Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.672 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.447 Miembros | 17.435 Autores | 85.059 Relatos 
Fecha: 09-Feb-07 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Coji con mi hermana (3ra edicion)

perdido1
Accesos: 29.385
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 34 min. ]
 -   + 
Descubro a mi hermana teniendo sexo con su novio, el la embaraza y yo aprovecho la situación. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Esta es la tercera vez que escribo la historia completa de lo que vivi con mi hermana, en este caso y a sugerencia de algunos lectores he intentado corregir la redacción y he aumentado nuevas fotografías en donde muestro escenas de sexo con mi hermana no en todos los casos están relacionadas con la historia, pero son encuentros que he documentado con mi hermana, en todos los casos he ocultado los rostros.

Me llamo Alberto, tenía 25 años cuando empezo esta historia, mido un metro con setenta centímetros y estoy excedido de peso, no soy muy agraciado y además tengo un pene pequeño en erección mide 13 centímetros. El único sexo que conocía era pagando a prostitutas y masturbándome yo mismo. En mi familia somos mi papa, mi mama y mi hermana, Elizabeth ella tiene 20 años. Yo soy abogado y vivía en Hermosillo Sonora, en donde hay chicas muy hermosas, pero debido a mi físico lo único que yo podía recibir eran caricias pagadas de chicas muy buenas y solo en una ocasión cogí con una señora que conocí en un antro y de ahí nos fuimos a su coche en donde me la cogí dos veces.

Mi hermana desde los 14 años desarrollo su cuerpo de mujer, pero por la diferencia de edades no teníamos mucha convivencia, pero en general nos llevábamos bien. Yo tenía seis meses viviendo en Hermosillo y en esa ocasión vine de visita a mi casa paterna, me encontré que mi hermana tenía novio se llamaba Ezequiel y al novio lo habían cambiado de ciudad en su trabajo por lo cual estaba de visita con mi familia, pero al haber llegado yo, él que se estaba quedando en mi recamara que por cierto estaba junto a la de mi hermana, tuvo que pasar a dormir en el sofá, que esta en la planta baja y las recamaras se encuentran en planta alta.  

Así fue como inicio esta historia, en la noche yo me desperté como a las tres de la mañana y baje a la cocina por un vaso de agua, entonces me sorprendió no ver dormido al novio de mi hermana en el sofá, por lo cual inmediatamente me dirigí a la recamara de mi hermana y en efecto, estaba con su novio, como la puerta no estaba cerrada pude asomarme y los vi acostados en la cama, al parecer ya habían tenido sexo porque alcance a escuchar que él ya se iba, mi hermana le decía que se esperara otro rato, pero él decía que ya era tarde, entonces se levanto, estaba desnudo, su verga no estaba parada y le media como 10 cm, me puso a pensar cuanto le medirá ya parada, busco entre las cobijas su calzón y con él en la mano se retiro de la cama, yo estaba a punto de irme a mí recamara cuando vi que mi hermana se levanta de la cama, estaba totalmente desnuda, yo nunca la había visto así, me di cuenta que tenía el cuerpo precioso de las mujeres de antes con buenas nalgas y piernas preciosas, por cierto de piel blanca.

Esta es mi hermana Elizabeth

 

Estando los dos de pie, desnudos, ella se acerca y lo empieza a besar en la boca, se veían unos besos muy cachondos, mi hermana le metía la lengua y ella lo empezó a acariciar, primero sus nalgas a él, se las agarraba, sobaba y apretaba, con esto estaba despertando la verga de él, la cual mi hermana empezó a sobar e inmediatamente se le paro. Me impresiono el tamaño de su verga, era como del doble de la mía.  

Elizabeth se la raspaba en su vagina, que por cierto no había dicho estaba llena de pelos, tenía una cosa muy peluda, yo para entonces ya me había sacado mi verga y me empecé a masturbar viendo la escena tan erótica, los dos desnudos de pie besándose, mi hermana acariciándole la verga a su novio y frotándosela en su panocha, él novio de mi hermana la abrasaba agarrándola de las nalgas, entonces él le dijo, "quieres más mi amor" y ella le contesto, "sí, pero la quiero así como estamos" y ella misma así parados empezó a meterse la verga de él, estuve a punto de eyacular con esta escena, sobre todo porque mi hermana se aguantaba las ganas de gritar, ya que podría despertar a nuestros padres y entonces si se armaba la grande.

En esa posición él empezó a cogérsela se veía que mi hermana gozaba mucho, ya que hacia unos gestos de placer, él la tomaba de las nalgas y así parados de frente se la cogía, escuche que él le decía, anda Eli, dale una chupadita ella le decía, no, no quiero, me da miedo, nunca te la he chupado, entonces él como enojado le saco la verga y le dijo andale chupámela o ya no sigo, ella se enojo y le dijo No, no te la quiero mamar, sígueme cogiendo, por favor. Al escuchar a mi hermana que le rogara para que se la siguiera cogiendo fue demasiado para mí y eyacule de inmediato, pero se me volvió a parar de inmediato al ver que mi hermana le acariciaba la verga a su novio y le decía, andale papi, dame más e incluso se empino enfrente de él y con sus nalgas le acarició la verga, incluso ella la toma y se la volvió a meter, ya para entonces su novio le hizo el favor de seguírsela cogiendo.

En esa posición se recargo sobre ella y le agarraba las chiches y entonces escucho que mi hermana le dice, ahora no se puede Ezequiel, no te vayas a venir dentro, porque me puedes embarazar, acuérdate que ya una vez me embarazaste, eso ultimo me dejo todo pendejo, dije, como es posible, que ya la haya embarazado, quiere decir que mi hermana tuvo que haber abortado, ese pensamiento me distrajo un momento pero cuando volví la vista hacia ellos, él le sacaba la verga y se venía en la espalda de mi hermana, llenando se semen su espalda, lo más cachondo era ver la cara de satisfacción de mi hermana recibiendo esa leche, con su mano tomo la verga de él y se la exprimía. El nuevamente le decía, andale chupala, a lo cual ella no respondía y solo le exprimía la verga y se la raspaba en sus nalgas. Con esa escena me retire a mí recamara, pensando que puta es mi hermana, pensar que ni siquiera se puede ir a un hotel a coger, tiene que hacerlo en la casa.

Al día siguiente al verlos a los dos sentí un gran coraje y creo que envidia. Entonces empecé a ver a mi hermana de manera diferente y me di cuenta que en los últimos meses había embarnecido su cuerpo, su cadera era ancha y las chiches le habían crecido y estaban redonditas, y decía para mí mismo, claro, producto de tanto coger.

Entonces cuando llego la noche y nos dormimos todos, procure estar atento para cuando mi hermana recibiera a su novio, quería verlos nuevamente y así fue, escuche cuando se abrió la puerta de la recamara de mi hermana por cierto con mucho cuidado, pero como yo estaba muy atento me di cuenta, yo creo que para no hacer más ruido no cerraban la puerta, entonces yo me pare y me quite la pijama para irlos a espiar así, entonces nuevamente me asome en su puerta y vi. que estaban acostados él estaba sobre ella y se la estaba cogiendo, no hacían ruido, vi que no le había quitado el calzón a mi hermana, solo se lo había hecho de lado y así se la estaba cogiendo, tampoco le había quitado su bata y solo la había levantado y mientras se la estaba bombeando, mi hermana levantaba las piernas y él le mamaba las chiches alternando una a otra, de repente vi que mi hermana lo detuvo y lo puso a él de rodillas sobre la cama, ella se quito la bata y sus calzones quedando totalmente desnuda, me excitaba mucho ver la panocha de mi hermana, toda llena de vellos, entonces ella se volteo y se puso en cuatro, como perra, Ezequiel de inmediato se puso tras de ella le metió la verga, mi hermana ponía una cara de placer enorme y de dolor.

Mi hermana se tapaba la boca para no gritar ni gemir y alternaba la posición de perra a la de cañón, esto es bajaba su cabeza hasta la cama y quedaba completamente empinada, yo veía sus nalgotas y sentía un gran coraje que fuera su novio quien la estuviera gozando, se la sacaba completamente y se la volvía a meter de un solo golpe provocando gestos de placer en mi hermana que incluso mordía la almohada para no gritar. Entonces repentinamente mi hermana se quita ante el asombro de él y mi hermana lo acuesta boca arriba en la cama, ella se levanta sobre la cama y nos ofrece un gran espectáculo a su novio a y mi, ya que estando desnuda, se comienza a acariciar las chiches y a bailar sobre su novio, después se sienta sobre él y poco a poco se empieza a meter la verga de él muy despacio y queda montada. Ella empieza a cabalgar sobre él, pero lo hace muy rápido, se ve que le gusta mucho, yo entonces eyaculo ante dicha escena, después veo que Ezequiel intenta quitársela de encima, pero ella esta como ida y cabalga fuertemente sobre él hasta que escuche que él le dice Ya Elí, ya me ganaste, ella se detiene y se quita de encima de él, en ese momento yo veo que escurre una gran cantidad de semen dentro de ella y alarmada se pone a llorar, él trata de consolarla, pero ella lo rechaza, entonces el busca su calzón y se retira yo me meto en mi recamara y en cuanto veo que él se va entro yo a la recamara de mi hermana la cual aún seguía llorando, pero al verme se espanta y me dice que hago ahí, yo le digo, lo vi todo.

Entonces ella sigue llorando, le hago señas para que no haga ruido ya que puede despertar a mis papas, entonces me abraza y ella todavía estaba desnuda, siento sus tetas pegadas a mi pecho y como yo tenía nada más mi calzón puesto la abrazo dizque para consolarla y la empiezo a regañar, le digo que como se atreve a hacer eso y en la casa, que como era posible y diciendo esto, me estaba acostando junto a ella y ella me abrazaba para consolarse, entonces ya estabamos acostados los dos, ella desnuda y yo solo con mi calzón, entonces según empiezo a consolarla y la abraso, pero más que abraso parece como si me la estuviera agasajando, ya que la tomo de la espalda y muevo mis manos hasta llegar a sus nalgas, ella que ya había dejado de llorar se da cuenta y me dice que la deje, yo le dije esperate o acaso quieres que se despierten nuestros padres. Ella se espanta y me dice, no, no se vayan a despertar, yo para entonces me había quitado mi calzón y estaba desnudo junto a ella, se da cuenta al sentir mi verga picándole su cosa, que por cierto estaba muy mojada y alarmada me dice, porque estas así, y le digo, ya te dije que vi como tuviste sexo con tu novio.

 

Ella me pide que me vaya, yo le digo que no me puedo ir así que estoy muy caliente y quitando las cobijas le enseño mi verga que esta totalmente parada, ella se le queda viendo y me dice tapate, estas loco, entonces me voy encima de ella y por primera vez le toco las chiches, que delicia se sentía carne joven y fresca y siento que mi verga toca su panocha peluda, ella me la agarra para detenerme y no penetrarla y me dice, estas loco, largate, yo le dije, si eso quieres ahorita despierto a nuestros padres y les digo todo lo que paso, ella se espanta nuevamente y me pide que no lo haga, le digo entonces dejame hacer lo que yo quiera, ella entonces toma mi verga y la empieza a masturbar, diciéndome, yo te hago terminar pero no me la metas, ella sentada sobre la cama y yo me acosté para que me la pudiera masturbar más a gusto, ella lo hacia muy rico, bajaba y subía su mano, me acariciaba mis vellos del pubis y acariciaba mis huevos, y les daba pellizcos, yo estaba en la gloria y en eso le dije, acuéstate tu también, ella se acostó, y nos tapo a los dos con su colcha, entonces yo le dije, no así no y quite la colcha y los dos quedamos desnudos, como entraba mucha luz por la ventana podía ver su cuerpo y entonces le agarre las chiches y casi me vengo al sentir el contacto con ellas, ella me quita la mano y me dice, estas loco, somos hermanos y yo le digo, pues tu estas más loca al meter a tu novio a tu cama, ya ella enojada, me dice, sí porque él si la tiene grande, no como tú, entonces yo enojado, le digo, pues ahora para que se te quite lo habladora, quiero que me la mames o despierto a nuestro padres, ya entonces cambio su actitud y me dijo, no, perdoname por lo que dije y la siguió acariciando, yo como seguía enojado, le dije, no, ahora me la chupas y diciendo esto, me puse sobre ella colocando mi verga a la altura de su cara, ella, rogaba y decía, no, no, no por favor, entonces le empece a raspar mi verga en su cara y entonces sucedió, ella como que se calentó y me dijo, no, no quiero, pero si tu quieres obligame, tome mi verga y se la metí en la boca, ella facilitaba todo, ya con mi verga en la boca, me di cuenta que no sabía mamar, y solo chupaba el glande estando adentro de su boca, no hacia nada más que chupar, pero yo estaba en la gloria y la empece a bombear en la boca, entonces ella se la saca y me empieza a chupar los huevos y a masturbar, a los pocos segundos yo eyaculo y le lleno de semen su cabello, ella me dice, ya vete por favor y me retiro yo desnudo, dejando mi calzón en su cama.

 

Estando en mi cama los recuerdos me vuelven a excitar y me masturbo con el recuerdo de lo sucedido.

A la mañana siguiente me despierto tarde y me entero que el novio de mi hermana se había ido ya, entonces mis papas me dicen que van a ir al centro de la ciudad y me preguntan si quiero ir con ellos les pregunto si va a ir Elizabeth con ellos y me dicen que no que estaba lavando, entonces yo les dije que me quedaría también.

 

Cuando mis papas se van busco a mi hermana y la encuentro en el patio lavando sus cobijas y sabanas, cuando la veo rehuye mi mirada, la intento saludar de beso en la mejilla, pero se hace a un lado, entonces yo le digo, que estas lavando el regadero de leche que te hicieron, ella me voltea a ver con cara de espanto y me dice, dejame en paz por favor, yo me acerco y la tomo de la cintura por detrás y veo que trae una falda amplia, con una blusa apretada y con sandalias, por lo que de inmediato le toco las piernas y subo mi mano hasta sus nalgas, ella me dice sin moverse que la deje, que eso esta mal, yo le digo, si esta mal, pero también esta mal lo que hacías con tu novio, ella entonces me dice, que no, que a su novio lo ama y que a él le entrego su virginidad hace tiempo y que le va a responder y la va a apoyar.

 

Le digo que entremos a la sala a platicar, le pregunto sobre su novio y le digo además que escuche que ya la había embarazado una vez, le pregunto como había pasado, ella me dice que es imposible que me cuente esas cosas, entonces yo cambio de actitud, trato de ser cariñoso y le digo que me platique, que confié en mí.

 

Ella me cuenta que conoció a su novio hace como un año y que desde el primer día que se hicieron novios él la tocaba de forma muy atrevida, incluso le mamo sus chiches, lo que ella permitió para no verse tonta, ya que tenía 19 años y nunca había hecho nada de eso, me dice que su novio es muy caliente que al mes de ser novios la invito a su casa para que conociera a sus papas y cuando llegaron a su casa no había nadie, él lo había preparado todo, anteriormente ya se habían dado sus buenos fajes, él la tocaba por todo el cuerpo sobre la ropa, con excepción de sus chiches, las cuales si desnudaba y mamaba, que incluso le había marcado chupetones varias veces. A ella le gustaba ya que le mamara sus chiches, lo cual hacía su novio casi todos los días. Entonces cuando llegaron a su casa, como no había nadie él la llevo a su recamara y ahí empezaron a fajar, mi hermana dice que estaba tan caliente que cuando le bajo el vestido que llevaba para chuparle las chiches ella se levanto y todo el vestido se le cayo, quedando únicamente con su tanga que llevaba, entonces su novio le dijo, dejame ponerme como tú para estar iguales, entonces el se empezó a desvestir, mi hermana lo observaba con mucho interés, ya que nunca había visto un hombre desnudo, cuando solo le quedaba el calzón viendo a mi hermana le dijo, ¿quieres que me lo quite? y se acerco a ella, tomando una mano de ella lo puso sobre el paquete que se veía y se la puso sobre su verga arriba del calzón, mi hermana dice que sintió un estremecimiento al tocar su verga y ver la gran tienda de campaña que formaba, entonces el se bajo el calzón y Elizabeth dice que se impacto mucho cuando vio la gran verga de su novio, Ezequiel le dijo que la viera, ella la estuvo viendo por todos lados, estaba totalmente parada, la reviso, vio sus venas, su cabezota y los huevos que colgaban, ella le pregunto si podía tocárselo, a lo que el respondió que sí de inmediato, ella lo tomo con una mano, su novio le dijo que la acariciara, y le enseño a bajar y subir su mano para masturbarlo, dice que no la abarcaba completa ni con las dos manos, su novio la puso de pie y así empezaron a fajar, mi hermana le acariciaba la verga, le había gustado tocarla.

 

Entonces Ezequiel le empezó a bajar su tanga a mi hermana ella al principio cerro las piernas para evitarlo, pero como él le estaba dando un soberano faje, ella dejo que se las quitara, ya una vez encuerados los dos se acostaron y empezaron a fajar, mi hermana sentía mucho placer, más cuando el le mamaba las chiches y le empezó a acariciar su cosa, Elizabeth no dejaba de acariciar su verga, él le dijo que le acariciara también los huevos, ella al principio lo hizo muy bruscamente y su novio tuvo que decirle que lo hiciera con cuidado, ya que se los había lastimado, que en compensación tendría que darle un besito ahí, ella se negó, dijo que no, ya que no le agradaba la idea.

 

Ezequiel se puso encima de Elizabeth y acomoda su verga para cogérsela, pero cuando intentaba meter el glande en su vagina estaba tan apretada que ella se quejaba de dolor, por lo que él procedió entonces a besar su cuerpo empezando por sus pies, los cuales lamió y chupo cada uno de sus dedos. Fue subiendo, besando sus pies, sus pantorrillas, las lamía, besaba, después sus muslos los beso por todos lados, por atrás, al frente y en la parte interna, mi hermana, se estremeció con esas caricias y empezó a gemir, Ezequiel le dijo que se acariciara las chiches, ella al principio dudo, pero con las sensaciones de placer que le proporcionaba su novio, se las empezó a acariciar.

 

Con esta platica, yo ya tenía la verga totalmente dura y goteando liquido lubricante, entonces le dije a mi hermana, sígueme contando, pero acaríciamela y diciendo esto, me baje mi pantalón y dejo a la vista mi verga, ella se le queda viendo, tomo su mano y la pongo en mi verga y le digo sígueme contando, ella aprieta mi verga y se muerde el labio inferior, comienza a masturbarme muy lentamente y murmura, esto esta mal, somos hermanos yo le digo, sígueme contando.

 

Ella dice, después de besarme las piernas, Ezequiel paso a besarme mi panocha, después abrió con su lengua mis labios vaginales, sentía un gran placer y cuando su lengua empezó a lamer mi cosa, sentí un placer enorme y automáticamente abrí más mis piernas y las doble para que tuviera mayor acceso, empece a gemir e incluso a gritar, él mamaba mi cosa, movía su lengua y apretó mi clítoris, lo cual casi me desmaya del placer recibido, sin embargo no tuve un orgasmo, simplemente chorreaba líquidos abundantemente y sentía riquísimo.

 

En ese momento como mi hermana estaba toda roja y tenía la cara caliente con su relato, comencé a acariciarle las chiches por encima de la blusa, ella se alarmo y me quito las manos, pero yo le dije, acuérdate que ayer te las vi y te las acaricie, sígueme contando y diciendo esto le empece a acariciar las chiches por sobre la blusa, ella se desconcertó, pero continuo su relato, pero yo le dije que para estar mas cómodos se quitara la blusa y la falda yo ya me había quitado el pantalón y estaba desnudo de la cintura para abajo, ella decía que no, que estaba loco, pero entonces me aplique y me comporte cariñoso y le dije, andale, no seas mala y le di un beso en la mejilla, ella dijo, estamos locos, pero esta bien, entonces se desvistió y quedo en ropa interior, yo me quite mi playera y quede totalmente desnudo con la verga paradísima de estar así con ella, entonces le dije que siguiera contándome y al mismo tiempo le puse su mano en mi verga y me siguió masturbando lentamente.

 

Me dijo que después que cuando le mamo su panocha, ella gritaba como loca y se mojo muchísimo, entonces el nuevamente intento cogérsela, antes le dio un beso en donde mi hermana pudo saborear sus propios líquidos y en ese momento, sintió como la verga de Ezequiel entraba en su vagina totalmente lubricada, ella sintió un tremendo dolor, pero como estaba muy mojada, la verga de Ezequiel resbalo fácilmente, topo con su himen y lo rompió, en ese momento le había quitado su virginidad y empezó a bombear su verga dentro de mi hermana, ella al principio sintió dolor y le dijo que se la sacara que le dolía, pero su novio no hacia caso y la siguió bombeando, entonces poco a poco el dolor se fue convirtiendo en placer, mi hermana, me dijo sentía riquísimo, la gloria, sentía que me traspasaba toda con su vergota, calmaba la ansiedad que había sentido cuando nos acariciábamos, cuando me chupo mi cosa, era un placer una satisfacción enorme, me estuvo bombeando como 20 minutos y después eyaculo dentro de mi y nos quedamos abrasados y el dejo su verga dentro de mi, de mi cosa, que empezó a escurrir mucha leche.

 

En ese momento yo estaba tan excitado que metí mis manos debajo del brasier de mi hermana, se lo quite y le empece a apretar las chiches, al mismo tiempo ella me estaba masturbando, entonces la acosté y le baje su tanga que tenía puesta y quedo totalmente desnuda, ella me decía que la dejara, que eso no estaba bien, pero no soltaba mi verga, se veía que estaba muy excitada. Empecé a besarle sus chiches, se las apretaba, se las mamaba, después me puse sobre ella y le quite la mano que agarraba mi verga y trate de penetrarla, ella cerro las piernas para impedirlo, sentir su cuerpo pegado al mío y agarrarle las chiches, era muy excitante, pero en eso nuestras bocas se juntaron y nos dimos un beso, mi hermana estaba muy excitada y metió su lengua dentro de mi boca y la movía, era un beso muy cachondo, era tanta mi excitación, el estar besándonos, desnudos, sentir su cuerpo y ella apretándome la verga, intentaba cogérmela, pero ella cerraba las piernas y tomo una mano mía y la dirigió a su panocha, yo la empecé a acariciar a meterle los dedos, estaba empapada, entonces ella dejo de besarme y se dirigió hacia abajo y para mi sorpresa me chupo la verga, yo sentí lo máximo, después de dos o tres chupadas, le dije que iba a terminar y ella se lo saco de la boca y empezó a ordeñarme, me saco mucha leche, era una experta masturbando verga.

Después de haber eyaculado en su cara me acosté a un lado de Elizabeth, abrasándola, sentir su cuerpo desnudo y ver su cara llena de mi semen, era muy excitante, la abrace y pase mi mano por sus senos y su panocha, le dije, fue riquísimo, ella me pidió algo para limpiarse la cara, yo fui al baño por papel y cuando regrese, la encontré en la recamara de pie desnuda, se veía hermosa y aún tenía mi semen en su cara, me acerque a ella y la empecé a besar en la boca y de forma inesperada, empecé a lamer su cara, limpiando el semen y sintiendo el sabor de este, ella me dijo eres un cerdo, yo no le conteste y la bese, ella se resistió al principio, pero después como que se calentó y me correspondió, los dos saboreábamos mi leche, de pie desnudos, ella de repente decía estamos locos, esta mal lo que hacemos, yo le decía, sí, pero es muy rico y le agarraba las nalgas, ella me empezó a agarrar mi verga y la masturbaba, nos seguíamos besando, yo lamía su cara y le llevaba mi semen a su boca, ella lo aceptaba y nos volvíamos a besar compartiéndolo, era una situación sumamente excitante, ella seguía masturbándome y empezó a raspar mi verga en su panocha, yo le dije metela, hazlo igual que con tu novio, ella me dijo jadeando de placer, no, somos hermanos, pero tengo una idea, se separo de mí y se agacho y para mi deleite empezó a mamar mi verga, era la gloria, le daba lengua y se metía la punta en la boca, también lamía mis testículos y se metió uno en la boca, yo le decía ah, me duele, pero sigue, se sentía un placer combinado con dolor, una sensación única, aunado al saber que era mi hermana con quien estaba haciendo esto, me chupo los dos huevos alternando entre uno y otro.

Después de seguir mamando mi hermana pasaba su lengua por todo mi tronco, lamía la cabecita, le había gustado mamar aunque nunca lo había hecho, mientras tanto yo le agarraba las chiches, se las amasaba, apretaba y jugaba son su pezón, no me pude contener y eyacule en su boca, le eche toda mi leche y para mi sorpresa ella se levanto me dio un beso y paso mi semen de su boca a mi boca, nos seguimos besando y nos tragamos el semen entre los dos, ella me dijo, conste que ni a mi novio no se la he mamado y diciendo esto nos besamos y nos acostamos desnudos.

 

Me acerque y le pregunte que pensaba hacer, me dijo que si estaba embarazada ahora si se casaría con su novio, ya que no estaba dispuesta a abortar otra vez, me platico que cuando se embarazo la primera vez a su novio casualmente lo cambiaron de oficina a otro estado, por lo cual no había podido comunicarse con él y una amiga suya le había ayudado a conseguir unas pastillas abortivas. Y que después ella se logro comunicar con su novio y él al enterarse que ya no había problemas casualmente ya podía volverla a visitar y así lo hacía cada semana o cada quince días, naturalmente cogian siempre. A mí aunque no se lo dije, estaba seguro que su novio ya había huido una vez y lo volvería a hacer y solo había regresado por lo rico que era coger con mi hermana, además que para mí estaba bien buena y ya me había dado cuenta que era bien caliente. Antes de vestirnos le di una buena fajada y le dije que me la volviera a mamar, ella se negó diciendo que no, que había sido calentura lo que paso, pero que ya no volvería a pasar, aunque finalmente acepto masturbarme y mientras yo tocaba su cuerpo desnudo, para mi era de lo más rico, por fin había tenido sexo con alguien sin pagarle, aunque no me la cogí, pero me sentía muy bien por saber que había sido el primer hombre al que se la había mamado, yo le rogué, que no se lo hiciera a su novio, solo si se casaban, ella me dijo que sí, tal vez solo por no llevarme la contraria.

 

Así paso el tiempo y Ezequiel el novio de mi hermana regreso a los quince días de visita, esta vez yo por celos le había dicho a mi hermana que no se acostara con él, pero no me hizo caso y así fue como en la noche escuche que nuevamente se metió su novio en la recamara de mi hermana, aunque no quería hacerlo no pude evitar espiarlos, los vi acostados sin cobijas, él totalmente desnudo y mi hermana con una batita, yo veía que mi hermana era la que llevaba la iniciativa, le empezó a acariciar la verga y se la paro, después Ezequiel empezó a besarla, beso su cuello, su oreja, primero una luego la otra, al mismo tiempo con una mano masajeaba y apretaba sus senos, con la otra mano acariciaba sus nalgas, se las sobaba, apretaba y pasaba sus dedos por su vagina, mi hermana se estremecía y hacía esfuerzos por no gemir, por no hacer ruido, pero su cara mostraba todo el placer que estaba experimentando.

 

Después Ezequiel empezó a mamar las chiches de mi hermana, ella se estremecía y en todo ese tiempo no había soltado la verga de Ezequiel la cual jalaba y apretaba y también se la raspaba en su cosa, la recorría, entonces Ezequiel le dijo chupala Eli, ella no contestaba, pero se la masturbaba lo hacía rápido y a momentos lento, parecía que conocía bien esa verga y quería prolongar ese momento lo más posible.

 

Después su novio empezó a bajar sus labios, beso su vientre, su ombligo y por fin llego a su cosa, Elizabeth respiraba muy fuertemente y se abrió de piernas y las doblo para facilitar el acceso de su novio a su panocha, él primero empezó a besarla toda, todos sus abundantes bellos de mi hermana, ella se tapaba la boca para no gritar, pero igual se le nublaba la vista del placer recibido, Ezequiel comenzó a lamer los labios vaginales y los separo con su lengua y comenzó a comerle la panocha, la chupo le lamía los labios interiores y le chupaba el clítoris, la respiración de mi hermana se escuchaba muy agitada, incluso levanto sus piernas y así las mantuvo un tiempo mientras Ezequiel le comía la panocha, después mi hermana volvió a bajar sus piernas y entonces su novio sin dejar de mamar su panocha se volteo y le puso su verga a la altura de su boca, se veía tremendo ese animalote, escurriendo líquidos sobre la cara de mi hermana y raspándose en la cara de Elizabeth, ella la tomo y la empezó a masturbar, descubrió la cabeza de la verga y de improviso se la metió en la boca, por nada y Ezequiel grita al sentir como mi hermana se metía su verga en la boca, por un momento dejo de mamar su panocha para disfrutar la mamada que le daba al mismo tiempo le acariciaba los huevos, yo sentí una mezcla de odio y deseo por ver que Elizabeth no había cumplido su promesa de no mamarle la verga a su novio y deseo por ver como lo hacía. 

Elizabeth lo hacía con gran entusiasmo, le ponía de lado la verga y así se la ponía en la boca para morderla atravesada, ella se incorpora lo besa en la boca, intercambian sus propios sabores. Ella sigue chupando su verga y comienza a meterse y sacarse rápidamente la verga en su boca, quiere hacerlo terminar, pero Ezequiel cuando siente que ya se va a venir, se quita y se pone sobre ella y la empieza a bombear, Elizabeth se tapaba la boca para no gemir.

 

Después de estar recibiendo verga por un buen rato ella le dijo que se detuviera y se puso en cuatro como perra, él se la volvió a meter y se la estuvo cogiendo así, yo estaba a mil viéndolos y mientras me masturbaba. Cuando terminan se separan y escucho que mi hermana le dice que esta preocupada, porque él había eyaculado dentro de ella en sus días fértiles y tenía miedo de estar embarazada, su novio le dice que no se preocupe que no va a pasar nada, entonces él de repente se levanta desnudo, busca su calzón y le dice a Elizabeth que ya se va, ella se levanta desnuda y le dice que sí, pero lo abraza y le agarra la verga y se la empieza a acariciar y se pone de rodillas para mamarsela nuevamente, la escena es de lo más lujuriosa, los dos desnudos, él de pie y ella incada frente a él mamandole la verga, me excita saber que hace poco estuvimos así mi hermana y yo. Cuando mi hermana acelera el ritmo de la mamada para hacerlo venir en su boca, Ezequiel la detiene la pone de pie frente a él y en esa posición le mete la verga, Elizabeth gime de gusto y su respiración se acelera, los dos están de pie cogiendo y deteniendose mutuamente de las nalgas, al mismo tiempo que se besan de forma alocada, masajeando cada quien al otro de las nalgas, de pronto escucho a mi hermana decir cuando te vengas, me avisas, quiero que te vengas en mi boca, pero su novio le dice no, eso, no, quiero dentro de ti, mi hermana le dice andale, te va a gustar, en eso Ezequiel empieza a tener la rigidez que anuncia su orgasmo, mi hermana rapidamente se safa, le toma la verga y se inca para chuparle la verga, pero antes de hacerlo su novio eyacula y le empieza a salpicar la cara de semen, Eli se sorprende, pero al parecer le gusta y dirige el pene de Ezequiel por toda su cara llenándose de semen, para finalmente mamarlo y limpiárselo con la lengua. El novio de mi hermana es todo un semental después de llenarle la cara de semen, todavía le hecho bastante en la boca, incluso a mi hermana se le escapa el semen de la boca y escurre hacia sus senos.

 

En el colmo de la excitación Elizabeth le dice a su novio me limpias con tu boquita mi amor, pero él parece que ha perdido la excitación y le dice, no ya me voy y repentinamente toma su calzon y sale desnudo de la recamara dejando a Elizabeth con la cara llena de semen, yo para no ser descubierto rápido entro a mi recamara, pero en cuanto escucho que baja las escaleras, me voy a la recamara de mi hermana, la cual aún esta de pie con semen en la cara, al verme, solo atina a decir tu, yo entro desnudo ya y le digo, no te quiso limpiar, ella deja ver un brillo en sus ojos y me dice no, porque no lo haces tú, sin pensarlo empiezo a lamer su cara y siento y saboreo el semen de Ezequiel, ella parece encenderse más aún y me empieza a besar compartiendo de esta forma la leche de su novio, yo mismo estaba sorprendido tenía poco tiempo de haber probado mi semen y ahora estaba probando el de otro hombre, junto con mi hermana.

 

Después de limpiarle la cara y compartir el semen con ella, le digo oye merezco una recompensa, ella me lleva a la cama me recuesta y me empieza a mamar la verga, yo la jalo para mamar su cosa y hacemos un 69, al estarla mamando saboreo sus jugos revueltos con el semen de Ezequiel, ya que lo acababa de probar. Nos mantenemos unos 10 minutos así y después me volteo y la empiezo a besar y a fajar, acaricio todo su cuerpo en especial sus chiches y su culo, incluso le metía un dedo rápido y lo sacaba, ella me acariciaba la verga, entonces me pongo sobre ella e intento penetrarla, pero ella cierra las piernas y me dice no, eso no, somos hermanos, si ya estamos así, vamos a disfrutarlo, pero no me cojas, diciendo esto, toma mi verga y la acomoda entre sus muslos y los vuelve a cerrar y me dice bombea, así, andale, te va a gustar, entonces yo hago el movimiento del mete y saca, sintiendo rico, ya que por mis liquidos había lubricado ya esa zona y sentia como si me la estuviera cogiendo, así estuve un buen tiempo, disfrutando, al mismo tiempo nos besabamos muy cachondamente y le acariciaba sus chiches.

Yo siento que me vengo y ella me hace incorporar y se chupa un dedo para mojarlo con su saliva y después me empieza a chupar la verga para que acabe en su boca y con su dedo mojado, lo dirige a mi ano y lo mete, yo casi grito de dolor, pero este se convirtió rapido en placer al tiempo que lanzaba chorros de semen en su boca, mi hermana, con su dedo en mi mano empieza a meterlo y sacarlo, yo nunca había sentido eso, pero me gusta y siento que eso me hace lanzar mas leche en la boca de Elizabeth, cuando termino de eyacular en la boca de mi hermana, también retira su dedo de mi ano y nos acostamos e inmediatamente ella me besa y siento que me pasa semen a mi boca al tiempo que dice, el tuyo esta más rico que el de Ezequiel.

 

Después de eso nos acostamos juntos, pero ella me dice que ya me vaya que no estaba bien lo que haciamos porque eramos hermanos, yo le dije, que no se preocupara que al contrario era porque nos queriamos y entonces le digo no como tu novio que solo lo hace por cogerte, ella se molesta y me dice que no, que si se van a casar, termino abrasandola y pidiendole que no se enoje y le digo que ojala sea así, le pregunto porque no me deja cogermela, si ya tenemos sexo oral y hacemos todo lo que hacemos, ella dice que no, que así estaba, bien que así no se sentía tan culpable de cometer incesto. Entonces me retiro, no sin antes besarles sus chiches, lo cual ella ya me dejo hacer libremente, antes de irme le digo, verdad que cuando este muy ganoso me vas a ayudar a acabar, ella me dice esta bien, pero esto nunca lo sabrá nadie

 

Al día siguiente tengo que regresar a Hermosillo a mi trabajo, ya que se me habían terminado mis vacaciones, me despido de mi familia y en especial de mi hermana, diciéndole que contara conmigo para todo lo que quisiera.

 

Después de dos meses recibo una llamada de mi hermana, se escucha muy preocupada y me dice, tenías razón Alberto, estoy embarazada y Ezequiel ha desaparecido. Me paso toda la noche pensando como hacerle y al día siguiente tengo un plan, le dire que se venga a Hermosillo conmigo, diciendole a mis padres que ella intentara entrar a la Universidad aquí, para poder decidir que hacemos estando los dos aquí.

 

Al escuchar mi propuesta, ella acepta de inmediato, ya que me ve como una tabla de salvación en medio de un naufragio, lo difícil fue convencer a nuestros padres, pero finalmente aceptaron, pensando que era algo bueno para Elizabeth.

 

El día acordado que es sábado voy por mi hermana al aeropuerto, la recibo y nos abrasamos, se pone a llorar y me dice que su novio la abandono y ella esta embarazada, tiene dos meses, le digo para consolarla que no se preocupe que algo tenemos que hacer, cuando la abrazo no puedo evitar excitarme al sentir su cuerpo pegado al mio.

 

Llegando al lugar en donde vivo, después de instalarse, me pongo a platicar con ella y le pregunto que piensa hacer, ella me dice que quiere tener a su hijo, pero que no sabe que hacer, sabe que nuestros padres la rechazaran, yo le digo que lo piense, que cualquier cosa que decida, yo la apoyare, ella me dice que cual es mi opinión, yo le digo que esta muy difícil, que si no ha pensado en abortar. Ella me dice que sí, pero no se atreve, se abraza a mi y comienza a llorar, yo la abrazo y acaricio tiernamente su cabeza, después nos separamos y le digo que este fin de semana descanso así que estaremos los dos días juntos y podremos pensar en todas las alternativas. Ella me agradece mi apoyo y me dice que quiere bañarse, yo le enseño el baño que esta en mi propia recamara y le doy lo necesario, mientras tanto aprovecho para ver la televisión, ella termina de bañarse y sale solo con una toalla enrollada en su cuerpo, me pide su maleta y comienza a buscar su ropa interior para ponérsela, me pregunta que donde se puede cambiar, yo le digo que lo haga ahí mismo que no se preocupe al cabo que ya la he visto desnuda, me dice que por lo menos me voltee, entonces lo hago para no incomodarla. Después volteo a verla y la encuentro con un brasier pequeño que dejaba sus senos a la vista por arriba y una tanga de corte frances de encaje, de donde se escapa una buena cantidad de vellos, se veía preciosa y por cierto no se le notaba nada su embarazo, incluso yo creo que por lo mismo sus senos estaban más grandes y redondos, tuve intenciones de tocarla, pero por la situación mejor me abstuve, entonces me dice, estas excitado verdad, yo le digo si hace mucho que no eyaculo, ella se levanta y se voltea, quedando los dos de frente y me dice mi pobre hermano, quieres que te ayude, yo le digo que sí, ella que estaba en ropa interior comienza a frotar su cuerpo contra el mío, entonces me quito la ropa.

 

Aprovecho para bajarle su tanga y acariciar su panocha, sus vellos, oprimo su cosa y le meto un dedo, la siento muy mojada y ella me dice mete otro, ya con dos dedos los empiezo a meter y sacar, ella comienza a gemir y a gritar, me toma la verga la comienza a masturbar.

 

Se separa de mi, se acuesta en la cama y me invita a seguirla, entonces me dice mira, somos hermanos, a mi al principio no me gustaba lo que hacíamos, pero ahora me excita mucho y como ya tengo tiempo de no estar con mi novio, siento ganas, pero no quiero que me cojas, eso ya se me hace mucho, bastante hacemos con todo lo que ya hicimos, entonces no quiero que cojamos, yo siento muchas ganas, pero me da cosa que lo hagamos, no sé como me sentiría después

 

Al terminar de hablar yo le dije, que quería que me dejara poner una camara para filmarnos, ella me dijo, que no, pero yo insisti, le dije que para recordar para siempre estos momentos, después de tanto insistir acepto, puse mi camara apuntando hacía la cama y empece a filmar.

Me acoste junto a ella y le acariciaba todo su cuerpo en especial sus senos y su panocha, me ponía a jugar con sus vellos, ella también me acariciaba y me masturbaba, acariciaba mi verga, jugaba con mis testículos, mientras nos besábamos y fue ella la que empezó a besar mi pecho, mi estomago, ahí se detuvo y empezó a lamer y dar chupetones, sin dejar de masturbar mi verga, todo esto me producía un gran placer que nunca había experimentado, después paso a mis testículos y los comenzó a lamer, siguió con mi tronco, yo escurría una gran cantidad de líquidos.

Aproveche yo para hacer un 69 de lado, ella levantaba una pierna para que yo pudiera acomodarme mejor y más profundo mi cabeza, con mi lengua recorrí sus labios vaginales exteriores, al mismo tiempo con mis dedos los abría y lamía su interior, de donde emanaban muchos líquidos, acerque mi lengua a su clítoris y lo raspe repetidamente con mi lengua, ella parecía enloquecer y gritaba de placer. Cuando se lo chupe, la sentí estremecerse y tuvo un orgasmo, parecía que se había orinado en la cama y en mi cara, gemía y gritaba sin parar, decía que rico aahh, es riquísimo, papi, dejo incluso de mamarme la verga y me dijo que había sentido riquísimo, yo me voltee para estar de frente y comenzamos a besarnos ella parecía como ida, entonces me puso sobre ella y como ella todavía estaba disfrutando el relax de su orgasmo no se dio cuenta cuando la abri las piernas y me puse entre ellas, mi verga se acerco a su panocha la cual estaba mojadísima, entonces de manera sorpresiva la ensarte, le meti toda mi verga de un jalón, entro como un cuchillo en mantequilla, ella grito y me dijo que hiciste cabrón, ya me cogistes, ya nos chingastes, yo la tome de las piernas y las puse en mi hombro y empece a cogermela, ella al principio decía no, no, dejame, pero como le estaba gustando y además la falta de verga a la que ya estaba acostumbrada, la hicieron empezar a disfrutarlo y para mi sorpresa empezo a decir más fuerte cabrón, cojeme más fuerte, aahhh, meteme tu verguita hasta el fondo yo totalmente excitado la bombeaba todo lo fuerte que podía y veía su cara de placer, entonces dijo aahh, que rico, eres el mejor, eres el mejor, estoy embarazada, así papi, cogeme rico, yo le decía me excita mucho lo que dices Elizabeth, y ella respondió te excita que te diga que estoy embarazada verdad... sí, estoy embarazada de Ezequiel, ese güey me preño, me dejo panzona, me uso de su puta, se cogió a tu hermana, cabrón, pero no tan rico como tu lo estas haciendo, era mucho el placer que sentía y le dije, voy a acabar, me va a salir la leche, ella dijo echamela, avientame tu leche cabrón, echásela a tu hermana que esta embarazada, diciendo esto, yo comence a soltar mi leche dentro de ella, nunca me había venido tanto en mi vída, sentía que le echaba litros, cuando termine nos quedamos viendo y ella empezo a llorar, yo me salí de ella y me sente junto a ella, quien lloraba y decía, no, que hicimos, porque me cojistes, ya nos condenamos

 

Mi hermana llorando después de coger la 1ª vez.

Después me puse sobre ella y trataba de consolarla, pero ella me decía que la dejara, el verla llorando al contrario de calmarme hizo que se volviera a parar mi verga, entonces me puse en medio de ella y le abrí las piernas, ella se dio cuenta de mis intenciones e intento cerrar las piernas, pero demasiado tarde, porque volví a penetrarla, ella se resistía y continuaba llorando, yo en lugar de hacerle caso tome sus piernas y las puse en mis costados y le decía gozalo, cabrona, hace rato bien que te gusto, verdad, ahora disfrutalo ella decía no, dejame, es pecado lo que estamos haciendo, es incesto, cabrón de repente dejo de llorar y sus gestos cambiaban, lo empezaba a disfrutar, entonces comenzó a gemir y gritar de placer, Ay cabrón, ya necesitaba verga, la de Ezequiel esta más grandota, pero con él no podía gritar en la casa, yo le pregunte a poco nunca fuiste a un hotel con él, No, yo le decía que no, me daba pena entrar a un hotel, por eso siempre íbamos a su casa y ahí si lo hacíamos bien rico, siempre quería que se la mamara, pero se le hizo hasta que te la mame a ti, como siempre me ha gustado su vergota, entonces ya se la mamaba sin miedo, también me gusto mucho el semen... ahh ahhh, así cogeme Alberto, metémela hasta el fondo, en eso yo le dije que cambiáramos que se pusiera como perra, nos incorporamos y ella se acomodo y puso sus nalgotas a mi disposición, antes de metérsela me puse a besar y chupetear sus nalgas, le chupaba su panocha, pero ella se quitaba, hasta que me dijo ya metémela papi, no ves que me estoy derritiendo y en efecto ella se mojaba bastante, me enderece y me pare atrás de ella, con las piernas abiertas me puse en cuclillas atrás de ella y así se la metí como perro, a ella le gusto la sensación y solo gemía, para mi fue cansada la posición, pero debido al placer que me provocaba aguante todo lo que puede, después me acosté boca arriba en la cama y le dije que me montara, ella antes de montarme se puso a lamerme los huevos y la verga, estaba como loca, de excitada, incluso paso su lengua por debajo de mis huevos y la dirigió a mi ano, yo sentí riquísimo e incluso levante mi cadera para que ella pudiera llegar a mi ano, ella me dijo te gusta, ¿verdad cabrón?, a mi novio no le gustaba, haber ponte como perra, yo dude un poco en hacer lo que me decía, me parecía un poco humillante ponerme como perra, pero ella se enderezo de rodillas y me jalo de la verga, entonces me puse yo en cuatro como perra, ella se puso atrás de mi y que placer, empezó a lamerme las nalgas, como se lo había hecho yo, después empezó a lamer mi ano, yo sentía riquísimo, estaba yo en cuatro y ella estaba atrás de mi, con sus manos me agarraba las nalgas y metía su lengua en mi ano, era una sensación riquísima, así estuvo como 5 minutos, a veces me agarraba la verga y la jalaba hacía abajo, entonces aumentaba mi placer.

Cogiendo con mi hermana

 

Después me dijo que me acostara y ella se puso sobre mi montándome, primero se puso a cabalgar despacio, me besaba y metía su lengua en mi boca, yo le acariciaba las nalgas y la espalda, era riquísimo, también me daba sus chiches para besar y mamar, yo lo hacia con mucha fuerza que incluso le marque moretones y entonces empezó a fluir un liquido de ellas, al principio ella se asusto, pero después me dijo, es mi leche, tengo tres meses de embarazo, al escuchar aquello me excito más y me bebí ese liquido, era muy dulce, ella me dijo que me acostara nuevamente y ella comenzó a cabalgar nuevamente, pero ahora más rápido y con más fuerza, mi hermana esta tan excitada cabalgando que incluso sus chiches empiezan a escurrir leche, es un cuadro totalmente pasional, ella montando a su hermano y escurriendo leche por sus senos, yo tomandolos y exprimiendolos, yo sentía que estaba a punto de venir y se lo dije, ella me dijo "echame tu leche cabrón", entonces cuando estaba eyaculando ella que no dejaba de moverse mientras yo eyaculaba al sentir mi verga enderezada mientras le echaba mi leche, ella también tuvo un orgasmo y senti como si se orinara, gritaba de placer e incluso lloraba y después de un rato me empezo a besar en la boca y me decía "eres unico, con ezequiel nunca me pude venir así, con él solo sentia rico, pero contigo me derrame todita, soy tu esclavame, hazme lo que quieras", luego de decir esto, se saco mi verga, la cual estaba mojadisima por mi semen y sus jugos, ella entonces comenzo a lamerme toda esa parte de mis genitales y me limpio con su lengua, recorriendo mi verga, mis huevos e incluso mi ano, incluso ensalivo un dedo suyo y me lo metio, a mi me dolio al principio pero como ella acompañaba eso con una lamida en mis testiculos y la parte entre el ano y los testiculos, lo cual hizo que mi verga se volviera a enderezar para gusto de mi hermana que empezo a mamarmela sin dejar de meter y sacar su dedo de mi ano, lo cual me producia un doble placer, yo aprovechaba para amasarle las chiches, las cuales escurrian leche aumentando mi placer y excitación.

Como sentia que estaba a punto de acabar, le dije que se esperara, ella no se queria sacar mi verga de su boca, se habia vuelto una fanatica de la mamada, pero se la saque y le dije que se pusiera como perra, ella muy obediente se coloco en cuatro sobre la cama, yo le dije que ahora le tocaba a ella darme el chiquito, a ella le dio risa primero, pero despues me dijo que no, que estaba loco, pero para irla calentando primero se la meti en su panocha y asi la estuve bombeando un rato, ya cuando vi que estaba muy caliente porque escurria muchos jugos, le saque la verga y la puse en su ano, ella me dijo que no, pero muy debilmente, entonces como estaba lubricada con sus jugos y los mios empuje y entro la cabeza, ella solto un grito y me dijo que la sacara y se puso a llorar, yo dude un poco, pero como ella intento sacarsela acostandose, como yo estaba recargado en ella, me fui sobre su espalda, clavándole toda la verga, entonces ella lanzo un grito muy fuerte y como apreto su culo, yo senti riquísimo en mi verga, estando acostados los dos, ella boca abajo y yo sobre su espalda, pase mis manos hacia sus chiches y comence a apretarselas al tiempo que la tranquilizaba diciendole que respirara fuerte y que no opusiera resistencia porque si no le iba a doler. Ella gemía y me decía que se la sacara que le dolia, yo le decía que se tenía que acostumbrar, entonces empece a mover mi verga, yo sentía más rico, como ella seguia gimiendo pase mi mano hacia su panocha y le empece a acariciar el clitoris y para estar más comodos me gire un poco y quedamos de lado, asi la estuve bombeando como cuatro veces ella se quejaba y como estaba muy apretado su culo yo acabe eyaculando dentro de ella, al sacar mi verga tenía rastros de sangre, Elizabeth se puso a llorar y me dijo que le había dolido, yo la acariciaba y la besaba le decía que me perdonara, pero que había sido muy rico, ella me dijo "me desquintastes el chiquito, eres un cabrón", yo le dije "sí, ahora eres y vas a seguir siendo mi mujeres, el tiempo que vivas conmigo vas a hacerlo como mi mujer, vamos a dormir juntos y ahora quiero que dejemos de coger para hacer el amor, si decides tener tu hijo, será mi hijo y si decides abortar yo te ayudare", nos abrazamos los dos y nos acostamos así desnudos y nos abrazamos.

Un día que me coji a mi hermana cuando estaba con la regla

Asi permanecemos desnudos yo le digo que quiero que estemos así todo el día a ella le da risa y acepta. El resto del día nos la pasamos en mi departamento acostados, viendo la televisión  pedimos de comer por teléfono, por la noche al dormirnos era tanta mi emoción por hacerlo con ella, que incluso hicimos el amor tres veces durante la noche, las tres veces hicimos de todo, me la cogi, me mamo la verga, le mame su panocha y acabe en su boca y nos comimos mi semen entre los dos, ella me daba su leche, ya al final nos dormimos y yo lo hice con mi mano en su panocha agarrando sus vellos, como estaba de espalda a mi, yo estaba pegado a su cuerpo y mi verga la acomode entre sus nalgas.

 

Después mi hermana decidió que era mejor no tener a su hijo y bueno lo que paso ya se lo imaginan.

 

Actualmente llevo 8 meses viviendo con mi hermana y a todas las personas que me conocen se las presento como mi novia, nuestra vida es una luna de miel continua, hacemos el amor muy rico incluso hasta cuatro veces en un día, sin embargo hace poco ella hizo algo que me hizo sufrir por un tiempo, sí, ella me engaño, se acostó con un muchacho que conoció y que le gusta, yo como dije sufrí mucho por eso, pero ella siempre me fue sincera y me dijo que así tenía que ser que era imposible que lo nuestro siguiera toda la vida, yo le he dicho que sí, que incluso nos casemos y aunque yo sé que no es posible me ciego ante las razones y últimamente me he hecho adicto a escuchar la forma en que mi hermana coge con esa persona que conoció, siempre que hago el amor con ella, me excito mucho cuando me compara y me dice como lo hace con él y todo lo que le hace.

 

Hace poco fue mi cumpleaños y mi hermana me dio un regalo excelente, contrato a una chica por medio del periódico y me dejo que me las cogiera a las dos, fue una experiencia unica y sobre todo porque logre filmarlo.

 

Hasta ahora el muchacho con el que anda mi hermana no quiere nada serio y lo unico que hace es cogersela lo que a mi hermana enloquece.

 

Esta es mi historia, quisiera recibir sus comentarios y si alguien quiere entablar amistad, mi correo es vgpalacios@yahoo.com.mx



© perdido1

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de perdido1
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)