Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 12.900 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.638 Miembros | 17.596 Autores | 86.160 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » VOYERISMO » PROVOCACIÓN Y SEXO EN EL COMEDOR
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 25-Oct-09 « Anterior | Siguiente » en Voyerismo

Provocación y sexo en el comedor

victoralva1
Accesos: 21.485
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Hacia tiempo que jugabamos a imaginarnos que era su polla quien la follaba, pero lo que ocurrio supero nuestras fantasias Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Hola. Después de años leyendo los relatos, nos animamos a compartir con vosotros nuestras pequeñas experiencias. Somos una pareja normal, en los 30 años, nuestros nombres serán Francisco y Marilyn. Yo tengo un físico normal, uno más del montón, y Marilyn no es una modelo, pero tiene unas tetas talla 105 , y unas piernas y culo que me encantan. Suele vestir normal y discreta, con vaqueros y camisetas, pero cuando esta con ganas, le encanta provocar erecciones.

La historia que os voy a contar, sucedió hace tiempo. Los 2 trabajábamos lejos de casa, en una especie de campamento de maniobras y entrenamiento para militares de varios países. Nuestro trabajo era el de dar de comer al personal militar que pasaba por allí, y los alojamientos nuestros, estaban en el mismo bloque que la cocina, comedor y alojamientos de militares. Por aquel entonces, había entre otros, un militar mulato, llamado Álvaro, que yo conocía de haber pasado por allí ya varios periodos de entrenamiento, pero Marilyn era la primera vez que coincidía con él, pero solían hablar mucho, debido a la amistad que él tenía conmigo. Una noche en cama, mientras nos acariciábamos, Marilyn me comento que el mulato no le sacaba ojo de las tetas mientras tomaban café y fumaban un cigarro en el bar, ya que ese día llevaba una blusa bastante abierta por el calor que hace en agosto. En ese momento, empezamos a fantasear y yo le conté que Álvaro tenía una gran polla, que yo admiraba alguna vez que coincidíamos en las duchas. Esa noche, mientras follábamos, nos imaginábamos que era el mulato quien se la follaba, y me decía como le gustaría comérsela, metérsela en el coño, sentir su leche en la espalda,…

En la última noche de Marilyn en el campamento antes de regresar para casa, estábamos en nuestra cama, yo desnudo y ella en tanga, cuando ella decidió levantarse, poner la bata e ir al comedor a buscar agua. Tardó bastante más de lo normal, y cuando regreso, me comento el porqué.

  • Casi te pongo los cuernos –me dice en broma-, estaba el mulato y su amigo en el comedor, y al agacharme para coger el agua, mis tetas me abrieron mas la bata, dejándole una vista inmejorable de mis tetas. Al levantar la vista, me di cuenta de lo que me estaban viendo, y eso me excito mucho, mira tócame, y me quede hablando unos minutos con ellos.

Al tocarla, pude comprobar que estaba muy mojada, y empezamos a besarnos mientras seguía metiéndole un dedo. Al momento, se bajo para empezar a comerme la polla, cuando le dije.

  • ¿no preferías comérsela a él?- yo
  • Buff, él me puso así de caliente, claro que sí, pero no voy a llegar allí y comérsela- mari
  • Vuelve al comedor, y caliéntalos todo lo que puedas, yo estaré cerca por si tengo que ayudarte.- dije yo
  • Ok, me voy allí, no te garantizo nada, pero tengo muchas ganas de ponerle su polla dura y comérmela. Te quiero. – me contesto mari

Se puso un sujetador que le junta más las tetas, haciendo más escote, a juego con el tanga negro transparente, y otra vez el albornoz. Al salir ella, yo me fui por el almacén, desde donde podría verlos y escucharlos por un respiradero que da al comedor, sin ser visto por ellos.

El mulato se llama Álvaro y el otro Borja. Yo los veía sentados a la mesa hablando, cuando llegó Mari, que se había abierto más el albornoz para que se pudiera apreciar mejor sus tetas, y ver sus muslos más de lo habitual.

  • Hola –dijo mari mientras se dirigía al frigorífico- ¿aun aquí?
  • Si, ya ves, no podemos dormir, y estábamos hablando del entrenamiento de mañana, y hemos hecho bien, porque así tenemos la suerte de verte – dice Álvaro
  • No será para tanto. Pues yo vengo a buscar leche, que en la habitación no tengo, y me apetecía antes de dormir – dijo mari mientras se ponía en cuclillas para coger la leche que estaba en la parte baja, dejándonos a la vista su tanga metido en el coño.
  • Habernos avisado, y nosotros te dábamos la leche, jejejeje - Álvaro
  • Tu siempre igual – replico marilyn mientras se levantaba con el brick de leche, y cogía unos albaricoques
  • Siéntate un rato con nosotros, mientras comes los albaricoques – hablo Borja mientras se levantaba y se sentó al lado de Álvaro, dejándole a Mari el sitio enfrente a ellos
  • Vale, pero solo un rato, mientras como la fruta, no sea se despierte Francisco – aceptó mientras se sentaba frente a ellos y empezaba a comerse los albaricoques de la forma más provocativa, como si se metiese el glande de una polla en la boca.
  • Qué suerte tiene Francisco, que te tiene cada noche en cama, mientras nosotros estamos aquí 3 meses sin mujeres, y encima, con lo buena que estas – Álvaro
  • Ya podía ser así. Pero en noches como hoy, se duerme y no me hace ni caso, solo se acuerda de mi cuando es a él a quien le apetece – mintió Marilyn mientras sentía como los pies de Álvaro la rozaban bajo la mesa
  • Pues no lo entiendo, buf, yo creo que contigo en mi cama, tendría que hacerlo cada día, incluso varias veces – dijo Borja
  • Pues ya ves. Aquí entre nosotros, últimamente ya no es como antes, y con tanto trabajo que tiene, estoy a dieta de sexo desde hace varios días, y mañana me voy, y como no me haga nada esta noche, no se si aguantare las 2 semanas hasta que llegue el a casa, tendré que buscarme un apaño, jajajjaja – al acabar de decir esto Marilyn, dio un mordisco al último albaricoque, el más grande, haciendo que un hilo de saliva cayese de su boca a su escote, hilo que Álvaro estuvo muy rápido en meter la mano para limpiar poniéndose de pie a su lado, mientras le decía
  • Bueno, si él no te atiende, aquí nos tienes, nosotros necesitamos lo mismo que tu
  • Era una forma de hablar, no le voy a ser infiel, aunque se lo merezca algunas veces, pero gracias por el ofrecimiento, os tendré en cuenta, jajaja, y ve sacando la mano, que con lo caliente que estoy, no respondo, y puede levantarse el y entonces se lia
  • Perdona, no me di cuenta –dijo Álvaro retirando la mano abriendo mas la bata, dejando a la vista el pezón duro debajo del sujetador transparente
  • Se nota en tu pantalón que te gusto, que no solo yo estoy caliente – mari
  • Pues no, como me gustaría comerte las tetas – Álvaro
  • Nooo, eso no, que conste que no me faltan ganas, pero si viene Francisco, me mata
  • Podías enseñárnoslas, aunque sea con sujetador – dijo Borja levantándose y sobándose su polla por encima del chándal que utilizan en horas de descanso
  • Debo de estar loca, vale, solo ver un poco y me voy – dijo abriéndose la bata y enseñando todo su cuerpo, solo cubierto por el tanga y sujetador transparente, y soltándoles de golpe- yo también quiero veros las pollas, que vosotros ya visteis
  • Las tienes para ti- dijeron los 2- si quieres verlas, sácalas tu

Ella estiro la mano, y sobo la de Borja, mientras ellos le acariciaban las tetas y el coño, para bajarle la ropa y saltar una polla muy dura y muy gorda. Viendo que se le iba de las manos, decidió aprovechar la oportunidad de ver la que tanto deseaba, y le bajo el chándal a Álvaro, saltando su polla grande y oscura a poca distancia de su cara, para abrir la boca, y metérsela, sacarla, incorporarse y taparse diciéndole

  • Lo siento, no puede ser. Esta Francisco en la habitación, y además, puede venir alguien. Siento dejaros así.
  • No nos dejes así. Bueno, nosotros vamos a fumar un porro al callejón detrás de la cocina, si quieres venir, nos portaremos bien – Borja
  • Gracias, pero mejor no. Cuidaros, hasta mañana

Volvimos para la habitación muy calientes los 2. Nada más cerrar la puerta nos besamos, ella estaba más mojada que nunca, su boca sabia a polla. Nos sacamos la poca ropa que teníamos, y la apoye con las manos cara la pared, metiéndosela como un salvaje.

  • Mira como tengo la polla por tu culpa, debiste follartelos – dije yo
  • No me lo recuerdes, que tengo ganas
  • No eres capaz – le insistí
  • Ahora veras – me dijo sacándose mi polla y poniéndose solo la bata y saliendo del cuarto, y siguiéndola para esconderme lejos y poder verlos

Cuando la vieron se sorprendieron, y más cuando les soltó como de mal humor que había quedado muy caliente con lo del comedor, y que yo no quise follarla, que prefería dormir. Directamente, se fue hacia Álvaro, que estaba apoyado en una mesa, bajándole los pantalones y dejando a la vista una polla morcillona pero grande igualmente.

  • Vamos a seguir lo que dejamos a medias. Uy, ya se te bajo, pero tranquilo, que me gusta meterla así en la boca y sentir como crece dentro, y tu, Borja, ocúpate de mi coño, no te quedes viendo.

Dicho esto, se metió aquella polla en la boca, comiéndosela con unas ganas locas que yo nunca vi, mientras aquella enorme polla crecía en su boca. Por su parte, Borja, se bajo su pantalón hasta sacárselo, dejando fuera su polla completamente dura, se acerco a Marilyn, y después de pasar su glande como una brocha varias veces por su coño, de un golpe de riñones, se la clavó hasta los huevos, haciéndola tragar de golpe la polla de Álvaro, y soltando lo más parecido a un grito que aquella polla oscura en su boca le dejaba.

  • Así cabrón, reviéntame el coño, demuéstrame las ganas que tienes de follarme, no pares, dios, lo que me perdí todo este tiempo – decía mari sacándose la polla de la boca- dame palmadas en mi culo, déjamelo rojo
  • Me voy a correr, tanto tiempo sin follar me tiene al límite, y encima como folla esta zorra hacen que no pueda mas- dijo Borja follándola como un loco
  • Y yo también me voy a correr en su boca, joder como la chupa. Todo este tiempo matándome a pajas imaginando sus tetas, y hoy me voy a correr en su boca. Sigue chupando, trágatela toda , si, si ah, sí ah, me corro, ah,aah,aaaaaaahhhhh - decía Álvaro mientras le llenaba la boca de leche, y Marilyn seguía chupando tragándose todo y limpiándole la polla que seguía tan dura como antes de correrse
  • Ahora me toca a mí, te voy a llenar de leche- Borja
  • Siiiii, ya la siento, eso es, dame tu leche dentro – decía mari mientras ella también alcanzaba su enésimo orgasmo

Al acabar, Borja se la saco del coño para metérsela en la boca, y de su coño salía un hilillo de semen que bajaba por su pierna. Después de limpiarle bien su polla con la boca, le comió la boca a los 2, y cogió a Álvaro que seguía con su polla muy dura, y lo sentó en una caja, sentándose ella encima de cara a él.

  • Ahora quiero sentir esta polla con la que tanto soñé en mi coño, quiero que me rompas mi coño

Metió una mano para ponerse la punta en la entrada del coño, y empezar a bajar lentamente. De su boca salían gemidos, se notaba que la llenaba como nunca y que le estaba gustando. Cuando estaba dentro hasta los huevos, se paro unos segundos y luego subió lentamente ayudado por las manos de Álvaro que le agarraban su culo mientras se besaban como locos. Una vez arriba, se dejo caer de golpe, dando un grito de placer apagado por la lengua de Álvaro. Cada vez cabalgaba más rápido, y se corría una y otra vez. Después se levanto, y se apoyo de nuevo en la mesa, en la cual estaba sentado Borja con su polla morcillona. Puso una mano a cada lado de Borja, su culo levantado y así Álvaro empezó a metérsela mientras mari jugaba con los huevos de Borja en la boca. Álvaro empezó a darle muy fuerte, mientras Borja le sobaba las tetas. Después de varios minutos, Álvaro se la saco y echo toda su leche en la espalda de Mari y Borja se corrió en su cara y tetas.

Cogió su albornoz, le dio un beso en la boca a cada uno, y con un gracias, ha sido genial, se vino para la habitación sin cerrase la bata, sin importarle pudiesen verla nuestros compañeros de trabajo o militares, o quizás quería eso, que la viese Costa, que dormía casi pegado a nuestro cuarto. No se cruzo con nadie, pero se dirigió al cuarto de Costa, sabía que a esas horas estaría chateando con su novia, su puerta no estaba cerrada con llave, entro, solo le dijo "sigue a lo tuyo", le saco la polla y empezó a comérsela, y se corrió en su boca en menos de 5 minutos. Cuando él quiso reaccionar y decirle algo, ella le contesto

  • No digas nada. Me apetecía desde hace tiempo y mañana me voy. Muy rica tu leche. Espero que descanses - termino de decir mientras salía y cerraba la puerta tras de si

Llego al cuarto, donde mi polla la esperaba, me beso, su boca aun tenia restos de leche. Quise follarla, pero no me dejo.

  • Viste como soy capaz?, por hoy ya tengo suficiente. Hazte una paja y córrete en mis tetas, que yo voy a dormir – y así lo hice

Más adelante os contare otras situaciones que vivimos en un cine x de Madrid, o en local de intercambios en Galicia. Esperamos vuestros comentarios, y se admiten propuestas para realizar situaciones morbosas.



Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de victoralva1
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)