Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.348 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.043 Miembros | 17.631 Autores | 86.391 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » HETERO: INFIDELIDAD » UNA CASADA MUY PUTA
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 22-Nov-08 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Una casada muy puta

isa
Accesos: 89.610
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
Soy una mujer casada cachonda y me gusta follar que le voy a hacer. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Desde siempre con mi marido he tenido buen sexo pero eso no quiere decir que no me guste usar juguetes sexuales, los he tenido casi toda mi vida y mi marido fue aceptando el hecho de que yo los tuviera, con la condición que sólo los usara cuando él estuviera, cosa más bien imposible de cumplir, pero que accedí para que se quedara tranquilo.

Para regalo de cumpleaños además de un precioso collar, me regalo con consolador de unos 20 cm de color blanco, sabía el esfuerzo que eso le habría costado sabiendo hasta que punto es celoso. Le besé intensamente en agradecimiento, esto tiene un significado especial no creas que no lo sé, algo así debería llevar un nombre y el ideal quizás sería...

Le sugerí ponerle su nombre más el apodo junior pero no le convenció, tras pensar varios nombres y no decirme a decírselos por si coincidía con alguien que conociésemos, él se adelanto diciendo será el vecino del 8D.

Es lo ideal dijo el vecino de ese piso que lleva siglos sin habitar

El vecino del 8d dije jajajaja me parece bien

Y así se quedó

Lo fuimos utilizando durante meses con una broma y como algo morboso, al menos para mí era así, cada vez que me decía hoy viene el vecino del 8d o espera que ahora viene el vecino del 8d, yo me ponía cachonda perdida y me encanta esa sensación incluso cuando lo utilizaba yo sola también lo llamaba vecino del 8d.

Habría pasado más de un año cuando ocurrió, el 8d deshabitado fue al fin vendido y hubo un nuevo propietario en la finca.

Paso un tiempo sin que lo viera, me cruce con él por primera vez a finales de junio aunque no tenia ni idea de quien se trataba.

Posteriormente me cruce un par de veces más con él en el ascensor, sobretodo coincidía con él cuando yo bajaba la basura al rellano de la finca.

Todo iba bien hasta que un día por romper esa incomoda sensación de coincidir en el ascensor, le dije:

Hola, ¿qué tal? soy la vecina del 7a, ¿qué calor verdad?

Pues si, que calor, encantado, soy el vecino del 8d

Hasta ahora no me había fijado en él, era un hombre ya bien entrado en los 50, de un 1.60, con una barriga pronunciada, poco pelo, aunque los rasgos de su cara demostraban que de joven había sido atractivo, nada que ver con mi 1.75, mi talla 95 con pechos redondos y duros, mi pelo largo y frondoso, mis piernas largas y suaves, mi culito respingón y firme, mi coño depilado por completo hacen de mi una mujer muy deseable.

Desde ese momento cada vez que mi marido utilizaba conmigo el juguete "vecino del 8d" y sin yo saber porque, no podía evitar asociar la imagen de ese hombre mientras lo utilizábamos.

De nuevo me encontré varias veces más con él en el ascensor por lo poco que hablamos resultaba que coincidíamos a esa hora porque venía de casa de su madre que necesitaba cuidados y por eso se había traslado a esta zona, así que cada vez que nos encontrábamos en el ascensor él me saludaba con un:

Hola vecina del 7a

Y yo le correspondía como un:

Hola vecino del 8d

A veces era más amable que en otras, ya que en ocasiones menos simpático

Decía un simple:

Hola.

Y permanecía en silencio el resto de trayecto en el ascensor supongo que dependiendo del estado en el que se encontraba su madre.

Una noche tras coincidir con él en el ascensor (en un día de los simpáticos), nos saludamos con un:

Hola y adiós vecina 7a.

Hola y adiós vecino del 8d.

Poco después mi marido llegaba a casa con ganas de fiesta, esa noche utilizo conmigo el consolador vecino del 8d cosa por otro lado ya habitual, mis orgasmos fueron buenísimos.

Un par de días después volvió a ocurrir lo mismo con idéntico resultado.

Me di cuenta de que mis orgasmos se intensificaban si coincidía con él en el ascensor, tanto si estaba en un día de los simpáticos o no, pero eran especialmente intensos si surgía lo del vecino del 8d.

Así que cuando quería tener sexo con mi marido si cuadraba con los horarios bajaba antes para coincidir con el vecino del 8d, cosa que no era muy difícil, ya que su horario era bastante fijo, en ocasiones se retrasaba 2-5 minutos y yo esperaba en el rellano con la bolsa de basura disimulando, cuando él llegaba yo hacía como si acabase de salir del ascensor y dejando la bolsa de basura, subía con él.

Una tarde-noche mi marido llamo diciendo que iba a llegar temprano a casa, así que se me ocurrió esperarle vestida de una forma un tanto picante, me puse un bonito tanga de hilo y luego un sujetador re alzador de pecho que aumentaba mi ya abundante pecho y termine poniéndome un vestido corto que me quedaba algo más arriba de medio muslo, muy ajustado.

Tras esperar finalmente mi marido se retraso así que me entretuve haciendo varias cosas de la casa hasta que fue la hora de sacar la basura, cogí la bolsa, abrí la puerta y mire a ambos lados para comprobar que no había nadie fui hasta el ascensor, no es que fuera enseñando nada pero iba muy "estrechita y exagerada" para quererme cruzar con alguien, aunque estaba tranquila ya que en la mayoría del edificio era todo gente de la tercera edad y a esas horas apenas me había cruzado con alguien en el tiempo que llevábamos viviendo allí.

Ya una vez abajo dejé la basura y me fui hasta el portal del edificio sacando la cabeza para ver si llegaba mi marido, pero no, el que si ya estaba casi en el portal puntual como siempre era el vecino del 8d, que iba mirando su reloj, me metí dentro y me fui hacía el ascensor y una vez en su interior puse la mano en el botón del 7 para irme a mi casa antes de que llegara, entonces tuve la tentación de esperarle.

Mi cabeza se lleno de dudas, es que así vestida, bueno tampoco es para tanto, mejor subo, mejor no, tan ensimismada me quede, que no salí de mis pensamientos hasta que oí un:

Hola vecina del 7a

Hola, vecino del 8d, perdona estaba pensando en mis cosas y no te vi llegar.

Una suerte para mi así no tengo que esperar el ascensor, que con lo viejo y lento que va parece más que funcione a pilas que con electricidad.

Jajajaja, si.

Apreté el 7.

El ascensor fue subiendo mientras nosotros hablamos del tiempo pero notaba como disimulando sus ojos recorrían mis piernas, mis muslos apenas tapados por el vestido y como luego se centraban en mis pechos que destacaban aún más por el sujetador re alzador de pecho y por lo ceñido del vestido.

El ascensor llego al 7, las puertas se abrieron y salí del ascensor mientras él me decía:

Adiós vecina del 7a

A lo que yo correspondí con:

Adiós vecino del 8d

No me gire pero no me cavia duda de que mientras me iba, me estaba mirando el culo cuyas curvas quedaban expuestas por el ajustado vestido.

Mi marido llegó a casa poco después, viéndome vestida así no tardo en desnudarme y follarme, fue un polvo buenísimo.

Desde ese momento cada que bajaba para coincidir con el vecino del 8d me vestía de forma ajustadita e insinuante, él siempre me observaba con deseo a veces más amable otras más seco apenas diciéndome un hola y adiós, me di cuenta que cuando bajaba vestida con una camiseta blanca de tirantes que me quedaba muy ajustada y que dejaba entrever mi sujetador y una minifalda de tela, ligera y amplia, nada ajustada pero un poco más corta de lo normal, daba igual de humor que estuviera siempre me recorría todo mi cuerpo con su mirada con algo más de descaro de lo habitual pero sin llegar a decir o hacer nada.

Así que ahora casi siempre me vestía así o de forma similar cuando bajaba, el sexo con mi marido era increíble y mis orgasmos de impresión.

Un día cuando ya iba a hacer la comida me di cuenta de que no tenía harina, era ya tarde de modo que me fui a vestir me puse el primer tanga y sujetador que pille y un vestido de andar por casa no muy bonito pero suficiente para bajar un momento a por la harina a la tienda pero cuando llegue ya habían cerrado.

Ya en casa pensé:

Vaya faena y ¿ahora qué hago yo? bueno iré a pedírsela a alguna vecina y por el camino pensé ¿y porque no al vecino del 8d?

Me pareció una idea divertida iba y a salir por la puerta, cuando di media vuelta, fui a mi cuarto, me quité el vestido y me puse la camiseta blanca de tirantes y la minifalda de costumbre.

Subí por las escaleras y cuando llegue a su puerta, toque el timbre, pude oír sus pasos acercándose hasta abrir la puerta.

Cuando me abrió me saludo con un simple:

Hola

Vaya un día de los malos, pensé.

Le conté lo que me había pasado, que me hacía la falta harina y ¿qué si me podía dejar algo de harina?

Si, espera.

Me dejo allí esperando, cuando regresaba pude oír sus pasos acercándose poco a poco, me gusto esa sensación, no sé porque pero me gusto, cuando llego me entrego el paquete de harina no sin antes, echar un buen vistazo a mis pechos.

Le agradecí la harina y le dije que se la devolvería pronto.

Él me contesto, que no tenía importancia.

Bueno, adiós, me dijo.

Adiós y gracias le contesté.

Me aleje hacia las escaleras pero el vecino del 8d no cerró las puerta, sin duda me estaba mirando las piernas y mi culo mientras me iba, al llegar a la escalera y empezar a bajar fue entonces cuando cerró la puerta.

Al llegar a casa deje la harina en la mesa de la cocina, me senté en la silla, lleve mi mano hasta mi boca y moje mis dedos con mi saliva, baje mi mano metiéndola por debajo de la minifalda hasta mi coño y dejando a un lado mi tanga comencé a frotarme el clítoris con mis dedos, intensamente.

Mis primeros suspiros no tardaron en llegar, mis dedos me frotaban con rapidez mi clítoris, mi coño chorreaba por mis fluidos así que deje bajar mis dedos hasta la entrada de mi vagina y me metí dos de ellos notando lo caliente y húmedo que lo tenía, mis dedos entraban y salían de mi vagina follandome sin parar, empecé a gemir con fuerza, notaba mis jugos resbalando por mi mano y todo mi coño estaba completamente mojado, empapando el tanga por completo.

Saque mis dedos de mi coño y los lleve de nuevo hasta mi clítoris, lo frotaba sin parar haciendo como pequeños círculos, comencé a jadear cada vez más rápido, mi cadera cada vez daba más respingos y mi mano libre apretaba con fuerza uno de mis pechos por encima del sujetador y la camiseta, de repente todo mi cuerpo se tenso, note como mi coño se mojaba todavía más, di un fuerte grito de placer y me corrí intensamente pegando mi cuerpo contra la silla y sin dejar de frotarme el clítoris hasta que mi intenso orgasmo termino.

Unos días después, una mañana tras ducharme y secarme notando mi cuerpo suave y desnudo, no pude resistir la tentación de tocarme y decidí masturbarme, me dirigí al sofá parando por el camino para coger el consolador, al llegar al sofá

Lo deje a un lado y dejando caer la toalla, me senté desnuda.

Abrí mis piernas rozando con mis manos mis muslos, para seguir subiendo acariciando lentamente y suavemente mi piel, hasta llegar a mi clítoris, el cual comencé a frotar sensualmente, mi coño se fue mojando por mis jugos, y mi mano frotaba cada vez más rápido mi clítoris, empecé gemir y a tener deseos de sentirme penetrada, mire de reojo el consolador, el vecino del 8d.

Entonces pensé:

¿Y si subo devolverle la harina? estoy segura de que con lo caliente que estoy cuando regrese mi orgasmo será todavía mejor.

Así que lo deje allí todo preparado para mi vuelta, me fui a toda prisa a mi cuarto me puse la minifalda y la camiseta blanca de tirantes como siempre, cogí la harina de la cocina y subí al 8.

Tras llamar, me abrió la puerta

Hola vecina del 7a

Tenía el día simpático y pude ver que me inmediato se fijo en mi pechos.

Hola vecino del 8d, te devuelvo la harina, gracias

Él me miro dudo un momento:

Ah vale, de nada.

Aproveche que tenía el día simpático para decirle si ahora me podía dejar algo de azúcar, así podría alargar la situación y volver a oír sus pasos cuando se acercaba, para tener esa sensación que tanto me había gustado la otra vez.

Si claro, no te quedes en la puerta, entra por favor.

Gracias, pase y cerró la puerta.

¿Quieres tomar algo?

No gracias, te espero aquí junto a la puerta, no quiero molestar

Como quieras

Y se alejo por el pasillo hacia la cocina no sin antes volver a mirarme los pechos disimuladamente.

Al momento pude oír sus pasos regresando lentamente, me acalore y mi pezones se endurecieron, mi coño seguía mojado deseando volver a casa y continuar con mi masturbación.

Al aparecer de nuevo por el pasillo, volvió a mirarme las tetas pero esta vez mas descaradamente, mis pezones continuaron endureciéndose rozándose y marcándose aún más en mi camiseta, al que notar mis pezones habían terminado de ponerse duros con el roce de la camiseta me di cuenta de que con las prisas no me había puesto ropa interior, por eso me miraba más descaradamente ahora, podía ver perfectamente mis pezones marcados contra mi camiseta.

Al llegar junto a mí se quedo más cerca de mí de lo normal, instintivamente di un paso atrás, mi espalda se apoyo contra la puerta, a pesar del paso atrás el continuaba muy cerca de mí.

Aquí tienes el azúcar.

Ah gracias.

Lo cogí dispuesta a dar media vuelta y salir de allí.

Entonces él se pego a mi casi rozándome los pechos, inspiro.

Me encanta como hueles.

Pensé que raro si no me he puesto perfume ni nada aún así le di las gracias.

Bueno me voy.

Vale pero puedes a visitar a tu vecino del 8d cuando quieras.

Gracias, le dije

Y pensé: Gracias por decir lo del vecino del 8d era justo lo que me hacía falta oír antes de volver a casa.

Iba ya a girarme para salir de allí, cuando él dijo:

Espera se te ha caído un pendiente.

Y sin separarse un centímetro de mí, se agacho apoyando las rodillas en el suelo,

Sin darme tiempo a reaccionar y sin molestarse en disimular, levanto la vista, desde esa posición podía ver mi rajita depilada por debajo de mi minifaldita, todavía brillante mojada por mi inicio de masturbación.

Él volvió a inspirar y diciendo:

Qué bien hueles

Lleve mi mano hacia mi minifalda para pegarla contra mi cuerpo y taparme pero el vecino del 8d fue más rápido metiendo su cabeza por debajo de mi minifalda de tela amplia, dirigiendo sus labios y lengua hacia mi rajita, mi cuerpo se pego por completo contra la puerta.

No espera.

Sus labios se posaron en mi rajita y empezó a succionar.

Para, estoy casada

Su lengua se apoyo contra mi clítoris saboreándolo y sus manos comenzaron a acariciar mis muslos haciendo presión para que separara más las piernas.

Aguante y no separe los muslos.

No, por favor, mi marido...

Sus manos volvieron a hacer presión en mis muslos y su lengua comenzó a lamerme el clítoris sin parar.

Mis muslos poco a poco cedieron a la presión y se separaron, ahora su lengua ya no se centraba en mi clítoris sino en toda mi rajita, lamiéndola por completo, mi coñito ya mojado reacciono emanando nuevos fluidos, que su lengua saboreaba

Lamiéndome sin parar, notaba su lengua juguetona por todo mi coño haciendo que cada vez estuviera más cachonda.

La bolsita de azúcar cayó al suelo y las palmas de mis manos se apoyaron contra la puerta, ya no decía nada, solo gemía suavemente de placer.

Su lengua me hacia disfrutar, notaba cada uno de sus lametones, como su lengua se rozaba contra mi clítoris, sus manos acariciaban mis muslos suavemente, mis pezones se endurecieron al límite, podía notarlos pegándose contra mi camiseta y marcándose descaradamente, mire hacia abajo y pude ver como su cabeza estaba metida debajo de mi minifalda, pegue la cabeza contra la puerta a la vez que su lengua aceleraba y mi coño se mojaba todavía más, cerré los ojos y empecé a jadear.

Con los ojos cerrados, extasiada por el placer, oía como me lamia y absorbía todos mis jugos, lo cual no hacía más que ponerme más cachonda aún.

Si así no pares. Le dije.

Mi orgasmo se acercaba notaba todo mi cuerpo excitadísimo y pronto me iba a correr.

Entonces oí un ruido de un paso justo delante de mí, abrí los ojos.

No podía ser, era él, el vecino del 8d de pie con la polla fuera tocándome mientras miraba como él mismo me seguía comiendo el coño.

Pegue un pequeño grito.

Entonces el vecino del 8d que me comía el coño saco su cabeza de debajo de la minifalda y miro sonriendo al que estaba de pie:

Vamos hermanito termina tú está a punto de correrse y tiene un coño muy sabroso.

No acerté a decir nada, ni tan siquiera me moví, el hermanito sonrió mientras se agachaba para llegar a mi rajita, al mismo tiempo el otro se levanto quedando delante de mi llevando restos de mis fluidos por todo el alrededor de su boca.

¿Hermano? le dije

Gemelos. Respondió

Ahora entendía lo de los cambios de comportamiento.

En ese instante la lengua del vecino del 8d serio continuo con el trabajo de la lengua del vecino del 8d simpático, mi coño chorreaba por lo cerca de mi orgasmo

Que rico coño tienes, comento.

Y siguió comiéndome el coño, metiéndome todo lo que podía su lengua en la vagina,

Su hermano gemelo pellizco con fuerza mis pezones por encima de mi camiseta haciéndome gemir de nuevo, luego cogió con sus manos mi camiseta de tirantes, y de un fuerte tirón el rasgo dejando mis tetas desnudas a la vista.

La camiseta rota cayó al suelo y sus manos cogieron mis tetas, tocándolas, acariciándolas, manoseándolas con fuerza y delicadeza a la vez, para luego llevar de nuevo sus dedos a mis pezones y pellizcarlos.

Gemí

Se agacho un poco, comenzó moverme y lamerme mis pezones pasando de uno al otro sin descanso a la vez que la lengua de su hermano me estaba volviendo loca de placer comiéndome el coño.

Me corro, grité.

Entonces el vecino del 8d simpático dejó de lamer mis pezones y cogiéndome por el pelo se acerco a mí y me beso con intensidad, nuestras lenguas se entrelazaron en un beso muy húmedo, podía notar el sabor de mi coño en su boca, a la vez que notaba la lengua de su hermano lamiéndome sin parar el clítoris, mi cuerpo se tenso y mi coño se empapo, comencé a convulsionarme y me corrí intensamente con su lengua en mi boca y la de su hermano gemelo en mi coño.

Así estuvimos hasta que poco a poco mi orgasmo fue cediendo, saco su lengua de mi boca y se fue, despareciendo por el pasillo pero el vecino del 8d serio continuo comiendo el coño y no paró hasta que lo dejo limpio de mis fluidos.

Entonces se levanto todavía relamiéndose saboreando el sabor de mi coño en su boca.

Todavía resoplando por mi orgasmo dudé en girarme abrir la puerta y salir de allí pero también sentía deseos de que me follaran.

Pero antes de que hiciera nada, el vecino del 8d serio viendo que mi minifalda era de cintura elástica la agarro con ambas manos y tirando de ella con firmeza la bajo hasta mis pies, no opuse resistencia, retire un pie y luego el otro dejando caer también mis zapatillas a la vez que liberaba mi minifalda y me quedaba completamente desnuda.

Él se quedo parado un instante observando mi pelo, mi carita, mis pechos desnudos con mis pezones duros y puntiagudos, mi coñito depilado y brillante por los restos de su saliva, mis muslos mojados por mis fluidos que resbalaban por ellos.

Continuaba con la polla fuera así que se acaricio un par de veces mientras me observaba para luego acercarse a mí y con suavidad casi dulzura cogerme en brazos a pesar de la edad no le costó mucho, también es verdad que yo peso poco y de esa forma avanzamos por el pasillo.

Al acabar el pasillo y girar a la derecha entramos en salón y allí puede ver en el sentado en el sofá al vecino del 8d simpático completamente desnudo con la polla totalmente empalmada, hasta en eso eran gemelos ambas pollas eran idénticas de un tamaño algo más largo de lo normal al igual que también tenían un grosor considerable.

Me llevo hasta el sofá, me coloco delante y me dejo sobre él, su hermano gemelo me separo las piernas y se acomodo entre ellas, ahora notaba su polla dura sobre mi rajita caliente, con su mano cogió su polla, la hizo resbalar entre los labios de mi coño hasta que llego al orificio de mi vagina y empujo, sentí su polla abriéndose paso dentro de mi coño cada vez más adentro, gemí suavemente, siguió penetrándome pero se detuvo antes de llegar a metérmela toda, yo sentía deseos de tenerla toda dentro de mi así que continúe por él, empecé a bajar deslizando mi coño por su polla, notándola cada vez más dentro de mi hasta que me entro por completo en ese instante mi cadera reacciono y empezó a moverse hacia adelante y atrás frotándome contra él, me encanta la sensación de mi coño mojado sintiendo una polla muy dentro de mí, no pude más y me empecé a mover arriba y abajo, saltado sobre su polla cada vez más rápido.

Si sigue así vecinita, fóllame.

Yo continuaba saltando sobre su polla, con mi coño chorreando y mis fluidos resbalando por su polla, cada vez gemía más y más fuerte.

Mientras el vecino del 8d serio se había desnudado y masturbaba viendo como la polla de su hermano me follaba sin parar, se subió al sofá, colocó su pene a altura de mi cabeza y cogiéndome por el pelo me giro hacia él y guio mi cabeza hasta su polla, puso su polla apoyada en mis labios para luego presionar con su grueso capullo sobre ellos, abrí la boca y empecé a chuparle el capullo de su polla, succionando, apretando el inicio de su polla con mis labios, pero él agarrada como me tenía por el pelo, no se conformo con eso, empujo mi cabeza hacia él a la vez que empujaba con su cadera hacia mí y me clavo su polla hasta el fondo de mi garganta, después comenzó a moverse follándose mi boca, sacaba su polla por completo de mi boca para luego volverla a meterla de golpe, una y otra vez la sentía resbalar por mis labios mientras entraba y salía, mientras las manos de su hermano comenzaron tocarme las tetas con fuerza, tirando de vez cuando de mis puntiagudos pezones que estaban ya muy sensibles, el vecino del 8d serio me follaba cada vez más rápido la boca tanto que tuve que parar mis movimientos sobre la polla de su hermano gemelo para poder seguir dejando que me follara la boca.

Así que me quede quieta con su polla metida hasta el fondo de mi coño dejando que el otro me follara a placer la boca, su polla se puso dura, muy dura, notaba su hinchazón en mis labios y por sus movimientos se notaba que estaba a punto de correrse entonces saco la polla de mi boca y soltándome el pelo se bajo del sofá, al mismo tiempo sin darme oportunidad de hacer o decir nada el vecino del 8d simpático me dio un cachecito en el culo.

Vamos sigue, no te pares vecinita.

Empecé de nuevo a moverme sobre él, saltando arriba y abajo, sus manos agarraron con fuerza mi culo ayudándome en mis movimientos, haciéndome moverme más deprisa o más lento disfrutando de follarse mi coño.

No no así no dale más fuerte, dijo el vecino del 8d serio.

De un fuerte golpe el vecino del 8d simpático me metió toda su polla

Oooohhhh si así más, dame fuerte.

Pero se quedo parado con su polla clavada hasta el fondo de mi coño entonces su hermano que se había situado detrás mía, puso su mano contra mi espalda con firmeza haciendo que me inclinara hasta que mis pechos quedaron rozando a su hermano, y colocando la punta de su polla contra mi culito apretó con fuerza, mi ano cedió con facilidad y la punta de su polla penetró mi culo

Humm veo que a este culito le gusta ser follado.

Gire un poco mi cara para verle y le sonreí.

Él me devolvió la sonrisa y de un fuerte empujón me clavo el resto de su polla dentro de mi culo

Chille, gemí

Ambos empezaron a moverse rítmicamente follándose uno mi culo y el otro mi coño, estaba tremendamente cachonda, me ponía muy caliente el notar sus dos pollas dentro de mí, me sentía llena, me moría de gusto, mis pezones estaba duros como piedras rozándose sin parar con el cuerpo del gemelo simpático a cada embestida del gemelo serio, yo cada vez gemía más fuerte y mi coño chorreaba por todas partes, mis fluidos resbalaban por mis mulos y por las piernas de mi vecinito simpático.

Note como sus pollas se pusieron todavía más duras y mi cuerpo reaccionó, me estremecí, sus pollas sintiendo mi cuerpo en tensión empezaron a follarme todo lo deprisa que podían, las notaba cada vez más duras y muy dentro de mí, sabía que estaban a punto de reventar e inundarme con su semen, me estremecí más intensamente, entonces el vecinito del 8d serio se inclino sobre mi provocando con su peso que mi cuerpo se pegara por completo al de su hermano gemelo, me quede allí quieta entre sus cuerpos, con mis pezones y mi coño pegados al vecinito simpático y mi espalda y culo al vecinito serio, me sentía totalmente aprisionada y penetrada, ellos continuaron follándome restregando sus cuerpos contra el mío, sus pollas seguían follándome , entrando y saliendo de mi coño y culo, yo me derretía de gusto.

Mi orgasmo estaba cada vez más cerca, mi cuerpo se retorcía de placer apretujada entre los cuerpos y las pollas de los dos vecinos del 8d entonces de repente sus pollas se clavaron hasta el fondo de mi coño y de mi culo, mi cuerpo notando sus pollas muy dentro de mí se estremeció varias veces.

Ooohhh me voy a correr, grite

Mi cuerpo se tenso, sentí calor, un calor que recorría todo mi cuerpo y mi coñito, mi vagina emanaba fluidos sin parar, me habría arqueado por el intenso placer que sentía de no ser porque estaba inmovilizada entre aquellos dos cuerpos, empecé a gritar estaba a punto de tener un orgasmo impresionante, clavé mis uñas en el cuerpo de mi vecinito el simpático quien chillo por el dolor y en ese instante su polla comenzó a soltar su leche dentro de mi coño, entonces la polla de su hermano hizo los mismo dentro de mi culito, al notar los primeros chorretones de leche caliente en mi coño y en mi culo, me corrí intensamente sin dejar de gritar extasiada:

¡Me corro, me corro aaahhh!

Sus pollas siguieron soltando chorros y chorros de su leche en mi coño y en mi culo a la vez que mi coño emanaba fluidos sin parar, hasta que toda su leche quedo dentro de mí.

Nos quedamos allí quietos los 3 recuperado la respiración tras nuestros orgasmos, noté como sus pollas perdían tamaño e iban saliendo de mis dos agujeros primero de mi coño y casi al mismo tiempo de mi culo, podía notar los restos de su leche resbalando de mis agujeros mezclados con mis fluidos.

El vecino del 8d serio que se había estado follando mi culo se levanto y su gemelo hizo lo mismo apartándome un poco y dejando que me sentara en el sofá, me quede allí sentada con los gemelos de pie delante del sofá admirando mi cuerpo desnudo con mis tetas con los pezones todavía duros y mi coño y muslos brillando por su leche y mis fluidos.

Entonces el vecino del 8d serio se acerco a mí y metiendo su mano entre mis piernas fue rozando mis muslos hasta llegar a mi coño y con sus dedos comenzó a frotar primero lentamente y luego cada vez más rápido mi clítoris, abrí más mis piernas entregándome al placer de sus dedos en mi clítoris, empecé a jadear, mi coño continuaba muy mojado. El vecino del 8d simpático vino también hasta mí y metiendo su mano por debajo de la de su hermano gemelo, me metió un dedo en mi vagina que entró con mucha facilidad y seguidamente me introdujo un segundo dedo y empezó a moverlos como follándome con ellos a la vez que su hermano seguía frotando el clítoris sin parar, yo movía ligeramente mi cadera ayudando en sus movimientos y porque no podía evitar moverme así del placer que sentía, estaba disfrutando mucho, ellos iban acelerando cada vez más el ritmo con el que me frotaban el clítoris y me follaban el coño a medida que veían que iba disfrutando cada vez más, dirigí mis manos a mis pechos y con mis dedos busque mis pezones, los pellizque y tire de ellos gozando de la sensación, estaba totalmente mojada y el tercer dedo entro con facilidad, suspiraba cada vez mas y mi coño chorreaba por mis fluidos, sus dedos no paraban de moverse en mi clítoris y mi vagina y yo continuaba tirando y pellizcando mis pezones, entonces saco sus dedos de mi vagina y tras llevarlos hasta su boca comenzó a lamerlos chupando todos mis fluidos para luego volver meterme sus dedos en mi coño, presiono más y tras un par de intentos llego a meterme un cuarto dedo, gemí con fuerza, ahora me follaba con sus dedos más lentamente y su hermano gemelo hacia lo mismo con mi clítoris, yo no podía dejar de gemir y de mover mi cadera , empecé a sentir pequeños pero deliciosos espasmos, entonces el vecino del 8d serio dejo de frotarme el clítoris para darme golpecitos con su mano sobre mi clítoris uno tras otro si parar, estaba extasiada por el placer, su hermano gemelo comenzó de nuevo a presionar para meterme toda su mano en mi coño, presionaba una y otra vez hasta que finalmente separe mis piernas todo lo que pude y me abrí por completo, su mano se deslizo lenta pero firme dentro de mi coño, grite con fuerza al sentirla dentro de mí, no podía dejar de gemir y chillar cada vez mas fuerte a medida que su brazo iba entrando más y más en mi coño y la mano de su hermano gemelo seguía golpeando sin parar mi clítoris, me convulsione, comencé a tener espasmos cada vez más intensos, solté mis pezones que se apreciaban muy duros y puntiagudos y me agarre fuertemente con mis manos al sofá.

Ooohhh Dios me corro joder grite

La mano golpeo de nuevo mi clítoris y el brazo se deslizo un poco más dentro de mí, mi coño sintiendo su brazo dentro soltó borbotones de fluidos a la vez que yo no dejaba de gritar disfrutando como un loca de ese nuevo orgasmo, mi cuerpo estaba arqueado, sudoroso y orgásmico, no deje estremecerme y tener espasmos hasta que poco a poco ese impresionante orgasmo fue acabando al mismo tiempo que mi vecino del 8d simpático retiraba su brazo y mano del interior de mi vagina y mi vecino del 8d serio le daba un descanso bien merecido a mi clítoris, yo continuaba en el sofá todavía jadeando y gimiendo por ese orgasmo notando el cojín de debajo mi totalmente empapado por mis fluidos.

Me quede allí recuperando el aliento completamente abierta de piernas con mi coño dilatado y mis tetas con los pezones duros y sonrojados, cuando volví a mirar hacia ellos estaban de pie justo delante de mí, sus pollas ya se habían recuperado y estaban de nuevo empalmados llevaron sus manos al unísono a sus pollas y comenzaron a masturbarse mirándome, yo me quede allí quieta dejándoles hacer recuperándome de mi último orgasmo.

Podía ver sus pollas en sus manos mientras se tocaban sin dejar de mirar todo mi cuerpo, entonces me moví y me senté en el borde del sofá, ellos se acercaron un poco dejando sus pollas al alcance de mis manos y boca situándose cada uno a un lado.

Cogí sus pollas con mis manos notando su dureza a la vez que las masturbaba con suavidad, ellos se pegaron aún más a mí y uno de ellos llevo directamente su polla mi boca y comencé a chupársela con ansia, el otro hizo lo mismo y sacando la polla de mi boca, me metí la otra chupándola con fuerza, en ese momento no sabía quién era quién, no se distinguían en nada y mientras me recuperaba había pedido la noción de donde estaba cada cual, pero daba igual, mi boca iba de una polla a la otra sin parar de mamarlas, hasta que finalmente comencé mamar una de las pollas y el otro me dejo hacer aunque se masturbaba pegado a mi cara y me daba golpes en mi mejilla con su polla.

Se la chupaba despacio sin sacármela de la boca a la vez que mi mano la masturbaba al ritmo de mi mamada entonces él me saco la polla de mi boca y su hermano gemelo aprovecho que tenia la boca vacía para dejar de golpearme la mejilla y meterme la suya así que continué chupando su polla tal y como había hecho con su hermano, así continuamos varias veces cambiando de una polla a otra, lamiéndolas, chupándolas y succionando con mi boca, labios y lengua.

Sus penes estaban cada vez más duros, entrando y saliendo de mi boca rítmicamente.

Seguía chupando sus penes de una forma casi golosa saboreándolos, comenzaron a gemir cada vez más fuerte entonces en vez de dejar que siguiera mamándoselas de esa forma, empezaron a coordinarse para meterme sus pollas en mi boca hasta el fondo de mi garganta, hasta que mi cara quedaba pegada a sus cuerpos, primero una y en cuanto salía de mi boca la otra polla ya esperaba ansiosa para meterse hasta el fondo, entraban y salían sin parar de mi boca notaba como resbalaban por mis labios hasta que desaparecían por completo dentro de mi boca, sus pollas se endurecieron al límite ambos se separaron un poquito de mí apretando con fuerza sus pollas con sus manos evitando correrse.

Y los dos al mismo tiempo me dijeron:

Qué bien follas y mamas vecinita

Les mire a la cara y luego a sus pollas a punto de estallar cosa que solo evitaba a presión de sus manos

Me encanta el sabor de vuestras pollas y quiero saborear vuestra lechecita vecinitos, me relamí pasando mi lengua por mis labios.

Los dos al mismo tiempo pegaron sus pollas contra mi boca intentando meter las dos a la vez, abrí mi boca todo lo que pude pero solo entraron sólo un poco pero lo suficiente para sentirlas dentro de mi boca, gritaron de placer y sus pollas empezaron a soltar chorros de leche caliente, yo iba tragando uno tras otro pero la leche continuaba saliendo de sus pollas y como seguían intentando presionar para meter las dos en mi boca a veces se salían una u otra soltando su semen por mis ojos, nariz, barbilla hasta que volvía a entrar en mi boca y yo volvía a tragar su semen que era tanto que ya me resbalaba por la comisura de mis labios hasta que finalmente sus pollas entre pequeños espasmos terminaron de soltar toda su leche, cogí sus pollas ya algo flácidas con mis manos y limpie los restos de semen de primero de una y después de la otra, recogí con mis dedos los restos de su semen que había quedado esparcido por mi cara y resbalado por la comisura de mis labios, fui lamiendo y tragando hasta que no quedo nada mientras ellos me miraban allí de pie con su pollas ya flácidas extasiados.

Al terminar me levante notando como mis fluidos y restos de su leche resbalaban por mis muslos me acerqué a ellos dando un beso a cada uno en la mejilla y salí de allí a toda prisa, en la puerta me puse la minifalda, comprobé que la llave de casa seguía enganchada en su sitio, abrí la puerta y tapándome los pechos con mi brazo salí corriendo escaleras abajo.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© isa

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (22)
\"Ver  Perfil y más Relatos de isa
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)