Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.988 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.151 Miembros | 17.648 Autores | 86.441 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » EMBARAZADA DE MI HERMANO 3
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 01-Nov-10 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Embarazada de mi hermano 3

Soledad
Accesos: 56.613
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 12 min. ]
 -   + 
Cuando mi ginecóloga me dio la noticia me temblaron las piernas. “Estaba preñada junto con mi hija” Mi hermano Roberto nos habia preñado. Me dio su apoyo y me dijo que lo dejara todo y que me fuera con el pero no lo hice. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

EMBARAZADA DE MI HERMANO3.

Mi primera reacción al verlo fue abofetearlo, arañarlo, pero no pude, así que de la sorpresa pasé a la acción, lo tomé del brazo, lo jalé hacía adentro y cerré la puerta; eran las tres y treinta de la tarde, mi esposo y mi hija Viviana llegaban a las seis y treinta del trabajo y del estudio así que tenía tres horas para calmar esa picazón que me empezó a recorrer por todo el cuerpo.

El siguió directamente hasta la alacena y con una seguridad pasmosa tomó dos copas, destapó el vino y las sirvió, yo me encontraba en el centro de la sala se acercó a mi y me ofreció la copa, la agarré en mis manos y tomé un sorbo largo y el efecto fue inmediato, un calor invadió todo mi cuerpo, bajó desde mi cara hasta los pies pasando por mi sexo.

Roberto lo notó de inmediato, terminó su copa y acercándose a mí me besó en la boca, por lo que pude sentir el gusto del vino en sus labios. Luego, comenzó a acariciar mis senos y chupar los pezones lo que me hizo calentar más todavía, al mismo tiempo que descendía por mi cuerpo con sus labios, alcanzando mi sexo mientras yo me recostaba en el sofá. Me chupó el sexo con una pasión que nunca había puesto mi marido, abriéndome los labios con su lengua y recorriendo toda la zona desde el ano hasta el clítoris, tomándolo en su boca y lamiéndolo hasta que me hizo llegar al orgasmo en medio de grandes gemidos.

Luego de esta primera sesión, me tomó del brazo y me llevó hasta mi cuarto completamente desnuda, allí lentamente le quité la ropa y me dediqué a darle la mejor mamada que él hubiera recibido. Me apoyó la mano en su miembro y me preguntó "¿te parece que es grande?" Yo, sin voz, le contesté que si con la cabeza, al tiempo que cerraba mi mano en torno a su miembro.

Se acomodó en la cama y me atrajo hacia él empujándome la cabeza hacia su miembro al tiempo que susurraba "chúpamela".

Yo me fui acercando lentamente, guiada por la mano de él en mi nuca y abrí la boca al acercarme a su verga. Me introduje la cabeza poco a poco, y realmente como dijo mi hija, era grande y tuve que abrir bien la boca para que entrara. Sentí como si un brasa caliente me quemara la boca y empecé a succionar esa cabeza mientras mi lengua la recorría, el placer era enorme, mi cabeza estallaba en mil pedazos. Traté de introducirme todo el tronco hasta la garganta, pero era muy grande y solamente entró hasta la mitad, por lo que empecé a mover la cabeza hacía arriba y hacía abajo apretando mis labios alrededor de ella lo que le produjo a Roberto gemidos de placer.

Al poco tiempo sentí que se iba a venir, yo no sabía que hacer y la saqué de mi boca, pero él me dijo "sigue no la saques vas a ver que divino es", ante lo cual yo me volví a meter en la boca su verga y moví mi cabeza hacia arriba y hacia abajo, metiéndola y sacándola de mi boca, lamiendo la cabeza con mi lengua y sintiendo que se ponía más y más dura, para lograr, al cabo de poco más de un minuto, que Roberto se arqueara y se viniera dentro de mi boca, llegándome hasta la garganta con su leche. Al mismo tiempo que esa cálida corriente se derramaba en mi boca. Me decía: "¡trágatela, hermana... trágatela!" ante lo cual yo tragué su semen.

Luego de un pequeño descanso inicié de nuevo mis caricias hasta ponerlo a punto y ante su gran excitación me tomó por los hombros, me recostó al borde de la cama, tomó mis piernas y las subió a sus hombros quedando al descubierto mi sexo palpitante que recibió lo que había estado esperando con ansiedad y tal era su grosor y tamaño que me llenó totalmente. Sus movimientos rítmicos de mete y saca se acompasaron rápidamente a los de mis caderas que se movían en círculos alrededor de su verga, perdiendo la noción del tiempo y desencadenando una serie de orgasmos que me dejaron medio muerta, y él al ver mi gozo y placer demoró a su antojo su eyaculación permitiéndome disfrutar a lo máximo. Nunca antes nadie me había cogido como ese día, fue algo fabuloso, fui hasta el cielo y volví. Así nos pasamos las tres horas, gozando de una forma increíble, era insaciable.

Al final quería mi culo el cual desde que el me lo había abierto, no había sido utilizado nunca pero por la premura del tiempo, ya que mi esposo llegaría en cualquier momento y Roberto tenía que ir a recoger a mi hija quedamos que la próxima vez iniciaríamos por ahí.

Una vez que comenzamos, fue imposible detenernos.

Hablamos por teléfono varias veces al día, en ocasiones nos veíamos en su departamento, comencé a manejar a perfectamente mi doble vida, sin que mi marido se diera cuenta que tenia a otro.

Cuando nos abrió del culo alcanzamos el cielo y el infierno junto con mi hija al ser sodomizadas de una forma salvaje.

Hubo momentos en que llegue a sentir celos de mi propia hija, pero después le confesé mi secreto, se asombro, cuando escucho mi confesión, pero le comente que jamás antes había engañado a su padre. Todos esos años fui fiel a el hasta la llegada de Roberto mi medio hermano.

Hable con mi hija y le dije "mira mari Carmen, yo se todo lo que paso entre Roberto y tu"

Cambio de color cuando se lo dije y trato de justificarse. Pero le dije que no se preocupara

Que yo la apoyaría mientras durara el momento. Fue lo mejor le dije, no quería que te abran pendejitos que te dejan marcas en la primera vez. Tenía que ser alguien con mucha experiencia, un gran pene, para dejarte preparada para afrontar la vida sexual.

Por eso te voy a ayudar porque la cola es muy difícil con un miembro tan grueso como el de él.

Ya distes el primer paso y ten por seguro que el va a buscar el sexo anal.

No te sientas con vergüenza, actúa como si yo no estuviera, y va a salir todo bien
abrí su cajón para acomodar su ropa y descubrí algunas fotografías de mi hija con dedicatoria para Roberto y comprendí que mi hija sentía lo mismo que yo llegue a sentir cuando tenia su edad.

Pasaron los días y Roberto vino a la casa platicamos, nuestras miradas se cruzaron lo llamaron a su celular y note en mi hija los celos, cuando el contesto.

La chica que lo llamaba era una amiga de mi hija bastante atractiva la niña pero le dije a mi hija que ella no lo presionara ni lo celara que las cosas se darían por si solas que ella igual tenia lo suyo.

Los escuché que hablaban y al rato volvió mi hija me comento que Roberto regresaba por nosotras en unos minutos.

Habíamos acordado dar una vuelta. Tomar una copa, le llame a mi marido y le dije que saldría con mi medio hermano y con mari Carmen, que Viviana nuestra hija menor se quedaba en casa.
"Bueno, prepárate le dije a mi hija y comenzamos a cambiarnos.

La ayude a vestirse a maquillarse, la deje lista para su gran noche.

Tocaron el timbre y Salí abrir era Roberto que nos estaba esperando, El suspiro cuando nos vio y nos subimos al auto sabia que esa noche mi hija seria iniciada en el sexo anal.

Le extraño un poco a mi hija que yo no la regañara por beber vino - ya que no era común beber así que fue muy fácil después de 5 copas que mi hija se sintiera eufórica y mareada, yo por mi edad tal vez, el vino solo sirvió para que mi calentura aumentara minuto a minuto al pensar en su desfloración anal, pagamos la cuenta y nos fuimos a un bar estuvimos solo un rato y nos fuimos a su departamento.

Pusimos música y Roberto bailo con mi hija, me hizo señas y entendí su mensaje,

Mire a mi hija caminar a la recamara meneando el culo y se que es difícil escribirlo

Por que se trata de mi hija pero ella misma buscaba que el la rompa del culo.

La mire caminar rumbo a la recamara – meneando las caderas y se acostó junto a él, comenzaron a besarse mezclando sus lenguas.

Le tocaba frenéticamente el culo con las dos manos diciéndole terriblemente excitado

"Es hermoso tu culito, lo vamos a abrir bien vas a ver".
Mi hija le agarro la verga con la mano, estaba durísima y gruesa - está terrible, me va a doler muchísimo, no va a entrar por ahí, la verdad tengo miedo que me duela -.

--Quédate tranquila, va a entrar todo" le contestó mientras la besaba por el cuello y comenzaba a alzar la falda – la dejo desnuda – quise pasar desapercibida, que mi hija hiciera de cuenta que yo no estaba en ese momento y busque la forma de esconderme detrás de las cortinas.

Me vas a lastimar. Siento que me va a doler. –la escuche decirle.

La mamo del culo de la vagina buscando romper en ella la tensión del momento los nervios

Tomo el aceite y comenzó a untarle por las nalgas – en su orificio anal – uno de sus dedos comenzó a presionar – asta lograr que entrara y comenzó a moverlo y a pasar su lengua en su agujero anal -su legua su saliva y su dedo así la tenía.

--"le puso en el agujero bastante aceite y con su verga hizo lo mismo la embadurnó toda -
se coloco detrás de ella toco con un dedo el agujero del culo y le dijo se fuerte que empiezo".
Empujo la cabeza comenzó a ejercer presión en la entrada de su ano y el desastre.
La cabeza empezó a hacer presión contra el agujero para que éste cediera, pero el anillo y los pliegues alrededor del agujero se resistían con fuerza a ser rotos.

Comenzó a acariciar su clítoris – sus pechos buscando distraerla del dolor -

--aumentó la fuerza y comenzó a entrar -- En el instante que el agujero comenzó a abrirse, Soltó un grito mientras buscaba liberarse de la penetración.

La tomo de la cintura con fuerza mientras decía "Ya, ya no te muevas ya entro una parte si te mueves te lastimas - lo are muy despacio -

-abría entrado la mitad, cuando mi hija logro moverse y logro expulsarlo de su culo – al hacer fuerza para afuera sacándola.
"No, la saques – te vas a lastimar déjame a mi hacerlo -,
la escuche llorar sin voz.- solo gimiendo su cara denotaba dolor -
"mari Carmen no hagas fuerza para afuera – tranquila relájate – respira hondo-

Vamos - que va de nuevo. --La cabeza volvió a apoyarse en el agujero y volvió a la carga.
Esta vez con más fuerza lo volvió a abrir comenzando a hacer camino.
Esta vez si grito fuerte, "ay" - mientras trataba de mover sus piernas – me duele le decía
Era algo terrible ver a mi hija ser abierta del culo por primera vez en su vida

--El culo se abría cada vez mas, vencido por la presión y la cabeza logró su objetivo.

--Estaba dentro mientras las paredes del agujero envolvían su verga de el -

La escuche llorar sin parar mojando el colchón, quería como sea que el se saliera y trataba de empujar como antes pero estaba muy adentro como para volver a salir, y la cabeza seguía penetrando – tenia las manos frías – la boca reseca pero logre controlarme -

-- le decía --"Basta, basta, me duele - no aguanto mas, no empujes mas por Dios, basta sácala te lo ruego.".
Roberto le contestó jadeando y con voz de estar haciendo fuerza él también para destruir la resistencia de su culo

-- "No ahora jamás, está entrando toda. Aguanta, aguanta que falte poco y llego al fondo. Aflójate que tengo que hacer mucha fuerza porque estás empujando para afuera y te va a doler mas."

--la ensarto por completo – mordió las sabanas - soltó otro grito -
Bueno ya está toda adentro, parecía que no entraría nunca.", dejando su verga inmóvil dentro del recto de mi hija.

"Bien mari Carmen - ya está lo peor, ahora despacito tu culito se va a acostumbrar a su amiguito nuevo y se va a dilatar bien"-
Estuvo un rato con la verga quieto dentro de su culo -
Después comenzó con el movimiento del mete y saca - se retiraba un poco para empezar el movimiento.
Iba para adentro y afuera al principio muy lento, pero luego empezó a tomar velocidad.
Le pasó la mano por encima, le agarró un seno, y empezó a cogerla lentamente – sin prisas disfrutando del momento de haber sido el primero en su vida.

--- aumentó considerablemente el ritmo haciendo sonar los cachetes del culo de mi hija -El culo, ya totalmente abierto, roto, y sin fuerzas se comenzó a adaptar a su verga.
Muy lentamente la escuche jadear y a sacar el culito afuera en cada empujón.

La estuvo limando con fuerza le tallaba el clítoris – mire la cara de mi hija con dolor aun pero ya reflejaba un gozo un placer a ser sodomizada igual como fue su madre


"te voy a soltar para que te muevas a tu gusto le escuche decirle y la soltó de las caderas - Ya está, ya lo rompí, ya estoy dentro de ti mueve el culo le dijo

---Tranquila le dijo solo coopera. Ya estas abierta ahora entrara mas fácil.

Perdí la noción del tiempo no se cuanto tiempo tardo dentro de su culo pero lo mire ponerse tenso y la ensarto hasta el fondo - bañando sus intestinos con su leche.

--cuando todo término apenas podía caminar las piernas le temblaba -Tranquila ya paso le dijo.

Veras que dentro de poco te vas a acostumbrar a mi verga.

Nos salimos a la sala, me quede sentada junto a el, mientras mi hija se quedo acostada en la cama, desnuda, dormida. Con el culo roto lleno de semen.

Mire el reloj eran casi la una de la mañana me recargue en su hombre, no quería pensar en nada.

Solo quería sentir ese placer de sentir su verga abrir mi culo lo deje descansar y al cabo de unas hora le chupe su verga, no me importo nada, cuando mire que tenia la erección me desnude por completo, fui a la recamara y tome la crema, regrese para sentir su lengua hurgar en mi culo, en ese momento comencé a, rotar mis caderas buscando que su lengua me llegara hasta el fondo de mi diminuto agujero anal.

Sentí su lengua – chupar y lamer mi hueco prohibido – succiono sin asco hasta hacerme gemir y rotar las caderas buscando algo mas que su lengua.

Me tendí sobre el sillón de la sala boca abajo esperando el momento final – sentí sus dedos con vaselina – estuvo dándome su dedo por la cola una y otra vez hasta que lo escuche decirme "no puedo esperar" -Ni yo quiero que esperes, solo házmelo.

Se coloco detrás de mí con su verga lista para ser nuevamente el primer hombre en penetrar mis intestinos. Al principio su pene presionando contra mi abertura anal me estaba proporcionando una sensación placentera, pero cuando mi esfínter cedió el dolor agudo que sentí me hizo gritar, enseguida se detuvo, sentía su verga insertada en mi pequeño orificio me esforcé por poner una voz normal y decirle que ya había pasado el dolor, que continuase, arrugue los cojines los mordí para acallar mis quejidos y conseguir que él llegase hasta el final. -- el fue penetrándome con fuerza me dolía horrores cada centímetro de su verga que entraba, ni tan siquiera sé como mantuve la consciencia, sentí sus ingles contra mis glúteos, luego de dejarla un poco totalmente clavada en mi culo comenzó el movimiento de bombeo, me hacia ver las estrellas por el dolor pero continúe aguantando mis quejidos, tenia que dejar que disfrutase de mi cola.

Paso bastante tiempo dándome metidas, llegue a arrepentirme de haberle dado las nalgas

Después algo paso involuntariamente comencé a mover mis caderas.

Rote mis nalgas buscando el placer a ser sodomizada.

Me penetro con fuerza que creía que no lo aguantaría más y tendría que pedirle que me dejase entonces lo sentí que se quedo quieto y sentí como mis tripas se llenaban de semen.

Fue una noche de sexo total. Le llame a mi esposo me contesto casi dormido le dije que me quedaría en el departamento de Roberto que Nuestra Hija Mari Carmen había bebido un poco mas de lo normal y que esperaba que se repusiera para irme al casa.

 

Nos cogió únicamente del culo, de una forma salvaje, que cuando todo termino, ayude a mi hija lavarse, tenia semen y excremento en las piernas, el quedo completamente agotado, nos bañamos y le dije a mi hija que era hora de irnos llegue ala casa a las 7.00 de la mañana mi esposo estaba por ir se a su trabajo.

Apenas podíamos caminar me dolía la cadera y el ano. Terminamos con el culo abierto y lleno de semen.

Fue difícil aceptar las cosas, sentí que era algo que rebasaba mi limite - pensé en todas esas cosas que se hablan y dicen del incesto – en el escándalo que se podía generar si alguien se llegara a enterar que mi hija y mi medio hermano tenían relaciones.

Esa noche no dormí pensando, no quería aceptar que en el fondo me causaba morbo y excitación pensar en el tema.

Al principio me sentí mal por mi esposo el no es un mal hombre pero el deseo de la carne es mas fuerte que la razón.

Es difícil, describir lo que en ese momento sentía. Pero descubrí que jamás sentí por ningún hombre lo que siento por mi medio hermano Roberto.

Lo adoro, me di cuenta que a pesar de estar casada y con el correr de los años seguía enamorada de el.

"Por mi marido solo siento un enorme cariño, él es padre de mis hijas, le quiero pero descubrí que ya no lo amo.

Descubrí que deje de querer a mi esposo, pero no piensa separarme de él:" seria injusto. Pero estoy loquita por la verga de mi medio hermano Roberto.

Deje que me fotografiara impúdicamente del culo y desnuda lo mismo hizo con mi hija por que lo hice no les podría decir tal vez fue un impulso por complacerlo.

Cuando se marcho llore al verlo partir, pero dentro de mi cuerpo dejo su semilla.

Esos meses que pase a su lado me hizo sentirme nuevamente una mujer.

Cuando mi ginecóloga me dio la noticia me temblaron las piernas. "Estaba preñada junto con mi hija"

Le llame a Roberto y le comente que había quedado preñada junto con mi hija.

Me dio su apoyo y me dijo que lo dejara todo y que me fuera con el pero no lo hice.

Mi esposo hizo un escándalo y me culpo del embarazo de mi hija me dijo que yo le había dado mucha libertad y que esas eran las consecuencias.

Pero nunca supo quien nos había preñado ese es el secreto de mi hija y yo.

Hable con mi esposo para decirle que me llevaría a nuestra hija a otra ciudad, mientras durara su embarazo.

Me fui con Roberto, mientras duro nuestra preñez, al final me ice responsable del hijo de mi hija lo registre a mi nombre, mi hija sigue con su vida.

 

Tal vez de los cientos de lectores muchos me condenen por lo que viví pero quien este libre de pecado que tire la primera piedra.

amadecasasoledad41@hotmail.com


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Soledad

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (14)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Soledad
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)