Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.020 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.508 Miembros | 17.443 Autores | 85.074 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » MICRORELATOS » SEXO EN UNA FIESTA
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 11-Jun-08 « Anterior | Siguiente » en MicroRelatos

Sexo en una fiesta

XxXnenaXxX
Accesos: 17.606
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]
 -   + 
Mi novio aprovecho que sus padres no estaban para hacer una fiesta, en la que terminamos teniendo sexo... peor no solo nosotros... alguien mas tambien aprovechó la osuridad... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Era viernes en la noche y mi novio aprovechó que sus padres habían salido de viaje para organizar una fiesta.

Asistieron todos nuestros amigos, y la mayoría acompañados por sus parejas. Yo llevaba puesta una minifalda, botas hasta la rodilla y una blusa bien escotada, por lo que me robé las miradas de muchos chicos, la envidia de algunas mujeres que no conocía, y el deseo de mi novio, que cuando me vio de inmediato se acercó y me dijo al oído lo buena que me veía con esa ropita y el deseo que le causaba.

El ambiente estaba excelente; había buena música, trago y nos estábamos divirtiendo mucho.

Más o menos a la media noche, cuando ya todos teníamos nuestros tragos encima y la fiesta estaba de lo mejor, alguien apagó todas las luces, de tal modo que no se veía absolutamente nada; sin embargo esto no le molestó a nadie, por el contrario, todos pedimos que no las volvieran a prender.

Mi novio y yo estábamos bien pegaditos, bailando muy sensualmente y podía sentir como su pene se ponía más y más erecto. Por supuesto yo también estaba algo excitada y además el hecho de estar rodeada de tanta gente me hacía pensar muchas cosas que hacían que me calentara aun más.

Su pene rozaba mis nalgas y sus manos empezaron a recorrer mis piernas, mi cinturita y mis senos. Un ratito después metió una de sus manos por debajo de mi falda y empezó a tocar mi vagina por encima del cachetero negro que llevaba puesto esa noche, mientras que con la otra mano agarraba, tocaba y pellizcaba uno de mis senos.

Yo me calenté demasiado, y mientras el hacia todo esto yo buscaba su pene por encima del pantalón y lo agarraba con unas ganas incomparables.

Nos besábamos, nos tocábamos y no nos importaba tener a todos nuestros amigos alrededor, pues al fin y al cabo, nadie podía ver nada; pero algunas veces las demás parejas nos rozaban mientras bailaban y la sensación era aun más rica.

En cierto momento sentí que el pene de mi novio pasaba suavemente, entre mis piernas… ¡¡¡se lo había sacado!!!... y no me molestó para nada la idea; Me encantó.

El levantó mi falda y restregó su pene totalmente erecto por encima de mi ropa interior.

Me dí la vuelta y lentamente fui bajando hasta encontrarme con esa verga ardiente; me la metí a la boca hasta donde mas pude y con mis manos acariciaba sus testículos y el resto del pene que no podía entrar en mi boca.

Después de un rato de chupárselo me levanté y de nuevo me puse de espaldas hacia el. Levantó mi falda y bajó mi cachetero; metió un dedo en mi vagina, y luego dos y tres… Después se agachó e hizo que yo agachara mi espalda para que el pudiese lamer mi conchita y agarrar mis nalgas.

Que delicia… y para completar me di cuanta de que no éramos la única pareja teniendo sexo en la fiesta, pues a pesar de la música y el ruido escuché unos gemidos de placer a mi lado. Me acerqué y pude sentir el movimiento que hacían mientras realizaban la penetración.

Mi novio se levantó y en un segundo me embistió fuertemente provocando que mi cuerpo se fuera hacia adelante y chocara con otra pareja. Pero creo que por el ambiente ni siquiera se dieron cuenta.

El continuó con su mete y saca y mientras lo hacía me quitó la blusa. Me agarró de la cintura y me penetraba cada vez más fuerte; yo gemía durísimo y creó que algún chico (no se quién) me escuchó, pues al tiempo que mi novio hacía lo suyo, alguien llegó por delante y me puso su pene en la cara. Por un momento creí que se trataba de una mano, pero al cogerlo entre mis manos me di cuenta de que no… era un pene un poco menos grueso que el de mi novio, y en cuanto a su longitud no se nada, pues de inmediato lo solté y empujé al chico.

Después de todo esto nos dirigimos al cuarto de mi novio en donde continuamos haciendo el amor, pero esta vez con luz; el se encontraba sentado en el borde de la cama y yo sobre el pero no dándole la espalda sino de frente. Empecé a cabalgarlo y el mordía mis pezones duros de la excitación.

Metió un dedo en mi boca y después de llenarlo de saliva pasó a introducirlo en mi culito y luego introdujo otros dos. Me dolió ya que era la primera penetración anal, pero aun así el quería desvirgar ese culo que tanto le gustaba.

Me hizo mamarle y lubricarle bien el pene y prosiguió a penetrar mi ano; comenzó despacio y suave hasta que lo introdujo casi todo, e inició un mete y saca rápido un poco mas fuerte hasta que terminó de meter todo su pene en mi culito, que me dolía como nunca, pero bueno… terminé acostumbrándome y empecé a disfrutarlo.

El turnaba las embestidas entre mi vagina y mi ano mientras jalaba mi cabello y yo gritaba como una loca de placer.

Me dijo que se iba a venir y de inmediato me senté en la cama y el de pie puso su pene frente a mis senos dejando salir todo su semen sobre ellos y un poco en mi cara y mi cabello. Pasé mis dedos por el medio de mis senos y chupe un poco de semen. Debo decir que era la primera vez que lo probaba y la verdad a pesar de tener un sabor raro me gustó.

Nos acostamos y dejamos que los demás continuaran con la fiesta mientras nosotros dormíamos.

Al día siguiente… o debo decir ese mismo día a las 8 de la mañana nos despertamos y salimos a ver como había quedado todo después de la fiesta; aun habían algunos amigos durmiendo sobre los muebles de la sala; y al bajar vimos unos residuos de semen en el suelo. De mi novio no eran, ya que el no había eyaculado mientras teníamos sexo allí. Esto comprobaba que si había otra pareja haciendo de las suyas; o quizás… el semen pertenecía al chico que puso su pene en mi cara sin ganar nada… solo un empujón.

Nos metimos a la ducha juntos y estando allí nos acariciamos nuestros cuerpos mojados, nos besamos y volvió a penetrarme por el ano y la vagina, de una forma todavía más deliciosa, pues su pene estaba bien lubricadito por el agua.

Espero les guste.



Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (7)
\"Ver  Perfil y más Relatos de XxXnenaXxX
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)