Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.328 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.396 Miembros | 17.429 Autores | 85.056 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » NO CONSENTIDO » AGASAJADA EN EL METRO
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 30-Ago-06 « Anterior | Siguiente » en No Consentido

Agasajada en el metro

Alexia
Accesos: 92.394
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]
 -   + 
Cuando llegue al metro de la ciudad de mexico nadie me advirtió que podría ser víctima de chilangos calientes y hermanos sabrosos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Hola cibernautas me llamo Alexia y soy de Veracruz. Soy mulata de 18 años bastante guapa, ojos negros, labios carnosos y aunque soy flaca tengo buen culo y unas nalgas firmes y redondas y unas tetas pequeñas pero sabrosas. Alguien me comento de esta pagina y dije a ver si es cierto, y después de leer varias historias decidí compartir algunas de ellas que me han sucedido.

Bueno sucede que a la ciudad de México vengo solo de compras con mi hermano que es 3 años mayor que yo y pues el es alto, moreno y chino, musculoso y yo apenas mido 1.60 el caso es que llegamos a la terminal y teníamos que ir al centro pero llegamos un sábado al mediodía y de la central del norte nos fuimos en metro a la raza y de ahí al zócalo a comprar.

Para esto ustedes han de saber que en la costa el calor es intenso y las mujeres estamos acostumbradas a andar ligeras de ropas. Recuerdo que esa vez, fue hace como 4 años, yo tenia 14  y pues estaba en la edad de la calentura y mi hermano en ese tiempo tenia 17, yo iba vestida con un vestido ligero, una tanga y zapatillas y una mochilota. El caso es que nadie me aviso que la gente se aprovecha de una cuando esta lleno el metro y esa vez fue una experiencia desconcertante y muy loca, ya que al llegar a la raza el metro estaba parado y había mucha gente. Nos dirigimos al final del anden y ahí entre la gente, pronto empecé a darme cuenta de cómo me seguían las miradas y a más de uno descubrí mirándome el trasero y le dije a mi hermano vámonos que hay mucha gente y me dijo no te preocupes yo te protejo y me puso delante de el al tiempo que pegaba su cuerpo y sentía un bulto duro en mis nalgas y pensé al menos es mi hermano y no algún extraño pero ni siquiera podía imaginarme lo que seguiría a continuación.

El metro llegó y entramos entre apretones y manoseos ya que sentí claramente como una mano levantaba mi falda y sobaba mi pierna y otra pellizcaba mis atributos el caso es que quedé prensada entre mi hermano que en ningún momento despegó su miembro viril de mis nalgas y delante mío, un señor de bigote recortado de traje que sostenía un portafolio se situó muy de frente a mi, mirándome discretamente. El metro se quedó ahí un momento tiempo en que aprovecharon varias manos para acomodarse de manera que sentía como palpaban la tela del vestido, y otra tuvo el atrevimiento de apretar suavemente mi sexo, como midiendo el terreno.

Cuando el metro se internó en el túnel el del portafolio empezó su danza de apareamiento y dejando su maleta a un lado acercó mas su sexo al mío aprovechando el vaivén del metro y aprovechando que mi hermano se me arrimaba cada vez mas obligándome a repegarme mas al de enfrente quien empezó a bajar la mano y me rozaba la pierna subiéndome el vestido.

Yo no lo podía creer que se aprovecharan de mi, y quise moverme pero no podía por que otras manos anónimas rozaban mis caderas o se paseaban por la tela siguiendo el curso de la mini tanga así que me quedé paralizada tan solo sintiendo como las manos recorrían cada centímetro de mi cuerpo y mi sorpresa fué mayor cuando al llegar a las siguientes estaciones el del portafolio se iba excitando cada vez mas hasta que sentí algo caliente y blando que se pegaba a mi sexo y era el trozo de carne del tipo ese, que atrevimiento¡ para entonces me moría de pena y vergüenza que descaradamente se estuviera masturbando frotándome la concha y pues yo estaba a cien, húmeda y sudando de la excitación y nerviosismo y notaba que me miraban los hombres y sentía que me ahogaba en ese lugar con las ventanas cerradas.

Mientras mi hermano se entretenía abriéndome discretamente las nalgas e introducía como podía su bulto y lo dejaba descansar entre mis glúteos y yo sentía como punzaba caliente a través de la tela y sucedió que me empezó a subir la falda casi hasta que posó su pene erecto en la entrada de mi ano, ya que ante los apretujones, la lentitud del metro y mis miradas de súplica el se sacó el garrote y empezó a moverse discreto pero yo no quería que me clavara y yo me movía intentando zafarme y esto pasaba mientras el del portafolio al darse cuenta que mi falda cada vez subía mas, metió los dedos por debajo y empezó a recorrer mi sexo ya húmedo e introdujo sus dedos y al sentir esto mi instinto me hizo hacer las nalgas hacia atrás y oh sorpresota, creo que hasta lancé un gritito cuando sentí como era penetrada por detrás por el maldito de mi hermano y quedé ensartada, ya que en ese tiempo mi culito era virgen y estrecho y era doloroso de verdad, ya que estaba un poco reseco pero los jugos del sexo harían el resto.

La verdad yo no sabía ni donde estaba ni que hora era ni como era que había llegado ahí pero si recuerdo como se encajó la estaca mas en mi cuerpo y por si fuera poco, por delante el miembro del que llevaba el portafolio buscaba afanosamente mi vagina y en un enfrenón, zas¡ que se mete de lleno y me encuentro de repente clavada por dos enormes estacas.

Fueron los momentos mas angustiantes y maravillosos de toda mi vida ya que eso era algo totalmente irreal a mis 14 años, yo ya había tenido novios pero nunca me habían clavado por detrás y hacerlo ahí, entre la gente, en esas circunstancias era realmente asombroso y ahora me acuerdo y me río mucho, pero en ese momento era angustiante.

Lo que recuerdo solamente es que al bajar tenía el vestido desacomodado, la tanguita estaba muuuy mojada y mis piernas escurrían líquidos y fluidos seminales que, al quedar atrapada por delante y por detrás tuve que abrazar del señor del portafolio quien en un momento descargó su chorro de semen entre espasmos y se retiró chorreante alcanzando a mojar mis piernas y mi hermano solo atinó a salirse y se vino debajo de mi falda y sus chorros cubrieron mis vellos y el olor que llenó el vagón, la gente que entraba y salía y nosotros con la corriente humana, todavía alguien tuvo tiempo de propinarme severa nalgada que sonó splat¡ y tan solo oí un k asco… cuando esa mano lo único que hizo fue embarrarse de semen.



© Alexia

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (48)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Alexia
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)