Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.500 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.894 Miembros | 17.495 Autores | 85.415 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » INTERRACIAL » ROMANCE DE MI DESFLORACIÓN
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 19-Dic-06 « Anterior | Siguiente » en Interracial

Romance de mi desfloración

Tatiana19752
Accesos: 21.431
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]
 -   + 
Relato de mi desvirgamiento en clave de sudor, sexo, arena y mar. Homenaje a M. Martí Pol y su poema erótico Arran de sorra lespill. (Espejo junto al mar) Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Romance de mi desfloración

Relato de sudor, arena, sexo y mar en homenaje al desaparecido M. Martí Pol y su delicioso poema erótico "Arran de sorra l’espill" (Espejo junto a la arena), que me ha inspirado libremente el estilo de este texto.

Verano de 2006. Delta del río Ebro. (Al sur de Tarragona).

Me miras, yo desnuda y adolescente pura en la orilla del mar.

Te conocí hace pocos días, en San Carlos de la Rápita, en aquel bar de la playa, tú eres camarero de piel morena, yo flor de vacaciones, en bikini con mis amigas…

Y sentí tus ojos clavados en los míos…

Hace una hora me viniste a buscar, junto al Hotel Miami, mientras mis padres duermen la siesta después de almorzar.

En tu coche nos adentramos por la estrecha carretera del sur del Delta, dejamos atrás las lagunas y el campanario de Poble Nou, hasta llegar al desierto de las Salinas de la Trinidad…

Y nos bañamos en el mar tranquilo, en total soledad…

Yo sólo con la braguita, tú un bañador que desvela tu cuerpo de gorila orangután. Grito y huyo cuando te dedicas a mi culo tocar y mis pechos pellizcar.

Nos reímos y jugamos, tus manos en mi cintura me dan seguridad mientras en un remanso de arena nos acostamos para sentir el sol nuestra piel calentar.

Pero tu te giras hacia mí, veo en tu fuerte pecho desnudo el tatuaje de una cobra brillar…

Tus manos en mi cintura… Acaricias mis muslos… Mis pechos… Tu cara se acerca a la mía…

Siento temblar mi cuerpo suave cuando lo besas y despierta tu volcán.

En tus labios hay el deseo, y tus dedos encuentran tacto de rosas.

En mi piel dulce el olor limpio de colegiala decente lleva al infierno infinito tu pasión criminal.

El deseo se hace carne, tu carne en la mía.

Un grito de sorpresa, sin eco, cuando me desnudas, me bajas la braguita y la lanzas a un lado…

Y me doy cuenta con terror de que ya no llevas tu bañador…

Tensa calma eterna de la tarde, me besas y acaricias en las solitarias dunas del Istmo del Trabucador, allí donde el río Ebro se vacía en el mar.

Me susurras que cuerpos bellos has conocido, ninguno joven y tierno como el mío, ni en tu América ni en mi Europa a nadie como yo has cogido.

Me acaricias los pechos y el sexo…

Te respondo sin pensarlo, te abrazo bajo el sol…

Ya lo sé, amigo, yo estoy ya debajo de ti, y tú vas a estar pronto dentro de mí…

En tu cara veo el Caribe, en tu piel chocolate mil soles de fuego del mar, en tu sudor gotas de sal de un ciclón tropical…

Mi piel es blanca, mis ojos azules, una suave melena rubia cae sobre mis hombros desde que soltaste la cintita… Soy una virgencita de Barcelona, la más viva y guapa ciudad… Tu cuerpo y el mío, un solo sudor, una sola pasión…

Me separas los muslos, siento tu peso encima de mí.

Me tomas y trazas mi perfil en un gesto ágil de tus dedos… La suave curva de mi cintura, mis pezones, mi secreto rincón…

Tu lengua en mi boca, mientras gimo y te abrazo.

Tu vibras en la luz y cuando se levanta la brisa del mar, tibia marinada que arrastra hasta nosotros la caricia de finos granos de arena, todos los colores se encienden en mi piel mientras jadeas y tus manazas aprietan mis pechitos sin piedad…

Las trompetas del Apocalipsis me sorprenden y me alarman, lo esperaba pero lo temía…Ya me penetras lentamente…

Tensas el arco de mi cuerpo acogedor, me sujetas con fuerza, tus dientes muerden mi cuello…

Y al final salto, en un solo grito de dolor, en el terror de sentir tu sexo avasallador romper el mío y atravesar mi carne hasta lo más hondo, con brutal decisión.

Yo lloro y me agito con dolor, tu te aprovechas con placer de tu victoria en mi horror…

Olas lentas y poderosas, mientras noto que muero en una extraña visión…

Estás dentro de mí, con la más profunda plenitud.

Soy ahora para ti un lago claro y enloquecedor, y es tu fuerza mi soledad…

Pura, inocente y obscena me veo, aplastada por tu cuerpo desvirgador… Sonríes y te burlas de mí mientras me revientas sin compasión, mi dueño y oscuro señor llegado de lejanos y cálidos mares de noches de sexo turbio y enloquecedor…

Mis pechos ahora duros y erectos ahora muerdes en mi confusión, mientras yo te sonrío con lágrimas, gimoteo y me acaricias con violenta pasión, repites mi nombre y te mueves como un dragón…

Y me devoras… Me devoras una y otra vez…

Y ya tu volcán revienta, siento tu explosión.

Se desborda dentro de mi cuerpo tu más cálida inundación…

Un río caliente se desborda en el interior de mi vientre…

Gritas como fiera enloquecida y me maltratas con cruel decisión…

Sangre, sudor y semen…

Y tu sudor y saliva con gusto a tabaco y ron en mi boca y corazón…

Dos cuerpos que saltan unidos en las arenas del Delta…

Dos cuerpos que gimen, jadean y se ahogan bajo el sol.

Dos cuerpos que ya descansan exhaustos sin respiración…

Me acaricias y sonríes, feliz en tu cruel satisfacción.

Sol de tarde en los juncales de las dunas junto al mar…

Desde su vuelo, cigüeñas y flamencos rosados de la laguna de La Tancada nos observan con curiosidad…

Por la noche, ya con mis padres, en San Carlos, extrañas mentiras les hago creer… Con mis amigas y las bicis una excursión por el Delta les digo que he vuelto a hacer… Ellos sonríen y me miman sin sospechar…

Hemos quedado, tiemblo, mañana te volveré a ver…

Y en las dunas del Trabucador, en las cabañas de La Encañizada y La Tancada o en los naranjales de la desembocadura del Senia dentro de mí te volveré a tener…

Otra tarde, muchas tardes…

Y, casi al final del verano, una noche, en la fiesta de la población, yo iba con mis padres y mis amigas, y te vi, con un grupo que iba contigo, abrazado a una bellísima muchacha de piel oscura como la tuya…

Nos saludamos y me presentaste sonriendo a Violeta, tu compañera…

Y ahora, en la primera noche fría del nuevo invierno de Barcelona, mientras estudio en mi habitación, y mis padres ven la televisión, te recuerdo con deseo, dolor y recuerdo de pasión, mi moreno caribeño desvirgador…

Barcelona, 19 de Diciembre de 2006



Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (10)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Tatiana19752
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)