Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.684 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.056 Miembros | 17.631 Autores | 86.388 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » NO CONSENTIDO » ABUSADA POR UN TAXISTA
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 01-Sep-07 « Anterior | Siguiente » en No Consentido

Abusada por un taxista

xmur1
Accesos: 157.540
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 15 min. ]
 -   + 
Una mujer es abusada por un taxista que se aprovecha de su estado semi ebrio... (foto) Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

VIOLADA POR UN TAXISTA

Hola soy María Luz tengo 30 años, vivo en Buenos Aires, soy abogada. Soy una chica delgada y de mediana estatura, mido 1,63, aunque siempre estoy acostumbrada a usar tacos altos o botas de taco, mis pechos son medianos y bien parados, mi cintura es bien chica y tengo una cola muy parada, junto con mis largas y bien formadas piernas, no puedo negar que me preocupo mucho por mi figura.

Me gusta usar minifaldas, jeans ajustados, y cosas así, bueno realmente siempre he sido una chica que me ha gustado vestir sexy, y que los hombres me devoren con la vista.

La verdad es que me encanta que se queden mirándome y que me deseen, muchas veces visto con ropa ajustada, y escucho todo tipo de groserías en la calle que hago como que no me gustan pero en realidad me encantan y me excitan un poco.

Con mis amigas somos de salir mucho a bailar, nos encanta vestirnos sexy, divertirnos entre nosotras, bailar, tomar y también calentar a los tipos cuando nos invitan a tomar algo.

Es algo que no me puedo resistir a calentarlos, me encanta, no lo puedo negar.

Recuerdo que ese viernes me puse una remera blanca tres cuartos, ajustada que marcaba bien mi figura, una falda de jean ajustada y bien cortita que a penas tapaba mi cola y mis botas de alto taco negras. Realmente me veía increíble esa noche iba a calentar a todos los tipos que se me cruzaran, me encantaba verme vestida así.

Llego rápidamente la noche y mis amigas como a eso de las 22 me pasaron a buscar, todas estábamos muy producidas, y nos veíamos increíbles. Cuando llegamos al pub, los tipos se giraban a vernos, desnudándonos con la vista, nos miraban libidinosamente, y eso a mi me encanto, instintivamente pare mas mi cola y entre presumiendo hasta que nos sentamos en una mesa.

La noche empezó a pasar, mientras que las copas seguían pasando por nosotras, nos estuvimos riendo un rato largo hasta que empezó la fiesta y nos pusimos a bailar, en ese momento los tipos empezaron a acercarse, la mayoría ofreciéndonos tragos y queriendo levantarnos.

Un sujeto se acerco a mi, era medio gordo y calvo y comenzó a decirme varias groserías por lo bajo, y aunque sabia que tenia que echarlo, admito que me gusto.

Así la noche paso entre copas, risas, baile y tipos babosos intentando levantarme. En un momento dado me di cuenta que dos de mis amigas estaban ya con unos tipos y parecía que venia para rato la cosa, así que decidí quedarme con mi otra amiga divirtiéndonos solas.

El tiempo pasaba, cuando apareció una ex pareja de mi amiga con la que me había quedado, así que sabia que debía irme, di un par de vueltas, a las cuales sentí algunas manos intentar sobarme, o apoyarme los sujetos en los lugares muy llenos de gente y la situación comenzaba a molestarme, sumado a que estaba bastante mareada, no quise correr riesgos de que se aprovecharan de mi estado e intentaba disimular mi caminar, pero seguía tomando y eso me seguía haciendo efecto, todo se ponía cada vez mas duro y sentía los apretones por ahí mas fuertes, así que decidí irme a mi casa, les avise a mis amigas y salí a buscar un taxi o remis que me llevara a mi casa.

Como siempre a la salida del boliche hay algunos no tuve problema en salir sin pensarlo, pero para mi desgracia no había ninguno, me quede ahí cerca de los guardias de seguridad, cuando de repente veo a lo lejos un taxi venir, rápidamente le hago seña, cuando se frena, noto que estaba medio averiado como la mayoría, pero también con pocas luces, aunque quería irme a mi casa así que me subí atrás sin dudar ni un minuto.

Al subir note que estaba bastante sucio el taxi, y el chofer era un tipo bastante gordo que su panza casi chocaba con el volante, todo barbudo, mal arreglado y medio calvo.

Yo le dije la dirección a donde me dirigía, y el arranco, sin antes hacerme una recorrida con una mirada libidinosa.

Empezó a andar a un ritmo muy lento, que era mejor para mi mareo, pero no para mi cansancio, y poco a poco íbamos dando vueltas por la ciudad, mi casa queda casi al otro lado, es un largo recorrido, así que de vez en cuando pestañaba bastante y me despertaba, media agitada por haberme quedado dormida.

No se que paso porque cerré los ojos y me debo haber quedado dormida, hasta que de repente sentí que me moví y cuando abrí los ojos, estábamos pasando por la villa que esta antes de llegar a mi casa, me asuste un poco, ya que se podía ir por ese camino pero no era aconsejable, por miedo me quede callada, mirando para todos lados, la noche seguía cerrada, habían algunos tipos por ahí, aunque estuviéramos pasando por el costado, siempre es peligroso. Cuando de repente dobla en la última cuadra antes de terminar de costear la villa, mi corazón empezó a latir mas fuerte y no sabia que hacer, me quede congelada, en la primer cuadra volvió a doblar y se metió en una especie de galpón.

Yo entre en pánico y cuando estaba por comenzar a gritar, el taxista se giro apuntándome con un revolver o algo parecido, y me dijo

-¡¡Quedate calladita si no queres morirte acá!!

Yo comencé a temblar y estaba por gritar, pero titubee, mi corazón latía fuerte, el alcohol no me ayudaba a reaccionar, entonces el gordo rápidamente y sin dejar de apuntarme con ese revolver viejo, se bajo del taxi, abrió la puerta de mi lado y tomándome del pelo me bajo tironeándome para afuera

Yo comencé a gritar de dolor miedo, ya no me importaba nada, pero a el tampoco y tironeándome del pelo me dijo

-¡¡Callate porque te quemo pendeja!!

Y me pego una bofetada, para luego volver a agarrarme del pelo y tirándomelo, hacerme caminar para adentro de una casa de adobe y chapas.

El me venia insultando mientras me ponía el revolver en mi cabeza y me gritaba amenazándome que me iba a matar ahí, yo temblaba y rogaba por mi vida, íbamos caminando por un pasillo oscuro, hasta llegar a un estar con sillas, todo oscuro a penas se distinguían las cosas, ahí frenamos y el gordo con su panza sobre mi espalda, me dijo

-¡¡Quedate quieta, callada y hace todo lo que te diga o te juro que te voy a matar!! ¡No voy a dudar, ya lo he hecho!!

Yo trague saliva y seguí suplicando

-¡Por favor, dejeme, se lo suplico! Mientras que lloraba torrencialmente y me moría de miedo de estar ahí, los dos solos vaya a saber donde.

Mi comentario parece q no le gusto, ya que me tiro mas fuerte del pelo y me dijo

-¡¡Callate dije!!

Yo llorando me calle, no se escuchaba nada, me moría de miedo, cuando de repente el taxista me soltó el pelo, y sentí que su respiración estaba un poco agitada.

-¡¿Cómo te llamas?! Me dijo rompiendo el silencio

Yo entre lágrimas conteste –María Luz

Luego sentí que se puso mucho mas cerca de mi, con su panza apoyándose en mi espalda y me dijo al oído con vos baja y con un tono de libido total

-¡¡Que rica estas María Luz!!

Y luego de decir eso me estrujo mi culo, me dolió de la forma que me apretó, casi me levanta del manotón que me metió.

Yo le dije nuevamente y con mas desesperación -¡No, por favor, no, le doy dinero, lo que usted quiera, pero dejeme!

El comenzó a reírse y dijo

-¡¡Obviamente no entendés pendeja, si queres salir viva de acá hace lo que te diga, la próxima queja o suplica que te escucho y te empiezo a bajar los dientes a piñas!!

Yo largue mas el llanto, ya sin control, sabiendo que el sujeto seguramente me violaría.

Y no estaba equivocada, el comenzó a rodearme desde atrás con sus brazos, hasta que su panza se aplasto contra mi espalda e intentaba apoyarme, pero casi no podía por su gran panza, entonces tomándome del pelo me llevo hacia una mesa que había ahí, y me tiro sobre ella, dejando mi cola parada a su disposición. Al ser tan corta mi falda y que se había subido alcanzaba a verse seguramente mi tanga blanca por el otro lado.

El estuvo un rato teniéndome así, sin lugar a dudas debía estar contemplando mi cola, y de repente sentí como ahora si podía apoyarme toda su pelvis en mi cola, mientras que intentaba recostarse sobre mi y al oído me decía

-¡¡Que bien lo vas a pasar hoy mamita, preparate!!

Yo lloraba sabiendo que en esos momentos estaba impotente frente a ese maldito sujeto que en su vida debió tener a una mujer como yo, y ahora iba a poder tenerme completamente sin que yo nada pudiera hacer.

Teniéndome en esa posición, y tirándome del pelo comenzó a hacerme para atrás, hasta quedar un poco mas levantada, ahí una de sus manos me envolvió y apretó mis tetas fuerte haciéndome dolor un poco, mientras me punteaba levemente.

En un movimiento violento, me giro, quedando frente a el, y sus manos se metieron por debajo de mi falda y me apretó el culo muy fuerte, mientras que ahora me refregaba contra el, su olor era espantoso casi vomito al verle esa cara de hijo de puta libidinoso con la que me miraba.

Luego de ese apretón, me agarro del pelo tirándomelo, y apuntándome nuevamente con el arma me dijo

-¡¡Putita, ponete de rodillas, despréndeme el pantalón, saca mi pija y chupala como si tu vida dependiera de ello!!

Yo de rodillas frente a ese gordo maldito, me sentí muy humillada y lloraba sin parar, no tenia mucha opción, así que hice lo que me pidió, desprendí su pantalón y lo baje, y apareció un terrible miembro, muy grueso, colorado que me hizo temblar.

El debió darse cuenta de mi reacción y me dijo entre carcajadas

-¡¿No me digas que te asustaste?! ¡¡Una pija así se necesita para una tremenda perra como vos!! ¡¡Vamos chupala bien puta!!

Yo estaba completamente humillada frente a el, y sin mas remedio agarre con mi mano ese pedazo gordo de carne y abriendo bien grande mi boca me la metí y se la empecé a chupar.

El olor casi me hace vomitar, tanto de su miembro como de el, no paraba de darme arcadas, pero el calvario no termino ahí, el al ver mis pocos movimientos, me tomó la cabeza con las dos manos y empezó a moverse contra mi, como cogiéndome la boca, yo comencé a ahogarme y con las manos le hacía señas que parara e intentaba pegarle, pero el solo se reía y me decía

-¡¡Vamos putita aguanta!! ¡¿No te vestís así para buscar pija!? ¡¡Ahora la tenes toda, chupá hija de puta!!

Los costados de mi boca ya me dolían de tan estirados que estaban y yo no podía frenarlo con mis manos. Fueron varios minutos sin parar, hasta que luego agarrándome de un tirón de los pelos, siguió moviéndome la cabeza para adelante y atrás aumentando el dolor.

Hasta que con su pija metida en mi boca hasta donde podía acabó, parecía que me ahogaba mientras me entraba el semen directo al estómago y me tuvo como cinco minutos así para asegurarse que tragara todo.

El se retorcía de placer y jadeaba sin parar, su transpiración le hacia tener mas olor, y yo cada vez lloraba mas, al ser cada vez mas humillada por ese taxista gordo y mugriento.

Luego me puso de pie, y me dijo

-¡¡Preparate que ahora viene lo mejor para vos puta!!

Me giro con movimiento fuerte y me sujeto fuerte desde atrás, mientras que me apoyaba su miembro en mi culo, sin parar, me punteaba, estaba obsesionado con la mujer que tenia en esos momentos delante de el, totalmente humillada e impotente.

Luego comenzó a empujarme hasta llevarme a un sillón harapiento sucio y desordenado que había en ese living oscuro y húmedo en el que me encontraba.

Al quedar delante de el, y con el sujeto detrás mío que seguía empujándome ya no sabia donde ir, así que me hizo caer casi sobre ese sillón, pero tirándome del pelo me fue guiando el muy maldito y me dejo en la posición que el quería lograr.

Mis piernas quedaron mas o menos separadas, logrando que mi falda se subiera y se viera el principio de mi culo, y mis manos quedaron una sobre el respaldo del sillón y la otra sobre el apoya brazos, yo temblaba de miedo y lloraba sin parar, sintiendo que el sujeto comentaba a manosear mis piernas subiendo hasta llegar a mi culo, ahí con sus dos manos me lo apretó fuertemente y subió mi falda hasta mi cintura, dejándome sola con mi tanguita blanca, completamente a su disposición.

 

Yo en esa posición me sentía indefensa por un lado y una cualquiera por otro, con el culo levantado esperando lo peor seguramente, pero sin poder hacer nada que lo cambiara, el sujeto lo sabia y se reía a carcajadas, entonces saque valor e intente pararme, pero me sujeto del brazo, me apoyo con fuerza nuevamente contra el sillón y me pregunto

- ¿¡Decime putita, ya te la han metido por el culo!?

Yo me estremeci de miedo, y temblando entre lagrimas le conteste

-¡No, aun nadie lo ha hecho, por favor basta, no me haga nada, por lo que mas quiera, por favor, piedad!

El taxista asqueroso comenzó a reírse a carcajadas cada vez mas fuerte y me dijo

-¡¿Sabes una cosa putita?! ¡¡Yo seré el primero en gozarlo rompiéndotelo perrita!!

-¡¡Noooooooooooooo, por favor, no lo haga, dejeme, por favor se lo suplico!! Grite desesperada y sin consuelo alguno.

Intente volver a levantarme y pelear, pero el me tiro del pelo con fuerza para atrás y me dijo

-¡¡Vos no te vas ha ningún lado, y preparate porque voy a tener cuidado, pero te lo voy a romper, me tiene loco!!

Fuera de su tirón de pelos y su advertencia yo estaba dispuesta a resistirme y empecé a intentar zafarme, pelee como pude, pero el sujeto me tenía muy bien agarrada y de repente me sujeto muy fuerte de los brazos y apoyándome contra el sillón me dijo gritando

-¡¡Ahora por resistirte ya no te lo voy hacer con cuidado puta, te voy a hacer ver las estrellas jajaja!! ¡¡Tenes el culito de una diosa, sentís mi verga en la entrada, está dura, sentila bien, mi verga es toda tuya ahhhhhh!!

El maldito comenzó a apretar la cabeza de su miembro contra mi culo, lo cual me hizo pegar un grito terrible de dolor

-¡¡AAAhhhhhhhhhhggggggggggg!! Apreté los dientes, pero el dolor era insoportable

Sentía como un hierro caliente entrándome, atravesándome, nunca había sentido un dolor así, lloraba a mares sin parar y sin consuelo, nunca había pensando en que alguien pudiera humillarme de esa manera.

El sujeto seguía presionando y haciendo que mi culo se estremeciera de dolor, yo intentaba levantar mis manos y empujarlo para atrás, pero el dolor era tal que no podía hacer nada, solo entre lagrimas le dije

-¡¡Basta, por favor, soltame, dejame!!

Pero el, comenzó a reír a carcajadas y me decía en tono suave, como sobrándome por la situación a su favor que tenia

-¡Que rica y apretadito esta tu culito, estaba sin ser usado! ¡¿La sentís bien ahí perra!? ¡¡Voy recién por la mitad, pero como sos una puta calienta pijas, la queres toda verdad?! ¡¡Bueno, tomá!!

Y su miembro se introdujo por completo en mi cola, haciéndome realmente ver las estrellas de dolor, mis lagrimas nublaban mis ojos y pensé que me iba a desmayar, sentía como la verga del viejo entraba en mi culo, como me lo advirtió no tuvo ni el mas mínimo cuidado, los movimientos del viejo eran brutales, su verga entraba y salía, a su antojo, me dolía, sentía q me ardía cada movimiento era dolor y mas dolor, estaba siendo montada de una manera tan violenta, que sentía que mi culo se rompía.

Yo le gritaba desesperada y casi sin aliento

 -¡¡Noooo, sacala cabrón, me duele mucho, no ayyyyy, me lastimaaaa, ayyy me estas partiendo el culo, noooo me duelee, ayyyyyyyggg!!

Pero mis palabras me di cuenta que lo alentaban mas, y tomándome de la cintura me embestía con mas fuerza todavía, su pelvis chocaba contra mis nalgas a un ritmo increíble y yo pensé en que me desmayaría, pero fueron unos minutos mas, hasta que el sujeto se puso todo sobre mi, bombeo sin parar y sentí que terminaba en un mar de semen en el interior de mi culo, llenándolo por completo, sentí que se desbordaba mi culo, me sentía muy adolorida, el viejo saco su verga media flácida de mi culo y yo como pude me desvanecí sobre el sillón, me dolía todo, no podía respirar casi del dolor que sentía, llore sin consuelo, mientras que el sujeto disfrutaba de la faena que acababa de lograr.

Yo no podía creer que acaba de ser violada por un sujeto así, me sentía muerta en vida, sin poder pensar en nada más que llorar, me sentía sucia y humillada por completo.

Yo no me podía mover casi, solo mire que el sujeto se fue, dejándome tirada, como pude comencé a moverme, pero el dolor que sentía me hacia doler a cada movimiento. No se cuanto tiempo habré tardado pero de repente el sujeto volvió, seguía desnudo y con su gordo miembro colgando.

Al verme que me había volteado, me miro y se acerco quedando parado delante mío y me dijo

-¡¡Ya estas putita, viste que te gusto!! ¡¡Ahora vení y chupala!!

Yo volví a llorar mas y quise suplicar, pero el maldito me tomo de las mandíbulas y me las apretó, mientras me empujaba hacia el y me introdujo todo su miembro en mi boquita, llenándomela.

Luego me agarro de los costados de mi cabeza y comenzó un movimiento sin pausa, como cogiéndome por la boca, yo tenia que hacerlo, si no me asfixiaría, la situación era desagradable y humillante, yo no podía parar de llorar.

Su movimiento era frenético y comenzaba a salir su liquido de apoco en mi boca, era realmente espantoso, cada vez crecía mas su miembro y no me entraba en mi boca, mi saliva y su liquido comenzaban a chorrear por mi barbilla, y el cada vez gemía mas y mas, hasta que de pronto paro, saco su miembro agitado y dijo

- No tan rápido, me vas hacer llegar, quiero dártela por atrás, me gusto romperte el culito

Yo entre en pánico y quise pararme, pero el lo impidió, entonces le grite

-¡¡Nooooo noooo quiero, no mas, por favor, duele mucho!!

Pero el sonrió vilmente y me agarro del pelo y me paro de un tirón, quedando delante de el, y mirándome a los ojos me dijo

-¡¡No te estoy preguntando preciosa!!

Y me empujo contra el sillón nuevamente, y luego se me vino encima, me tomo de mis piernas y las separo lo mas que pudo, yo estaba en estado de pánico y con sus movimientos violentos estaba totalmente perpleja, de pronto el tomo su gordo miembro y lo metió sin mediar una palabra en mi concha y comenzó a bombear frenéticamente.

Yo no podía resistirme me tenia aplastada contra el sillón, metiendo su asqueroso miembro en mi interior sin ningún tipo de protección, y solo lloraba mientras el acometía cada vez mas fuerte contra mi.

No se cuanto tiempo estaba pasando, pero de repente todo cambio y sentí que mi entre pierna comenzó a tomar calor, ante las fuertes penetraciones que el maldito sujeto me daba y por mas que me mordí los labios para no gemir, cada vez se hacia mas difícil contener el calor que estaba sintiendo.

El maldito se dio cuenta de mi calor interior seguramente, porque hacia sus movimientos mas profundos y me dijo

-¡¿¡Te esta gustando verdad puta!?! Jajaja

Yo lloraba pero no podía negarlo cada vez estaba mas cerca del climax, sus movimientos infernales hacían reaccionar mi cuerpo, pero cuando estaba en el borde del orgasmo, el sujeto paro en seco, dejándome totalmente excitada pero sin su miembro, mi mente ya no pensaba y necesitaba acabar, el debía saberlo ya que me dijo

-¡¡Vamos putita, date vuelta que quiero montarte!!

Yo sorda por la lujuria, lo hice sin oponerme, y me di vuelta, quedando nuevamente en cuatro patas y dejándole una excelente vista de mi culo.

El separo con cuidado mis nalgas, tomo su pene y lo paseo por todo mi canal, con solo ese roce yo quería mas, lo necesitaba solo quería sentir esa inmensidad dentro de mi ser. Y sin pensar ni un minuto salió de mi boca lo q nunca pensé.

-Vamos cabron, metela rápido…

El comenzó a reír a carcajadas, me tenía completamente a su disposición, entonces me dijo

-¿¡Voy por atrás mamita?!

-¡¡Noooo, hijo de puta, duele!!

El se reía más inmundamente aun y quería seguir humillándome diciéndome

-¡¡Si no es por atrás no quiero!!

Yo me enfurecí, pero el calor de mi ser no me dejaba pensar y dije llorando y esperando gozar de alguna manera

-¡¡Metela por donde queras, pero dale gordo forro!!

-¡¡Así no me convences, Pídeme que por favor te rompa el culito!! Dijo el maldito enfermo.

Yo trague saliva y entre llantos y con mucha bronca le dije –

-¡¡Te gusta humillarme?... Esta bien…. ¡¡Por favor rómpeme el culo!!

El sujeto comenzó a reír a carcajadas y sin control, con una risa macabra

- ¡¡Jajaja hace un rato no querías por atrás y ahora hasta me pides por favor, pero que puta sos!! ¡¡Te lo voy a reventar preciosa!!

Termino de jugar con su pene en mi raja y busco con la punta la entrada de mi culito, lo introdujo despacio, primero la parte de la cabeza de su miembro, poco a poco se movía dejándolo entrar poco a poco, tomo mis nalgas con ambas manos y las separo

-¡¡Toma puta, para que te acordes quien te goza el culo!!

Y metió hasta el fondo su pija en mi interior, haciéndome ver las estrellas de dolor

-¡¡¡AAAAAAAHhhhhhhhhgggggggggggggg!!! ¡¡Hijo de puta sacala, me estas matando!!

Pero el sujeto comenzó a bombear sin parar, con un frenesí increíble, me hacia llorar en cada embiste, pero el calor volvió a mi ser y comencé a moverme a su ritmo, para así terminar mas rápido, el placer me estaba llegando, era un placer indescriptible, sentía mi cuerpo estremecerse, ya llegaba el orgasmo deseado

-¡¡Ayyyy griteee, me estas matando con tu vergaaaaaa, ayyyy me estas rompiendo el culoooo, ayyyyyy ayyyy!!

Sus embestidas eran salvajes y me tomaba de los pelos para atrás haciéndome gozar mas y mas, lo cual me provoco sentir un orgasmo, sintiéndome totalmente llena de el, todo su semen dentro de mi culo, era un triunfo para ese maldito.

Luego se acostó contra mi, aplastándome hasta que su pene perdía erección y dureza, cuando estuvo totalmente flácido lo saco y se fue, yo no me quería mover o mas bien no podía, me dolía las piernas por haber estado arrodillada tanto tiempo, y en especial me dolía el culo, pero ya pasaría pensaba. Ahora no sabía que seria de mí a partir de ese momento. Solo comencé a llorar sin consuelo y a temblar de frio y miedo.

 

CONTINUARA…

 

INVITO A LEER MIS OTROS RELATOS…

 

HECHOS FICTICIOS…


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© xmur1

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (20)
\"Ver  Perfil y más Relatos de xmur1
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)