Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.192 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.459 Miembros | 17.573 Autores | 85.965 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » MI HERMANA JULIA, HACIENDOSE LA DORMIDA
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 15-Mar-07 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Mi hermana Julia, haciendose la dormida

Azzcari
Accesos: 84.872
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 25 min. ]
 -   + 
Relato Real, Segunda parte de Mis inicios sexuales con mi hermana Julia. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Agradezco mucho sus correos y responderé algunas dudas

- Si, la historia que estoy contando es real, es mi propia experiencia y lo que tratare de hacer es contar precisamente, esas  mis experiencias sexuales y como marco mi vida sexual  lo que paso con mi hermana.

- Deje de hacerlo con mi hermana ya varios años atrás,  hasta ahora que ella toca el tema,  y por como van las cosas,  todo parece indicar  que se reanudara esa relación

- Con Miriam si continué  teniendo relaciones hasta la fecha,  claro de manera  ocasional

ahora, ya se enteraran como se fueron dando las cosas  con  forme avance en mi relato.

--    Casi no utilizo palabras  como verga culo, puta, porque, trato de ser fiel alo que paso y

       en esos momentos no relacionábamos esas palabras o no las conocíamos para

       referirnos a algo, eso lo fuimos conociendo  después

Y así quedo por esa noche,  nuestra relación comenzó a cambiar a partir de ese día, de hecho nos distanciamos un poco y comenzamos a pelearnos por cualquier cosa. Nuestros padres nos regañaban a cada rato por nuestro mal comportamiento. Por supuesto yo tenia mis encuentros con Miriam aunque  nunca se  lo dijimos a  mi hermana para que no fuera a delatarnos,

Después de aquella  noche,  mi hermana Julia trata de evitarme lo más posible, tenia  cuidado en no encontrarme desnudo y se acostaba  primero que yo por las noches. Yo por  mi parte  continuaba masturbándome como todas las noches y en ocasiones miraba  la silueta de  mi hermana bajo las sabanas,  Pero no hacia ningún movimiento.

No había tenido oportunidad de  ir a visitar  a Miriam, pues no tenia pretexto para hacerlo, pero llego el siguiente fin de semana y ella fue la se apareció en mi casa  con el pretexto de jugar  con Julia, claro esta que ella tenia otros  planes  con otro tipo de juegos. Llevaba un morral que no nos enseño hasta que  mi mama se fue al mercado, eso nos daría mínimo  3 o 4 horas  para estar solos, ya mi papa trata baja hasta  después de las tres de la tarde. en cuanto se fue mi mama,  Miriam, Me llamo, A Julia no le había dicho nada  aun y no habían tocado el tema de la semana anterior, y en ese  momento saco una revista que traía dentro del morral y no las enseño, Era la revista  de la que nos había platicado, en cuanto mi hermana la vio se hizo para atrás

-- Miren ¡ dijo Miriam –  y la puso en medio de los tres,

En la  portada había una pareja  desnuda   donde la chica estaba  parada con una pierna  levantada sobre una silla  y  la otra recta,  y el tipo agarrando  su pene en la base apuntando a la vagina de la chica, que era  rubia con tremendos senos y pezones bien paraditos, y el pene de  el tipo era  un súper pene!  Grandísimo para  mí en ese momento, nunca  había visto uno tan descomunal, pues solo había visto el mío, abrió la primer pagina y había un colage de fotos de ellos metiendole  el pene  en la vagina,  teniendo sexo oral, meciéndose la chica el pene del tipo hasta las bolas. Etc.

-- Yo no quiero verla – dijo -  esas  son cochinadas  además es pecado,

-- Hay no te hagas – le respondió Miriam – Si bien que te gusto lo paso antes

-- Si, Pero no esta bien yo mejor me voy, ahí quédense ustedes – y salió del cuarto donde

    estábamos

-- Como quieras – respondimos los dos

En cuanto Julia  salió del cuarto  nos pusimos a ver las fotos, Uff ¡ eran como 40 paginas de fotos y claro no entendíamos lo que estaba escrito porque la revista estaba en ingles,  Pero ni falta que nos hacia, Conforme veíamos  las fotos, Miriam y yo nos hacíamos preguntas.

--  tu ya tienes pelitos  le preguntaba a  Miriam,

--- ya me están saliendo, Pero no tanto como a ella  (la  chica de  la revista) así como a ti mas  o menos, ( refiriéndose a  mi pene), a mí apenas me estaban comenzando a salir también. Apenas eran visibles  mis vellos  pero comenzaba a sentirse al tacto.

-- Haber déjame verte otra vez – me pidió Miriam,

Claro que tardo mas en pedírmelo cuando ya tenia abajo el pantalón y la ropa interior,  y mi pene ya esta durísimo y caliente

-- Todavía  no tienes casi nada – Me dijo, mira así se te va a  poner también lleno de  pelos por todos lados, y nos reímos, 

--- seguimos  viendo la revista mientras yo ya tenia el pene en la mano acariciándome, Miriam, me veía  entre cambio de paginas y yo no quería mojarme, teníamos mucho tiempo aun, es eso estábamos  cuando entro Julia al cuarto.

-- Hay otra vez  estas jalándotela –

--- Si y que respondió Miriam, a mí si me gusta verlo

-- y se la vas a jalar  tu también ¿ Pregunto julia

Miriam, sin decir nada se acerco a  mi  quito mi mano para  tomarlo  con la suya,

-- si tu no quieres es tu problema, 

Mientras decíamos todo esto Julia  no apartaba la vista de  la revista

-- Pues su problema  respondió Julia  y tomo algo del closet  y salió

Yo sentía como mi pene comenzaba a  ponerse baboso por  mis fluidos, sentía sumamente rico

Como Miriam me masturbaba,  lo hacia despacio pero algo rudo,  me enterraba la mano  en vientre cada vez que bajaba la mano y me estiraba un poco de mas  el prepucio,  ya que a mi no me  circuncidaron.

-- No tan atrás -- le decía

-- Te duele ¿

-- un poquito cuando me estiras abajo,   pero me gusta mucho,

--a mí también me gusta como se siente

 En eso estábamos cuando paso  a la siguiente  pagina de la revista y estaba la chica   sentada con las piernas levantadas y bien abiertas y con una mano abriéndose  los labios mayores  para dejar expuesta toda su parte, los labios menores,  su clítoris,  todo perfectamente  bien lubricado.

-- tu  tienes así también abajo – Pregunte a  Miriam

-- Mas o menos, pero no tan grande

-- Déjame verte ahora a ti

Miriam trato de tomar la misma postura dela chica de la revista porno sobre la cama, bajándose  su pantaleta  y levantándose  la falda que traía puesta. Lo que vi hizo que me mareara,  era  la primera mujer  que veía  desnuda de  ahí abajo, Claro que no era  como la chica de la revista,

-- Como se ve ¿ -- Me preguntaba  Miriam – Se ve  igual ¿

Yo estaba como piedra, no respondía nada,

-- Dime como se ve ¡

Me levante y tome un espejo que teníamos sobre uno de los buroes del cuarto  y lo puse enfrente de ella.

-- Mira como se te ve, le respondí y ella levanto la cara,

-- No se ve  igual – Dijo Miriam, un poco confundida, Por supuesto que no se veía  igual! Ella era  virgen! Apenas se estaba desarrollando su cuerpo. Tenia los labios mayores  muy pegaditos, lisitos no hacían  tanto bulto como la de la revista,  Por dios era  una vagina virgen,  nuevecita, Perfecta!

-- Ábrete  igual que ella con la mano –  soltó una de sus piernas  con la que se ayudaba para  mantener  las piernas abiertas y arriba e intento abrirse los labios, Pero le costaba trabajo por la posición ( falta de practica jajaja.

-- No puedo – Decía, - entonces bajo las dos  piernas y las separo sobre la cama y con las dos manos separo sus labios

-- Mira, ya se parece mas -- le dije como  si hubiera  encontrado un tesoro ( claro que lo había encontrado)

-- Sí,  Pero..

-- Pero que ¿ -- le pregunte

-- A mi no se me ve  ese hoyito que ella tiene

-- y nos quedamos callados

Si vagina  hasta donde recuerdo aun no tenia ese color rosado  mas bien era pálido igual que el resto de su piel, tenia como cremita blanca en los pliegues de sus labios que pudimos ver cuando sé bario los labios, entonces  le pregunte

-- te duele cuando te abres --

-- No, me gusta

-- Porque tienes blanco ahí ¿

-- No sé  -- me respondió

-- Que es esa bollita ¿,  -- No se como se llama, pero cuando me toco ahí siento toques también, me gusta

Entonces  con un dedo le oprimí ahí solo, la  punta de dedo  pero creo que algo duro y ella dio un respingo y se levanto,

-- hay! Así no,  más suave ¡ - me reto

-- ah pues no sabia! – Le respondí – haber déjame otra vez

-- No ya no, mejor vamos a hacer algo que vi, y que quiero probar.

-- Que es? - le pregunte intrigado

-- Mira, quiero hacer esto,  -- y comenzó a pasar las hojas de la revista hasta que llego a una pagina donde la chica de la revista se   estaba  dando una mamada al tipo – quiero ver si sabe  tan rico  como aquí se ve

-- Órale! – yo ya había escuchado de mamadas por comentarios de los amigos en la calle  y en la escuela, pero todos hablamos de mamadas sin saber realmente lo que era y mucho menos lo que se sentía

-- Ven siéntate en la cama – Me pidió Miriam

Me acomode en una orilla  y  ella se agacho en medio de  mis piernas y  agarro mi pene

Mi pene esta durísimo ya me empezada doler  porque  todo el tiempo lo tuve parado, Pero en cuando  lo tomo en su mano, sentía que crecía mas,  no entendía porque cuando Miriam lo agarraba mi pene crecía mas de lo normal, eso no importaba, me hacia sentir en las  nubes cada vez que  lo hacia. Miriam bajo nuevamente  mi prepucio y cuando lo subió nuevamente  una batita comenzó  a escurrir  por mi pene,

-- Ya té estas mojando, ya va a salir tu leche? - dijo

-- No, todavía no,  Pero siempre se  pone así primero, sale una babita trasparente

Miriam con un dedo tomo lo que colgaba de ese liquido  trasparente  y se lo llevo a la boca,

Cuando paso su dedo en medio por los labios  de la cabeza de  mi pene sentí una corriente eléctrica por toda mi espalda que me hizo quejarme

-- Sabe dulce -- grito Miriam – mira quieres probar?

-- Si  haber – y Miriam volvió a  subir  y bajar  mi prepucio

--  y volvió a escurrir un poco mas,  entonces lo volvió a hacer, pasar su dedo por  cabeza,  y levanto su mano para  probar ese liquido, y en efecto! Sabia dulce

-- Verdad que sí? -- Si le respondí

-- Quiero mas dijo  Miriam,  y entonces se agacho y comenzó a pasar la lengua en medio de los labios de  mi pene  y a veces como succionando,  cuando se los acababa, volvía a  subir y bajar  mi glande  masturbándome, A veces me masturbaba un poco hasta que se juntaba mas de aquel liquido que tanto le había gustado y cuando comenzaba a escurrir lo levantaba con su lengua y luego pasaba  su lengua en medio de mi pene, yo estaba que  reventaba, con   aquella lengua, a cada lengüetazo que me daba Miriam sentía   calambres en mi vientre que recorrían toda mi espalda  hasta  mi nuca, yo sentía que pronto me iba a mojar y que saldrían  mis chorros de esperma  por todos lados,  Pero entonces sucedió lo mejor, de un momento  a otro Miriam, metió en su boca  mi cabeza que estaba  bien caliente,  y comenzaba a dar  pequeñas succiones en  mi pene queriendo sacar mas y más. Obviamente  no sabia como se mamaba un pene  pues las revistas  no tenían mohiento, así que comenzó a meter mas  mi pene en su boca  pero no hacia  ningún movimiento mas solo lo metía y ya, luego se lo sacaba  para respirar y  nuevamente así lo mismo,  La naturaleza  me enseño como, 

Su boca  era  lo más caliente que había sentido en mi pene era mucho más caliente  que mi leche cuando me mojaba, era infinitamente  más caliente su aliento, en esos movimientos de que se metía  y sacaba  mi pene  de su boca, mi excitación aumentaba, y le pedí que no se lo sacara

-- No te  lo saques, mètetelo todo, y después sácalo hasta la punta y después vuélvelo a meter

Ella entendió bien lo que quería decirle

-- Así como si fuera con la mano?

-- ándale así mismo

Y comenzó a hacerlo,  Dios santo no sabia como reaccionar en ese  momento  mi cuerpo estaba duro me costaba jalaba aire sentía caliente mi cuerpo, ya empezaba a sudar, de repente sentí una mordida, 

--  Hay! Así no ¡ -- le dije a Miriam,  -- Me muerdes ¡

-- Te dolió? – Me pregunto,

-- Si mucho ¡ - me queje

-- hay pobrecito “pajarito” – decía Miriam y le empezaba a dar  besos y luego empezó nuevamente a meterselo

-- Te gusta así ¿, - Me preguntaba   sacándose mi pene de la boca

-- mmmm sí mucho,

A veces se le acumulaba la saliva en la boca  y entonces  se lo sacaba  para pasar la saliva, Así estuvimos  por un rato entre  mordidas y  besos y mimándomela,  sigue,  sigue, Más rápido ¡ .. Mas lento .. Hay Cuidado con los dientes ¡  qué rico .. mmmm , Hasta que ya no aguante más.

-- aahhhg  .. hayyy  -- entonces la tome por la cabeza y la separe, y apenas   se despegaron sus  labios y comencé a soltar chorros de  leche , el primer chorro callo directo en su boca semiabierta,  el segundo chorro de leche le callo en un ojo lo que le obligo a voltearse,  siguió su cabello  y su mejilla derecha,  y yo seguía soltando chorros y chorros , aaahhhh , sentía que se iba la vida  por el pene, entonces levanto su mano queriéndose tapar  cayendo el resto en sus manos  y dedos. Me quede sentado en la cama con la cabeza  caída  hacia delante con los ojos cerrados, y  con la mente aturdida,

-- Porque me quitaste?¡  - Me regaño Miriam, eso  me devolvió a la vida

-- Que? – atine a decir

-- Porque me quitaste - repitió

-- Es que ya me iba a mojar ¡

-- Pues si , pero yo quería que  lo hicieras dentro de mi boca no afuera

-- Pues yo no sabia, no pensé que quisieras así.

-- Quería ver que se sentía

En eso estábamos cuando levante la cara  y tras la ventana  vi a  Julia que había estado viendo todo lo que estábamos haciendo en el cuarto, cuando se dio cuenta que  la veía  corrió hacia el otro cuarto

-- Pues  lo volvemos a hacer entonces -- y nos reímos los dos.

Para esto ya había pasado mas de dos horas, el tiempo se nos paso volando , nos vestimos y salimos del cuarto con Julia a esperar  la llegada de  mi mama.

Julia estaba  media enojada con nosotros,  Pero al final se puso a  jugar con Miriam a otras cosas y yo me metí haber la televisión. Cuando llego mi mama, Miriam se despidió y me dijo que vendría  próxima semana, semana que tardo mucho tiempo en volver, La castigaron por algo que hizo en la escuela , no recuerdo que fue pero lo que la castigaron pero pasaron varias 

Semanas antes volver a verla.

Obviamente  para mí esas semanas se me hicieron años, así que yo continué  masturbándome por las noches en mi cama  con mi hermana a un lado, así pasaron los días y yo cada vez con mas ganas. Solo que cambio algo en esas semanas algunas noches  mi hermana dormía frente a  mí , cosa que evito después  de lo que había pasado entre  nosotros,  también me di cuenta que a veces tenia  los ojos abiertos  mirándome cuando me la jalaba. Además descubrí algo que había pasado desapercibido asta ese día en que querer entrar a  mi cuarto encontré a Julia tumbada boca abajo con las piernas semiabiertas y los brazos debajo de su cuerpo, hacia movimientos  de cadera y a veces las levantaba  un poco,  yo me quede mirándola tras la puerta, ) que era  una puerta mitad  metal mitad con vidrio, cuando se levanto vi que estaba como adormilada  y sudorosa.

Estas escenas se repitieron varias veces mas, hasta que caí en la cuenta que ella  también se masturbaba, aunque  no sabia como lo hacia a ciencia cierta,  ya que solo sabia de masturbación femenina  lo que me había dicho Miriam de su botón en la entrepierna y que después supe era su clítoris, Pues comencé a ver  leer  y buscar  cuanta cosa de sexo y mujeres estaba a  mi alcance,  aunque  lo que mas  se acercaba a sexo eran las  enciclopedias que teníamos en casa y eran apartados de  sexualidad y aparato reproductores, que  como recordaremos, eran unos dibujos  muy alejados de la realidad y no eran precisamente lo que yo buscaba después de ver la revista del hermano de Miriam.

También me di cuenta que algunas veces tomaba Julia la  misma postura por las noches cuando nos acostábamos para dormir,  cuando sé hacia un poco mas tarde y comenzaba a masturbarme, que ella también lo hacia, así que yo comencé a jadear  un poco mas alto aquellas  noches para que ella se diera cuenta,  No trataba de  ocultarlo en lo mas mínimo y algunas veces  podía ver  los movimientos de cadera bajo las cobijas, aunque claro ella lo hacia mucho mas callado que yo, Sabia que ella me miraba  algunas noches, también sabia que ella se masturbaban así que pensé que solo se hacia  la mensa y que realmente le gustaba  toda esa situación aunque en el día  ella y yo peleáramos,

Entonces me decido por seguirle el juego hasta ver a donde llegaba, y así sucedió

Siempre que me masturbaba lo hacia  bajo las sabanas, así que opte  a partir de esa noche en quitarme las cobijas  y masturbarme  así para que ella pudiera ver  mejor mi pene  y como lo hacia,  algunas noches  me  sentaba en la orilla de la cama frente a ella  y me la jalaba,, esto lo hacia siempre que me daba cuenta que ella esta viendo, cuando hacia algún movimiento que ella interpretara como que quisiera levantarme  o voltear a verla , ella cerraba  los ojos.

Así pasaron muchas  noches,  masturbándonos  cada cual en su cama y yo dejándome ver por ella,  Después comencé a llamarla quedito

-- Julia .. Julia, estas dormida? –

Y ella no me contestaba  y cerraba  los  ojos. Claro que sabia que no dormía  solo sé hacia la dormida, fueron varias noches que las que le hable de esa manera,  parecía  que se había convertido en un  juego que ambos teníamos  pero que nunca se hablaba. Una noche cuando ella si estaba dormida y yo estaba a cien masturbándome me di cuenta que la mano de julia estaba  un poco mas  salida de la cama casi en la orilla, entonces le llame

-- Julia .. – y no respondió, lo hice  un par de veces mas para asegurarme  y nada,

entonces  me acerque a su cama  con el pene  bien parado y duro y se lo trate de acercar a su mano, me agache  lo mas que pude  sin recargarme en su cama intentando poner mi pene en su mano, hasta que por fin logre ponerlo ahí, sentí la calidez de su mano debajo de  mi pene, y comencé a hacer  movimientos de cadera  simulando una masturbación, que era casi imposible por la posición,  Pero para  mi era  todo un logro, Ahí estaba moviéndome con la mano de Julia respirando fuerte  y entre cortado sudaba copiosamente  y haciendo algo que  no debía hacer y eso me excitaba mucho mas que cualquier cosa que antes hubiera hecho , aun cuando ya me la había agarrado antes, Pero ahora era distinto,  Julia  no lo permitía,  entonces caí en la cuenta  de que  lo que estaba haciendo era algo en contra de  lo que Julia  quería ( ¿) de lo que sus principios religiosos y morales ( inculcados por mi mama )  de lo que no se debe hacer, de algo que estaba prohibido y que era malo, entonces  tome conciencia que lo que estaba haciendo si era algo malo.

Las ideas se me agolpaban en la cabeza, comencé a tener  miedo, que hasta ese  momento no había sentido,  y las sensaciones se volvían encontradas, la culpa comenzó a aparecer, a la par de este sentimiento me venían recuerdos  de lo que había pasado entre ella  y yo, de cómo la había encontrado masturbándose y de cómo me espiaba a mi también mientras fingía dormir, oleadas de miedo culpa  y placer me envolvían, Hasta ese  momento no había hecho algo prohibido concientemente, y sin en cambio ahora lo estaba haciendo sin el consentimiento de  mi hermana y mientras lo hacia mi corazón golpeaba  con fuerza mi pecho, y cada vez respiraba con mayor dificultad.

Mi hermana  Julia hizo un movimiento para acomodarse en su cama y retiro la mano, ya no pude terminar en su mano, así que regrese a  mi cama, a terminar  de jalármela y tuve un orgasmo severo, fue mi primera venida prohibida concientemente, y la disfrute tanto que me quede dormido.

Desde esa  noche buscaba la ocasión para repetir lo mismo, aunque  pocas veces  lo conseguí,, así que tenia que poner  un poco mas de mí, espere a que en otra noche espere que se durmiera  y entonces me acerque a su cama  y levante las cobijas  para dejar  libre su brazo, Ella esta boca  arriba con su brazo derecho sobre su estomago lentamente lo tome  para poder jalarlo hacia fuera de la cama poco a poco  y con el corazón en la boca  y jadeante  logre mi cometido dejar su mano fuera de la cama,  entonces  coloque mi pene en su mano como la ocasión anterior

Y comencé a mover mi cadera,  Julia sintió mi movimiento en su mano, a levemente abrió sus ojos e inmediatamente  la recogió y yo me tumbe en mi  cama  quedándome como piedra. Se había dado cuenta seguro estaba, yo no  movía ni un dedo, después de un rato le llame

-- Julia... Julia?

Y nada no contestaba. En la mañana  cuando nos levantamos  Julia no dijo nada, como si nada hubiera pasado, pero Así paso la noche, y lo repetí de  nuevo varias noches mas con el mismo resultado. Una  noche  mientras me masturbaba, vi que julia me estaba observando entonces hice  un movimiento para levantarme y ella cerro los ojos, yo me acerque y como otras noches le llame, -- Julia?  - y ella  no respondía, entonces note algo, su mano estaba fuera de su cama,  mas  de lo normal casi hasta el codo, era algo que ella  ya no hacia por obvias razones, Así que le llame dos veces mas por su nombre y nada,  callada, entonces me senté en mi cama  y me quede callado,  alcance a ver  que abría  y cerraba  los ojos rápido, pero yo no hice movimiento, y ella  lo volvió hacer como viendo haber que estaba haciendo, Entonces mi corazón comenzó a latir fuertemente, sabia que estaba despierta, espere a que lo volviera hacer , y lo hizo por tercera vez,  Le llame  -- Julia? , - entonces me levante de la cama y me acerque a su cara y vi que tenia los ojos cerrados, no iba responder, entonces mi pene  comenzó a palpitar, tenia su mano a mi disposición y de que forma ¡  entonces le tome la mano,  ya no tenia que agacharme  y hacer marometas  para acercar  mi pene,  entonces puse su mano sobre mi pene  pero esta vez  por arriba, Julia, no hacia movimiento alguno a lo cual yo seguía agarrando su mano sobre mi pene   pero cuando soltaba su mano , esta se caía, no la quería apretar, aparentando estar dormida, entonces la volvía a poner sobre  mi pene,  así dos veces mas, Pero en la tercera   tome su mano la puse en mi pene  y con mi propia mano cerré la suya  para que apretara mi pene y comencé a movérsela  masturbándome de lo lindo, pero cada vez  que la soltaba ella soltaba  mi pene y tenia que repetir  la operación, así que  ya no deje que la soltara hasta que  termine llenando su  mano con  mi leche, entonces le soltaba la mano y ella la volvía a meter  debajo e las cobijas y yo me retiraba feliz a mi cama

Desde esa noche  todas las noches  intentaba hacer lo mismo, algunas veces encontraba su mano fuera de la cama y otras intentaba sacarla yo, aunque  en esas ocasiones  no siempre lo lograba  porque ella recogía su brazo y las metía entre sus piernas para  que no se la sacara y si hacia fuerza ella se  ponía mas dura. Entonces desistía y me retiraba a dormir, pero ya no me la jalaba,  sabia que en otra noche ella  lo haría, aunque amanecía todo mojado, jajaja

Así estuvimos varios meses, jugando ese juego, a veces  después de masturbarme  ella  lo hacia  misma después de  un ratito ella se masturbaba también. A Miriam en esos meses  poco la podía ver y no teníamos oportunidad de seguir con nuestro aprendizaje,  Mi hermana entro a la secundaria  y su cuerpo comenzó a tomar  forma sus senos comenzaron a ser más notorios, y obviamente   ya queríamos mas  aunque no nos lo dijéramos con palabras. Por las  noches  seguía esperando su mano para masturbarme, Pero sucedió una variante, Una coche al igual que las otras encontré su mano de fuera , pero esta vez me senté en la orilla de su cama y puse su mano alrededor de mi pene,  y como siempre si no la apretaba con mi mano ella  no lo hacia,  entonces  me acerque a su oído y le hable.

-- Julia ... Julia , - y ella no respondía

-- Julia, te gusta lo que hacemos? – seguía sin responder

-- Julia – continué –Si te gusta apriétame  el pene – Pero ella  no se movía, se lo repetí dos veces. Pero nada

-- Mira Julia, si no te gusta, entonces  quita la mano tu sola, y Julia seguía sin moverse, suponía que no quería darse por despierta así que hable un poco mas fuerte sin acercarme a su oído, y le dije

-- Si te gusta aprieta mi pene pero si no quieres que lo vuelva a hacer entonces la voy a quitar  y ya no te voy  a molestar mas,

Solo el silencio se escuchaba, y cuando sentí que había fracasado entonces agarre el brazo de julia con la intención de quitarlo de mi pene y decido a no volver a hacerlo mas, y en ese  momento – Que cierra su mano apretándome el pene! Y este de  inmediato comenzó a ponerse caliente ¡  entonces tome su mano, y la afloje un poco y repetí:

-- Te gusta mi pene ¿ - y como respuesta recibí un apretón de pene ¡ Genial! Había encontrado la manera de comunicarme con ella sin que se sintiera  tan descubierta pues siempre mantenía  los ojos cerrados como dormida

Entonces  yo le preguntaba

--  quieres que lo sigamos haciendo ¿ - y Julia soltaba  un poco mi pene y de inmediato lo volvía a apretar

-- aprieta mas! – le pedía – mas fuerte! – y Julia  lo hacia entonces tome su muñeca y comencé a  moverla masturbándome y cuando ya estaba en ritmo le solté la mano y ella se detuvo tamben,

-- sigue!, apriétamela, ,,,  - y ella apretaba,

-- mueve la mano – un momento de quietud y de principio no había movimiento, pero poco después comenzó a moverla, primero lento muy lento,  Pero que a mí me tenia loco de placer!

-- Ahora aprieta y muévela, ... mmm si así, así , aprieta  un poco mas, ahhh -- 

Sentía que me apretaba fuerte y eso me encantaba, a veces apretaba y a veces  la movía, esa ocasión por dios que no dure mucho a los minutos me estaba  viniendo como loco, y ella seguí moviendo  ahora mas lento mi pene, hasta que saco la ultima gota de leche, entonces  le pegunte,

-- te gusto? – y ella apretó mas mi pene

--  quieres que lo sigamos haciendo?  - le pregunte – y volvió a apretar

Retire  su mano y volví a mi cama feliz como nunca hasta ese momento. Era el mejor juego que había tenido jamás antes. Repetimos muchas noches más ese jueguito que me  volvía loco de placer, con forme  fueron pasando los días,  comencé a animarme a acariciar  su mano mientras  me masturbaba, después  le bajaba un poco las cobijas  y acariciaba  sobre su bata sus senos, Una noche  me anime a abrírsela,  Entre apretones de  pene  y masturbadas cada vez avanzábamos mas, a veces ella no se abrochaba su bata y dejaba algunos botones abiertos, entonces  yo podía ver sus senos, las  Mujeres de mi familia  son de senos grandes y a Julia se le  notaban cada vez mas, entonces yo los comenzaba a acariciar suave con mis dedos,  Julia respiraba cada vez mas  fuerte  y me daba cuenta que le gustaba porque apretaba mas mi pene cada vez que  la acariciaba. Después no solo le acariciaba  los senos si no que comenzaba a besárselos aunque de principio le dolía un poco, claro, sus senos estaban creciendo y estaban muy sensibles, además  de la excitación que sentía, así que agredí a hacerlo con mucho cuidado suave, ella me  lo hacia notar con su mano sí lo hacia bien.

Noches después, comencé a bajar  mi mano cada vez mas a  su entrepierna, ahí note que ellas también se mojaban

Aunque  no sabia  bien a bien como era eso, pero el olor que despedía su cuerpo me invadía toda la mente, recuero sobremanera la primera vez que acaricia su entrepierna. Mientras  ella me masturbaba y yo lamía sus senos, comencé a bajar mi mano a su entre pierna, Ella abrió sus piernas dándome mas libertad de movimiento, hasta ese  momento no pasaba de que la acariciara  por encima de su pantaleta  pero es esa ocasión , metí mi mano por debajo 

Y acaricie lo que era  mi primer vagina, y su vello pubico ¡ Dios santo ¡ era  lo más hermoso que había tocado alguna vez,  sus vellos eran tan finos  que era más suave que un peluche, su vientre cálido y ese aroma que idiotizaba, esa tersura de sus vellos me fascinaba, era  como estar en el paraíso! Y a Julia le encantaba, Ya estando allí baje un poco mas  mis dedos hasta ponerlos encima de sus labios mayores, intente meter mis dedos dentro de ellos,  pero la pantaleta  me   lo impedía, saque mi mano,  y me puse quitarle la pataleta , ya sin ellas puestas, volví a acariciar la nuevamente desde su vello que ere finísimo!  Entonces Julia abrió un poco mas sus piernas  y yo baje mis dedos  y  separe sus labios  un poco con mi mano  y metí un dedo entre ellos y recordando a Miriam, busque su clítoris ese botoncito que hacia que ellas sintieran rico , a voz de Miriam, entonces  con mi dedo índice  comencé a hacer presión sobre él, Julia de  momento se quedo quieta, yo no sabia si lo estaba haciendo bien,  Le preguntaba a  Julia  si así le gustaba , Pero claro ella  no contestaba, Pero tampoco movía la mano con la que tenia mi pene agarrado, entonces comencé a  hacer movimientos a lo largo de su conchita buscando ese botón, entonces  Julia apretó mi pene, me di cuenta que le gustaba ese  movimiento y continué haciendo el moviendo mi dedo de arriba hacia abajo a lo largo de sus labios y apretando un poco mas  en la parte de arriba, mi hermana  seguía apretándome el pene apunto de  doler y jalándomela cada vez mas fuerte,  Estábamos excitadísimos  los dos, yo jadeaba y ella  lo hacia también  pero muy suave aunque cada vez mas aprisa hasta que de repente me apretó mi pene al máximo  jalándomela  mas duro  y yo comencé a soltar chorros  y chorros de leche sobre su mano y la cama y note que mi hermana cerraba  sus piernas con mi mano en medio de ellas apretándomela y sentí como se  humedecía su vagina y se ponía súper caliente y un olor fuerte impregno  el cuarto, había logrado darle un orgasmo!!, el primer orgasmo que le producía a  mi hermana estimulándola yo mismo, nuestras respiraciones  aunque la de ella mas ahogada eran muy agitadas, poco a poco ella fue aflojando mi mano atrapada  con sus piernas hasta relajarnos por completo.

-- te gusto mucho le pregunte? – ella apretó su mano alrededor de mi pene afirmándolo,

Retiro su mano y se volteo en la cama, La tape nuevamente con las cobijas y me fui a dormir, ese día  nos tuvieron que levantar a la fuerza  porque estábamos profundamente dormidos..

Ese fue  nuestro juego por varios meses mas, y digo juego porque en todo ese tiempo y tiempo después ella siempre mantenía  sus ojos cerrados cuando lo hacíamos y nunca  los abría.

Con ese tipo de caricias y masturbaciones mutuas fuimos aprendiendo cada vez de nuestros cuerpos,  y cada día  agregábamos  nuevas cosas,  Como el que yo ya me acostaba completamente en su cama,  nos manteníamos desnudos pegando nuestros cuerpos, acariciaba mas su cuerpo, y le mamaba sus senos que cada vez  le crecían mas, hasta que agregamos, en ocasiones  hacíamos una especie de 69 para masturbarnos. La mojaba no solo en sus manos sino en sus piernas  pecho y espalda. A veces  oyera  él quien masturbaba a Julia solamente, y aprendí también a darle  su tiempo y a  gozar con el propio disfrute de Julia.  Cierta  noche in tente meter mi pene en su boca,

Pero de  principio se volteaba,  Pero poco a poco fue cediendo, comenzaba por ya  no retirar la cara,  Pero no abría la boca, yo solo movía  mi pene  a lo largo de su s labios,  recordando, a veces  tomaba  la babita de mi pene , recordando su sabor dulce, con mis dedos  y se los  ponía en los labios de Julia, y la dejaba,  para ver que hacia,  esperaba  que lo probara  para ver si le gustaba,  pero no hacia  ningún movimiento,  me di cuenta después que cuando  dejaba me movía  y dejaba de  estar cerca de su cara, comenzaba a sacar un poco la lengua,  y entonces lo que hacia era  ponerle el pene en la boca  y dejarla  toda  mojada de los labios y quitarme par que  lo probara. Así por unas noches.

Pero yo quería que  hiciera  lo mismo que Miriam y que  lo metiera en su boca, así que le volví a frotar mi pene en sus labios  pero esta vez  no me quite, y Julia no se  movía, entonces con mi pene separe  los labios  de julia y lo deje ahí por un momento,  pero julia, no se movía, Entonces me estire un poco y comencé a  acariciar   su vulva y a separar sus labios vaginales y su clítoris, sin quitar mi pene de entre sus dientes y sus labios, ella  comenzó a respirar  un poco mas   rápido,  sentía como el aire caliente  de su nariz  salía directamente en  la cabeza de  mi pene y eso me encantaba, comenzaba  yo a  sacar cada vez mas  de aquel liquido trasparente, mi hermana  no tuvo mas remedio que abrir un poco la boca para  tomar  mas aire fue entonces cuando  metí uno de mis dedos entre sus dientes

--- Julia abre la boca

– Le susurre e hice un poquito de fuerza   para indicarle que la abriera , y lo hizo un poco mas , entonces  empuje  mi pene  y por el movimiento de mi dedo  Julia abrió mas la boca,  entonces por fin entro la cabeza de mi pene en la boca de  julia  y comenzaron las oleadas de calor,  un calor  que sentía que quemaba entonces ella  comenzó a tragar  su saliva  y la babita que salía de  mi pene, ella  no se movía, como lo hubiera deseado,

-- No cierres la boca – Le dije  a  Julia -  porque si no me vas a lastimar,

-- No me vayas a  morder.

Y comencé a mover mi cadera metiendo un poco mas mi pene en su boca, así estuvimos unos minutos,, hasta que hizo aun lado su cara sacando mi pene, esa  noche  no insistí mas,  La siguiente noche repetí el mismo procedimiento, pero ahora primero la masturbe a ella hasta sentir  que estaba muy excitada,  y claro hasta que ya casi no aguantaba  las ganas  yo, metiendo mi pene en su boca abierta y cada  noche  Julia  aguantaba  mas tiempo

con mi pene en su boca. Hasta que llego la noche que  tan solo con poner mi pene en sus labios ella poco a  poco abría  su boca y yo metía mi pene,  Pero yo era el que tenia que  mover mi cadera y no ella la cara como lo había hecho Miriam,  Eso no me importaba, yo me estaba  cogiendo la boca de Julia! Y eso era el principio de  poder llegar a cogérme a Julia.

Debo decir que estos avances se daban  por semanas y siempre cada vez después de que hacíamos algo  más audaz, Tenia que a aguantar a los  enojos y enfados  con Julia  en el día, y las noches siguientes no quería hacer nada, Los lucha contacte entre  lo bueno y lo malo  que generaba su mente cada vez que avanzábamos mas le provocaban dudas  y  resistencia por parte de ella,  Pero finalmente pasando los días su convicción se quebraba y encontraba su mano nuevamente  fuera de la cama.

De esta manera vivimos los siguientes  3 años,  en este tiempo pasamos de caricias y sexo oral por parte de los dos,  haciendo 69, masturbación mutua y sexo anal ( ay que no sabíamos a ciencia cierta como era tener  sexo vaginal y el miedo del embarazo y todo lo que mentalmente implicaba  tener relaciones sexuales completas, Pero esto se los platicare en el próximo relato porque ya me extendí mucho, igualmente les contaré los avances que tuve  con Miriam y una  vecina que se  nos unió.

Si alguien quiere comentar  preguntar  o platicar, puedes escribirme a  Azzcari@hotmail.com

Azcari



© Azzcari

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (24)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Azzcari
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)