Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.116 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.439.075 Miembros | 17.759 Autores | 87.216 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » TRIOS » MI MUJER SE ANIMÓ A...
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 08-May-06 « Anterior | Siguiente » en Trios

Mi mujer se animó a...

Saturno
Accesos: 26.599
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 21 min. ]
 -   + 
Mi mujer no se lo creé el éxito del relato anterior. "Mi esposa se dejó...." Paco se molestó un poco por ventanear a su esposa, que es muy cátolica, por que los curas son los lectores # 1. En el cual, mi esposa fue la protagonista, y ella se pregunta: si realmmente fueron 250 ordeñados, por que los espera con las ... abiertas. Tomen su turno y mójenla. si algún coñito se humedeció avisar a Paco o a mí. y tal vez mi esposa también acuda. caras vemos culos no sabemos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Mi esposa se animó…

Después de dos semanas de intensa vida sexual entre mi esposa y yo, Lucy se decide a platicar de la cogida que le dio mi amigo Paco.

Me decía: Cuando levantabas los platos de la mesa y me dejaste a solas con él bailando, me sentía medio borracha y muy seductora pues se la pasaron los dos echándome flores todo el tiempo, tú amigo se empezó a pegar a mí, y a oler mis oídos aspirando mi perfume, él restregaba su pecho en mis tetas y mis pezones le respondían, sentía su verga como se le estaba parando rozándola contra mi panocha, me oprimía las nalgas contra él, yo me sentía en la gloria pero al mismo tiempo tenía mucho miedo y pena de lo que estaba ocurriendo, mi tanga estaba para exprimirse tenía una calentura que desde que tú y yo éramos novios no sentía.

Luego cuando bailé contigo me di cuenta que estabas de acuerdo con lo que estaba pasando, pues sentí tu polla súper dura y noté que levantabas mi vestido por la parte de atrás mostrando mis nalgas a tú amigo, yo hice que no me di cuenta pero tenia un orgasmo solo en pensar que Paco me veía las nalgas, luego me dijiste te lo…... Yo no te podía contestar, pero sabía lo que vendría, después llegó la Champaña que las burbujas me hacían flotar de deseo y calentura.

Cuando desabrochaste mi sujetador y sentí los labios de Paco mamando mi pezón y su mano en mi panocha me mareé de la calentada tan bárbara que me estaban dando, al mismo tiempo tú me estrujabas mis nalgas y me chupabas mi otro pezón, me faltaba el aire de la emoción que tenía.

Cuando Paco se desnudó y vi su verga sentí que me desmayaba de la impresión, si la tuya la considero grande pues mide como 16 CMS. La de tu amigo mide fácil como 22 CMS. pero lo mas impresionante es el grueso y la cabezota tan hinchada que tiene, yo creo que por eso Inés su esposa busca pollas mas normales, cuando me cogió de perrito yo sentí que me desmayaba, me llenaba totalmente y cuando la empujó a fondo sentía que me reventaba y movía mis entrañas no paraba de venirme, no podía ni mamarte tu polla. ¡Que sensación!

¿Te gustaría un nuevo encuentro?

Pues me da mucha pena decirlo, lo he estado pensando y la verdad es que sí, es una sensación muy caliente la de sentirse tan deseada por dos machos y no reprimirse en nada, con la tranquilidad de que tú estás presente y de acuerdo, pues creo que la putería la tenemos todas las mujeres latente muy adentro de nuestro ser, y cuando la puedes sacar a flor de piel, se convierte en un evento único que todos los matrimonios deberían de practicar cuando menos una vez en su vida.

Voy a platicar con Paco por que casi todos los días me habla para saludarnos, insiste en invitarnos un fin de semana a su casa de Valle de Bravo que es un paraíso, te acuerdas que fuimos hace algunos años.

Si me acuerdo, pero tus hijos no nos van a dejar ir solos, pues ellos disfrutaron muchísimo los paseos en lancha, la moto acuática y el velero, pero yo no les aguanto un fin de semana de cogidas a los dos.

Lucy: Solo te voy a comentar una cosa; que te quiero más que nunca y estoy profundamente enamorado de ti, que esto es solo una fantasía realizada por los tres, no te reprimas en nada que desees hacer, cógenos como la puta más grande que puedas ser, pero acuérdate solo es coger por coger, no te vallas a enamorar de él. Ella me dio un profundo beso.

Le llamé a mi amigo para darle las buenas noticias, él se volvió loco de gusto cuando le dije que mi esposa estaba de acuerdo en un segundo encuentro, pero que no sería en su casa de Valle de Bravo pues mis hijos nunca nos iban a dejar ir sin ellos, por que tu casa es un paraíso.

Entonces inventen una boda para el próximo Sábado, que se va a efectuar al medio día y yo paso por ustedes, no se preocupen de nada yo arreglo todo.

Bueno yo le aviso a Lucy que se prepare.

Era miércoles, le platiqué a mi mujer que todo estaba listo para el sábado al medio día, nos vamos a tener que vestir muy elegantes pues "vamos a una boda de un compañero de trabajo"para ver si tu hermana nos hace favor de encargarse de nuestros hijos, Lucy esbozaba una gran sonrisa, por la noche estábamos los dos muy calientes y le metía mano por debajo de su vestido pellizcando sus ricas nalgas, mientras lavaba los trastes.

Cuando cerró la puerta de la recamara inmediatamente vio unos papeles en la cama y me preguntó,

¿Es otro relato caliente?

No, es nuestro relato ya publicado, lo leyó y se fue de espaldas no lo podía creer,

¿Todo eso hicieron Paco y tú? Le pusiste de tú leche en los calzones de Inés,

Pues sí fue solo una travesura, ahí fue que Paco y yo planeamos como seducirte.

Sabes que van más de ocho mil personas que lo han leído, ¿sabes cuantas pajas se han hecho a tu salud? Mi esposa seguía con los ojos de plato y la boca abierta, pues yo calculo que cuando menos un tres por ciento o sea unas doscientas cincuenta pollas que les has sacado la leche, y también a uno que otro coño.

Le quité su vestido, quedando únicamente en sostén y pantaletas, la recosté en la cama le quité el sostén y empecé a mamar sus deliciosas tetas los pezones los tenia súper parados, ella frotaba con desesperación su panocha en el muslo de mi pierna, jadiando me decía,

¿Tú crees que se pajearon con el relato?

Le contesté; ¿tú no has tenido por ahí alguna mojada de pantaletas con los relatos que te imprimí anteriormente? Se giró arriba de mi y me arranco la ropa, me estaba dando una mamada de campeonato, yo sentía como mi glande rebasaba su garganta como si me cogiera con su boca, pronto tenía pegados mis pelos a sus labios ¡se la trago toda! nunca lo había hecho.

Mi esposa se arrancaba sus pantaletas, se subió encima se ensarto a fondo de un solo sentón, me cabalgaba con todas sus fuerzas, se pellizcaba ella sola sus pezones sus jadeos y orgasmos eran muy fuertes, luego se inclinó hacia delante y me rozaban sus pezones en mi pecho corriéndolos hacia arriba y abajo, que se me ocurre ponerle un dedo en su boca y lo empezó a mamar con sus ojos cerrados como si fuera una verga, yo sentía las mamadas en mi dedo como si fueran en mi polla, un momento después saqué mi dedo de su boca y se lo rozaba en su culito, ella levantaba sus nalgas muy rico y le rozaba su culito, metía la punta de mi dedo, mi esposa cerraba sus ojos (me imaginaba que imágenes recorrían en su mente) me besaba trenzando nuestras lenguas, jadiaba y gemía muy fuerte nunca la había visto así de caliente, sus orgasmos eran continuos y terminamos los dos al mismo tiempo, le inundé su coñito de leche, y ella no dejaba de moverse hasta que tuvo un último orgasmo, me dejó todo batido.

Ya repuesta, me dice que cogida me diste,

No mi amor si fue al revés, nos acabas de coger al mismo tiempo a Paco y a mí, y de paso a otras doscientas cincuenta vergas que te chorreaban leche por todos lados que bárbara.

A poco así nos lo vas a hacer el sábado,

No claro que no, si solo una vez me lo metiste por atrás y no me gustó por que me dolió bastante imagínate con dos, estás loco.

Pero eso fue hace más de diez años, debieras de probar de nuevo.

Nos portamos muy bien jueves y viernes para recargar baterías.

Me llamó Paco el viernes en la noche, para decirnos que todo estaba listo, que pasaba por nosotros a la una en punto, le pasé la bocina a mi esposa para que lo saludara.

Y mi amigo le dijo; que estaba ansioso por verla, que se pusiera el mismo perfume, que había estado soñando con ella todas las noches, que las horas se le hacían eternas.

Le grite ya cursi, mañana nos vemos, haber si es cierto que le tienes muchas ganas, mi esposa se puso roja y se despidió muy melosamente de él.

Lucy salió de bañarse y olía delicioso se veía nerviosa y radiante, escogió un vestido de seda escotado muy elegante en color beige con botoncitos al frente, pero muy apropiado para el medio día, un conjunto de mini sujetador, tanga, liguero en color blanco con medias color tabaco, con unos zapatos cerrados con tacón alto, su pelo recogido, se veía preciosa y elegante.

Me preguntaba ¿sabes a que lugar vamos a ir?

Le dije en broma, pues creo que vamos a ir a comer a una fonda y luego a un hotel de paso lleno de pulgas sin baño.

Tuve que ponerme a la altura con un traje gris Oxford con una camisa blanca y una corbata de seda color vino, pues la hermana de mi esposa estaba en casa para cuidar a nuestros hijos y teníamos que cubrir nuestra cuartada.

Paco se presentó quince minutos antes de la una, también venía de traje príncipe de Gales, le dije pasa siéntate, le grité a Lucy que Paco había llegado, a los pocos minutos entró a la sala caminando como modelo, Paco brinco del sillón y la saludo de beso casi en los labios y le dijo, estas preciosa ella dio un giro, y a mi amigo lo delataron sus ojazos por que se los clavó en las nalgas, bueno nos vamos nos dijo mi amigo.

Subimos a su lujosa camioneta, nos llevó a un hotel elegantísimo, que les parece si pasamos primero al piano bar, me parece muy bien, pedimos dos cubas para nosotros y a Lucy le pedimos una piña colada, el bar estaba bastante oscuro y muy bonito tomamos nuestros tragos y platicamos de todo, Paco hizo una seña y llegaron mas tragos con un platón de quesos y carnes frías, seguimos hablando de nuestra juventud de cuando jugábamos fútbol.

Mi amigo le dice a mi esposa, que le gustaba mucho que él quería ser su novio pero que yo me le adelanté, toda la vida me gustaste mucho, gracias a dios que se me concedió.

En eso empieza a tocar música internacional, algunas parejas se paran a bailar en una pista pequeñita, Paco de inmediato se pone de pie y saca a bailar a mi mujer, pronto estaban bailando muy pegados con sus mejillas juntas, como a la tercera pieza mi amigo le estaba besando su boca y ella le correspondía.

Luego vinieron a la mesa y se sentaron, mi esposa tenia sus mejillas rojas síntoma que estaba caliente, apuraron su trago y pedimos otro solo que Lucy cambió de bebida por una cuba, brindamos y le pase mi mano por sus muslos, (tenía desabrochados tres botones de su vestido a la altura de su panocha y muslos y ella se cubría con su servilleta) pero por ahí andaba Paquito y le dije una pierna para cada quien, y mi esposa separaba ligeramente sus piernas para darnos acceso.

Se sentía muy rico llegar a la parte donde terminaban sus medias y tocar su suave piel, pero no le podía tocar su coñito pues Paco andaba por ahí, luego mi amigo se llevaba su mano a su nariz y le decía hueles delicioso, y lamía sus dedos, lo impensable mi mujercita baja sus manos y nos agarraba las vergas al mismo tiempo y nos decía están riquísimos, ya la tienen lista.

Paco nos dijo si gustan pasamos al restaurante a comer, le contesté que por mi parte no tenía hambre pues estuve comiendo de las botanas que nos llevaron, pero le dije a mi amigo que mi esposa estaba hambrienta, que quiere un "gran salchichón Francfort con dos papas al horno" y los tres soltamos una carcajada, ¿de veras no gustan comer algo? nos recalcó Paco, no gracias le contestamos, discúlpenme un momento y se levanto.

Yo le estaba metiendo mano a mi esposa en su panochita la cual ya estaba bien mojada.

Me decía al oído estoy muy caliente, ¿puedo hacer lo que yo quiera?

Si le contesté, entre más puta estés mejor, no te refrenes en nada, con su mano me apretaba mi verga, al rato llegaba Paco a la mesa y nos decía; que, ¿nos vamos de una vez? nos pusimos de pie y subimos al elevador, luego caminamos por un pasillo y llegamos a la habitación, mi amigo introdujo la tarjeta en la cerradura y en la madre, era una gran suite con una sala con TV. un comedor en el cual había unos finos bocadillos, una barra con sus bancos con un servibar, dos botellas de Champaña enfriándose, con dos arreglos de flores, abrimos la puerta de la recamara y una enorme cama king size abierta, con pétalos de rosa en la cama y el baño a todo lujo con un jacussi redondo.

Mi esposa y yo nos quedamos con la boca abierta, Paco nos pregunta ¿les gusta? Le dije te mandaste, mientras Lucy le daba un beso en la boca.

Mi amigo nos decía vamos a ponernos cómodos y le daba una nalgada a mi mujer, regresamos a la sala pusimos música, nos quitamos los sacos y los colgamos en un closet, le dije a mi esposa que se quitara su vestido y lo colgara en el closet, bailando y jugueteando se lo fue quitando, quedando en su bellísima lencería se veía preciosa.

Seguía bailando mientras Paco no le quitaba sus ojos azules de encima, en lo que descorchaba una botella de Champaña y servía tres copas, brindamos los tres la tomamos a fondo, y llené las copas de nuevo.

Lucy nos dijo; quítense la ropa para estar todos parejos.

Mientras ella seguía bailando cada vez más sexy nos sentamos en los bancos de la cantina únicamente en shorts (calzones) a ver el espectáculo.

Paco saca de su traje sus cigarrillos y el encendedor.

Y nos dice; bueno vamos a relajarnos todos.

Saca un cigarro de marihuana y lo enciende le da unas chupadas con todo contiene el humo y me lo pasa, a mí no me gustan las drogas lo sostenía solo en mi mano, Lucy se acerca a nosotros y le paso el cigarro, le digo fúmalo, le da varias fumadas y se lo da a Paco, mientras bebíamos, al rato mi esposa tenía una cara de pasada y calenturienta, pues reía y no nos soltaba las vergas.

Una vez terminado el cigarro, bien mareada y risueña se quitó el sujetador, mi amigo le mordisqueaba los pezones y le platicó a mi amigo:

¿Sabes porqué estoy tan caliente?; pues le saqué la leche a más de doscientas cincuenta vergas.

¡Paco puso una cara de asombro que no le cabía!

Mi esposa le aclaró, sí el cabrón de mi maridito publicó nuestro primer encuentro en Internet, y parece que sí gustó y según sus cuentas se la pajearon más de doscientos cincuenta lectores.

Yo me hice pendéjo y tomé la cubeta de la Champaña les dije mejor vamos a coger, por que no tengo nada que escribir.

Mi amigo levantó las copas, y Lucy aprovechó que teníamos las manos ocupadas nos quitó nuestros shorts, a Paco se los bajó por atrás y le restregó sus tetas en la espalda y culo, besó sus nalgas puñeteando su polla al mismo tiempo, a mí me dio una profunda mamada, y nos tomó de nuestras vergas y nos llevó jalando a la recamara moviendo sus espectaculares nalgas.

 

Mi esposa estaba súper alegre, bailando haciendo un streap tease con sus tetas al aire y sus pezones durísimos, se acercaba a nosotros para que se los chupáramos, luego nos apretaba las pollas, giraba y se alejaba bailando moviendo sus nalgas, serví las copas le pasé una a Paco y otra a mi mujer, ella la bebía brindando coquetamente con nosotros.

Lucy me dice; ven baja mi tanga lentamente.

Me coloqué por atrás de ella, tomé los cordeles de su tanga y la fui corriendo hacia abajo lentamente besándole sus nalgas, mientras ella movía muy sabroso su panochita, a Paco se le destellaban los ojos y no se soltaba su pollón.

Mi esposa dio un salto a la cama y se retorcía entre los pétalos de rosa, los recogía y se los ponía en sus senos y estómago levantaba sus piernas, dándonos una vista de su coño totalmente mojado lo cubría con los pétalos, se veía riquísima con su liguero y sus medias puestas.

Gritó, ¡por que no están aquí las doscientas cincuenta vergas para que me bañen de leche!, estoy muy caliente.

.

Mi amigo estaba con la boca abierta de oír lo que mi mujer gritaba, (se le escurría la baba por arriba y por abajo) se lanzó con todo a mamar el coño de mi esposa, ella abría totalmente sus piernas.

Gritaba que rico mamas Paquito no pares haag me estoy viniendo, su clítoris le sobresalía bastante, mi amigo se lo mordisqueaba, Lucy jadiaba y se retorcía.

Un rato después jaló a Paco hacía arriba y lo besaba trenzando sus lenguas mientras mi amigo le acomodaba su cabezota morada en el coñito empapado.

Mi mujer me decía ve como me la voy a coger y se retorcía de placer, Paco se la estaba metiendo lentamente, ella lo recibía con las piernas totalmente abiertas con movimientos circulares de sus nalgas, con una cara de puta que no podía, los gritos y gemidos de mi esposa eran tremendos.

Paco le estaba dando una cogida fenomenal, le hacía un rápido mete saca la dejaba casi de fuera y por momentos se la dejaba clavada a fondo, mi esposa entre jadeos gritaba.

¡La tienes muy grande, mátame de placer!, no puedo parar de venirme haag.

Mientras mi amigo le mordisqueaba los pezones, yo no podía más de ver esa escena pues cambiaba de ángulo continuamente para tener una mejor vista, me acerqué y puse mi verga en su boca, mi mujer la mamaba con todas sus fuerzas, sentía como traspasaba su garganta todo mi glande, me volteaba a ver con ojos de lujuria, ella la pajeaba con el glande dentro de su boca y se la volvía a tragar, ¡me estaba cogiendo con su garganta!

Mi amigo aceleraba sus movimientos, y yo no podía más, aventaba chorros y chorros, en la boca de mi esposa cuando se le llenó seguía bañándole su nariz y cara, los jadeos de los tres eran impresionantes, los dos se estaban convulsionando, los ojos de mi mujer en blanco, ella le clavaba sus uñas en las nalgas, se trenzaban sus lenguas en un profundo beso pasándose mi leche de boca a boca no les importaba, mi amigo jadiaba y resoplaba le estaba llenando de semen las entrañas a mi mujercita la cual aullaba de placer como nunca la había visto.

Un rato después, nos recostamos uno a cada lado de mi mujer a reposar la súper cogida, mi esposa me dijo tengo mucha sed, le dije pues como no, después del cigarro y la cogida que te dio Paco, por eso es que yo te refresqué tu boca y soltamos una carcajada los tres.

Me levanté al baño y luego fui a servir las copas y a ver como le quedo el coño a mi esposita, pobrecita lo tenia bien abierto y lleno de leche de Paco que le escurría directo a su culito, "estaba sufriendo mucho" pajeando lentamente la polla de mi amigo ordeñando las últimas gotas de leche con sus dedos y chupándolos en su boca, luego daba un sorbito a la Champaña, mientras Paco le acariciaba sus pezones, yo me recosté de nuevo a su lado, mientras ellos se besaban yo le acariciaba con mis dedos su coño mojando de la leche de Paco que inundaba ya a su culito, se lo acariciaba haciendo pequeños círculos y metiendo la punta de mi dedo medio, poco a poco fue entrando más, le dije a mi amigo que fuera metiendo un dedo en su coñito.

Un momento después, mi esposa estaba moviendo sus nalgas lentamente, le dije al oído ya vez nos tienes a los dos adentro, ella se estremeció, sentía el dedo de Paco a través de su membrana ahora solo hay que cambiar los dedos por las vergas, entonces me beso rozando su lengua.

Paco le dijo; sí tengo muchas ganas de probar tu culito,

Mi mujer abrió sus ojos de plato y nos dijo; no Paquito eso nunca, solo lo he hecho una vez y me dolió mucho y con tu cosota esa jamás, con sus dedos me están dando una calentada tremenda pero nada más.

Un rato después Paco se levantó al baño y luego salio de la recamara, mi esposa aprovechó para asearse, yo encendí la TV. Y corriendo todos los canales encontré un canal porno, Paco regresó a la recamara con la cubeta de la champaña y rellenó las copas y prendió otro cigarro, lo aspiraba retenía el humo, en eso sale mi mujer del baño y él le pasa el cigarro, ella lo fuma, y se lo regresa así estuvieron los dos compartiendo el cigarro hasta que se acabó, los dos tenían una mirada vidriosa, el saca unas gotas para los ojos y le puso unas gotas a mi mujer, luego se pone él, deja en el buró un tubo de lubricante vaginal, lo traía por si se anima Lucy.

Pero como quieres que me anime Paquito con esa vergota que tienes, y se la tocaba, mira Papi el tamaño que tiene como quiere que me meta esto en mi culito, y soltaba una carcajada.

Paco no dejaba de reírse, les estaba haciendo efecto la marihuana, mi esposa estaba totalmente desinhibida, se sentó en la cama a mamarle la verga a mi amigo con unos chupetes tremendos y viendo de reojo la película porno en la TV. Que pasaba una escena de tres tipos vergudos cogiéndose a una jovencita al mismo tiempo.

Mi mujer me decía ven acércate que para los dos tengo, le pregunté ¿y para tres?, y me lo dijo todo con la mamada que me estaba aplicando, me mamaba la polla con desesperación al fondo de su garganta, me la puso durísima de inmediato, luego la restregaba contra la polla de Paco y metía la lengua entre las dos vergas.

Le dije; quiero ver como te tragas a fondo la verga de Paco, no se lo repetí dos veces, le mamaba con todo a mi amigo, luego se notaba que su glande cruzaba la garganta de mi esposa, mi amigo aullaba y gritaba que forma de mamar, eres lo máximo.

Ella tomaba aire y lo repetía de nuevo pero esta vez le entro más, luego nos besaba las puntas el mismo tiempo corriendo su lengua, mientras Paco y yo le sobábamos y pellizcábamos sus tetas, mi esposa con una cara de lujuria se rozaba sus pezones con las cabezas de las pollas.

Nos decía; cójanme estoy muy caliente, ¿como en la película? le pregunté, ella volteaba a la pantalla, y solo se mordía sus labios. (dos le estaban dando una cogida de miedo uno por el coño y otro por el culo y al tercero se la mamaba con todo)

Primero cógeme tú Papi, hoy no te ha tocado probar mi coñito como lo traigo de caliente, métela a fondo para que me la abras bien.

Me acosté boca arriba y le dije montame, de inmediato se subió y se ensarto subía y bajaba por mi verga mientras mamaba la polla de Paco, yo le pellizcaba los pezones luego se inclino para adelante levantando sus nalgas, me corría sus tetas y pezones por mi pecho y me besaba rozando las lenguas, mientras mi amigo se fue a su trasero para ver muy de cerca la cogida.

Paco le estrujaba y abría sus nalgas, ella se fue quedando quieta mientras él le mamaba su culito.

Paco le decía que ricas nalgas tienes, le venia un orgasmo muy fuerte jadiaba y gritaba ¡que rico lo estas mamando!, sentía en mi verga un dedo que corría de arriba abajo, era el de mi amigo, que le taladraba el culo de mi esposa y luego le empezó a intentar meter su cabezota en el culo, pero ella le dijo:

No lo hagas Paquito me duele mucho, mejor cambien de posición.

Mi mujer tomó el tubo de lubricante y se lo aplicó a la verga de Paco, el sobrante se lo puso en su culito, me quedé con los ojos cuadrados cuando vi eso, luego se fue acomodando el pollón de mi amigo y se dejo caer poco a poco asta que desapareció completamente y tenia una cadena de orgasmos muy fuerte que la cimbraban toda.

Subía y bajaba por la verga de mi amigo cada vez mas rápido, mientras me lubricaba abundantemente la verga con el gel, pronto llegó la señal de mi mujer al inclinarse sobre el pecho de Paco se besaban con fuego, y levantando sus nalgas me puse gel en los dedos y le empecé a sobar su culito.

Al rato estaba metiendo la punta de mi dedo pero sentía imposible entrar con lo grosor de la verga de mi amigo casi no había espacio, mi esposa estaba súper caliente jadiaba y gemía muy fuerte, sentía que ella me estaba dando acceso, tenia la verga más dura que el cemento y se la puse en su culo

Mi esposa se empujaba y le fui metiendo con mucho esfuerzo casi la cabeza completa, ella jadiaba y gritaba ¡me duele mucho! espera, Paquito sácala un poco, nos quedamos quietos un momento, al rato sentí como ella lentamente movía sus nalgas y se trataba de ensartar más, suavemente se la fui empujando a fondo y mi amigo se empezó a mover lentamente hacia fuera, yo sentía asta las venas de su verga como se rozaban con la mía por dentro de mi esposa.

Mi mujer gritaba, ¡cójanme soy su puta!,…. Haag, ella no podía controlar ni su orgasmos ni sus movimientos solo tenía contracciones muy fuertes.

Cuando paco salía yo entraba a fondo, y cuando salía mi amigo se la dejaba ir hasta adentro, mi mujer estaba extasiada se sentía como le punzaba su panocha y culo, yo le apretaba las tetas y pellizcaba los pezones mientras ellos trenzaban sus lenguas, los orgasmos de Lucy eran muy intensos le cimbraban todo su cuerpo, los jadeos de los tres eran acompasados, le besaba sus orejas metiéndole mi lengua en sus oídos.

Que sensación más hermosa estar cogiendo sin inhibiciones con la mujer que adoras y tú mejor amigo en una muestra de amor sublime, y una experiencia maravillosa.

El culito de mi esposa me apretaba con todo y sentí que estaba próximo a venirme empecé a jadiar y a resoplar, cuando me tocó entrar a fondo me quedé ahí disparando chorros y chorros de leche, eso le despertó otra cadena de orgasmos a mi amor y le bañaba con sus jugos la verga a mi amigo, que en ese momento se empezó a mover bien rápido jadiando los dos, y luego se la metió a fondo, yo sentía la contracciones de su verga como le estaba bañando de leche el coño a mi esposa, quedamos los tres agotados reposando el encuentro por un momento.

Cuando me separé pude ver el culito de mi esposa enrojecido y escurriendo mi semen por su canal llegando a la verga de mí amigo que estaba bañada de leches de los tres, todavía mantenía la cabeza de su polla dentro del coñito de mi esposa, (que vista).

Ella se giró y quedó recostada en la cama boca arriba y me dijo:

Tengo mucha sed sírveme una copa, rellené de nuevo las copas y brindamos por la primer cogida doble de Lucy, nos dijo: y la última por qué me está doliendo mucho mi colita.

La cama era un mar de leches, así que nos fuimos al baño a asearnos y pusimos a llenar el jacussi con bastantes burbujas.

Paco hablo al servicio y pidió otra botella de Champaña, en un rato estaban tocando a la puerta y era el servicio con la cubeta y la botella, mi amigo se puso una bata y la recibió, se llevo los cigarros al baño, nos metimos al jacussi bebiendo nuestras copas y platicando de lo rico que estuvo la cogida que le dimos a mi mujer.

Paco prendió otro cigarro raro, le dio las clásicas tres chupadas y se lo dio a mi esposa la cual, con más confianza lo aspiraba a fondo y reía, servimos más copas, mi amigo nos decía que nos quería mucho que gracias a los dos por escogerlo a él para cumplir nuestra fantasía, y que con lo ocurrido fuéramos más unidos, que nos guardaba una gran admiración y un absoluto respeto.

Al rato mi mujer estaba flotando con la Champaña y la mota, nos decía: Nunca pasó por mi mente hacer esto, pero es lo más excitante que me ha pasado en la vida, es indescriptible lo que se siente ser deseada por dos hombres y coger con los dos es una delicia, soy tú esposa y tú puta, te lo agradezco mucho mi amor te quiero, y me besaba tiernamente y escurrían sus lagrimas.

Bueno ya basta de estar melancólicos, como dijo Westing Hause: "A coger y a mamar que el mundo se nos va a acabar" Lucy se limpió sus lágrimas, le serví otra copa y se sentó en medio de los dos, ya medio borrachos y enternecidos por sus palabras la besábamos en la boca al mismo tiempo, las manos de Paco y mías nos encontrábamos por todo su cuerpo, sobre todo en su panocha y se la tocábamos al mismo tiempo, ella tenia una mano en cada verga y nos pajeaba suavemente, besándonos los tres si inhibiciones al mismo tiempo.

Le dije ponte de pie, te vamos a dar una mamada doble, para que sepas lo que es, mi mujer se levanto y Paco se hincó a mamarle su panocha mientras yo le comía su culito, al momento empezó a gemir.

Decía sus lenguas me están matando de placer, no paren ya me voy a venir y nos acariciaba las cabezas, al rato le temblaban sus piernas y jadiaba muy fuerte, Paco saboreaba sus jugos y gritaba sabes muy ricoo, pero te quiero mamar tú culito, mi esposa solo se giró, mi amigo se hundía en sus nalgas, le metía la lengua en su culo, ella tuvo otro orgasmo y me tocó beber sus deliciosos jugos que corrían con todas sus fuerzas.

Paco se puso de pie, muy excitado con su verga bien parada, y le dijo a mi esposa, ponte de perrito, Lucy se inclino a la orilla del jacussi y separo sus piernas lo más que pudo, mi amigo le guiaba su cañón a la panocha, muy lentamente fue entrando, mi esposa ondulaba sus nalgas y Paquito le daba a toda velocidad, yo tenía una vista inmejorable, pues estaba sentado en el jacussi entre las piernas de mi mujer, los dos gemían, mi esposa lloraba de placer, cuando podía le besaba su panocha y muslos, era orgasmo sobre orgasmo, un rato después mi amigo le apretaba las nalgas con todas sus fuerzas y se la dejó ir al fondo y se estaba corriendo, los dos gritaban y jadiaban.

Cuando Paco se separó brinqué como resorte, le dije a mi mujer no te muevas, y se la metí en la misma posición, ella le pedía a Paco una copa de Champaña pues se moría de sed, bebía y jadiaba, Paco la besaba en la boca, yo tenía un morbo enorme de estar cogiendo a mi esposa con el coño lleno de leche de Paco, se sentía sabrosísimo, los orgasmos de Lucy no se hicieron esperar, gritaba ¡que rico, soy tú puta cógeme fuerte!

Papi métela toda y al mismo tiempo se metía a su boca la verga flácida y bañada de leche de mi amigo chupándole con todas sus fuerzas, gemía yo le daba con todo y le estrujaba las nalgas, mi mujer las movía para arriba y para abajo bien rico.

Mi amigo le apretaba las tetas, mi esposa jadiaba tenía otro orgasmo muy fuerte que se le aflojaban las piernas, no se de donde sacaba tantos orgasmos, (serán a caso los reprimidos de tantos años) yo veía estrellas y me estaba corriendo con escasa leche pues estaba totalmente seco y ordeñado por el coñito de mi mujer.

Fácil tenía como 14 años de no quemarle tres tiros a mi esposa en una sesión y Paco le quemó otros tres, esto es un record mundial de putería para mi esposa.

Terminamos con la botella y los bocadillos, nos metimos a bañar a la regadera, jugamos con el jabón por todo el cuerpo de Lucy, que no dejaba de reír nos besaba a los dos, sacaba su lengua para que mi amigo y yo se la rozáramos con nuestras lenguas , uno por cada lado y al mismo tiempo, luego nos vestimos, y nos dijo Paco, vamos al restaurante a cenar algo.

Pero mi esposa le comentó mejor vamos a otro lugar, pues me da mucha pena que en el hotel les vean la cara de cogidos que tienen los dos.

Le respondí y tú la de satisfacción.

Tienes mucha razón.

Esperamos sus comentarios.

Sobre todo los doscientos cincuenta que le jalaron el cuello al ganso..


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Saturno

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (25)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Saturno
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)