Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 12.900 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.638 Miembros | 17.596 Autores | 86.160 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » MI ESPOSA CECI Y SU HERMANA CARO
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 17-Sep-07 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Mi esposa Ceci y su hermana Caro

atrevido
Accesos: 184.287
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Mi cuñada chupándome la verga y mi esposa por un lado tratando de mamarmela también, ante esta situación no me quedó más que responder...(fotos) Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Mi esposa Ceci y su hermana Caro.

Hoy es el día de mi cumpleaños, ya para acostarnos mi esposa me salió con que me tenía una pequeña sorpresa, ya que en todo el día no nos habíamos visto por cuestiones de trabajo; pues bien, y cual es la sorpresa le pregunté pensé que no te habías acordado….

 

En eso sonó el timbre de la entrada del departamento, salió ella a ver quien tocaba, y si que era una sorpresa, había llegado su hermana Carolina…pensé, ya se me aguo la fiesta, para de aquí a que se vaya, se hará más tarde y de seguro no habrá nada de nada… no fue mi noche…y con las ganas que tenía de peinarme a mi esposa..ya había fantaseado con ella, como la iba a poner, como se la iba a ir metiendo y hasta como le bañaría sus pechos con mi leche…en fin…a ver si mañana…que inoportuna era mi cuñada…

 

Se saludaron con risas, demasiadas risas escuchaba yo, realmente no era muy común que rieran tanto, ellas se parecen mucho en la boca grande que tienen, como para comerse una buena tranca, unas enormes tetas para alimentar a diez náufragos y claro fogosas y golosas como ellas solas, mi cuñada, sin que sea una descarada, de vez en cuando me da entrada como para irme "sobres", pero, no pasa de que me caliente y nada más, no me he atrevido a cogermela, ganas no me faltan, pero todavía no estoy seguro de que me las "afloje" …una que otra vez hasta he soñado con ella en pleno agasajo, pero siempre llega mi esposa a la hora de venirme y se me ceba la función…

 

Tardaron un poco con sus risas, que era lo único que alcanzaba yo a escuchar, pensé, han de estar contándose sus aventuras, ya que mi cuñada es soltera y sin compromiso, supongo que aprovecha las oportunidades de llevar algún pajarito a su nido ni modo que sea abstemia, pero viéndolo bien, estaría bueno darle un pequeño "llegue" a ver si jala y bueno, nada se pierde con probar…cualquier día de estos a ver que oportunidad se presenta y veremos…

Como no regresaba mi esposa, seguí recostado en la cama, esperando a ver si se iba mi cuñada y podía disfrutar de mi cumpleaños, ya que cuando menos una buena cogida le daría a mi esposa, ya me andaba por tenerla desnuda, acariciando sus enormes tetas y sintiendo como poco a poco se va mojando su vagina a medida que la voy calentando..

 

Escuché muy apenas que las dos se iban acercando hacia la recámara…mi esposa le pedía silencio a su hermana…si que era un misterio…dos mujeres secreteándose hay que tener cuidado pensé…algún presente me ha de traer mi cuñada, que más puede ser con tanto misterio, eso debe de ser…de improviso entraron las dos y como fieras

 

se me vinieron encima, mi esposa me desabrochó el pantalón y mi cuñada se fue directo a mi verga….

…en un santiamén mi cuñada estaba prendida de mi verga dándome una soberana mamada…increíblemente sorprendido por esta relampagueante acción no sabía que hacer, mi cuñada chupándome la verga y mi esposa por un lado tratando de mamarmela también, ante esta situación no me quedó más que responder con mi falo endurecido, que de por sí ya estaba yo caliente...

 

Mi esposa se hizo de mi verga y empezó a chuparmela como es su costumbre, succiona con fuerza y maestría, mi verga como por encanto al sentir su boca, se pone tensa a punto de reventar...ella es demasiada caliente e insaciable, abrió sus piernas, y le metí mano, su pantaleta de seda me excita cuando le empiezo a acariciar su rajada, ella abre más y más sus piernas para darme todo el espacio de su vulva para acariciarla...mi cuñada que como lo sospechaba es también una golosa insaciable, siguió lamiendo lo largo de mi verga, enloqueciéndome las dos con sus deliciosas lamidas...

  

Insaciable y depravada resultó mi cuñada, le bajó la pantaleta a su hermana y empezó a lamerle por atrás la vagina, a la primera lamida mi esposa no aguantó la caricia y me mordió la verga, haciéndome gritar y estremecerme del placentero dolor, así se estuvieron un buen rato, haciéndome un magistral trabajo de sexo...

 

Luego entre las dos me desnudaron, me dejaron en "pelotas" y como fieras atacando a su presa, mi cuñada me mamaba la verga mientras mi esposa y yo nos besábamos con ansias, por que ahora si que la estaba gozando, teniendo a las dos hermanas en plena faena sexual fue para volverme loco de lujuria.

 

La caliente de mi cuñada fue la que se desnudó primero de las dos, se empinó dándome su espléndido culo, un delicioso culo, espectáculo delirante contemplar empapada toda su vagina, se la acaricié con mis dedos y se estremeció de placer, le presione su clítoris endurecido tanto por lo caliente que ya estaba, como por el contacto de mis dedos, le di unos toques con la punta de mi verga para irla preparando, se la pasé por toda su vagina, la que empezó a palpitar y a escurrir abundantemente, luego la tomé por las caderas y ya que la tenía bien afianzada, le deslicé la verga hasta el fondo, gimió como desesperada y todavía en su espasmo alcanzó a decir:

_ Luis....que me enloqueces cariñoooo ¡!!!!!!...que afortunada eres Ceciiiii !!!!! gimió como desesperada, gritando máaaaas miguel, máaaaaas, dame más verga migueeeeel...

_ Te gusta hermana ?...deja que te la meta toda...verdad que la tiene bien rica Caro ? intervino mi esposa.

 

 

 

La empecé a bombear con furia y lujuriosamente, mi esposa por debajo lamía el clítoris de su hermana y recibía los líquidos que salían de la vagina con cada embestida de mi verga, que entraba y salía desenfrenada gozando a mi cuñada...

 

 

Eufórica mi esposa me recostó sobre la cama y empezó a masturbarme y su hermana me lamía ansiosa las ingles, rozando con su lengua esa parte sensible próxima a los guevos; realmente las dos son expertas sexuales...mi esposa estaba feliz compartiéndome con su hermana, yo al borde de vaciarme, no sabía como hacerle para controlar la situación, pues ellas me manejaban a su antojo...

 

 

Mi esposa volvió a mamarme la verga, a saborear los jugos impregnados de la vagina de su hermana...

_ "Ceci", le dice mi cuñada a su hermana, colócate encima de mí, quiero que miguel te coja y yo pueda mamarte la rajada hermana...

 

 

_ Sí "Caro", como tu quieras esta noche vamos a cogernos a mi marido, entre las dos vamos a dejarlo sin fuerzas y sin ánimos de levantarse mañana...

Y diciendo esto, se colocó boca arriba abriendo sus piernas y encima de ella mi esposa, a la que le metí de un empujón toda mi verga, a ella así le gusta, que se la ensarte de un solo empujón, dice que siente como en un instante mi trozo de carne la perfora sus entrañas y la desquicia de placer...

_ Aaaggghhhhh !!!! resonó en la recámara el alarido de mi esposa cuando le ensarté totalmente la verga y mi cuñada le lamía furiosamente su vagina...

Atrapada como estaba entre mi cuñada y yo, y las embestidas que le daba, la hicieron venirse copiosamente...un orgasmo como no se lo había podido sacar en todo el tiempo que hemos cogido ni de novios ni de casados, se estremecía a cada contracción de su vagina expulsando sus ardientes jugos, y mi cuñada embistiendo también con su lengua la vagina de su hermana y mi verga, cada vez que entraba y salía de la rajada de mi esposa...

 

La acosté boca arriba, su hermana le abrió las piernas y le puso la vagina en la boca a mi esposa, lamiéndole toda la vulva y sus ardientes labios vaginales, yo empecé a meterle la verga y mi cuñada con su dedo acariciándole el clítoris, la hicimos bramar de placer...

Las dos gemían desesperadas, se estremecían y se retorcían ansiosas de alcanzar nuevamente el orgasmo, orgasmo que yo quería también precipitar en ellas y mantener mi verga erecta para seguir enloquecido disfrutando el cumpleaños más feliz de mi vida, el regalo de mi esposa más inesperado y envidiable, su golosa y fogosa hermana "Caro"...

_"Caro", dijo mi esposa, quiero ver otra vez que Miguel te meta la verga, quiero verlos gozar a los dos hermana, hazlo feliz...

Carolina, muy obediente se tendió en la cama abrió sus piernas y le metí la verga en su mojadísima vagina, mi esposa al vernos coger, empezó a masturbarme la verga cada vez que se la sacaba a su hermana en cada bombeada que le daba.

Después de estar cogiendome a mi cuñada, mi esposa tomó mi verga y me la empezó a mamar y a masturbar ansiosamente, y ahí fue donde no pude más y soltando chorros de leche caliente, me vine en la boca de mi esposa, ella se tragó mi semen y como pude le saqué mi verga de su boca y terminé de venirme en la boca de mi cuñada...

 

"Caro"me la chupó succionándome hasta la médula, casi sentía que me desbarataba al estar exprimiéndome la verga con su boca...

 

Su hermana le arrebató mi verga y se puso a mamarla, quedando las últimas gotas de semen en la boca de mi esposa y mi cuñada con su cara llena de leche, la leche de su cuñado.

Nos tendimos los tres en la cama a reponernos de esta batalla sexual, se abrazaron a mi y al cabo de unos instantes las dos acariciando mi flácida verga, me dijeron: feliz cumpleaños Miguel, gracias por complacernos...

_ Si cuñado, estuvo fenomenal...estoy agotadísima...

_ Las maravillosas son ustedes intervine yo, para agradecer tantos halagos...me han dejado para el arrastre...ni de soltero había cogido como ahora...están buenísimas...

A partir de ese día, mi cuñada mi esposa y yo, hacemos el trío, que tal vez no es un trío perfecto, pero nos cogemos sin limitaciones de nada, la pasamos bien y ellas se reparten mi leche y mi verga lujuriosa y apasionadamente como buenas hermanas.



© atrevido

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (23)
\"Ver  Perfil y más Relatos de atrevido
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)