Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.572 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.436 Miembros | 17.435 Autores | 85.059 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » MI HERMANA JULIA - HACIENDO EL AMOR
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 01-May-07 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Mi hermana Julia - Haciendo el amor

Azzcari
Accesos: 48.303
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 57 min. ]
 -   + 
Relato real - Tercera parte de Mis experiencias con mi hermana Julia Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Agradezco nuevamente a todas las personas  que me han escrito, comentado y preguntado.

Escribo la tercera y ultima  parte de esta etapa de mi vida  “Mi experiencia con mi hermana Julia”,  Las siguientes  historias  que se han y se desprenderán tanto de los anteriores como  en este,  no se si deberé ponerlas en  esta sección y si las querrán leer.

Muchos me han preguntado que ha pasado con Julia,  si aun estamos juntos  o si lo vamos a estar. Recuerden que comencé a escribir estos relatos  por que  mi hermana  Julia se acerco a mi para platicarme de su vida sexual,  y la falta del mismo en su matrimonio,  pidiéndome también  hablar acerca de  lo que  habíamos vivido juntos en nuestra adolescencia. Habíamos quedado de salir a tomar  un café y platicar  por primera vez de lo sucedido, desgraciadamente  la noche que habíamos acordado su hijo menor enfermo y tuvimos que posponer la cita.
 

Ahora, en una de tantas reuniones familiares de fin de semana,  surgió  la oportunidad que esperábamos, pues hay que arreglar  ciertas cosas en el rancho de  mis padres  ya que hay que ir  un fin de semana a otra ciudad  para hacer los arreglos necesarios, se acordó que fuéramos mi hermana y yo a fin del mes de mayo para  solucionar esos detalles, así que tendremos  unos días para poder hablar, que es lo que  pueda suceder, eso  no lo se.

1a Parte http://www.todorelatos.com/relato/50410/
“Mi experiencia con mi hermana Julia”,
2ª Parte  http://www.todorelatos.com/relato/50572/
“Mi hermana Julia haciéndose la dormida”

Continuo con el relato

************************************************

Después de haber  esperado algunos días, los que siempre  se tomaba  mi hermana  para  asimilar lo nuevo que hacíamos, y que en esta ocasión había el sido el sexo oral, reanudamos nuestros encuentros nocturnos, siempre esperando ver la mano de Julia fuera de  cama, Las cosas que hacíamos por las noche eran cada vez mas audaces  y  esto nos tomaba mas tiempo, ya no era solo  el acariciarnos  mutuamente o quizá el masturbarnos,  ahora  nos tomábamos mucho mas tiempo para darnos placer.

Nuestras  noches ahora comprendían  el meterme a su cama  totalmente desnudo  para  después desnudarla a ella, acariciar  y besar  todo su cuerpo masturbarnos mutuamente, tener sexo oral;  ya teníamos algunas variantes para  hacerlo, aunque siempre  ella acostada, lo mas que podía hacer  era  ponerla boca a bajo, de lado y boca arriba,  nuca se levantaba aunque muchas veces  lo intente  siempre se resistió. Pero conforme íbamos creciendo se fueron añadiendo a estas practicas  los clásicos movimientos de cadera  y roce de nuestros cuerpos  apareciendo  ya la intención de  coger.

Mientras eso sucedía con Julia, Miriam aparecía ocasionalmente en mi casa y cuando esto sucedía no desperdiciábamos la oportunidad de comenzar  nuestros  jueguitos sexuales. Obviamente  con  Miriam, todo era mas abierto que con Julia,  porque  Miriam no se hacia  la dormida  claro,  además que era muy impetuosa en sus juegos,
Le encantaba  mimármela mucho tiempo y que eyaculara  dentro de su boca cuantas veces se pudiera y yo también pudiera por supuesto,  para ella era como un premio a su esfuerzo.

En una de esas visitas de Miriam,  llego acompañada con  una de una vecina  nuestra, Su nombre  era  Ana Maria un año menor que nosotros,. Ella tenia 14 años,  Sin yo saberlo aun Miriam y Ana ya habían platicado  de sus experiencias con chicos  y de lo que habían llega a hacer . Así que ese día  yo era la prueba que  Ana le pedía a Miriam para demostrarle lo que le había contado. En esa ocasión, Ana nos invito a irnos a su casa y como estaba solo a dos cosas de la mía no hubo ningún problema para irnos. Ana tenia 2 hermanas  mas  Olga de 16 Y Estela de 18, y un hermano menor de 8 años. Ellos generalmente estabas solos durante el día, Estela siendo la mayor era la encargada de cuidarlas, pero claro  con 18 años,  No iba a perder el tiempo cuidando a sus hermanas,  mucho menos teniendo a un novio mayor ( quizá 25  no lo recuerdo)  con el que se pasaba todas las tardes, Olga asistía a la preparatoria por las tardes así que cuando llegaba Ana  de la secundaria  Olga salía sus clases.

Ana nos llevo a su cuarto,  mientras  nos  acomodábamos,  Miriam y Ana, comenzaron con la platica,
-- Entonces desde hace cuanto lo haces? – Pregunto Miriam
-- Hace  como un año – respondía Ana
Yo solo las miraba  y aun no entendía a que se referían, Yo lo que único que pensaba  en ese momento  era estar a salas  con  Miriam para que comenzara a mamármela como era su costumbre
-- Y no te  dolió?
-- Si mucho yo ya no quería, pero no me soltaba, pero después se te quita el dolor  y solo sientes rico
Comenzaba a entender con esa explicación de  lo que se trataba, Ana cuando platicaba,  me miraba de reojo
-- Y ustedes hasta donde han llegado? - Me pregunto Ana
--  Llegado a donde ¿  -- le respondí, aunque ya estaba seguro de que se trataba quería que  ella misma lo dijera
--  Ya le conté  a Ana  lo que hacemos tu y yo – Me dijo Miriam
Claro como todo buen  adolescente  yo no quería quedar  como un tonto así que trate de verme  lo mas  natural posible , aunque dentro de mi, mi corazón comenzaba a latir  mas  fuerte, y también me empezó dar miedo que Miriam haya contado lo que hacíamos, y  me preguntaba a cuantas personas  mas le habría contado lo nuestro.
-- Y Ana dice que ya se lo han metido a ella – Continuo explicándome  Miriam
-- No lo creo – exclame yo
-- Si ya lo he hecho  muchas veces, - Dijo con un aire triunfal
-- Yo le dije a Ana que nosotros todavía no, pero que queríamos  hacerlo
Yo ya me pegada detrás de  Miriam desde hacia un tiempo y frotaba mi pene entre sus nalgas  y sus piernas  hasta que me venia y la dejaba escurriendo mi semen, Pero no nos habíamos atrevido a llegar a mas.
-- y ella  me dijo que  nos podía enseñar a hacerlo – prosiguió Miriam
-- Quieres hacerlo? – Me pregunto Ana
-- Claro que si ¡ Respondí casi de inmediato – Pero como nos vas a enseñar ¿
-- Yo les voy diciendo como hacerlo, vas a ver como les va a gustar  mucho
-- Pero y si quedo embarazada? – pregunto Miriam -
-- No! Así como les voy a decir  no pueden quedar embarazadas las mujeres,
-- Pues como es ¿  - Preguntamos
-- Es que  es por atrás!  Yo les digo como hacerlo!
Ustedes  los lectores pensaran que es  tonto esto, Pero a  esa edad,  no conocíamos nada acerca de  métodos anticonceptivos y mucho menos  del tipo de relaciones que se podía practicar, obviamente  Ana  nos hablaba de una relación anal y para nosotros esa era hacer el amor,  tener sexo,  Meter mi pene en un agujero de Miriam,  Pero al menos nosotros no sabíamos a ciencia cierta  la diferencia entre lo que era  una relación vaginal  y una anal. Solo sabíamos que  tenia que meterla y ya,  Pero en donde  o como , ni idea, Lo que sabíamos o mal sabíamos era por los libros de texto de ese tiempo  en donde se encontraba  que una penetración era  casi un sinónimo de  embarazo obviamente  es esos libros escolares no hablarían de una relación anal y por las fotos de la revista del hermano de  julia, que yo sin haber  tenido algún otro tipo de experiencia  que solo  los avances con Julia y con Miriam,  y que aun no había penetración, ni veía  la diferencia entre uno y el otro.

Miriam y yo nos quedamos  mirando uno al otro pesando en lo que íbamos a hacer ...

-- Pero no  .. – dije,
-- No que? – Preguntaron las dos
-- Que no me parece  justo que  Solamente  tu  - diciéndole a  Ana -  Nos digas  como hacerlo y tu no hagas nada
-- Y entonces que quieren?
-- Pues si nos vas a enseñar como hacerlo, entonces tienes que hacerlo tu también con nosotros
-- A no que ... eso no¡ yo solo lo hago con Miguel ( que era su primo 4 años mas grande que ella y que después llegaría a    conocer )
--  Pues sino que chiste!, Nosotros podemos hacerlo solos, y tu lo que único que quieres es estarnos viendo nada mas sin hacer nada
-- Si es cierto Ana – le dijo Miriam,  Porque nosotros si te  podemos demostrar lo hacemos pero tu no, entonces
    lo justo es que nos enseñes tu misma como se hace,
-- Pero es que yo le prometí a  Miguel que solo lo haría con el
-- Pues no le dices y ya ¡ le respondimos,  Además  no vamos a ser novios nosotros,  solo vamos a jugar un ratito

En eso estábamos cuando Miriam se sentó junto a  mi y  comenzó a  pasarme la mano encima de  mi paquete sobre en pantalón

-- Además si se entera  y te dice algo pues le dices que nos estabas enseñando y que puede también cogerme a  mi
   si quiere para que estén iguales

Creo que eso basto para tranquilizar a Ana, que no dejaba de  mirar como Miriam metía su mano bajo mi pantalón acariciando mis pene, sus ojos se  brillaban  ya con expresión de morbo

-- entonces que ¿ - Le pregunte a Ana, - Lo hacemos si o no ¿ -- Yo estaba mas que  caliente no solo por que seria  la primera vez que  me cogería a alguien  si no porque  podría cogerme a dos
-- Ana se que do pensando un poco – Bueno pero nada mas tantito y no le decimos a nadie sale?
-- Órale ¡ le respondimos – Ven con Miriam – Te gusta besar el pene? A Ella le gusta mucho -- le dije a Ana
-- Si  lo hago, pero no me gusta mucho que digamos
-  Miriam  le dijo - Tu primero sale? Quieres que telo  mame yo primero? -  nos pregunto Ana
-- Así le dices? Mamarselo – pregunto Miriam,
-- Si, tu como le dices?
-- Pues besarlo ...
-- jajajaja besar? Se dice mamar la verga -- le dijo Ana carcajeándose, si éramos aun inexpertos en muchas cosas
-- Bueno – Ni Miriam ni yo habíamos utilizado ese tipo de palabras, Pero  mi parte no es que   no las conociera o que no las dijera, pero la educación que me dieron mis padres moralistas era la de no utilizar malas palabras   para con las mujeres, Y Miriam,  por su parte supongo que le daba pena hacerlo por no escucharse vulgar

Así que desde  ese  momento  Miriam utilizaba algunas palabras fuertes cuando estábamos  juntos aunque nunca  las decía tanto como cuando Ana se juntaba con nosotros , y cuando eso pasaba,  no paraban de  usar y expresarse  de esa  manera

-- Bueno , mamale la verga tu primero , le dijo Miriam
 La boca de  Ana era la tercera boca en la que iba a meter mi verga,  Pero Ana tenia la peculiaridad de que se podía  meter  casi por completo mi verga en su boca, No es que la tuviera  muy grande pero era  algo que no habían hecho  ni Julia ni Miriam, y sus mamadas eran mas violentas  de inmediato se metía mi verga en la boca,  y comenzaba  a succionarla  con movimientos rápidos de  su cabeza  metiendo y sacando
-- aahhhhh  Despacio .. Cuidado .. mmm – Le pedía a Ana, 

Miriam  que había estado de rodillas junto a Ana mirando como  mi pene desaprecia en su boca, no dejaba de sorprenderse de los movimiento que hacia Ana,  juro  que a Miriam se la caía la baba de solo mirar; se levanto y me pregunto que si me gustaba..
-- Si mucho,
Y si no fuera  por las mordidas que a veces  me daba Ana por el ímpetu con que me la mamaba, no habría 
 aguantado casi nada. Sentía como succionaba  mi pene  cada vez que  subía su cara   y cuando respiraba   se metía  nuevamente  todo en su boca, ah ese ritmo,  su lengua hacia circulo sobre  mi glande  y  entonces sentí como se me iba la  vida por  el pene  Dios  me sentía manguera,  no había sentido nunca  ese tipo de  placer  con una mamada Hhhhhmmmmmm.,

-- Me mojo .. me mojo ¡ le dije  a  Ana, entonces , ana se la saco de  la boca y se hizo para atrás
-- Tómatelo rápido ¡!  , - dijo Miriam
-- No me gusta ¡ - respondió
-- Que !!!!  ...  Damelo  -- Y Miriam  tomo mi pene  y  lo dirigió a su boca,  y en ese  movimiento fue cuando  explote   expulsando mi semen hacia la cara de  Miriam que no había logrado aun  meterselo a la boca.
-- aahhhhh  que rico ¡
Sentía como la cabeza de mi pene punzaba  en la mano de  Miriam Mientras ella se relamía  tragando mi semen  y recogiendo con uno de sus dedos el semen de su cara y que no había logrado entrar a su boca. Miriam  hacia movimientos   suaves pero muy firmes   de masturbación sobre  mi pene, intentando sacar hasta la ultima gota de semen que escurría en mi pene y Tomando un poco  le pregunto a Ana
--  No quieres?
-- Noooo no me gusta  como sabe ¡  - Respondió Ana
-- Porque que no te gusta? , si sabe rico --  metiendo  el dedo con esperma lo llevo a su boca
-- No se  no me gusta su sabor
-- Nunca  lo has  probado ¿ - Le pregunto a Ana
-- Si lo he hecho , Pero no me gusta como sabe y no lo quiero hacer
-- Pues de  lo que te pierdes – se rió Miriam

Yo me recosté en la cama  respirando agitadamente descansando un poco la mareada que  había tenido.  Mi pene, aunque no tanto como al principio,  seguía erguido; mientras Miriam lo sostenía en su mano masturbándolo suavemente, ella sabia que después de venirme  mi pene  quedaba un poco sensible.

-- Ándale Ana, enséñanos como se hace, ya tengo muchas ganas de hacerlo – Le pidió Miriam
-- Ven , - le dije, déjame ver  tu pecho,
Ana que se había quedado sentada en la alfombra,   se sentó al otro lado de mi  y se levanto la blusa  y su pequeño “brasier”  Sus senos no eran tan grandes pero eran muy bonitos puntiagudos con su aureola rosadita pues era de piel blanca,   y se recostó  de lado poniendo  en mi boca uno de sus senos, Yo, sacando la lengua  comencé a lamerlos y darle mordiditas muy suaves ,así como había aprendido a hacerlo con Julia, y bajando mi mano derecha
Comencé a acariciarle su entre pierna, Mi lengua hacia círculos alrededor de sus pezones  alternándolos con pequeñas succiones, Mientras   Miriam me besaba  en mi estomago y vientre sin dejar de masturbar mi pene  suavemente, así estuvimos  por un ratito,  hasta que   Miriam  insistió en que ya cogiéramos.

Entonces Ana se paro y subiéndose la falda se quito su calzón y se subió por  completo a la cama  y se  puso en posición de 4 y me dijo  que me  pusiera detrás de ella, yo estaba muy emocionado  pero Miriam todavía esta mas que yo, entonces  me  hinqué detrás  y me acerque a  Ana  con mi pene apuntando a su trasero,  Entonces  la  tome de la cadera  y comencé a  mover la mía, 
-- Donde lo meto – le  preguntaba a Ana , aunque  mis cadera ya se gobernaba sola.
Sentía como mi pene  se movía entre sus  piernas  . Ana con su experiencia de un año paso la mano por debajo de ella entre sus  piernas  tomando  mi pene acomodándomelo entre sus nalgas,   yo sentía como pasaba mi miembro entre sus piernas  mientras  lo acomodaba,  y de repente sentí un huequito.
-- Ahí metemela!
-- S mátesela ¡ -- casi ordenaba Miriam
Yo tome  mas fuerte su cadera con mis manos jalándola hacia mi a la vez  que empujaba mi pene   hacia ella, no di tiempo de nada, es mas  ni yo me di tiempo de ver nada solo sentía resistencia,. Pero eso no me importaba  yo seguía con mis movimientos
-- Ayyy así no ¡ espérate que me  duele así. – volvió a  meter la mano por debajo de su cuerpo,  acomodándosela nuevamente
-- Ahí, mátela,  Pero despacio – Despacio era  lo único en lo que no quería escuchar en ese  momento
-- ouch , despacio!  Dale despacio! ..Ay, Ay, Ayyy!!!
-- Siempre duele así? – pregunto Miriam, ya no con tanto entusiasmo , Mientras  Ana se  despegaba de mi y se recostaba  en la cama
-- Oye! O lo haces como te digo o ya  no lo hacemos mas ¡  -- Me dijo Ana medio Molesta
-- Pues es que no me dices  bien en donde ¡ - Le Respondí.
-- Pues ahí donde  yo lo pongo ahí no lo muevas  y despacio vas empujando, Pero Despacio!
-- Órale lo voy a hacer despacio
-- Cuando ya este adentro puedes moverte  un poco mas rápido, yo te digo,  Pero hasta que entre , Si no lo haces así, ya no seguimos,
-- Bueno tu me dices cuando,  --
Yo me estaba desesperando porque  no había  podido hacerlo y tenia  unas ganas  y Miriam se mantenía callada, talvez pensando en lo que le esperaba .
-- Bueno, pero va a ser la ultima  oportunidad eh ¡
Trate de calmarme  un poco  pensando que si  Ana ya no me dejaba   hacerlo con ella  entonces  Miriam no lo haría tampoco. Ana se levanto poniéndose de a perrito otra vez  y  levando las nalgas.
-- Ponte  saliva en la verga – me pidió Ana,  y mientras  le ponía saliva  , me di cuenta  que ella  hacia  lo mismo poniéndose saliva en los dedos y pasándola en medio de  sus nalgas,  Yo permanecía  frotándome  el pene esperando la orden de Ana
-- Acércate, despacio.  – Su mano ya estaba esperando mi pene entre sus piernas. Lo movió un poco y apunto nuevamente hasta que se quedo quieta – Empuja ya pero despacio ¡ 
La volví a  tomar  por la cadera jalándola hacia  mi y yo empujando mi pene.   
-- despacio, despacito ... así .. para adelante  y para atrás
Yo sentía como  medio entraba  mi pene  porque sentía  un poco mas apretado cuando  enterraba  mi pene  en los movimientos hacia delante.  Ya estaba agarrando cierto ritmo, 
-- Empuja  un poco mas adentro despacito – yo empuje como me dijo un poco mas fuerte
--No tanto, un poquito menos.
-Asi estuvimos  moviendo metiendo  y sacado mi pene entre sus nalgas,  y cada vez  empujaba  un poco mas,  sentía como  poco a poco se abría mas  camino mi pene y  cada vez estaba mas  húmedo mi pene  y caliente,  por supuesto estaba en la gloria, Era la  primer  mujer que me  estaba cogiendo y sentía  muy, muy rico,, según yo ya estaba  cogiendo,  el glande  me punzaba,   cuando de repente
-- Empuja  mas, metelo mas, pero suave  y no pares de empujar
Entonces sucedió lo que yo no esperaba, Yo seguí empujando mi pene   despacio pero sin parar, sentía como  mi pene era apretado aun mas   y como se forzaba   mi pene por empujar mas cuando de repente
-- Ay ¡  se quejo Ana
-- Y yo sentí como si hubiera  salido de repente  mi pene  por otro lado  lo sentía apretado  pero ya no del glande  si  de mi pene si no  mas abajo,  Mi mete había entrado  finalmente en  Ana
-- ouch! – me queje yo cerrando y abriendo los ojos  rápidamente,
-- No te muevas ya ¡ -- Dijo Ana agitadamente¡ -- Así quédate tantito.
Sentía como  mi pene era  apretado por debajo del glande como si lo hubiera tomado alrededor con mis dedos oprimiéndolo  y soltándolo!. Diablos,  en verdad se  lo había metido , había sido como si  buera  pasado mi pene  por un espacio  reducido y de repente pasara al otro lado mas libre, pero quedando atrapado. – En realidad así era, Era un gusto  mezclado con cierto miedo,  porque sentía que había roto algo dentro de Anay luego su reacción, No sabia que pasaba, solo podía adivinar  mi pene caliente  como una braza y punzante  que pareciera que estallaría en cualquier momento. Ambos nos habíamos quedado quietos de repente, Miriam se nos quedaba  viendo con tamaños ojos,, se había percatado que algo había sucedido, aun no tenia idea de lo que era
-- Estas  bien Ana ¿ -- Pregunte  sin querer escuchar  la respuesta.
--  Si,  pero no te muevas  todavía
Espere  un momento mientras sentía las contracciones  Ana en  mi pene,  lo que me estaba  poniendo  nuevamente  caliente después de pasar  la primera  impresión, Aun sin darme  cuenta   y  a veces con los ojos cerrados  comencé a moverme  muy  pero muy lento y suave,
-- Ah ¡ Asiiii despacio. – Decía  Ana
-- Así se siente mas Libre  -
-- Es que ya me metiste  la cabeza de tu verga, ya la tengo a dentro – me decía mientras  pujaba  un poco al hablar
-- Siento como me aprietas, 
-- Te gusta?
--  Ah mucho!
-- YA se la metiste ¡ casi grito Miriam¡
-- CÁLLATE ¡  Le dijimos los dos
-- Yo quiero ver – y metió la cabeza debajo de Ana – Órale ya la tienes adentro
-- Dame tu mano – Me pidió Ana, llevándola a directamente a su clítoris
-- Acaríciame  aquí con los dedos – entonces yo tuve que agacharme  arqueando la espalda para acariciar su labios y su clítoris que se encontraban ya  húmedos

Conforme iban pasando los minutos, que a mí s me parecían eternos,  íbamos acelerando nuestros movimientos,, en realidad  no paso mucho tiempo  quizás   10 minutos máximo, y yo sentía a cada arremetida como mi pene  iba entrando mas  y mas en ella, y como  lo sacaba casi todo para  volver a meterlo  hasta donde  podía, Un par de veces se  salió por completo  entonces yo agarraba  mi pene  y lo dirigía  nuevamente y ya para ese entonces ya no había problema para volverlo a meter  pues  por lo húmedo de los y por encontrarse   ya mas dilatada  entraba con mucha mas facilidad, volvía sentir como pasaba  la entrada  para luego poder enterrársela mas libremente, pero no había sido tan  apretado como al principio. Aun así  yo  sentía sumamente rico
 -- mmmhhh, mas, mas  rápido,   mas adentro ...   sácalo todo y metelo otra vez ,, Ah! .
Ana gemía mas  y mas mientras  mis dedos seguían frotando su clítoris y se paseaban por entre  sus labios, el olor de sexo inundaba el cuarto y yo estaba en el paraíso,  Comencé a tener  convulsiones, sabia que estaba  próximo a  eyacular
-- Como se siente – Miriam le preguntaba
-- Muy rico!!! A ti también te va a gustar mucho mmmm
--  YA no te duele?
-- Nooo!  mmmm  ya nooo
-- Me  voy a mojar ya  aaahhh ¡ Les dije
-- Mas  rápido, mas  rápido! Me pedía Ana
lo hico lo mas rápido que pude  y  por  el tiempo que pude,  que no fue  mucho tiempo mas,  cuando comencé a  sentir  como hervía  mi pene
-- No lo saques ¡ - Me dijo Ana -  Aaayyy siiiii , Ya me vengo  decía Ana
mi cuerpo comenzó a  ponerse rígido y tenia  los ojos cerrados , sentía como de pies a cabeza  mi sangre  era bombeada por mi cuerpo hasta  mi pene  con  cada chorro que lanzaba dentro de Ana, Yo me encontraba  en  lo mío, sujetándome con fuerza de su cadera apretando mi cuerpo en sus nalgas,  Mientras  Ana  daba empujoncitos, podía sentir como  me movía a  mi también  a cada movimiento de ella , Ana daba  pequeños  sobresaltos  uno después de otro, estaba  sintiendo su orgasmo y a cada brinco que ella daba  levantaba las nalgas  y me apretaba el pene
--  mmmmm , mmmmm, -- Ana  estaba agitada,  respiraba muy fuerte  y  de repente, se dejo caer en la cama,  y segundos después yo detrás de ella. Después de un ratito de  descanso  mire hacia abajo y mi pene se encontraba bien colorado,  y cuando me fije en las nalgas de Ana,  pude ver  mi semen como escurría de entre ellas mi semen por un constado.

Ana y yo sonreíamos y yo creo que mas yo que ella pues me sentía  tan caliente de la cara que  yo pensaba que podía resplandecer como el sol, esta feliz! Mi primera cogida , Miriam se nos quedaba  viendo entre alegre  y confusa
Además de sorprendida,  no decía nada solo nos miraba. Después  un rato mas ya mas calmados  los dos
--  De verdad se siente  muy rico? -  pregunto nuevamente Miriam a Ana
-- Muucho . y ahora te toca  a ti , aunque te va a costar un poco de trabajo porque  tu no lo has hecho  todavía,
--  Va a ser mi primera vez  jijiji ¡
--  Oye Ana, y así  es como lo haces con Miguel ¿
--  Si pero nosotros  cambiamos de posiciones, --
-- Como lo hacen?  Como  cuales posiciones?
--  Lo hacemos parados, acostados, de lado,  yo montándolo, ..y otras que ni se imaginan
Después de haber hecho lo que hizo ana ,  le podíamos creer que hasta se iban a  la  luna a coger
-- Bueno te toca Miriam,  te va a doler  un poquito pero si aguantas  después lo vas a querer hacer a cada rato,
   Lo malo es que  Azcari Lo tiene un grueso
-- El de Migue no es así – Le pregunto mi ego de hombre ¡
-- No, miguel lo tiene mas delgado que tu – y una sonrisa se dibujo en mi cara, pero pronto desapareció cuando continuo – Pero el de el es mas largo que el tuyo
-- Bueno pero el es mas grande!
-- y con quien te gusto mas Ana? – Le pregunto Miriam
-- Huy! con Miguel, .. y se quedo callada,  y por supuesto de aquella sonrisa  en mi cara nada quedo , y continuo
-- Lo que pasa es que Azcari  esta aprendiendo apenas, y nosotros ya tenemos  mas experiencia que ustedes. Lo que si me gusto es que me aprieta mas cuando esta a dentro que la de miguel, son diferentes  y sentí muy rico  también contigo – dirigiéndose a mi – bueno ya era algo jajaja.

-- Bueno ya están  listos  para empezar?

La platica , ya me estaba enfriando un poco y Ana me pregunto si podía, Pues llevaba ya dos venidas, Pero  con 14 años, casi 15, el numero era lo de menos,  solo necesitaba  verles los senos  y  apenas acariciármelo  para estar firme otra vez,  A esa edad casi  lo tienes duro y listo apenas terminas de eyacular,

Miriam se subió a la cama  exactamente igual que  Ana,  ya se había quitado su calzón y estaba con las  piernas  abiertas y levantando las nalgas según las indicaciones que recibía de ella, le decía que no apretara  mucho que  se  pusiera  flojita, que cuando sintiera que  yo empujaba  ella  intentara abrir su año, le decía que lo hiciera como cuando va al baño,  hasta que me llamo para subirme a la cama..
Yo me iba a hincar   también  detrás de Miriam  como lo había hecho con Ana, Pero me detuvo.
-- Y ahora que?  - pregunte
-- Primero debes prepararla porque es su primera vez¡
Pues si era su primera vez  y la segunda mía, pero no sabia todavía eso de preparar,
-- Yo ya lo hecho antes  por eso no había  mucho problema , Pero Miriam nunca lo ha hecho y necesitas ayudarla
-- Y como le hago? – ahí comenzó realmente mi primera clase de sexo
-- Primero debes calentarla, excitarla que este muy húmeda antes querer  coger  con cualquier  mujer,
   la debes  acariciar  y besarla  para que se  ponga  bien caliente
-- Yo ya estoy caliente  - Dijo Miriam.

Efectivamente  después de lo que habíamos pasado Miriam ya esta a  todo, al menos ya excitada si se encontraba, Además que sabia  perfectamente bien que Miriam era  una chica  bien caliente
-- Bueno primero  puedes acariciarle sus nalgas  y su  concha y debes mamársela – Llegue a pensar que lo único que pretendía  Ana era   excitarse con nosotros viéndonos, obviamente  mi inexperiencia era  mucha,  Pero como quería realmente  cogerme finalmente a  Miriam, hice  todo lo que Ana  me decía

Me puse detrás de Miriam,  y me acosté de espaldas metiendo mi cabeza  por debajo de sus piernas y comencé a comerme su entrepierna a acariciarle las nalgas jugaba con su clítoris y  sus labios menos y mayores jalándolos con los labios.  Nosotros ya teníamos cierta experiencia de en sexo oral y sabíamos  lo que nos gustaba, Ana nos miraba desde  un lado de la cama. Y me encantaba  ver sus ojos porque estaban llenos de  lujuria  y mientras  nos hablaba  dándonos  indicaciones su voz se entrecortaba y claro se excitaba también , pues le estábamos dando un espectáculo. Me indico que  me chupara los dedos  y le pusiera saliva en la entrada de su ano y que poco a poco le metiera un dedo y que continuara  haciéndolo hasta que se sintiera  mas  suave la entrada a su “culo”, asi lo hicimos  por un rato,  después me dijo que  lamiera su ano, eso no lo habíamos hecho nunca,  así que era algo novedoso para nosotros, , que estando excitado y deseosos de mas experiencias   comenzábamos a soltarnos a  las indicaciones que nos decía,  entonces  intercambiaba  mi boca y lengua entre su vagina  y ano, hasta que me  indico Ana
– Metele dos dedos en su culo
Cuando intente hacerlo  ana  dio un pequeño respingo,
- Ay!,
-- Despacio máteselos despacio – Me dijo Ana
-- Como al principio no se  podía, ana  me dijo que metiera  entonces solo mi pulgar que era  un poco mas grueso que mi dedo medio, aso. Lo hicimos por un ratito mas  para después volver a intentar  meter  dos dedos nuevamente, lo intentamos hasta que  lo  logramos entonces ya después  me dijo Ana, que ya lo podíamos intentar. Antes de levantarme,  Ana me do unas lamidas  a mi pene  según ella  para humedecerlo mas
-- YA estas lista Miriam?
-- Si , ya lo quiero sentir
-- Me puse en posición para penetrarla – Ponle saliva en el culo  - y así lo hice , entonces  ahí comenzó el problema y el suplicio de Miriam, coloque la cabeza de mi pene en  la entrada de su ano, o al menos eso intente,  y  la tome por la cadera entonces comenzaron mis movimientos, lentos como me había indicado antes Ana,  de mi pene ya brotaba liquido preseminal que hacia  tuviera la sensación de suavidad además claro de la saliva que le había puesto  la sensación era muy agradable y la vista  inmejorable,  Miriam tenia   unas nalgas mas paraditas que Ana y en la posición que estaba  “parando aun mas  ese culito” como le pedía  Ana  a Miriam que  lo hiciera era para dar un infarto comencé  por hacer  mis movimientos mas firmes  con la intención de metersela, pero mi pene  se bajaba y le picaba la entrada de  su vagina
-- Mas arriba
- y subía mi pene un poco mas
-- Mas abajo ¡
-- Ahí ¿
-- Si ahí ..
-- Ay¡ no tan fuerte
--  Ouch ... Despacito  - se quejaba  cuando  atinaba  al lugar  pero  brincaba haciendo que  perdiera la dirección
--Súbelo mas.. no tanto..
-- Pontéelo tu misma
-- Levanta mas  las nalgas
Así estábamos  hasta que  Ana  acerco y nos dijo, 
--  Levanta  un poco mas las nalgas  Miriam,  , Yo te las abro  y tu se lo metes ¡
Entonces ana colocándose a  un lado de  Miriam,  tomo las nalgas de ana separándolas yo quede fascinado mirando   ese ano  y las nalgas bien abiertas, eso me lleno un mas de lujuria. 
-- Ponlo en la entrada - Ana-me dijo
-- Entonces  si pude  ver donde  poner la cabeza de mi pene  y comencé a  empujar despacio pero firme movía  mi cadera de adelante para atrás  y sienta y podía ver como  mi pene empujaba el culo de Miriam,  ella se quejaba  un poquito, Pero  escuchaba a  Ana cuando le decía
-- No aprietes , porque si no te va a doler  mas, ponte suavecita ,Tu misma   hazte hacia a tras  si sientes que puedes hacer que se meta mas,
Pero por mas que intentaba  no podía metersela,
Metele los dedos otra vez -  entonces  les puse saliva y comencé de  nuevo a mecérselos  primero uno y luego el otro
 Que ya entraban con un poco mas de facilidad, y en eso estábamos cuando  Ana me hizo un señal  indicándome que  se la metiera. Entonces  tome  mi pene  y la puse en su ano nuevamente  y empuje  un poco mas fuerte, entonces si entro un poco mas
-- Ay ¡  se quejo  Miriam,   y levanto un poco mas las nalgas ,   así que aproveche, para empujar  un poco mas  fuerte
-- Ay ay ... despacio , 
-- YA casi entra   -- Le dijo Miriam,  haciéndome otra seña para que empujara aun mas.
-- Aaayyyyy  me duele ¡
-- YA, entro la cabeza ¡  no aprietes – le decía  Ana -  ponte  flojita
-- Aaay sácala , sácala, me duele  mucho ¡
-- No te muevas – ME decía, déjala ahí tantito
-- No aprietes Miriam – yo le pedía - Yo sentía como apretaba mi cabeza
-- No.. no .. sácala. Ya – A Miriam  le escurría  una lagrima por sus mejillas
 -- No te muevas,  si te la saca te va a doler  mas, espérate tantito, 
Pero  Miriam ya no aguanto y  bajo sus nalgas haciendo que se le saliera  mi pene de ella
-- No te lo saques ¡ le grito Ana
-- Resoplando  Miriam dijo – es que  me duele mucho!
-- Pues es que aprietas mucho el culo, y debes  abrirlo no cerrarlo, además ya te dije que al principio duele un poco pero después se te quita el dolor
-- Ay ya no quiero ,
-- Ah como no ¡ ya hiciste que me cogieran a mi, ahora te toca a ti, no seas chillona ándale .. Haber  espérense
y ana entro a su baño  y salió con un bote de crema
-- Mira Miriam,  les voy a  poner un poco de crema  en tu culo y en la verga para que resbale mejor
-- No ya no mejor después – quería safarse Miriam 
-- Mira si con la crema  no puedes entonces  lo hacemos otro día, pero si tienes  que  intentarlo es, lo justo
Y Miriam voltio a verme,
-- Inténtalo y si no  aguantas  pues  ya ni modo, si no quieres ya no lo hacemos
-- Es que si quiero , pero me duele, ..
-- Bueno con la crema va a ser mas fácil, la ultima  y ya, sale?
-- Bueno la ultima vez eh ¡
-- Si Pero no aprietes y aguanta lo mas que puedas, - Dijo Ana
--  Tu me avisas cuando estés lista
 Ana  volvió a colocarla  en su posición y me estiro el brazo con el bote de crema, 
-- Toma,  ponte en la cabeza  un poquito de crema  u ponle en el culo también  a Miriam 
Comencé   a ponérselo entre las nalgas  y alrededor de su ano , 
-- Metelo un poco de crema con los dedos adentro
Hice  lo que  me decía Ana, supongo que  Miriam sintió un poco mas de alivio al darse cuento que mis dedos entraban con mas facilidad en su ano,  o que la refrescaba, porque   comenzaba a gemir suavemente
-- mmmm, mmmm se siente mejor así...
-- Vas a ver  que va a ser mas fácil – Le dijo Ana
-- Si entran mas rápido mis dedos  con la crema – los tres estábamos mas tranquilos
-- Ya estoy lista – Dijo Miriam
entonces  me volví a  poner  con mi pene  en la entrada e su ano,  mientras Ana le separaba las nalgas , puse  mi glande en la entrada  y empuje un poco,
-- mmmm, hacia Miriam, -- Sigo?  - Pregunte
--Si , despacio
Entonces  hice  un poco mas fuerza
-- Ay mmm
-- Tranquila, ponte suavecita y  puja  un poquito – la animaba  Ana – Ya casi entra
--  Aayyy medio grito Miriam
-- No te muevas, no te muevas , ya entro la cabeza
-- Ayy me duele.  – si pero ya se te va a pasar
yo sentía como mi pene era apretado por el culo de Miriam,  a cada respiración y mi pene  involuntariamente  comenzaba a  palpitar con las fuerza
-- Tranquila,  así ,así ,..  -- decía  Ana
Después  comencé a  moverme  un poco lento ,  y comencé a  jugar con su clítoris como lo había hecho con Ana
-- Despacio , despacito
-- Ahhh ,  ay..
Poco apoco , se iba relajando mas y mas,  hasta que me dijo que  se lo metiera un poquito mas,  Moví mi cadera  haciendo un poco mas de fuerza  y logre meterle un pedazo mas de mi pene..Poco a poco le  iba metiendo un poco mas. Y aunque no pude  metersela  como a Ana si logramos  mantener  un ritmo suave  y constante
-- Así te gusta? -- preguntábamos
--Si un poco, pero  no lo hagas rápido ,
-- Como se siente?
-- Se siente raro , como si quisiera ir al baño

A veces se  quejaba  un poco y a veces pujaba,  si  se me salía  la verga de su culo se quejaba  cuando la metía  nuevamente, Estuve  un rato meciéndosela.

-- Ya me voy  a mojar  les dije  --- aaagggghhh
-- Vente afuera! Me dijo Miriam
-- No se preocupen, así no puedes quedar embarazada – Nos recordó Ana
-- No, pero quiero afuera
 Entonces saque mi pene de su ano y comencé a eyacular sobre sus nalgas cuando termine, mi pene estaba cubierto de crema  de esperma  y un poco de excremento bajo mi prepucio  Miriam  corrió al baño  pues sentía la necesidad de defecar, lo cierto es que no lo hizo, solo tenia la sensación. Después de lavarse entre yo también a  lavarme  por recomendación de Ana,  aunque  yo lo había pensado también pues sentía  un poco de ardor en mi pene

Cuando terminamos y nos arreglamos,  de regreso a mi casa,  Le pregunte A Miriam, como se había sentido o si le había gustado,
-- Me gusto porque  lo hicimos,  yo quería hacerlo, Pero si se siente  un poco raro – Ella no había llegado a tener  su orgasmo.
-- A lo mejor después  con un poco de menos dolor sientas mas no ¿, ya vez a ana  como lo disfruto
-- Yo creo que si porque  las primeras veces nos duele un poco
-- Pues yo creo que entonces debemos hacerlo otras veces

Y nos reímos juntos y cada quien se fue a su casa. Miriam me platico  que  no se podía sentar bien porque  le dolía el ano un poco,  y que le había salido un poco de sangre  después  cuando fue al baño,  no mucha y solo una vez. Tuvimos muchas  oportunidades después de  ese día  de practicarlo y coger  juntos. Hasta poderlo dominar entre  nosotros.

Por mi parte  mi  pene  me había quedado también muy sensible,  y apenas  lo tocaba sentía  un pequeña molestia, 
Me había rozado por tanta fricción, Claro que cada vez que me  pasaba  recordaba  lo mucho que había aprendido y disfrutado, ya me sentía todo un hombre, jajaja. Obviamente esa  noche y algunas  noches siguientes,  no pude ni masturbarme además de que no me acercaba a la cama de Julia aun  cuando encontraba  su brazo fuera de la cama porque  un tenia el sensible  el pene. Supongo que eso a  Julia le habrá  parecido extraño. Pero claro no me iba a preguntar nada, solo que me di cuenta  que como no me acercaba, ella hacia  ciertas  cosas para llamar  mi atención,  como toser  bajarse la cobija y dejar  de fuera sus senos y un día antes de  volverme a acercar a ella, la encontré totalmente  desnuda  en s cama c boca a bajo  con las nalgas semiparadas, Pero preferí esperar  hasta la siguiente  noche.

Con julia , no se como explicarlo,  no sucedían las cosas igual como con Miriam y mucho menos  con Ana, Con mi hermana era todo mas sutil, mas suave mucho mas tranquilo,  aunque no por eso menos excitante,  no recuerdo que alguien mas me excitara tanto como mi hermana  lograba excitarme, y cuando pasaba  algo con Miriam, o con Ana, que me hacia pensar que había sentido mucho ,  cuando lo practicaba con mi hermana  Julia  superaba  por mil las sensaciones que había sentido antes

Yo ya estaba por cumplir 15 años y mi hermana los 14 y pasábamos muchas noches  juntos en su cama, acariciándonos,  frotando nuestros cuerpos, claro esta que después de haber  cogido era de esperarse  que  lo intentara con Julia. Y así fue, Yo ya me había puesto algunas semanas antes  y después de coger con las chicas, a  mamarle a Julia su ano, , Claro que  al principio como que no quería,  y apretada las nalgas

-- Tranquila,  -- le decía al oído 

Regresaba nuevamente a meterle lengua entre sus nalgas alternando con su conchita y las caricias de su senos,  poco a poco se fue acostumbrando a esas nuevas  caricias. Así como  el de frotarle mi pene entre sus nalgas, como lo hacíamos antes con la diferencia que  ahora   yo se las separaba poniendo a Julia de  costado y levantándole   la nalga que quedaba  arriba para  meter mi pene, y después soltándosela para dejar oprimido  mi pene entre sus glúteos. Entonces  frotaba pero ya directamente sobre  su ano. También al principio mostró cierto rechazo, pero pasado los días lo aceptaba con mas agrado,  Después continué pasando mis dedos  con saliva sobre  su ano, haciendo un pequeña presión en el a veces  lo graba  meterle un poco mi dedo  pero al principio se movía hacia delante tratando de sacarlo de ahí,  Entonces procuraba masturbarla  un poco para calentarla  mas,  o le besaba  los senos, para que relajara  su ano y pudiera  aprovechar para  meterle  nuevamente, También note que algunas noches estaba mas dispuesta que otra  a esos juegos  orales  y de dedo porque la encontraba  bañada y mas fresca, supongo que le importaba  sentirse  limpia del ano, pues poco apoco le iba tomando mas gusto. Después comencé a ser un poco mas agresivo empujando  con mas firmeza mi pene en su ano, esto supongo que fue  acostumbrándola un poco mas, a veces, cuando me pasaba de  fuerza ella  daba un respingo y separaba  un poco sus nalgas de mi pene, algunas veces yo tomaba  la mano de Julia  para que ,me agarra el pene y yo le separaba las nalgas y le susurraba al oído
-- Ponlo en medio
Claro que las primeras veces yo tenia que dirigir su mano con mi pene hasta  ponerlo en la entrada de su ano, después ella sola lo hacia,  entonces comenzaba  moverme oprimiendo un poco a poco , hasta donde ella  lo permitía

Con Julia aprendí a ser mas paciente y mas cuidadoso en lo que hacia y siempre trataba que ella sintiera lo mismo que yo para que pudiéramos seguir haciéndolo, y eso provocaba también que todo fuera mas fácil entre los dos  , tenia que cogermela ya no podía esperar mucho mas

Recuerdo bien cuando llego esa noche, cuando entre a nuestro cuarto y encontré a mi hermana con su brazo fuera de la cama  y con un seno descubierto, con los ojos cerrados, indicándome que podía  subir a su cama como muchas otras  noches. Solo que es esa ocasión ya había decidido  ya cogermela, entonces me metí a dar una ducha y salí desnudo y le quite las  cobijas de encima, deliberadamente  trataba de retardar nuestras caricias para así despertarle mas deseo a Julia,  Como sabia que  ella no se pondría en 4 pos si misma, saque de mi cama las dos almohadas, y tome las otras dos de la suya, jale a Julia la orilla  de la cama para poner en medio  las cuatro almohadas y entonces   levante la levante  poniendo su cadera encima de ellas, me costo un poco de trabajo hacerlo  pero finalmente  había quedado  julia con las nalgas levantadas,  separe sus piernas  un poco y comencé a  darle sexo oral un buen rato,  acariciaba  sus nalgas u  le pasaba la lengua  en su ano,  y ella daba  pequeños  movimientos levantando la cadera  cuando hacia esto, era buena señal porque  eso quería decir que le gustaba. No me iba a arriesgar a perder la oportunidad  por impacientarme  al tratar de cogermela  y causarle mucho daño porque podía suceder que no quisiera hacerlo  nuevamente  por varios días,  o hasta semanas, así que  opte  por  la crema  para que todo fuera mas fácil

Le unte  la crema  en su año , con un dedo  poco apoco trataba de  metersela también en su ano,  trate de  meterle lo mas que podía la crema, al principio  apretaba un poco, pero conforme fueron avanzando las caricias se  iba relajando , hasta que la sentí mas flojita  comencé a meter  mis dedos en su culo,  primero uno  luego mi pulgar ,a veces  intercambiaba de pulgar, metía el derecho y cuando lo sacaba metía el izquierdo  después metí dos dedos, tal cual me había enseñado Ana. Cuando la sentí mas  lista entonces me hinqué sobre ella y le abrí las nalgas, La tenia abierta de piernas   de nalgas, era  la primera vez que la tenia tan expuesta  y me sentía tan excitado y tan contenlo en ese  momento que sentía que la amaba, y quería hacer que ella sintiera mucho y muy rico con lo venia.
Comencé a  pasarle  mi pene entre sus nalgas  a veces  sobre sus labios vaginales , yo podía sentir  y escuchar su respiración, ella sabia  lo que venia y si no lo sabia se daba  una idea, lo mejor  de todo es que ella lo aceptaba  y lo constate cuando tome su brazo  y lo pase  por su espalda poniendo   su mano en mi pene 
-- Ponlo ahí  -- le dije quedito
y maravillado  me quede cuando  comencé a ver como se movía  la mano de Julia  con mi pene  dirigiéndolo hacia su ano,. En ese momento toda  duda desapareció en mi,  sabia que la lo deseaba tanto como yo, Mi corazón comenzó a latir tan fuertemente  que sentía que se me escapaba  por la boca, regreso  aquella sensación de vacío en el  estomago y la garganta seca, jalaba aire  con la boca abierta y sentía como mi cuerpo se ponía sumamente caliente palpitando al ritmo de mi corazón.
Cuando ya estaba   mi glande en la entrada de su ano, comencé a moverme  muy lento oprimiendo su ano, , por la crema  ase movía  un poco  de lugar a veces hacia arriba  y otras hacia abajo
-- No dejes que se  mueva – le decía bajito con la voz ya ronca  debido a tanto jalar aire  por la excitación
entonces  se lo acomodaba nuevamente  y yo seguía empujando un poco mas firme, comencé  mis movimientos de adelante para atrás, cuando empujaba mas , Julia apretaba  mi pene,  y yo lo interpretaba como que  le molestaba un poco  y que debía hacerlo mas  suave   o que debía detenerme,

Cuanto me tarde?  no sabría decirlo, Pero entre tanto empujoncito,  dedo y lengua  , su ano iba  cediendo cada vez mas y mas,   mientras  mis manos acariciaban  sus nalgas  su cadera su senos su espalda, esta posición era  espléndida,  hasta en uno de esos movimientos, lo que tanto esperaba,
-- Ahhhh exahlo Julia quedándose quieta
-- No me  muevas, quédate quieta, .. así, así, siéntelo dentro de  ti
-- Aaaahh – solo escuchaba  - eran suspiros entre  placenteros  y aguantándose el dolor ,  eran entre suspiros y jalar aire
Con Julia todo era tan distinto parecía todo nuevo,  hermoso,  la paciencia  que teníamos en nuestros avances  lo llenaban todo de satisfacción, el deseo contenido se desbordaba cada vez que  lográbamos hacer algo nuevo y mas desafiante, mas comprometido, mas erótico y sexual. Si todo era mas lento, teníamos  toda la noche,  no había prisa,  y aquella espera  siempre nos recompensaba con mayor placer, Julia  acomodo sus brazos hacia delante  apretando las cobijas  con sus manos
-- Cuando te sientas  bien puja despacio, si te duele un poco aprieta tantito
Espere unos  momentos mas,  entonces comencé  a penetrarla un poco mas, jale aire  y metí mi pene  un poco mas,
--- aahh  - se le escapaba de los labios
Entonces apretó un poco y yo me detuve,
Otro momento mas...  empuje un poco mas, otro suspiro , así lo hice hasta tener  un poco mas de la mitad de mi pene dentro de su ano, entonces comencé la retirada, que fue un poco mas difícil porque  apretaba mas constantemente,  entonces  tome aire  y se lo metí mas fuerte, hasta donde se lo había metido primero , pero de un solo golpe
-- aaahhhhgg - Escuche
El culo de  mi hermana era el cielo en la tierra para mi,  yo estaba  todo sudoroso y comenzaba a gotear  sobre la espalda de julia  y ella al sentirlo caer daba pequeños brinquitos levantando mas las nalgas, lo que provocaba que  ella misma  se lo clavara un poco mas,  entonces se lo comencé  sacar nuevamente mi pene hasta . la  punta, casi apunto de salirse.
-- Puja Julia luja un poco
-- entonces ella lo hizo,  y cada vez que pujaba  su ano se dilataba  un poquito comiéndose  también un poco de mi pene, entonces entraba  totalmente  el glande en ella, me di cuenta que haciéndolo así, ella misma se  lo estaba comiendo,  aflojaba  y entraba  mi pene  como que lo jalaba  cuando volvía a apretar,  y luego nuevamente  pujaba  y otro  pedazo entraba en ella,  Comenzamos a Tomar  cierto ritmo,  movía  mi cadera  bombeándola  muy suave pero rítmicamente, Lo que mas me gustaba era sacárselo casi por completo porque en la estreches de la entrada de su ano al salir y entrar  podía sentir como era succionado y  era mas  apretado el glande. No cogimos como bestias desenfrenadas, no como lo había hecho con Ana,  pero si fue mas constante  mas lento y suave, y por mucho mas  placentero, La cadencia que llevábamos era lenta  y constante
--  Te gusta? – Le preguntaba, - y por respuesta solo alcanzaba a escuchar sus suspiros mas que gemidos
-- aahhh!,  aahhh!, aahhh! – con cada  embestida
Metí mi brazo por debajo de su  vientre  acariciando su clítoris como me había enseñado ana, entonces  pude constatar que se encontraba sumamente  húmeda,  Santo dios, esto era  un placer bestial, Por primera vez estábamos  unidos,  , mas que unidos!  Estaba dentro de ella una parte de  mi vivía ahora dentro de su cuerpo.
No se cuantos orgasmos pudo haber  tenido, no  supe  hasta  un par de años después que tanto le  dolió esa primera penetración,   pero lo que si sabia era que lo estaba disfrutando igual que yo.

Si afuera  dure mucho tiempo preparándola para la penetración,  no era así ya estando dentro de su culo.  Varias veces tuve  que detener mis movimientos y tuve que apretar  mi frenillo ( que había aprendido por masturbación como frenar  un poco la eyaculacion, supongo que todos los hombres  lo sabemos, aunque  muchas mujeres  desgraciadamente  no ) , pero a fuerza de  aguantarme, mi pene  ya me estaba  doliendo por tanta excitación y de tanto aguantarme,
-- Me voy a  mojar! ... Ya me viene! Aaagggghhhhh ¡! 
Así que  no aguantando mas se lo saque  y comencé a eyacular encima de sus nalgas  y cadera.,  Julia se quedo quieta por un momento , mi esperma , por la posición en que tenia a  julia corría hacia su espalda y esto le gustaba a ella porque no asía mas que dar pequeñas contracciones levantando las nalgas conforme  iba resbalando mi esperma hacia su espalda, supongo que también ella estaba teniendo el suyo ,  Me faltaba el aliento, quería gritar,  y supongo que ella también lo quería hacer,  Pero siempre teníamos que  acallar nuestros gemidos lo mas que pudiéramos.
 Quite las almohadas debajo de julia para que descansara  la posición y caí rendido a su lado, Nuestras respiraciones eran agitadas, aun mas la mía,  Julia estaba  boca a bajo con las piernas semiabiertas y yo a  su lado con mi cara  sobre su espalda,  recorría  mi mano derecha por sus nalgas piernas y espalada, mientras le daba  pequeños besos  de agradecimiento por lo que acababa  de suceder entre nosotros
Después de un momento de descanso,  le acomode las cobijas  para taparla,  mi esperma ya estaba seco en su cuerpo ese día no hubo necesidad de limpiarla, como generalmente lo hacia después de eyacular sobre sus piernas  senos y espalada, esta vez la deje así toda la noche
-- No te preocupes, -- le decía -  así no vas a quedar embarazada, así no puedes embarazarte, todo es mas seguro
Yo trataba de  despejarle sus dudas, para que no fuera a  asustarse y tratar de estuviera mas tranquila. Me pase a mi cama, con una sonrisa mental,  porque no tenia fuerzas para esbozarla en mi cara producto del cansancio.
-- Te quiero Julia!  – Le dije desde  mi cama y me quede dormido

A la mañana siguiente casi todo fue  igual que siempre salvo dos pequeños detalles, cuando tomamos nuestro desayuno diario antes de  irnos a la escuela, ella lo tomo de pie en la barra de la cocina y  yo tenia  mi pene  nuevamente rozado.

Sabia lo que me esperaba,  lo que no tenia idea era de cuanto tiempo tenia que esperar  para que ella  asimilara  lo sucedido  y volviéramos a  estar juntos,  generalmente  pasaban algunos días, entre su asimilación,   redención  y aceptación de lo que hacíamos. Pero continuaron pasando los días, y los días se  hicieron semanas, y yo por la noche le preguntaba si estaba bien. Que me perdonara si le había hecho daño,  trataba al principio  de tomar  su mano para que oprimiera  la mía  y  hacerme saber  si estaba bien, Pero al principio no se dejaba  y retiraba la mano.
Pensé que hasta ahí había llegado todo con mi hermana Julia, que quizás había sido mas duro de lo que suponía  y no podía aceptarlo, pensé  mil cosas,  pensé que quizás se sintiera violada, ya me estaba desesperando, por las noches  cuando entraba al cuarto  su mano  no aparecía mas fuera de su cama, Hasta que un día después de casi tres  semanas  me acerque   nuevamente a su cama sentándome en  la orilla y tome su mano, esta vez  no me rechazo, y metí mi dedo entre su mano y comencé a preguntarle.

-- Estas bien? – Y Julia oprimió mi mano ( si recuerdan,  usábamos ese método para comunicarnos,  porque ella nunca  hablaba  ni abría los ojos cuando estábamos juntos, si oprimía  mi dedo  o mi pene, significaba que si,  si no lo hacia, significaba que no )
-- Te hice  daño?  Sin movimiento
-- Estas enojada? - Sin movimiento
-- Te sientes  enferma - Sin movimiento
-- Estas triste?  Y Julia oprimió mi mano
-- Porque? , sientes que  hicimos algo malo?  Y nuevamente oprimió mi mano
--  No tienes  porque, yo no quiero hacerte  sentir mal nunca, yo te quiero mucho, yo se que  no podemos ser novios,  pero de  todos modos yo te quiero  -- Y julia movió su Mano de arriba a  debajo de mi dedo , ( esa seña no la conocía )
-- Que ¡? -   Sin movimiento
Estaba un poco desconcertado – Ya no quieres que  hagamos nada – Sin movimiento
-- Quieres que lo sigamos haciendo? -- Y julia movió su Mano de arriba a  debajo nuevamente
-- Que quieres decir1 ¿  - Sin movimiento
Yo estaba  un poco desconcertado. Y volví a preguntar
-- Quieres que lo sigamos haciendo? -- Y julia movió su Mano de arriba a  debajo nuevamente
No sabia que pensar,  Estaba seguro que no decía que no,  Pero también estaba seguro que no decía que si, al menos no era claro. Con el tiempo aprendí a diferenciar ese  y  otros movimientos. No insistí mas.
Le di un beso en la frente  y me fue a mi cama. Después me entere  de un par de años  que en ese  momento Julia se encontraba  asustada, pues aunque  yo trate de explicarle que no había nada que temer con respecto al embarazo,  ella tenia como toda  mujer mas consiente , sus dudas al respecto y que una parte de ella  quería seguirlo haciendo pero otra parte la tenia asustada. Y lo que ella esperaba  era  nuevamente  tener  su regla, para salir de dudas.  Esa forma de mover la mano de arriba hacia abajo, significaba entre otras cosas,  “No te preocupes”,  “Debes esperar”, ...

Así que espere, espere casi dos semanas mas. Hasta que una noche, volví a ver su brazo fuera de la cama.

Puse  mi dedo dentro de la palma de su mano y pregunte
-- Ya te sientes  mejor? – y oprimió mi dedo una vez
-- Estas segura que quieres hacerlo? – nuevamente oprimió mi dedo
-- Espera, déjame  tomar  un ducha.
Me bañe y salí con la toalla alrededor de mi cintura, apague las luces  y me acosté a  su lado. Esa  noche, y muchas noches  mas  hicimos el amor, claro siempre  anal para mi gusto

Paso el tiempo y yo acababa de cumplir los 16 y  Julia cumpliría los 15 en un mes. Yo continuaba mis aventuras  a veces con Miriam,  y otras  con Ana. Precisamente de Ana descubrí muchas cosas, tanto de ella, de  sus hermanas ,   tíos,  primos  y primas y posteriormente  descubriría  lo que hacia  uno de sus padrinos  con sus hermanas y por ultimo de sus padres  y de cómo en realidad  toda la  familia  mantenía relaciones sexuales entre ellos mismos.  Me di cuenta  que nadie  lo hablaba  ni nadie era abierto en el tema,  Era un secreto a voces entre ellos, y con el tiempo llegue a ser testigo propio de algunas de las cosas  que sucedían entre ellos. Aunque es verdad que yo vivía en incesto con mi hermana, no tenia idea  de lo que la lujuria  podía llegar a hacer dentro de una familia así. Aunque también debo decir que la educación de esa familia era  muy raquítica,  y que su moral definitivamente  era  muy diferente a la del resto de las personas “normales”. Pero también debo reconocer que  era una familia unida,  y casi nunca tenían conflictos familiares  como en otras familias “normales”, quizás  la forma en que Vivian,  les permitía sentirse mas cerca  y afables los unos con los otros, aun así,  habían ciertas cosas que a mi  entender  en aquel tiempo me parecían increíbles y sumadamente cuestionables

Entre esa  familia  y la mía, surgió un vinculo de compadrazgo, por parte de  mis padres  y los padres de Ana al solicitarles que bautizaran al bebe de Estela ( la hija mayor ) que había quedado embarazada de su novio mayor y que este no quería hacerse responsable del bebe, muy poco  tiempo duro esa relación porque un día mi madre vio como uno de los tíos de aquella familia espiaba a Julia desde la azotea de su casa a  l la nuestra, ya que  el nuestro baño familiar tenia unas ventanas   en la parte de arriba y desde su azotea  se  podía ver   hacia adentro por la altura en que se encontraba.. Mi madre los mando a volar  y quizás desde ahí les tomo mayor  atención a sus actos y le pareció que eran algo morbosos ( no tenia ni idea,  o quizás alguna vez  vio algo  de lo que nosotros nunca nos enteramos ). Además  Julia  tampoco los soportaba.  Lo cierto es que mi padre fue a reclamar a los padres de Ana y  las cosas fueron empeorando cada vez mas,  un poco después ,  les otorgaron una casa  por parte del trabajo del padre de Ana  y terminaron mudándose. Aunque claro yo continué visitándolos algunas veces si el tiempo me  lo permitía  porque  vivían sumamente lejos de  mi casa.

Ya habían pasado tres años desde comenzaron los juegos entre  Julia  y yo, se podía decir  que éramos amantes casi completos, y digo casi,  porque  hasta ese  momento no habíamos tenido relaciones sexuales, vaginales claro.
Yo a los 16 y con la experiencia que me habían dado mis amigas y con lo que leía me parecía, almenas eso pensaba yo, que ya estaba listo para  mi primera relación sexual hecha  y derecha, Coger  como dios manda, y obviamente eso lo quería hacer  con Julia, no pensaba en nadie mas que no fuera  mi hermana. Claro solo había dos  detalles,
Mi hermana cumpliría  los  15 años y ya era  momento de que yo saliera del cuarto, ya no era correcto que los dos durmiéramos en el mismo cuarto así que nuestras posibilidades en tiempo se reducían y la segunda  como proponérselo, que tal si no aceptaba,? Aunque claro,  aunque tarde o con ciertos problemitas  había aceptado todo hasta ese  momento, así que porque no habría de aceptar  ahora esto?, no era  lo normal,? No era el siguiente paso lógico en nuestra relación?. Pues  bien  ahora el dilema era como hacerlo. En los meses pasados había tenido ciertos  contactos vaginales,  ya había metido  mi pene entre sus piernas   en la posición del misionero, también por detrás   había habido ciertos toque s de mi pene con su vagina  por lo que hacíamos,  pero cuando  lo hacia de manera  directa, y acercaba  mi pene a la entrada de su vagina,  inmediatamente era rechazado,  ya que cerraba las piernas  y hasta allí quedaba el asunto. Algunas veces acaricie sus labios vaginales y su clítoris con mi  pene,  Pero era lo máximo, no podía llegar a mas. Que hacia? Opte por lo mas sencillo, Preguntarle directamente por la noche. Y así  mas o menos lo hice.

Entre a nuestro cuarto y vi el brazo de Julia de fuera, Pero esta vez me acerque a ella y le di un beso en la mano,   la estreche entre las mías sentándome  en la orilla de la cama.
-- Oye  Julia, mira no como decirte, pero yo te quiero mucho y me encanta estar contigo me gusta mucho sentir tu cuerpo junto al mío y también me gusta  lo que hacemos y como lo hacemos, Pero  ya nos van a cambiar  de cuarto, y ya no vamos a  poder estar juntos como ahora porque ya sabes que me quieren  a hacer  un cuarto en la azotea  arriba del de mi papá y de mi mama y  ya va a estar  mas difícil. Y yo no se si tu quieras que sigamos estando juntos – Julia oprimió mi mano con fuerza mas de  lo acostumbrado y por un tiempo mas  prolongado
--Yo tampoco  quiero dejar de estar contigo, pero quizá  ya no podamos hacerlo igual
 La Mano de Julia sudaba – continué
-- Además, quiero decirte otra cosa – y trague saliva, ya me estaba poniendo ronco -  yo .. yo ... quisiera  hacer el amor contigo – Julia dejo de oprimir  mi mano --  Pero ya sabes,  quisiera hacerlo completamente, quiero hacer el amor  por primera vez contigo – y quedamos en silencio, o mas bien yo quede en silencio por un momento.
-- Continué –Yo se que a lo mejor no quieres,  o quieres esperarte hasta que seas mas grande para hacerlo o quizá quieras hacerlo con alguien mas, Pero tenia que preguntarte, porque yo solo pienso en ti para hacerlo, no pienso en nadie mas para algo así.
-- Tu que piensas? –  Trague saliva  nuevamente porque ya tenia la garganta muy seca - Quisieras hacer el amor conmigo? 
-- Y Julia no contesto
-- Sino quieres hacerlo dímelo  -- Después de un momento movió su mano de arriba hacia abajo
-- Te da  miedo hacerlo? – Julia apretó mi mano
-- Porque? –  Tienes miedo a quedar embarazada? – nuevamente Julia apretó mi mano
-- No te preocupes, ya he leído de métodos anticonceptivos, Pero voy a buscar mas  información y te digo como es
Mi hermana no contestaba ya pero su mano sudaba mucho
-- Piénsalo y si no quieres  no hacemos nada
Puse su mano sobre su estomago y  me fui a mi cama temblando como gelatina y sudando frió, realmente me sentía mal de los nervios. Yo si había leído algunas cosas de métodos anticonceptivos, pero claro, no todos se podían ajustar a nosotros, leía todo lo que me encontraba hasta fui a la biblioteca a buscar libros,  pero finalmente todo se  agolpaba en la mente y terminaba  mas confundido de  lo que estaba, no sabia que hacer, ya estaba echando por tierra mi deseo,  en las noches  mi hermana estaba  mas “callada” de lo normal no me acercaba a su cama, ni ella sacaba el brazo,. En eso estaba  cuando vi a Ana!, Ana claro!  porque no lo había pensado antes, si alguien debía saber  era ella. Pero oh sorpresa!,  no sabia a ciencia cierta tampoco como protegerse, claro que no pude evitar que me  interrogara para que era, y bien le tuve que decir que  me había salido algo con una chica de la escuela  que ella no conocía y también tuve que aguantar sus bromas, ya que, finalmente  me dijo
-- Porque no le preguntamos a  mi mama? ..
Su mama! Si era  posible quien mejor que una mujer adulta  y con experiencia nos enseñara!; entonces urdimos un plan,  Ana y yo teníamos  la misma edad,  Podíamos pedirle  que nos enseñara como protegernos con la excusa de un trabajo escolar  para Ciencias de la salud. Si esa era  la solución, así que  lo pusimos en marcha. Al siguiente  día saliendo de la escuela me dirigí directamente a su casa, Ana ya me estaba esperando y fuimos con su mama.
-- Buenas tardes señora,
-- Hola como estas Azcari?
-- Bien señora,
-- Y que haciendo por acá?
-- Pues  es que tengo que hacer  una tarea y quería saber si podía ayudarme
-- Ayudarte en una tarea de la escuela? Pues de que es tu tarea?
-- Y sin mas se la solté.
-- Tengo que investigar métodos anticonceptivos que usan las  personas  para protegerse de un embarazo
-- Ah caray!  Me dijo
-- Y porque no le preguntas a tu mama?
-- Huy, mi mama no nos habla de estos temas, como que  nos da pena  a los dos
-- Mmm ya  imagino,
-- Pero que quieres saber  exactamente?
-- Pues quiero saber que métodos utiliza usted y me puse como jitomate rojo, rojo
-- Mira nada mas , ahora resulta que debo confesar  mis intimidades contigo eh y se rió
-- No señora como cree, lo que pasa es que yo ya leí – y le mostré algunas copias que había sacado de la biblioteca y algunos folletos que había conseguido en la clínica del seguro  de mi localidad. --  Pero la verdad es que no entiendo eso de los días  y  el ritmo y no se que tantas cosas se deben tomar y ...
-- Espera , espera, lo que pasa es  que no se  toma uno todo al mismo tiempo hay muchas formas  y depende cual sea lo mejor para cada  mujer.
-- Salió peor  y ahora que hacia?  Como le decía le iba a decir las características de mi hermana,  la señora  no era tonta, como ya sabia  no quería regarla, entonces le dije
-- Porque no me dice cuales usa  usted ¿
-- Y la señora  comenzó a ponerse roja también, bueno haber 
-- Mejor te explico algunas cosas de  las que traes
Me explico  de principio a fin varios métodos y formas de usar los anticonceptivos, Me explico como nadie el uso del “RITMO”  me hizo un regla sencilla  y eficaz para poder hacer el calculo de los días,  me marco los días fértiles y los días de regla y también me advirtió que ese método solo funcionaba  para mujeres con regla exacta, con regla como relojito, también me  explico el uso de la píldora y algunos espermicidas, el uso de los óvulos y otras cosas mas,  no solo me explico como se usaban si no que también me regalo algunos  óvulos y muestras de algunas  las pastillas de las que me hablaba así como un par de condones (se notaba que era precavida) Salí corriendo de  ahí agradeciéndole su ayuda y las muestras, aunque no sabia en ese  momento que esa “clase” me había abierto las puertas a descubrir  muchas cosas  de ella
-- Muchas Gracias!
-- Cuando quieras

Yo estaba súper alegre  con todo lo que había aprendido ese día , así que me puse a pasar todos mis apuntes  en  limpio  y hacer  un tipo de manual y aparte hice  uno con lo que yo había pensado era  lo mas practico para  mi hermana y para  mi,  le hice  a julia la regla del ritmo a colores y le escribí como debía poner  sus días de regla  sugiriéndole el uso de los óvulos con espermicida y los condones,. Por la noche  mientras  mi hermana  tomaba su ducha le  puse las hojas  debajo de  su almohada para que las leyera.
Esa  noche llegue  y ella estaba acostada,  pero las  hojas  ya no estaban donde las había dejado. Al siguiente día nos levantamos  y busque las hojas  a la primera oportunidad, pero no estaban  por ninguna parte,  solo esperaba que ella las hubiera  tomado y no mi madre.
Por la noche cuando llegue me recosté en mi cama y escuche el ruido de las hojas bajo mi almohada. Ahí estaban, pero lo mas importante es que ya estaban marcadas,  Julia había subrayado algunas cosas!, y después de la pregunta que había escrito de si era  regular,  encontré un si y debajo había llenado la regla del ritmo con su calendario menstrual! Además  había escrito algunas preguntas  acerca del uso de los óvulos y de las cremas! ... dios que significaba eso? Que sí aceptaba?  tenia que preguntárselo,  y cuando levante la mirada en busca de  Julia ella ya tenia el brazo fuera de  su cama,!

No podía creerlo! Ella estaba  de acuerdo, entonces me senté a la orilla  de su cama y comencé a repasarlo con ella
Tomándola de la mano...
-- Estos son los días de tu regla? – Pregunte y recibiendo  un apretón afirmativo en la mano
-- Eres  regular? – un nuevo apretón
-- Le conteste las preguntas que había escrito acerca de cómo se utilizaban  las cosas que había marcado, los tiempo de espera y todo lo que me había dicho la mama de Ana.
-- A quien le pregunte? – Ahí si mentí a medias
-- Fui a la clínica del seguro social y con el doctor de la escuela  para que me explicara algunas cosas que no entendía, además me dio algunas cosas, te  las  voy a dejar debajo de la cama  para que los veas mañana
-- Oprimió mi mano nuevamente
-- Porque el condón no lo marcaste?, no lo quieres  usar? Y movió su mano  de arriba a  bajo
-- No te entiendo, mejor mañana lo escribes en una papel
-- Julia apretó mi mano
Cuando terminamos de repasar las hojas, le pegunte
-- Estas segura que quieres hacerlo?
-- y Julia oprimió mi mano,  una vez,   y luego otra vez – eso era un si y una ratificación
Ya estaba hecho haría el amor con mi hermana Julia Solo quedaban ciertos detalles que verificar,  como que día  lo haríamos, ya se estaba acercaba el día de la fiesta de sus 15 años y algunas veces dormía  en el sillón de la sala porque alguna prima se quedaba con ella, además, había que detallar lo del condón y que preferiría  si el gel o los óvulos así como volver a verificar  el ritmo, La idea de las pastillas  no le pareció además teníamos que conseguir una sabana vieja  o algo para no manchar las sabanas y poderla tirar sin despertar sospechas. etc, etc. 

Fueron pasando los días, Julia también hizo sus pesquisas por otro lado según me entere después, para verificar que todo estuviera  bien  y finalmente se acordó que  lo haríamos dos días después de la fiesta, es decir  la noche  del lunes siguiente, ya que se fueran todos  los invitados y estemos mas tranquilos, Utilizaríamos  los óvulos, y el ritmo, ya verificado cientos de veces, Julia no quiso que utilizáramos el condón.

Paso , Fiesta el sábado por la noche,    el domingo  en el trascurso del día comenzaron a irse los invitados y el lunes  a medio día salían  los últimos. Ayudamos todos a recoger  los últimos restos de la fiesta acomodando todo en su lugar. Mi padre ya estaba haciendo arreglos para  terminar  mi nuevo cuarto. Finalmente terminamos y mis padres se retiraron a dormir  pues realmente estaban cansados así que tomaron un baño y se durmieron bastante temprano, mas de lo normal Generalmente  a las  10 PM nos disponíamos todos a dormir,  Ese noche eran las 8 PM y mis padres ya estaban  recostados y  dispuestos a dormir. Mi hermana  y yo siempre procurábamos comportarnos normal en el día, nunca  hablábamos de nada de lo que sucedía entre  nosotros aun estando a solas ni nos lanzábamos miradas intencionadas ni nada  por el estilo, nuestra vida sexual solo la vivíamos solos  y entre  las  4 paredes de nuestro cuarto. Aquella noche era demasiado importante para los dos que en cuanto nuestros padres se encontraban en su cama,  nuestras  miradas  se  encontraron por vez primera con cierta lasciva, buscábamos nuestra respectiva  confirmación para l oque sucedería después,  fueron solo unos 5 segundos suficientes  para  decirnos  todo. Entonces Julia  se retiro  al cuarto por sus cosas  para bañarse, yo salí a comprar el ultimo encargo de mama para las  cosas de la mañana siguiente.

Dieron las 9 PM cuando me metí a yo a bañar, Nada fuera de lo común solo que al final,  me puse  loción también en el cuerpo las piernas  y mis nalgas. YA estaba  listo, salí como siempre con la toalla en la cintura y me recosté en mi cama,  Julia ya estaba  bajo las cobijas.  Prendí la tele   para hacer un poco mas de  tiempo, miraba  la tele sin  ver  nada en realidad  mi mente estaba  ya junto a Julia. Poco mas de  media  hora después cuando julia se  movió y saco el  brazo fuera de la cama y apague  el televisor  Había  llegado el momento mas  importante de mi vida....

Me acerque a la cama de mi hermana,  y tome  su brazo, bese su mano y lentamente  quitando las cobijas con las que se tapaba y  las tire al piso, ahí estaba  mi hermana  boca arriba totalmente  desnuda ante  mi, su reparación era agitada, podía ver  los movimientos de su pecho y sus senos en cada respiración,  jadeaba realmente con su cara levemente  inclinada hacia la izquierda, su cabello largo caía por un lado de su hombro derecho me quede  observándola un momento, podía ver su carne clara como brillaba  con la luz que entraba de las ventanas dibujando su silueta, los senos bastante crecidos coronados  por unos pezones  que aparecían semierguidos, se me antojaban deliciosas  las curvas de su cintura  y cómo se pronunciaban  formando su cadera. Mi hermana ya no era  la niña  con la que había comenzado mis primero juegos, ahora era toda  una mujer su cuerpo completamente desarrollado y el deseo que emanaba de su piel era  prueba de  aquélla  madurez. Miraba su vientre plano y  su monte de  venus  con sus vellos formando una “V”  aquellos  vellos tan suaves  al tacto y que escondía debajo de ellos el objeto de mi mas grade deseo, su pierna derecha muy levemente flexionada  sobre  la izquierda, Nunca la vi tan  hermosa  como aquella noche, y esa  imagen se imprimió en mi mente para no borrarse jamás.

El aparente  dolor que provoca el deseo contenido en  mi cuerpo producto de la tremenda excitación  que sentía, producía   un vació  muy  intenso en mi estomago, mi corazón palpitaba  tan aceleradamente  que  me dolía el pecho, mi boca  seca  por tanto aire  que jalaba mis movimiento torpes  y los continúes choques eléctricos que recorrían  mi cuerpo y las articulaciones producían  también  ciertas  contracciones, mi cuerpo estaba  totalmente  receptivo en ese  momento y aun mi piel se encontraba totalmente erizada tan solo por el humor que despedía Julia. Me recosté a su lado derecho y puse mi mano sobre  su vientre, al contacto ella contrajo su cuerpo y un leve suspiro  nació de entre sus labios. Mis boca comenzó  a besar su cuerpo comenzando  por el hombro derecho bajando por  un costado,  besando y recorriendo con mi lengua   su pecho entre sus senos, bajando por el estomago dividiendo mi boca en su cintura  y caderas, continuando por sus piernas, subiendo nuevamente dibujando las líneas de esa “V” que tanto me fascinaba, nuevamente  subí hasta sus senos comencé a mamarlos  siguiendo el contorno de su redondez  tomando  en mi mano  aquel que quedaba  libre  el seno izquierdo y  pellizcando suavemente   su pezón. Mientras  mis labios atrapaban su pezón derecho , lo jalaba y succionaba tomándolo entre mis dientes con cuidado, 

Pasando mi  pierna  sobre las  de Julia me pase al  seno izquierdo , repitiendo la misma operación,  mamando aquel nuevo pezón  y ahora acariciando el que recién había dejado, los alterne,  unos momentos  mamaba  uno mientras acariciaba el otro,  para después cambiar nuevamente. Sus pezones  se veían  duros  y erectos, no pude contenerme  y trate de  juntar los dos pezones  al centro de su pecho para meterlos a  mi boca al mismo tiempo, entraban po la comisura de mis labios y  movía mi lengua  de un lado a otro  dentro de mi boca  para  estimular  los dos.
-- aahhhh !!! – escuchaba  la  respiración y los suspiros de  Julia
Comencé a  bajar  mi  cara  por su estomago y vientre, el cuerpo de  mi hermana punzaba  completamente al ritmo de sus latidos, suavemente   con mis piernas  fui abriendo  las suyas   para  colocarme  en medio de ellas   conforme  iba  bajando  mis labios hasta llegar a  su monte  de  venus.
-- mmmhhhh !!!
Ya estando en medio de ella con las piernas  abiertas  comencé a  besar  su vientre y a bajar cada vez  mas,  Todo parecía   como si fuera la primera vez,  olores,  sabores,  y sensaciones nuevas, comencé a besar  sus labios exteriores y poco apoco se los abría con mi lengua   llegando a  tomar sus labios inferiores  tomándolos  con mi labios  jalándolos  un poco, dejando al descubierto su clítoris, que en este momento ya se encontraba  hinchado y muy susceptible a las caricias,  concentrándole en el un poco mas,  y luego bajando  pasando mi lengua  en la entrada  de su vagina  metiendo y sacando la lengua, metí mis brazos , un poco mas abajo levantando su cadera, recorriendo su ano haciendo círculos alrededor de el. Así tomada  por la cadera la lleve al centro de la cama para poder hacer  un 69, poniendo mis piernas  a cada lado de su cara   apuntando mi pene  directamente  en su boca,  en inclinándome hacia delante  para volver a su vagina metiendo mis manos por debajo de sus nalgas.

Después de  un rato  teniendo sexo oral,  me situé nuevamente en  medio de sus piernas  separándolas e inclinándolas  un poco en posición del misionero; En ese  momento saque los óvulos  que teníamos preparados y le introduje  2 en su vagina, mientras esperábamos  los 15 –20 minutos que indicaba el uso del óvulo, acariciaba a mi hermana mientras  mi pene se colocaba a la altura de  su entrepierna, tomando por debajo sus hombros para asirla bien, mi pene  chocaba  con los labios vaginales de mi hermana sintiendo  su humedad  y su calor,  comencé  con movimientos suaves de mi cadera   y pene separando los labios mayores frotando su clítoris besaba su cuello sus oídos  y  sus senos, en un momento tome  una de la manos de  Julia dirigiéndola hacia  mi pene  en medio  de nuestras  piernas
-- Acomódatelo ... – Le pedí
-- Miriam hacia movimientos muy  suaves como en cámara lenta cada vez que  yo le pedía que hiciera algo similar, como tratando de que pasaran desapercibidos esos  movimientos. Lentamente   con mi pene  terminaba de abrir sus labios colocándolo  en la entrada de su vagina, nuestros cuerpo se encontraban calientes así como nuestros alientos,

-- Aaahhhh. – se escapaban  nuestros suspiros
Comencé a  penetrarla  lentamente, sentía como la  humedad de su vagina  inundaba  mi pene conforme entraba, el calor de sus vagina y fluidos  era  muy intenso podía sentir caliente como nuca antes, mi pene se abría paso por aquella cueva  la sensación era  mucho mas suave que el ano,  no había tanta fricción,  pero si llego en  momento en que se venció esa cierta resistencia natural de su vagina entrando por completo  el glande, entonces quedamos quietos, sentía   como palpitaba  mi pene en su interior  y podía sentir
-- Te duele? –
Le preguntaba, pero Julia no respondía nada, solo se quedaba  quieta, respirando fuerte,  después de  un momento nos convertimos en uno mismo unidos por nuestros cuerpos  ahogando nuestros gemidos convirtiéndolos en suspiros. Y sucedió que por vez primera, Julia  movió sus brazos por cuenta propia poniendo sus manos en mas  nalgas  y haciendo presión jalándome hacia ella indicándome así que comenzara  mis movimientos.

Era la gloria  sentir el cuerpo de mi hermana  bajo el mío sus senos en mi pecho y  sus piernas a mis costados, Era tanto el placer que sentía  que en ese  momento la bese en la boca,  que hasta ese  momento nunca antes había hecho,  supongo que parece  como demasiado personal besarla, Pero en ese  momento nada  me importa mas,  tenia que expresarle  todo mi sentimiento que se despertaba en ese momento,  

A veces  Julia me empujaba  hacia ella y otras  como que detenía mi cadera, así estuvimos mientras ella se acostumbraba a mi pene y tomábamos cierto ritmo;  besaba  y mordía sus labios, recorriéndolos con mi lengua para después meterla en su boca,  sus manos  oprimían  nuevamente  pegándome hacia ella, y moví mi cadera   siguiendo con la penetración,  poco  a poco  mi pene   se introducía  mas  en su vagina, Las paredes vaginales de  Julia era  sinuosas, conforme avanzaba  mi pene las sensaciones  se incrementaban  y sentía claramente  como  mi pene avanzaba cada vez que pasaba  uno a uno aquellos surcos de placer,  era como la tierra arada, con los surcos donde se va a plantar , no se como explicarlo,

Es como atravesar un dedo por un línea de lápices, pero infinitamente mas placentero, sentía esas pequeñas  ondulaciones de su piel. No solo al principio, cuando entro mi pene  venciendo aquella primera resistencia cuando sus  vagina  deja entrar  al pene, si no que esa sensación persistía en toda su  profundidad.

-- Aaahhhh. –
Cuando sentí que la mayor parte de mi pene se encontraba dentro de Julia mis comenzaron a incrementarse gradualmente tomando ritmo,  Mientras  julia me jalaba hacia ella  acariciando mi espalda  y nalgas jadeando a mi oído, Mi pene entraba  y salía de ella generando sonidos al choque de nuestros cuerpos, besaba su cara ,sus labios y sus oídos, Me perdía en su cuerpo, Baje  mis brazos para  tomarle las nalgas  desde abajo haciendo mas profundo mis embestidas
-- Aahhgg., mmmhhhh,.  Aaahhhh.
Y cambiamos de posición, me  levante un poco quedando  hincado poniendo sus nalgas sobres mis piernas  tomándola de  la cintura  y sus  piernas  a los lados para penetrarla así,  su espalda estaba arqueada,  y le puse sus manos sobre sus propios senos,  y aunque ahí los dejo nuca  movió las manos  para acariciarlos  o tomarse los pezones,  simplemente   atrapo sus senos con sus manos y ahí las dejo  todo el tiempo,  mientras yo,  seguí moviendo mi cintura metiendoselo  lo mas que podía, después  puse  sus  piernas sobre  mis hombros, pudiéndola penetrar un poco mas profundo,  en esa  posición podía sentir como la bolsa de mis  testículos golpeaba  su ano cada vez que  la penetraba, Nuestra respiración era cada vez mas agitada y nuestros suspiros comenzaban a parecer   gemidos  que tuvimos que  acallar  mas de una ocasión por temor  de que nos escucharan nuestros cansados padres
-- Aaaaahh., mmmhhhh,.  Asi...  Aaaaahh
El sudor de mi cara goteaba  sobre su estomago,
Te gusta? .. Aaahhhh  te gusta mucho?.  Ahhh  Lo puedes sentir? .. mmmmhhhh
Podía ver la su expresión de su rostro como cerraba  los ojos, mas fuerte  y abría la boca jalando aire y  emitiendo muy leves  gemidos. Después de un momento, nuevamente la cambie de posición, la  voltee boca abajo y así como estaba  levante su cadera poniéndola como de perrito , Julia quedo  con el pecho sobre  la cama  y  las nalgas  bien paradas,  con mis dedos  busque la entrada  de su vagina  guiando mi pene, lo coloque en la entrada, pude meterlo  con menos resistencia y de dos movimientos se lo metí hasta sentir  mi vientre  chocar en contra sus nalgas 
 -- Aaaagggghhh., mmmhhhh – Le arrancaba   pequeños gemidos con esos movimientos
Tomaba  sus nalgas abriéndolas un poco y mientras   la seguía penetrando con uno de  mis  dedos  oprimía su ano
 Que al tenerla en esa  posición la vista de  su culo era inmejorable. Así estuvimos cogiendo por  un rato, las contracciones de su vagina eran constantes y yo ya no podía aguantar mas,
-- Me voy a venir,  aaaghhh   ya casi me vengo, 
Julia comenzó a mover las nalgas mas fuertemente  hacia mi   chocando nuestros cuerpos, su vagina  comenzó a apretar mas y mas, mientras  arqueaba su espalda y mordía las sabanas.
-- Yaaaa  ahhhgg mmm
Mi cuerpo se puso rígido como nunca, parecía  una  piedra donde lo único que vivía  era  mi pene y la eyaculacion que de el emanaba, tan caliente  como  humedad de Julia, los dos quedamos quietos con la boca abierta  y viviendo solo por nuestra entrepierna unida ahora mas que nunca.
Lentamente comenzamos a relajarnos  desvaneciéndonos en la cama ella y yo sobre su espalda, nuestra respiración era agitada  y nuestros cuerpos sudorosos.

Descansamos por un rato, estábamos recostados de lado yo detrás de ella  abrazándola y ella tomándome del brazo
-- Te quiero mucho Julia – Le dije.  Y ella oprimió su mano
La bese  por ultima vez  y me dirigí a mi cama, ya era  muy tarde cuando nos dispusimos a dormir, , aunque ella  fue al baño  a aserrase  un poco.

Al día siguiente estábamos felices,  y teníamos que  contener   y tratar de  fingir esa alegría frente a los demás, pero entonces si aunque  no hablábamos de lo sucedido si intercambiábamos miradas  cómplices de lo sucedido.

Seguimos cogiendo  casi toda esa semana, todos lo días, hasta  que  se cumplía los días del ritmo, esta vez  no hubo tiempo de espera, supongo que Julia lo deseaba tanto como yo. Sabíamos que  su ciclo menstrual iba a cambiar después de hacer el amor, y su regla se retrazo por dos semanas, por supuesto había nerviosismo, pero estábamos concientes que sucedería así,   y que habíamos seguido al pie de la letra el ritmo y los óvulos.  Aunque claro el nerviosismo siempre estaba presente, cuando llego su regla  por supuesto que respiramos aliviados, y esperamos  un tiempo mas para ver como se comportaban sus siguientes menstruaciones y en esa espera,  si llegamos a  utilizar condón,  y solo lo hacíamos   inmediatamente después de  haber terminado su regla  los siguientes tres días,  hasta que volvió a regularizarse y cuando esto sucedió, entonces si podíamos hacer el amor  mas seguido. Por otro lado también tuvimos que buscar  los momentos mas oportunos para poder estar juntos  ya que  un par de meses después mi cuarto ya estaba terminado y ya debíamos  dejar  de compartir el que teníamos juntos hasta ese  momento. Debíamos ser mas cuidadosos y estar seguros que nuestros padres estuvieran completamente  dormidos  para que pudiera bajar  y estar con ella.

Muchas cosas cambiaron desde ese primer día, Julia comenzó a tomar  la iniciativa, haciéndome señas  y poco apoco  comenzaba hablarme cuando estábamos  haciendo el amor, los días  que nuestros padres salían solo de fin de semana por alguna cosa, esos días  los aprovechábamos al máximo cogiendo a todas  horas  posibles.

Duramos  3 años  mas  cogiendo de esa manera, y  también pagamos el precio, pues  un día nuestra madre nos descubrió,  lo que me valió  tener que dejar  mi casa definitivamente y vivir con mis abuelos , aunque aun así, nosotros seguimos  cogiendo pero ahora  en  hoteles y  en casa de mis abuelos o padres cuando no había nadie

Con el tiempo comenzamos a distanciarnos por  motivos  escolares de ambos  y claro por nuestras respectivas parejas, mi madre  nos llego a perdonar,  aunque supongo siempre se quedo con la duda de que habría pasado antes de habernos descubierto si lo hacíamos  o no. Por mi parte  seguí viendo a Ana, y a Miriam y muchas cosas  viví con ellas, aunque nunca  fue lo mismo que  con mi hermana,  mi primera  mujer.

Esta ha sido la historia las experiencias  sexuales con mi hermana Julia.

Si alguien quiere comentar  preguntar  o platicar, puedes escribirme a  Azzcari@hotmail.com

Azcari



© Azzcari

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (31)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Azzcari
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)