Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.708 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.029 Miembros | 17.629 Autores | 86.384 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » ORGÍAS » A MI MADRE SE LA FOLLAN EN EL PUEBLO (2)
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 14-Oct-08 « Anterior | Siguiente » en Orgías

A mi madre se la follan en el pueblo (2)

mimadreesninfo
Accesos: 108.420
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 31 min. ]
 -   + 
Sergio se aprovecha de nuevo de mi madre, pero esta vez con sus amigos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

A MI MADRE SE LA FOLLAN EN EL PUEBLO (2)

Capítulo II: Sergio se aprovecha de nuevo de mi madre, pero esta vez con sus amigos.

Después de oír la conversación entre Sergio y mi padre, decidí volver a mi habitación. Lo ocurrido la noche antes y la resaca que tenía, hacían que me encontrase totalmente aturdido. Estuve todo el día encerrado allí con la excusa de estudiar. Prácticamente sólo salí para comer. A media tarde oí entrar un par de veces a Sergio en casa, a por cervezas para él y su padre como de costumbre, y lo que menos me apetecía era encontrármelo de nuevo.

Esa noche apenas dormí dando vueltas a lo que había sucedido la anterior en el coche. No sabía qué hacer, si hablar con mi padre, hablar con Sergio o simplemente intentar olvidarlo, intentando convencerme a mí mismo de que nada de eso había ocurrido.

El sábado madrugamos. Mis padres querían ir a hacer la compra a Cuéllar. Fuimos al súper, a la carnicería y fue al salir del estanco cuando nos encontramos con Carlos y con Víctor, acompañados de otro chico algo más joven que ellos, de mi edad más o menos. En cuanto nos vieron, vinieron enseguida a saludarnos:

¿Qué hay, Mario? ¿Qué tal? ¿Cómo te va, tío? - me preguntó el insoportable de Carlos

¿Lo de la otra noche estuvo bien, eh? Lo pasamos de puta madre - dijo Víctor sonriendo y mirando descaradamente a mi madre

¿Y usted qué tal , señora? - volvió a preguntar Carlos

No dejé contestar a mi madre. Ya veía por donde iban esos cabrones... Enseguida les respondí que estábamos haciendo unas compras y que teníamos algo de prisa. Comencé a caminar cuando de pronto oí a mi padre:

¿Vosotros no seréis hijos del Jonás? Tenéis su misma cara...

Sí, respondió Víctor - Yo soy Víctor y éste es mi hermano Jesús, el pequeño. Así que conoce a nuestro padre...

Sí hombre, de pequeños éramos bastante amigos. Dadle recuerdos de mi parte, de Joaquín el del señor Alberto - mi difunto abuelo- ¿Y qué hacéis por aquí? ¿De compras, no? Cómo en el pueblo no hay nada...

Hemos venido a comprar unas cosillas para disfrazarnos. La semana que viene son las fiestas y estamos preparando una pequeña "MOVIDA". Esperamos que sea sonada...

Bueno, nosotros nos vamos. Lo dicho, dad recuerdos

Los 10 Km que hay de vuelta al pueblo, mi padre los pasó hablando del tal Jonás. Que si era un pobre infeliz del que siempre se reían cuando eran pequeños, que en el fondo era un buenazo y que si todos se aprovechaban de él.... Que si sus hijos tenían esa misma cara de BUENAZOS... Todo un ojo clínico el de mi padre, por lo que descubriría más tarde...

Cuando llegamos a casa, Sergio y su padre estaban empezando a recoger las cosas. Como era sábado, sólo trabajaban por la mañana. Mi padre comentó con Manuel lo de los hijos del Jonás y comenzaron a recordar anécdotas de cuando eran pequeños. Sergio enseguida metió baza y preguntó que si habían comprado ya los disfraces, que estaban preparando un espectáculo de streaptease para las fiestas del pueblo, que eran en dos semanas. Mi padre le dijo que sí, que les había visto con cosas y le preguntó que si él también iba a participar. Sergio le contestó:

Hombre claro, Joaquín. Yo he sido el promotor de todo... jejeje. Menuda la vamos a armar

¡Cómo sois los chicos de ahora! ¿Y tú de qué te vas a disfrazar?

Yo paso de gastarme pelas, Joaquín. Cogeré el traje que tengo "pa" las bodas, unas gafas negras y ya está, de ejecutivo...

Hombre, pues espera que te dejo mi maletín... - le dijo mi padre

Sería la hostia, joaquín. Lo llevaré "pal" ensayo de esta tarde... He quedado con estos y con Laura, la hermana de Carlos, y su amiga a las 6

Pues tómalo, que lo tengo aquí en el coche y en el pueblo no me hace falta. ¿Así que os lleváis espectadoras, eh?

No pienses mal, Joaquín. Es para que nos echen una mano, que ellas saben más de esas cosas... Fueron a un espectáculo de esos, en una despedida que tuvieron en Pucela

Ahora está muy de moda eso, Ana también estuvo en uno hace poco. ¿Verdad, cariño?

Sí - respondió mi madre- El año pasado se empeñaron unas amigas el día de las Águedas

Genial, pues pásate y nos ayudas también. Es a las seis en el frontón. ¿sabes donde está, verdad? - preguntó con sorna Sergio

No sé si es buena idea...

Anda mujer, no seas así y ayuda a los chicos, vas y cuando te canses te vienes - dijo mi padre

Bueno, por la tarde iré a dar un paseo y si eso, quizás me pase... - respondió mamá

Después de comer, a las 6, llamaron a la puerta. Sergio, Carlos, Víctor, Jesús y las 2 chicas venían a buscar a mi madre. Mi padre le dijo que fuese a ayudarlos y mi madre dubitativa respondió que estaba bien, que en un rato se acercaba dando un paseo. No me hizo ni pinta de gracia aquello, me mosqueó bastante y cogí la bici para dar una vuelta. Pasaba de saber más del tema. Cuando volvía hacia el pueblo, no sé el tiempo que habría pasado, me encontré con Jesús, Laura y Silvia, que salían del frontón. Me dijeron que iban a por un CD, que han olvidado, para el número final. Que pasara si me apetecía a ver el ensayo, que mi madre había llegado hacía un rato. Me puse malo y viendo como se alejaban, decido asomarme un momento (simplemente desde el cortavientos que hay en la entrada del frontón). Pasaba de soportar a Sergio y a sus amigos de cerca. Desde ahí veo una especie de escenario que han montado junto a la puerta de los vestuarios. Veo a Víctor sentado junto a mi madre, y a su otro lado Sergio. Carlos está actuando. Va vestido con un uniforme de guardia civil y se limita a quitárselo despacio, hasta acabar en boxer y luciendo un cuerpo igual o incluso más musculado que el de Sergio. Es un auténtico maromo de casi 1.90m y con una cara de cabroncete tremenda, que hace que se parezca un huevo a Dani Martín, el cantante del Canto del Loco. Cuando termina, Sergio le dice que es un soso, como Víctor, y que hay que darle mas gracia al asunto. Por lo menos intentarlo en los ensayos, aunque luego no lo hagan. Pide opinión a mi madre y le dice que ella lo ve bien así, y que ya lleva un rato allí, que mejor se va a dar un paseo. Sergio dice que espere un momento, que es su turno. Se va al vestuario y sale vestido de ejecutivo, con un traje oscuro, gafas negras y el maletín que le había prestado mi padre. El conjunto disimula al macara que hay en él.

 

Suena la música. Parece que el muy cabrón sabe hacerlo todo bien. ¡Qué manera de moverse al compás de la misma! Se ve que es el fruto de horas y horas de discoteca, todas las que me faltan a mí... Suelta el maletín de mi padre, se quita las gafas, pasa un dedo por encima de sus labios, se contonea y... adiós americana. Se pone de espaldas y está feo que yo lo diga pero qué manera de mover la cadera y el trasero. Sigue así y se va desabrochando la camisa empezando a descubrir sus hombros y sus anchas espaldas. De pronto la camisa va al suelo, se gira y moviéndose de la misma forma comienza a pasar una de sus manos por sus muy marcados pectorales para bajar por su tableta de abdominales hasta llegar a la hebilla del cinturón. Tras quitárselo lentamente, lleva su mano al botón del pantalón... parece que va a desabrocharlo pero dice que no con uno de sus dedos. Se acerca bailando a mi madre, la coge del brazo y la obliga a sentarse en la silla que hay en la especie de plataforma que han montado a modo de escenario. Se sitúa frente a ella y ahora sí comienza a desabrochar su pantalón. Se pone frente a Carlos y Víctor, donde estará el público, quedando de espaldas a ella y comienza a bajárselos inclinándose hacia sus pies. Se los quita mostrando sus fuertes muslos y unos boxer rojos que se ciñen perfectamente a la polla empalmada que ocultan debajo y que parece luchar por salir de ellos. Comienza de nuevo a mover la cadera y el trasero. Se vuelve hacia mi madre y, tras acariciar su mejilla, hace un amago por desprenderse de la prenda que le queda, mostrando solo sus musculosos glúteos hacia la zona de público para volver a subírselos y decir que no con sus dedos. Sigue bailando hasta coger una especie de sábana blanca que tenía justo al lado. Y se la pone entre contoneos alrededor de la cadera. La sujeta por la cintura con una de sus manos y empieza a bajarse tras ella el boxer con la otra, hasta sacárselo de entre las piernas. Joder que cabrón, ¡se ha despelotado por completo!. Veo que lo levanta y lo agita con su mano y lo lanza al aire dando casi con él a mi madre. Continúa contoneándose sólo con la sabana y tras ella se intuye una pedazo de polla de cojones a cada golpe de cadera que da. No le soporto, viéndole ahí pavoneándose del pedazo de rabo que tiene entre las piernas. Vuelvo a prestar atención y veo que mira a Carlos y a Víctor que están en las sillas. Tras sonreírles se gira hacia mi madre que esta frente a ellos y de espaldas a él. Ante ella abre sus brazos y ocultándonos a nosotros sus nalgas con la sábana, ¡muestra todo su tarugo a mi madre!. Veo que se tapa de nuevo, que se da la vuelta y que entre contoneos hace que mi madre se gire hasta situarla de perfil a nosotros. Se acerca de nuevo a ella, toca su barbilla y abriendo de nuevo la tela, sin mostrarnos a nosotros nada, rodea con ella la cabeza de mi madre. Sujeta la tela con una de sus manos, la otra la tiene al aire y comienza a dar movimientos de cadera. Mi corazón late a mil por hora.... no sé lo que pasa debajo de esa sábana, pero las caderas de él no paran en su lento vaivén. De pronto veo que mira a sus amigos y sonriéndoles levanta hacia arriba el pulgar de la mano que tiene en el aire, como indicando que todo va bien.. les mira con una cara de gustazo increíble y la cadencia de sus caderas no cesa de aumentar... el muy cabrón entre risas, deja caer la tela y ahí puedo ver a mi madre aferrada a su enorme tranca, luchando por intentar metérsela entera en la boca. Me quedo perplejo al verlo, debo evitar que suceda algo como lo de la otra noche. No sé qué hacer, cuando de pronto siento una mano en mi hombro que me sobrecoge ya del todo. Antes de que pueda girarme oigo como me susurra Jesús al oído:

Ufff, creí que no llegaba tío. Casi me pierdo el espectáculo por culpa de esas dos. Ya pensaba que no me deshacía de ellas. Joder, cómo la chupa tu madre... Menuda zorrona está hecha. Ni se te ocurra entrar a estropearlo todo, ¿eh? Tú aquí conmigo y calladito, me dice abriendo la navaja que saca del bolsillo y llevándola a mi costado. Esta tarde nos lo vamos a pasar de PUTA MADRE, tío. Tenemos entradas gratis para un espectáculo de primera y por lo que me han dicho la actriz es toda una profesional, que se entrega por completo... te vas a convertir en su mayor fan. Así que ni te muevas, si no quieres que tu madre se entere de que estás aquí viendo su actuación. Tú sólo mira lo bien que lo hace....

Dirijo la mirada de nuevo a ellos y veo lo que me temía. Sergio está agarrando la cabeza de mi madre con ambas manos. El muy hijo de puta la guía en una mamada increíble y le hace tragar en cada embestida cada vez más cantidad de polla. Cuando acaba la canción que sonaba, me empiezan a llegar los gemidos de Sergio y los comentarios de los otros dos:

Joder, eso sí que es chupar. Así se haceee...

Sigue así, a ver si se la bajas a ese pedazo de cabrón, jajajaja

¿Te gustan de buen tamaño, eh putona? Con ese cuerpazo seguro que has chupado más de una, jajaja

Qué cara de vicio pones. Te estás relamiendo de gusto, ¿eh?

Veo que Sergio los mira con los ojos casi en blanco. Aun así, les hace una señal con una de sus manos y Carlos y Víctor se levantan de inmediato. En un abrir y cerrar de ojos Carlos está detrás de mi madre, que permanece sentada en la silla mamándosela ya sin pudor alguno a Sergio. Parece que su pollón la hipnotiza. Vuelvo a centrar mi atención en Carlos y veo como desde atrás mete sus manazas por debajo del top de mamá. Le está tocando, mejor dicho, magreando las tetas de cojones. Veo que mira a Sergio en pleno magreo y le dice "vaya tetazas que tiene esta pava". Alucino cuando veo que saca las manos de entre el top llevando entre ellas el sostén negro de mi madre. El muy capullo debe tener experiencia en quitar sostenes pues lo ha hecho en apenas un minuto y sin la colaboración de ella. Le veo que lo levanta y, agitándolo en el aire como si fuera un trofeo, llama a Víctor para que mire lo que tiene en sus manos. Giro mi cabeza buscando a éste, que no sé ha donde ha ido, y veo que está sacando el colchón de la parte de atrás de la Citröen Berlingo y poniéndolo en el suelo en medio del frontón. Dios, esto se está poniendo feo. Jesús me dice riendo que no me preocupe, que su hermano se está ocupando de todo para que mi madre se encuentre más cómoda. Víctor al ver a Carlos agitar y lanzar al aire el sujetador de mi madre comienza a sonreír el muy cabrón. Vuelvo a centrar mi atención en ella y veo que Carlos tiene de nuevo sus manazas bajo su top.

¡Qué melones, chico! ¡Y qué pezones más tiesos y duros! Se ve que está cachonda esta putilla - dice Carlos mirando a Sergio

Ya te digo, tío. El jueves cuando los vi casi se los arranco a mordiscos. ¡Qué hembra tío, qué hembra! Y ya ves cómo chupa.... - Le responde Sergio al tiempo que acelera el vaivén de sus caderas

Veo que Carlos sigue con su magreo. El muy cabrón está sobando cada centímetro de teta de mi madre con sus manazas. Veo como retuerce sus pezones bajo el top y mi madre gime sin dejar de mamar. Llega hasta ellos Víctor y oigo que dice que ya tiene listo el colchón y, entre él y Sergio, levantan a mi madre en volandas agarrándola de los hombros y la llevan hacia él. Mamá dice que están locos, que todo ha ido demasiado lejos y que ha sido un error. Ellos la tumban y riendo responden que esté tranquila, que no va a suceder nada que no desee. Sergio comienza a comerle la boca, le lame el cuello y comienza a susurrarle al oído:

Confía en mí. ¿Acaso no te lo pasaste bien la otra noche?

Siií... - oí que decía mi madre

Pues ahora va a ser mejor. No querrás seguir teniendo ese coñito de cría siempre, ¿no? Deja que te lo reviente de nuevo... Quiero que cuando te vayas del pueblo lo hagas con tu coñito completamente abierto. Conmigo vas a aprender a disfrutar de una buena verga. ¿No lo deseas?

Debo de estar loca pero sí. Aunque aquí, con ellos delante....

Deja que miren y disfruten. Y si quieres y lo deseas puedes tener tres pollas jóvenes para ti sola. Me revienta el rabo sólo de imaginarte tan puta como la otra noche pero con los tres a la vez.... sería la hostia

Sergio vuelve a morrear de nuevo a mi madre. Veo como ese pedazo de cabrón le mete su lengua hasta las amígdalas, como la mueve en el interior de su boca. Es una tortura para mí. Saca esa lengua enorme y llena con ella los labios de mamá de babas al terminar de besarla. Ahora la pasa por su cuello, hasta llegar al lóbulo de su oreja izquierda. Le susurra algo al oído mientras los otros dos cabrones aprovechan para subirle la camiseta hasta el cuello. Nunca había visto las tetas a mi madre. El jueves, mientras Sergio la jodía, sólo las intuía entre la penumbra. Ahora puedo verlas en todo su esplendor. ¡No puedo creer las bufas que tiene mi madre! Se las ve redondas e increíblemente turgentes para su enorme tamaño, con unas aureolas grandes, algo oscuras aunque no demasiado, y coronadas por unos pezones totalmente tiesos y empitonados. Jamás he visto antes unos pezones así de tiesos. Medirán lo menos 3cm y miran con desafío hacia arriba, como queriendo llegar a la cubierta del frontón. Por como los tiene, creo que está cachonda la muy jodida. Carlos y Víctor están arrodillados sobre el colchón, uno a cada lado de mi madre. Se miran sonriendo y se lanzan cada uno de ellos hacia su correspondiente ración de teta. Esto ya no hay quien lo pare, parecen auténticos lobos hambrientos, lamiendo y mordisqueando los pezones de mi madre. Jesús me pone malo diciendo que esas tetas no son normales, que ni las actrices porno las tienen así. Que parecen hechas para incitar a mamar de ellas....

Sergio está de rodillas a su lado, haciendo que le coma su enorme pollón. Mi madre parece que está fuera de sí, no entiendo que puede pasar por su cabeza para que se comporte de esa forma y pierda así los papeles. Carlos sigue mordisqueando su pezón y magreando cada centímetro de su ración de teta y Víctor veo que comienza a bajarle la falda. Oigo a mi madre decirle que pare, sin sacarse el nabo de Sergio de la boca. Para cuando se la puede entender, Víctor ya ha comenzado a tirar de sus braguitas negras hacia abajo y en seguida veo que las tiene ya en sus manos y que comienza a olerlas. Le oigo decir que ese es el olor de una auténtica hembra. Se lanza a saborear el conejo de mi madre mientras ella sigue tragando polla. Carlos continúa succionando pero ahora ya no uno, sino los dos pezones de mi madre, como pretendiendo arrancárselos. Quiero irme pero Jesús me sujeta fuertemente de los hombros desde atrás impidiéndolo. Tampoco me permite volverme para dejar de ver lo que ocurre. Me dice que me porte bien, como lo hace mi madre... y que mire y disfrute del espectáculo, que seguro que un pringado como yo aprende mucho con lo que voy a ver...

Después de un rato, Víctor se levanta y va al coche. Respiro aliviado, parece que al menos él se ha cansado ya de jugar así con mi madre. Ahora sólo espero que los otros dos hagan lo mismo y la dejen irse. Oigo a Carlos llamar a Víctor:

¿A dónde vas, maricón?, ¿ya te has cansado?. Esta es mucha hembra para ti, ¿eh?... jajaja. Ya lo sabía yo....

Casi me caigo de espanto cuando le veo salir de la Berlingo con una caja de condones en la mano y le oigo decir:

¿Crees que traería esto si me hubiera cansado? ¿no pensaríais que me iba a marchar sin catar a la jamona esta? Lo tiene preparadito para empezar a disfrutarlo...

No puedo creer que otra vez se vayan a aprovechar de mi madre en esta mierda de pueblo. Jesús me comenta todo excitado lo cabronazo que está hecho su hermano, que le había dicho que hoy no se acostaba sin probar las tetazas de mi madre y que como pudiera que se la tiraba también. Me dice al oído:

Mi hermano lleva diciéndome desde el jueves por la noche que se la tenía que follar. Tu madre es una puta, tío. Con ese cuerpo y esas tetas va por ahí pidiendo guerra... Mira como está de cachonda... Verás que pronto se calma en cuanto mi hermano le de polla...

¡Qué cabrones! ¿Pero qué les pasa a los capullos estos que no piensan en otra cosa que en follarse a mi madre? Parecen que no hayan visto a una tía en su vida. ¡Dios, veo que Víctor se quita la camiseta y comienza a bajarse los pantalones! Tiene, como los otros dos, un auténtico cuerpazo. Me recuerda la hostia a Sergio Ramos, el del Madrid, antes de operarse la tocha. Saca una polla de buen tamaño de los boxer, no como la de Sergio (el del pueblo), pero que no bajará de los 20cm. Comienza a desenrollar un condón sobre su verga y se pone de rodillas ante mi madre. ¿Qué va a hacer? Veo como agarra a mi madre de las caderas y acercándola hacia él lleva las piernas de ella a cada uno de los lados de su cintura. Empieza a apuntar con su polla hacia su conejo cuando Sergio le dice:

- Para, maricón. ¿No pensarás follarte a la mujer del amigo de mi padre?

Sergio es un capullo pero agradecí que dijera eso. Parece que comprendía que aquello estaba yendo demasiado lejos. Esperaba que todo terminase ahí pero, ingenuo de mí, oigo decir riéndose a Víctor:

No seas aguafiestas cabrón, que poco te importaba eso el jueves mientras te la follabas. Tiene el chochín en su punto y estoy deseando probarlo... - dijo mientras vi que empezaba a presionar y a enfundar su pistón en el coño de mi madre

¿No te importa Ana, verdad? Tranquila que luego probarás de nuevo la mía... - Le oí decir al capullo de Sergio sonriendo

Mmmmm. ¡Joder!, ¡qué cosa mas estrecha! Me esté costando un huevo metérsela entera. ¡Ni cuando desvirgue a la Lore! ¡Hostia que conejo tiene esta pava! ¿Y te ha entrado aquí el manubrio, cabrón? - Le preguntó a Sergio

El jueves por la noche enterito, que te diga Ana. Y ayer por la tarde en la cocina de su casa porque no me dio tiempo, pero ya le tenía media estaca dentro cuando nos llamó su marido desde el patio, pidiéndonos más cervezas - le respondió Sergio riendo

Aluciné con lo que acababa de oír. Ayer intentó tirársela de nuevo mientras yo estudiaba. Vamos, qué coño, que le estaba metiendo de nuevo la estaca en mi casa cuando los interrumpió mi padre. Jesús me decía al oído que mi madre era una auténtica zorrita y comenzó a agitar sus manos intentando captar la atención de su hermano y de los otros dos. El muy cabrón quería que los otros supiesen que yo estaba allí. Víctor al vernos sonrió y continuó hablando mientras comenzaba a montar a mamá mirándome a mí fijamente a los ojos, como lo hizo Sergio la otra noche.

Joder que conejín, chico. Que cosa más estrecha. Si en casa no saben, vamos a tener que reventártelo aquí, cariño. Tú estás a falta de polla y lo vamos a arreglar hoy, jamona... ¿A que te gusta sentirme dentro? ¿A que sí? ¿Sientes como te la meto?... - preguntaba a mi madre sin apartar su mirada de mí

Aaahhhhhh - No podía creer que mi madre comenzase a gemir

No me digas más cariño, ya sabía yo que te estaba gustando. Pero esto sólo es el calentamiento, deja que entre del todo en ti - Y con un enérgico golpe de cadera vi como enterraba su polla hasta los mismísimos huevos en el coño de mi madre.

Mmmmmm....Aaahhhhhh, me corro...

Dios, mi madre se empezaba a correr y Jesús seguía atormentándome con sus comentarios. Tu madre es una puta tío, me dice. Mírala como goza con la verga de mi hermano. Menuda clavada le está dando. Mira como se corre la muy guarrona... A la vez oigo a su hermano:

¿Ah sí, putita? ¿Te gusta, eh? ¿A que ésto no te lo hacen en casa? A esto lo llamo ESTOCADA HASTA LOS HUEVOS. ¿A que te gusta sentir ahí, tan adentro, el calor de mi picha? Noto como te palpita el coño...

Se está corriendo la muy guarrona - oí que decía Carlos mirando a Sergio, al tiempo que Víctor daba la vuelta a mi madre, la ponía a 4 patas sobre el colchón y me miraba sonriendo...

Jesús me dice al oído: "A 4 patas tío, ahora a 4 patas como a las putas. Esto es la hostia. Menuda hembra tu madre...". Las palabras de los dos hermanos son incluso más tortura para mí que las imágenes que captan mis ojos. Víctor no para de hablar tampoco:

Lo que viene ahora es lo que más me gusta enseñar a las maduritas como tú... Una cosa es lo que os hacen en casa, creo que lo llamáis consumar el matrimonio. Y otra muy distinta lo que yo llamo UNA BUENA FOLLADA. Dime que te parece, nena... - Dijo mientras le veía agarrar a mi madre de las caderas y sonriéndome empezar a bombear a un ritmo bestial en el interior de su coño...

Me corro, me corrooooo... dejadme por favor... - Comenzaba a decir mi madre

¿Pero acaso no te gusta? Aguanta que ya me queda poco, cariño. ¿No te gustan los envites de una polla joven...? Hoy te vas a ir para casa BIEN FOLLADA. Dios qué conejo tienes. Has tenido suerte de dar con nosotros, que vamos a solucionar tus problemas conyugales... Me gustaría que nos viera así tu marido, en plena monta. Segura que aprendía algo. O si no mejor tu hijo.... que viera que pedazo de madre tiene...

¿Por qué me hacéis esto? Yo no soy así... Yo soy una señora... Dios, vas a hacer que me corra de nuevo...

Acaba ya maricón, que yo también me la quiero tirar. - Oí que decía Carlos

No tan rápido que el siguiente en montarla soy yo. Que no veas como me pone verla fuera de sí mientras se la tira éste. Mira como pone los ojos en blanco mientras se corre de nuevo. Hemos encontrado a una auténtica guarra - Dijo el macarra de Sergio riéndose y mirando hacia donde nos encontrábamos nosotros

Sí, cariño. Córrete y disfruta como no lo haces en casa. Córrete con mi polla dentro. Ya me viene cariño, estás a punto de ORDEÑAR UN BUEN RABO con tu coño de viciosa...

Aahhhh, no aguanto este placer... Sácamela, sácamela.... No te vayas a correr dentro.....

¿No quieres tener más niños? - dijo Víctor mirándome- Tranquila, que llevo condón. Yo tampoco quiero ser padre tan joven... Ya me viene cariño, ya me viene.... Aaahhhh, que chochín tan cojonudo tienes. Aahhhhh, qué gustazo. Aaaahhhhh, aaahhhhhh, aaaaaaaaaahhhhhhh......

Veo la cara desencajada de Víctor que no deja de mirarme mientras da las últimas y más enérgicas embestidas en el coñejo de mi madre. Debe de estar echando una cantidad de leche descomunal, por los bufidos que da. Mientras, cae con su pecho sobre la espalda de mi madre y le dice al oído:

Menuda hembra tiene tu marido en casa. Conmigo parirías cada 9 meses cabrona... Vas a ver lo que he echado.

Desenvaina su rabo del conejo de mi madre y levantándose se saca el condón y se lo enseña a los otros orgulloso de su trofeo, para luego volverse como enseñándomelo a mí. Le oigo como dice que miren lo que le ha sacado mamá con su "chochete vicioso", que nunca antes había echado tanto. Jesús me dice que menuda barriga le tenía que haber hecho con eso a mi madre. Para cuando vuelvo a centrar mi atención en los otros, Sergio se ha tumbado boca arriba en el colchón. Carlos agarra a mi madre de los hombros e izándola la hace ponerse sobre Sergio, que dice:

Ven aquí cariño, que yo también quiero que aprendas algo nuevo. Seguro que con Joaquín no haces esto. ¿A que con él no cabalgas nunca?. Vas a aprender con un potrillo salvaje, a ver que te parece...

No me hagáis esto. Dejad que me vaya...

Ten cabronazo. Ponte una goma para que lo haga más tranquila, no ves lo tensa que está. - Dijo Víctor

El otro día no hizo falta pero trae acá. Espera un momento cariño que me la pongo enseguida, para que puedas galopar a gusto todo lo que quieras

Sergio coge el preservativo e intenta desenrollarlo en su pollón pero que no consigue hacerlo. Comienza a protestar y de pronto dice:

¡Pedazo cabrón! Los has comprado de tu talla. Ya lo he reventado según lo desenrollaba. ¿No tienes ninguno XL por ahí en la guantera del coche?

Jajaja, oigo la risa de los otros dos y a Víctor que dice que no tiene de otra talla. Que se las apañe con esos o sino a pelo o para casa sin mojar. Entre sollozos oigo a mi madre como dice que lo dejen para otro día, y que sin condón otra vez ni se le ocurra, que podría tener un disgusto...

Yo te follo hoy como sea. Trae otro para acá, capullo. Vas listo si te piensas que me voy a ir sin mojar, pedazo cabrón... - dijo Sergio

Coge el nuevo condón y comienza a desenrollarlo con cuidado sobre su descomunal polla. Cuando tiene la mitad de ésta enfundada en él, veo que se raja por arriba pero el muy cabrón aunque lo ve, sigue como si nada y dice:

Lo veis chicos, ya estoy listo para mojar. Tu tranquila Ana, que así no puede pasar nada, nada, y ahora a cabalgar... - los otros me miran y sonríen

Pero, ¿qué pretende ese cabrón?. Sabe que mi madre se cuida con las pastillas pero también sabrá, como yo, que no son fiables al cien por cien. ¿Qué pasa si la deja embarazada o si le pega algo que haya cogido por ahí?. ¿Cómo se lo iba a explicar mamá a mi padre?. No entiendo nada. Ni lo que pasa por su cabeza para hacer esto ni tampoco por la de mi madre, que comienza a enfundarse su estaca según la suelta Carlos de sus brazos. Sergio, para colmo, parece incitarla a seguir:

Venga Anita, que tú puedes. Baja más. Quiero que la sientas toda dentro como la otra noche. ¡Ufff, gatita!, ya comienzo a sentir el fuego de tu chochín en mi taladro. Lo tienes ardiendo, ¿eh?. Baja un poco más, que sé que te gusta... A ver si hoy lo damos de sí un poco más...

¡Qué pedazo de cabrón!. La imagen que veo me está poniendo malo, pero sus comentarios mucho más. Mi madre ya tiene enfundada toda la cabezota de su polla y comienza a bajar despacio como buscando la base...

 

¡Mmmmm, siiií Anita! ¡Qué caliente lo tienes!.... No imaginas lo que se siente al entrar en ti.... Baja más, baja más y verás como disfrutas. Quiero que te enfundes tu solita todo mi pistón en ese chocho tan estrechito que tienes. Hoy tenemos que agrandarlo un poco más. Y así poco a poco. Cada día un poco más, cariño... Así disfrutarás mucho más de él. Créeme. ¿No quieres disfrutar de él como el jueves...?

Debo estar loca pero sí. Jamás me había corrido ese día. Mmmm, noto como me llenas y me vuelve loca....

Di que sí cariño, sigue y comienza a gozar. Sé que vas a ser capaz de enfundártela entera y tu solita. Quiero que cuando te vayas del pueblo lo hagas con el coño digno de una madura con hijos como tú y no con este chochín de adolescente que tienes.... Así, si se anima Joaquín a usarlo de nuevo algún día, que vea que no has perdido el tiempo y que fuera encuentras lo que no te da él en casa, mi amor. Que lo note bien usado y preparado para el tamaño de polla que una mujer como tú necesita. Mmmmmmmmm, así mi reina, la tienes casi entera dentro. Qué caliente lo tienes mi amor.... Ufff, ya empiezas a gemir, ¿eh?. Estas hecha una auténtica golfilla... - dijo Sergio mirando a los otros que a su vez nos miraban a Jesús y a mí disfrutando de la situación.

Aaahhhhhhh, sólo tú llegas tan adentro. No me digas esas cosas que estoy a punto de correrme... - oí decir a mi madre

Pues disfruta que de eso se trata. Y ahora, a cabalgar....

Según dice esto, tira de las caderas de mi madre para abajo y se la termina de enfundar hasta la mismísima base. El gemido que da mi madre me perturba y enseguida comienzo a oír como me susurra Jesús de nuevo al oído:

Mírala ahí, qué guarrona. Con el coño reventado por completo y cabalgando pidiéndole más y más.... Te pone verla así de zorra, ¿eh?. Cuando me dijeron que pensaban tirársela no imaginaba que fuese así de puta.... Joder, lo buena que está... Menuda jamona que tienes por madre y encima se nota que anda con ganas de polla. Mírala como goza. Se está corriendo. Hembras así no las vemos en el pueblo y cuando vienen no las dejamos escapar... Joder cómo se clava la estaca de Sergio hasta los huevos.... Menuda zorrona. Mírala como pone los ojos en blanco mientras se corre. Menuda pedazo de puta...

Al mirar veo como Carlos, que es el único que llevaba sus boxer puestos, se los está quitando rápidamente. Ante los ojos de todos aparece una polla completamente erecta, de unos 18cm y más delgada que las otras dos. Forma un ángulo perfecto de 90grados con sus abdominales y está totalmente recta, sin ningún atisbo de desviación hacia cualquiera de los lados. El muy cabrón se pone de pie, junto a Sergio y frente a mi madre, de tal forma que su polla queda a la altura de la boca de ella. Le oigo como dice:

Prueba esta cariño, que verás como con dos te lo pasas aún mejor...

Si lo de la otra noche fue humillante, esto lo es mucho más. No puedo creer que mi madre coja esa polla con una de sus manos y comience a mamar como una posesa mientras no cesa en su galope.

Jujujú, ¿qué te parece eso, amigo?. Menuda putona. Lo que yo te decía. Ni con una descomunal tiene bastante. Ahora necesita dos... y vaya mamona que esta hecha. Joder como la chupa. Menuda suerte tiene tu padre tío, de tener una puta así en su cama. Le debe de dejar agotado por las noches. Menos mal que ahora va a poder descansar al ocuparse estos de ella.... y por lo que parece está encantada con el cambio. Seguro que tu padre no le da tanta caña. Sabes si lo hacen mucho, dime... ¿se la folla cada noche? - me pregunta Jesús al oído

Tú estás enfermo tío, yo que voy a saber - le contesto

Te digo yo que tu madre es de esas tías que necesitan rabo a diario y que si no lo tienen en casa, salen fuera a buscarlo. Sólo hay que verla. Mira, mira, ha tenido que dejar de chupar porque se corre de nuevo.... Que gozada ver como folla. Menudo espectáculo. Las he visto putas, pero así en la vida... Joder con el Sergio, menudo cabronazo está hecho. A este no se le escapa una. Y ten cuidado porque a una de Zaragoza la dejó preñada hace dos veranos... A ver si vas a tener un hermanito... Con esa manguera que se gasta, el riesgo de barriga existe, ¿no crees? Je, je, je

No seas cabrón, mi madre no consentiría eso

Si no es que lo consienta o no, es que en una follada de estas la deje preñada sin más. Mírale que cabrón, como aprovecha mientras ella se corre para trastearla el ojete con el dedo. Como se descuide un poco lo mismo la dan por el culo...

No te lo crees ni tú, pedazo de cabrón. Mi madre no hace esas cosas. Y tu hermano y sus amigos son hijos de puta que la están violando.

¿Tú crees?, pues quien lo diría viéndola gozar así. Por como se esta corriendo no me lo parece... y el ver como disfruta sintiendo ese dedo en su ojete me confirma que está encantada con la experiencia. Mira, mira, ya le ha metido dos. Creo que vas a ver como dan por el culo a tu queridísima madre... Estoy seguro de que le va a gustar... ¿Lo ves?, ahí va Carlos... Menudo sándwich que van a hacer con ella...

Carlos empuja de los hombros a mi madre hasta que ella da con su pecho sobre el torso de Sergio. Se pone sobre ella, me mira, y comienza a apuntar su ariete sobre el culo de mamá. Antes de penetrarla le susurra al oído. Tranquila cariño, que sé que te va a gustar. Verás como gozas con dos pollas dentro. Si tu chochín es delicioso, tu trasero seguro que lo es mucho más.

¿Qué vas a hacer?, ni se te ocurra... - pregunta mamá

¿Acaso no te gusta por atrás?. Si te va a encantar. Seré igual de cuidadoso que tu maridito, ya verás...

Con él no hago esas cosas...

Mmmm, no me digas que lo tienes sin estrenar, cariño. ¿Pero cómo te tienen así en casa?. No sabes todo lo que te has perdido hasta ahora. A ese maridito tuyo habría que matarlo por no saber complacer a una hembra como tú. Lo único que has de hacer es relajar el culete y verás que pronto estás en la gloria. Vas a ver como gozas de un buen anal. Te voy a subir al cielo y, con otra polla como tienes en el chochín, el placer va a ser bestial. Te vas a correr como nunca. Dime que quieres probar y si no te gusta, lo dejamos. Dime que sí, mi amor... - le dice el muy cabrón sonriéndome

No sé, no lo he hecho nunca. Me da miedo...

¡Qué miedo ni que hostias!, vas a ver que gustazo. Verás lo que te has estado perdiendo... No sabes lo que hace que no pruebo un culo así. Por si no lo sabes, el tuyo es un señor culo, sí señor. Deja que sea el primero en entrar en él, Ana. Menudo gustazo me va a dar rompértelo. Siempre he querido probar el culo de una madurita maciza como tú. Relaja el ojete que allá voy. Deja que empuje...

Mmmm, me haces daño. Es imposible que entre. Déjame. No quiero seguir...

Psssshhh, paciencia que pronto empezará lo bueno. ¿Lo ves?, ya empieza a ceder... - dijo mirándome con una cara de salido que no podía con ella

En medio de un alarido, veo como Carlos entierra la cabeza de su polla en el culo de mi madre. Ella tiene la cara totalmente desencajada y Carlos permane inmóvil en su interior mientras le susurra que se calme, que lo peor ha pasado y que lo bueno está aún por llegar. Mientras, Sergio comienza de nuevo un lento vaivén en el interior de mamá, con el que parece conseguir que ella se relaje. De nuevo para y Carlos aprovecha para comenzar a presionar de nuevo...

Mmmm, ¿lo ves?. Ya empieza a entrar cariño ...

Más despacio...me lo vas a reventar

Así, así, suavecito y despacio. ¿Te gusta?

Sí, empieza a gustarme...

Lo sabía... Eres divina, me encanta lo estrechito que lo tienes. Me he follado un montón de culos pero nunca había estrenado uno, ni siquiera el de mi antigua novia. Es una maravilla lo estrechito y caliente que está. Ya tienes la mitad dentro princesa...

Oh sí, me gusta. Llevaba tiempo con ganas de probarlo pero nunca me he atrevido a confesárselo a Joaquín. Sigue...

Pues no sabe lo que se pierde, tienes un culo divino y voy a ser yo quien te lo abra. ¿Así que tenías ganas de probar el anal, eh? Deja que te la meta un poco más... - dijo sonriéndome de nuevo

Ohh, despacio...

Sí cariño, disfruta, que ya está casi toda en ti

No puedo creer que me hagáis esto, tengo dos pollas en mí...

Pues créetelo porque es cierto, y porque ahora sí estoy completamente dentro. Ahora empieza lo bueno, ¿verdad Sergio? Menuda hembra...

Alucino. No puedo creer que nada de lo que veo sea cierto. La voz de Jesús de nuevo en mi oído me devuelve a la realidad.

¿Te lo dije o no?. Tu madre es una puta ninfómana. Ahí la tienes con dos pollas dentro y comenzando a gozar. Menuda enculada le va a dar Carlos. Hoy va a saber lo que es que le den bien por el culo y con el pollón de Sergio en su coño. Menudo espectáculo. Voy a tener que pajearme viendo a la loba de tu madre en acción...Mira, mira como disfrutan de sus agujeros. Que cabronazos, se lo están pasando de puta madre y perdona por el comentario, je je je

Oh sí tío, noto tu polla dentro junto a la mía y yo no sé tú, pero yo no pienso parar hasta reventarla... - oí que decía Sergio

Y yo hasta que no riegue su culo de leche por primera vez... Esta tía es un cañón y parece mentira que no la follen bien en casa. No puedo creer que haya dejado su marido este culito para mí... Lo tiene divino - respondía Carlos sin apartar su mirada de mí

Joder, ya te había follado anita pero no pensé que fueses así de putilla -dijo Sergio a mi madre-. Si lo llego a saber te lo hubiese estrenado yo mismo. Jamás imaginé que te fuese a gustar tanto tener dos pollas dentro. Ves, ya te estás corriendo de nuevo. Menudos gemidos das. Los van a oír hasta en el pueblo...

No os preocupéis, que si la gustan tanto dos seguro que con tres se lo pasa mejor. Le voy a llenar la boca con mi polla para que no se la oiga tanto (añadió Víctor al tiempo que se ponía de pie en el colchón ofreciéndome su descomunal miembro, de nuevo erecto, para que comenzase a mamarlo)

No puedo más, tiene el culo tan estrecho que va a hacer que me corra de un momento a otro.

Pues yo en su coño aguanto todavía un rato... Aunque sigue teniéndolo increíblemente estrecho....

Ahhh, cómo entra ahora, cómo entra. Me corro.... Se lo voy a llenar de leche por primera vez. Ahhh, es divino...y creo que a ella también le gusta. Joder los espasmos que da, mirad como se corre...- decía Carlos al tiempo que comenzaba a regar el culo de mi madre y me miraba y sonreía

Los estoy notando en su coño..., qué espasmos da, tío - decía Sergio

Pues se estará corriendo pero a mí me la sigue mamando como si tal cosa. A esta tía nos la vamos a tener que seguir follando - respondió Víctor

Me quiero ir pero Jesús me sujeta impidiéndolo y me amenaza con meterme para dentro y que mi madre me descubra allí, en esa situación tan violenta para ella y más aun para mí. Jesús me dice "mírala esta en pleno apogeo". Le están dando por todos sus agujeros. Nunca he visto cosa igual. Menuda pedazo de puta que tienes por madre, tío. Ésta no tiene suficientes pollas ni aquí en el pueblo, ni en toda la provincia. Tenía que dedicarse a esto, tío. Con ella tu padre y tú os forrabais. Con un par de clientes al día retiraba a tu padre... y a vivir como marqueses. Con ese cuerpo y esas tetas los iba a encontrar en cualquier sitio. Te aseguro que medio pueblo pagaría por montarla así. Menuda yegua está hecha y lo que más morbo da es ver como disfruta, parece una perra en celo.

Mientras, veo como Carlos la saca del culo de mi madre y ella se alza un poco para seguir cabalgando a Sergio. Este aprovechaba para pellizcar y retorcer sus pezones y hace que mi madre se corra por enésima vez. Oigo a Sergio:

Ahora sí mami, ahora sí que estás bien abierta. Tienes el coño más cojonudo que he probado en mi vida. Oh siií, qué gustazo me da meterla otra vez por completo en él, hasta el útero. Disfruta con mi pollón y sigue corriéndote...

No puedo más, me matas de placer...

Sí mami, disfruta de mi rabo. Yo te voy a dar lo que necesitas. Que tetas más cojonudas tienes... no he visto otras igual. Siempre he querido follarme y preñar a una tía como tú. Te voy a hacer una barriga enorme". ¿Ya sabes lo que viene ahora, verdad?

No. ¿Qué viene?, no puedo más....

Ahora va a ser cuando me corra... estás a punto de ordeñarme el rabo, tigresa...

¿Te pusiste condón, verdad?

Sí, tú tranquila y no te preocupes. Confía en mí.....

Aguanta tío que yo no puedo más. Chupa Ana, chupa. Disfruta de mi leche calentita, ahhhhh, aaaaahhhhh

Veo al capullo de Víctor sujetar con sus manos la cabeza a mi madre, impidiendo que retire su boca al tiempo que empieza a eyacular. Mi madre intenta forcejear pero enseguida veo que desiste y que comienza a tragarse la leche que Víctor deposita en su boca. Él da unos bufidos que meten miedo. "Traga Ana, traga" le oigo decir mirándome a cada golpe de cadera que da. Enseguida por la comisura de los labios de mi madre resbala parte de la leche que va depositando en su boca

Hostia, vaya puta, - oigo que dice al tiempo que se la saca de la boca- Me ha dejado seco. Se ha tragado hasta la última gota. La de vitaminas que te he dado Ana, ¿eh?. Se ve que te gusta la leche recién ordeñada, je je je. Venga Sergio, acaba de follártela que tenemos que irnos. Llevamos casi una hora y media aquí.

Me viene Ana, me viene. Vas a ordeñarme de nuevo la XXL. Allá voy. Toma mi leche...

Aahh... ¿No te pusiste condón?

Sí, pero creo que se ha roto. No te preocupes que no va a pasar nada. Tú disfruta de mi leche

Mmmnn, que chorros noto ,me corro...

Sí tigresa, disfruta, aaaahhhh. Que gustazo me da llenarte el chochito. Toma mi leche, aaahhhh

Dios, no puedo mássss, noto el coño todo lleno

Sí cariño, te quiero preñar. Que gustazo. No dejo de imaginar esas tetas llenas de leche. Menudas ubres... Quiero que dejes de tomar esa mierda que tomas, que no te cuides y que le digas a Joaquín que quieres tener otro niño. Verás que guapo nos sale el hermanito que le vamos a dar a Mario. Quiero que te vayas del pueblo preñada y con el coño preparado para parir....

"Hostia que barriga le va a hacer a tu madre. Yo que tu iría a casa a pedirle un hermanito a tu padre para que se ponga manos a la obra y no le pille por sorpresa, jajajaja" me dice Jesús al tiempo que me suelta para comenzar a pajearse porque ya no aguanta más... Salgo llorando y corriendo de allí, dejando a mi madre en bolas en medio de aquellos energúmenos paletos.

Decidí no volver a pensar en aquello, pero el lunes cuando me levanté y salí al jardín vi de nuevo a Manuel y a Sergio, que hablaba con el ingenuo de mi padre. Parecía que la historia se repetía de nuevo... Mi padre le preguntaba cómo les fue el sábado en el ensayo. Llegué nuevamente hasta ellos cuando Sergio respondió, como siempre, con una sonrisa burlona en su cara:

De PUTA MADRE, Joaquín. ¿No te ha contado Ana? Menos mal que se pasó por allí un rato, a mitad del ensayo. Sin ella te aseguro que no lo hubiéramos podido hacer....

¡Qué cabrón! Volvía a responder con segundas como días antes. Volvía a mirar a mi padre y sobre todo a mí, con ese brillo en los ojos, con esa sonrisa burlona, que denotaba que disfrutaba con sus palabras... "Sin ella no lo hubieran podido hacer", menudo cretino. Y el ingenuo de mi padre, de nuevo dándole pie para que se volviese a mofar a su costa, sin él saberlo:

Me ha dicho que apenas tuvo que deciros nada, que sabíais más del tema que ella. Que lo hacíais realmente bien.

¿De verdad te ha dicho eso? Lo cierto es que sí que pareció gustarle o al menos eso nos dijo, jejeje. Pero que no sea modesta, di que SE ENTREGÓ POR COMPLETO, Joaquín. Nos ofreció su ayuda sin reparos. Sobre todo con Carlos, con él tuvo que hacer un ESFUERZO ESPECIAL... Hace un número difícil, con una entrada lenta DESDE ATRÁS, y poco a poco avanza por el escenario HASTA COGER UN RITMO INCREÍBLE. El resultado fue apoteósico porque no pensábamos que fuese capaz de hacerlo. Quedamos todos realmente impresionados... aunque creo que Ana la que más

Vamos, que ya domináis el asunto, ¿no?

Hombre claro, Joaquín. De eso no hay duda. Lo cierto es que estamos MUY SATISFECHOS de cómo salieron las cosas. El número final, con los tres a la vez, sorprende a cualquiera. Aunque tenemos que ensayarlo alguna vez más, intercambiando posiciones e incluyendo alguna variante... jejeje.

La que vais a armar en el pueblo... Aquí, que se escandalizan por nada...

Seguro Joaquín, seguro. CÓMO LA VAMOS A MONTAR EN EL PUEBLO ESTA SEMANA, LA VAMOS A MONTAR A LO BESTIA... y espera a ver, que lo mismo hay una sorpresITA final, estamos en ello... - respondió mirándonos y sonriendo nuevamente.

 

 

Este fue el segundo encuentro que me tocó presenciar y que me impactó mucho más que el primero. La imagen que tengo de mi madre ha cambiado desde entonces y con todo lo que sucedió después...

Os agradecería que me comentaseis lo que os ha parecido la segunda parte de la experiencia que ha tocado vivir este verano. Cualquier comentario dirigidlo a mi correo: mimadre.esninfo@gmail.com


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© mimadreesninfo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (37)
\"Ver  Perfil y más Relatos de mimadreesninfo
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)