Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.304 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.390 Miembros | 17.565 Autores | 85.895 Relatos 
Fecha: 09-Nov-05 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduras

La abuela extranjera

Alexander
Accesos: 34.835
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 13 min. ]
 -   + 
La visita de una veterana de Estados Unidos, transforma la vida de un joven de 18 años. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Me informaron que por una par de semanas, tendría que dormir en la pieza de mi hermano, ya que estaría llegando de Estados Unidos, la prima de mi abuela, que venía a ver a mi abuela, que estaba muy enferma.

Mi abuela tenía 70 años y estaba muy enferma, y según me contaron, ella se había criado junto con esta prima, pasando hacer casi hermanas. Que ambas se querían mucho y que seguramente sería la última vez que se verían en la vida. Yo quería mucho a mi abuela y sabía que sería una gran alegría volver a ver a su prima, pero igual me imaginaba la incomodidad de estar dos semanas durmiendo en la pieza de mi hermano, para cederle la pieza y mi cama, a una vieja que ni conocía, que según me dijeron, era mayor que mi abuela.

Pero como dice el refrán donde manda capitán, no manda marinero… tuve que acceder a las peticiones de mis padres

 

Legó el día y mis padres fueron a buscar a la vieja al aeropuerto. Yo ya había sacado mis ropas de mi cuarto y me había trasladado al de mi hermano. Al llegar mis padres, con la famosa abuelita, me sorprendió la juventud de la señora a sus 71 años. Mi abuela con 70 años, andaba apoyada en un caballete y se demoraba como dos horas en llegar de su pieza al baño, mientras esta señora, siendo un año mayor, venia radiante y jovial, con un vestido muy casual, de verano, bien perfumada y con una maleta en la mano, que no quiso que mi madre se le llevara.

Era como dije una mujer de 71 años, ni alta ni baja, con las arrugas correspondiente a su edad, pero nada que ver con mi abuela, rubia, de pelo corto rizado, ojos verdes, lentes, de contextura un poco gordita, pero ni tanto.

A la hora de almuerzo, la señora se llevó toda la atención de nuestra familia, ya que era una mujer en extremo simpática, conversadora, de buena situación económica, con muchos hijos y nietos, ella se dedicaba a disfrutar la vida, yendo al gimnasio, viajando, según dijo y por las fotos que traía, le gustaba mucho nadar, andar a caballo, manejaba, en fin, una súper abuela. Mi abuela todo el almuerzo, la escuchaba y se ponía a llorar de alegría.

La estadía de la señora en mi casa, lejos de ser una incomodidad, fue muy amena, ya que nos sacó a almorzar afuera, compraba cosas ricas para comer etc.

Una mañana, me pide que la acompañe al centro, a comprar algo que necesitaba. Como no tenía nada que hacer, no me pareció mal llevar a la "tía", como yo le empecé a decir, a comprar lo que necesitara.

Su compañía era muy agradable y luego de comprar algunas cosas en la farmacia, nos pasamos a tomar un tremendo helado a una gelatería.

Ella me decía que le encantaba comer golosinas y que por eso estaba tan gorda. Le dije que no estaba gorda, para nada, que la que estaba al lado de nosotros si que estaba gorda. Ambos nos reímos, ya que al lado una tremenda gorda se zampaba una copa de helado mucho mas grande que la de nosotros.

Ella me decía que le tenía fobia a la gordura, que por eso iba tanto a masajes, al gimnasio y practicaba tanto deporte. Me contó también que se había casado tres veces y que con lo 3 se había divorciado, por que no eran capaz de seguirla, ya que le encantaba bailar, viajar, tomar tour, etc.

Aparte que con un solo hombre me aburro, no son capaces de tenerme contenta

Ja ja ja

Yo el agraciaba su edad, diciéndole que acá, todas las mujeres de su edad, ya eran viejas achacosas, en cambio ella, se veía muy juvenil.

Yo no, la vida es una y hay que disfrutarla. Nunca digo que no a ninguna invitación. En California, tengo amigas de mi edad, también separadas y armamos… ¿como se dice acá, cuando salen a pasarlo bien?

Jarana, carrete, movidas

Ok, a eso … nos vamos al casino , a discoteca , y bailamos a full , y si tenemos suerte, y nos sale alguna oportunidad con algún caballero, también vamos

Que entretenido

Pero obvio, hay que pasarlo bien ¿o no?

Y ahora, esta separada, ¿y hay algún pololo por ahí?

No para nada, no me quiero amarrar con ningún hombre. Total, nunca falta. De hecho los prefiero mas jóvenes, me cargan los viejos

¿Que tan jóvenes?

¿Que edad tienes tu?

18

A no , muy joven … sobre 20 , aunque te ves mayor … mmm.. si, podría ser ..

La conversación siguió, nos terminamos la copa de helado y nos fuimos a la casa.

Como a los dos días, estaba ella con mi madre regando las plantas, cerca de las 21:00 hrs de la noche. Yo llegué a su lado a conversar un rato, ella me toma del brazo y le dice a mi madre que hermoso eran sus hijos, que seguramente muy pronto alguna mujer nos arrebataría de su lado. Mi madre riéndose le decía que yo tenía mucha suerte con las mujeres y que a cada rato me llamaban por teléfono.

La tía abuela, mencionó lo calida y linda que estaba la noche. Le dijo a mi madre, que saliéramos los 3 a comernos una pizza y unas cervezas, por ahí.

Mi madre, que era pésima para salir, se negó rotundamente, ya que tenía cosas que hacer, que tenía que arreglarse en fin una serie de pretextos, pero si nos dijo que fuéramos los dos, y que me prestaba su auto.

Salimos los dos con la tía abuela en el auto de mi madre. Yo pensaba llevarla al centro a comernos la pizza que ella había dicho, pero antes de llegar, me dijo, que había cambiado de parecer y que me invitaba mejor a una discoteca. Le dije que al ser día de semana, las discos no funcionaban (tampoco tenía ganas de irme a meter ahí con la señora), pero que si tenía ganas de tomarse un trago, podíamos ir a un PUB que abría en la semana.

Llegamos al PUB, había muy poca gente, el ambiente era oscuro, nos sentamos y rápidamente nos tomaron la orden. Yo pedí una solo una cerveza. Ella le pidió al mozo que le trajera un cenicero. Me llamó la atención que fumara, y me dijo que ella no se podía tomar un trago sin un buen cigarro, pero que solo en esas ocasiones lo hacía.

Comenzó a bromear con que parecíamos una pareja, que la gente seguramente prensaría que yo era un gigoló.

¿Qué es un gigoló?

Un gigoló es un hombre joven, que sale con viejas como yo, a cambio de dinero

¡Ah¡ , ya , me quedo claro, es como una prostituta, pero hombre

En el fondo, si, pero distinto, con mas clase, te acompaña a jugar tenis, de compras y bueno, claro que en la cama.

Shiii , que buen trabajo …. ¡Me voy a ir a trabajar a USA, de gigoló!

Ja ja … seguramente te iría muy bien, ya que eres una gran compañía

¿Tu crees?

Claro, me has acompañado mucho, si no estaría ahora en tu casa viendo TV

Me refiero a que me Irma bien allá

Ah .. ja ja … que chistoso .. pero si, seguro te iría excelente. Eres joven, buen mozo, simpático, buen físico … eres un bombón

Gracias, por tus comentarios

Pero no creo que te interesen mujeres de tanta edad como yo

Por que no, la fantasía de cualquier joven es estar con alguna mujer mayor, con experiencia, ¿no se si me entiendes?

Claro que si, pero mujer mayor, no una abuela como yo

Pero que te tienes poca fe , tu esta guapísima

Gracias por tus mentiras

No verdad, te conservas muy bien

Me has levantado el ego y no sigas que me puedo poner atrevida contigo

Ja ja

Esto se acabó, voy a pedir otro. ¿Quieres otra cerveza?

Bueno

Seguimos platicando y luego de su segundo trago, me dice que vayamos. En el auto, sentada de lado, sobre una de sus piernas, mirándome, me pregunta, que mas podríamos hacer, para no irnos a la casa todavía.

No se, ¿que quieres hacer?

No se, dime tu , yo estoy dispuesta a cualquier cosa

La verdad, no se, es día de semana y ya esta todo cerrado

Que pena , tenía ganas de pasarlo bien

No se me ocurre que hacer

A mi si … pero … no mejor no

¿Qué?

No, nada, no creo que quieras, soy muy vieja para ti

No te entiendo (si la entendía, pero no me atrevía a dar el primer paso)

Me refería a cumplir la fantasía que mencionaste en el bar

¿Lo dices en broma?

No en serio, si tu quieres

Si quiero

Bueno, entonces tu dirás donde vamos, yo pago todo

 

Me dirigí a unas cabañas a la entrada de la ciudad. Ella conversaba con total naturalidad de cualquier cosa, y yo, muy nerviosos, trataba de seguir la conversación y llegar rápidamente al motel.

Ya dentro de la cabaña, le explique como se pagaba y ella me paso el dinero. Cancelé la cabaña a través de una pequeña ventana. Ella estaba acostada de lado en la cama mirándome. La cabaña incluía dos tragos que nos tomamos acostados uno al lado del otro, conversando de cualquier tema. Luego ella deja su copa en el respaldo de la cama y me toma la pierna y me la comienza acariciar.

Este será nuestro secreto, ¿no es cierto?

Por su puesto

Hace rato que no lo hago, y desde que salimos a comprar ese día, me imaginé que podría llegar acá contigo

¿de verdad?

Si

Sus movimientos cada vez mas grandes, hasta frotar mi verga, por sobre el pantalón. Comenzó a bajarme el cierre y a desabrocharlos. Yo aun con mi copa en la mano, le dejé a ella hacer todo el trabajo. La cabeza de mi verga apareció sobresaliendo de mi bóxer y ella no dudo en meter la mano y terminar de sacarla de su envoltorio, agarrándola desde la base, para contemplarla en toda su magnitud, siempre con movimientos suaves

A esto me refiero con que los prefiero jovencitos, mira que hermosa herramienta tienes mi niño

¿te parece?

Si, hermosa, y muy dura …..

La miraba detenidamente, sin perder detalle de o que tenía en su mano, sobándomela, suavemente, muy suavemente.

Con la misma suavidad se acercó un poco más y se la llevo a su boca. Primero me la beso por los lados, luego la punta. Me miró sin soltarla y me dijo que estaba exquisita.

Luego volvió hacer lo mismo y con mucha suavidad, me besó la punta. Se metió solo la cabeza de esta a su boca y volvió a besármela por los lados.

Yo no tenía mucha experiencia en el tema sexual, Había debutado hace un año, y me la habían chupado solo dos veces. Pero en las dos oportunidades, había sido de una manera distinta, una muy corta, casi un minuto y la otra mas larga, pero muy fuerte y sintiendo los dientes de ella, lo que igual me produjo placer, pero no como esto. Ella se tomaba su tiempo para hacerme sentir antes de meterla a su boca. La tomaba de la base y la frotaba con sus mejillas, pasándola suavemente por sus labios, masturbándome suavemente.

Se levanto de esa posición, se desprendió de su blusa y luego su brasier. Sus pechos eran redondos, de buen tamaño, aunque algo caídos, muy blancos coronados con dos pezones rozados y largos.

Volvió a acostarse de lado, con su cabeza hacia mis pies y tomando mi verga nuevamente, se la llevó a la boca y ya la comenzó a chupar como yo quería. Su manera de hacerlo era espectacular, siempre suave, sacándola para pasarla por sus pechos, haciéndome sentir sus largos y duros pezones en la punta de mi verga. Yo la miraba con la dedicación que saboreaba mi herramienta y me saqué mi camisa.

Mis manos comenzaron a acariciar sus piernas, subiendo hasta el muslo y volviendo a bajar. Aproveche para desabrochar su falda. Quise sacarla, pero no puede. Ella se puso de espaldas y se la sacó. Yo también aproveché de sacarme todo y quedar ambos desnudos, pero yo hacia arriba y ella hacia abajo.

Ella continuo mamándome la verga, mientras yo le acariciaba sus piernas hasta llegar a sus blancas nalgas.

Dejó de hacer lo que estaba haciendo y se colocó de boca, como quien toma el sol en la playa. ME levanté y me coloque sobre ella, pero apoyado en mis brazos para no hacerle sentir el peso de mi cuerpo. Como mi erecto miembro, le rozaba las nalgas, pasando por donde se juntaban estas. Me apoyé completamente sobre ella y le comencé a besar su cuello, acomodando mi verga lo más abajo posible para llegar a su concha.

Ella respiraba pausadamente, disfrutando a ese jovencito desnudo sobre su espalda. Llevó una de sus manos a sus piernas y me dirigió la verga a la entrada de su concha. Sentí el roce de sus canos pelos de su concha sobre mi punta y luego una húmeda cavidad, por la cual me fui entrando lentamente Ella se quejó levemente al sentir como ese duro pedazo de carne, iba penetrándola lentamente, que sin llegar al fondo, volvía a salir casi en su totalidad, para volver a reiniciar, pero llegando cada vez mas adentro.

Ya mi verga se acoplaba perfectamente con esa vieja concha y con cuidado, pero profundamente la iba penetrando una y otra vez. Ella gemía suavemente y me decía lo rico que se sentía

Que rica la tienes mi niño

¿ te gusta así?

Me encanta , la tienes muy durita, y lo haces muy rico

Me encantó como me la chupaste, ¡fue increíble!

¿Si?

Oh , si lo haces muy bien

Tengo mucha experiencia y se muy bien lo que a ustedes les gusta .. ah .. ah .. ah

Realmente lo sabes

Tenemos varios días aun y no me voy a ir sin probar como sabe tu leche en mi boca

Me dejarías acabar ahí

No te voy a dejar .. te voy a obligar hacerlo

Eres muy ardiente

No , soy una vieja caliente ..ah ..ah .. sigue así … ah.. ah..

MMMM estas muy rica

La di vuelta y colocándome a su lado, le chupé las tetas, mientras con mis dedos le tocaba su sexo. Ella solo estaba ahí tendida con los brazos estirados hacia atrás, dejándome hacer todo lo que quisiera, sintiendo esos largos pezones en mi boca.

Comencé a bajar besando su vientre, hasta estar de frente con esa vieja concha apenas poblada por alguno que otro cano. Ella sabía perfectamente lo que quería hacer y abrió sus piernas para dejarme mas espacio.

Con sus manos se abría su concha y se tocaba mientras yo a centímetros de ella, por primera vez en mi vida veía una concha tan de cerca y con tanto detenimiento. Sabiendo solo en teoría lo que tenía que hacer, ya que era mi primera vez, le empecé a pasar la lengua de arriba abajo, y luego traté de metérsela lo mas adentro. Ella respiraba profundamente y me orientaba a donde llevar mi lengua, o con que velocidad hacerlo.

Pásamela por aquí …. ¡Así ¡… suavemente .. ahora mas rápido … ¡OH si mi niño, que rica lengua tienes! ……. Mas abajo…. Así… ah … ah … que placer ….

Mmmmm

Que rico me la lames … sigue mi niño …¡ cómele la zorra a esta vieja caliente …!

¿Te gusta así?

Me encanta …

Quiero que me digas tu lo que te gusta, y yo te lo haré, quiero aprender contigo como hacer feliz a una mujer

Sigue a si …. Acá… presiona tu lengua mas arriba… ¡ah!.. ¡Justo ahí! .. OH …

Mmmmm

¡Ah , mi niño!...¡Estas para comerte! .. pero ven , sube ,, no sigas que me vas hacer acabar en tu boca

No me molestaría que lo hicieras

A mi tampoco, al contrario, pero no quiero acabar aun , por que de ahí me apago .. y quiero disfrutar mas rato contigo .. ven sube.

Estaba dispuesto hacer todo lo que ella me dijera. A pesar de su edad, culeaba muy rico y lo que mas me gustaba era que hablara mientras se la estaba metiendo.

Ella se tomo de sus pantorrillas y flexionó las piernas dejándome que la penetrara de frente. Apoyado en mis brazos veía como sus tetas se movían mientras la penetraba y como ella con sus ojos cerrados disfrutaba de su casi nieto.

Continué a si, hasta que me dijo que me acostara de espalda, por que se había cansado. Lo hice y ella se sentó sobre mi. Me tomo la verga desde la base y se comenzó a ensarta en ella, lentamente. Cuando la tubo en su totalidad adentro, comenzó hacer movimientos circulares, moviendo en circulo su culo sobre mi, haciendo una presión con su pelvis.

Luego puso los brazos al lado de mi cabeza y me pidió que le chupara las tetas, que eso le encantaba. Me pedía que se las chupara fuerte, lo mas fuerte que yo pudiera, ya que no le dolían, mientras mas fuerte se las chupara y se las apretara, mas gozaba ella. (Seguramente por eso tenía tan largo los pezones)

Sus movimientos me volvían loco y sentía como mi corrida no tardaba en llegar. Ella se dio cuenta y se la sacó, diciéndome que me relajara, para que no acabara. Luego que me sentía mas relajado, volvía a enterrársela y apoyándose en mis hombros, comenzando a subir y a bajar con mi verga dentro de ella.

Luego de unas tres veces que ella se detuvo, me puse mas duro y ya no sentía esas ganas de acabar, pero si disfrutaba igual. Estuvimos así harto rato, amasándole las nalgas, tocándole y apretándole las tetas, ella completamente sentada sobre mi verga, enterrada hasta el fondo.

Con sus ojos cerrados y su lengua afuera, me gritó que ya no aguantaba mas y que estaba apunto de acabar. Con mis manos en su culo, apretándole fuerte de las nalgas, ella se llevó las manos a sus tetas, manoseándoselas enteras, fuertemente, tomando sus pezones con sus dedos y tirándolos fuertemente. Comenzó a gemir, a moverse mas rápidamente y a acabar sobre mi, al mismo tiempo que yo le llenaba su vieja zorra con mi caliente semen. Sus manos se tocaban entera, su coño, su culo, sus tetas. Sus dos manos se fueron a su sexo y se lo apretó fuertemente. Lanzando un último y largo gemido, para luego caer sobre mi, apoyando sus tetas en mi pecho y sentir su agitada respiración en mi oído.

Ah .. ah ..ah …

Ooooooooo que rico

Me has hecho acabar …. Mmmmm , de una manera exquisita

Y tu a mi, me has hecho polvo

¡ Hace tiempo que no acababa con tantas ganas! , realmente eres todo un semental

ja ja …Estuvo buenísimo

Como se nota tu juventud … ¡Te juro que te llevaría conmigo a mi casa!

Ja ja ja

Nos vestimos y nos fuimos a mi casa, ya que igual se nos había echo algo tarde. Me dijo que lo había pasado tan bien, que hasta pesaba en atrasar los pasajes.

Comentarios a

Alexander_5149@hotmail.com

Si alguna madurita se interesa en conocerme …. Ahí esta mi correo.



© Alexander

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Alexander
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)