Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 10.068 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.434.191 Miembros | 17.228 Autores | 83.745 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » FOLLANDO A MI SUEGRA Y A SU HIJO EN EL CARIBE (2)
[ +
Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos!
Webcams gratis, chats y mucho morbo y diversión!

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 18-Sep-06 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Follando a mi Suegra y a su hijo en el Caribe (2)

Transdominic
Accesos: 43.708
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. ]
 -   + 
Despues de haber follado a su suegra y al hijo de ella quedaba pendiente la sumision de su esposa,tendra el valor Pedro de follar a la familia completa ? Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Mi suegra y su hijo 2da.parte la sumisión de su hija

En la primera parte mi suegra que había enviudado y tras los problemas de la herencia donde se había descubierto que mi suegro tenia una amante no tuve mas opción que invitarlo a mi villa del caribe donde trabajaba en un hotel de Bavaro en Rep.Dominicana.

Luego de una semana se produjo un encuentro que cambio mi vida, al salir del baño la madre de mi esposa arreglaba mi ropa interior y se produjo un encuentro sexual de alto voltaje donde el medio de todo eso entro su hijo y se follo a su madre frente a mis ojos, aprovechando la situación hicimos un trío de una intensidad tal que me la deje mamar por los dos y termine follándolo a los dos también, la intensidad de ese volcán no se detenía ahí y ella pido que los dos se la metiariamos en su vagina y luego después al unísono uno por su trasero y otro por su sexo…aquella embestida termino un encuentro matinal que me dejaba indefenso, solo se me ocurrió llamar a mi esposa y decirle las gracias por tenerla a ella y su familia.

El trabajo intenso en un hotel de todo incluido es mas a la hora de salida y entrada de huéspedes, aquel día el recibimiento de cientos de turistas me hizo olvidar por un rato lo que me había sucedido.

Al final del atardecer cuando recibíamos el ultimo autobús me vino a la memoria lo sucedido, el temor me invadía de cómo manejar la situación en mi hogar (aquella casa que era mas bien una cabaña para los ejecutivos que trabajamos para el hotel).Entre al cuarto salude a mi esposa y con una sonrisa a mi suegra y a su hijo, les dije que me daba una ducha y saldría en un instante para cenar.

Al ducharme los pensamientos de culpabilidad me venían una y otra vez, pensar que la frase final de Elena mi suegra era todavía mas temeraria : "mi hijo y yo follamos desde hace un mes y queríamos iniciarte a ti y después a Yulissa", la verdad es que mis temores andaban por un lado y mi verga por otro, es decir aquel pensamiento morboso de cogerme a toda la familia era algo como una lotería, me sentía como un jeque árabe pero caray tenia que aterrizar las probabilidades que mi esposa se acostara con su madre y su hermano era una de un millón,

En el caribe uno se ducha y no bien termina uno de hacerlo comienzas a transpirar de nuevo, la humedad se hacia cómplice aquella noche, me puse una camisa fresca y unos pantalones cortos, de mala madre lo escogí que me apretaran y sin ropa interior, solo para joder y para acostumbrar a mi esposa que mis hábitos de estar en "mi casa" no iban a cambiar por estar su familia.al salir de mi habitación, mi esposa estaba en la cochina mí suegra estaba poniendo los platos en la mesa, vestía como siempre un vestido adaptado al caribe de esos de flores que le llegaban a un poco arriba de las rodillas, su hijo estaba tirado en el sofá viendo un juego de fútbol, al ser tan pequeño nuestra villa estaba apenas a 5 metros de nosotros, con la revisa de los ojos cheque que mi mujer estaba de espalda y sin miramiento le toque el trasero a mi suegra, sus ojos casi brincaron, mientras exploraba furtivamente levantando con disimulo su vestido y quitándole su braga en frente a su hijo, ella tuvo que acceder a mis devaneos de lujuria, sus piernas se levantaban y así pude quitarle el pantie y llevarlo a mi bolsillo justo en el mismo momento cuando mi esposa daba la vuelta y traía una lasaña a la mesa, nuestro comedor era pequeño al lado derecho tenia mi esposa al izquierdo mi suegra y al frente al hermano de mi esposa,

Elena se mostró como siempre amable y comenzó a cortar la lasaña y a servirnos un pedazo a todo el mundo, al servírmela se inclino hacia mi y con disimulo pude ver la aureola de sus pechos que marcaban sus pezones, imaginármelo de nuevo en mi boca era fácil, pero era todavía mas arrecho ver a mi mujer mamándoselo también.

Al sentarnos tome las manos de mi mujer y de mi suegra y ellas de Javier, mis plegarias fueron sencillas que esta familia permanezca unidad dispusimos de un buen vino tinto y así transcurría nuestra cena, cuando debajo de la mesa y de aquel mantel sentí una mano que tocaba mis muslos y se asomaban peligrosamente a la punta de mi verga, era definitivamente mi suegra, mi mástil se levantaba dándole oportunidad a que Elena alcanzara sin problemas la punta de mi verga, yo tosí un poco e hice todavía algo mas arrecho, por debajo de la mesa comencé a explorar los muslos de mi esposa, ella me miro perpleja y se sonrió por mi temeraria accion que se desarrollaba debajo de la mesa, siguió su juego y sus piernas se abrieron y ya con eso mis dedos hicieron el resto se trasladaban hacia su escondite , aquel tesoro secreto que me había entregado ciento de veces pero que ahora tomaban una dimensión de lujuria inesperada, mientras tanto mi suegra seguía sin temores frotándome mi polla.el único que faltaba en este circulo de hipocresía era Javier, pero me fue fácil ,opte entonces subir mis pies y buscar dentro de sus muslos su bulto escondido, al llegar a su bolsa no podía mas que sonreír, fue fácil para ese joven tener esa erección inmediata que solo la juventud brinda sin pudor, se entrego a mis juegos y con una mano abrió su cierre y saco su pinga y comenzó a masajearla con mis pies, seguíamos comiendo como una familia normal pero debajo de aquella mesa en aquel escondite perfecto se desataba la guerra de la lujuria donde mi polla quería salirse de mis pantalones donde el sexo de mi esposa se humedecía en mis dedos y donde el guarro de su hermano arrastraba su pene entre los dedos de mi pie, mi suegra fue la primera en darse cuenta de que no solo era ella la que estaba en lo suyo sintió mi pierna izquierda rozar con la suya y para mas joder se la puso arriba de sus muslos de tal manera que yo tuviera mas comodidad de llegar a la polla de su hijo, Javier por esa juventud termino eyaculándome en mi pie, mi esposa apretaba los labios , recuerdo su sexo húmedo pero mas recuerdo su expresión de lujuria y los pezones que comenzaron a visualizarse sin que ella se diera cuenta formándose un espectáculo visual definitavemente impresionante.

Ella marco el final del comienzo de esa noche , se levanto a tomar los platos que habíamos terminados , su mirada lo decía todo, estaba excitada por su macho y poco le importaba su familia, de repente Yulissa se había dado cuenta de lo calenturienta que estaba se dirigió a la cocina con el deber de lavar los platos y bajar su nota de éxtasis que se reflejaba no tan solo en su cara sino en su forma de caminar, deja que te ayude grito su mama y se fue ayudarla a limpiar los platos, Javier me miraba como que hacemos?, le dije vamos al balcón que la noche de luna llena es espectacular , así nos dirigimos al balcón de nuestra villa, ellas no podían visualizar nada ya que la cortina estaban corridas y tapaban la visual, Javier se inclino sobre la madera del balcón era el penthouse y estábamos en un tercer piso, podíamos desde ahí divisar la luna caer sobre el mar y reflejar con su brillo aquella vista al mar, sin mediar muchas palabras lo tome por espalda, le baje sus pantalones y mi verga busco su ojete, ya lo había traspasado esa mañana pero la calentura que traía tenia que saciarla, esta vez sin lubricantes parecía bien estrecha y sin forma de poner entrar, parecía una raja virginal, el se viro y comenzó a mamármela ensalivando la punta de mi polla, así se puso de espalda de nuevo y vi. que esta ves cedió espacio hacia mi punta que es gorda y es lo mas difícil de meter en culo, comencé con perro en celo a culearlo, divisaba en la oscuridad a los lejos a turistas caminando en la noche en la playa, me hacia de la idea que era imposible que nos miraban aunque sabia que lo podían hacer si solo miraran hacia nuestra habitación , aquella estrecha raja ya no era tan estrecha , mi polla estaba dentro , mis movimientos se hacían mas lentos y tocaba su pija para hacerle una paja, mientras tanto en la cocina la voz de mi mujer gritaba Pedro queréis una cerveza.? Si cariño porque no me la trae al balcón, te la mando con mi madre que me falta un rato terminar aquí, como saben cuando uno esta entregado al sexo, es difícil parar y hacer un corte, la madre de mi esposa entro al balcón y vio nuevamente como su hijo era cogido sin temores por mi,ahhhhhggg decía Javier, ella se puso de espalada mío y se levanto su vestido , su sexo jugaba con mi trasero, estaba mojada y me decía quiero tu leche que ya Yulissa viene, mi verga seguía entrando en el culo de Javier pero sentí mas placer cuando mi suegra comenzó a mamarme el culo y después a perforármelo con sus dedos, el mete y saca dentro de mis entrañas mas la culeada a Javier hizo que me viniera en su pozo trasero ahí donde pocos llegan, poco a poco retomaba el aire de esa noche Caribbean, saque mi verga adolorida y me la quería guardar en mi shorts pero mi suegra la tomo y la mamo un poco para dejarla limpia.Mi esposa llego al poco rato con unas cervezas mas, de que hablaban nos dijo cuando llego, de ti le dije, de mi ¿??? Si de ti amor, de lo bellas que eres y de lo afortunado que somos ay mi amorcito tu siempre de amoroso, Elena y su madre se reían , si es verdad Yulissa eres hermosa, lo dejamos tranquilo ya que Javier y yo nos vamos acostar, se despidieron con un beso dejándome a Julissa y a mi a la intemperie, la senté en la silla que tienen la particularidad que se hunden abrí sus piernas ,las levante y comencé a lamer los dedos de los pies, nunca lo había echo así, pero me apetecía esa noche, ella comenzó a excitarse y a levantar su vestido dejándome visualmente la visual de su pantie que rompían su raja, fui subiéndome por el contorno de sus muslos , Yulissa estaba entregada a mi , con sus ojos cerrados, como toda una mujer en celo, al subir me di cuenta que mi suegra y su hijo estaban detrás de la cortina , divise como se tocaban y me decían sigue queremos ver como te coges a Yulissa, aquello parecía de puta, finalmente me traslade a cueva , allí estaba como una ola en la playa, sentía el flujo y reflujo de su liquido en mi boca, oía sus palabras pasar por mis oídos, sentía como me agarraba mi cabeza para que siguiera lamiendo y extrayendo las mieles de su entraña, bajo mis shorts

Mi verga tomaba de nuevo una dirección eréctil sin saber que ya no tenia leche, aquellos polvos de la mañana y de la cogida de su hermano me dejaban sin pólvora, pero como un general me dirige a ubicar mi verga dentro de su coño, la entrada fue fácil y mas fácil fue complacerla esa noche , allí en el balcón como si fuera una desvergonzada, allí frente a su madre y su hermano que nunca habían visto a Yulissa ser follada, allí donde mi boca jugaba con la fruta de sus senos, donde sus axilas se entregaban a mi lengua feroz hasta llegar a su cuello y entrelazar finalmente su lengua con la mía, aquella mujer era follada y yo sin leche, sentí sus espasmos , aquellos espasmos que anunciaban como si fuera un clarinete la llegada de la reina, pero esta vez la nota era diferente, pude disimular mi orgasmo gracias a la húmeda de su sexo, ella quedaba sin aire y exhausta, vaya amor que forma mas salvaje de hacerme el amor me decía, me encanto, pero joder que si nos ven mi hermano y mi madre, eres un loquito al tocarme frente a ellos , pero no te gusto le dije casi sin dejarla hablar, ella suspiro, me dijo si, claro que si, fue algo inesperado, no se como explicártelo.

No mujer no me lo tienes que explicar, cuando la naturaleza nos llama tenemos que seguir nuestros instintos, la mire fijamente buscando en la oscuridad de la noche y al aire libre con una ternura, con los ojos de amor renovado sin poderle decir como me había cogido a su madre, a su hermano y como lo había visto follar a ellos dos...como integrarla a este circulo de lujuria y de incesto ya que la próxima victima era ella y sencillamente no sabia como….

Me levante con mi polla adolorida pero todavía en posición militar, ella al notarlo me dijo caray Pedro pero la verdad es que estas encendido no te habrás tomado una de esas pastillas, se levanto y esta vez fue ella que me hecho a la silla y se puso arriba de mi , que les puedo contar, el cuerpo sudado de Yulissa parecía bailar un merengue y un regaetton con mi pija, su todavía cintura de mujer sin hijos se apretujaban con la mía y allí de espalda a ella volvía a ver el incesto de nuevo Javier se enchulaba a su madre expresamente frente a mi sin que Yulissa se diera cuenta, los senos de Elena se pegaban al cristal mientras que Javier solo se le veía como su tranca hacia pinillos en el sexo de ella y entraba y salía sin decoro, aquella viuda veía como su hija bailaba la danza del amor caribello mientras ella se daba una sonora cogida con su hijo….vi como el sacaba su polla y sin aguantar se derramaba su leche frente al cristal del balcón..vi como la madre puso su lengua en el cristal y lamía hasta dejar sin efecto la marca del lechazo que había marcado su hijo...Yo en ese éxtasis creía que reventaba esto es la vida real no es un cuento, no tenia leche en mi guevo, no había forma de venirme aunque estaba a mil, mi esposa estaba con la lujuria a mil y se entrego desfallecidamente en mis brazos….

La tome por los brazos, la quería amar así en toda las dimensiones, sin despecho, su pecho desnudo se topaban con el mío éramos el mar en un desierto, ya sus labios habían extraído de mi todo el aire que tenia, disminuí la potencia de mi erección y así pude disimular que habíamos terminado con ese capitulo de lujuria nocturna.

Nos vestimos con risas, al abrir la cortina nos encontrábamos con su madre e hijo jugando al poker, AHHHhhhhhhh. ustedes estaban ahí, Pedro hace tanto calor que me voy a bañar, perfecto corazón, porque no nos vamos a dar un paseo por el nuevo hotel que recién inauguraron la semana pasada, el gerente es amigo mío y nos da un pase para los cuatros así pasamos por el bar. y la disco llevamos a Elena & Javier, sensacional me dijo…ya vuelvo… al entrar a la habitación y oír la ducha correr,

Le dije a Elena & Javier esto es una locura, locura mi querido Pedro? Me dijo Elena, tomo mi mano , la de Javier y se la puso en su sexo, nuestros hurgaron una vez un pasadillo inmenso , fállenme quiero sus dedos ahí, tu guarro dirigiéndome la palabra a mi ponte de espalda y límpiame bien ese culo, al quedar debajo de ella, mi lengua que creía que no daba mas , lamió una vez mas ese trasero y en especial ese esfínter , extrayendo un sabor único de mujer traviesa, los dedos de Javier y el mío se encontraban en el coño de su madre mientras este saboreaba como un bebe los pechos de su progenitora, puse con mi otra mano el dedo meñique en su culo y la vi gritar proféticamente, hasta que sus besos se consumieron con su hijo y el intercambio de lenguas subidos de tono saciaban por una vez a esa mujer madre de mi esposa….

Me fui al cuarto , el cansancio me invadía, mi mujer terminaba la ducha, salía en toalla su pecho quería brincar de aquella fina tela, la había visto desnuda tantas veces que parecía que la lujuria se había ido de vacaciones y de repente esto..un despertar inesperado de follarla y de verla follar, mis mas bajos instintos nunca conocido por mi me hacían saltar me ponían dudar de mi propia hombría y de mi propia integridad.

La contradicción que uno siente en lo que le gusta y en lo que la sociedad, la religión te han enseñado. Aquello me arrastraba por un laberinto de pensamientos cada vez mas pecaminosos…apenas empezaba la sumisión de Yulissa pero quien atrapara a quien, será ella tan angelical como siempre había sido conmigo?, aquella perversidad de yo explorar su sexo debajo de la mesa, de cogerla en el balcón con el peligro de que su familia y los turistas como en efecto había hecho la mirase follar de la forma que lo hicimos me ponían a pensar que podía tener una esposa desconocida para mi y es que en la vida nadie conoce a nadie estamos hechos de 80% de agua y el resto de poses…..


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Transdominic

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Transdominic
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)