Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 10.068 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.434.191 Miembros | 17.228 Autores | 83.745 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » HETERO: INFIDELIDAD » CON LA MEJOR AMIGA DE MI ESPOSA (2)
[ +
Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos!
Webcams gratis, chats y mucho morbo y diversión!

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 15-Dic-07 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Con la mejor amiga de mi esposa (2)

Aresdeo
Accesos: 14.275
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 6 min. ]
 -   + 
Despues de gozar de un delicioso encuentro de sexo oral con la mejor amiga de mi esposa, la calentura nos lleva a una noche de intenso sexo. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Hola que tal, bien espero les haya gustado la primera parte de mi relato, así que arriesgándome a pensar que tal vez si, les contare ahora la segunda parte de la iniciación a desenfrenados encuentros con al mejor amiga de mi esposa.

Ahora bien continuando con la historia… después de aquella tremenda mamada proporcionada por Andrea, estuve indudablemente inquieto parecía burro en primavera y además mi mente no olvidaba cada detalle de aquella imagen de Andrea totalmente desnuda y arrodillada frente a mi con mi miembro hasta en la boca.

Los días pasaban y el coqueteo y las insinuaciones de ambos por teléfono cada vez eran mas atrevidas e insistentes a tal grado de que tanto el uno como el otro nos decíamos lo que nos haríamos la próxima vez. El tiempo volaba tan rápido que sin pensarlo habían ya trascurrido dos meses, yo no dejaba de maquinar a donde pondría perderme con Andrea, sin embargo la mayoría de ustedes estará pensando - ¿Qué no existen los hoteles? -, la opción no era algo aceptada por mi no quería que Andrea creyera que solo quería un simple golfa para pasar el rato cuando estuviera caliente, si esto se iba ha hacer tendría que ser en un lugar especial, y por aquella época mis posibilidades económicas no eran tampoco muy favorables.

Benditas las mujeres cuando tienen ganas, fue una tarde mientras estaba en clase, Andrea me llamo y me comento que una de sus amigas se casaría en un par de semanas seria en la casa de la misma en las afueras de Texcoco rumbo a Puebla, el asunto estaba puesto.

Con ansias esperaba el día, eso esas dos semanas se me hicieron eternas, con el correr de los días me las ingenie para buscar una buena coartada para que mi esposa creyera esa salida en Viernes para regresar hasta el otro día normalmente no tenia porque mentir ya que ella siempre me dejaba desaparecerme con mis amigos los fines de semana, obviamente no siempre claro, pero en esa ocasión sentí la necesidad de inventar algo mas critico, no se porque me paso esa idea por la cabeza.

El día esperado llego la boda comenzaría quedamos de vernos a las 5pm en la central de autobuses de San Lázaro (comúnmente conocida como la Tapo), cuando la vi tuve una tremenda erección instantánea producto de la ropa que llevaba puesta, llevaba unos pantalones pescadores a la cederá que no se como diablos había entrado su enorme trasero en tan poca tela, minutos después con su contoneo note indudablemente la presencia de una diminuta tanga, llevaba una blusa escotada y una chamarra de mezclilla, debido a que la boda era con gente de provincia pues era mas que obvio que no llevamos ropa de vestir muy formal, nos recibimos con un caluroso beso, y claro un disimulado pellizco en su delicioso trasero a lo que respondió con una sonrisa picara.

Cualquiera pensaría que todo el camino hacia la boda fue caluroso, pero no mi idea no era apresurar nada, era obvio que ambos teníamos ganas, y yo prefería calentar bien el agua antes de remojarme toda la noche, platicamos en el camino e intercambiamos un para de besos, al llegar a la casa de su amiga ella fue recibida con mucho calor fraternal por parte de todas sus amigas y de la futura feliz pareja, me presento y no como su amigo sino como su novio me pareció bastante valiente de su parte pero no me incomodo.

La boda dio comienzo, primero la misa luego la cena el baile y las copas pues comenzaron a fluir, la casa en donde estábamos era bastante grande obvio que el jardín era enorme y colindaba con un bosque y pues de habitaciones tenia las suficientes, particularmente yo no quería tomar mucho tenia la intención de estar en total sobriedad cuando el momento llegara, durante toda la fiesta no nos separamos por ningún motivo, las horas avanzaron la música seguía y el relajo también la fiesta no tenia aras de terminar nunca, Andrea se desapareció por unos instantes, y unos cuantos minutos después apareció de nuevo y me dijo ven, me guió hacia la casa entramos y caminamos por la sala subimos al primer, piso, al segundo, yo solo seguía su delicioso contoneo por detrás de ella sus caderas estaban deliciosas y era obvio que no nos apartamos de la fiesta para que me mostrara la casa el momento estaba por llegar, paramos en una habitación, abrió la puerta, la recamara estaba bacía solo tenia una cama, ella camino hacia la cama, yo venia por detrás, cerré la puerta con seguro tras de mi y de inmediato me acerque a ella.

Arrojo su bolos a un costado, y se quedo de espaladas mirando de reojo hacia mi, ella me estaba esperando, quite mi chamarra y la arroje a una lado, camine hacia ella y ella se quito su chamarra y la dejo caer al piso y removió un broche de cabello dejando su cabello suelto, la tome de sus pechos y se los comencé sobar sobre la blusa, al mismo tiempo que le daba besos y pequeños mordiscos en los hombros, ella solo suspiraba lujuriosamente, coloco sus manos sobre las mías y comenzó a llevarme en ritmo de la manera que ha ella le agradaba mas, no espere mas le safe la blusa, y desabroche sus sostén, sus hermosas tetas brincaron desperadas para ser chupadas, moje la punta de mis dedos con impropia saliva comencé a sobra lentamente sus pezones ella respondió restregándome sus nalgas en mi miembro que para ese momento estaba bien erecto ya.

Se dio la media vuelta y comenzamos a besarnos luego ella comenzó a desabotonar mi camisa y lentamente comenzó a besar mi pecho mientras yo acariciaba sus y delicioso trasero, se las arreglo para tumbarme en la cama y los besos pasaron de tiernos a calurosos y las mordidas eran cada vez mas duras pero ricas, ella se incorporo y camino hacia la puerta mientras tanto aproveche para sacar mis zapatos y el cinturón, se aseguro que estuviera bien cerrada dio unos pasas hacia mi se detuvo y se dio la media vuelta, yo me senté en la cama ella se giro y lentamente comenzó a quitar su pantalón la escena fue esquicita ya que se agacho por completo mostrándome su enorme y respetable trasero, la tanga que traía no dejaba nada a la imaginación se levanto de nuevo y camino hacia mi y me dijo te gusta lo que vez, yo respondí que si y ella solo agrego y que esperas para comértelo, le arranque su tanga y comencé a besarla.

Me hizo ponerme de pie y me desabrocho el pantalón y de un tirón quito todo, lo que le estorbada al hacerlo mi verga salio mas que lista y ella se hinco y comenzó a sobarme el palo muy lento y fue subiendo el ritmo poco a poco, de inmediato comprendí que de inexperta no tenia un pelo sabia hacer bien su trabajo, me la comenzó a chuparla después de unos minutos se levanto y me tumbo en la cama, se subió en mi se giro de espaldas y reposo sus nalgas en mi pecho me encanto cuando hizo eso comenzó a sobarme mas y mas rápido la verga y la oía gemir, se escupío las manos para llenarlas de saliva y que pudiera deslizar con mayor facilidad, yo estaba loco de placer y ella con una voz sensual me decía – te gusta como te soba la verga tu amiguita – yo solo contestaba si me encanta no pares, en un rápido movimiento coloco su nalgas en mi cara y se inclino para meterse mi palo de una sola bocanada hasta la garganta, me la estaba chupando riquísimo, al ver el enorme regalo que tenia yo al frente comencé mamarle su concha metía la lengua lo mas profundo, una enorme cantidad de jugos resbalaban de ella, comencé a trabajarla como se merecía y ella solo me respondía con gemidos y con una mamada aun mas rica, descubrí su riquísima dona, y me decidí a darle un buen beso negro, y al perecer creo le di al clavo con una de sus zonas erógenas, porque se puso como loca, intentaba agacharse aun mas para que mi beso fuera aun mas profundo, luego de que me la comí un buen rato ella comenzó a retorcerse y comenzó a gritar de placer, (esta vez pudo gritar con plena tranquilidad), ella solo gemía dejo de mamármela y se dio la media vuelta hacia mi comenzó a besarme.

Estábamos excitados con ganas, sentí su mano guiando la punta de mi palo a la entrada de su vagina, y después solo sentí un enrome placer cuando ella se ensarto de un solo golpe, comenzamos a coger tan rico, aprisione uno de sus pechos con mis boca y el otro con la mano la sobe hasta que nuevamente ella grito nuevamente, que rica cogida, me abrazo por el cuello y me dijo – móntame… a y otra cosa lléname de leche con toda confianza- de inmediato se giro y se puso en cuatro ofreciéndome su vagina espléndidamente abierta, me le fui encima y le ensarte la verga de golpe la galope como toda una yegua y el momento que estaba deseando se acercaba y con seguridad seria un orgasmo mutuo yo la embestía con fuerza y ella solo decía – si jodeme, jodete a tu zorra amiguita, jodeme con fuerza, jodeme por todas las veces que tu mujercita te deja con ganas, jodeme mas ensártame ese palo tan rico, hazme sentir orgullosa de ser mujer – todas esas palabras me calentaban a mas finalmente sin embargo lo del orgasmo muto fallo ya que ella me gano comenzó a gritar y gemir sin pena alguna y me pida mas y mas y mas, no soporte mas empecé a venirme dentro de su rica vagina, era tanta la excitación que me vacié por completo dentro de ella, ambos gritamos, caímos tumbados uno encima del otro.

El gozo no iba a terminar tan rápido, unos minutos no mas de cinco, cuando ella se incorporo nuevamente, y comenzó a jugar con mi verga, me dijo que nunca le habían hecho sexo oral por su ano, pero que lo que yo había hecho le había encantado y que quería repetirlo, con sus labios incorporo rápido a mi verga y logro que se pusiera bien firme, de nuevo se volvió ensartar en mi verga y cogimos una vez mas, la noche avanzo entre gemidos y gritos terminábamos tumbados y unos minutos después el uno o el otro comenzaba a calentar nuevamente las pilas de ambos y nuevamente lo hacíamos, hasta que llego un momento que caímos rendimos y finalmente caímos rendidos, los cuando me recosté note los vidrios de la ventana bastante empañados, ambos estábamos empapados en sudor, la cama estaba llena de sus jugos mezclados con los míos, y la habitación estaba impregnado con su aroma.

Este solo fue el principio de muchos mas encuentros después de todo siempre seriamos buenos amigos, y por lo menos nunca me he salvado de una agradecida mamada cada vez que voy a su casa ella se las ingenia para terminar chupándomela y yo pues ni modo que me haga el difícil o si, después de todo es mi la mejor amiga de mi esposa.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Aresdeo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Aresdeo
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)