Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 4.352 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.626 Miembros | 17.596 Autores | 86.155 Relatos 
Fecha: 07-Nov-05 « Anterior | Siguiente » en Zoofilia

El mejor sexo oral lo hace mi perro

brief
Accesos: 18.618
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 3 min. ]
 -   + 
La forma en que lame mi verga no lo ha hecho nadie. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Hola, soy un chavo de San Luis Potosí, México, me considero normal, delgado, no feo, y muy dedicado a mi trabajo, por lo que generalmente no cuento con mucho tiempo libre, así que la mayoría de las veces, llego un poco cansado de las actividades diarias. De esta manera, y cuando la calentura ha apremiado a lo largo del dia, en mi habitación encuentro formas de desahogarme provisionalmente de esa sensación que llega a invadirnos de forma intensa e inexpiable. Como muchos, encuentro en la masturbación esa forma de relax mientras se presenta algún plan con otro chavo de mi cd.

En una de esas ocasiones, llegue a mi casa, y aunque un poco fastidiado, salí a caminar con mi perro, un coker spaniel, que la verdad todo mundo lo chulea, ya que tiene un buen porte, un color dorado muy representativo, es muy correlon, así que no se cansa fácilmente del paseo, esa vez ya me estaban dando muchas ganas de orinar, así que lo apure, pero de esas ocasiones que de repente no se puede uno aguantar y como por mi zona, solo hay casas y todo muy bien iluminado, pues no se podía hacer nada por ahí, así que como accidente penoso pues si se me escapo algo que si mojo mi trusa, rápidamente llame a mi perro y nos fuimos rápido a mi casa. Llegando, la cena estaba servida, así que solo fui rápido al baño a orinar, pero si quedo algo húmeda la trusa, la cual no pude cambiar en ese momento.

Ya terminando de cenar, me despedí y me retire a mi habitación, mi perro, duerme en mi habitación, así que como siempre fue el primero en meterse y buscar su lugar para acostarse, cierro la puerta, prendo la tv y me dispongo a desvestirme, me quito zapatos, calcetines, camisa y pantalón, quedándome en mi pura trusa aun húmeda, me pongo en cuclillas para sacar de mi maleta del gimnasio la ropa sucia para ponerla junto mi trusa y no se notara que estaba mojada, estando así mi perro se paro y se metió entre mis piernas a olerme, me saco de onda y lo retire, el insistía en olerme y en una de esas empezó a lamer la trusa, lo cual provoco que se me empezara a parar la verga, y de nueva cuenta a tener ganas de orinar.

Había leído varios relatos de zoo en esta sección, así que me paso por la mente lo que había leído en ellos y que no lo niego me llamaron muchísimo la atención, así que opte por sacarme la verga y los huevos aun en la misma posición, mi perro inmediatamente empezó a lamerme la verga de una forma que nunca había sentido, su lengua rasposa, húmeda y caliente se concentraba en la parte inferior de mi glande, lo cual provocaba una sensación riquísima y extremadamente cachonda, después paso a mis huevos, de la misma forma, el como los lamía repercutía en unas ganas de que siguiera haciendo eso.

Había leído en otros relatos que el perro los lamía pero después se retiraba y ya no lo hacia, pero el mío seguía y seguía, yo estaba a punto de venirme, así que lo retire, pero el quería seguir lamiendo mi verga, se notaba que le encantaba al puto perro, lo separe un momento para evitar que me viniera, ya que la sensación era única, mi verga se puso un poco flácida, ya que las ganas de orinar seguían, así que por la calentura se me ocurrió orinar así como estaba, cuando esta a punto de hacerlo deje que se volviera a acercar mi perro, así que de mi verga empezaron a salir mis miados, mismos que mi perro se tragaba en cada lamida que me daba, uta, esa sensación Sentir como orinaba y a la vez te laman la verga es indescriptible, riquísima, excitante, mi perro se trago mis miados y siguió lamiendo y lamiendo si detenerse, yo ya no podía mas mas, así que disfrutaba los espasmos que me provocaba mi perro y en uno de esos, los chorros de semen se hicieron presentes, se los comio todos, esa forma de cómo salian, y eran recogidos por su lengua sin despegarse un momento de mi verga fue fabuloso, quede exhausto, mi corazón latía fuerte y mi verga seguía teniendo espasmos.

Esa fue la primera vez que tuve una experiencia de zoo, y a partir de esa, han seguido muchas igual de excitantes, mi perro ya sabe cuando quiero que me la lama y el obedientemente lo hace hasta sentir mi semen en su lengua.

Bueno, espero les haya gustado mi relato, es la primera vez que lo hago, así que me lateria tener contacto con personas que hayan pasado por situaciones similares mi correo [email protected], saludos.



© brief

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de brief
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)