Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.524 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.018 Miembros | 17.629 Autores | 86.360 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » SEXO CON MAMA
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 05-May-02 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Sexo con mama

CARLOS
Accesos: 53.459
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 3 min. ]
 -   + 
Una joven vive una experiencia sexual con su mamá. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Hace varios meses, Aurora me platicó acerca de una experiencia sexual lésbica que vivió con su mamá a consecuencia de la separación de sus padres. Esa noche Aurora entró a su recámara a dormir, se cambió de ropa y se acostó; de rato llegó su mamá y le pidió que durmiera con ella, contestando Aurora, que mañana porque estaba cómoda en su cama; la mamá se retiró cerrando la puerta.

A la media noche la mamá entró a la recámara de su hija, se quitó el camisón y con su cuerpo desnudo se acostó en la cama junto a ella por detrás, abrazándola por la cintura, tocándole el sexo que tenía poco vello; la mamá le introdujo un dedo entre los labios mayores cariándolos, tocó su clítoris y lo comenzó a estimular, la hija al llegar al punto de excitación soltó un gemidito contrayendo su cuerpo; la mamá continuó la masturbación con más intensidad hasta que despertó su hija, llevándose la sorpresa de que su mamá la estaba masturbando.

Aurora se quedó fría por la situación en la que se encontraba, no sabia que hacer, le daba vergüenza que su mamá le estuviera tocando sus partes íntimas. Decidió no hacer nada con la esperanza de que su mamá al satisfacerse se retirara; la hija aguantó lo más que pudo para que no se le viniera un orgasmo, pero como la mamá estaba más excitada, con la otra mano le acariciaba las tetas apretándole los pezones paraditos por la excitación; cuando le llegó el orgasmo no soportó más soltando un gemido de gozo, apretando las piernas, jadeando, diciendo varias veces –ya, ya, ya terminé, que rico, ya-.

La mamá se excitó tanto por el orgasmo de su hija, que la giró hacia ella quedando cara a cara y besándola en la boca; le quitó la pequeña bata transparente juntando sus cuerpos en un abrazo, acariciándose mutuamente la espalda, las nalgas y piernas; la mamá bajó recorriendo el cuerpo de su hija besándolo, deteniéndose en su panocha para separarle los labios mayores y lamer sus labios menores con pequeñas succiones, como preámbulo del placer que le esperaba; al morderle el clítoris, las oleadas de orgasmos llegaron uno tras otro, anticipándolos, movimientos desesperados de su cabeza, gritos de placer, gemidos entre cortados por palabras como –más, más, por favor cómetelo, dame más dicha, hazme sentir-; la mamá queriendo complacerla, quiso penetrarle un dedo en la vagina, cuando de repente se sentó diciendo –no me penetres, soy virgen, me duele-, las palabras prendieron a la mamá con más brío, por lo que chupó con fuerza el clítoris, se lo succionaba como si se lo quisiera arrancar, haciendo que su hija se revolcara de gozo en la cama perdiendo el control de su sentir, por los orgasmos que su mamá con gusto le proporcionaba.

Hasta que en una momento de desesperación, porque no soportaba un orgasmo más, con gritos, gemidos, movimientos sin control de su cuerpo dijo –ya por favor, ya no puedo, estoy cansada, estoy satisfecha-, la mamá vió como su hija estaba rendida y dejándola descansar lamía disfrutando sus fluidos vaginales que brotaban de su vagina. La hija se levantó y le dijo –ahora me toca a mí complacerte-, se colocó entre las piernas, le lamía entre sus labios mayores de arriba abajo, dejando escapar su mamá los primeros gemidos, pidiéndole le penetrara los dedos en su vagina y a la vez le chupara el clítoris sin dejar de hacerlo; la hija chupó con fuerza el clítoris acariciándoselo con la punta de la lengua y succionándolo a la vez que le metió 4 dedos en la vagina haciendo movimientos de penetración, se le vino un orgasmo que disfrutó viendo como su hija con ternura y complacencia le hacia lo que le pedía, la mamá se acariciaba las tetas y se apretaba los pezones comentando –es gratificante ser excitada como a una le gusta que lo hagan-, el desahogo sexual era pleno, la hija lamía los líquidos vaginales y metía toda la lengua en el orificio moviéndola constantemente mientras la mamá disfrutaba, gimiendo, moviendo su cadera, acariciando su vientre.

Después de estos momentos maravillosos de placer sexual que la hija le concedió, se acostó arriba, uniendo sus sexos.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© CARLOS

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de CARLOS
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)