Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.228 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.317 Miembros | 17.429 Autores | 85.006 Relatos 
Fecha: 20-Oct-11 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

Mi Inestabilidad 19

Fernandaferrer
Accesos: 5.764
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Es nuestro momento... No me digas nuevamente que no.... TE AMO! Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

AMIGOS: aqui les dejo, el capítulo mas erótico de la serie, espero que les guste... Se lo merecen despues de sufrir y vivir conmigo cada momento de la historia... Si siempre espero sus comentarios imaginen con que ansiedad esperaré los de mi inestabilidad 19!

Creo que el siguiente capitulo será el final... :( bueno si sale extenso lo divido en 2 esperenlo! Besos... Fer!

 

 

-------------------------------------------Mi Inestabilidad 19----------------------------------------------------

 

 

 

Llegamos a la cabaña, nos bajamos del auto de karen, ella se acercó a mi y me abrazó.

 

karen: nena, hasta aquí llega mi intervención en esto, me voy tengo un compromiso, de verdad deseo que Dios te dé sabiduría y fuerza para tomar la decisión correcta,  sabes que cuentas conmigo para todo, ya no te niegues a sentir ni a vivir... Nos vemos pronto chiquita...

 

Fer: gracias amiga preciosa... Te quiero! Tomo mis cosas y quizá te alcance en la carretera...

Karen: Nada de correr, quedamos que te cuidarás...

Fer: jajaja, tienes razón amiga, lo haré... 

 

Entré a la cabaña Estaba sumamente nerviosa y desesperada por salir a buscar a mi Caro, sentía un intenso dolor en la boca de mi estomago, no se que pasará pero hoy será el día en el que determinemos nuestra historia, lo sé.... Pensé.

 

Mis ojos no podían creer lo que estaba viendo... No puede ser! Mis piernas temblaban, mi respiración comenzó a ser muy rápida.. No se que era mas fuerte, el hueco en el estomago o el nudo en la garganta, mis ojos se llenaron de lagrimas, no podía creerlo, mi

Puerta estaba abierta y al entrar el ambiente era perfecto, mi cabaña es obscura pero a parte estaban las cortinas cerradas por lo que no entraba nada de luz, solo estaba iluminada por hermosas velas flotantes al centro de la mesa en una vasija de cristal, y la escalera estaba llena de pétalos de rosa blancos formando un camino acompañados de velas cuadradas encendidas, lo mejor... Olía toda mi cabaña a ella... A su perfume mezclado con ese olor de su piel que es tan persibible para mi,   En el primer escalón había una nota, la levanté y traté de leerla si me lo permitían mis ojos llenos de lagrimas y mis manos temblando....

 

                                                                    FER:

                                                        Es nuestro momento...

No me digas nuevamente que no....

TE AMO!

 

 

Estaba sucediendo! La mujer que tanto adoro estaba arriba, en mi cabaña, esperandome... El ambiente era perfecto y el lugar, para mi el mejor! No se si logre llegar a ella o me de un infarto de la emoción mientras subo las escaleras, es mas no se si las piernas me lo permitan, están tiesas como una roca... Dios! Porque no tengo espejos en la planta baja de mi cabaña!!!

 

Bueno.... Ya... Me despedí de mis pensamientos y como pude seguí subiendo... Al entrar a mi recamara encontré la cama llena de pétalos blancos también, Caro la había decorado como yo quería hacerlo la noche anterior, estaba perfectamente limpia y ya había puesto el edredón que traje... Todo era blanco... El olor a ella cada vez era mas intenso, pero... Donde está, entre completamente a la recamara y escuché como sigilosamente cerraba la puerta, no quise voltear, me faltó valor, estaba demasiado nerviosa, sentí sus manos recorrer mis hombros, un escalofrío intenso recorrió mi piel temblorosa, con las yemas de sus dedos bajó de mis hombros por mis brazos hasta mis manos, las apretó con fuerza, me soltó, me abrazó y recostó su cabeza en mi espalda... Así nos quedamos unos minutos, yo de verdad no podía calmar mi respiración, también escuchaba la de ella muy agitada...

 

Fer: estas aquí... Estas aquí mi hermosa!

Caro: fer, estoy con quien de verdad quiero estar...

 

Ya no podía esperar mas, voltee mi cuerpo para apreciarla de frente y me llevé una gran sorpresa al verla lo mas preciosa que la he visto, su cabello que es tan lacio estaba peinado con algunas ondas que le daban un precioso toque de elegancia, su carita hermosa con un maquillaje perfecto y su cuerpo.... Un elegante y sexy vestido blanco con hombros descubiertos... Era increíble pensar que estaba ahí! Que estaba para mi...

 

Fer: jamás volveré a decirte que no... Jamás te dejaré... Eres el amor de mi vida...

 

Comencé a besarla sin prisa, un beso tierno, sentía como si fuera el primer beso pues estaba demasiado nerviosa.

 

Caro: estas temblando Fer... Pareciera que tu eres la novata en esto y no yo...

Fer: chiquita, no te esperaba... No pensé vivir esto ahora...

Caro: la vida da sorpresas...

 

Mis besos fueron pasando de la ternura a la pasión, besé su nariz, sus ojos, su frente para después pasar a su pómulo derecho, a su barbilla poco a poco comencé a dar mordidas débiles a su barbilla y después a su labio inferior, lo succioné  y lo acariciaba con mi lengua, sentía su aliento y esto me provocaba aun mas...

 

Me acerqué a su oído y le susurré... no sabes cuanto te necesito hermosa...

 

Escuché un leve gemido que me propuse intensificar... Con mi lengua apenas húmeda rose para después mordisquear y succionar su lóbulo, ella seguía gimiendo...

 

Frente a mi cama había un espejo de cuerpo completo que definitivamente no pensaba desaproechar, sutilmente la acerqué y la puse de frente, me acomodé detrás de ella pegando fuertemente mi cuerpo al suyo...

 

Fer: observate Carolina, y niegame que eres la mujer mas hermosa del planeta... Por eso me tienes así, por eso muero por tí, no puedo dejar de admirarte, de contemplarte..

 

Mientras le decía esto comencé a besar sus hombros, el reflejo del espejo me permitía contemplar su bello rostro que no podía evitar reflejar la excitación su cuerpo, sus pezones erectos se notaban a través de la gruesa tela del vestido, sus ojos comenzaban a entrecerrarse y su boca a abrirse.

 

Fer: eres una diosa Carolina, y hoy serás mía, serás para mi...

 

Al escuchar mis palabras su gemido era mas audible...

 

Desabroché su vestido que con muchísima facilidad se deslizó por su cuerpo hasta caer al piso, me agaché para quitarselo de los pies, con delicadeza lo hice hacia un lado y le quité los preciosos tacones... Comencé a besar sus piernas alternando los besos y juntando lo mas que pude sus piernas sin que perdiera el equilibrio, así llegué a su monte de venus cubierto por una preciosa tanguita color blanco también...

 

De repente llegó a mi el recuerdo de Carolina narrandome parte de su fantasía sexual... Todo blanco, un vestido, pétalos de rosa, velas, el lugar... Se estaba cumpliendo, ella preparó el lugar y el momento para perder su virginidad así, aquí, conmigo, me sentí sumamente halagada, y todo esto me prendió más así dejé la delicadeza y la ternura para después...

 Abrí con algo de brusquedad sus piernas, ella no lo esperaba pues de su boca salió un gemido que mas que de excitación fue de sorpresa, comencé a acariciar de abajo hacia arriba la entrada a su lugar mas intimo pero con mi nariz, su olor era único, especial, no era fuerte era... Embriagante... Dulce, perfecto... Continué frotando repitiendo el movimiento hasta que sentí como sus labios vaginales comenzaban a hincharse y su tanga poco a poco a humedecerse....

 

Por arriba de la tanga comencé a repetir el movimiento pero ahora con mi lengua, el gemido que escapó de su boca esta vez ya era completamente de excitación, en algunos momentos con mis manos jalaba hacia arriba su tanga queriendo que esta oprimiera mas su clítoris y así provocar en ella aún mas placer, no podía continuar así porque el movimiento y el sonido de su respiración me daba a entender que pronto mi hermosa llegaría a un orgasmo, y yo, pretendía prolongarlo aun mas, debía jugar aun mas con sus sensaciones, necesitaba que explorara cada uno de sus sentidos...

 

Lentamente me levanté del suelo ya que me encontraba hincada, claramente lo hice sin despegar mi lengua por cada parte que recorría, así, llegué a su abdomen y a su ombligo, lo besé como si se tratara se su boca, tal y como lo hice aquel día en mi oficina, sé que esto la vuelve loca, ya no podía dejar de gemir y sus piernas temblaban desesperadamente, seguí subiendo hasta que llegue a su precioso brassier blanco que me regaló una maravillosa sorpresa... Se desabrochaba por delante, no perdí el tiempo y al momento de separar el broche, saltaron levemente esos maravillosos pechos que tanto me obsesionaban, que tantas veces imaginé y que miles de veces mis ojos no dejaban de posarse sobre ellos, en aquellos momentos con ropa, pero ahora... Estaban para mi, y desnudos... Sus pezones eran completamente rosas... Desde mi punto de vista, la perfección de mujer, piel blanca, pezones rosas y el contraste del cabello negro, creo que hasta me sentía mareada con tantas sensaciones placenteras juntas...

 

Con mis manos junté lo mas que pude sus senos, quizá mi movimiento fue brusco de la desesperación que me provocaba verlos y sentirlos, Carolina temblaba desesperadamente, decidí regresarle la burla...

 

Me acerqué a su oído y le dije:

"mi amor, estas muy nerviosa... Si quieres lo dejamos para otro día, no se si puedas soportar lo que viene..."

 

Carolina me aventó a la cama y se subió sobre mi... Sus pechos caían en mi rostro, los alejaba y los acercaba volviendome completamente loca de excitación, yo luchaba por tomar sus pezones con mis labios pero ella no me lo permitía....

 

Caro: así quiere jugar arquitecto Ferrer?

Fer: si licenciada Vega, juguemos toda la tarde y toda la noche....

 

La giré y tomé nuevamente el control de la situación, junté firme y decididamente sus manos sobre su cabeza, era impresionante el espectáculo que me brindaba, la perfección de sus senos desnudos, su cuerpo recostado en la cama y sus manos completamente sujetadas por mis manos casi me llevaban a un orgasmo...

 

Moría por continuar bruscamente el acto pero no... Era nuestra primera vez, debía ser mas dulce, solté sus manos y por fin! Por fin besé sus pechos, con mi mano derecha acaricié su mentón y su quijada, su oído, su cabello... mientras que con la otra oprimía el seno que estaba comiendome deliciosamente, Carolina continuaba gimiendo cada vez mas fuerte, con mi nariz en algunos momentos acariciaba su areola intentando que continuara su excitación... Lo mismo hice con el otro seno, en estos momentos hubiera dado gustosa media vida por tener dos bocas y gozar al mismo tiempo de ese par de bendiciones!

 

Sus pezones seguían deliciosamente paraditos, subí a su clavícula, esa clavícula que tanto me gusta, la besé desesperadamente, la recorrí con mi lengua, subí por su cuello, ella se estremecía, llegué a su boca y me recibió con un beso exageradamente apasionado, definitivamente nunca había conocido a nadie que besara tan delicioso, la habilidad de su labio inferior es increíble... Metí mi lengua, conocí cada parte de su boca, adoré el sabor de su saliva, besé nuevamente su mandíbula, llegué a su oído y le dije:

 

Fer: dime que te gusta como te toco caro, dimelo...

Caro: fer, tus manos son increíbles, tus besos.... Tu boca...

Fer: quieres que continúe?

Caro: muero por que continúes fer...

Fer: que quieres que te haga, quiero escucharte pedirme....

Caro: no, no me pidas eso, me da pena, no se que decir...

Fer: entonces me voy...

Caro: no te voy a dejar ir...

Fer: entonces pídemelo..

Caro: hazme el amor Fernanda...

Fer: como lo hago, que quieres?

Caro: vuelve a probar mis bubiees...

Fer: eso no me excita...dimelo mas claro..

Caro: comeme fernanda, necesito tus labios en mis pezones....

 

Esa forma de hablarme, como rogando, con su voz entrecortada me prendió deliciosamente, comí nuevamente sus pechos sin control, no se si los dejé rozados de tantas veces que los succioné y les di pequeños mordiscos...

Ella gemía desesperada, acariciaba mi cabello..

 

Bajé a su abdomen también probando cada centímetro de su piel, y llegué al lugar que tanto ansiaba, con mi mano derecha toqué su vagina sobre la tanga, estaba completamente húmeda, sus labios estaban increíblemente hinchados, al sentir mi mano se estremeció, delicadamente comencé a jugar con su calzoncito, frotandole por lapsos pequeños de tiempo su clítoris con la prenda, cada que sucedí esto, ella comenzaba a estremecerse y a gemir...

 

Voltee su cuerpo, una corriente eléctrica invadió mi ser al ver la belleza de sus preciosas nalgas, las comencé a tocar, la manoseaba descaradamente, traté de ser mas tierna pero su cuerpo me volvía totalmente loca, besé sus gluteos, estaban tibios y exageradamente suaves a pesar de su firmeza...

Subí al precioso hueco que se hace en su espalda y lo recorrí con mi lengua dejando un hilillo de saliva que me fascinaba ver entre la la luz tenue de la recamara, besé los huesitos de su espalda, sus hombros y su cuello, moví su precioso cabello hacia un lado y el aroma de este me obligó a aspirarlo y hundirme en él por unos segundos, quise ver la carita de mi hermosa... Tan bella, sus ojos entrecerrados y mordiendose las yemas de tres dedos... Muero por ver mil veces mas esa cara de placer... Recorrí nuevamente su espalda de regreso a sus nalgas, otra vez las besé las disfruté, mi ropa estorbaba, me quité la blusa y con mis senos aun cubiertos por el brassier toqué sus nalgas... Carolina al sentir la textura de mi piel gimió desesperada, la voltee nuevamente sus ojos se clavaron en mis pechos quiso tocarlos pero la recosté nuevamente, no quería que se entretuviera en otra cosa que no fuera sentir el placer que le estaba proporcionando....

 

Quité completamente pero de forma lenta su tanguita, bajé a sus pies y comencé a besarlos, subí por sus tobillos, después sus preciosos chamorros, los besaba y apretaba a la vez, continué subiendo y llegué a sus muslos, esos muslos que tantas veces me han llevado a perderme en un mundo de fantasías, los besé otra vez alternando cada beso ente uno y otro.

Con mi nariz abrí paso para tocar su ingle, ella seguía concentrada, sintiendo, estaba completamente ida...

 

Observé su preciosa vagina, nunca había visto otra que no fuera la mía, la verdad algunas veces sentí miedo de que a la hora de la hora no me gustara probarla, mis miedos y dudas se disiparon en ese momento porque sentí la tremenda necesidad de probarla, tal y como imaginé sus vellitos eran lindos, eran tiernos y hasta cachondos... Levemente los separé...

 

Ella gimió y en voz demasiado bajita y entre cortada y reseca me dijo:

Caro: fer, tengo pena, no estoy depilada, me daba pena hacerlo...

Fer: chiquita, no necesitas depilarte, no necesitas nada, eres perfecta, eres una diosa, todo en ti es perfecto y natural... Eres lo mejor que mis ojos han visto en la vida... Muero por probarte... Repiteme que soy la primera...

Caro: lo eres mi amor, te estaba esperando.... Eres la primera y te juro que la ultima...

 

Subí a besar su boca y mientras lo hacía con mis dedos comencé a frotarle su clítoris, el primer orgasmo inminentemente llegó... Se arqueó y quitó mi mano de su vagina,

Mientras vivía los estragos del placer le susurré en el oído...

 

Fer: que rico te corres mi vida, porque me alejas, tienes miedo a sentir mas? Voy a llenarte de placer hermosa....

 

Mis palabras la llevaron a culminar ese primer orgasmo, se acercó a mi boca y la comía desesperadamente....

 

Fer: chiquita, esto apenas empieza....

 

Ella solo me veía, volví a bajar a su vagina, su cuerpo estaba totalmente suelto pero al momento que sintió mi lengua sobre su vagina se tensó tremendamente y sus piernas nuevamente comenzaron a temblar, se escuchaba solamente sus gemidos y sus dientes topando entre ellos por culpa de los temblores que sentía, besé sus labios externos, ella gemía, los comencé a succionar, después a darle ligeras mordiditas, sus flujos corrían hasta sus piernas descontroladamente por lo que decidí lamerlos todos hasta que la dejara seca nuevamente, me sorprendió darme cuenta de cuanto me fascinó ese sabor, dulzón pero como sazonado a la vez, sus gemidos eran tremendos, cuando nuevamente la tuve un poco mas seca continué con mi trabajo,  circularmente probé con la punta de mi lengua su clítoris, esto casi le provocó otro orgasmo, gritó al mismo tiempo que se arqueaba, continué lamiendo con mas fuerza y por momentos besaba como si se tratara de sus labios, Carolina entre arqueos, gemidos, temblaba y repetía continuamente mi nombre....

 

Caro: fenandaaa, fernandaaaa, hay...noooo, haaaay noooo...

 

Sus palabras era afrodisiaco puro para mi, al momento en el que su segundo orgasmo llegó apretó mi cabeza a su vagina casi ahogandome en ella, yo no dejé ni así de seguir estimulando su clítoris, de hecho, intensifiqué el estimulo, su vagina se contraría en mi boca, quise meter mi lengua dentro de ella pero decidí dejar ese manjar para un futuro orgasmo...

 

El sentirla así tan entregada a mi, disfrutando al máximo mis caricias, al escuchar y sentir su orgasmo me sentí exageradamente excitada y en ese momento en que apretó mi rostro en su vagina mi orgasmo llegó también, mis gemidos intensificaron mas su orgasmo...

 

Fue un conexión única, una conexión divina, dos mujeres entregandose, sintiendose, amandose....

 

Mi hermosa seguía temblando a pesar de que la temperatura de su cuerpo era muy elevada, me acerqué a su boca y la besé....

 

Fer: chiquita, GRACIAS!

Caro: fer, porque gracias, debería de ser al revés... Gracias a ti...

Fer: no mi amor, cumpliste mi mayor sueño, mi mayor ilusión, darte un orgasmo. Estar así contigo... Gracias por detallar nuestra primera vez!

 

Caro me abrazó su cuerpo ya no estaba caliente...

Fer: tienes frío hermosa, vamos a meternos bajo el edredón... La cobijé y la abracé, poco a poco fue entrando en calor...

 

Caro: no es justo, solo yo estoy desnuda...

Fer: y quien te dijo que ya hemos terminado?...

 

 

 

PD: me sorprendió muchísimo que muchos comentarios predijeron el capitulo! Me fascinó!   

Tal vez también adivinen el final.....

 



© Fernandaferrer

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (53)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Fernandaferrer
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)