Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.204 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.549 Miembros | 17.712 Autores | 86.860 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » ENTRE PRIMOS Y PARIENTES EL SEXO ES MAS CALIENTE
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 22-Abr-06 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Entre primos y parientes el sexo es mas caliente

alejandro
Accesos: 30.614
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. ]
 -   + 
Inmediatamente ella, deja caer la toalla, tenia puesta una ropa sexy y excitante unos sostenes blanco casi transparente en los cuales se notan sus pezones rozaditos, y están paraditos tiene buenas tetas de buen tamaño y paraditas. En la parte traia un hilo dental muy sexy y pequeño del mismo color, el cual ya se encuentra mojado y huele a sexo, en el se marca su cuca y el depilado una especie de bigotico alrededor de su rajita, en la parte de a tras es una tira que entra por la raja y un poquito más ancha en él entre pierna. Se ven muy sexy sus redonditas duras y paraditas nalgas, su cuca con su corte. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

La familia habia dispuesto efectuar una cena, por lo que me disponia salir a buscar a mi tia y una prima, pero llegue cuando todavia ellas no estaban arregladas y ustedes saben lo que demora en vestirse una mujer, asi que suponganse dos. Para que no me abirriera mi tia salio a hacerme compañía mientras mi prima se arreglaba, como todavia era temprano, nos sentamos en el sofa, trajo unas cervezas y empezamos a platicar. Después de unas cervezas, salio la prima, todavia con ropa ligera, viendonos mi tia me pregunto:

  • que te parece tu prima,

  • mirando lo sexual y pequeña de su prenda intima le respondi: erótica la nena.

Sin darme tiempo a responder más, esta agrego:

- Perdone que no adelantara en arreglarme, ya que tengo un rato de estar navegando en unas paginas eróticas, lo cual me ha puesto caliente y tengo unas ganas enormes de hacer el amor.

  • a lo que le respondi, que te detiene.

Inmediatamente ella, deja caer la toalla, tenia puesta una ropa sexy y excitante unos sostenes blanco casi transparente en los cuales se notan sus pezones rozaditos, y están paraditos tiene buenas tetas de buen tamaño y paraditas. En la parte traia un hilo dental muy sexy y pequeño del mismo color, el cual ya se encuentra mojado y huele a sexo, en el se marca su cuca y el depilado una especie de bigotico alrededor de su rajita, en la parte de a tras es una tira que entra por la raja y un poquito más ancha en él entre pierna. Se ven muy sexy sus redonditas duras y paraditas nalgas, su cuca con su corte.

Mira a mi tia, como esperando su aprobación, esta asienta moviendo levemente la cabeza, se me acerca quedando sus senos a mi alcance, empecé a masajearselos se sientia muy rico, los pezones se endurecen mucho más. Tenía los pezones completamente erguidos, siento que su coño se va mojando y empieza a palpitar cada vez se siente más rico, sigo bajando mis manos despacio estoy en su vientre, a medida que voy bajando lo siento más divino, sigo acariciando muy suavemente alrededor de su cuquita, por encima del hilo, que ya esta muy mojado.

Cada vez me excito mas, tengo que hacer un esfuerzo sobre humano para no introducir mis dedos en la rajita, las yemas de mis dedos siguen tocándole los alrededores de su rajita que anda a punto de estallar, también toco la parte interior de sus muslos, me es difícil controlarme, empiezo a jugar con sus pelitos que están todos mojados y la cuca sigue palpitando, comienzo acariciar su rajita la cual esta súper mojadita que rica sensación.


Le llevo el dedo medio de mi mano izquierda a su boca. Ella se imagino que este es un de esos ricos penes que minutos antes la habían excitado solamente viéndolos y siente mas placer y suelta varios gemidos, le abro un poco más sus piernas. Poco a poco le fui quitado la ropa sexy que se había puesto.


Me imagino que me esta observándome con mi gran pené a millón, con ganas de comerse a su coño, siento que voy a estallar, le llevo el dedo a su rajita esta súper mojada como si fuera una sopa, al tocar mis dedos su agujerito no puede evitar soltar dos gemidos de placer, con mi mano derecha empiezo a agarrar su clítoris que esta totalmente hinchado, lo voy masajeando.

Seguía jadeando incapaz de ahogar sus gemidos, que son cada vez más profundos y prolongados, mientras con la otra mano empiezo a meterle un dedo, luego dos y hasta tres, pero al sentirlos gime intensamente...


Un espasmo de placer la hizo cerrar los ojos y las rodillas le temblaron... se arqueo, culebrea, salta, grita, se mueve cada vez mas, su respiración se vuelve entre cortada por momento sentía la presencia de mi tia y lo hago más rápido imaginándome que es ella a la que le estas dando la mas rica de las cogidas, siento en su cuerpo cada vez lo hago mas rápido y va soltando gemidos sin poderse controlar hasta que estalla en un gran orgasmo, grita de placer siento que su coño paltita y aprieta mis dedos.

 

Luego de ese gran orgasmo se llevo mis dedos a su nariz me huelen a sexo y me chupa mis dedos, prueba sus propios jugos, mi tia se levanto, me agaro de la mano y me pusieron en medio de ellas, empezaron a cruzar sus lindas piernas a acomodarse una y otra vez, les tome de las manos las cuales deje caer en sus piernas calientitas junto con las mías, empezando discretamente a sóbraselas, rozando la tela del pantalón, ellas apretaban mis manos y una de ellas me abrazo.

Sin pensarlo, rodee a mi tia con mi brazo dejando caer detrás de su espalda hasta su cintura, la cual acariciaba con las yemas de mis dedos y poco a poco buscaba meterlos, le manoseaba su culo hasta que la apretó con sus piernas y empezó a tocarse su cuerpo, sus senos juguetear con su blusita minúscula, mientras seguía presionando mi mano entre sus piernas, por mientras mi prima me empezó a acariciar mi pecho mi vientre, hasta llegar al zipper de mi pantalón y frotarme por encima de este el pene que ya lo tenia bien parado, lo acariciaba con movimientos circulares, y con pequeños pellizcos, que me producían una descargas como de electricidad que iban desde mi cerebro hasta la cabeza de mi pene, haciendo que este quisiera salir de su encierro, dentro del pantalón.

Mientras nos seguíamos besando y tocando, mi tia dándose vuelta y retirando su diminuta tangita, me dijo:

- disfruta de tu prima, de regreso de la fiesta seras solo para mi, se levanto y fue a arreglarse para salir

Seguidamente mi prima me dijo: Me gusta que me hagan por el año, no sabes cuanto placer me da, saberme bien empalada por alli.

-Bueno respondí, vamos a gozar con tu culito-, y haciéndola poner al borde de la cama con su hermoso culo apuntando hacia mí, comencé a besárselo lentamente, lubricándolo, mientras que con mis dedos, se los introducía en su concha, la que ya estaba rebosante de jugos vaginales, también le pasaba mis dedos y se los introducía en su culo.

También me puse algo de esos jugos en el glande de mi pene, y cuando vi que el culito disponía de suficiente dilatación, acerque mi miembro al mismo y una vez que entro su cabeza, de un solo empellón, lo mandé hasta el fondo de su ano, golpeando con mis huevos la entrada del mismo.

Ella y yo comenzamos una danza de mete y saca, mientras ella me decía:

-Así, seguí así que me gusta, metela bien adentro, seguí que me gusta sentirte dentro mío, cuanto placer, dame más, papito, seguí, vamos dale, no pares, que ya me vengo, Siiiiiii, que rico, como me gusta como me coges mi culo, seguí, dame más.......

Mientras yo también le decía:

-¿Te gusta como te la pongo?, la sentís bien adentro, me vas a dar todo el placer con tu culito-, aprovechando también para darle una ligeras palmadas en su cola, lo que pareció gustarle más.

Mientras ella con sus dedos, se acariciaba el clítoris, y yo que la tenía tomada de su cintura, seguía empujando hasta el fondo mi verga, la que sentía como era apretada por el esfínter, produciéndome un dulce dolor, pero compensado por oleadas de placer.

En un momento más, sentí como ella aceleraba su ritmo, y dejando escapar un gritito, exclamó:

-Ya acabo, dame tu lechitaaaaa , toma toda la míaaaaa, que bonito, como gozo, dame maaaaaaaas, ya me vengo, seguí, por favor seguí, papito, no te detengas, Siiiiiiiii, Ay cuanto placer me estás dando, cuantas veces me vine, pero este es el mejor de todos, que hermoso.

Tras lo cual, se desplomó, todavía con mi verga dentro suyo, y diciendo:

-Dejámela un ratito adentro corazón, quiero sentir esa vergota tuya dentro de mí, ya que tanto placer me has brindado.

Pasado un rato de estar sobre ella, con mi verga inflamada todavía, se la saqué y me coloqué junto a ella, aprovechando para hacerle círculos con mis dedos en sus pezones, los que seguían estando bien duros, y pasando luego a besarlos con fruición.

por eso me explico:

-Como a mí me gustan que me cogan bien cogida por el culo, lo primero que te pedí es que lo hicieras por allí, y no sabes papito cuanto me has hecho gozar.

Mientras eso me decía, mi tia salio ya arreglada, mi prima se levanto y al cabo de unos minutos estabamos en la fiesta familiar, en la cual, se agrego, para mi sorpresa el esposo de mi prima. (no sabia que estaba casada)

Nos dispusimos sentarnos frente a frente en la mesa, y el lugar , que tenía una luz muy tenue, y sus mesas eran pequeñas para hacer más intima la cena, siento que el pié, de mi tia, del que se había sacado sus zapatos, me restregaba la verga muy suavemente, a lo que yo respondí quitándome mi mocasín y colocando mi pié entre sus piernas, notando que ella no se había puesto nada debajo de su falda, lo que casi me decide a suspender la cena y partir para el apartamento.

Salimos a bailiar, con una sonrisa me dijo al oido:

-¿Te diste cuenta, no, corazón?, me puse así para ti y para no perder tiempo al llegar al apartamento.....

Nos trajeron el pedido, la comida estaba deliciosa, pero nosotros estábamos más interesados en tocarnos con nuestros pies, así que luego de tomarnos unas botellas de vino, y avanzada la noche, iniciamos el regreso al apartamento, los dos solos.

Ya en el tomamos uno de los ascensores y ni bien cerraron sus puertas, nos apretamos y besamos ardientemente, apretando mi sexo contra el suyo y acariciando las dos masas de sus glúteos, mientras que también aproveché para acariciar sus desnudas intimidades, las que ya presentaban una lubricación excelente.

Ya dentro de la habitación nos abrazamos con ardor y comenzamos a besarnos apasionadamente, mientras nuestros sexos se refregaban uno contra el otro, y yo comencé a besar su cuello y decirle palabras bonitas al oído.

Deslicé su vestido de sus hombros y comencé a besar primero su espalda descendiendo por su columna vertebral hasta sus nalgas, separando las mismas con mis manos, y besando también ese culito que ya había sido mío, y la conchita, que a estas alturas se veía inflamada y esperando ser penetrada.

A todo esto, mi tia emitía unos pequeños gemidos, cada vez que mis labios y mi lengua tocaban alguna zona sensible, en especial cuando me detuve a la entrada de su ano y luego al seguir con sus labios vaginales.

La alcé en brazos y la deposité en su cama, comenzando a efectuarle un masaje por su cuerpo, usando para ello, una crema que encontré en la mesa de luz.

Le fui masajeando sus hombros, baje hasta sus pechos y allí comencé a masajearlos y acariciarlos, haciendo círculos con mis dedos.

Luego bajé por su plano abdomen, y llegué a la puerta de su concha, la que ya presentaba una muy buena lubricación, efectuando allí suaves masajes circulares sobre el botón rosado de su clítoris.

Ella seguía con sus ojos entrecerrados y entre pequeños suspiros y gemidos me decía:

-Seguí sobrino, que buenos son tus masajes, continua así, que tengo sensaciones que ya había olvidado, seguí, masajéame bien mi clítoris, para que se ponga a mil y te pueda dar toda mi leche, sigue, sigue, sigue, mmmmmm.....

Como yo a esas horas también estaba muy caliente, comencé a introducir mis dedos dentro de esa cuevita caliente que era su conchita, y cuando ella comenzó a efectuar movimientos con su pelvis, procedí a introducir de un solo envión mi verga dentro suyo, sintiendo de inmediato como los músculos de su vagina me aprisionaban mi verga y me descargaban como una corriente eléctrica.

Mi tia colocó sus piernas alrededor de mi cintura para que pudiera llegar más adentro de su concha, dimos inicio a un baile, donde nuestras cinturas se adelantaban y retiraban al compás de nuestras embestidas.

-Dame toda tu verga, la quiero toda dentro mío, cogeme con ganas, que yo te voy a dar todo el gusto que tu quieras, así, sobrino, seguí así que te siento dentro mío, ¿te gusta tu tiiita, amor? que rico...., seguí, me volvés loca, quiero que me cojas toda la noche, sobrino, damela toda, UHHHHH, ahhh, mmmmm.... que bonito, SIIIIIIIIIIIIII, ya estoy por venirme, cuanta leche tengo para ti, dame la tuya, sobrino, acábame adentro que quiero sentir tu lechita caliente,MMMMMM.. ahhhhhhhhh.....

Cuando en ese momento, sentí que ya próximo a eyacular, ella se abrazo con mayor fuerza a mí y casi parándose, comenzó una serie de convulsiones, durante las cuales, yo sentía como acababa y su leche rebozaba su sexo.

-Me haces acabar como una yegua, sobrino, que lindo que me coges, sentí cuanta leche tengo para ti, Hay, que rico lo que siento, me muero de placer, sentí como vibra mi concha, y yo siento tu verga que me destroza, pero que placeeeeeeerrrrrrrrrr ........... ayyyyy corazóooooonnnnnnn.

Con lo cual, luego de tan tremenda acabada, me desplomé sobre ella, sin sacar mi pene de su interior, y ante eso, Mi tia me hizo dar vuelta, poniéndome boca arriba, y se sentó con mi verga dentro suyo, moviendo sus caderas, para ir palpitando como iba disminuyendo su tamaño, pero queriendo disfrutarlo hasta el final.

Cuando se hubo calmado, se cambio de posición, y comenzó a chuparme el pene de una manera, que en pocos momentos lo limpió de todo rastro de leche mía y suya.

Nos servimos una copa de champagne de la provisión del frigobar del cuarto y brindamos por la cogidas del dia, a lo que ella agregó con una sonrisa pícara.

-Lo que más placer me da, es el hacer el amor con este sobrino y sin tener ningún remordimiento de que fuéramos parientes, este sobrino mío, me ha dejado tan satisfecha en este día, que ni mi difundo marido en tantos años lo pudo hacer....

La coloqué sobre mi pecho, mirando hacia mí, y con mucha delicadeza al principio, comencé a saborear su conejito, y para que pudiera disfrutar mejor de mi trabajo, ella se reclinó hacia atrás, apoyándose en sus brazos, para entregármelo todo a mi deleite.

Mi lengua se introducía entre sus labios y penetraba todo lo que podía en el interior, mientras ella me iba calentando cada vez más, al decir:

-No solos me coges por el culo y por la concha de una manera maravillosa, sobrino, como me chupas....., ¿como me enloquece que me la chupes....?, es maravilloso, seguí, mordéme allí, comete toda mi conchita, hay, que placer, me haces acabar como nunca, dale, no pares, seguí así

Dicho lo cual, se colocó dando vuelta y mientras yo seguía libando de su sexo, ella me dijo:

-No es justo que tu verga se quede sin ser besada, ¿así te gusta sobrino?

Y se puso a mamarme de tal manera que fui yo el que ahora, entre chupada y chupada a su sexo le decía:

-Así se chupa una verga, tia de mi vida, me llevas al paraíso, tragate todo mi mástil, corazón, sácame toda la leche que me queda, así podemos acabar los dos juntos, que rico la chupas, así, si, así, así, no pares....

Nos vinimos los dos casi juntos, y mi boca se lleno de todos los jugos que destilo el sexo de mi tia, mientras que ella recibió en su boca toda la leche que mi verga le lanzó, aprovechando para tragarse una gran parte, y con el resto, se la puso en sus manos y se la esparció por sus senos.

Luego de eso, nos bañamos y desnudos como estábamos nos quedamos dormidos, hasta que el despertador sono, y fue en ese momento que aproveche para hacerle nuevamente el amor ni bien nos despertamos, con tanta o más energía que lo echo por la noche, alcanzado los dos los máximos estadios del placer.

Cada uno se fue a cumplir con sus obligaciones, pero nos seguimos encontramos todos los fines de semana sea los dos o con la prima donde repetimos los intensos juegos de amor, ya verán ustedes en un próximo relato como entre primos y parientes el amor es mas intenso y como este sobrino, deja contenta a su tia, y a su prima, sin que el marido sospeche nada al respecto y además me lo agradezca por hacerle compañía.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© alejandro

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (8)
\"Ver  Perfil y más Relatos de alejandro
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)