Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 10.788 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.434.105 Miembros | 17.224 Autores | 83.695 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » EL CULO DE MI SOBRINA SUSAN
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 08-Dic-10 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

El culo de mi sobrina Susan

Principe Andaluz
Accesos: 128.936
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Tito, quizás un masajito me haria sentirme mejor... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

El culo de mi sobrina… (foto)

Tito quizás un masajito me haria sentirme mejor

Hola, tengo 40 años atractivo y cuidado, vivo en una bonita casa de campo junto a mi mujer, la casa tiene piscina lo cual propicia que invitemos a amigos y familiares a pasar calurosos días de verano, pues vivimos en el sur de España.

A veces viene la sobrina de mi mujer, tiene 20 años, y tengo que reconocer que me da muchísimo morbo, aunque la respeto por su juventud y por parentesco. Tiene un cuerpo de los que gustan a cualquier hombre, unos pechos firmes, muslos torneados y un culo de lo más apetecible, todo acompañado de una melena ondulada rubia, ojos azules y una cara angelical.

Me encanta mirarla disimuladamente mientras se baña en la piscina o juega a la pelota, deseoso de jugar junto a ella por si un roce inconciente, me hace vibrar…

Ese día yo tenia libre pues era fiesta, mi mujer tuvo que cubrir un turno a una compañera, y mi sobrina se quedo a pasar el fin de semana, pero ni imaginábamos que nos quedaríamos los dos solos.

Yo me limitaba a trabajar con mi ordenador, mientras procuraba que a ella se sintiese como en su casa. Llegado al medio día, me pregunto si me apetecía una cerveza, para ella servírmela, pues quería demostrarme su agradecimiento. Yo estaba en el porche, y al salir de la casa con las dos cervezas, resbalo con el escalón, cayendo literalmente de culo. Grito por el dolor, se sentó con lágrimas en sus ojos, esperando que pasase el mal.

¿Susana, te llevo al hospital?

- No, se me pasara, solo me duele un poco la espalda.

- Con su mano agarrada, insistía en llevarla al medico, me pidió que la acompañase a la cama, y si no se le pasaba iríamos al hospital.

Eso no impidió llevarle la cerveza a la cama, pues hacia calor, y quería que se relajase. Estaba boca abajo, en bikini, lo cual a pesar del incidente, me hizo sentirme visualmente agradecido.

¿Susana, te junto alguna pomada en la espalda haber si se te alivia?

Vale, pero con cuidado.

Busque alguna pomada, crema o algo similar, solo encontré aceite corporal.

¿Donde te duele?

Justo en la cintura

Me frote las manos, para calentarlas y muy delicadamente le frote la columna justo por la cintura, justamente donde acaba su espectacular culo. Imitaba a un fisioterapeuta, un lento, delicado y relajante masaje le aplicaba. Ella se sentía bien pues su cuerpo se dejaba lleva y me lo transmitia su pielr.

¿Te encuentras mejor?

Siii, tengo dolor, pero me gusta, y me hace olvidar. Y si nos tomamos otras cervezas, mejor.

Continúe por toda su espalda, hasta el bikini, ella noto, que no lo quería manchar…

Quítamelo

Se lo desabroche rapidamente con una mano, de ella salio un leve murmuro, como síntoma de sorpresa por mi experiencia.

Mientra masajeaba su espalda, podia observa sus pechos sobresalir por los lados y su culo a escasos centímetros, su piel sueve, tersa y brillante por el aceite me hacia sentirme levemente excitado.

¿Se te ha pasado o te llevo al hospital?

Se me esta aliviando, pero tambien me duele la pierna. La cerveza me alivia mas jajja

Sin dudarlo y sin pregunta que pierna, le junte rapidamente aceite en toda su longitud, ella se tenso, erizo su piel y sus puños se cerraron, pues el aceite inconscientemente resbalaba por el interior de sus muslo. Me hubiese encantado ver su cara, seguro sus ojos cerrados y sus dientes mordiendo su labio inferior.

Quizás yo imaginase más de la cuenta, pero la realidad que allí estaba yo dándole un placentero masaje en sus muslos, recorriendo desde sus pies hasta… su culo.

Mis manos se adentraba lentamente hacia el interior de sus muslos, aprovechando para extender el aceite derramado. Susana lo disfrutaba, pues su respiración la delataba, e incluso disimuladamente separaba un poco las piernas, para poder llegar mas a los laterales de sus espectaculares muslos. Podía ver sus abultados labios vaginales, y como una pequeña marca de humedad comenzaba a manchar su bikini

Mi excitación se transmitía progresivamente a la dureza de mi pene. El cual sin ser muy dotado es considerable y muy gruesa (18 cm).

El masaje pasaba de sus piernas a su espalda, sin llegar a rozar el culo, lo cual era difícil pues era muy pronunciado, después de unos minutos…

Tito me lo vas a manchar, además el golpe ha sido directamente en mi culo.¿ No me digas que con tu edad no has visto un buen culo? ¿Me lo quitas?

Tragué saliva, no pronuncie palabra alguna, me limite a tirar de su biquini con la dos manos. Muy lentamente, pues seria inolvidable, descubrir su culo e incluso ver su coño desde atrás.

Mi polla era incontenible en mi bañador…

Totalmente desnuda, con todo el temblor de mis manos, rocie el aceite en su culo, volviendo a derramarse, descendiendo por la raja del culo hasta su sobresaliente coño, el gemido que dio fue de verdadero placer. Me arme de valor, y mis manos comenzando por sus piernas pasando por el culo, llegaba a la nuca, cuando ella se relajo, me dedique exclusivamente a su culo, en el cual toda mi mano lo recorría, mientras mi dedo meñique disimuladamente rozaba el interior de sus muslos.

Sus suspiros eran continuados, y seguro que el interior de su coñito era un charco de jugos. Mis manos separaba sus glúteos dejándome ver su ano y su coño en todo su esplendor.

Totalmente excitado, me la jugué a una carta, procedí a introducirle un dedo dentro de su coño,l ella solo pudo decir.

Guauuu, que gusto me estas dando

Seguia introducido su dedo y con la otra mano jugando con su culo. Evidentemente estaba empapada, lo cual me permitio fácilmente introducirle dos dedos. Con ese cuerpo, seguro que sus amigos se la follaba todo los findes, pues no tiene novio y es muy morbosa.

Mi ritmo aumento, pues notaba que estaba a punto de correrse.

No pares sigue, sigue fuerte,

Me voy a correr, sigue carbón que me corro, ahhhhh

Comenzó a dar convulsiones de gusto, y a gritar de gusto.

Saque sus dedos y me quede sentado junto a ella.

Solo le puede decir.

Espero que al menos se te haya pasado el dolor.

Dándose la vuelta contesto

A mi si, pero imagino que el que tiene dolor eres tu.

Acercando su mano al bañador me lo bajo de un golpe y cojiendomela con las dos manos, comenzó a mamarmela.

Joder con la niña, como la chupaba, casi llagaba al fondo de su garbanta, miestra su lengua recorria toda la longitud de mi venosa y gruesa polla, tenia que abrir al máximo su pequeña boca, aunque sus labios eran gruesos, todo ello lo sincronizaba con la paja que me hacían sus manos. Era una maestra, y me iba ha hacer correr e incluso antes que mi mujer que me conoce a la perfección.

La coji por los hombros y la eche en la cama, pues no me queria correr aun, le separe los muslo e introduje mi cabeza entre ellos, mi lengua jugaba súper lentamente con su clítoris, aunque a veces rápidamente toda mi boca y lengua se encargaba de introducirse en su interior. Esos cambios de ritmos hacia que gritase y se arquease la espalda por el placer recibido, después de una buena sesión de lengua, note como se corría.

Se notaba que estaba disfrutando como nunca, pues comento

Esto si que es hacerme correr, y no como lo hacen mis amigos. Y eso que aun no me has follado…

Trague nuevamente saliva, pues pensé que había acabado todo, yo no quería fallármela por respeto a mi mujer y por que nunca me han atraído las veinteañera, pero por otra parte, mi sobrina estaba buenisima y metersela a un jugoso coñito apretado mas el placer de hacerla gritar y correrse una infinidad de veces… seria impoerdonable perder esa oportunidad.

Continuará


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Principe Andaluz

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (13)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Principe Andaluz
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)