Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.648 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.080 Miembros | 17.517 Autores | 85.521 Relatos 
Fecha: 15-Mar-12 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

La cola de mi cuñada

Neon245
Accesos: 102.894
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Un encuentro especial donde me pude tener sexo con mi adorada cuñadita. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

 

Esta historia que le voy a contar comenzó un día en un recital donde tocaban varias bandas, habíamos ido mi mujer, mi cuñada y yo. Ingresamos al campo y a medida que iban avanzado las banda venían las más populares por consiguiente se llenaba cada vez más el campo del estadio, fue así que en un momento estábamos apretujados en el campo entre tanta gente, quedo parada mi mujer (Carla) a mi lado y mi cuñada (Ana) adelante mío.

Ana es una chica más bien delgada, con una hermosa cola durita y redondita de esas que te dan ganas de comer a mordiscos, mide aproximadamente 1,7  y sus senos son pequeños pero bien formados con unos pezones hermosos.

 

Bueno luego de un poco de descripción continuo con el relato, estaba ella parada enfrente mío y su colita quedaba a la altura de mi pelvis con lo cual mi pene quedaba bien entre sus glúteo, me estaba excitando tanto que no podía despegarme de ella aunque intentaba alejarme para no tener problemas, mi pene esta hacia abajo en el bóxer así que como pude me lo acomode para arriba para que ella lo sintiera bien, mientras Ana no decía nada y por momentos se ponía en punta de pie como para ver algo, al punto que mi pene se apoyaba casi sobre su vagina y yo con más ganas que nunca de darle la vuelta y besar, para terminar en un hotel dejándonos llevar por la lujuria pero a todo esto mi mujer seguía al lado, no sé si era mi imaginación o Ana buscaba algo de eso.

Luego de terminado el recital una vez que ya estábamos en la casa de mi suegro me hice una terrible paja en su nombre y tuve sexo con mi mujer también en su nombre, pero igualmente no podía dejar de pensar en lo que había sucedido...

 

Unos días después resulta que nos íbamos a juntar a comer en la casa de mi suegro, como yo salía del trabajo a las 13 le pedí a mi mujer que me llevara ropa para bañarme ahí, así que una vez que llegue, comimos y después de la sobremesa, me dirigí hacia el baño, cuando estaba adentro me encuentro que Ana se había bañado antes que yo y que había dejado una tanguita color roja, la tome entre mis manos, la olí y mi pene comenzó a pararse, me saque el pantalón, la camisa y quede en bóxer sin mediar acción comencé a masturbarme con mi pene bien duro, en eso golpean la puerta, conteste "Ocupado", me dicen "Soy Ana, te quería alcanzar una toalla", metí mi pene dentro de bóxer el cual igualmente se notaba mucho, abrí apenas la puerta y ella me dijo “Toma esta toalla” y se saco la que tenía en la cabeza - mientras que tenía otra toalla puesta en forma de vestido alrededor de su cuerpo -  la tome y le dije "Necesitas algo mas" - a mí se me veía solo me veía medio cuerpo de la cintura para arriba y yo pensaba que pasaría si me viera como se nota mi pene excitado dentro de bóxer - "Si alcánzame el peine", esta es mi oportunidad me dije y deje que se abriera la puerta así ella me podía ver el cuerpo entero y como se notaba mi pene bien erecto, hice unos pasos  busque el peine y notaba como Ana me miraba, me acerque a la puerta y vi una sonrisa en su hermoso rostro mientras me dice "Te falta esta toalla" y mirando mi bulto se saco la toalla sonriendo, yo tuve la oportunidad de ver su cuerpo hermoso en ropa interior, mi pene esta a full, pero como estábamos en la casa de mi suegro no me anime a decirle nada ni hacer nada, igualmente seguía pensando que esta chica quiere guerra!!!.

 

Pasaron unos días hasta que comencé a trabajar en la semana de noche porque tengo turnos rotativos, como mi mujer no quería quedarse sola en casa invito a su hermana a dormir y yo que no podía dejar de pensar en Ana por lo que había pasado y sintiendo una especie de atracción entre nosotros, no esperaba la hora de salir del trabajo para llegar a casa y cruzarme con ella en algún momento, pasaron los primeros 4 días sin que sucediera nada, pero cuando llego el quinto día mi mujer me dice "Hoy voy a salir tipo 7 de la mañana para hacer un par de cosas y no vuelvo hasta pasado el medio día", "Bueno no hay problema" dije yo y mi mujer agrego "Ojo con levantarte en ropa interior, recuerda que esta mi hermana", "Bueno" afirme. Mi cabeza estaba a mil esperando que mi mujer se valla así poder provocar un encuentro con Ana, así que eso de las 8 de la mañana lo primero que hice fue levantarme y dirigirme a la ducha con la intención de salir desnudo con la cuartada que me olvide la ropa limpia en la habitación si llegaba a pasar algo malo, estuve como media hora en la ducha cuando salí me seque y me prepare a salir desnudo, y tal como me lo había imaginado Ana se estaba levantando y salía de la habitación, otra vez en ropa interior, cuando abre la puerta de la habitación y yo al mismo tiempo abro la puerta del baño y nos encontramos de frente en el pasillo "Hola" le dije como queriendo taparme un poco, "Discúlpame no sabía que estabas", "No te hagas drama" me respondió ella con una sonrisa.

Sentí como un deseo incontrolable de acercarme a ella y así lo hice, cuando la tuve lo más cerca que pude la atracción fue tan fuerte que nuestros labios comenzaron a juntarse lentamente hasta besarnos con pasión, le desprendí el corpiño y nos dirigimos hasta la habitación sin dejar de besarnos llegamos a la cama, ella se tiro boca arriba, yo me dispuse a recorrer con mis labios todo su cuerpo desde sus pies hasta sus senos y fue ahí que me detuve a jugar con mi lengua sobre sus pezones haciendo círculos y chupándolos, mordisqueándolo luego me dirigí hacia abajo dándole besos en cada centímetro de su cuerpo hasta llegar a su pelvis, lentamente con mi manos iba retirando su tanguita blanca con florcitas pequeñas rosas, hasta que quedo su vagina al descubierto, tan dulce, bien depilada, tan suave, entonces yo apoye mis labios en la parte superior y fui abriendo sus piernas hasta que me coloque entre medio de ellas.

Ana gemía despacio pero constantes y debes en cuando decía "Cuñado esto es como me lo había imaginado", "Me estas volviendo loca", como tenía 19 años no tenía mucha experiencia en el sexo más que con sus único dos novios que había tenido. Luego de entretenerme un rato con sus labios y su clítoris, sentí como una especie de orgasmo que dejo su vagina totalmente mojada, en eso me tomo de la cabeza y me trajo hacia arriba nos volvimos a besar, le dije "Que ganas te tenia, cuñada",  "Hace tiempo que soñaba con esto" me dijo "Bueno ahora me toca a mí", así que tomo mi pene en sus manos y comenzó a masturbarme, me dio unos besos mas y se dirigió con sus dulces boca hacia abajo, hacia mi pene y los apoyo sobre la cabeza y los deslizaba hasta los huevos luego volvía arriba, abría su boca y lo introducía lo mas que podía así un par de veces, luego quitaba su boca y me masturbaba, estuvo ahí un buen rato al punto que yo estaba por acabar así que la detuve y la traje hacia arriba nos dimos un par de besos mas y le dije "Estas preparada" me contesto "Seguro que sí".

Me coloque sobre ella, tome mi pene que estaba bien duro, lo apoye sobre la vagina y moviendo de arriba hacia abajo y viceversa fui separando los labios de la vagina, luego comencé a penetrar lentamente, una vez que tenía todo mi pene adentro de su vagina empecé a realizar movimientos suaves, mientras besaba su cuello, tenía mi mano derecha debajo de su cola acariciando su orificio anal y con mi mano izquierda en la parte de atrás del cuellos, ella me había tomado con sus manos por debajo de mi cintura,  estaba viviendo algo espectacular casi indescriptible, mi excitación había llegado lo más lejos posible, su vagina acariciaba todo mi pene.

Los movimientos de entrada y salida de mi pene comenzaban a ser mas brusco, Ana gemía cada vez más fuerte,  "Me encanta tu pene", "Así quiero tenerla toda así, bien adentro cuñado" me decía hasta que pude sentir las contracciones en el interior de su vagina, de repente nos detuvimos, no dimos vuelta sin retirar mi pene de adentro de manera que ella se monto sobre mí, semi-flexiono sus rodillas por al lado de mi cuerpo y apoyando sus manos sobre mi pecho comenzó los movimientos de sube y baja sobre mi pene, mientras yo acariciaba con mis manos sus perfectos senos hasta que no aguante mas y le dije "Sal de arriba que voy a terminar", me contesto "Lléname de leche por favor" "Dale que no pasa nada" "Quiero que me la des como a mi hermana" y sin que me dijera algo mas después de un haaaaa... le llene toda su vagina de semen y ella nuevamente volvió a terminar, yo sabia que para regular el ciclo menstrual tomaba pastillas.

 

Quedamos tendidos un rato en la cama, Ana estaba sobre mí, después de unos 15 minutos volvió a la acción, se dirigió nuevamente hacia abajo y comenzó a chuparme el pene y a masturbarme con sus manos suaves, siguió hasta que mi pene estaba totalmente duro para seguir en combate, se vino nuevamente hacia arriba y me dijo

Ana: "Ahora quiero darte algo nuevo para mí"

Yo: "Que vamos hacer cuñadita?"

Ana: "En aquel recital (recordó) sentí tu pene sobre mi cola"

Yo: "No sabes cómo me masturbe ese día cuando llegamos"

Ana: "Yo también me masturbe pensado en vos, ahora la quiero ahí"

Yo: "Me vas a dar tu colita" (sonriendo)

Ana: "Si, cuñadito"

 

Se coloco en cuatro dejando sus piernas un poco separadas, apoyo su cabeza sobre la almohada dejando al descubierto su divina colita, me puse por atrás de ella coloque una mano en cada cachete de su cola y comencé a lamer su orificio tratando de dilatarlo para poder disfrutar de él yo y ella, poco a poco fui introduciendo mi lengua y lubricando con saliva, luego le introducir despacio el dedo índice y sentí una sensación agradable como su ano apretaba mi dedo mientras lo metía y lo sacaba, luego se lo chupe un poco más, dejando un poco mas de saliva para poder introducir dos dedos esta vez, logre escuchar un gemido de placer lo cual me estaba diciendo que iba bien, volví a repetir la acción agregando un tercer dedo, no veía la hora de tener listo ese culito para entrar con mi pene, le metí y saque los tres dedos un par de veces más.

Luego los saque me arrodille por detrás de ella tome mi pene con mi mano derecha, lo apoye sobre su agujerito y comencé hacer presión hacia adentro, sentí como la cabeza de pene iba atravesando su orificio anal abriéndose camino hasta llegar a tenerlo completamente dentro de su cola, sentía como su culito abrazaba mi pene apretándolo suavemente, dándole calor, luego empecé a moverme y a escuchar los gemidos que emitía mi cuñada de placer, yo hacia los movimientos cada vez mas rápido y llego un momento que ya no podía evitar terminar, mientras con mi mano derecha jugaba con su clítoris, con su vagina.

Ana: "Como me gusta", "Es una sensación única, amo tu pene cuñado"

Yo: "Son un millón de sensaciones, como se te abrió el culito mami"

Ana: "Quiero acabar, y quiero que tu acabes"

Yo: "No aguanto mas ahí va mi lechita"

 

Así fue que con un movimientos brusco hasta el fondo y le largue toda la leche en esa hermosa cola.

Luego nos volvimos a acostar exhaustos de la acción, hasta que cerca del medio día nos levantamos, yo me bañe y ella no porque quería tener mi semen adentro todo el tiempo posible. Así fue que esperamos a que llegara mi mujer.

Fue una mañana inolvidable que sucedió como lo había soñado, para ella y para mí.



© Neon245

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Neon245
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)