un orgasmo...” dice ella y comienza a mamarle la polla, se la endereza y le dice que se la meta de nuevo, él la vuelve a poner en el centro del asiento y le acaricia el coño, el clítoris, le come las tetas, mientras ella le dice “¡hijo puta!¡cabrón! ¡métela como te dé la gana pero métela ya!” él se la mete sin ningún cuidado y con la polla dentro la tumba en el asiento y se pone encima y la folla hasta que los dos se corren casi simultáneamente dejándola inundada de semen de nuevo, cuando termina él no la saca, la deja dentro, no se le achica y a los tres o cuatro minutos de nuevo se le va endureciendo y comienza a follarla de nuevo, ella de momento no sabe que hacer pero después lo rodea por la cintura con sus piernas y lo aprieta contra ella, el termina eyaculando de nuevo y dejándolo dentro, ella no lo suelta , lo mantiene así durante un buen rato y comienza a darle un masaje en la polla con las paredes vaginales hasta que consigue un nuevo endurecimiento de la polla, comienza a follarla de nuevo, ella se ríe y grita hasta que él se vuelve a correr, poco semen, pero eyacula dentro de ella, cuando terminan, él la mira y le dice “¡ha estado bien!” ella tiene el coño inundado, cuando se pone de pie le sale un chorro de semen por los muslos, piensa y se da cuenta de que está a mitad de ciclo, puede estar ovulando, se puede quedar preñada, se limpia y procura no pensar.

Han pasado quince días y no le viene el periodo, ella es fija y absolutamente regular y lleva cuatro días de retraso, está asustada y angustiada, se nota de todo, cree que se le han hinchado las tetas, cree que está engordando, decide hablar con su cuñado y le pide que la recoja esa tarde y se arregla para hablar con él sin olvidar ponerse guapa, no se pone sujetador ni bragas, una camiseta muy liviana con mucho escote y una minifalda con tacones altos, cuando su cuñado la recoge y la ve se empalma, ella se monta en el coche y se sienta cruzando las piernas dejando entrever el coño, se ajusta la camiseta para que se le señalen mas los pezones y le dice que vayan a un sitio solitario donde poder hablar, él se dirige al lugar donde follaron la última vez.

Cuando llegan a tan interesante lugar ella le dice “es muy probable que esté embarazada, ¿qué hacemos?” él con toda tranquilidad le dice “de momento pasarnos al asiento de atrás y follar un rato que ahora no hay peligro de que te deje preñada” y se cambia de asiento y se desnuda totalmente mientras ella desconcertada le dice “¿eso es lo único que te interesa? ¿no te importa como me lo estoy pasando?” a lo que el responde “ no haber follado y ahora vamos a lo mas interesante” ella se sienta atrás a su lado y se quita la poca ropa que lleva y lo mira desafiante el le coge las tetas y le comenta “las tetas no te han engordado, las tienes igual de pequeñas que antes” y comienza a comérselas, chupárselas y pellizcarlas en los pezones, ella se acaricia el clítoris hasta que él le da la vuelta, la pone a cuatro patas, saca vaselina del pantalón le unta el culo, se pone un poco en la polla y se la clava sin mas miramientos mientras le dice “por aquí no te quedas preñada y además tenía muchas ganas, que tu hermana no me deja” ella da un grito y le dice que la saque, que le duele, que por ahí no quiere, que se la meta a su puta madre; el sigue a lo suyo metiendo y sacando hasta que ella se va consolando y hasta disfrutando, se corre en el culo de ella, le da la vuelta la tumba y le abre las piernas, le chupa el clítoris hasta que ella tiene un orgasmo y luego se la mete, la folla y se vuelve a correr dentro de ella. Él le dice “si estás preñada mi consejo es que abortes, yo no asumo nada, eso es tuyo y tu sabrás lo que haces, no es que sea un cabrón es que hemos follado porque los dos hemos querido, sobre todo tu provocándome continuamente.” Ella desconcertada se calla y le dice que se quiere ir, llegan a su casa ella va al cuarto de baño y tiene unas manchas de sangre del periodo, se relaja, sale del cuarto de baño, va al comedor donde están todos reunidos y le dice a su hermana “¿tienes compresas por ahí que me he puesto con la regla y no tengo ninguna?

Días después, viendo que ella lo evitaba y no quería que fuese a llevarla y a recogerla, esperó, como le había recomendado su suegra, a que todos se durmieran y fue a la habitación de mi mujer que, como era verano y para seguir la recomendación de su madre, que todas las noches antes de acostarse se pasaba por su cuarto para ver si seguía su consejo y hacerle las recomendaciones de rigor “no hagáis mucho ruido, yo estaré alerta por si necesitáis algo, se cariñosa que está muy necesitado y destápate que desnuda sobre la cama estas muy guapa.”, así que dormía desnuda destapada o semitapada con una sábana.

Ella tiene el sueño muy profundo, cosa que él aprovechó para levantarle la sábana y acostarse totalmente desnudo a su lado, comenzando a acariciarle el clítoris mientras que con otros dedos le hurgaba en la vagina y también le comía las tetas, como no se despertaba le abrió las piernas se puso encima y comenzó a metérsela y la folla, ella termina despertándose entre jadeos de placer, cuando se da cuenta de lo que estaba pasando casi da un grito que él impidió tapándole la boca,

aquí estamos más cómodos que en el coche y lo podemos hacer mejor, ya veras como disfrutas mas que el otro día

y a continuación le preguntó “ ¿quieres tomar unos cubatas?...”

ella, repuesta de la sorpresa le dice “hazme el favor desacarla” a lo que él le responde “anda no seas tonta que yo sé que estas deseando...” a lo que ella dice “ tú eres un fresco y yo no estoy dispuesta a estar a tu disposición para cuando tu quieras, por lo menos me debes pedir permiso...y menos meterla sin permiso”, y él cogiéndole las tetas y poniéndole la polla sobre los muslos le dice “anda tontita que nos lo vamos a pasar muy bien, que te voy a echar un polvo que te va a salir por las orejas...” mientras le separa las piernas y le acaricia la rajita,

Desde luego no tienes vergüenza, después de lo que me dijiste el otro día, yo es que soy muy blanda” le dice y continua “podemos jugar un rato, te la meneo y tu me comes las tetas y el coño, pero meterla ni pensarlo, que te veo las intenciones de metérmela de nuevo que luego te corres dentro y me puedo quedar embarazada y por haceros un favor no me puedo arriesgar” le sonrió y continuó diciendo, “¿donde están esos cubatas?”, él se levantó de la cama, cogió los dos cubatas que tenia preparados y brindaron.

Cuando ella probó el cubata, se dio cuenta que aquello era ron con un poco de coca cola, “ Esto tiene mucho ron, tú lo que quieres es emborracharme para metérmela otra vez y eso ni pensarlo...” pero siguió bebiendo el cubata y permitiendo que el le metiera mano por todas partes y rellenándole el vaso con mas ron, a los diez minutos volvía a estar en un punto de no retorno, borracha y caliente, o sea, era manejable, él siguió jugando, le comía los pechos y fue bajando hasta que se metió entre sus piernas comiéndole el coño, metiéndole un dedo por el culo, abriéndole los labios y lamiéndole cada pliegue de su coño hasta llegar a la vagina, que penetró plegando la lengua, para pasar al clítoris insistentemente con mordisquitos, succiones, chupetones, golpeteo con la punta de la lengua hasta lograr que tuviera un orgasmo magnífico, en ese punto mi mujer se pierde, no tiene voluntad y es capaz de todo, lo que él aprovechó para volver a penetrarla y follar

decía “despacio, con cuidado, sigue así, con mucho cuidado, no te pares” y él la sacó y se le quedó mirando, ella le dijo “¿qué pasa? Sigue, por favor, métela con cuidado pero métemela de nuevo”, él volvió a meterla sin ningún miramiento, hasta lo más profundo, la metía entera y termino explotando vertiendo casi todo el semen dentro del coño de mi futura esposa que lo había rodeado con las piernas y no le permitía separase, al finalizar la sacó y

Ella ha negado hasta ahora que se corriera dentro de ella, dice que se lo echó encima aunque fueran unas miserables gotas del final del orgasmo de él. Cuando habían finalizado y estaban en la cama retozando el postorgasmo apareció su madre, se les quedó mirando y cogiendo el pijama de él les dijo “Hacéis mucho ruido, vais a despertar a tu hermana o a tu padre, tu vente conmigo” y salieron en dirección del salón.

Ella afirma que no se repitió nunca mas, nunca mas volvieron a  follar, y una cosa muy curiosa es que ella asegura “no haberlo besado en la boca en ninguna de las ocasiones que estuvieron juntos.

De esta forma mi mujer folló con su cuñado al igual que en aquella época “no folló” con algunos más.

Pocos meses después fue al ginecólogo de nuevo y cuando este la examinaba, comentó “esta vez no hay restos de semen, esta usted limpia y por lo que parece hace varios días que no tiene relaciones sexuales. En otro orden de cosas parece que el milagro del himen se ha terminado a medias, ya que tiene usted un desgarro importante, se podría decir que es usted medio virgen”, Su madre preguntó “¿ha tenido relaciones completas?” a lo que el médico respondió “por supuesto”. Al salir solo dijo lo siguiente “El médico puede decir lo que quiera pero yo no he follado nunca, el himen se puede haber roto de cualquier otra cosa, un dedo con uña mismo, lo que yo hago no es follar, es jugueteo”.

Esta es la historia de mi mujer de jovencita e inocente..., realmente bastante viciosa, desvirgada, calentona, todo eso con un tio que no le gustaba...


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© cita

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de cita
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)