Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.132 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.618 Miembros | 17.594 Autores | 86.144 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » NO CONSENTIDO » CHANTAJE A UNA ESPOSA.
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 18-Abr-11 « Anterior | Siguiente » en No Consentido

Chantaje a una esposa.

DeletDirect
Accesos: 54.458
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 15 min. ]
 -   + 
De como obligue a una esposa a follar conmigo con tal de que yo ayudara a su marido que se habia accidentado. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Empecé trabajando como agente de seguros y fianzas, un empleo normal, fui escalando posiciones a lo largo del tiempo hasta llegar a ser, actualmente a mis 45 años, director de área, aun así, mantengo contacto directo con los clientes mas poderosos, aquellos que cuenta con cantidades importantes de dinero, checando a esos clientes, me di cuenta, que uno de ellos, no había realizado su pago anual, al ser uno de mis mejores clientes, me causo extrañeza y pensé en hablarle un poco mas tarde, cuando tuviera un poco de tiempo libre.

Por la tarde, antes de salir de mi despacho, recibí una llamada, era de la esposa del cliente que no había pagado aun, se le escuchaba algo alterada, me explico que su esposo había sufrido un accidente grave unos días antes y que el hospital donde se encontraba le pedían los papeles de alguna aseguradora o dinero en metálico, que si le podía ayudar a conseguir los papeles, estaba por decirle que lo sentía, que como su póliza estaba vencida, automáticamente quedaba cancelada, pero me calle, le dije que viniera a verme al día siguiente, alrededor de las 2 de la tarde. Por que le dije que viniera, aun no lo se, tal vez, por ser su esposo uno de mis mejores clientes, tal vez, porque desde la primera vez que la vi, sentí el deseo de saber como follaba aquella mujer.

Vanesa era su nombre, una mujer muy guapa, tendría alrededor de 30 años, su esposa, la conocía poco, después de trabajar tanto tiempo en esto, uno, invariablemente va conociendo pedazos de la vida personal de quienes contratan pólizas,  la había visto algunas veces antes, de buen cuerpo, un rostro hermoso, melena negra lacia, una mujer que asombraba por su belleza, en muchas ocasiones me pajeaba pensando en ella.

Al día siguiente, no me acordaba que ella vendría hasta que escuche mi teléfono sonar, era ella avisándome que estaba en camino, le dije que estaría esperándola.

Ella llego a la cita, la hice pasar a través de la sala de espera hasta mi despacho, me pregunto el porque no había nadie, le conteste que, era la hora de la comida y a esta hora, todo mundo sale del edificio, a menos que se presente alguna emergencia, la hice pasar a mi oficina, cuando paso al lado mío alcance a percibir el aroma de su perfume, era dulce el olor, el olor de una mujer guapa, la invite a sentarse, fue cuando entonces la observe detenidamente, su pelo negro, le llegaba un poco mas debajo de los hombros, su rostro, de facciones finas, sus labios rosados que invitaban a ser besados, sus piernas largas, torneadas, se veían firmes a la distancia, llevaba una blusa ceñida al cuerpo, que realzaba el talle de su bien formada cintura, sus senos parecían estar algo justos dentro de esa blusa, una falda corta, un poco mas arriba de su rodilla sin llegar a ser minifalda, alcance a observar como cruzaba su par de piernas y sentí como mi verga empezaba a reaccionar un poco a tanto estimulo visual, así que me obligue a desviar mi mirada y mis pensamientos.

Empecé por decirle que la póliza de su esposo no había sido pagada, así que había sido cancelada, note su desesperación y enojo

--No puede ser, como quiere que pague si hace una semana se accidento y por eso no se pudo hacer el pago, además ha sido cliente suyo por tanto tiempo…

Empezó a soltarse en llanto, me dio un poco de pena por su situación, así que, decidí a poner en marcha mi plan, me acerque a la silla en la que se encontraba sentada, le dije que podíamos arreglar su situación de otra manera, pero que podría ser complicado, ella desvió su rostro para mirarme, sus ojos eran hermosos, negros, le brillaban sobremanera a causa de sus lagrimas lo que le daba un toque muy especial, pregunto que tan complicado podría ser, le respondí que eso dependía de ella mientras al mismo tiempo le empezaba a sobar su muslo con mi mano, ella se sobresalto y levanto inmediatamente de la silla, me trato de dar una cachetada pero le detuve su brazo en el aire, ella forcejeo y le solté el brazo, me dijo que era un pervertido, que se quejaría con el director general y que platicaría de todo con el.

--Esta bien, vaya, pero no ganara nada, al contrario, usted se las vera muy mal cuando a su marido lo saquen del hospital por no pagar, y yo, solamente, seré despedido y conseguiré trabajo en otro lugar, el director general no la ayudara por que no la conoce, en cambio, yo, podría alterar el sistema para que su póliza aparezca como pagada, pero es un gran riesgo, así que necesito algo a cambio, y usted puede darme ese algo, y todos saldríamos ganando.

Al escucharme, se quedo quieta, supuse que pensaba en lo que había dicho, (Yo sabia, por su esposo, que ella, la hembra que tenia delante de mi, no sabia hacer gran cosa, hija de una buena familia, curso la universidad mas que nada para encontrar marido que para obtener conocimientos, su esposo la tenia en un palacio de cristal, en donde ella solo tenia que preocuparse por atender a su hijo, por mantenerse guapa ante los demás y para complacer a su marido en la cama cada vez que el quisiera), así que sabiendo eso, sabia que tendría que aceptar mi oferta para poder seguir viviendo en su mundo de lujo.

--Esta bien, ¿que es lo que quiere exactamente? Me pregunto con una mirada y un tono de voz con una mezcla de rabia y preocupación.

--Veo que empieza a entender-- la agarre del talle de la cintura y la atraje hacia mi—vera, lo que quiero, es hacerla mía, poseer su cuerpo, disfrutar de su boca, quiero follarla y quiero hacerlo aquí, en esta oficina, ahora mismo. Se separo de mi abrazo.

--¡¿Que?! Usted esta loco, de ninguna manera me  acostaría con un cerdo como usted.

--De acuerdo, entonces, salga de mi despacho, y a ver como se las arregla.

--Esta bien, esta bien, ¿Cuando y donde seria? Me pregunto con una voz, mitad derrota, mitad enojo.

--Pues aquí mismo, en este mismo momento.

--¡¿QUE?! ¡¿AQUÍ Y AHORA?!  No puedo, tengo cosas que atender en el hospital y cosas de mi hijo, y….

-- ¿Y que mas? Mire, la oferta es limitada y solo es por este momento, ¿acepta o no?

En realidad, era algo arriesgado hacerlo en mi oficina, pero no iba a permitir que mi presa se me escapara, mire como en su rostro se reflejaba su desesperación por encontrar una salida a su situación, pero no la había, yo lo sabia, y pronto, ella se dio cuenta que estaba atrapada.

Me le acerque, empecé a recorrer con mis manos sus senos por encima de su blusa, notaba su tensión, estaba como estatua, una de mis manos empezó a bajar a sus piernas, mi otra mano amasaba sus tetas mientras trate de besarle la boca, ella instintivamente movió su cabeza hacia un lado, en ese momento me separe de ella, a lo cual ella se sorprendió.

--Mire, será mejor que coopere, porque, ¿sabia que a veces las pólizas pueden demorarse en pagar? Creo que usted necesita que le paguen rápido, así que ya sabe, o me lo pone fácil, para que todo sea rápido, o, se pone difícil y yo me pondré difícil.

Me acerque de nuevo para continuar, ella comprendió lo que le había dicho, porque, al momento de besarla, no opuso resistencia, aunque seguía como estatua, comencé a sobarle todo el cuerpo por encima de su ropa, mi verga comenzaba a reaccionar ante tanto estimulo, y como no iba a reaccionar, el hecho de pensar en que obtendría mucho placer de tan deliciosa hembra de cuerpo joven mas el tocarle todo dio por resultado que mi verga se pusiera muy dura.

--Desabróchame la bragueta y saca lo que tengo para ti.

--Por favor, no lo haga, por favor…

--He dicho que me desabroches la bragueta.

Entonces, tímidamente llevo sus manos hacia el broche de mi pantalón, lo abrió torpemente y con sus delicadas manos, tomo mi verga que para ese momento ya estaba totalmente erecta y la coloco fuera de mi pantalón.

--Ahora Vanesa, arrodillese y empiece a mamarmela.

--Por favor, no quiero, por favor, no, empezó a decir mientras me veía con sus ojos suplicantes

La tome de sus hombros y fui impulsándola hacia abajo hasta que su boca quedo a la altura de mi verga

--Empiece a chupar.

Vi como abría su boquita y lentamente se acercaba a mi herramienta, una vez dentro de su boca empezó a chuparmela, empezó muy lento y tímidamente, mas bien solo lo metía y sacaba de su boca, así que la agarre del cabello para sostener su cabeza y darle un ritmo mas rápido, de esa manera lo hacia como una diosa, sentía pequeñas convulsiones de tanto placer, era increíble la sensación de la calidez de su boca y la imagen de ella metiéndose mi verga en su boca, le solté el cabello, ella acelero el ritmo y su intensidad, con lo que mi placer se elevaba mas y mas, estaba a punto de correrme, pero si lo hacia, ya no disfrutaría de su coño o de su culo, así que le agarre de nuevo el cabello para pararla.

--Lo mamas bien puta, quien lo hubiera imaginado, es hora de continuar con lo mejor.

--Por favor, no más, no quiero…

Empecé a desabotonarle su blusa, a cada botón desabrochado, mas piel veía, su abdomen, liso, perfecto, sin grasa, era obvio que se cuidaba, sus senos ahora solo los cubría su sujetador, le deje puesta su blusa desabrochada y su falda, ya que, si alguien interrumpía, todo podría parecer normal, le sobaba sus piernas y muslos desnudos, le quite las bragas, y observe su hermoso y depilado coño, que en breves momentos tendría el placer de penetrar, le ordene que terminara de quitarse las bragas, mientras lo hacia aproveche para pasarle las manos sobre sus nalgas por debajo de la falda, duras y firmes, una piel suave, y una tibieza geniales, le di la vuelta para quitarle el sujetador, sus tetas, grandes y firmes quedaron libres de su prisión, ahora podía tocarlas con toda libertad, eran suaves, como toda su piel, estaban en su sitio, grandes, proporcionales a su cuerpo, no podía dejar de tocárselos, acariciarlos, besarlos, chuparlos, tenia un cuerpo perfecto que me perdía en el, no sabia si besar sus senos o su boca, si tocarle sus muslos, o su coño, o sus pechos, me daba un festín con su cuerpo, le di la vuelta, levante su falda y frote mi polla contra sus nalgas, mientras la atraía hacia mi con un abrazo alrededor de su cintura y con mi mano libre acariciaba sus pechos y le besaba el cuello.

Ella al sentir mi polla sobre sus nalgas empezó a sollozar aun mas, eso me calentó mucho, le separe un poco sus piernas para que mi verga llegara hasta sus labios vaginales, y así, de pie y sin penetrarla, empecé a frotar mi verga contra sus labios vaginales, ella al sentir mi verga en esa parte de su cuerpo hizo que se sobresaltara y empezara a sollozar mas, empecé a moverme de adelante hacia atrás, la tibieza mas la presión sobre mi verga de esa parte de su cuerpo hicieron que sintiera sensaciones indescriptibles, era casi el paraíso, sentí como unas cuantas pequeñas gotas de semen me salían a través de la polla, ella también lo sintió con lo que empezó a moverse por su cuenta, aunque también empezó a sollozar aun mas, al parecer, ella quería que yo me corriera sin haberla penetrado, la deje que creyera que se saldría con la suya por un momento, con sus movimientos mas los míos, estuvo a punto de lograrlo, pero me detuve antes de que ella lo lograra.

--Es hora del acto principal puta, te follare el coño y te disfrutare como nunca he disfrutado a ninguna otra hembra.

--Por favor no lo haga, por favor….Ella sollozaba

--Me tienes bien caliente Vanesa, no creas que tus suplicas harán que cambie de opinión, te follare como se debe, sea como sea. Es mas, para que veas que no quiero hacerte daño, me saldré antes de terminar para vaciarme fuera de tu coño.

--Esta bien, solo hágalo rápido y termine de una vez.

Ahora si, era el momento de penetrar a esa deliciosa hembra, la acomode de tal forma que yo quedaba detrás de ella, levante su falda, y lleve mi verga a su coño, así de pie, empecé a enterrársela lentamente, estaba seca, así

que me lastimo un poco también, ella brinco cuando sintió mi polla abrirse paso entre sus piernas, empezó a llorar silenciosamente mientras escuchaba que decía lo mismo “no” “porque” “pare por favor” “me duele” “no”.

Seguí con mi trabajo, una vez que tuve toda mi verga dentro de ella me quede quieto, para que se acostumbrara y pudiese bombearla con mas facilidad, mientras estuve quieto, le gire la cabeza para besar de nuevo su deliciosa boca, una vez que pensé que era suficiente, empecé a moverme, tenia su coño bastante estrecho así que era un poco doloroso el bombearla, decidí iniciar lento, despacio, al fin, aun tenia tiempo antes de que los demás regresaran de almorzar, con la excitación que tenia, empecé de nuevo a soltar pequeñas cantidades de semen que me facilitaban la labor de penetrarla, cada vez era mas fácil hacerlo así que empecé a aumentar la velocidad, seguía con un brazo sujetándola contra mi, mientras con el otro la sujetaba de los senos, empecé a bombear cada vez mas rápido y cada vez mas duro, solo se escuchaba como mis huevos chocaban contra sus nalgas, era sensacional follarla, su coño estrecho y tibio apretaba mi verga de una manera deliciosa, seguí de esta manera por unos cuantos minutos mas hasta que sentí que era inevitable el que me corriera, ella también sintió el que yo estaba a punto de venirme así que trato de zafarse de mi.

--Quieta, que aun no he acabado.

--Usted dijo que no se correría dentro de mí.

--Estas demasiado buena como para no vaciarme dentro de ti, te voy a inundar de semen y con suerte, le daremos un hermanito a tu hijo.

--!!!SALGASE!!! !!!USTED LO PROMETIO!!! !!!QUE NO PUEDO QUEDAR EMBARAZADA!!! !!!SALGASE!!! !!!POR LO QUE MAS QUIERA SALGASE!!!

--Lo que mas quiero es llenarte el coño de leche, así que a callar

Seguí bombeándola con fuerza, mientras ella trataba de zafarse, sus movimientos al tratar inútilmente de escapar de mi hacían que mi placer se elevara al infinito, quería aguantar lo mas que pudiera, no quería acabar hasta que me fue imposible controlarme y termine corriéndome con 5 espesos disparos de semen que fueron a terminar en el fondo de su coño.

--¡¡¡NOO!!!, ¡¡¡CERDO!!!, ¡¡¡PORQUE!!!, ¡¡¡PORQUE TENIA QUE CORRERSE DENTRO!!! ¡¡¡NOO!!! Decía entre sollozos.

--Ya le dije, estas demasiado buena como para desaprovecharte.

Me quede sujetándola en esa posición con mi polla aun dentro durante unos minutos, mire el reloj y vi que aun tenia tiempo para darle otra follada, me solté y la deje descansar, empezó a bajarle mi semen a través de la parte interna de sus muslos y piernas, empezó a acomodarse su blusa y su falda para poder irse.

--Que cree que hace, si esto aun no acaba

--¿Como que no acaba? Ya obtuvo lo que quería no, ya cumplí con mi trato, deje que me follara y hasta me acabo dentro para que arregle lo de mi marido.

--Nada de eso, aun tenemos un poco de tiempo para una segunda vez, solo que esta ocasión, por detrás. Si follas bien rico por tu estrechito coño, has de follar delicioso por el culo.

Ella estaba aterrada con la idea de soportar ser follada de nuevo solo que por atrás, trato de salir corriendo de la oficina así a medio vestir pero la sujete del brazo.

--Veras, tenemos poco tiempo, y si no me ayudas, no tendré la misma delicadeza que tuve hace rato

Le quite la blusa, ahora si totalmente,  ella empezó a forcejear mientras le magreaba los pechos, ella no podía hacer nada, estaba exhausta, la avente contra el escritorio, con lo que quedo con su culo al aire, la sujete en esa posición, mientras le levante de nuevo su falda y frote de nuevo mi verga contra su culo para que terminara de ponerse firme, mientras ella trataba de zafarse.

--¡¡¡NOO!! ¡¡¡SUELTEME!!! ¡¡¡YA HIZE LA PARTE DE MI TRATO!!! ¡¡¡DEJEME COBARDE!!!

Su forcejeo me calentaba demasiado, así que cuando estuve listo, empecé a metérsela por el culo

--Calla, que quiero disfrutar del placer de follar tu cuerpo, no de escuchar tus gritos.

---¡¡¡NOOOOO!!, ¡¡¡NOOOO!!, ¡¡¡YAA NOOO!!,¡¡¡AAAAAHRGGGG!!!, ¡¡¡AAAHRHHHGGG!!!, ¡¡¡DUELEAARHHHR!!!

Estaba bastante estrecha así que, para facilitar las cosas, la saque de su culo y se la metí de nuevo en el coño,

---Gracias, gracias, gracias….

Me dio algo de gracia el pensar que ella creía que le había hecho caso y que ya no le daría por el culo, así que no le comente que mi intención era que mi verga se impregnara con algo de semen fresco que tendría dentro por la follada anterior para usarlo como lubricante, así que, empecé a bombearle su estrechito coño, con eso y con lo poco de semen que empecé a soltarle de nuevo, considere que era suficiente, la deje de follar por el coño y le apunte de nuevo a su culo.

---¡¡¡QUE CREE QUE HACE!!! ¡¡¡NOOO!!! ¡¡¡POR FAVOR!!!! ¡¡¡NOO!!! AGGGFHHH!!! ¡¡¡CERDO!!! ¡¡¡AHGGGG!!!!

Debía darme prisa, no quedaba mucho tiempo y sus gritos los podría escuchar alguien que llegara un poco antes, empecé a bombearla suavemente ya que, su culo en verdad que era estrecho y me costaba trabajo, pero aun así seguí dándole, ya que el placer que me proporcionaba era maravilloso, seguí dándole un buen rato pero no con la intensidad necesaria para correrme de nuevo, comprendí que si quería venirme de nuevo tendría que darle de nuevo por el coño, ya que por ahí era mas fácil, así que, un poco enfadado por no poder descargarme dentro de su culo, le di de nuevo por el coño, solo que, de una manera algo violenta.

--Tienes el culo muy estrecho puta, así que tendré que castigar tu coño para poder correrme de nuevo.

Me salí de su culo, la voltee de nuevo, su espalda quedo sobre el escritorio, al estar así, intento levantarse, así que con mi brazo la aprisione contra el escritorio, mientras con el otro guiaba mi verga hacia su entrada.

--Por favor, ya no mas, ya tuvo suficiente, por favor…

--No, no he tenido suficiente, te podría follar durante toda la vida y no me cansaría de ello.

Una vez que mi polla encontró su entrada, se la deje ir con todo

--¡¡¡AAAARHGGHG!!!! ¡¡¡NOOO!!! ¡¡¡DUELE MUCHO!!! ¡¡¡QUE HACE!!! ¡¡¡¡ASI NO!!! DUELE!!! ¡¡¡AAAYYYY!!! SALGASE!!!

Empecé a bombearla, mientras que con mis dos manos jugaba con sus pechos, quería follarla hasta secarme, quería correrme de nuevo dentro de ella, empecé a bombearla de manera muy rápida y muy violenta, era increíble repetir el follarla por el coño, su estrechez me volvía loco.

--Si, así, vamos, que rico follas puta

--¡¡¡NOO!!! ¡¡¡MÁS DESPACIO!!! ¡¡¡ME ESTA LASTIMANDO!!!  ¡¡¡ARGGGH!!!

--Si, vamos, un poco más…

--¡¡¡SALGASE!!! ¡¡¡NO SE VUELVA A CORRER DENTRO!!! ¡¡¡NOOO!!!

Trato de empujarme para que no me volviera a vaciar en su coño, pero, esos forcejeos de nuevo me estimularon más y termine por correrme de nuevo dentro.

--¡¡¡NOO!!! ¡¡¡PORQUE!!! ¡¡¡CERDO DEGENERADO!!! Decía ya con llanto.

Quede exhausto por la follada que le acaba de dar a semejante hembra, ella también estaba agotada,  le escurría de nuevo leche por sus piernas, si no fuera porque el tiempo se agotaba, le habría dado otra cogida, le ordene que se vistiera, así lo hizo, se abrocho de nuevo el sujetador, su blusa y su falda, una vez que tenia toda su ropa hice que saliera del despacho y del pequeño edificio, ella forcejeo diciendo que le permitiera limpiarse el semen ya reseco que le había escurrido por las piernas pero yo no quería que nadie la viera en el edificio así que no se lo permití y la deje en la calle con la amenaza de que si decía algo, no haría nada por ella, vi como mientas  caminaba hacia su coche, varias personas la veían y sobretodo, veían sus piernas y la “sustancia” que tenia en ellas.

Por mi parte, cumplí el trato, altere unas cuantas cosas para que la póliza apareciera como “pagada” y en 3 días, ella recibió el dinero para pagar las cuentas pasadas y futuras del hospital.

3 meses después, cuando su esposo se recupero, me vino a ver para darme las gracias por haberlo ayudado con lo de su póliza, me explico que por descuido en esa época se le olvido pagar. También me contó que su esposa, tenia un embarazo de 3 meses, que habían estado planeando todo desde antes de que el se accidentara pero no habían tenido suerte, solo hasta un poco antes de que el se accidentara, ella había quedado embarazada. Nunca sabré si ese niño es de mi cliente o mío, pero pues, con la follada que le di a su esposa, bien podría ser ese niño un recuerdito de aquel maravilloso día.



Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (7)
\"Ver  Perfil y más Relatos de DeletDirect
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)