Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.012 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.313 Miembros | 17.429 Autores | 85.006 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » CONFESIONES » UNA COLEGIALA Y YO EN EL BUS
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 11-Sep-05 « Anterior | Siguiente » en Confesiones

Una colegiala y yo en el bus

Anónimo
Accesos: 47.870
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Esta historia es completamente real. Yo no busque esta experiencia ni la buscaria otra vez, pero marcó mi vida intensamente y fue con una bonita colegiala. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Esta historia es completamente real. Yo no busque esta experiencia, pero marcó mi vida intensamente y fue con una bonita colegiala.

Soy jugador de futbol y llegue a jugar en la 2da profesional de mi país, pero me di cuenta que eso no era lo mio, si bien yo me desempeñaba bien dentro del campo, me di cuenta que no era la suficientemente bueno como para llegar a destacar dentro del mundo del futbol profesional, fue entonces que decidí a mis 23 años postular a una universidad local y logre ingresar.

Vivo en una region del Peru no muy lejos de la capital y a pesar de ello no hay muy buenas carreteras para algunos pueblos. En la universidad donde estudiaba me dieron una media beca con el fin de pertenecer a su equipo de futbol cosa que acepte gustoso. De vez en cuando ibamos en un bus a otras regiones para jugar campeonatos

Las lluvias torrenciales por la zona eran cosa frecuente. Una tarde cayo una muy abundante y llenó las carreteras de barro y para colmo cayeron en algunas zonas huaycos es decir pequeñas avalanchas de lodo y piedras sobre ellas asi que muchos buses de pasajeros se habian quedado atascados y los viajeros obligados a buscar otros buses. La gran Mayoria eran campesinos. El bus de mi universidad fue uno de ellos y yo me vi obligado a buscar lugar en cualquier bus que pasara y lo mismo mis compañeros. Afortunadamente algunos lograron rapidamemente sitio y yo tambien logré subir a un bus interprovincial con algunos pasajeros de pie en el pasadizo, todos campesinos de la zona que habian subido sus paquetes. Mis compañeros "aprovechando el panico decidieron irse a otra ciudad a tomar sus copas" y solo yo regresé a casa pues por mi vida deportiva me acostumbré a no beber

El caso es que iba parado en el bus, y estaba mas o menos a 2 horas de casa, seguian subiendo mas campesinos con bultos (paquetes)…incluso habia un cilindro al fondo! …esto se ponia cada vez mas fastidioso, si bien no estaba lleno el vehiculo, la mala condicion del terreno, el ir de pie y el desorden hacian todo desagradable.

Avanzamos un poco mas cuando de pronto el bus se detuvo. Otro vehiculo se habia atascado y no podia avanzar. Oscurecia ya eran casi las 6 pm y por alli no habia iluminación electrica, solo cerros y mas cerros y en medio la carretera. Esta vez se trataba de un bus de un colegio de chicas "high" de la capital , colegialas que habian ido con casacas con su logo de su promoción escolar y con uniforme, representando a su colegio llevando ayuda social a diversas zonas pobres de alrededores. No les hacia gracia pasarla a oscuras alli ni dentro de su bus pues fácilmente podian ser presa fácil de delincuentes de la carretera asi que pararon nuestro bus y las que pudieran entrar fueran llevadas al pueblo donde yo iba.

Nuestro vehiculo, que estaba semi lleno y con varios campesinos de pie y sus paquetes y no olviden el cilindro del fondo, lugar donde yo fastidiado me fui a parar. El transporte se convirtió en una autentica lata de sardinas.

Todas las chicas se amontonaron en la puerta pugnando por subir y en medio del griterio avanzaron copando hasta el mas minimo espacio. dos profesoras se pusieron en la parte delantera. Nadie protesto ante la apretujadera ni podiamos hacerlo. El caso es que termine con una de ellas frente a mi cerquisima cerquisima. En ese momento no le di ninguna importancia y el bus inicio su marcha.

La carretera estaba en pesimas condiciones y habian continuos brincos. Estaba yo mentalmente lejos de todo, cuando me hizo reaccionar la blandura de los pechos de la chica apretandose sobre mi pecho. Fue algo accidental por la brusquedad del movimiento. Pero la sensación que me provocó fue como agua helada sobre un durmiente. Fue entonces que le preste atención a la chica que tenia enfrente. Debia tener 17 18 años, blanca castaña, de mirada timida. La tenia tan frente a mi, pero no miraba mi rostro. Mas saltos y mas y mas rozamientos de sus pechos contra el mio. Yo estaba vestido con buzo deportivo pues como saben, venia de jugar y la verdad es que comenzé a sentirme excitado y a tener una ereccion, lo que en ese momento me avergonzó. Era inevitable sentir sus senos. Eran redonditos y grandes. El placer que sentia comenzo a calentarme mas y mas. Decidi pegarme un poco mas a ella con mucha vergüenza y sobre todo temor. Si la chica gritaba que alli habia alguien que se estaba propasando me iba a meter en un gran problema, aun asi la calentura pudo mas y lo hice. Me pegue a ella y no hubo respuesta de su parte, los movimientos seguian.

Afuera oscureció. El vehiculo hacia gran esfuerzo por avanzar sobre el terreno y a veces nos metiamos en un hueco. Apagaban el bus y luego lo encendian. Quizas por ese esfuerzo era que la iluminación dentro, era escasa, se veian siluetas nada mas en la parte delantera. Sentia el cuerpo de la chica, sus muslos sobre los mios, era solo un poco mas baja que yo. Tenia una gran ereccion y "como de casualidad" pegué parte de mi pene erecto a su muslo. Esperaba alguna reaccion de enojo pero nada pasó. Busque su mirada, pero esta seguia gacha y me parecio ver una picara sonrisa escondida, pero no pude apreciarla bien por la falta de luz.

Poco a poco esa parte de mi miembro sobre su muslo fue ganando mas espacio. Sentia que se habia vuelto un fierro y era imposible que ella no lo sintiera por el pantalón deportivo que yo tenia puesto. Decidi hacer algo mas arriesgado aun. Hice un esfuerzo por ganar un espacio atrás mio y meti la mano dentro de mi pantalón y coloque mi pene erecto bajo mi ombligo y de mi calzoncillo. Esta vez ella no sentiria mi miembro sobre su muslo sino entre sus piernas. Estaba rojo de la excitación pero tambien sabia que corria un gran riesgo y eso aumentaba mi tension.

El brusco movimiento del bus hizo lo suyo. En un momento nuestros vientres se apretujaron y yo senti su espacio entre las piernas y ella sintio mi fierro alli mismo. Seguia con la mirada gacha, pero estaba vez como que buscaba que cosa era aquello que estaba sintiendo. Una vez mas paso lo mismo. Senti su sexo ahuecado bajo su falta apretarse contra mi falo erectisimo y esta vez yo empuje un poco. Todo seguia igual. Esta vez me miro, pero no habia expresión en su rostro, quería aparentar indiferencia, portarse como lo que yo era, un desconocido, pero era como si nada ocurriera. Sus labios eran rosados, hice un esfuerzo para contener el deseo de besarla alli mismo. Pasaron algunos minutos de sentir mutuamente nuestros sexos apretujarse con cada vaiven del carro, fue cuando decidi jugarme la carta mayor. Crei que a ella le gustaba esta situación, pero si me equivocaba yo la podia pagar bien caro. Me arriesgue. Primero busque su sexo con mi pene, esta vez sin salto del vehiculo, lo busque, lo encontré empujé y alli lo dejé. No habia respuesta. Empujé un poco mas, imposible que ella no sintiera entre sus piernas mi miembro durisimo y parado en todo su esplendor. Bajo su falda colegial empecé a sentir cierta tibieza. Continué: esta vez rodee su cuerpo con mi brazo y apoyando la palma de mi mano en su espalda la empuje hacia mi. Yo estaba sudando frio y literalmente temblando de miedo y tambien de deseo. Su mirada seguia gacha y se dejó atraer tranquilamente aun más a mi. Confirmado: ella sentia el mismo o quizas mas placer que yo y tambien deseaba todo aquello que pasaba. Los campesinos que nos rodeaban no podian vernos pero por si acaso yo miraba al frente como si nada pasara.

La aprete contra mi y senti como ella avanzó abriendo mas las piernas. Coloque mi pene erectisimo a la altura de su vagina y lo apreté. Sentí su humedad brotar. Yo perdiendo toda mesura bajé mi mano bajo su espalda y hambriento de deseo comenzé a frotar sus nalgas. Ella se abandonó y apoyó su frente sobre mi pecho. Que delicia recordar aquel culito durito y bien formado. Yo me movia ahora como si la estuviera penetrando, ella no tomaba parte activa, solo miraba hacia abajo pero claramente podia sentir hasta la forma de su vagina sobre mi pene. Esto estaba ya al limite y yo sentia que iba a reventar sino me venia. Con la cabeza completamente caliente, ya entregado al deseo y sin nada de mesura, saque mi miembro al aire y se lo pegue. Senti un pequeño empellón alejandome pero no hubo mas, asi que se lo pegue a su vagina sobre su falda y todo seguia normal. Yo prácticamente hacia ya el movimiento de penetrarla y sacar mi miembro. Ella seguia con la cabeza gacha esta vez con sus manos sobre mis hombros. Con sus piernas abiertas y sus pies pegados a los mios por fuera. No me podia detener. Faltaba mas o menos 30 min para nuestro destino. Mi mano que estaba en sus nalgas bajo hacia el extremo y la fue subiendo poco a poco. Ella me empujo mirandome al rostro. Senti que el mundo se me venia encima y me angustie. No me dijo nada y volvio a agachar la mirada. Le segui levantando la falda esta vez por la parte de adelante. Lo hice y pegue mi pene a su vagina, esta vez solo encima de su calzon.

Me continue moviendo y sentia su humedad caliente sobre mi pene, que estaba fuera de mi pantalón. En un movimiento rapido y con la sangre mas fria que yo podia acumular en ese momento. Le bajé el calzoncito. Nuevamente quiso reaccionar pero lo hice tan rapido que en un microsegundo ella ya tenia el calzon a la altura de sus muslos. Esta vez decidi anticiparme rapidamente a cualquier posible protesta y coloque la cabeza de mi pene, haciendo casi "contorsionismo" para poder hacerlo en la entrada de su vagina y la penetré con la parte delantera de mi miembro. Un pequeño gritito salio de su garganta, acallado por la bulla del motor y de la televison del bus ademas de conversaciones y gritos de las otras chicas. Poco a poco la fui penetrando mas y mas hasta que todo mi pene erecto estuvo enterrado en ella. Comenzé a bombearla despacio, ella apretaba despacio por fuera sus piernas contra las mias y se sujetaba de mis hombros. Habia un pequeñisimo espacio entre el cilindro y la puerta del fondo del bus y alli metí mi cadera asi que el cilindro me ayudaba a disimular en algo el movimiento de mi cuerpo. Le estaba haciendo el amor a aquella colegiala desconocida y era el placer mas grande de mi vida. Sentia su vagina estrecha rodear mi falo, quería gritar yo de placer pero tenia que mantener la conciencia para no venirme dentro de ella. Ella se vino primero apreto mis hombros mas fuerte, un gemido apagado y luego sus manos desfallecientes me dijeron que habia culminado. Yo me senti venir saque mi miembro de su sexo, y lo envolvi rapidamente en mi pantalón deportivo y alli derramé mi semen aunque no pude evitar que una parte mojara su vientre y su muslo. Ella saco un pañuelo de su casaca y comenzó a secarse. Ambos casi desfallecientes por el cansancio y sobre todo por el orgasmo llegamos a nuestro destino. No pude dirigirle palabra pues no quería que los profesoras en la parte delantera sospechasen algo

Me fije en que hotel se hospedaban y al dia siguiente fui a buscarla esperando la oportunidad de verla sola y hablarle. No pude dormir en toda la noche recordando lo que habia vivido y deseando tenerla en una cama conmigo y hacer el amor con todas las de la ley. En un momento, dentro de un mercado ella se aparto un poco del grupo distraida, yo simule estar comprando, me acerqué y le dije "hola" ella me miro sorprendidisima y sin respuesta se fue con su grupo.

Mas tarde busque otra oportunidad y la tuve. Me acerqué y una vez mas le dije Hola: ella con rostro enojado me dijo: Disculpe, no lo conozco y si Ud me esta persiguiendo diré que es un acosador.

Desencantado me retiré de alli. Al dia siguiente por la mañana la vi subir a su bus e irse hacia Lima. Supe el colegio donde estudiaba pero no nada tenia caso ya.

Han pasado 5 años y aun hoy me masturbo pensando en ella y esperando que algun dia la vida me la ponga por delante para tenerla en una cama, conmigo.



© Anónimo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (14)
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)