Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.872 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.286 Miembros | 17.420 Autores | 84.988 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » ZOOFILIA » YARELI, JOEL Y HUESOS
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 20-Mar-09 « Anterior | Siguiente » en Zoofilia

Yareli, Joel y Huesos

Mark
Accesos: 49.101
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 27 min. ]
 -   + 
Una chica desea a su hermano y termina en una excitante relación en compañia de su fiel perro Huesos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Yareli después de haber leído el relato tuvo contacto conmigo por mensajero y me comento que fue tanta su excitación que, decidió hacerlo con su mascota, un doberman de bonito porte llamado 'Huesos' no obstante de la decisión ocurrió algo insospechado pero excitante para ella, días después y luego de varias masturbaciones, Yareli veía a Huesos de forma diferente, no era más la mascota de la casa, veía la funda de su pene, veía como se le salía la punta, la forma de correr, en fin, ya no era más solo un perro, era la decisión de hacerlo su amante, claro que tenía que planear todo para no ser vista ni por sus padres ni por su hermano Joel, un chico de 20 años de edad, Yareli a pesar de ser 3 años más joven que su hermano, siempre lo observaba cuando traía el torso desnudo, cosa que él no tomaba importancia, a partir de ver a su mascota 'Huesos' despertó en ella una curiosidad indescriptible el sentir a su mascota y a su hermano juntos!!! Cada que podía, le exclamaba una admiración a su hermano de lo fuerte que se ponía, de lo bien que le quedaba la ropa, en fin, siempre un alago, con Huesos no era la excepción, palabras más amorosas, siempre una caricia y en varias ocasiones hasta su funda, cosa que la hacía estremecer, sus padres creían que tenia novio por que se mostraba alegre y de buen humor, pero era la coquetería por llamar la atención aquellos machos que deseaba y que tan cerca tenia, pasaron los días y a Yareli se le iba bajando la alegría al ver que no obtenía nada..........sin que ella tomara la iniciativa, cierto día su hermano pidió permiso para una fiesta la cual duraría un poco pasada la media noche, cosa que le causo rabia, no porque no la dejaran salir, sino por la ropa tan casual que se puso, jeans rectos con bota, camisa manga corta ajustada entre abierta, wow se veía bien!! Pero el coraje más grande era por aquellas lagartonas que así le decía ella e iban a estar de resbalosas:

¿A dónde vas hermanito?

"a una fiesta claro esta"

¿Con quién vas?

"Con mis amigos y algunos llevan a sus novias."

¿Pero tú no vas con nadie, o si?

"Por eso me vestí así, alguien querrá bailar conmigo, ¿a poco no me veo bien?"

Claro que te ves súper, no dejes que cualquier lagartonas se te acerque, ok?

"No cualquiera, la que elija, habrá de donde elegir, bueno Lili, nos vemos al rato, deséame suerte"

Que llegues bien

Un beso en la mejilla fue el fin de la charla, rápidamente se asomo por la ventana de su habitación y vio a sus amigos llegar por él, entre ellos Esperanza la clásica resbalosa de la escuela de su hermano:

Lo primero que le digo y se va con aquella buscona, maldita sea.

Eran las 8 de la noche muy temprano como para dormir, sin embargo se encontraba en su cuarto buscando las páginas de zoo que había visto, como ocupaba la pc de la casa, no podía guardar las visitas hechas, no aparecían las páginas, desespero y mejor se dispuso a charlar, como a eso de las 11 de la noche, encontró otra página, en esta página se veían más videos y fotos, habían chicas cogiendo con perros, siendo penetradas por caballos, mamando penes de perros y caballos, aquello la prendió demasiado siguió viendo por varios minutos cuando escucho a sus padres diciéndole que irían a su habitación al final de la casa, siguió viendo fotos y videos hasta que la espanto al sentir a Huesos en sus pies, se había quedado la puerta abierta:

Condenado Huesos me has espantado, ¿que haces aquí? ¿Esperando a Joel? Yo también quiero que llegue, quédate echadito.

El olor de su excitación fue percibido por el fin olfato del can, de repente su mano tapo un grito de sorpresa, Huesos metió su cabeza entre sus piernas y olfateo su fuerte olor que emanaba, su primera reacción fue el alejarlo, más no lo hizo, permitió que siguiera oliendo, de inmediato sintió su cara roja, el perro continuaba disfrutando aquel olor y tratando de encontrar el origen, realmente no sabía qué hacer, si alejarlo o permitirle que llegara a su vagina:

Huesos, que haces? Aléjate, no insistas o hare una locura

El perro de inmediato obedeció, tal vez con un desenfado y término por echarse, Yareli aun no salía del asombro, seguía viendo al perro como se lamia su rojizo pene que ya asomaba a causa de olfatear aquel olor penetrante para su nariz:

Condenado perro primero me asustas y después me haces sonrojar, no ves que puede llegar Joel en cualquier momento? Y solo me oliste.......si me hubieras probado?

Por su cabeza pasaba en cumplir la idea que tenia, porque no hacerlo? Podría ser que solo le lamiera un poco, siguió viendo la pantalla y entre lo sucedido y la excitación de ver las fotos aumento la idea de dejarlo que la probara:

Ven Huesitos, te dejare probarme pero solo un poco, no abuses que estoy excitada

El perro entendió perfectamente al ver a su ama abrir sus piernas, de inmediato se puso de pie y estuvo alerta, Yareli hizo a un lado su tanga y dejo al descubierto su vagina aun virgen:

Mira huesos, ven dame una lamidita, haaaa, uuuuyyy, que rica lengua tienes huesitos, uuuummm, ufff, vaya que mueves rápido esa lengua, uuuummm, que rico, sigue bonito, uuuuyyy haaaa, uuuummm si, si, ya llego, sigue que ya casi llego, mmmmm, mmmmm, yaaaa! Yaaaa!

Un orgasmo llego rápidamente, con los ojos cerrados y mordiéndose los labios acaricio la cabeza de su hábil perro, no se dio cuenta que la puerta de su habitación se había quedado abierta, en eso el perro dejo la tarea de lamer y corrió hacia la puerta Yareli como resorte volvió a una posición correcta en la silla, vio la silueta de su hermano en la entrada de la puerta:

Hola Joel, no te escuche entrar, hasta me espantas.

"Acabo de llegar, no vi a Huesos y supuse estaría acompañándote, antes de llegar me encontró"

Si, aquí estaba conmigo, como fue tu fiesta? Llegaste temprano, no crees?

"Me puedo regresar si no me quieres aquí y no es temprano ya son casi las 3 de la madrugada, que haces aun despierta"

Ciertamente el estar navegando en internet y dejando a Huesos con ella no se había percatado de la hora, tartamudeando respondió:

Pues, es-este nada, revisando mis correos y pues nada más, no puedo desvelarme también?

"Aaah claro que puedes, de paso que estas conectada, quiero ver si me llego un correo, dame permiso por favor"

Nooo!! Estoy-estoy ocupándola, no ves?

"Si no me voy a tardar, es un minuto"

Joel dio un par de pasos hacia ella y de inmediato apago el monitor, las páginas de zoo estaban aun abiertas y eran varias, realmente le daría mucha pena que las viera, rápidamente replico:

Es que no quiero que veas, es un correo personal, de Erika, son nuestros chismes, por eso no te la puedo prestar

"Es un correo de Erika o son las páginas que luego sueles ver? Crees que no me doy cuenta?"

Yareli se puso de mil colores, sintió como la sangre se agolpaba en su cara, sentía las orejas calientes, no supo que decir:

"En fin, son tus gustos y tus ideas locas, ya me voy a dormir y a ver si no le enseñas cosas a Huesos"

Yareli no dijo nada, se sintió avergonzada, descubierta, sucia, se sintió mal, pero dentro de todo, que páginas habría visto Joel? A que se refería exactamente con eso de no enseñarle cosas al perro? Una intriga total quedo rondando en su cabeza, borro todos los historiales del internet, borro toda evidencia que creía pudieran ver, que al fin Joel había descubierto, apago la computadora y se fue a acostar, no pudo conciliar el sueño, la duda sobre que se refería entre ella y el perro, no le preocupaban las páginas, era el punto menos importante, la habría visto con huesos? Se habría dado cuenta? Finalmente antes de alcanzar el amanecer quedo dormida, sonó el despertador como siempre, se levanto rápidamente, se ducho, arreglo su cama busco su ropa a ponerse, un toque de maquillaje y tomo su bolsa con libros escolares, bajo por las escaleras cuando le pregunto su papa al pie de la escalera vestido con ropa deportiva:

Y adonde se supone que vas hija?

"A la escuela papi"

En sábado!!!???

Cierto!!!!! Por lo que había pasado, no recordó apagar el despertador para el sábado, por eso Joel fue a una fiesta, por eso todo era tranquilidad, argumentando y tratando de verse serena dijo:

Es un pequeño proyecto que traemos Erika y yo papi, quedamos de vernos en la biblioteca de la escuela, no tardo mucho

"Está bien mi amor, no llegues tarde, recuerda que mañana vamos a ir con la abuela a su casa de campo, saldremos temprano"

Si papi

Un beso en la mejilla y salió de casa, de inmediato llamo al celular de Erika la cual contesto con voz adormilada:

Qué pasa? Es sábado Yareli ocurre algo?

"Salí de casa, voy a comprar algo para la abuela, pero no quería que se enteraran, entonces no se ocurra llamarme a casa, dije que iría contigo a la escuela, va?"

Sabes que siempre cuentas conmigo, al fin y al cabo cómplices, o alcahuetas, como quieras llamarle, jejeje, me avisas cuando llegues, sale?

"Si, sabría que podría contar contigo, nos vemos, bye"

Camino por unas cuadras sin rumbo fijo, cuando una idea surgió en su cabeza:

"Y si deveras le compro algo a mi abue? Con eso pongo de excusa y disculpa por no ir? No quiero ver a Joel que me vea con cara de culpable, si eso hare, le comprare algo bonito"

La abuela tenia algunos caballos y le gustaban los adornos y figuras equinas, le compro algo relativo a los caballos en una tienda de curiosidades, llego cerca de las 2 de la tarde, como si hubiera ido a la escuela, le mando un mensaje a Erika diciéndole que había llegado y de nuevo agradeció el apoyo, antes de llegar, se quito un poco el maquillaje, hizo cara de enferma y entro, su mama al verla de inmediato pregunto:

Que tienes hija? No te ves bien? Algún problema?

"No mami, lo que pasa que hoy no abrieron la cafetería de la escuela y salimos a comer a la calle y algo me cayó mal, no me siento bien"

Te daré una pastilla, para que mañana vayamos con la abuela, te dijo tu papa no?

"Si mami, si me dijo, pero mejor me espero a ver cómo me siento al rato"

Como quieras, no quieres comer?

"No ma' gracias, voy a acostarme un rato"

Ok, al rato te voy a ver

Asintió con la cabeza mientras subía las escaleras, entro a su cuarto y vio a Huesos echado a los pies de su cama, con un muñeco de trapo, su preferido, no lo había dañado pero si babeado:

"Fuera Huesos malo, ve como dejaste a mi oso, fuera de mi cuarto"

Obediente el can, se levanto de donde estaba, dejo el oso y salió, al pasar junto a Yareli, le lamio la mano y metió su nariz en su entrepierna, un escalofrió recorrió su cuerpo en un segundo, el perro continuo su camino hacia la salida, justo en ese momento paso Joel

Que no le enseñes cosas al perro

Aquello confirmo lo que sospechaba, si la había visto su hermano en la noche, tuvo una mezcla de miedo, vergüenza y excitación, sin decir más, cerró la puerta de su cuarto el desvelo apareció y se durmió rápido, era más tarde cuando apareció su mama con una taza de té y un par de pastillas:

A ver Yareli toma estas pastillas, te sentirás mejor

"Si ma' "

Vemos como te sientes mañana

"Ajam"

Casi a media noche despertó, todo estaba en calma, señal de que estaban todos dormidos, se levanto a tomar agua encendió la computadora, estuvo cambiando mensajes y colores de su página personal, volvió a dormirse cerca de las 4 de la mañana, cuando el sol comenzaba a iluminar, toco la puerta su papa diciéndole que se levantara, eran apenas un par de horas que había dormido por lo cual no escucho, de nuevo el segundo aviso fue de su Mama asomando la cabeza al interior

Yareli levántate hija, ya estas mejor?

"No ma', me siento cansada, con sueño, ya no me duele el estomago, pero me siento muy agotada"

Ay hija, se va a sentir la abuela por si no vas, pero nos vamos al rato, o de plano nada más vamos tu papa y yo

"Y Joel? Se quedara conmigo?"

O mejor me quedo yo, como quieras

"No mami, váyanse, yo me duermo y durante el día me sentiré mejor al despertar, mira, había comprado esto para la abuela, por favor dáselo por mi y que me disculpe"

Está bien, si te sientes mal, me llamas al teléfono

Dicho esto, comenzaron a arreglarse para irse, en menos de 15 minutos habían arreglado todo y estaban partiendo, tenia todo el día para ella, pero decidió dormir 1 hora más, a las 8 ya se había despertado, bañado y arreglado como fue durante toda la semana, desayuno tranquilamente, Huesos hacia lo mismo, después arreglo todo para cumplir lo que traía en mente, mando mensaje a su mama al celular para preguntar si habían llegado, la respuesta le hizo saber que tendría casi todo el día para hacerlo, mermelada y leche endulzada llevo para animar a Huesos en caso de no querer probarla, sin ropa interior y una mini-falda fueron sus vestimentas, el perro levantaba las orejas cada que Yareli pasaba junto a él y con un llamado comenzó:

"Huesitos, ven chiquito, ven bonito, así así ven conmigo, siéntate ahí"

Obediente el perro como siempre, realizó la orden dada

"Quiero que me hagas volverme loquita por ti Huesos, hoy seré para ti, me convertiré en tu perra, ven comienza a calentar a tu perra, ven aquí"

Abriendo sus piernas y dando unas palmaditas en su palpitante y virgen cavidad, el perro se acerco lentamente y comenzó a lamerle, un suspiro fue señal de lo que tanto esperaba, el perro lamia hábilmente desde su clítoris hasta cerca del ano, Yareli estaba que no cabía en sí misma, estaba siendo aquello mucho mejor de lo que esperaba

"Si si, perrito, que rico me lames, es mucho mejor que masturbarme yo sola, ouchhhh!!! Que ricoo!!! Sigue chupándome, mmmm!!! Eres un lindo perrito"

El perro no dejaba de chupar todo lo que salía de Yareli, era una maquina de chupar, un orgasmo espontaneo la hizo ver estrellas, aquello estaba superando cualquier mejor orgasmo que ella hubiera tenido sola:

"Ouchhhh !!!!!! Huesitos!!! Perro malo!!! Has hecho que me mojara rápido, mmmm!! Desde hoy solo tu harás el trabajo que yo hacía sola, mmm!! No pares, sigue que ya viene otro!!!! Uuuuuuhhh!!! Perrito!!! Ves que me haces acabar rápidamente?"

El perro sabía que su perra estaba muy excitada y se levanto para quererla montar, sujetándola de la cadera y haciendo movimientos copulatorios al aire hicieron saber a Yareli que era turno de su amante canino:

"Quieres que ya sea tu perra? Eso quieres huesitos? Porque yo ya estoy lista, quiero que me des una buena montada, ser tu perra, quiero pensar que es Joel quien me coje"

Aquello la sorprendió así misma, deseaba a su hermano que a momento de estar tan excitada, quería que fuera él quien la penetrara, se puso en posición de perro y recordó lo que había leído, para que el perro no la arañaría le pondría unas calcetas, como ya tenía todo preparado fue fácil ponérselas y ya de nuevo en posición de 4, Huesos la hizo gozar más al lamerla de nuevo y hacerle llegar a un orgasmo enorme:

"Uuuyyy!!! Perro malo, me haces sufrir y yo ya quiero que me cojas, huuummm!!! Anda perrito ya cógeme"

Siguió lamiendo por varios minutos más, Yareli no aguantaba más, tenía unos orgasmos increíbles y el perro solo seguía lamiéndola, de repente se detuvo e hizo un intento fallido por penetrarla lo cual hizo sentir una sensación de excitación y vacio en estomago y de nuevo siguió lamiéndola:

"No seas cruel perrito hazme ya tu perrita, no ves que te lo imploro"

Una vez más el perro intento penetrarla, solo metió un poco de su pene en Yareli, la cual hizo gemir y volvió a bajarse:

"Perro tonto ya cojeme, hazlo para que sea tuya, quiero ser tuya y de mi hermano, quiero que me cojan entre los dos"

Estaba diciendo eso cuando el perro comenzó a penetrarla con movimientos rapidísimos en esta ocasión si logro meterla hasta el fondo, era una señal de que la abotonaría:

"uuuuuuhhh perrito, si, si, sigue, dame lo que tu perrita quiere, daamelo todo!!! Uuuffff!!! Uuuufff!! Más más más!! Ayy ayy tu bola!! Siento tu bola, aaayy me duele, pero me gusta, si, si, me gusta, uuuuuuhhh!!! Me vengo, me vengooo!!!"

El perro detuvo sus movimientos, la había abotonado, su bola había crecido del un tamaño de una pelota, se quedo encima de ella, seguía jadeando, disfrutando ya que jamás se había cruzado:

"Huesitos bonito soy tu perra, me has convertido en tu perra, uuuuuuhhh!! Que delicioso siento, uuuummmm!! Es algo que no puedo describir, ayy ayy ayy!!!"

El perro volvió a arremeter contra su recién perra, se movía tan rápido como lo hizo al momento de penetrarla, solo que duro menos tiempo, se detuvo por unos instantes y volvió a repetir su sesión, pareciera que sabía que quería ella y él lo disfrutaba:

"Perrito, si, sigue sígueme haciendo más perra, quiero que mi vagina esté preparada para cuando me haga el amor mi lindo hermanito, quiero que el también me disfrute, uuuuuffff, uuuuff que rico, ayy ayy que haces?? Détente, détente, que me lastimas!!"

El perro pasó su pata trasera por encima de ella y comenzó a jalarla, la bola que se le había formado dentro impedía que saliera fácilmente, al jalarla la obligo a caminar hacia atrás en esa posición:

"Huesos, détente, lastimas a tu perra, lastimas a tu perra, détente, ayy ayy, que rico siento a pesar de todo, me lastimas pero me gusta!!"

El perro se detuvo al ver que no se podía zafar de ella, siguió jadeando y su bulbo comenzó un palpitar, estaba comenzando a eyacular más copiosamente dentro, Yareli sentía que su vagina reventaba al alojar un gran trozo de pene perruno, su bola y todo el semen que seguía depositando dentro:

"Ayy siento que voy a reventar, me llenas todo dentro de mi me vengooo me vengo otra vez!!!"

Un plop inundo la habitación seguido por un grito de placer, sin que ella lo esperara, el perro se jalo fuertemente sacando su enorme pene de su prisión femenina, chorros de semen perruno escurriendo por sus piernas, revuelto con el semen, sangre de ella, producto de su recién perdida virginidad, de inmediato el perro se dispuso a lamer a su bella perrita, cosa que causo de nuevo un orgasmo que también lamio Huesos, sin dejar escurrir ni una gota más de aquella maltrecha vagina que seguía goteando semen y sangre

"Huesitos, porque te jalaste perrito, dañaste a tu perrita, ouch!! De veras duele, pero que delicia, eres un perro malo, tendrás que lamerme todo perro malo, uuuff!!! Como me lames, es realmente excitante, no pensé que podría disfrutar de esta manera"

Terminada su labor de "limpiar" a su perra, Huesos se concentro en lamerse su aún grande pene, el cual seguía colgando y goteando semen, Yareli no tenia más fuerzas para nada, como pudo se dirigió al baño para tratar de relajarse, no limpio ya nada, tanto placer la había dejado sin ánimo de nada, pero olvido algo importante, quitarle las calcetas a Huesos, salió del baño y ya no vio al perro, cosa que ya no dio importancia, acomodo su cuarto y bajo a comer algo para seguir descansando, al bajar vio la puerta del jardín abierta y sabia que el perro estaba afuera, se dispuso a comer y lo dejo allá, vio un rato la televisión y durmió en el sillón, horas después, la despertó el ladrido del perro, habían llegado sus padres, se levanto y fue a recibirlos:

"Como les fue? Que dijo la abuela por qué no fui?"

Que fue mejor que te quedaras y que gracias por el regalo, le gusto mucho - repuso su Mama

Como sigues, por tu semblante, veo que bien.

"Si mami, ya estoy mejor"

Ok, ya es un poco tarde si no has comido aquí traigo un poco de comida que te mando la abuela

"Gracias ma"

Todo estaba bien sin problemas aparentes, platicaron sobre cómo les fue en su visita, llego la hora de ir a dormir, cada quien en su habitación, cuando interrumpe su hermano en su habitación, con un tono de preocupación y enojo:

"Que hacían estas calcetas en el jardín? Y porque tienen sangre, le paso algo al perro?"

Se le había olvidado quitarle las calcetas a Huesos, por el cansancio lo olvido!! De nuevo volvió a preguntar Joel al momento que las olía un poco:

"Que le paso al perro? O que te paso a ti? Este olor lo reconozco, te había dicho que no le enseñaras nada al perro!!"

Cerró la puerta despacio y se acerco a ella:

"Dime………………….Te ha desvirgado el perro??? Dime la verdad!!! Este olor es de eyaculación femenina y no puede ser más que tuyo, si estaba afuera y tenia pelos del perro, entonces que paso!!???"

Yareli no sabía que decir, se quedo en silencio y pálida, su hermano la había descubierto, no quedaba otra más que decir la verdad, tenía que hablar con él antes de que pasara algo peor, como que se lo dijera a sus padres:

"Si, me he metido con el perro, pero quiero que sepas que es la experiencia más fascinante de mi vida, he tenido tantos orgasmos como nunca antes los tuve y quieres saber qué más????? Te deseaba a ti, quería que fueras tu quien me estuviera haciendo el amor, que fueras tu quien me quitara mi virginidad, perderla contigo y no me arrepiento de decirlo, Te deseo Joel, sé que es una locura, pero no aguantaría vivir contigo y no decírtelo que te deseo, ahora, dime lo que quieras, pero promete que no le dirás nada a mis papas, que solo lo sabrás tú y nadie más!!"

Joel se quedo frio con aquella respuesta, pero comenzó a calentarse cuando vio acercarse a su hermana, los pezones de Yareli se comenzaron a poner duros y a notarse sobre su ropa, su erección se comenzó a hacerse visible por esa declaración tan directa, el también deseaba a su hermana, solo que él jamás lo diría, ya que ella había dado el primer paso, solo quedaba contestarle:

"Yo también te deseo desde hace tiempo, me gusta tu cuerpo, tu mirada, tus nalgas, tus pechos, ver cómo te bañas, te he mirado desde hace tiempo, sabía que el perro podía quitarte tu virginidad, por eso lo corría y te hacia esos comentarios, pero yo quería ser quien te hiciera mujer"

Cuando le respondía, se acerco a ella lo suficiente y puso su mano sobre los erectos pezones de su hermana, Yareli tuvo un encuentro como siempre soñaba y de inmediato también acerco su mano a su abultada entrepierna, la cual pedía salir de ese encierro y encontrarse con su hermana:

"Joel, quiero ser tuya, quiero que seas tú quien me tome por completo, quiero sentir tu enorme fierro penetrando mi vagina, quiero sentirte por todos lados, quiero que me vuelvas tu mujer, que sea tu perra, que sea tu puta, haaaa!!, tócame como estoy de mojada, me excita verte, me excita más que me digas que me deseas, quiero que me hagas tuya, hoy, quiero volver a sentir esa descarga de placer, pero ahora que seas tú quien sea mi dominador"

"Espera un poco, deja la puerta si seguro, yo vendré más tarde, que mis papas se duerman bien, te demostrare todo lo que he guardado para ti"

Le dio un beso en los labios y apretó suavemente sus jóvenes pechos, que parecían de brincar de gusto al sentir las manos del hombre que deseaba, cerró la puerta y salió con las calcetas en su mano, Yareli se quedo quieta como disfrutando aun ese beso y esas caricias, parecía imposible saber que Joel también la deseaba, rápidamente se dio un baño, quería estar fresca para él, se puso la ropa interior más ligera que tenia, un pequeño sostén de encaje y algodón, una tanga de hilo dental, no la había usado antes porque no le gustaba las tangas, pero quería verse muy sexy para ese encuentro tan esperado, busco un blusón casi transparente, se puso unas medias blancas que ocupo en una fiesta familiar, realmente se veía hermosa, sexy, lista para recibir todo lo que pudiera llegar, pasada la media noche, se escucho abrir la puerta, en ese momento sus pezones se pusieron duros de inmediato, su vagina comenzó a palpitar y a ponerse muy húmeda, estaba lista para lo que viniera, quería ya ser suya, era Joel, el cual dijo susurrando:

"Estas despierta?"

"Si, te estaba esperando"

"Ahora verás todo lo que me has gustado, este tiempo verte crecer, viendo cómo cambia tu cuerpo de niña a mujer, ahora, podré saborear tu cuerpo por completo"

Apenas decía eso, cuando Yareli dejo caer las sabanas que era su único cobijo, a la vista saltaron sus pechos los cuales no aguantaba más tenerlos bajo ese delicado sostén, sentía que estallarían ya que ansiaba que llegara su hermano para sentirlo, como si su cuerpo sintiera la cercanía del hombre que deseaba, sus piernas se abrieron como compas, Joel tenía a su vista y disposición lo que por tanto tiempo había deseado, el delicado cuerpo de su hermana listo para hacerle lo que más quisiera, apenas llego y puso una mano en sus erectos y rosados pezones, le dio un beso que la hizo estremecer y lanzar un delicado gemido, muestra del deseo que su cuerpo experimentaba, de inmediato se dispuso a lamer sus pezones, a pesar del corto tamaño ya mostraban un tamaño al doble de lo normal, era como saborear un fruto recién cortado, fresco y suave, mostrando su experiencia, Joel, comenzó a pasar hábilmente su mano sobre su vagina, haciéndola humedecer casi de inmediato, Yareli no podía contenerse y súbitamente cerro sus piernas atrapando aquella mano que la estaba haciendo enloquecer, al sentir su mano prisionera entre aquellos muslos casi perfectos, decide comenzar a besar desesperadamente sus jóvenes labios, un gemido escapo de su garganta al llegar al primer orgasmo, se estaba cumpliendo su sueño!!!

"Eres mi sueño vuelto realidad hermanito, te estaba deseando como loca, no sabes cómo había esperado este momento y lo estoy disfrutando al máximo, haaa!! Sígueme besando, sígueme acariciando, sientes como escurro por ti?"

"Yo no me esperaba este momento, pero si llego a pasar por mi mente, el tocarte, a que sabían tus labios y saben deliciosos, pero ahora quiero probar tu savia"

Dio un último beso y comenzó a bajar su cabeza, besando todo lo que aparecía en su destino, beso el cuello delicadamente, al tiempo que acariciaba sus rosados y erectos pezones, aumentaba la respiración de Yareli y dejaba escapar varios gemidos que tapaba con sus manos, por su parte Joel, comenzó a chupar y lamer aquellos senos casi perfectos, que a pesar de ser jóvenes, eran presa de la gravedad, de largos lametones, hacia erectarlos cada vez más y más, los juntaba para lamerlos y chuparlos al mismo tiempo, al hacerlo, de inmediato un orgasmo contrajo todo su cuerpo, Joel, estaba excitadísimo, pero deseaba complacer primero a su hermana, sabía que muchos chicos la veían, que quisieran poseerla y saber que él lo estaba haciendo, quería saborear todo el momento, milímetro a milímetro de su piel, continuo su camino después de hacer cambiar de color los pezones de un color durazno a un color rosado, razón de la intensidad de lamerlos, llego al ombligo donde jugueteo un instante con su piercing que tenia, seguía acariciando sus recién lamidos pechos, al llegar al monte de Venus, uso sus manos para abrir sus piernas y recibir su aroma de excitación, aquel aroma hizo apresurar su lengua a probar aquella delicia que tenía bajo su boca, aquel sabor salado y picante hizo escurrir de nuevo más liquido, como si estuviera esperando que llegara su lengua para recibirlo, un gemido más fuerte hizo detenerse un momento el trabajo de Joel.

"calla linda, no querrás que nos escuchen, no gimas tan fuerte"

"ay Joel, haces que me termine con tus caricias y tu lengua hace maravillas"

Dicho eso, Joel volvió a su labor, lamiendo ávidamente aquella vagina rasurada, sus labios rosados parecían esperarlo, lo envolvían para no dejarlo escapar, mojo sus dedos y acariciaba su clítoris que comenzaba a contraerse del placer, paso sus dedos hacia su ano y húmedos de su excitación comenzó a meterlos uno a uno, Yareli no podía más otro orgasmo más escurrió por la lengua de su hermano y su boca tapo un gemido que podía ponerlos en evidencia, inconscientemente cerro sus piernas y jalo la cabeza de Joel hacia su cavidad mojada ya de los orgasmos, vio aquella escena y comenzó a terminar copiosamente, se dio cuenta que era multiorgasmica y que tenia eyaculaciones grandes, entre palabras imploro.

"no me hagas sufrir, hazme tuya por favor!!! Lo deseo!!!"

"eso quieres??? Quieres que te haga mía?"

"siiii eso deseo, por favor"

"tendrás que espérame unos minutos, te tengo una sorpresa"

"noo, no me hagas esperar, ya te deseo muchísimo"

"verás que te gustará"

Silenciosamente se levantó y le dio un beso, sin hacer ruido salió de cuarto caminando de puntitas, habrá pasado 1 minuto, cuando volvió con Huesos, aquello acelero el palpitar de su corazón, sentía como si se fuera a salir de su pecho, el perro de inmediato al oler aquel aroma que inundaba la habitación se dirigió hacia ella y comenzó a lamerla, al ver la enorme erección de su hermano y la lengua de su cómplice canino, volvió a pedirle a Joel.

"eres malo, estoy que muero de ganas de sentirte y me traes al perro, quieres acaso que me vuelva loca?"

"Quería que Huesos estuviera presente, quiero ver haciéndolo con el"

"pero primero quiero que me lo hagas primero tú"

Diciendo eso se dirigió hacia su hermana y de hábil movimiento, la coloco a la orilla de la cama y paso la punta de su orgulloso pene que brillaba de la tremenda erección, mojándolo por completo, se detuvo un momento, colocándolo comenzó a penetrarla firme pero suavemente, Yareli tapo su boca con ambas manos, de inmediato hizo su cabeza hacia atrás, mordió por dentro sus labios y sus uñas comenzaron a apretar las sabanas como queriéndolas desgarrar, un grito ahogado por sus labios apretados hicieron levantar las orejas del perro que atento veía como su ama se contraía del placer, su hermano la estaba poseyendo, después de meter al fondo su carne, comenzó un movimiento rápidamente, Yareli sentía desfallecer, su respiración de lo más agitada, su hermano penetrándola a más no poder, el perro atento a sus acciones, de pronto un sintió algo que le hizo tener un poderoso orgasmo tras otro, Huesos comenzaba a lamer la parte baja de su vagina, recibiendo todo lo que salía, también lamía los testículos de Joel, que llegaban a rosar su nariz al pasar, aquello estaba sobrepasando lo que había sentido con Huesos, de pronto, Joel se detuvo y levanto sus más sus piernas, abrió aquel suave trasero, su venosa carnosidad, buscaba su pequeño ano, por un momento pensó en detenerlo pero quería sentirlo por cualquier lado, acerco sus dedos a su boca y con saliva comenzó a lubricar aquella pequeña entrada y de inmediato inicio la penetración, lejos de sentir dolor, Yareli sintió la poderosa herramienta sexual de su hermano penetrando su virgen ano, siguió empujando despacio, se detuvo un momento para disfrutar el momento y esperar la dilatación de su esfínter, volvió a empujar hasta llegar al fondo, Yareli desfallecida y con los ojos en blanco, envolvió con sus piernas la cadera de su hermano, lo apretó que no podía moverse, en esa posición, estiro sus manos y comenzó a apretar sus pezones que no recuperaban su color durazno obscuro, inicio un movimiento de apretar los pezones e inicio la salida de aquella apretada guarida, sintió caer sobre su duro pene, un torrente caliente al mismo tiempo, se contraía el ano de Yareli, haciendo más placentera su salida, era realmente un orgasmo tremendo e interminable, para ese momento, Yareli ya mordía su almohada, puesta sobre su cara, no dejaba de apretarla y rasguñarla, como si quisiera con ello mitigar la enorme necesidad de gritar, trataba de susurrar, pero hablaba algo bajo de volumen:

"No pares!!! Me partes el culo, me haces sentir una puta, soy tu puta quiero, quiero ser tu puta y perra, si si, así duro duro, rápido, rápido, haa haa, si si si, soy tu puta, soy tu perra, haaa si si, papito, si así, duro duro, rápido rápido, haaa más más, haaa haaa, no pares, me duele, pero me gusta ese dolor, haaa, haaa, rápido rápido"

Sin dejarlo de abrazar con sus piernas, sintió detenerse ese vaivén que la volvían loca y decir todo aquello que nunca pensaba iría a decir, cuando volteo a ver a Joel, miraba hacia arriba y sintió un torrente caliente llenándole las entrañas, una fuerte y copiosa eyaculación llenaba sus intestinos, aquella nueva sensación le dio un orgasmo intenso que hizo sentir a Joel como su ano se contraía y completo su orgasmo como si el recién desvirgado ano de su hermana lo estuviera succionando, como queriendo dejar secos sus testículos.

"Aaahh me quemas, me quemas!!! Que rico siento que me llenes, no te salgas, lléname toda, llena a tu puta, quiero que me llenes, aay si papito, me-me me vengo otra vessss. Uuuurrgghh"

Aquello hizo desfallecer todo el cuerpo de Yareli, mientras su hermano con su flacidez, hizo más fácil su salida y aprovecho para meterlo mientras podía.

"Como eres mi puta, quiero que me lo mames, quiero que me termines de sacar toda mi leche y te la comas"

Ninguno de los dos acostumbraban decir malas palabras, menos entre ellos, pero el frenesí el éxtasis los hacía expresarse de esa manera, Dicho eso, con la poca fuerza que le quedaba a Yareli, se incorporo y comenzó a lamer las gotas de blanco semen que escurría del flácido pero aun erguido pene de su hermano:

"aaah así mi perra, lámeme todo, quiero que quede limpio, tan limpio como si no hubiera entrado en ti, aaah que rico mamás, quiero que me la chupes como se la chupas a Huesos, sigue, mi perrita, tienes una linda boquita"

Cansados, exhaustos pero aún con deseos de seguir disfrutando, Joel acomoda a Yareli en la orilla de la cama con las piernas abiertas mostrando su vagina y acerca a Huesos, que únicamente se acerco a lamerlos, después se quedo quieto como buen espectador, de inmediato al ver aquella posición de su ama, la cual parecía haber conocido mucho tiempo, se lanzo a lamer desesperadamente, tras la penetración de Joel, la aún caliente vagina de Yareli permanecía semi-abierta, no le fue difícil meter su lengua en lo más profundo, la metió tan rápido y cuan larga era, aquello provoco que Yareli reaccionara arqueando su cuerpo hacía atrás, dejando escapar un gemido tras aquella serie de lengüetazos, que parecía interminable, Huesos lamia tan rápido como si fuera un manantial de agua refrescante, nuevamente, ante la mirada atónita de Joel, vio como su hermana eyaculaba en la boca del perro y este bebía rápidamente todo aquello que salía:

"Así huesitos, chúpame, hazme tu perra, lámeme todo lo que quieras, quiero que me dejes seca, dame mordiditas, me gusta sentir que me trates como tu perra, haaaa, dime Joel, así querías ver a tu hermanita…..haaaa, siendo una perra?"

Tan excitante visión hizo que nuevamente la virilidad de Joel comenzara a crecer, tras apenas unos minutos de haber eyaculado, nuevamente se erguía como estatua, sus venas comenzaron a crecer, palpitaba de la sangre que lo llenaba en su interior, no pudo más y acerco nuevamente su brillante miembro a la boca de su hermana, que no hacía más que gemir tras el embate de lamidas que recibía por parte de aquel obediente animal:

"Chúpamelo eres mi puta y la perra de huesos, quiero que gimas como perra, que pidas como puta, de hoy en adelante, serás eso para los dos, haaa, así hermanita, chupa mi verga que quiero acabar nuevamente en ti, haaa, eres una maestra para chupar de esa manera, cuantas veces habrás dejado seco a huesos"

Tras varios minutos, Yareli se sentía en el cielo, al ser chupada por la hábil lengua de Huesos y chupar el venoso miembro de su hermano tan deseado por ella, Joel por un instante quiso terminar, pero decidió hacerlo aún más excitante, había llegado el momento para ver a su hermana poseída por el perro que ya comenzaba a jadear por su necesidad animal, antes de sacar su brillante pene de la ensalivada boca de su hermana, la jalo de cabello hasta llegar a lo más profundo de su boca, cosa que no afecto en lo absoluto a Yareli que lo engullo sin esfuerzo alguno, a pesar del enorme tamaño que ya presentaba, acto seguido, retiro a Huesos de su incansable tarea, la coloco acostada boca abajo sobre la cama, con las rodillas al suelo, apenas sus firmes pechos descansaban sobre la cama, había dejado un espacio entre su cadera y la orilla de la cama, para que Huesos pudiera sujetarla bien, recién quedo en la posición y de inmediato sin ordenarle nada, Huesos llego y dio un par de lengüetazos a su cavidad sexual y la monto, era una escena llena de lujuria, dos hermanos, un perro y un ambiente lleno de olor a semen:

"haaaa, siii siii sii, dame perrito, lléname de tu enorme verga, sii, eso espero, haaaa, que rico siento, maas maas dame duro duro, si así, haaa, asiii asiii, lléname, si si si, fuerte, fuerte, haaa que rico siento, más, maas, quiero que me llenes toda, que me partas, si, si si, más más, haaaa, me partes papi, partes a tu perra, pero me gusta mucho, haaa, haaa, sii, haaa"

De la manera más hábil, el perro realizo una penetración brutal, ya que estaba en un punto de desesperación tras una larga espera, la realizo tan rápida y tan acertada que se metió por completo y su nudo comenzó a inflamarse dentro de aquella caliente chica, que pedía ser penetrada por los machos que la acompañaban, al verla en dicha posición, Joel, se coloco delante de ella, sentado en la cama y con las piernas abiertas, ofreció de nuevo su verga a Yareli que no sabía cuántas veces se había venido, realizaba unas chupadas, desde su brillante y rojo glande hasta la base velluda de su miembro, Huesos, permanecía acostado en su espalda, aún sujetándola como si se fuera a escapar, largas gotas de saliva, escurrían de su lengua y seguían su camino hacia un costado de ella, algunas llegaron hasta sus tetas que algo apretadas, reposaban sobre la cama destendida, algo que casi hace terminar Joel, pero si logro su objetivo en Yareli, fue la inesperada embestida que comenzó a dar de nuevo Huesos, como si apenas iniciara su penetración hacia su caliente hembra, con un enorme pedazo de pene canino en sus entrañas y una enorme bola que bloqueaba su salida de tan satisfecha vagina, Yareli llego a las estrellas, bajo al infierno y regreso a la habitación, fue el orgasmo más caliente, largo y placentero que había tenido en su corta vida sexual, por un momento soltó la verga de su hermano para gemir y pedirle a huesos que siguiera penetrándola:

"haaa sii perrito, llena a tu perra, sígueme partiendo, haaa, haaaa, me matas, me matas, húndeme todo tu fierro caliente, quiero ser tu perra por siempre"

Yareli estaba fuera de sí, lloraba casi de placer, su voz cambiaba de una mujer deseosa, caliente, por una suplicante chica que pedía más pene, Huesos seguía embistiendo, mientras más crecía su enorme protuberancia que había rebasado el tamaño de la pelvis de su caliente hembra, dejándola totalmente abotonada, Joel por su parte, nuevamente metió su caliente verga en la ya seca boca de su hermana por tanto jadeo, se dedico por unos minutos más a mamar tan palpitante verga, no sabían cuanto más duraría tan caliente orgia canina, sin olvidar del incesto que se estaba cometiendo, eso no les importaba en ese momento, estaban cumpliendo sus más pervertidos y ocultos deseos, en ese momento, el perro al sentí completamente sujeto su enorme pedazo de carne, giro su pata y quedo culo con culo, aquel jalón, hizo alejar la boca de su hermana que deliciosamente lamia, se levanto y le dijo:

"Este momento estaba esperando, voy a acabar nuevamente en ti, voy a llenarte y convertirte en nuestra puta perra"

"siii hagan lo que quieran de mi, soy su perra, soy su puta, soy su esclava de placer, llénenme por todos los hoyos que quieran, eso quiero haa, eso quiero, mis dos machos, yo soy su caliente hembra"

Acto seguido, se coloco en medio de ellos, haciendo a un lado el pequeño rabo de Huesos, lanzar un saliva en el obscuro hoyo rectal de su hermana, comenzó una rápida penetración que hizo llorar y jadear a su hermana de dolor y placer, se sentía llena, una puta con toda la extensión de la palabra, del placer y locura que sentía, comenzó a apretar sus pezones, un caliente orgasmo llenaba su vagina, ya que la bola de Huesos, impedía su salida, el caliente pene de su hermano taladrando su recién desvirgado ano, un pene canino que le jalaba desde su interior al no tener el ritmo del bombeo de su hermano, ella fuera de sí, casi pierde el conocimiento, no supo cuanto tiempo paso, era un interminable concierto de orgasmos, un palpitante miembro de perro y un desesperado pene que termino llenándola de semen caliente sus entrañas, Joel se quedo encima de ella sin sacar su flácida verga, ella ya sin fuerzas en sus piernas, de pronto la bola del pene de huesos comenzó a perder volumen y comenzaba a dar tirones para escapar de tan llena vagina de semen y orgasmos, ya no tenía fuerzas para emitir palabra alguna, por fin tras un "PLOP" huesos termino sacar un enorme pene, torrentes de liquido caliente escurrían por sus piernas, goteaba hasta el suelo, acto seguido, huesos limpiaba a su perra, Joel tuvo que detenerla de sus caderas de lo agotada que estaba, delicadamente la levanto y la coloco en su cama, la arropo y la comenzó a besar delicadamente, ella abrió un poco los ojos y le dijo:

"Gracias papi, por darme este enorme placer, por darme lo que pedía, por cumplir mi sueño, quiero repetirlo muchas veces, a pesar de quedarme sin fuerzas, pero no quiero que sea la última vez que lo hagamos, entre los dos me dan demasiado placer, gracias hermanito"

"si mi perrita, te prometo que te volveremos a hacer llorar de placer, tú también me has hecho muy feliz, no pensé en tener estos pensamientos tan alocados, te quiero mucho, descansa, ya es tarde"

Le dio un delicado beso en la frente, mientras comenzaba a perderse en un profundo sueño, Huesos ya había guardado su poderosa herramienta sexual, Joel limpio rápidamente lo que pudo con papel sanitario y algunas toallas que guardaría en su habitación para lavarlas después, se quedo meditando un momento que serían más momentos los que pasarían los tres haciéndolo, de mil formas, se vistió y salió en silencio de la habitación de su hermana, llevo a Huesos al patio trasero y se dispuso a descansar después de tan agotada reunión sexual, sin sospechar, que los tres habían sido observados todo el tiempo.

Espero que esta historia les guste, tratare de hacer lo más pronto posible la culminación.

Pueden agregarme al mensajero zoo_mex@hotmail.com solo les pido por favor, que no doy el correo de ninguna chica, ya que respeto la privacidad de ellas.

Gracias

Mark



© Mark

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (12)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Mark
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)