Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.424 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.174 Miembros | 17.654 Autores | 86.452 Relatos 
Fecha: 01-Jun-08 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Mi primera vez de putita con mi tío

Pasivita Culona
Accesos: 54.141
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 3 min. ]
 -   + 
Mi tío me descubre y me enseña a ser una nenita. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Hola a todos, me decidí a contarles mis historias porque lo encuentro muy hot compartir cómo los machotes me han ido convierto poquito a poquito en una nenita calentona adicta a la verga =P.

Yo tengo 19 añitos, soy morenita, contextura normal, mido como 1.65, ojitos cafés, lampiño. Tengo algunos rasgos femeninos como mis caderas anchas, labios gruesos que ya se quisieran las famosillas operadas, y unas tetitas chiquitas pero naturales que llamaban la atención de algunos compañeros de cole.

Hace 2 años atrás, mis papás se fueron de vacaciones pero yo no pude porque aun no salía del colegio y quería prepararme bien para las finales, así que me quedé un fin de semana solita en casa.

Era sábado por la noche cuando viendo una porno en mi pc, me calenté y decidí jugar como lo había hecho antes ya. Encontré un baby doll negro que me quedó de maravilla, me puse unos tacones negros, pinté mis labios de color rojo, encrespé mis pestañas, me puse un poco de rimel. Fui al espejo y me veía muy putita pero linda. Puse un poco de música y empecé a bailar en la ala de mi casa, cuando siento que tipo 11 de la noche abren la puerta. Me quedé atónita al ver a mi tío Gabriel, pensé que estaría solita toda la noche pero no fue. Mi tío tiene 43 años, tiene algo de pancita, pero es muy masculino. Esa noche venía algo ebrio, pues traía una cerveza abierta en su mano.

-Vaya sorpresa que tengo acá… así que me sobrino es una puta, maricon – me gritó

- Tío, no es lo que parece… por favor no le diga nada mis papás- le supliqué casi llorando

- Ándate a tu pieza y quédate como estás para que tus papás vean cuando lleguen el hijo maricón que tienen o debo decir hija?

Me fui a mi habitación muy asustada y pensando en lo que pasaría en mi casa cuando llegaran mis papás y me vieran así… entre pensamiento y pensamiento me quedé dormida.

Al parece había pasado bastante rato cuando siento que mi tío abre la cama donde estoy y se acuesta a mi lado, estaba totalmente desnudo. Pude apreciar su barriguita y lo peludo que era! Su verga era de cómo de 19-20 cms no muy gruesa pero tenía una cabecita que daban ganas de lamer. Empezó a tocarme un buen rato mientras yo asustada me quedé quietecita.

Párate maricona – me gritó.

Se sentó a un lado de la cama y me ordenó acostarme en sus piernas dejando mi culito a su disposición.

Qué suavecito, te lo voy a romper hoy puta – me dijo con su ronca voz

Lo que quiera usted – le dije – pero por favor no le diga nada a mis papás

Vamos a ver – me contestó

Ahí comenzó a darme de nalgadas en mi culito, metió un dedito. Le dije que me dolía y me respondió que no le importaba. Tiró un poco de saliva y me metió dos, luego tres. Yo me sentía en el cielo. Su verga dura presionaba contra mi cuerpo, como amenazándome a que si yo no le obedecía, me partiría.

Luego me ordenó lamerle la verga. Me puse de rodillas para hacerlo, pero me dio una bofetada y me dijo qué él mandaba, que no tuviera iniciativa. Me dijo que me sentara con mi espalda contra la muralla y solo abriera la boca.

Le obedecí y metió su palo en mi boca, profundo. Apenas podía respirar. Él se movía como si estuviera culieandome. Cada 20 segundos la sacaba y yo podía respirar y él volvía a darme por mi boquita.

Me agarró y me puso en 4 patitas en el suelo. Escupió en mi culo y me enterró su verga. Yo grité.

Te duele puta? – me dijo

-Mucho tío, por favor pare

Así se la comen las putas, yo sé que te gusta así

Y diciendo esto me la clavó entera… yo sentí que mis nalguitas eran separadas completamente y estaba feliz a pesar del dolor, porque por primera vez me sentía una nenita de verdad… y un macho estaba ahí bombeándome por el culo y yo en cuatro patitas, sometida como una perrita.

Qué apretado tienes el culito Fran

Te gusta tío?

Si mucho, aaaahhhhhh, estaría todo el día dándote

Uy tío, no sabes cuanto necesitaba un pene en mi

Qué bueno zorrita, aquí lo tienes.

De pronto empezó a gemir más seguido, aumento su respiración y yo sentía mi culito hirviendo, mojadito, su pene latía y yo ahí disfrutándolo, tragándome su leche en mi culito.

Luego se paró, se acostó en mi cama y se durmió. Yo fui al baño y miré mi hoyito en el espejo, estaba abierto, coloradito y tenía la forma de su pene. Me cambié de ropa y me fui a acostar a la cama de mis padres.

Al día siguiente mi tío se levantó y me comentó que le dolía mucho la cabeza, que apenas podía acordarse de todo lo que había tomado la noche anterior. Yo sentí un alivio por eso.

Pero nunca olvidaré mi 1º vez con un hombre de verdad… aunque la siguiente vez tampoco estuvo nada mal… mis tetitas conquistaron a dos compañero de colegio más grandes que yo , pero eso se los cuento en el siguiente relato si es que este les gusta… espero sus comentarios

Kisses!



Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (20)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Pasivita Culona
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)