Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 10.308 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.030 Miembros | 17.629 Autores | 86.384 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » NO CONSENTIDO » FOLLAR CON UNA MUJER BORRACHA
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 11-Abr-03 « Anterior | Siguiente » en No Consentido

Follar con una mujer borracha

SEJOLU
Accesos: 74.245
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. ]
 -   + 
La amiga de mi mujer se emborracho y aproveche para follarmela. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

SI PUEDES FOLLARTE A UNA MUJER BORRACHA, FOLLATELA!

Creo, a pesar del titulo, que debo sentirme avergonzado de lo que voy a contar porque he abusado de la amiga de mi mujer cuando estaba completamente borracha. Pero coño que polvo!!!

Todo empezó en Gabana, una de las discotecas de moda de la noche madrileña. Yo y mi mujer íbamos con unos amigos extranjeros, la verdad es que aunque nos caen muy bien son un poco aburridos y como queríamos que la noche fuese muy animada, llamamos también a dos amigas de mi mujer que sabíamos estaban sin maridos y que de siempre son muy cachondas y divertidas. Lo que no sabíamos era que llegarían tan contentas. Bueno, decir contentas era poco, estaban super contestas, cenando se habían bebido dos botellas de vino, y sólo eran tres, ya que iban acompañadas del hermano soltero de una ellas. En fin, os pongo en detalle.

Yo tengo casi cuarenta y como Sabina, por mi mujer daría la vida entera pero un ratito cada día la engañaría con cualquiera. Sé que a las amigas de mi mujer les caigo bien, doy la talla de marido cariñoso y las pocas aventuras que tengo las guardo muy en secreto. Como el resto del grupo no viene a cuento, me centrare en Sonia, que así se llama la víctima, más joven que yo o puede que no, yo la echo treinta y cinco, máximo cuarenta pero cuarentona perfecta, uno sesenta y cinco, unos kilitos de más para tener donde tocar a gusto, de tetas y de culo lo que quieras y unos labios que uno solo piensa en como tienen que comer pollas. No se corta con nada. Es enfermera y me da morbo pensar que en el trabajo se lo monta bien, pero con los amigos y sobre todo con su grupo de amigas, siempre aparenta ser la eterna esposa enamorada.

Llegaron a eso de las dos. Levante la mano para llamarlas y enseguida me vieron, a esa hora aún no había mucha gente.

¡Hola guapisimas!

¡Hola, pero que montón de chicos guapos hay aquí! Venía diciendo Sonia.

¿Vais de ligue? Ojo que quiero parte o me chivo a vuestros maridos.

¿Parte de que?

Joder si me dejas elegir yo ya se de donde voy a coger mi cachito (en mi imaginación, sus labios ya rodean mi polla).

Oye tú no te pases que vamos con el hermano de Pepi.

Bueno, menudo vigilante, si ese en cuanto ve una un poco rubia ya no sabe con quien va. Oye tío ¿por qué no vienes un día que vaya yo solo a protegerme a mí?

Yo no tengo problemas, estoy soltero, cuando tu puedas

Por ahora déjame con estas que ya me encargo yo de que no se pase ningún desconocido. ¿Qué bebéis guapas?

¿Nos va a cobrar la copa?

Sí, pero en género, no en metálico.

Las amigas de mi mujer son mi debilidad, lo confieso me dan mucho morbo. Siempre van muy monas, escotaditas, ajustadas, pintaditas,.... Me encanta sentir sus perfumes y tratar de adivinarlos.

Llevas Aire de Loewe.

Anda y tu como lo sabes!!!

Déjame oler un poco más, y pongo mi nariz en su cuello para que me aliento le haga cosquillas.

¡Ricardo que aquí hay uno que se esta propasando! (Ricardo es el hermano de la otra).

Pero si todavía no he tocado nada. Oler no es pecaminoso.

Según lo que se huela.

¿Se pueden oler cosas malas?, me hago el tonto, eso se me da muy bien.

Según donde se meta la nariz.

Yo meto donde tu me digas.

Y hago como que me acerco de nuevo decidido a oler por todos los lados, pero me controlo. Ese día iba muy de sport, con camiseta por encima del ombligo y dos botones abiertos que dejaban ver la separación de sus tetitas pidiendo guerra. Llevaba sujetador pero liso (en eso iba un poco de estrecha porque esa camiseta era para llevarla a pelo), cazadora de cuero roja corta y unos pantalones vaqueros muy ajustados a los que les faltaba un palmo para llegar a su cintura. Vamos que se había tenido que recortar los polos del coño para que no se le vieran. La cazadora hacía el juego de ahora se me ve la barriguita ahora no y por detrás, al agacharse, lo mismo y no había que ser un lince para verle el final del tanga y lo que ya no era tanga.

Hablamos de cosas verdes. A mí me pone a cien hablar de cosas verdes con las amigas de mi mujer.

Aquí esta medio Pigmalion (muy conocido bar de alterne, es decir, de putas, de la capital) A esa te la tiras por 250 euros, digo señalando un bombón de unos veinte años vestida para matar.

¿Por cuántoooo?, Entro Sofía al trapo.

Bueno y por 300 te hace lo que tu quieras.

¿300? Pero bueno tú de que sabes esas cosas?

Yo de referencias, cuando tengo 300 euros los ahorro.

¿Y que haces con ellos?

Guío a Sonia con mi dedo para que acerque su oído a mi boca. Noto su perfume. Que polvo tienes guapa, pienso, pero digo:

¿Otra copa?

Si, pero dime que haces con los 300.

Pues eso, invitar a las amigas.

Anda ya, se lo voy a decir a Loli (que es mi mujer)

Se lo puedes decir, pero una, no te creería, dos, perderías una amiga porque pensaría que lo dices para hacerle daño y tres, ¿tu crees que con esta carita que tengo no me perdonaría un momento de debilidad con una guarra de 18 añitos como esas? Y le pongo mi mejor cara de niño bueno.

Ja, ja, ja, si, si con esa carita seguro que te perdona

Pero si me lío con alguna amiga de mi mujer, y conste que a más de alguna si que la tengo ganas...

Eso no te lo perdona

Pero es que algunas están muy buenas y a lo mejor también las apetece a ellas una aventurilla...

Pero si te enamoras...

¿Qué pasa que si te enamoras no se te pone dura?

¡Jo! Siempre estáis pensando en lo mismo. ¿Y a que amiga le has puesto el ojo?

Los dos ojos porque esta muy cerca.

Y más y más guarradas mientras un whisky y otro whisky y luego un gin tonic.

Esas niñas te la chupan como nadie.

Oye que nosotras a quien queremos también se la chupamos.

Pero no igual, bueno tu no sé, voy a preguntárselo a tu marido.

A lo mejor a él no se la he chupado todavía.

Ves como sois malas, por cuatro duros se la chupáis a cualquiera y a vuestro marido que lo esta deseando, nada de nada.

Cuatro duros es poco.

¿Cuánto?

Algo más ...

Vamos larga... Le dije para que hablara, pero como no se corta...

¿La polla?

No, la lengua.

Tampoco estaría mal

Según donde haya que meterla.

No me atreví a seguir porque ya estaba muy borracha, pero me encantaba como se atrevía con todo.

Cuando nos dieron las cinco, no se tenía en pie y iba sola tenía que conducir su coche. Mi mujer se ofreció para llevarla a casa. El aparcacoches colocó su coche bien aparcado y nos montamos los tres en el mío. Mi mujer, a mi lado, que también iba muy cargada y ella detrás, entre los dos asientos, con las piernas abiertas. Los vaqueros se le marcaban sobre su coño, separando los labios vaginales a uno y otro lado, el ombligo se movía con cada una de sus risas. Se reía por todo. El camino hacia su casa pasaba por la nuestra.

Cariño déjame a mí en casa que voy desmaquillandome y lleva tu solo a esta golfa borracha.

¡Ojo que oigo! ¡no estoy suficientemente borracha!

Eso, nos tomamos otra copa solos que mi mujer se esta poniendo muy pesada

Vale vamonos, dijo gritando

Tu vuelves aquí en cinco minutos, dijo mi mujer

A sus ordenes!

¡Yo no estoy de acuerdo! ¡Otra copa!

Y eso fue lo último que dijo. Se le cayo la cabeza entre los dos asientos y mi mujer tubo que colocarla hacía atrás.

¿Puedes tu solo con ella?

Sino puedo ya le pediré ayuda a algún negro que la tenga bien gorda.

No seas imbécil, para bajarla.

Claro la despierto y que suba ella, sino esta tan mal. Lo que espero es no perderme porque esa urbanización es un laberinto..

Tuve suerte y entre a la primera. Mi coche tiene solo dos puertas. Intente despertarla, pero era imposible. Busque las llaves en su bolso, abrí la puerta del jardín y luego la de su casa. Me dispuse a subirla. No sé si os habéis visto en este lío alguna vez, pero es bastante difícil levantar a una tía llenita. Primero tire un poco de las piernas, pero el culo lo tenía hundido en el asiento y se me vinieron los pantalones. ¡coño! Llevaba una tanga negra y seguro que estaba bien depilada porque por arriba no se escapaba ni un pelito. Me vino el primer mal pensamiento ¿Será rubia de verdad? Ella siempre decía que era casi rubia pero que se tintaba el pelo solo un poco para igualar.

Me siento junto ella y antes de colocarle los pantalones levanto la tanga para verle los pelillos. La luz del coche no es suficiente. Acerco la cara, me llega el olor a coño, la muy puta se ha calentado pero sigo sin ver los pelillos. Me doy cuenta de que alguien puede vernos y vuelvo a concentrarme en subirla a su casa. Por fin consigo echármela a la espalda, sujetándola por las piernas y por el culo. Entro y cierro la puerta detrás de mí. Dudo si dejarla en el sofá pero decido subirla hasta su habitación.

Las habitaciones ajenas tienen un olor muy especial, sobre todo cuando la dueña esta buena. Yo en esto creo en la química, el olor de las mujeres que me gustan me excita muchisimo, Sofía me gusta y me excita todo lo suyo. Sofía y su marido tienen una cama enorme, las luces son todas indirectas. Hay mucho tejido y todos los ruidos suenan suave. La dejo caer sobre la cama.

De nuevo con los meneillos se le han descolocado los pantalones. Intento despertarla para despedirme, es imposible. Con el esfuerzo se me ha subido el alcohol a la cabeza. Se me ocurre una locura y sin pensarla la hago: Me bajo los pantalones y los calzoncillos y le ponga mi polla en los labios. La tengo flácida pero enseguida nota el contacto cálido de su piel y se pone gorda. La presión de mi polla le abre los dientes ligeramente.

Sus grueso labios rodean toda mi polla. No puedo evitarlo y le voy metiendo más y más polla dentro de la boca. Ahora la tengo super dura, pero tiene la boca muy seca y no me atrevo a metérsela toda para que no se atragante. Le saco la polla y le beso. Le sabe la boca a polla y a güisqui. Le pongo de lado y le vuelvo a meter la polla en la boca. Ahora puedo hacer mejor el movimiento. Pero sigue teniendo la boca muy seca. Levanto su camiseta y el sujetador. ¡Joder que tetas! Perfectas, la muy zorra esta operada, noto la silicona. Pellizco sus pezones. Da un grito pero sólo cambia de posición, se tumba boca abajo y sigue dormida. Tiene las piernas separadas. Bajo sus pantalones hasta por debajo del culo. Me coloco encima sin tocarla e intento meter mi polla. El coño también lo tiene seco. A duras penas le meto la polla pero el mete saca no es bueno.

Pero coño, ponte un preservativo a ver si no toma nada y la lías. Busco en el cajón de la mesilla y bingo, hay preservativos. También hay vaselina. Tenemos de todo. En un momento de lucidez apago el teléfono, mi mujer podría llamar en lo mejor. Abro sus piernas todo lo que dan de si los pantalones, separo bien la tanga de la raja de su culo y empiezo a poner vaselina. Llego fácilmente a su botoncito y noto como el coño empieza a lubricarse solo. Sigo y sigo, meto un dedo en su coño, luego dos. Ahora chorrea bien. Me subo encima y meto mi polla. Intento no apoyarme en ella. Ahora entra demasiado bien, se esta corriendo, su respiración se hace más rápida. Grita y me desconcentra.

El alcohol no me deja correrme rápido. Estos son los polvos que más me gustan pero coño ahora tengo prisa!!! Un nuevo impulso sin pensar. ¡Joder que agujerito del culo! Le doy vaselina para excitarme. Sigo con la polla en su coño pero me entran dos dedos en su culo y ahora si que se esta corriendo. Balbucea palabras, el nombre de su marida o quizás el de su amante Saco los dedos y de un golpe meto mi polla en su culo. Estoy en el cielo, uno, dos, tres golpes y por fin me corro, me dura la corrida una infinidad, mi polla sigue dando sacudidas durante veinte segundos, se me hace eterno. Saco la polla. Coloco su tanga y subo sus pantalones lo más que puedo. La tapo con la colcha. Hago una rápida visión del lugar del crimen. Cajón de la mesilla cerrado, vaselina en su sitio, un preservativo más o menos no se nota. ¡Las tetas! La giro y meto sus tetas dentro de las copas del sujetador. Sí. están operadas me repito y vuelvo a notar las bolas de silicona ¡pero que tetas! Coño si sigo me vuelvo a calentar. Todo en su sitio. Cierro y salgo.

Enciendo el móvil. Suena.

¿Dónde estas? Es mi mujer

Perdido, pero creo que ya salgo de este lio.

Ten cuidado, no vayas deprisa que estas borracho.

No cariño, no me corro.

Cuelgo, coño he dicho no me corro!!!! Joder espero que no lo haya notado, quería decir no corro. ¿Y los pelos, joder no le he visto los pelos del coño!!!

++++

sejolu

sejolu2002@hotmail.com


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© SEJOLU

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de SEJOLU
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)