Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.408 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.015 Miembros | 17.629 Autores | 86.360 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » ORGÍAS » CONFESIONES DE UNA PUTA (POR ZORRA ME FOLLARON)
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 14-Jun-06 « Anterior | Siguiente » en Orgías

Confesiones de una puta (por zorra me follaron)

Putavarata
Accesos: 25.305
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Son mis amigos, Arturo, Sebástian, Pedro y los demás, y esta es la historia de como me trague una polla mientras me perforaba el culo. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

POR PUTA ME FOLLARÓN MIS AMIGOS

Hola chicos. Seguro que muchos ya sabéis de mí, viendo todos vuestros correos y la gran cantidad de fotos de vuestras pollas queme habéis enviado, para los que aún no me conocen me presentare.

Me llamo Esther, soy hija de un policía y vivo en Sevilla. Hace poco cumplí dieciocho años y jamás me han follado por mi rajita. Me gusta calentar a los tíos, chuparles sus pijitas y ver lo duras que se ponen y como se pajean mientras me pellizco las tetas ante su visión. Tengo unas tetas enormes, pelo moreno, largo y rizado, ojos marrones y muy bonitos aunque no es la parte de mi cuerpo que más atrae a los chicos. La única persona que se ha follado mi culo es mi padre, como ya dije en mi otro relato

http://www.todorelatos.com/relato/41475/

Bien, ya he hecho las presentaciones y ha quedado bien a las claras lo zorrita que soy. Mi papá, el poli, que tiene una moral muy estricta no quiere que sea follada por nadie que no sea él, aunque el día menos pensado me ha prometido romperme el coño. Me excita pensar en la clase de gente con la que tratara en su trabajo: prostitutas, proxenetas, traficantes, etc.

Bueno, esta historia comenzó una noche de fiesta en mi cuidad, Sevilla. Yo llevaba un top azul, sin tirantes ni nada, y una falda negra bien ajustado que escondía mi tanga del mismo color. Gracias a la poca tela del top se me podían ver todas las tetas y aquello me gustaba, me daba un poder sobre los chicos que deseaban tocarlas, lamerlas, pellizcarlas pero que no podían ya que yo marcaba las normas. Ese era mi juego, ser puta pero virgen y creo que por eso tres de mis mejores amigos decidieron follarme aquella gran noche. Me excitaba ver la manera en que me miraban Pedro, Sebastián y Arturo. Se les notaba que se morían por mis tetas y que más de una vez se habían pajeado pensando en mi. Yo, al igual que había hecho con mi padre, disfrutaba inclinándome y enseñando parte de mis tetas a aquellos bravos muchachos que sin duda se la habrían pelado mil veces pensando en mi delantera. Mientras bebíamos todos en el parque yo disfrutaba abriendo las piernas para enseñarles mis bragas, lo hacia de forma disimulada aunque sus miradas eran bien claras.

Al cabo de las horas ya me había cansado de beber y decidí volver a casa, claro que no tengo carnet ni coche, así que le pedí a Arturo que me llevase, que yo sabría compensarle.

Cuando ya nos acercábamos a mi casa, yo ya tenia puesta la mano en el paquete de Arturo y le pedí que frenase, él accedió. Le desabroche el pantalón y me confeso que era virgen, sonríe y le dije que igual que yo. Al pasar mis manos por encima de su ropa interior note como se corría encima.

- Eres un niño pequeño Arturo, te has manchado los pantalones. Será mejor que vuelvas cuando seas un hombre. Aunque no quiero ser brusca contigo, veo que me has traído a casa y te mereces un premio.

Bueno, le baja la ropa interior, la deje a la altura de sus tobillos y saque mi lengua para beber de la pija de Arturo. Me gustaba decirla que la tenía pequeña como el niño que era, pero mentía, disfrutaba con toda aquella carne, disfrutaba bebiéndome su leche que le impregnaba la ropa, disfrutaba teniendo mi melena a lo largo de su polla.

Huelga decir que tras tomarme mi basito de leche y dirigirme a mi dormitorio me metí bien a fondo mi vibrador. Mide en torno a los 20 cm y me gusta recordar la cara de Arturo y ver lo dura que se la ponía con mis carnosos y calientes labios.

A los pocos minutos recibí un sms de Arturo, quería subir mi casa, aquella noche mi padre no estaba, había salido a apatrullar. Le dije que subiera, que dejaría la puerta abierta y que fuera directamente a mi cuarto. Él conocía mi casa ya que alguna vez vino a estudiar, en teoría ya que yo aprovechaba esos días de estudio para provocarle más y más. Es genial la idea de estar por encima de alguien y de turbarle hasta llevarle a menearsela una y otra vez pensando en mi.

Yo, mientras tanto, me deje solo la blusa, me quite toda la ropa excepto la blusa y el tanga, que lo deje a la altura de mis tobillos, puse un vídeo porno y me frotaba el clítoris con una mano mientras con la otra me introducía mis bolas chinas en mi sexo sin lubricar. Es genial la sensación de que cuesta entrar, de que entran a lo bruto, haciendo daño y placer al mismo tiempo.

Así recibí a mi amigo, tumbada en la cama de mi cuarto follándome como una puta barata, como una perrita en celo, como la gran zorra que soy.

Pero Arturo no vino solo, le acompañaban Pedro y Sebas, les mire y les dije que a que esperaban, que me tratasen como la puta que soy y que fuera la ropa ya, que estaba necesitada de pijas.

Me puse de rodillas sobre la cama y empuje a pedro hacía mi, le bese por encima de la ropa y le baje los pantalones para tragarme entera su pollita.

- Arturo ya ha gozado por hoy, Pedro, vas a saber lo que es una buena mamada. Sebas, ¿has dado por culo a alguna mujer? Te va a encantar, eso sí, nada de mariconadas, no quiero ni vaselina ni nada, quiero sentir como tu polla se abre hueco entre mi carne y quiero que me hagas daño, que me revientes, me gusta como la tienes o lo grande que es, la quiero dentro.

Al principio Sebas me metió un dedo por detrás, el muy maricón, yo no quería eso, yo quería su polla y así se lo hice saber.

Estas palabras calentaron sobre manera a los muchachos. Arturo, como el perrito fiel y obediente que es no se acerco a mi, se conformo con sacársela y pelársela mientras me veía comerme la polla de Pedro. En comer pollas soy toda una experta, me habré comido más de 50 en mis escasos años y me habré tragado litros de leche. Aconsejo desde aquí a todas las mujeres que se hagan unas expertas a la hora de comer pollas, les gustara. No puedo decir que no doliera la enculada de Sebás, el muy cabrón es todo un hombre y tiene oro puro entre las piernas gracias a su enorme y gorda polla. Cuando tenía dentro la puntita no pude evitar retorcerme de doler, pero me aguante y seguí trabando la polla de Pedro, seguía succionando arriba y abajo mientras Sebas usaba de mi cintura para que su polla fuera recto arriba.

Notaba la dureza de ambas vergas y también la de mis tetas, la de mi cuerpo en esta situación. Mientras tanto seguía haciéndole aquella perfecta mamada a Pedro, notaba la dureza de su polla y la excitación de mi sexo y como mi entrepierna se humedecía cada vez más. Mi boca trataba de engullir más aquella carnosa polla. Cuando Pedro se iba a correr me saque su polla de la boca y disfrute en mi cara de aquel delicioso chorro de lefa. Mis mejillas, mi pelo, toda mi cara se sintió golpeada por la leche de Pedro, notaba como corría por mi cara y como mi lengua la atrapaba mientras Sebas seguía rompiéndome el culo.

Al poco rato fue Sebas el que se corrió y yo con él, ya que las bolas chinas de mi coño habían hecho su trabajo a la perfección, con el movimiento de las dos pollas dentro de mi y las bolas me corrí como una puta perra. Mi ano hico un vació y eso sirvió para absorber aún más la polla de mi culo, para sentirla más adentro.

Desde aquel día mis amigos y yo nos llevamos mucho mejor y nos reunimos de vez en cuando para todo lo que se nos ocurre. Arturo es el que tiene menos fortaleza mental, así que me gusta follarmelo de vez en cuando, usar su culo y obligarle a según que cosas. A veces nos turnamos y el que se la pela viendo a los otros dos encularme y comerse su rabo es otro.

 

 

Esta historia es totalmente real. Chicos, quiero que me envíes fotos vuestras, lo que os ha parecido y lo que os gustaría hacerme al correo PUTAVARATA@terra.es

PD: quiero ver vuestras pollas y lo que os gustaría hacerme. Ah, las chicas también puede escribirme y mandarme fotos


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Putavarata

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Putavarata
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)