Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 11.048 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.434.311 Miembros | 17.241 Autores | 83.867 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » GAYS » PLACER ANAL
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 29-Ago-06 « Anterior | Siguiente » en Gays

Placer anal

macedonyo
Accesos: 42.315
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Un heterosexual descubre el placer anal -Fotos y consejos-. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Me llamo Jorge, mi vida había transcurrido dentro de los márgenes habituales de la civilización occidental.

No me gustaron jamás los hombres. Me casé con Gladis, una mujer a la que no le falta nada, excepto que no gusta del sexo oral, salvo un beso en la boca. Solo admite el coito vaginal. No me practica cuni linguis, ni le agrada a ella que le lama el clítoris.

De coito anal ni hablar.

Lo que me llevó a probarlo con una prostituta, la que quiso cobrarme de mas por la penetración anal. Acabé en su vagina y el asunto de la sodomía quedó para mas ver.

El problema me vino cuando practique sexo anal con un travestí.

Me agradó penetrarlo, pero mas cuando el trava, se llama Alex, me cogió a mi. Me dio por el culo y me gusto mas de lo debido.

Después, el mismo día acepte que me sodomizara Omar en la ducha.

Una vez en la cama me cogió otra vez Omar en tanto le mamaba la pija a mi primo Javier.

Todo ocurrió cuando distrajimos tiempo en el boliche de Omar.

Javi y yo partimos a San Luis a un congreso luego de los hechos sucintamente relatados.

En el avión le dije a Javi que me preocupaba mi gusto por tener la pija en el culo. El me dijo que no me hiciera problema.

-Yo Jorge estoy enamorado de Omar. Ambos somos casados como sabes. El es el mi primo. Nos iniciamos en sexo homo desde que éramos adolescentes y no tenemos mas problema que encontrar la oportunidad de amarnos.-

-Si Javi te entiendo. Pero a mi me cogió Alex y Omar. No los amo. Solo lo hago porque me gusta la verga en mi tripa.-

-Jorge yo en tu lugar no me haría problema. Si te trauma el ser pasivo andá a un psicólogo.-

De mas está decirles que en la habitación del hotel de San Luis, Javi me cogió y le agradecí el favor.

Una vez de regreso en Bs. As. Fui a un psicólogo que me escuchó atentamente

-Mire Jorge, el placer anal es intenso, salvo que Ud. se sienta muy mal le diré que no es nada patológica su situación, salvo que le cause problemas de salud no se preocupe mas.-

___________-_____________

-Además de una sensación física muy placentera, diversos factores psicológicos entran en consideración. El sexo anal es una práctica diferente, que hay que descubrir: la novedad suele ser excitante. Por otra parte, se tiene la impresión embriagadora de vivir una sexualidad más "intensa". La excitación puede provenir también del placer de infringir la ley. Por último, el sexo anal aumenta el sentimiento de dominación para la mujer y de virilidad para el hombre, razón por la que muchos practicamos este tipo de sexualidad.-

-Para un sexo anal sin sobresaltos:

Estos consejos prácticos le harán disfrutar al máximo de la penetración anal, la cual es dolorosa únicamente cuando uno no está preparado ni física ni psicológicamente. Normalmente, el esfínter anal (músculo situado en la extremidad del recto), se contrae siempre que es estimulado: la introducción del pene o de un dedo puede resultar desagradable. Si fuerza a su pareja, o si no presta atención a los movimientos que hace, la penetración puede ser dolorosa e, incluso, acarrear lesiones.-

 

-Limpiar bien

Antes del sexo anal, algunos se duchan "a conciencia", o utilizan una pera para llegar a los sitios más recónditos. En cualquier caso, lave minuciosamente todo lo que haya entrado en contacto con el ano (dedos, pene, objetos) antes de volver a tocar los órganos genitales o la boca; así se evitarán infecciones y vaginitis. Tenga cuidado con el anilinctus (lamer el ano de su pareja), ya que al transferir bacterias del ano y el recto a su boca y estómago, puede dar lugar a infecciones graves como la gastroenteritis, hepatitis ...

Lubrique bien

Al revés de lo que sucedía con la vagina, el ano no está lubrificado, ¡por mucho que la mujer se excite! Por lo tanto, es indispensable utilizar un lubrificante que facilite la penetración (lo mejor es un gel a base de agua). Algunos geles vienen en frascos muy prácticos, sobre todo cuando se tienen las manos ocupadas...

Preparación progresiva

El esfínter puede dilatarse ampliamente y aceptar, sin dolor alguno, sexos de cualquier tamaño; basta con tener paciencia e ir poco a poco. Si la persona se queja, incluso después, es porque no ha logrado relajar su esfínter. La penetración puede prepararse con un juguete sexual específico para estos menesteres, preferentemente liso y con un diámetro inferior al de la verga. El objeto se introduce fácilmente, ayudando a dilatar el esfínter sin dolor y progresivamente; resulta más eficaz que un dedo, que siempre es más agresivo. Utilice el juguete durante 5 o 10 minutos para que la dilatación sea completa, antes de pasar a cosas más serias. También puede utilizar consoladores, empezando por uno mini.-

Utilice preservativos

Sin preservativos, las bacterias del recto pueden causarle comezones en el pene e infecciones en la uretra. Si usted o su pareja están infectados por el virus del SIDA, el riesgo de transmisión a través del ano es mayor que por medio de cualquier otra práctica sexual (penetración vaginal, sexo oral). Los tejidos del ano y el recto son más fáciles de dañar, lo que facilita la transmisión del virus a la sangre. Se debe utilizar siempre un preservativo, que se cambiará antes de la penetración vaginal.

Las tres prácticas del placer anal

Existen diferentes maneras de disfrutar del placer anal. A continuación les mostramos unas prácticas que pueden realizarse independientemente, o una después de la otra, para una estimulación progresiva, que determinará el éxito de sus experiencias anales.

Con la lengua: el anilinctus

Antes de detenerse en las nalgas, lama las zonas erógenas de su compañera. Luego, continúe con la raya, el contorno del ano, hasta llegar al mismo ano, zona muy sensible. En esos momentos, su compañera empieza a sentir una sensación caliente muy excitante.

Con un dedo o un juguete sexual

Suavemente Introduzca en el ano un dedo o, mejor aún, un consolador liso y lubrificado. Deténgase un momento, para que el esfínter de su compañera se habitúe a esta nueva sensación. Efectúe luego un movimiento circular, que ayudará a relajar a su compañera. Empújelo un poco más hacia adentro, al mismo tiempo que realiza un movimiento de vaivén; aségurese de que su compañera sigue sintiéndose a gusto.

Esta estimulación puede resultar muy placentera. Puede realizarse antes de la penetración anal, o acompañar la penetración vaginal o el sexo oral. La mujer puede también estimular la próstata de su compañero y aumentar así la intensidad orgásmica.

Con el pene: la sodomización

La mujer puede estar acostada bocabajo, de pie (de espaldas al hombre), acostada de lado, o sentada encima de él : en esta última postura controla mejor la profundidad de la penetración. Si optan por la postura del galgo, la mujer tendrá que levantar su tórax para facilitar la penetración. Lubrifique el pene abundantemente (sobre todo el glande) y el ano. Comience penetrando lentamente. La primera vez, quizá no la pueda meter entera, sobre todo si su compañera no está totalmente relajada. Pero con un poco de tacto y ternura, no se le deben presentar mayores complicaciones.

Antes de llegar a la mitad del camino, deténgase para que ella se habitúe al intruso. Comience entonces a efectuar un movimiento de vaivén…suavemente. El hombre tiene que estar siempre muy atento a las reacciones de su compañera, y detenerse si ella se queja. En dicho caso, se volverá hacia atrás, hasta que ella se encuentre más a gusto. El hombre puede estimular simultáneamente el clítoris, o dejar que se ocupe de ello la mano experta de su compañera, lo que, a buen seguro, le producirá un orgasmo muy intenso. Alcanzada la cumbre del placer, el hombre se retirará suavemente.-

___________-__________

Y le hice caso, mi vida sigue igual, salvo que ahora me busco cada tanto un travestí o algún macho activo con los que sació mi nuevo placer.

Como estoy muy bueno, eso creo y creen varios.

No tengo inconveniente en pagar o seducir para satisfacer mi placer anal.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© macedonyo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de macedonyo
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)