Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.536 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.501 Miembros | 17.443 Autores | 85.074 Relatos 
Fecha: 26-Dic-10 « Anterior | Siguiente » en Trios

La traición de Laura

masso
Accesos: 23.621
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Yo estaba loco por una chica pero ella tenia otros planes para mi. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Hay mujeres que tienen fantasías secretas y crueles. Yo fui victima de una de ellas, una mujer que se atrevió a llevar a cabo su fantasía y que para ello no dudo en emplear todas sus armas de mujer, engañando, manipulando y seduciendo a un pobre inocente que sabia rendido a sus encantos.

Laura era compañera de clase, no era guapa ni tenia un cuerpazo pero tenía algo que a mi me volvía loco, quizás fuese su mirada picara o su forma de coquetear, era un par de años mayor y sabia mucho más de la vida que yo. Yo, a mis veinte años, aun era virgen mi timidez me hacia difícil relacionarme con las chicas, pero en este caso fue Laura la que se acerco a mi la primera vez y, poco a poco, nos fuimos haciendo amigos, yo cada vez estaba más loco por ella y así fue pasando el tiempo sin atreverme a dar un paso más ni confesar mis sentimientos.

Pasaron unos meses, salíamos juntos pero solo como amigos, y yo cada vez estaba más desesperado por estar con ella, me mataba a pajas fantaseando y ella cada vez estaba mas provocativa conmigo, jugando con su presa. Al fin, una tarde, me invito a subir a su casa pues sus padres se habían ido a pasar unos días fuera, yo estaba excitadísimo pensando que, al fin, había llegado el momento. Subimos en el ascensor y Laura no dejaba de mirarme y sonreírse, yo avergonzado estaba como un tomate, ella sabia perfectamente cuanto la deseaba y como me tenia de caliente. Nada más llegar me sentó en un sofá en el comedor y justo en ese momento sonó el timbre de la puerta, !pero si acababa de llegar!. Laura fue a abrir la puerta y ante mi asombro y decepción volvió con un chico, Fran su vecino, alto, moreno, delgado pero fuerte. Yo le conocía de vista, era amigo de Laura de toda la vida y un poco raro.

Yo no sabia muy bien que hacer, supuse que se había acabado cualquier posibilidad de tema con Laura y me prepare para otra tarde de “amigos”. Laura me dijo que Fran también estaba solo, que su madre estaba fuera, y que no le iba a dejar allí aburrido. Y ante mi sorpresa nos dice que podemos jugar los tres a la botella, yo no se que decir, pero ella con su desparpajo no me da elección, saca la botella se sienta frente a nosotros, con Fran a mi lado, y la gira…le toca a Fran, vale dice “yo pongo las pruebas, a ver … !me tienes que tocar el culo por debajo de la falda!” Fran me mira a los ojos y se sonríe, Laura se levanta para dejar que Fran se siente en su silla, se pone muy seria a unos centímetros de mi dándole la espalda y le dice que empiece, tiene un minuto, las manos de Fran se pierden bajo las faldas y Laura empieza a suspirar, esta muy cerca pero no puedo ver nada, la falda es larga y desde donde yo estoy solo veo moverse la tela y la excitación de mi amiga, de repente noto como un bulto sobresale bajo la tela de la falda, justo frente a mi cara, eso no es el culo, noto como la mano de Fran acaricia el pubis frente a mi, son unos segundos en que Laura suspira de placer.

“!Fin!” dice ella de repente, “que te has pasado de tiempo” ríe, el también ríe y vuelve a su sitio, yo estoy serio, intentando disimular el bulto de mi pantalón. Le toca a Fran y gira la botella, esta vez apunta a Laura, Fran se lo piensa y la suelta: “!Tienes que enseñarnos las tetas!”, se queja Laura haciéndose la ofendida, al fin poniéndose junto a Fran se levanta el Jersey enseñándole sus preciosas y blancas tetas, luego viene a mi lado y durante unos segundos me las pone a unos centímetros de la cara. “Ya esta” dice enfadada, tira la botella y le toca a Fran, Laura sonríe maliciosa y me mira “!quiero que le beses en los labios!”, me quedo de piedra, no se reaccionar, noooo balbuceo, Fran esta junto a mi, y Laura a mi lado deseando verlo, no te quejes me dice, tu bien me has mirado las tetas axial que ahora te aguantas, antes de poder decir nada Fran me coge los brazos y me besa en la boca, intento librarme pero no me dejan, los dos forcejean conmigo, intentan tumbarme en el sillón, lucho, pero Fran me sujeta los brazos, y me tumba, Laura riéndose pone sus rodillas sobre mi estomago, intento soltarme pero entonces Laura agarra con fuerza mis huevos, con una mano los aprieta y yo me rindo, dejo de defenderme, respiro agitadamente, no se que pasa, levanto la vista y veo a Laura sonriéndome, su sonrisa es rara, balbuceo y ella me manda callar: “ tranquilo, no te resistas, que no te vamos hacer nada malo, ya veras como te gusta, yo se que te va a gustar…”, Fran aun no me ha soltado los brazos, y noto como pasa una cuerda y me los ata sobre la cabeza a las patas del sofá, “esto ya esta” dice, Laura me sube la camiseta y me la coloca tras la cabeza, se sube al sillón sobre mi, a la altura de mi pecho, abierta de piernas disfrutando de su victoria, sin dejarme ver nada se quita las bragas bajo la falda, con un pie a cada costado se arrodilla sobre mi pecho, totalmente abierta de piernas pero tapada por su falda, se coloca y puedo sentir como su coñito ya mojado se aprieta contra mi pecho, no puedo verlo pero si sentirlo, la falda azul, algo monjil, la cubre ella se ha preocupado de que no se la vea nada, pero debajo esta sin nada, y disfruta rozándome con su sexo, es como si me inmovilizara con su rajita, no puedo de dejar de mirar a su pubis, a la falda azul. Ella sonríe y me dice que ahora debo ser bueno y estarme quietecito, y pide a su amigo empiece. Fran se pone tras ella y ante mi impotencia desabrocha mis pantalones, me los baja y se rie…Laura mira de reojo, jajá jajá si esta empalmado…”!pero que poco abulta!…vamos quítale todo dice ella” y noto como las manos de Fran me bajan los calzoncillos dejando ante el mi pequeña pollita dura.

“Tenias razón Laura“, dice Fran, “es muy poquito hombre con esta colita esto es lo mejor que le podía pasar“. Noto cada vez mas mojada a Laura, que ahora me aprieta con fuerza, no quiere que me mueva, en ese momento noto la mano de Fran acariciándome los huevos….NOOOOOOOOO grito, Laura se ríe, “calla tonto, tranquilito, que es lo mejor para ti ¿dónde crees que vas con esa colita?”. Yo intento luchar pero estoy atado, ella me aplasta contra el sillón y el toca sin pudor mis huevos y mi polla, “pobrecito” dice, “es virgen como decías … será fácil“, empieza una paja suave, intento resistir, pero estoy perdido, “disfruta un poco tontin” me dice Fran, “has caído en la trampa de Laurita, a ella le encanta haceros esto a los chicos como tu, que se le va a hacer la da morbo ver como os hago unas buenas niñas”.

Mi resistencia va cediendo, la mano de ese chico en mis huevos, como me pajea, la mirada de Laura sentir su coño húmedo … se dan cuenta de que me he rendido, que me correré pronto y Laura le ordena parar, no veo nada estoy muy caliente cuando noto algo raro, me levantan las piernas, es Fran, me toca el culo, me pone algo y ahhhhhhhhh! Me mete su enorme polla, la mía se baja del dolor, y lloriqueo, mientras Laura me acaricia el pelo y me consuela, diciendo que soy una niña buena, ella se frota contra mi pecho noto su coño empapado. Tras unos minutos que me parecen una eternidad me la saca, aun no se ha corrido, Laura se pone sobre mi a cuatro patas, su cara muy cerca de la mía, y su culo mirando a Fran, se agaña un poquito y el coje mi polla, se me empalma otra vez y me la coloca junto a su rajita, siento la humedad, esta tan cerca, pero ella me mira con pena y me dice, “es demasiado pequeña no llegas” y levantando el culo ofrece el premio a Fran que se la folla a pocos centímetros de mi pollita dura y virgen.

Laura disfruta una enorme follada, se corre tres veces mirándome, a mi lado, casi abrazada a mi pero penetrada por la buena polla de Fran que aguanta hasta que ella queda rendida, entonces, antes de correrse, saca su polla la coloca en la base de mi pene, en mis huevos y me llena de su leche caliente. Los dos se han corrido y se relajan, Laura se tumba a mi lado, medio vestida y sin dejarme ver demasiado, Fran se levanta y me desata las manos, yo aun estoy empalmado sin correrme, con los huevos llenos de la leche de otro macho, con el pecho lleno de sus jugos pero no intento irme me quedo allí tumbado desnudo. Laura me acaricia el pelo, con dulzura y malicia, “has sido un niño bueno, ya esta, no llores, así es mejor, tranquilo, tranquilo … es como debe ser”. Noto algo frío y resoplo, Fran me ha puesto una toalla mojada y muy fría tapándome la pollita y los huevos, me limpia su leche y con el frío se me baja. Es lo que quiere, me pone los calzoncillos y el pantalón. Miro suplicando e intento llevar mi mano a mi polla, quiero correrme, necesito una paja … Los dos me miran con compasión y me retiran la mano, ella me abrocha, comprendo que no me dejaran ese placer. Pero algo ha cambiado, no me resisto, lo acepto, solo con mirarnos se que debo aguantarme. Fran se despide y se va, Laura me lleva hasta la puerta, me besa la mejilla y me dice que he sido un buen chico, que mañana pase a buscarla y que va a disfrutar mucho siendo mi chica.



© masso

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de masso
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)