Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 11.776 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.473 Miembros | 17.576 Autores | 85.986 Relatos 
Fecha: 25-Ene-12 « Anterior | Siguiente » en Gays

Me enamore de mi hermano II

Camilo Andres
Accesos: 15.221
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 27 min. ]
 -   + 
Ellas se fueron dejándonos solos con una cena romántica en frente, le amaba y él a mi esta noche no la habríamos de olvidar… duo Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Amigos… mis lectores este capitulo el segundo de tres muestra muchas cosas que espero les impacte, les admito no trabaje solo a esta mini serie se le unió uno de los mas grandes talentos de la pagina, además de ser una gran persona, es muy sabia a su propio vicio jajaja ella sabe a que me refiero esta ya no es mi historia es de ROXANNE Y ANDRES espero les guste esta fusión. Por que esta echa con mucho talento. GRACIAS A USTEDES. LOS INVITO A VALORAR Y COMENTAR Y HE AQUÍ EL SEGUNDO CAPITULO DE LA TRILOGIA.

Me enamore de mi hermano

Capitulo II

 

 

CAMILO

Me encontraba muerto del susto, mis miedos me hicieron recostarme en un costado del cubículo a la espera de que mi hermano Andrés se fuera… -mierda, preciso escogí el cubículo semi cristalizado, pensé

La sombra de mi hermano se acercaba lento pero seguro rogaba por que algo me salvara…

-hey, Andrés que haces aquí tiempo sin verte. Dijo una vos que se situaba al comienzo del pasillo.

-Carlos hey amigo y que haces por aquí ¿no tenias estudios en la universidad? Le pregunto mi hermano quien termino parado a centímetros de la perilla de la puerta.

Mi pecho inhalaba aire de sobremanera sentía como mi corazón me quería salir del pecho, mis dientes comenzaron a castañear este era un tic nervioso que había adquirido desde muy pequeño… del viaje me mande la mano a la boca y no pude evitar hacer un poco de ruido.

-¿escuchas eso? le pregunto Andrés a Carlos.

-no amigo no escuche nada, te decía que vine a ejercitarme y ya me iba ¿me acompañas a los vestidores? La vos de Carlos se acerco cada ves era mas fuerte era lógico que se acercaba a mi hermano.

Mi hermano comenzó a abrir la puerta muy despacio, yo hice lo primero que se me vino a la cabeza abrí la ducha del viaje y me coloque frente a ella dándole la espalda a la puerta.

-cami, ¿Qué haces aquí? Me pregunto mi hermano ingresando la cabeza al cubículo.

Yo seguía de espaldas a él, solo moví el cuello para que mi rostro quedara de medio lado y le dije –es, es, es que me daba una ducha y no encontré otro cubículo si no esté.

-tío, pero si todos están vacios, dijo Carlos algo burlesco ingresando la cabeza al cubículo.

-si, si, es que me gustan los del fondo… ya déjenme de mirar acaso sois maricones saquen ya sus putas cabezas de la ducha. Les dije algo imponente mientras volvía a quedar mirando a la ducha rogando que se fueran.

-pues claro que no ni mas faltaba con tanta tía uno volverse maricon, dijo Carlos mientras salía del cubículo.

-hey, Carlos espérame no te enojes es que a tenido un día duro, le dijo mi hermano mientras cerraba el cubículo y salía detrás de él.

Cerré los ojos y aprisione fuerte el bóxer me acababa de salvar de una enorme, tenia ganas de gritar de felicidad… primero lave el bóxer cuando lo vi limpio procedí a bañarme agarre un jabón gastado que estaba a mi costado y lo pase por mi cuerpo.

Me estaba relajando, sentía como cada tención se iba incluso cerré los ojos para sentir mejor el calor del agua por mi cabeza volvieron como flashes de fotografía las imágenes de mi hermano bañándose.

Mi miembro retomaba fuerzas, el glande se descapullaba a causa de la erección le caían cálidas gotas calientes encima… uff era  lo máximo seria una paja rápida pues mi padre y mi hermano me esperan, volví a recorrer mis pectorales a apretar mis pezones con una mano me apretaba el pene en un brusco recorrido de arriba a bajo, a destiempo le azotaba contra mi tableta cada golpe me hacia gemir de placer.

Me la comencé a cascar cada vez mas duro hasta que de nuevo me termine corriendo los trallazos se iban con el agua y desaparecían a mis pies pero antes de vaciarme coloque mi mano en frente quería probar mi semen era algo nuevo para mi cuando tuve una cantidad apreciable abrí la boca de golpe con un manaso y con ayuda de la lengua termine devorándome todo ese delicioso néctar… pero no era suficiente yo quería probar uno en particular quería probar el de mi hermano.

Salí del cubículo rojo del calor con mi cabello castaño caído sobre mi frente tapando la vista de mis hermosos ojos verdes, agarre la toalla luego de colocármela, torcí un poco el bóxer y Salí con el en la mano me camine el amplio pasillo que aun se encontraba poblado por aquellos dioses cuando llegue a mi casillero saque algo de ropa.

Me senté en las banca que se situaba frente a él y me despoje de la toalla no temía de una erección después de dos pajas seria el colmo que retomara fuerzas en donde menos debía, me vestí tan rápido como pude y Salí del club.

Mi mirada barría el lugar en busca del coche de mi padre siempre olvidaba donde se estacionaba todos los carros se parecían, luego de fallidos intentos mi mirada tiene un acto reflejo voltee mi rostro a aquel lugar y hay estaba mi bello hermano tan dulce como siempre moviendo su mano y abriéndome la puerta del carro.

-cuanto te amo Andrés, cuanto te amo daría la vida por nuestro amor, pensé

Mientras caminaba al carro por que si que estaba lejos… pensaba en mis sentimientos como puede ser posible que me guste mi hermano de esta manera, temía que fuera amor por que bueno hace un tiempo acepte que era gay pero que me guste mi hermano eso estaba mas que censurado, a demás él tenia novia era mas que notable que era muy hetero, y si fuera gay tampoco debía estar con él… si bien es cierto odio las costumbres religiosas por que hacen a las personas ignorantes y temerosas era como una especie de pecado mis sentimientos.

Mi hermano me palmeo la espalda y volvió a sonreírme de esa forma tan pura como solo él sabia, me indico que ingresara al carro y en simultanea el también lo hizo y cerro la puerta, cuando el auto se puso en movimiento Andrés me monto el brazo y me invito a recostarme en su pecho y así lo hice.

Mi padre me miro mal de reojo por el retrovisor del frente y para dañarme el momento comenzó a decirme lo mal que nadaba, lo mal que tenia mis tácticas, lo mal que aguantaba el aire, lo mal que le había echo pasar, que le daba pena mis actos deplorables, que le había echo esperar mucho, que siempre estaba despistado, que, que, que…

-padre puedes callarte de una puta buena vez, le dije algo alterado si, si soy de lo peor no me soportas, si que quieres que haga no me gusta la natación.

-cállate no sabes lo que dices, me dijo levantando la mano y girando un poco hacia mi me cachetearía… eso no es raro en él y así fue sentí su pesada mano golpearme con fuerza.

-papa cuidado, le dijo Andrés indicándole que mirara al frente

Mi padre realizo una maniobra que nos bambaleo de un lado a otro, se escucho la bocina del camión y los miles de insultos. Luego de que mi padre tomo el control se hizo un silencio incomodo. Andrés me sobaba la espalda mientras volví a poner la misma mirada de impotencia que coloca en similares momentos.

-definitivamente adres es el orgullo de esta familia, dijo mi padre en voz alta.

Me sentía mal, cerré los ojos y me apreté al pecho de Andrés buscando consuelo… luego de veinte minutos llegamos a la casa.

Yo Salí del auto antes que nadie y corrí a la casa abrí la puerta y tras azotársela en la cara a mi padre le dije –esto no pasaría si mama estuviera aquí.

Entre a mi cuarto coloque el pestillo y me acosté en la cama barriendo la espesa capa de lagrimas de mis ojos solté en llanto acompañado de audibles sollozos mi hermano siempre me decía que no sollozara que a él eso le molestaba pero no podía a mí el nudo en la garganta me cortaba la respiración era eso o gritar.

Mi hermano toco a la puerta una y otra vez mientras me decía – ¿cami? Déjame pasar tontuelo soy yo mi padre no entro cogió de nuevo las llaves del auto y se fue.

Como decirle que no a mi hermano era imposible a demás le ¿amaba?, me levante de la cama y le quite el seguro a la puerta antes de que mi hermano pasara yo me encontraba sentado a un costado de la cama.

-hey ¿Qué ha pasado? Me dijo extrañado mientras cerraba de nuevo la puerta y colocaba el pestillo.

-cami, ya lo sabes él solo quiere nuestro bien el hace esto para que triunfemos algún día. Decía Andrés mientras movía torpemente las manos.

-¿Qué triunfemos en que Andrés? En lo que él quiere, no estoy dispuesto a vivir su vida por que eso es lo que el quiere culminar en nosotros su sueño roto “putes, finale du championnat” dije en francés una de mis tantas habilidades que mi padre no nota.

Andrés entiéndeme a mi padre le da igual mis habilidades, ni siquiera sabe cuales son… no le intereso solo le interesas tú. Dije agachando la cabeza con una mirada perdida en el suelo.

-eso no es verdad cami, decía mi hermano mientras se sentaba a mi lado y me rodeaba su fuerte brazo en mi espalda.

Siempre me he sentido a gusto a su lado le mire sus oceánicos ojos azules y me recosté en su pecho cuando yo le tengo cerca siento una esperanza de que todo mejorara…

-te amo hermanito, te amo. Dijo Andrés mientras me despeinaba la cabellera.

Sus palabras retumbaron en mi cabeza Me ama… me ama; siente lo mismo que yo, él me ama cuando le tuve de nuevo en frente de mi mirada él tiernamente me seco las lagrimas.

Estaba atontado admiraba su rostro de fracciones perfectas, su despeinado cabello rubio, su piel blanca, sus ojazos azules y su boca… su lida, carnosa y roja boca un calor profano invadía mi cuerpo quería que mi hermano me hiciera suyo en ese momento quería sentir su amor su amor de verdad… quería que él y solo él fuera mi único hombre.

Y como dice un hermosa canción ♪ Voy a hacerte lo que a nadie le haré, No importa lo que pienses me arriesgare Y aunque se que las llevo de perder Prefiero dar un salto a lo desconocido En un instante vivido Me moriré o lo lograre… ♪ con esta canción retumbando en mi cabeza me arriesgue y lo bese…

Tome impulso y alcance sus deliciosos labios le apreté con los míos mi hermano no me correspondió pero tampoco me detuvo le seguí besando le pase una y otra ves mis labios esperando a que se fundieran en un solo sentimiento… pero mi hermano se fue alejando y el calor desaparecía acompañado del sonido de la fricción de la saliva.

-¿Qué diablos… que, que mierda ha sido esto? Me dijo mientras se levantaba alterado de la cama

-nada, ha sido sin querer ya relájate. Dije entre mi confusión y nerviosismo.

-ok, ok hare como si nada fuera pasado como una mala broma creada entre la confusión ¿Por qué fue una mala pasada cierto? Dijo Andrés ya algo preocupado.

-claro hermanito eso ha sido, dije mientras me recostaba al espaldar de mi cama y miraba a la ventana

-cami, hoy saldré con mi novia y dijo que llevaría a su prima quiero que vallas y no te lo estoy preguntando a penas ella me lame vamos a recogerlas, mientras me decía o mejor me imponía esto Andrés se acerco a mi y me beso la frente en simultanea salió por la puerta.

Me tumbe por completo en la cama con los brazos tendidos a mis lado, -yo solo quiero ser como tú. Me repetía una y otra vez… en que pensaba quería ser hetero no podía pasar por esa fase patética otra vez.

Me pare de la cama con algo de ira y me comencé a quitar la ropa –si mi hermano no me folla el culo lo are yo mismo. Decía entre tanta ira.

Me cerciore que el pestillo no estuviera puesto pensaba en gemir como una maldita puta con lo que aria a continuación… -maldita zorra gay, maldita marica eso te pasa por enamorarte de quien no debes. Me decía mientras azotaba la ropa contra la pared.

Mi piel blanca pronto se cio pintada por los rayos de sol de la ventana, mis ojos verdes me recorrían el cuerpo con malicia me despoje de mis bóxer viendo saltar mi pene libre, le observe mientras me acariciaba las bolas un pene un tanto grueso de un largo apreciable y surcado por unas cuantas venas.

Me acosté en la cama con la mirada perdida en el techo mi mano derecha comenzó a sobarme el cuello para ir bajando por la mitad de mis pectorales me tocaba una y otra ves los pezones mientras estos se ponían duros y se teñían de un color rojizo.

Mi mano izquierda me exprimía las bola las sobaba una y otra vez mientras estas se inflaban de leche, recorría sus pliegues le sobaba con detenimiento… fui subiendo poco a poco apretando fuerte mente la base de mi pene, mientras me pajeaba suavemente no podía dejar de morderme los labio el fuego interno me los secaba.

Mi boca jadeaba en respuesta al sofocamiento de querer una paja mas fuerte pero esto apenas comienza… lubrique mis labios con saliva mientras me introducía los dedos a la boca los llenaba de saliva para luego volver a exprimir mis pezones.

-uff, si que delicia. Gemía fuertemente.

Mi cuerpo desprendía pequeñas gotas de sudor, gotas que al tener contacto con el calor de mi cuerpo se desvanecían poco a poco impregnado mi cuarto con ese aroma… tomaba aire con fuerza mientras me pajeaba mas rápido con cada apretón la sangre que recorría mi miembro  me hacia gemir, subía y bajaba mientras disminuía la velocidad las primeras gotas de pre seminal salían por la punta del glande.

Con los dedos recogía cada gota y me la untaba en los labios, para luego barrerlos de un lengüetazo acompañado de un mordisco, de mis pezones mi mano paso a mis bolas las exprimía mientras mi ano se contraía deseoso de una penetración.

-uff como me encantas Andrés. Dije sin pensar, en ese momento escuche como un paso retrocedió detrás de mi puerta para luego abrirle paso al silencio.

Un morbo incontrolable se apodero de mi cuerpo, la mano que me sobaba las bolas se fue a mi cara para que mi nariz sintiera su olor me lamia los labios mientras la contracción de mi cadera se hacia mas poderosa.

Abrí los ojos de golpe al ver que la perilla tambaleaba, el pestillo no estaba colocado lo que permitió que Andrés entrara al cuarto, asomo primero su cabeza sus ojos se abrieron de golpe mientras su mandíbula caía de asombro, luego la cerro fuertemente haciendo castañear sus dientes y tomo saliva.

Mientras gire la cabeza de nuevo al techo me pajeaba con fuerza mientras simulaba una mamada con mis dedos, miraba de reojo a Andrés que sin decir palabra ingresaba al cuarto en su entrepierna luchaba por salir un delicioso y anhelado trozo de carne.

Mi boca se hizo agua y sin querer me casque fuertemente sentí mis mano chocar con mis bolas, mi mano derecha ya muy mojada de saliva se poso en mi glande para darle un masaje refrescándole un poco la calentura… pero no fue así mi glande palpitaba mas fuerte y el pre seminal salía a mayor cantidad mi zona pélvica era una bomba de tiempo.

Andrés se sentó a un lado de la cama aleje un poco las piernas para abrirle espacio, mi masturbación comenzó a ser mas lenta pero mis gemidos mas contantes.

-ahh que bárbaro ¿no lo crees? Le pregunte aun sabiendo que no tendría respuesta.

Un ruido llego de la entrepierna de mi hermano el se estaba quitando la correa acto seguido se desabrocho el botón del pantalón y se bajo un poco el cierre… su mano comenzó a masajear mi desconocido pecado mi boca se hacia agua de solo pensar que por fin se la vería que hasta quizás se la probaría… ¡cielos le daría una mamada olímpica, si me lo permite!

Mi hermano saco su trozo de carne al aire un delicioso manjar de unos no se diecinueve centímetros de largo, bien gruesa, de color tan fino como la porcelana y marcado por pocas venas… mi mandíbula cayo del viaje y con ella millares de saliva me inundaron, mis ojos se abrieron mas de lo normal, sin querer me mordí el labio a raíz de tanto deseo.

El morbo de que mi hermano se masturbara al verme era grande, pero el solo se pajeaba no se movía no daba pie a nada, su mirada temerosa me recorría el cuerpo… pero cuando su mirada se clavo en mi cuelo apretado contra la cama y luego su cuerpo se tensiono su garganta tomo saliva dejando a la vista una manzana tan varonil.

-que delicia ahh, gemía mientras de improvisto levante mis piernas en “v” creo que le dicen y me abrí total coloque como cuatro almohadas en mi cadera y le deje todo mi culo a mi hermano.

Estaba a merced de lo que pudiera pasar, me seguí pajeando y cerré los ojos para darle confianza.

ANDRES

Me disponía a irme a la habitación aun en chok por el beso que me dio cami yo le quería pero… pero no estaba bien somos hermanos, somos la misma sangre, a demás yo tengo novia como era posible que pudiera sentir esto por alguien jamás me atrajeron los chicos pero con mi hermano era distinto era un amor que va mas haya de ser gay o no…

¿Amaba a mi hermano? Desde pequeño siempre ame su mirada angelical sus inigualables ojos verdes ese color que solo es único en este universo, su boca me mataba, su cara, su pelo, su cuerpo… todo de el me tenia loco y ahora después del beso… no, no en que pienso no puedo amar a mi hermano eso solo nos llevaría a la perdición quizás a la misma muerte.

Estaba caminando con mis preocupaciones cuando uno audibles gemidos provinieron del cuarto de mi hermano, quede totalmente helado de solo imaginar las cosas que estaba haciendo cami llevado por la ira.

Me iba ir a mi cuarto pero por desgracia debía pasar por su habitación y… mi corazón latió con fuerza por mi cuerpo no corría sangre sino el mas ardiente magma, mis oídos me repitieron una y otra vez lo ultimo que escucharon -uff como me encantas Andrés.

Mi miembro comenzó a tomar fuerza, el bóxer me apretaba, la ropa totalmente me estorbaba, me sentía sofocado pero como, no puede ser, yo le gusto…

Me acerque a la puerta los gemidos eran claros, me masajeaba el paquete el morbo de la situación me invadía mi mano libre giro un poco la perilla. Mi corazón se detuvo en el momento que supe que no tenia seguro… podía entrar, cami me permitía entrar, pero esto no esta bien.

Asome mi cabeza y como si nada pasara Camilo se siguió pajeando.

-cielos, pensé de golpe mi mandíbula cayo mientras observaba ese cuerpo semi olímpico, lubricado en sudor, resplandeciente por la luz del sol en su ventana, su descomunal forma de masturbarse… cerré la boca de golpe mientras trague saliva estaba seco.

Me acerque silenciosamente a su cama y me senté en un costado que el cual él mismo cami me había ofrecido… mi pene me obligaba a sacarle me zafe de mi correa, desabroche el botón, y saque mi pene al aire.

Cami se abrió de piernas ante mi, su anhelado culo frente a mí… ¿Qué debía hacer? Follarmelo no puedo es mi hermano pero a él parece no importarle se ha seguido pajeando mientras tiene los ojos cerrados.

Con desenfreno me pajeo una y otra vez la escena me encanta en el fondo siempre la anhele, me acerque sutilmente y le di un beso en el ano, mi cami se contrajo sentí como se estremeció pero aun así se siguió pajeando y no se si fue mi impresión pero sonrió cuando noto que accedí a su juego prohibido.

Le pasaba la legua por cada pliegue de su ano, le simulaba penetrarle mientras este se contraía e invitaba mi legua a conocerle cada vez mas profundo, me pajeaba con fuerza el pre seminal salía y se escurría por mi mano para desvanecerse en la ropa.

El aroma del cuarto de cami era sencillamente pasional nada que haya percibido con mi novia, mi lengua entraba en su estrecho culo cada vez con mas facilidad le empapaba a saliva mientras las gotas que no tenían el privilegio de entrar se escurrían por su raja abierta y goteaban al llegar a la espalda.

Cami se llevo la mano con que se masturbaba a la boca y teniéndola en frente le recorrió con su lengua mientras aspiraba fuertemente… yo esta a mil no podía mas… cami se metió tres dedos a la boca simulando una mamada su legua se movía de aquí para halla mientras su boca rebosaba en saliva la misma que sorbía descomunalmente.

Trague saliva de nuevo y me aleje totalmente, no podía dejar de masturbarme era un vicio verlo hay, hay para mi, le metí uno de mis dedos en su ano.

-si hermanito, aaah te amo. Dijo cami fuertemente mientras hacia fuerza para no abrir los ojos

Simule penetrarle un rato y en ese momento ingrese el segundo el esfínter de cami, me succionaba me apretaba los dedos el morbo era mucho mas de lo que podía soportar.

Me pajee por ultima vez mientras lanzaba chorros de semen al aire, me vaciaba entre gemidos, manchado mi ropa… cuando me vacié mi cabeza reacciono y del viaje saque los dedos del culo de mi hermano.

-lo siento cami esto no esta bien, le dije entre disculpas, recogí mis pantalones y me fui.

 CAMILO

Andrés se fue de mi cuarto sin ni siquiera yo poder decirle algo, me dio millares de rápidas explicaciones de por que no estaba bien, y creo, creo tenia razón.

Naturalmente termine mi paja con desgana me manche el abdomen y parte de mis pectorales, no fue lo que esperaba mi ano aun palpita por tanto éxtasis al que fue brutamente sometido.

Miraba perdidamente el techo mientras reflexionaba que yo era el que estaba mal, yo era el que estaba enfermo, como hacerle esto a mi hermano a la persona que mas quiero, no soy mas que una puta marica.

Mis ojos se llenaron de una capa incontrolable de lagrimas que recorrieron mi rostro hasta desaparecer en mi almohada… solo podía sollozar entre tanta soledad mire la ventana todo era tan bello, tan pacifico, tan natural, veía a las aves volar en libertad, amarse en libertad… ¿Por qué no ser un ave?

Me sentía tan sucio tan vil como podre hacerle esto a Andrés,  no por que estés en un abismo oscuro vas a decirle a la persona que amas que se lance solo por que tú temes a tu destino… eso es egoísta eso es ser una puta sanguijuela chupasangre como yo lo era.

Me metí al baño de huéspedes para no tener que pasar por su cuarto, me senté en las frías baldosas para lamentar mi destino mientras el agua caliente intentaba borrar huellas que solo existen en mi mente.

-madre si estuvieras con vida, si estuvieras con vida. Dije mientras apretaba el puño cortando el agua que pasaba por mi palma. –si estuvieras con vida se que no me dejarías morir de esta manera.

Recordaba a mi madre, me daba tristeza pensar en lo poco que la conocí la tengo presente gracias a fotos y videos… se que mi mama era una gran mujer por que Andrés me dice que ella no paraba de decir que - cami era especial, que cami era mágico, que el tenia algo que los otros chicos carecían.

Mi hermano toco a mi puerta indicándome que su novia le había llamado y que iríamos al cine y luego a comer… que la prima era muy linda y que estaba ansiosa de conocerme.

ANDRES

 

 

Cami se vistió en un dos por tres, no menciono nada de lo pasado era mejor así yo lo dejaría en el baúl del olvido y ya había tirado la llave.

Mientras caminábamos a la casa de mi novia con la que llevo tres años, pensaba que tal vez cami esta confundido me quiere tanto que cree que es amor. Tengo la esperanza que la prima de mi novia Alexa que tiene fama de ser algo zorra en su ciudad se comporte bien con mi hermano y quizás le haga cambiar lo que siente hacia mí.

-¿pero si suponiendo resultara yo que aria con lo que siento por el… estoy seguro que no soy gay pero le amo, un amor fino un amor nuevo un amor de atracción de hermanos por así decirlo?

Llegamos a la casa de mi novia a eso de las cinco de la tarde mientras el atardecer se ponía en la ciudad, rubí estaba totalmente despampanante bella como ninguna y sencilla como siempre… algo que no puedo decir de Alexa ya se por que le conocía como zorra vestía un vestido des escote profundo en la espalda y escote profundo al frente.

Sus labios los pinto de un rojo totalmente brillante, su cabello negro rizado acompañado de unas pestañas larguísimas… todo lo que cami detesta… pensé

Agarre a mí novia y la invite a subir al taxi, cami no se veía muy contento parecía que el no le abrazaba sino que ella se le restregaba.

CAMILO

Sabia que lo que sentía no estaba de alguna manera bien, por eso accedí a la sita esperaba que la tal Alexa fuera al menos decente y quizás pueda pasar un buen rato amistoso con ella, por que si Andrés esperaba que me la cuadrase estaba equivocado yo amo a los hombres ahí no hay nada que hacer.

Cuando llegue rubí la novia de mi hermana parecía una joya de admiración que belleza que elegancia, solo había un pequeño inconveniente una zorra de calibra grande estaba junto a ella vestía totalmente vulgar algo que yo detesto.

No la quise ni agarrar cuando mi hermano tomo a su novia bien galante de la cintura, yo simplemente introduje las manos en los bolcillos y de repente Alexa se lanzo me tomo del brazo y se restregó como gata en celo.

Me dio como tres bezos t sonrió efusiva, yo solo sonreí mientras la montaba en el taxi

-quien va adelante, me pregunto mi hermano

-yo no hay problema, le dije soltándome de Alexa completamente era mi oportunidad

El viaje fue tranquilo a lo que me preguntaban contestaba cortésmente, de resto permanecía callado… Rubí era despampanante cielos que mujer no se merecía lo que le hacia.

Llegamos al cine clásico de la ciudad, la película que Rubí eligió fue romeo y Julieta mientras veía la cartelera ella nos realizo una sinopsis de la misma…

-mira Andrés Cuenta la historia de dos jóvenes enamorados que, a pesar de la oposición de sus familias, rivales entre sí, deciden luchar por su amor hasta el punto de casarse de forma clandestina; sin embargo, la presión de esa rivalidad y una serie de fatalidades conducen al suicidio de los dos amantes. ¡No es hermoso!

-si, hermoso de verdad, le respondí a pesar de que no me pregunto a mi… es muy hermoso cuando amas a alguien y el siente lo mismo por ti, dirigí mi mirada a Andrés. Pero el cortándome la s palabras siguió.

-pero cuando un amor es prohibido, no ahí nada que pueda con el trágico destino que les separa. Dijo mirando el piso desviando mi mirada yo empuñe mi brazo y le mire.

-pero ellos no murieron por dolor murieron de felicidad luego de encontrar el amor, la muerte no es el fin de la vida es el nuevo comienzo y que mejor si estas con quien amas a pesar de que sea prohibido para muchos para mi es mágico… y vale la pena luchar. Mi hermano me miro y mientras cerraba los ojos le sonreí.

-hay no es romántico cami, dijo la zorra metida de Alexa

-si, es muy romántico te conté que es mi poeta personal. Dijo la bella de rubí era cierto ella siempre amo mis poemas, ella siempre me ha querido mucho.

Las chicas se adelantaron dejándonos a Andrés y a mi comprando las boletas seguíamos callados, de improvisto le pregunte mientras sutilmente le agarraba la mano -¿crees que valga la pena luchar por lo nuestro… por nuestro amor solo nosotros basta para ser felices no importa lo que pase, no crees?

-¿señor que asientos quiere? Pregunto la auxiliar de cajero

Andrés me soltó la mano dejándola caer abandonándola a su suerte esa era mi respuesta ya lo entendía, para el esto no vale la pena… me ignoro por completo mientras compraba los tiquetes  mi corazón se oprimió con fuerza, mientras el alma salía de mi cuerpo, perdía calor y mis dientes comenzaron a castañear otra vez mi tic nervioso.

Andrés me miro casi que por preocupación que por cualquier otra cosa, me sentí mal así que tomando aire me aleje dirigiéndome a las chicas intentando calmarme y no romper en llanto.

-te vez mal cami, si quieres lo posponemos. Me dijo preocupada y tierna Rubí

-no, no es nada tengo frio. Sabia que no me creería era amiga casi de infancia pero lo dejo pasar.

-jajaja dímelo a mi biscocho que tengo este vestido, dijo la vulgar de Alexa (biscocho) en serio que dama.

Entramos a la sala Rubí se sentó al lado de Andrés y junto a él yo y junto a mi la zorra

La película comenzó y con ella todos nos incorporamos a verla reinaba el silencio y la emoción de las mas grande obra jamás conocida, la obra que había visitado a las siete musas y las había dejado cautivadas… romeo y Julieta una elocuente sonrisa se dibuja en mi rostro al ver el titulo de la pantalla me imagine Andrés y Camilo.

(Dialogo de la película en negrilla)

ROMEO.- ¿Por qué, si pintan ciego al amor, sabe elegir tan extrañas sendas a

Su albedrío? ¿Dónde vamos a comer hoy? ¡Válgame Dios! Cuéntame lo que ha

Pasado. Pero no, ya lo sé. Hemos encontrado el amor junto al odio; amor

Discorde, odio amante! rara confusión de la naturaleza: caos sin forma, materia

Grave a la vez que ligera, fuerte y débil, humo y plomo, fuego helado, salud que

Fallece, sueño que vela, esencia incógnita. No puedo acostumbrarme a tal amor.

¿Te ríes? ¡Vive Dios!...

Mire Andrés de reojo y en ocasiones sentía como el lo hacia conmigo, de vez en cuando nuestras mirada se enlazaban en una por un largo rato para luego ser cruelmente separadas por el miedo que no inundaba en eso momentos.

Amaba a mi hermano y no podía evitarlo sutilmente acariciaba mi pierna con la de él al comienzo la alejaba con miedo pero luego de mi insistencia se acercaron para darse calor mutuamente la película transcurría y mas de uno tenia las lagrimas contenidas… pero solo Andrés y yo sentíamos la película con toda certeza podía casi adivinar los diálogos que mi hermano complementaba.

ROMEO.- Si hemos de confiar en un dulce y agradable sueño, alguna gran

Felicidad me espera. Desde la aurora pensamientos de dicha agitan mi corazón,

Rey de mi pecho, y como que me dan alas para huir de la tierra. Soñé con mi

Esposa y que me encontraba muerto. ¡Raro fenómeno: que piense un cadáver!

Pero con sus besos me hubiera trocado por un emperador. ¡Oh, cuan dulces

Serán las realidades del amor, cuando tanto lo son las sombras!

Nuestro amor no pinta bien Andrés tiene su novia que a demás es mi amiga, mi padre jamás me perdonaría, no tenemos a nadie, no podríamos estar juntos… Andrés me comenzaba a buscar la mano con la de él yo se la cedí para sentir su calor cerca, para sentir como me aprisionaba a él.

Andrés me acariciaba con sus dedos mi mano se reconfortaba de sentirlo seca cada vez nos relajábamos mas y a pesar de ver la película estábamos muy cerca… la gran obra estaba apunto de terminar.

JULIETA.- Yo aquí me quedaré. ¡Esposo mío! Mas ¿qué veo? Una copa tiene

En las manos. Con veneno ha apresurado su muerte. ¡Cruel! no me dejó ni una

Gota que beber. Pero besaré tus labios que quizá contienen algún resabio del

Veneno. Él me matará y me salvará. (Le  besa.)  Aún siento el calor de sus

Labios.                                  

JULIETA.- Ciento pasos. Necesario es abreviar.  (Coge el puñal de Romeo.)

¡Dulce hierro, descansa en mi corazón, mientras yo muero! (Se hiere y  cae

Sobre el cuerpo de Romeo.)

Con la muerte de los dos amantes y el triste monologo de Julieta antes de morir, no pude evitar volver a castañear, Andrés  me acaricio la cara mientras en sus oceánicos ojos reposaban lágrimas de tristeza.

-tranquilo, todo va estar bien. Me dijo mientras cerraba los ojos y dejaba escurrir dos lágrimas en sus ojos. Se seco y volviéndome a mirar dijo si cami vale la pena.

Mi corazón nado en el mar inmenso de sus ojos oceánicos rebosaba de esperanza.

-vamos a cenar muero de hambre, dijo mientras lo cogía y lo arrastraba a ella.

-hay si vamos cami, no llores aquí estoy yo. Dijo Alexa

ANDRES

La noche continúo y con ella la cena en el más exclusivo bufet de la ciudad, amaba a cami después de la película no tenia duda las ganas de tenerle cerca, sus hermosos ojos verdes llenos de esperanza con mi respuesta, su caricias, su presencia, su beso… le amaba y le tendré cerca cuésteme lo que me cueste.

La cena fue tranquila pero había mucha tensión en el ambiente yo creo que las chicas notaron que estaban sobrando, las palabras iban y venían terminando en un amargo silencio. Cami de un momento a otro hablo de la peli y verlo hablar tan romántico me daban ganas de devorármelo ahí mismo frente a todos pero se me ocurrió algo mejor le comencé a acariciar la pierna por debajo de la mesa.

Cami se estremecía a destiempo pero luego se dejo hacer, de romeo y Julieta pasamos a la mas grande obra orgullo de la Colombia bella y romántica de la que oí en clase MARIA de Jorge isaacs una novela que cuenta la historia de dos jóvenes enamorados y unido por la sangre María era la prima de Efraín un hombre galante como ninguno y ella una mujer hermosa y noble como las rosas… María cae enferma de leucemia y Efraín decide estudiar medicina para salvarla pero cuando llega a salvarla se entera que la enfermedad le gano y ella a muerto a la espera de su amor… el amor mas grande que cami y yo hallamos leído.

Alexa de repente intervino y dijo que conocía la obra lo que me asombro por que bueno no daba aires de sabia o algo parecido y recito un poema desconocido que solo los que hemos leído el libro real lo conocemos.

DUERME

 

-No duermas, suplicante me decía

escúchame..., despierta-.

Cuando haciendo cojín de su regazo,

soñándome besarla, me dormía.

 

Más tarde, ¡horror! En convulsivo abrazo

la oprimí al corazón... rígida y yerta!

En vano la besé no sonreía;

En vano la llamaba no me oía;

La llamo en su sepulcro y no despierta!

 

Jorge Isaacs

La conversación iba muy bien hasta creí ver que Camilo por fin se pasaba a Alexa creo que luego del poema le cogió cariño o algo así, el celular de rubí sonó era su padre y le pedía que se fueran ya para la casa.

Ellas se fueron dejándonos solos con una cena romántica en frente, le amaba y él a mi esta noche no la habríamos de olvidar…

CONTINURA EN EL CAPITULO FINAL

BUENO AQUI DOS HUMILDES ESCRITORES SE UNEN PARA RELATAR LA MAYOR HISTORIA DE AMOR QUE PODAMOS CONTAR, DE NUEVO GRACIA Y NADA LOS INVITO A VALORAR Y COMENTAR hasta la proxima edicion.



© Camilo Andres

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (10)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Camilo Andres
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)