Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.876 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.498 Miembros | 17.579 Autores | 86.023 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » MICRORELATOS » EL SUEGRO Y LA NUERA, ¡QUÉ COSAS!
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 25-Feb-06 « Anterior | Siguiente » en MicroRelatos

El suegro y la nuera, ¡qué cosas!

Relatando
Accesos: 50.581
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 1 min. ]
 -   + 
Pobre hombre. Que poca comprensión tienen con él a su edad. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Llegué al asilo porque mi hijo, el muy capullo, se empeñó en ingresarme. Soy un buen hombre, aunque un poco viejo verde y creo que la culpa de todo la tuvo la zorra de mi nuera.

Al quedar viudo me fui a vivir con ellos. Les ayudé a cuidar y criar a los niños y después me han hecho esto. Todo empezó porque después de llevar un tiempo con ellos, comencé a añorar el sexo, y eso que creía que en mi se había acabado el deseo. Fue por convivir con mi nuera. La veía ir y venir por la casa, vestida de un modo u otro, hasta que fantaseé con ella y ya no hubo remedio para detener los calentones que cogía con sólo evocar su imagen.

Para más inri comencé a espiarla, a buscar entre sus cosas y a saber más de su vida. Fue excitante, pero esa fue mi perdición. Le robé ropa interior, bragas y sujetadores e intenté utilizarlas como fetiche, pero a pesar de los cosquilleos que sentía no lograba que mi vieja verga se levantase ya.

Un día, la muy estúpida cometió el error de creer que estaba sola en casa, sin darse cuenta de que en realidad yo estaba en mi dormitorio. Pues cuando vino el repartidor de la frutería lo dejo pasar y se fue con el a la cama. Los sorprendí en plena faena y se llevaron un buen susto. ¡Cómo le comía el coño aquel cabrón a mi nuera! Le dije a la muy puerca que no diría nada a mi hijo si me dejaba mirarles y… ¡hala!, no se cortaron un pelo y siguieron follando. Y ¡milagro!, logré empalmarme después de años. Me saqué la picha y me hice una paja. Qué gusto correrme así después de tanto tiempo.

Pero mi nuera me traicionó finalmente y dijo a mi hijo que yo la acosaba sexualmente y aunque yo intenté explicarme y delatarla, al final la creyó a ella. Así que me enviaron al asilo. Lo mejor de todo es que he conocido a una viejecita de mi edad que aún conserva un buen par de tetas y mantiene también la calentura de una adolescente. No es que follemos como dos jóvenes, pero en la oscuridad de las habitaciones lo pasamos muy bien manoseándonos y rememorando nuestros recuerdos eróticos del ayer.



© Relatando

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (10)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Relatando
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)