Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.756 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.353 Miembros | 17.562 Autores | 85.858 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » TRIOS » LOS TRES CALIENTES COMPADRES Y MI MUJER
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 10-Sep-07 « Anterior | Siguiente » en Trios

Los tres calientes compadres y mi mujer

Frank
Accesos: 83.054
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 16 min. ]
 -   + 
Siguen cada vez mejores las fiestas con Mari. Una foto para los muchos amigos que la han pedido. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Los tres calientes compadres y mi mujer.

Hola: Hace rato que no les he contado nada. Déjenme platicarles que las fiestas no han faltado, y como siempre mi esposa Mari está en el centro del desmadre.

Luis terminó su trabajo en Monterrey y regresó a nuestra ciudad, obviamente mi mujer le dio la bienvenida con las piernas abiertas. (Perdón quise decir con los brazos abiertos) Luego lo hospedamos en casa como veinte días en lo que remodelaba su departamento, pues lo había rentado. Saben lo que fue eso con mis hijos de vacaciones, solo había momentos fugases pero nos dimos nuestras mañas.

Hemos tenido algunos encuentros con nuestros compadres Pepe y Paty, que viven una eterna luna de miel, (bueno un poco de miel la ponemos Luis y yo) cuando vienen a visitarnos se hospedan en el departamento de Luis y hacemos unas "fiestotas" los cinco que ya se podrán imaginar. Creo que cinco es un número mágico para las buenas "fiestas".

Bueno; pues lo que les voy a relatar; es que mi compadre Pepe tiene que venir a la ciudad para arreglar unos asuntos, Paty no puede venir, por que con los dos niños pequeños no le es fácil viajar.

Paty le llama por teléfono a mi mujer comentándole:

Hola comadrita como están…. ¿Que cuentas de nuevo? ¿Como van las fiestas con Luis?

Excelente por aquí todo muuuy sabroso. Que gusto me da saber de ustedes. ¿Cuando vienen? Le preguntó mi mujer.

Pues fíjate que desgraciadamente no puedo ir por que mis padres se fueron de vacaciones y no hay quien cuide a los niños, pero Pepe tiene que ir a arreglar unos asuntos de trabajo, así que te lo encargo mucho comadrita, no se valla a ir por ahí de cabrón.

No te preocupes de nada, yo te lo cuido muy bien…. Je, je.

Yo lo sé…. Pepe está con muchas ganas de verlos, sobre todo a ti comadrita, se muere de ganas de darte una buena cogida. Ja, ja, ja.

Me parece muy bien; pero no me lo mandes tan bravo, por que solo tú lo aguantas con esa vergota que tiene. Por favor quémale un polvo doble antes de que salga para acá.

No te preocupes comadrita te lo mando bien cogido. Salúdame mucho a mi compadrito y a Luis, diles que les mando un besote, y que tengo muchísimas ganas de "saludarlos" personalmente.

OK…. Yo te los saludo pórtate mal y cuídate mucho, Bay.

Pepe llegó el sábado al departamento de Luis. De inmediato nos llamaron, por teléfono para avisarnos que nos invitaban a comer.

Les dije que salíamos para allá, ¿que les llevamos? ….. Nada solo su presencia.

Mari estaba radiante con unos jeans totalmente pegados a sus respingonas nalgas, una blusita blanca muy corta tipo top con botones al frente con una chamarra de piel, pues el día estaba muy frío y lluvioso.

En el camino le decía a mi esposa que cogida te vamos a dar, estás preciosa. Mientras le acariciaba su panocha por arriba de sus pantalones, ella me besaba mi oreja y me susurraba al oído;

Estoy muy caliente Papi………… Es que me tocan tres para mi solita.

Llegamos al departamento de Luis, y nos recibieron con un abrazote, Mi esposa se quito su chamarra y le llovieron piropos. Luis de inmediato nos sirvió unos tequilas, y brindamos por el gusto de vernos, había bastantes botanas y cervezas, Pepe no le quitaba los ojos a las nalgas de mi esposa, mientras Luis se deshacía en atenciones para mi mujer, ofreciéndole botana, tequila y mil cosas más.

Nos sentamos a conversar de mil temas, Pepe nos decía que su esposa se quedó muy triste por no podernos acompañar, tenía muchas ganas de echarnos un polvo, pero bueno pues será en otra ocasión, que le vamos a hacer. Ahora nos vamos a tener que desquitar con Mari…. Mientras feliz se frotaba sus manos.

Mi esposa reía nerviosamente con sus mejillas bien rojas, y nos dijo con voz melosa:

Pero me lo hacen muy suavecito, luego eres muy brusco Pepito y me lastimas mi panochita. A su salud.

Empinó a fondo su copa de tequila. Luis de inmediato rellenó las copas, y empezó a decirle a mi mujer:

¿Te puedo desabrochar dos botones de tu blusita?..... Pues es que estás muy bella pero vienes muy tapada.

Es que hace mucho frío replicaba Mari…. Bueno; pero solo dos condicionaba ella.

De inmediato Luis feliz con una sonrisa brinco frente a mi esposa, lentamente y mañosamente le desabrochaba un botón rozando con las palmas de sus manos los pechos de Mari, luego repitió la misma operación con el segundo botón, quedando el canalillo de sus tetas a la vista de todos, mientras Pepe gritaba ¡así está mucho mejor!......... Que ricas se te ven, estás buenísima nos deberías de modelar tus pantalones.

Luis ponía un CD. De música Brasileña y mi mujer empezó a bailar al ritmo de la zamba moviendo muy sabroso sus nalgas en la cara de Pepe, que no parpadeaba estaba absorto con la boca abierta, mientras Mari nos sonreía a Luis y a mi, luego giró y se inclino moviendo sus tetas hacia la cara de Pepe que no le perdía la vista, intentó desabrochar otro botón de la blusita, pero Mari giró rápidamente y moviendo sus nalgas se acercó con una sonrisa a Luis y a mí para pasearnos sus tetas por nuestras caras, obviamente el manotas de Luis le desabrochó otro botón a la blusita mientras yo le metía mano en sus tetas que en ese momento reventaban su micro sujetador.

Luego giró de nuevo y nos movía sus nalgas como toda una profesional Luis gritaba; ¡eres la reina! ¡Que ricas nalgas tienes! Y se las acariciaba, Mari se alejó bailando hacia Pepe al cual ya se le notaba tremendo bulto en sus pantalones, le acercó las tetas a su cara, de inmediato él se las besuqueaba mientras mi esposa le acariciaba la verga por arriba de su pantalón. Sus nalgas apuntaban hacia Luis y no paraban de moverse, que buen show nos estaba dando, nos tenía a los tres con las vergas bien paradas y eso que estaba totalmente vestida, en eso terminó la música, y nos dijo:

Uff…. ¿Que les pasa? están que revientan sus pantalones. Parece que sí les gustó el bailecito, ¿verdad?

Tomó su vaso de cerveza y brindó por los"tres calientes compadres".

En ese momento se escuchaba un bosanova lento y Luis brinco a bailar con ella oprimiéndola contra su cuerpo, mientras le acariciaba las nalgas. Se frotaban sus sexos al ritmo de la música, luego se besaban con mucha pasión.

Pepe no aguantó más y se levanto a "bailar" por detrás de mi esposa, restregando su vergón en las nalgas, corriendo sus manos dentro de la blusita besando sus orejas, un momento después mi mujer giraba lentamente entre ellos, para seguir "bailando" y besando ahora a Pepe.

Mientras el manotas de Luis ya le había desabrochado el brassier y le sacaba la blusa Mari le decía que hacía frío, pero estaba calientísima y se quedó con las tetas al aire, Luis desde atrás le desabrochaba el cinturón y le desabotonaba el pantalón, a mí se me reventaba la polla de ver todo show que estaban haciendo mis dos amigos con mi mujercita.

Pronto estaba Luis hincado bajando el pantalón junto con la tanguita, cuando al fin se lo sacó, se abalanzó entre las nalgas de mi mujer hundiendo su boca y lengua, mientras que Pepito no perdía el tiempo pues se estaba tragando con ansias los pezones de Mari que gemía de placer por el trabajito que le estaban haciendo mis amigos.

Pepe fue descendiendo por el vientre, mientras Mari separaba más sus piernas, uno le besaba, lengüeteaba y chupaba su culito, mientras Pepe le mordisqueaba su clítoris y le daba lengua en el coño con todas sus ganas, las piernas de mi esposa temblaban con un orgasmo bien fuerte, jadiaba y gemía mientras ella sola se pellizcaba los pezones, me volteaba a ver con una cara de lujuria preciosa.

Yo me fui preparando y me desvestí, para poder ganarles la paloma a mis amigos, cuando Mari terminó su orgasmo, ellos se pusieron de pie para desvestirse, mi esposa me vio desnudo sentado en el sillón con la pinga bien dura, y corrió hacia a mí y se sentó en mi verga, entró de un solo empujón pues estaba súper mojada y ardiendo me cabalgaba como nunca apretándome con su perrito lo más que podía, jadiaba y gemía con todo se tragaba mi lengua.

Un momento después, a centímetros de nuestras caras teníamos por cada lado una verga bien tiesa mi esposa tomó una en cada mano, las pajeaba y chupaba con desesperación se rozaba sus pezones con las cabezas de las pollas para luego mamarlas con todas sus fuerzas y restregar una verga con otra y pasar su lengua entre las dos, y todo ocurría a unos centímetros de mi cara.

La polla de Pepe se veía impresionante, Mari se la tragaba al fondo de su garganta, Luis se separó y se fue a sacar algo que tenia guardado en un jarrón, era un tubo de lubricante, el cual le aplicaba a mi mujer en su culito, cuando Mari sintió los dedos de mi amigo dilatando su culito se inclino totalmente sobre mí. ¡La verga de Pepe estaba casi en mi boca!, le saque casi toda mi polla para que Luis se la pudiera clavar fácilmente.

Un instante después pude sentir como Luis la penetraba lentamente por el culito, cuando mi amigo retrocedió yo se la empujé a fondo, y así estuvimos alternando las embestidas el orgasmo de mi esposa era tremendo se le convulsionaban las nalgas y piernas, sus gemidos eran ahogados por la vergota de Pepe la cual pajeaba con desesperación con la mitad metida hasta su garganta, era todo como película porno con sus tres hoyos ocupados.

Con el orgasmo tan intenso de Mari, Luis y yo nos descontrolamos y le dábamos un metisaca rapidísimo, Luis le estrujaba las nalgas con todo jadiaba y bufaba, mi mujer gritaba y gemía cuando la polla de Pepe se lo permitía, luego sentí como Luis le encajaba a fondo su verga y se corría con grandes espasmos, ¡todo lo sentía en mi polla!

De inmediato empecé a jadiar, y a venirme a lo bestia llenando de leche el coño a mi mujercita que respondía con otro orgasmo, mamando con todo la polla de Pepe que con respiración entre cortada jadiando le llenaba la boca de semen que Mari intentaba tragar, pero no podía los siguientes disparos le daban en las narices, mejillas, era una cantidad brutal de leche que regaba Pepe, me bañó mi cuello y pecho pues no me podía quitar con mi señora encima casi desmayada de placer, así que me toco un buen chorro, luego mi esposa cuando se recuperó para acabarla de joder me dio un besote de lengüita en mi boca, pasándome buena cantidad de la leche de Pepe. Exclamando con su rostro empapado:

¡Gracias Papi por haberme hecho tan puta!...... ¡Que ricoo!……. Te quiero mucho.

Mi esposa y yo corrimos al baño para asearnos, pues yo no aguantaba lo pegajoso de la leche de Pepe en mi cuello. Mari estaba de pie, con el excusado entre sus piernas le escurría leche por todos lados mientras me confiaba:

Mira Papi como sale leche de mi culito ¿no me lo dejó muy abierto? Y se inclinaba para mostrármelo, no mi amor lo tienes precioso. (Ya se me estaba parando la polla de ver a mi "inocente" mujercita llena de leche por sus tres hoyitos.)

Cuando Salí del baño me encontré a mis amigos desplomados en el sillón con las vergas flácidas y empapadas de jugos que todavía les escurría. Que les pregunto; ¿que tal estuvo?.......... ¿Les gustó?

Uff, estuvo buenísimo; que mujerona tienes coge riquísimo. Y que forma de mamar recalcaba Pepe, nunca me han mamado así, y mira que Paty lo hace bastante sabroso pero no con la pasión que le pone tu mujer está deliciosa por donde la veas.

Les rellenaba las copas de tequila, brindaban por la mujer más rica del planeta y tomamos la copa de un solo trago, mientras las volvíamos a rellenar.

Mari salía del baño envuelta en una toalla, y nos decía:

Que bárbaros me dejaron bien llena de leche por todos lados, parecen náufragos sobre todo tu Pepe que corridota te diste mojaste hasta a mi maridito…… Ja, ja, ja.

Pepe le acercaba una copa de tequila a mi esposa, y brindaba con ella diciéndole:

Es que la verdad mamas riquísimo, lo haces con una pasión que lo dejas a uno alucinando, tu eres de las mujeres que nacieron para el sexo estás preciosa y tienes todas las cualidades de una estrella del cine porno.

Luis asentía en verdad nunca he cogido con alguien como tu, eres muy especial sabes dar y recibir placer en todas las formas, además que tienes unos atributos tremendos como tu "perrito" con el cual lo dejas a uno bien ordeñado ¡y que nalgas y tetas tan ricas tienes! mamacita. Con la plática a los tres se nos estaba alborotando la pinga.

Mi esposa muy sexy nos preguntaba; ¿les parece que estoy buena?... Mientras se quitaba la toalla y daba una vuelta mostrándonos su desnudes a plenitud con un rico y cadencioso movimiento de nalgas. Todos estábamos contemplando a Mari con la boca abierta. De repente mi esposa para su show y le dice a Pepe:

Pinche Pepe; siempre que nos invitas a comer nos dejas plantados, ya son casi las cinco cuarenta y yo aquí moviéndoles las nalgas con un hambre de la chingada.

Y dirigiéndose a Luis le exclamó:

Y luego este par de cabrones me llevan a un restaurante con minifalda y sin ropa interior, para que mientras comen los señores me estén metiendo el dedo en mi panochita, se sienten Romanos los muy bueyes y soltó una carcajada.

A poco eso te hicieron estos cab….alleros, ¿te llevaron a un restaurante con minifalda y sin calzones? Y luego ¿te dediaron la panochita?

Siií……. Asentía mi esposa con una carcajada, estaba tan caliente que casi me follo al mesero que bien que se dio cuenta de lo que pasaba.

Pepe le decía apenado: Perdón pero la culpa la tienes tú, pues estás tan buena que quien piensa en comer cuando uno te ve, además el que ahora dijo que nos invitaba a comer fue Luis.

Luis nos comentó: Bueno yo sí me preparé, como el día está horrible y no para de llover les tengo unos espaguetis y dos pollos asados a la leña con sus papas fritas, si gustan comemos de una vez por que ya hace mucha hambre.

Luis nos prestó unas camisetas y unos shorts, mi mujer se vistió por que hacía mucho frío, y nos fuimos a la cocina a calentar la comida, mientras seguíamos bebiendo cerveza con tequila y echando desmadre los cuatro, mi mujer le contaba a Luis lo ocurrido aquel día..

Después de comer, Luis descorchó una botella de cava, luego de unos brindis en que Luis y Pepe tenían una mano en las nalgas de mi mujer, y la besaban simultáneamente en sus mejillas y boca nos fuimos muy prendidos a la sala, Mari llego sin pantalones pues en el camino entre mis amigos se los quitaron.

Mi esposa estaba caliente y muy alegre, bailaba con su tanguita de hilo moviendo sus nalgas con su blusa como top con las tetas de fuera del sujetador, con otra copa de cava en la mano se sentó en un sillón con las piernas abiertas masturbándose su coñito por arriba de la tanga nos preguntaba con voz melosa ¿quien me va a coger?

Pepe de inmediato grito; ¡a mí me toca! yo no te he cogido hoy, mira ya estoy listo bajando su short brincó su verga bien tiesa se la pajeaba lentamente luciéndola en todo su esplendor.

Está bien Pepito pero deja que Luis me la abra un poquito, por que tú me vas a lastimar con tu cosota.

Luis de inmediato le bajaba la tanguita, y la jalaba a la orilla del sillón quedando la rajita abierta y la lengua de mi amigo recorriéndola toda chupando su clítoris mientras Pepe recibía una súper mamada de polla, mientras yo disfrutaba del morbo de ver a mi esposa como actriz porno. Me jalaba suavemente la polla y oía los suaves gemidos de Mari con su boca llena verga.

Entonces Luis se recostó en el tapete y le dijo ven Mari cógeme, mi esposa lo vio de reojo y sin soltar la polla de Pepe se hinco sobre la verga de Luis que lentamente desaparecía toda, subía y bajaba lentamente sus nalgas, su mano no dejaba de pajear suavemente la polla de Pepe que se veía enorme, Pepe grito ¡Te quiero follar!.... Ya dame chance, entonces cambian posiciones.

Pepe se recuesta boca arriba y Mari se hinca sobre su verga, se la centraba y repasaba la cabezota en su coñito, haciendo un gran esfuerzo poco a poco se la fue clavando, mi mujer gritaba y jadiaba muy fuerte, cada vez se movían más rápido las nalgas de Mari, Pepe le estaba dando con todo.

Luis, con ojos de plato veía a centímetros la escena, sobaba y apretaba las nalgas de mi mujer que en ese momento tenía un orgasmo tremendo, se le veía empapada la verga de Pepe de los jugos de mi esposa, Luis tomo su frasco de lubricante y empezó a untar en su culito.

La golosa de mi mujer al sentir los dedos de Luis se recostaba totalmente sobre Pepe, y casi se sacaba la polla de su coño para que la penetrara, Luis batalló un momento le abría las nalgas y se la estaba metiendo por el culo, mientras Pepe le daba tremendos empujones en el coño, era alucinante la escena ver a mi mujercita con dos vergas, bien clavadas Mari estaba como desmayaba solo sollozaba y gemía.

Yo prefería permanecer al margen, por que estaba disfrutando intensamente el show que me estaban regalando mi esposa y mis dos amigos.

Tomé la cámara digital de Luis y la oculté debajo de la ropa que estaba en el sillón, por que en ese momento Pepe le pedía a Luis cambio de posiciones, como mi mujer estaba totalmente en orbita por las copas y la cogida recibida no dijo nada.

Entonces Luis se recostó boca arriba y Mari inmediatamente de un sentón se metió toda la polla de Luis. Se nota que Pepe le dejó bien abierta su panocha por que le entraba con toda facilidad, Mari gritaba que rico me estás cogiendo Haaaggh mientras Pepe le acercaba la polla a la boca, mi esposa le daba unas mamadas tremendas y lo pajeaba a toda velocidad, (yo me imagino que Mari pensó; mejor lo acabo ahora antes de que me rompa el culo)

Pepe gritaba que la quería follar por el culito, mi esposa no lo soltaba lo seguía mamando con todo. Tomé la cámara y al momento que Pepe se separaba salió esta maravillosa foto. (Todos me mentaron la madre por tomar la foto)

Pepe se acomodó atrás de mi esposa, estaba feliz por que al fin se le iba hacer culiarse a mi mujer, lubricaba su verga con bastante gel y la pajeaba rápidamente, le untaba plastas de lubricante con sus dedos que entraban fácilmente, afortunadamente para mi esposa todavía tenia abierto su culito por la reciente visita de Luis.

Mientras Luis le daba con todo, mi esposa mejor se concentró en la cogida que estaba a punto de recibir y tenía un orgasmo tremendo, Pepe le estaba acomodando la cabezota en el culito, parecía imposible que pudiera entrar pero mi amigo se la empujaba con todas sus ganas y poco a poco fue desapareciendo la cabeza de la polla.

Mari pegaba unos gritos tremendos, ¡despacito Pepito!.......¡Haaaggh que ricoo! ¿que me están haciendo? …………¡No paren sigan asiiií…..asiiií!..... ¡Despacio! Haaaggh, prácticamente cayó desmayada jadiando sobre Luis con una convulsión muy fuerte de sus nalgas y piernas, las pollas entraban y salían en forma alterna, yo sentía que estaba a punto de venirme solo de ver la escena de mi esposa en medio de dos cabrones.

Pepe no aguantó más y le arrancaba las nalgas con las estrujadas tan fuertes que le daba, le encajó su verga hasta el fondo bufaba y resoplaba: Gritaba como loco; ¡que ricoo me estoy viniendo!...... ¡Eres lo máximo que culo tan sabroso tienes, aaay que ricoo! Nunca he cogido así.

Con todo el ajetreo Luis también le enterraba a fondo la polla se estaba corriendo, y se tragaba los pezones de mi esposa, les daba unos chupetones mientras le apretaba las tetas gemía, mientras mi mujer seguía como desmayada, solo jadiaba y sollozaba con espasmos en las nalgas, un momento después solo alcanzaba a balbucear:

Uff. ¡Que cogida me dieron! Ay, no puedo ni respirar, me sacaron un solo orgasmo que me duró todo el tiempo ¡haagh que bárbaros!

Mis amigos se levantaron y se fueron al baño pues se estaban orinando, mi esposa quedo acostada en el tapete tenía abierto el culo escurriendo un río de leche, y lo mismo su panochita con el clítoris bien parado, estaba rebosante de leche de Luis, yo seguía con la verga durísima así que me acomodé sobre mi mujer y se la metí muy rico pues estaba muy lubricada, tenia su coño como a cien grados de temperatura, la leche de Luis me quemaba la verga del placer que se siente remover leche ajena. Así la estuve bombeando lentamente disfrutando del coñito punzante de mi amor.

Se me prendió más el morbo, y se me ocurrió sacar la polla y pasarla por sus nalgas embarrándola bien de leche de Pepe para luego meterla de nuevo en el coñito, yo creo que esas cochinadas también calentaron la mente de mi mujer, pues inmediatamente empezó a tener un orgasmo, se movían sus nalgas como baile hawaiano, uff que morbo las leches me hacían muchas cosquillas y no tarde en llenarle de semen su coñito ¡que polvote nos echamos!

Luis y Pepe nos esperaban con dos copas de cava servidas, ayude a mi esposa a levantarse, tomamos las copas a fondo y abrazamos a Mari dentro de un circulo que hicimos a su al derredor la besamos con mucho cariño los tres, mientras nuestras manos recorrían sus nalgas y panocha frotando toda la leche que salía en sus nalgas.

Mari corrió al baño y nosotros nos pusimos los calzones, y las camisas por que hacía mucho frío.

Luis sacó una botella de ron y nos preparamos unas cubas, mientras veíamos asombrados lo bien que salió la foto de Mari, ella es enemiga de tomarse fotos, nunca le ha gustado, cuando salió del baño nos dijo:

No puedo coger más, me duele todo. ¿Qué están viendo? Preguntó: Pepe le mostró la foto, ella se quedó con la boca abierta y nos pedía que la borráramos.

Luis le insistía que había salido muy bien que le permitiera conservarla, que para él era un recuerdo invaluable, siempre he sido muy reservado, tú sabes que a nadie fuera de nosotros se la mostraría, por favor déjame conservarla.

Bueno, pero no me vallas a quemar con algún conocido, te dejo conservarla por que te conozco bien, pero ten mucho cuidado guárdala muy bien.

Gracias le contestaba Luis con una sonrisa de oreja a oreja. Pepe empezó a joder, yo quiero una copia, mándala a mi correo. Solo que Mari lo autorice le contestaba Luis. Entonces le suplicaba a mi mujer ¿verdad que me mande una copia?

Bueno; pero con una condición, que nos mandes una foto porno de Paty para estar empatadas, y luego te mandamos esta. OK contestó feliz Pepe.

Mientras se daba toda esta discusión yo pensaba en los muchos amigos lectores que me han pedido una foto de Mari…. ¡Pues que la disfruten mucho! Si me dejan su correo prometo contestarles.



© Frank

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (28)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Frank
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)