Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.368 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.439.000 Miembros | 17.753 Autores | 87.198 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » HETERO: INFIDELIDAD » MI ESPOSA Y SU COMPAÑERO DE TRABAJO
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 06-Dic-10 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Mi esposa y su compañero de trabajo

Inez
Accesos: 48.818
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 13 min. ]
 -   + 
Mi esposa anhela hacer el amor con su compañero de trabajo, y yo le doy permiso... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Titulo: Mi esposa y su compañero de trabajo.

Mi esposa anhela hacer el amor con su compañero de trabajo, y yo le doy permiso…

Este relato es cierto en cuanto a que si ocurrió y tuvo lugar hace unas dos semanas. Desde ese día de los hechos, nuestras relaciones sexuales entre mi esposa y yo cambiaron radicalmente para bien de ambos, por fin vi cumplida la fantasía sexual mas recurrente que tengo, la cual siempre es el de ver como otro hombre penetra a mi esposa, y la hace gozar y gemir de placer. Yo también participe en este primer encuentro, entre su nuevo amante, mi aun joven esposa y yo, este encuentro resulto más allá de lo esperado en cuanto a morbo, nuevas experiencias y sensaciones hasta ese día desconocidas para mi. Posiblemente algunos de mis lectores no aprueben mis gustos y de lo que a continuación relato, por esto les pido disculpas anticipadas, es decisión de ustedes si leen este relato o no, estoy seguro de que a ciertos lectores el morbo de estos sucesos si los calentara y mucho, ya veremos…

Mi esposa se llama Gloria, tiene 37 años, no es alta, mas bien bajita y delgada, muy guapa, con un cuerpecito rico aunque sus senos son pequeños son muy firmes al igual que sus nalguitas paraditas y piernas largas, esta deliciosa, su piel es morena clara y su cabello muy negro, lo lleva corto, tiene ojos negros y facciones finas y delicadas, es muy bonita sin llegar a ser una belleza, su pubis esta al natural, o sea sin afeitar ni recortado, es bastante velluda, eso a mi me excita mucho, su vagina es muy estrecha, en ocasiones hasta me cuesta un poco de trabajo penetrarla. Llevamos solo tres años de casados, y no tenemos familia. Yo soy un poco mayor que ella, tengo 40 años y estoy bastante bien dotado en cuanto a tamaño de mi pene y grosor del mismo, sin estar exagerando llego a los 17 centímetros en plena erección, mi cuerpo es normal, ni gordo ni flaco, estatura mediana, es decir, del montón.

Nuestra vida sexual es plena y muy satisfactoria, hacemos el amor bastante seguido y por supuesto fantaseamos mucho, siendo mi fantasía favorita el verla coger con otro hombre y después cogermela yo, cuando este ella bien llena de semen del otro, esto nos calienta muchísimo a los dos. Gloria llega a tal grado en sus fantasías que en diversas ocasiones cuando se aproxima su orgasmo me cambia de nombre expresando en voz alta lo que esta sintiendo, con esta reacción involuntaria de ella me doy cuenta de que sus fantasías son casi existentes y llega a tener orgasmos muy intensos, al igual que yo.

Suficiente de antecedentes, ahora bien, resulta que mi esposa Gloria trabaja desde hace ya algún tiempo en una empresa muy importante de publicidad y recién tuvo una ascenso en su puesto de trabajo, cuando Gloria me comento acerca de su promoción, así como una mejora salarial sustanciosa, sabia que esto iba a estar necesariamente ligado con algún favor sexual que tendría que realizar mi esposa hacia su compañero de trabajo que la había recomendado para ese especifico puesto. Este tipo de casos es muy frecuente, siempre sucede cuando la esposa trabaja en una empresa grande, porque esta expuesta a acercamientos y proposiciones sexuales tanto de parte de sus compañeros, así como de los jefes, sobretodo de el jefe inmediato a ella. Este riesgo esta latente todo el tiempo, pero tengo la fortuna de que mi esposa nunca jamás me ha mentido o engañado, es mas, me cuenta cuando este ha sido el caso, o sea de cómo se le han acercado con ricas proposiciones sexuales, por supuesto que estas la calientan, cuando me las relata, los dos fantaseamos de lo que podría pasar o haber pasado, sobretodo si el galán o pretendiente es joven y le gusta a Gloria. El saber que mi esposa es deseada por otros hombres me excita mucho, pues me la imagino cogiendo con algún hombre que la hará gozar.

Un compañero de ella, emparentado con el director general, fue el que la recomendó para su nuevo puesto, Gloria y el son amigos desde hace ya bastante tiempo, este joven amigo le ha rogado durante mucho tiempo que se acueste con ella, mi esposa siempre se ha negado alegando que es casada, pero hay tal confianza entre los dos que este chico le ha confesado que muy frecuentemente se masturba pensando en ella. Cuando Gloria me contó acerca de este amigo suyo, que se llama Julio, se me ocurrió la caliente idea que le planteara al chico que se masturbara delante de ella, pero con la condición que no la tocara, así se lo planteo Gloria a este joven compañero y el chico acepto gustoso, estos encuentros ya se ha llevado a cabo en varias ocasiones, cuando aprovechando la hora de la comida, se encierran en la oficina de su jefe y mi esposa disfruta el ver a un hombre de 22 años masturbarse su rica verga, esto le fascina a Gloria y la excita muchísimo, cuanto me relato Gloria con detalles como tiene su pene el chico y de cómo expulsa su semen con fuerza y abundancia sobre la alfombra de la oficina privada del jefe, esto me calienta mucho y yo emulo al chico masturbándome frente a mi esposa, mis venidas son abundantes pero no arrojo mi esperma con fuerza, mas bien me derramo, créanme que es delicioso hacerlo, sobretodo cuando una mujer, en este caso mi esposa, te alienta diciéndote cosas ricas, como : "…así mi amor, que linda verga tienes, me gusta, la tienes bien dura, ,mastúrbate , goza tu propia verga, me encanta, dame tu leche, la quiero ver salir de tu verga, ya dámela, ya…", y otras calientes cosas por el estilo. La cosa no ha pasado a mayores entre el joven amigo y Gloria, solamente ocasionalmente lo hacen, mas o menos una vez por semana, para no levantar sospechas entre los demás compañeros y compañeras de trabajo. Yo le di permiso a Gloria, por sus instancias, de que le mame la verga al chico además de masturbarlo, la próxima vez que se vean, también le pedí que recoja el semen del chico en uno de mis pañuelos y me lo traiga como un trofeo de su encuentro, deseo oler y tocar el semen derramado por otro hombre, habiendo sido mi esposa la causante del orgasmo.

Asimismo me comenta Gloria que este chico tiene la verga como de 20 centímetros, bastante gruesa y con una ligera curva hacia arriba, no esta circuncidado, la cabeza de su pene es mas oscura y mas gorda que la mía, me ha confesado que le costo trabajo el no arrodillarse frente al chico y mamarle la rica verga desde la primera vez, ya con mi autorización, lo que tenia que suceder sucedió y ahora tengo la oportunidad de relatarles con detalle del trofeo de semen en mi pañuelo .Ese viernes Gloria me hablo por teléfono y me dijo que la esperara sobre las 6 de la tarde que me traería una sorpresa muy agradable y muy fresca, yo me prepare para recibirla a esa hora desudo, solo cubierto con una ligera bata. Resulta que ella planeo todo muy bien, el chico la llevo en su auto hasta nuestro departamento a la salida del trabajo ese viernes, hace unas tres semanas, llegando a nuestro domicilio se metieron con el auto al estacionamiento subterráneo de nuestro edificio que es bastante oscuro, ya estacionados en su lugar, el chico se saco su verga bien parada, y Gloria procedió a darle una mamada rica, ya cuando el chico estaba a punto de venirse, se separo de el y lo masturbo hasta que logro su orgasmo que fue muy fuerte, Gloria recibió el abundante semen del chico en mi pañuelo que ya tenia dispuesto y acto seguido le limpio la verga con su lengua de los restos del semen que aun brotaban y escurrían en su rígida verga, ordenando al chico que se fuera con su auto de inmediato, acto seguido Gloria tomo el ascensor y entro a nuestro apartamento a un minuto mas o menos de haber masturbado al chico portando el pañuelo con el aun caliente semen del joven, me beso profundamente en la boca, notando yo un sabor un poco metálico y peculiar diferente a lo normal, claro que el beso me supo raro, pero no desagradable, puesto que aun tenia los restos de la venida del chico en la boca, toda ves que le que le había limpiado la verga con su lengua, yo tome el pañuelo y acercándomelo a la cara aspire el fuerte aroma del semen de otro hombre, nunca había olido y tocado el esperma de otro, ya tenia yo la verga bien parada y sentándome en un sillón de la sala me coloque el pañuelo en la cabeza de mi verga embadurnándome con el aun tibio esperma del chico, la sensación fue deliciosa y casi sin masturbarme, alcance un muy intenso orgasmo derramando mi semen en el pañuelo y mezclándolo con la venida del chico, Gloria me observaba de muy cerca y también se masturbaba, cuando acabe de venirme me quito el pañuelo y se lo llevo a su boca para probar la combinación de venidas, yo casi no prestaba atención a lo que ella hacia, estaba muy concentrado en mi propio placer, apreciando en mi verga el semen de otro hombre, fue increíble y totalmente nueva para mi esta rica sensación, nunca había sentido tal morbo.

Algunos días mas tarde, mi esposa me presento a su compañero de trabajo Julio, cuando fui recogerla a su oficina, cosa que hago con frecuencia, me causo muy buena impresión, es un chico agradable y de buen trato, alto, delgado, bien vestido, muy educado y bastante moreno. Gloria me rogó que la dejara salir con el algún día y pronto, que se cuidarla mucho y que si Julio quisiera cogersela, pues que la dejara, al fin y al cabo es muy joven y a lo mejor ni alcanzaría a tener una erección por los nervios de estar con ella a solas en un motel, y solo se conformaría con tocarla y verla desnuda, a lo mas se la mamaria y lo masturbaría para dejarlo contento.

Me insistió tanto y al ver que Gloria en realidad no pasaría mayor peligro, la deje ir esa primera vez, pero con la condición que me contara hasta el ultimo detalle de lo que pasara, este primer encuentro paso un viernes por la noche. Gloria llego temprano a la casa, se baño y se arregló muy bien, yo al verla acicalarse para otro hombre sentí un poco de celos pero al mismo tiempo me vino una erección solamente de pensar que este hombre la vería en su ropa interior, que por cierto es muy fina y sexy, a Gloria le gusta ir siempre bien vestida y elegante, sobretodo en esta ocasión especial.

Julio paso muy puntualmente a la hora acordada, Gloria de despidió de mí con un beso muy caliente, pude notar que se estaba excitando mucho. Pasaron las horas yo esperando con ansiedad la llegada de Gloria mi esposa, por mi mente pasaban pensamientos calientísimos, pero trate de no pensar en lo que estaba sucediendo en esos momentos, estuve a punto de masturbarme, pero no lo hice porque quería penetrar a mi esposa en cuanto llegase y gozarla al máximo, sobretodo cuando me relatara con detalle todo lo que habían hecho. Al filo de las 12 de la noche escuche que entraba y la recibí con un profundo beso en la boca, me di cuenta que Gloria venia contenta, agitada y muy caliente, me pidió que tuviera calma que me contaría todo lo que paso, mientras me platicaba se desnudo y tendiéndose de espaldas en nuestra cama abrió las piernas para que pudiese observar su velludo coñito con los restos del semen de Julio, en efecto tenia los labios de su vulva algo abiertos y aun brillantes tanto por su propia calentura, como por el semen del chico, yo no podía mas, me coloqué arriba de ella y la penetre muy fácilmente hasta adentro sintiendo que su vagina estaba saturada del esperma de su amigo Julio, estaba gozando a mi esposa después de que había cogido con otro hombre y esto me produjo un placer muy especial, Gloria exclamaba, calentándome aun mas: "…así mi amor, dame verga, dame mas, mas, siénteme como estoy bien cogida, gózame mi amor como me gozo Julio, dame tu lechita, lléname, así mi amor, así, quiero mas verga…mas, mas…" yo no pude contenerme mas y me comencé a venir de una forma increíble, creo que tuve el orgasmo mas intenso de mi vida, estaba gozando a mi esposa como nunca la había gozado, bien cogida por otro hombre, Gloria al sentir que me estaba viniendo también tuvo un orgasmo fabuloso, quedando los dos rendidos después de esta corta pero fabulosa cogida. Me tendí a su lado y pasado un rato me contó como estuvo su encuentro con Julio, su nuevo amante de solo 22 años de edad.

Los detalles del primer encuentro de Gloria con Julio, me calentaron en tal forma que tuve otra erección, pero Gloria estaba tan llena de leche que se fue a duchar, pidiéndome que la esperara, que gozaríamos con calma, me dijo que quería que la mamara y acabar en mi boca, tal y como lo había echo con el chico. Al regresar Gloria del baño, pase yo también a lavarme porque estaba pegajoso de semen. Ya con más calma Gloria me relato que había a gozado muchísimo con Julio, me describió todos los detalles de su encuentro, pero me dijo que seria mejor y mucho mas caliente que hiciéramos lo que ella le propuso a Julio, sabiendo que yo de antemano estaría de acuerdo. Le comento al chico, que su esposo, o sea yo, la quería ver hacer el amor con el y después ya bien cogida, la penetraría. Este plan me gusto y me calentó mucho, al grado de que tuve una erección muy fuerte de se solo imaginar a mi esposa de verla ser penetrada por otro hombre y después cogérmela yo. Esta plan nos calentó mucho a los dos, le di una mamada a mi esposa que la hice acabar intensamente en mi boca, su orgasmo lo sentí muy bien porque al mismo tiempo de estarla mamando le introduje mi dedo índice en si anito y pude sentir las contracciones de su esfínter anal cuando alcanzo su clímax, todavía sintiendo el final de los estertores de su orgasmo la penetre y Gloria acabo nuevamente al mismo tiempo que yo me venia, fue delicioso.

Todo el plan lo preparo mi esposa con su compañero al principio de la semana y la cita quedo concertada para el viernes siguiente en el mismo motel donde se vieron por vez primera. Toda esa semana no nos tocamos, tampoco el chico Julio, para cuando llegara el viernes estuviésemos bien cargados y calientes, los nervios me consumían, por fin se me iba a cumplir mi fantasía de ver a mi mujer hacer el amor con otro hombre.

Llego Julio puntual a nuestra cita en el motel y brindamos con unas copas que había yo pedido con antelación, por nuestro primer encuentro, sin mas preámbulos les pedí que se desnudaran, procedieron a hacerlo cumpliendo mis deseos, cuando Julio estuvo denudo totalmente pude observar que su pene semi-erecto pene mide mas de 18 centímetros y es muy grueso, no tenia la verga bien parada pues aun no se tocaban y el chico estaba nervioso por mi presencia, también posee unos testículos grandes y pesados, el no es muy velludo, mas bien lampiño, tengo que confesar que sin siquiera haberlo visto a esta pareja besarse o acariciarse yo ya me estaba calentando y mucho, Julio sin perder tiempo se le acerco a mi esposa y comenzaron a acariciarse y besarse de pie ambos, note que la verga del joven se le puso totalmente erecta, mi esposa se la tomo con su mano y se arrodillo en la alfonbra para podérsela mamar, me impresiono el tamaño y grosor de su verga, no esta circuncidado, Gloria le pelo el pene descubriendo una cabeza morada oscura grande, de la cual brotaban unas gotas de liquido seminal, primero le limpio las gotas del liquido con la lengua, continuando lamiendo el grueso tronco grueso de la verga al chico, tiene las venas marcadas a lo largo de la verga, se la comenzó a mamar pero le costaba trabajo introducirse el pene por su tamaño, le tomo los testículos en su manita y se los lamió, Julio solo suspiraba y le decía: "…así, así máname la verga, cométela toda, que bien mamas…" pero se separo de ella porque ya se estaba calentando mucho, mi esposa se tendió en la cama y procedió el joven Julio con mucha delicadeza a besarle y mamarme los senos, fue bajando poco a poco hasta llegarle a su velludo coñito, le abrió los labios de su vulva y le dio una mamada solo como un gran mamador lo puede hacer, yo ya no podía mas, tenia la verga durísima y me brotaron unas gotas de liquido seminal, Julio se dio cuenta de mi estado al igual que mi esposa que no me separaba la vista, sabia lo que estaba disfrutando de esta caliente escena. Gloria sin mas separo al joven de su manjar y moviéndose al centro de la cama me abrió sus piernas, invitándome a penetrarla me coloque arriba de ella y le deje ir la verga hasta adentro, no hubiese podido aguantar mas al ver que el chico la penetrara con su vergota, me hubiese venido sin siquiera haberla tocado, por eso que preferí cogérmela antes que Julio, estaba empapada debido a su excitación, la penetre fácilmente, estaba ya bien mojada, mas el ver que Julio nos observaba de muy cerca con una gran erección, esto hizo que ya no me pudiese aguantar mas y me vine muy intensamente, fue muy placentero y muy intenso mi orgasmo, por supuesto que a Gloria no le dio tiempo de alcanzar el suyo. Me separare de ella, y puede ver que de sus labios vaginales brotaban unas gotas de mi esperma, Julio se tendió entre sus piernas hundiendo su rostro entre los muslos de mi esposa y le comenzó a mamar su vagina llena de mi semen, no nos esperábamos esto, fue una muy rica y morbosa sorpresa, para mi el ver que otro hombre disfrutaba saboreando mi semen de la vulva de mi esposa, fue increíble, esto me produjo otra erección rígida, asimismo esta acción motivo a que Gloria exclamara: "…así, mámane, comete la venida de mi esposa, dame tu lengua mámame, mámame, voy a acabar en tu boca, así,…" , vi como mi esposa alcanzaba un fuerte orgasmo y acabo en la boca de Julio proporcionándole a este chico un increíble placer, cuando este ya vio y sintió que había acabado bien Gloria, se subió a horcajadas arriba de ella y colocando la gruesa cabeza de su verga el la entrada de su vagina, le trato de meter la cabeza de su verga pero Gloria se quejo por lo grueso del pene del joven, este no la quería lastimar porque ya sabia, que Gloria es muy estrecha, pero ella deseaba sentir esa verga adentro de ella, me daba un poco de miedo que la lastimara por el tamaño, por eso le pedí a Julio que tuviera cuidado con mi esposa, que mejor se acostara de espaldas para que ella se sentara en su verga y poco a poco lo hicieran para lograr ser bien penetrada y no lastimarla, así lo llevaron a cabo y pude ver como se iba introduciendo primero la cabeza del pene y ya con esta adentro, Gloria se fue sentando en el tronco muy despacio porque realmente la estaba partiendo en dos, pudo ser penetrada casi hasta el fondo, se movía poco a poco hacia arriba y abajo y sentí que mi mujer estaba sintiendo un placer increíble, aunque no creí que tendría un orgasmo, le veía el rostro a Julio y aprecié que se iba a venir en cualquier momento, así sucedió al poquito tiempo, el joven gimiendo de placer le dio una embestida mas fuerte, quedándose quieto y vi como se venia, estaba yo a escasos centímetros de esa verga y observe los espasmos en el tronco de la verga cuando derramaba su semen dentro de la vagina de mi esposa, fue increíble y morbosísimo, pero aun mas cuando se separa de ella sacándole la verga veo como brota el semen del chico de entre los labios vaginales de mi esposa, asimismo le escurre el blanco esperma por el aun erecto pene, yo ya no aguante mas y les pedí que no se cambiaran de postura, quería penetrar a Gloria y hundir mi pene en su vagina llena de caliente esperma, me puse de rodillas entre las piernas de ambos y al aproximarme sin querer roce con mi verga la aun parada y dura varga de Julio, esto me causo un gran morbo y tomando con mi mano las dos vergas las junte y frote masturbándolas, fue una sensación nueva y diferente, nunca había tocado otra verga y mucho menos la había juntado con la mía, la diferencia de tamaño y grosor es notable entre mi pene y el del chico, este rico frotamiento me estaba encantando y creo que al chico también porque notaba sus involuntarios movimientos de cadera para sentir bien mi verga con la suya, no lo hice mucho rato porque me vendría, fue delicioso el apreciarlo, sin mas apunte mi verga al la entrada de la vagina de Gloria y la hundí hasta adentro, fue riquísimo, el cogerme a mi esposa estando, además de estar saturada de esperma de otro hombre, el cogérmela estando ella arriba del otro, Gloria besaba en la boca al chico y exclamaba "....méteme bien la verga mi amorasí, así, rico, rico, dame tu lechita, dámela ya, así, así…" me faltan palabras para describir la clase de orgasmo que tuve, fue interminable y muy intenso, me separe de ella, no sin antes de volver a juntar ve verga con la de Julio y embarrarle algunas gotas de mi semen en su dura y rica verga, rendido y desfallecido me acosté junto a mi esposa, y observe con deleite que ella se volvía a sentar en la verga del chico y se lo cogía, esta vez Gloria si alcanzo su orgasmo estando penetrada y acabaron lo dos simultáneamente, me faltan palabras par describir estas morbosas experiencias nuevas para los tres .

Esta fueron los detalles de este primer encuentro, llegue a la conclusión de que me gusta compartir a mi esposa y además el haber sentido el primer contacto con otro hombre, que confieso me agrado…

En unos días mas seguiré con esta historia cuando les relate como fue nuestro segundo encuentro con Julio y lo que paso… de cómo vi gozar a mi esposa con Julio y de cómo también la goce a ella y a el…

Son las dos de la madrugada, mi esposa Gloria duerme placidamente, estoy terminando de escribir este relato cuando aun están muy frescos en mi mente los vivos recuerdos de nuestro encuentro, esto me han producido una erección muy prolongada que se ya se esta volviendo dolorosa, me quito los pantalones de mi pijama y quedo desnudo de la cintura para abajo, la verga la tengo rampante y durísima y me la acaricio con mi mano izquierda subiendo y bajando mi prepucio, me brotan unas gotas de liquido seminal, estoy próximo a producirme un orgasmo…continuo escribiendo estas lineas con la mando derecha, ya siento que me voy a venir, ya, ya…… mi venida es muy intensa y prolongada me brota a borbotones mi semen, me escurre por entre los dedos de mi mano y por mi verga, es muy morboso el poder describir la sensación tan placentera que produce una masturbación, la gocé mucho…


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Inez

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (10)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Inez
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)